La flor violeta

Flores Violetas: [Ejemplos, Cuidados, Características y Significado]

La flor violeta
Inicio » Flores » Flores Violetas

El morado, por su parte, es un color que se logra con la mezcla de dos colores primarios: el rojo y el azul.

Sin embargo, aunque el ojo humano los perciba con distintos factores involucrados, a nivel similar es muy poca la diferenciación.

Pero eso no impide que existan flores violetas muy hermosas y dignas de mencionar

¿Quieres acompañarnos a conocer algunas?

Violetas

¿Cómo iniciar este conteo sin incluir en primera posición a esta flor que lleva el mismo nombre del color que designa? Se trata de una flor que es muy fácil de ver porque tiene un tamaño de 2 cm, aproximadamente.

La formación es con pétalos anchos que se desarrollan alrededor de un centro que puede ser amarillo o blanco, incluso ambos. Es una flor que emite un aroma exquisito que se orienta hacia lo dulce y lo delicado.

La planta de la violeta es capaz de desarrollarse en interiores o exteriores, pero en caso de los exteriores es indispensable que encuentre sombra.

Amapola real

La amapola real, o adormidera, es una flor que crece en la base de un tallo que proviene de forma directa de la raíz.

Por esta razón, es una flor que suele ser grande y que, sin lugar a dudas, es la parte más hermosa de toda la planta.

La amapola real es utilizada con muchos fines medicinales, por lo que podría cumplir doble función en caso de tenerla sembrada en casa.

Es una especie que crece en exteriores porque necesita luz solar directa para estar en buenas condiciones de salud y florecer mejor.

En cuanto a la estructura de la flor, es de pétalos grandes, rugosos y superpuestos en los bordes. El centro de la flor está lleno de pistilos negros que culminan en una punta amarilla, mejorando el contraste de la flor.

Alhelí

Una de las flores violetas que más adornan el entorno cuando llegan los días de primavera es el alhelí. En general son flores bastante sencillas, pero que se agrupan creando un entorno muy hermoso.

Quizás, uno de los aspectos más llamativos es que los pétalos no son solo violetas sino que también cuentan con una decoloración blanca hacia el centro.

Además, nacen en una elevada cantidad, permitiendo que la planta base esté muy decorada durante todo el tiempo que dure la floración. Y aunque tiene una versión en blanco, esta también tiene pequeñas motas de color violeta que le hacen encantar a todo el que las vea.

Los cuidados de la planta de alhelí son mínimos y es una de las especies más resistentes que existen en este sector, soportando incluso el frío invierno.

Cantueso

El cantueso es también conocido como lavanda stoechas y se trata de una especie que se desarrolla a través de espigas.

Estas espigas provienen de tallos en dos se agrupan las flores violetas de la planta. Se puede observar que las flores poseen dos ramas bien diferenciadas: las espigas y las brácteas.

En el caso de las espigas, están adheridas al tallo y son numerosas, formando una estructura aparentemente cuadrada. La terminación del tallo es con una especie de pétalos, conocidos como brácteas, que también van en color violeta.

En cuanto a sus cuidados, vale la pena destacar que le gusta la luz del sol, puede sobrevivir a la sequía y necesita de aire para evitar plagas y enfermedades.

Geranio de los Pirineos

El geranio de los pirineos es una flor violeta de pequeño tamaño pero cuya tonalidad es bastante impactante. El diseño ornamental lo reflejan al agruparse en conjuntos que permiten admirar el encanto desde lejos.

Su época de florecer es en primavera y se mantiene durante todo el verano, mientras las condiciones climáticas sean las correctas.

No necesita de muchos cuidados, de hecho, se mantiene bien en los campos de los pirineos sin necesidad de atención humana. Sin embargo, es necesario que esté en semisombra para evitar quemarse con el sol y que el suelo presente una ligera acidez.

Margarita violeta

La margarita es una flor perenne e híbrida. También se puede considerar una planta ornamental y de rápido crecimiento.

Los jardineros suelen utilizarla a menudo cuando son principiantes debido a que es fácil de cultivar y hacer crecer.

Las margaritas suele ser de color blanco, pero también las podemos encontrar  en tonos amarillos y violetas, con una gran variedad en los pétalos que rodean el tradicional ojo amarillo.

Algunas variedades más pequeñas pueden adornar las partes delanteras de los jardines, mientras que otras presentan grupos de follaje fuertes y atractivos que proporcionan un telón de fondo para otras plantas perennes de flor en el jardín.

Cuidados de las flores violetas

Por esta razón, al momento de realizar el cultivo de alguna de ellas se debe prestar especial atención a todos los cuidados que se han de tener. Cuando se elige un buen terreno donde sembrarlas, la mayoría prospera sin muchos cuidados.

Sin embargo, hay que valorar el nivel de pH. En torno a los cuidados más específicos habrá que trabajar con respecto al riego, la poda y la fertilización.

Características de este tipo de flores

Las flores violetas se pueden encontrar en versiones rústicas o delicadas. Son flores que nacen y se desarrollan, más que todo, en primavera.

No suelen ser muy grandes en tamaño, pero sí que existen especies que nacen a partir de un tallo y no en forma de ramilletes.

Algunas flores violetas pueden ser útiles para tratar problemas de salud y, si se elige bien la especie, podríamos tener un detalle ornamental y rica fragancia.

Significado de las flores violetas

Cuando una persona le regala a otra flores violetas, lo que desea es que se entienda alguno de estos mensajes:

  • “Calma, todo va a estar bien. Estoy contigo”.
  • “Me gusta estar contigo, eres especial”.
  • “Después de la tormenta siempre llega la calma y esto también pasará”.
  • “No importa las batallas por las que tengamos que pasar, juntos venceremos”.

Por ende, se puede observar que no se trata de un color más, sino de una viva expresión de apoyo mutuo. ¿Habías pensado en colorear tu jardín con alguna flor violeta? Es tu momento.

Bibliografía y referencias

  • Tantardini, Andrea. (2018). Las violetas y las prímulas. Cultivo y cuidados. Parkstone International. Nueva York-Estados Unidos.
  • Verdeguer Monge, Antonio; Baraja Bou, María del Pino; Tortosa Martínez, Alejandro. (1999). Cultivo del alhelí en invernadero para flor cortada. Consellería de Agricultura, Pesca y Alimentación. Valencia-España.
  • Marí León, Ana Isabel; Cirujeda Ranzenberger, Alicia; Pardo Sanclemente, Gabriel; Navarro Rocha, Juliana (2018). Uso de acolchados de larga duración en cultivo de cantueso (Lavandula stoechas L. subsp. Luisieri (Rozeira) Rozeira): eficacia de control de la flora arvense y degradación después de un año. CITA-Universidad de Zaragoza. Zaragoza-España. Reproducido de: https://pdfs.semanticscholar.org/47d2/abe2dbda1fdba14a593b33e2eb6eb41ad8a0.pdf?_ga=2.203704144.1500269938.1591114512-2099646843.1591114512
  • García Carmona, Francisco; Gandía Herrero, Fernando; Escribano, Josefa. (2011). Flores fluorescentes. Revista Investigación y Ciencia. Barcelona-España. Reproducido de: https://www.investigacionyciencia.es/files/2981.pdf

Haznos saber si te ha gustado esta publicación. Esto nos ayuda a mejorar.

Источник: https://www.sembrar100.com/flores/flores-violetas/

Violeta. Una flor con muchos significados

La flor violeta

La violeta es una flor sencilla. Pequeña y que transfiere una sensación de paz y tranquilidad. La violeta, como su propio nombre indica, suele ser de color violeta o morado. Es posible sin embargo encontrar alguna variedad de color blanco, pero es difícil de localizar.

La violeta es una flor que a lo largo de la historia a evolucionado mucho. Ha tenido diferentes significados para diferentes civilizaciones y en diferentes momentos de la historia. Los veremos, pero antes vamos a conocer como hacemos siempre un poco a esta preciosa planta.

La violeta en la naturaleza

La violeta es una planta pequeña. Perenne, por lo que nunca pierde sus hojas. En la naturaleza, y debido a su forma de reproducción, puede cubrir completamente algunas zonas sombreadas donde vive mejor.

Sus flores, como ya hemos indicado, son de color morado habitualmente. Miden alrededor de dos centímetros de diámetro. Es una flor que se nos presenta con cinco pétalos.

La planta no es muy alta. Habitualmente tiene entre diez y quince centímetros de altura y unas raíces carnosas.

La violeta en el hogar

La violeta es un planta perfecta para tener en nuestra casa. Debido a su tamaño podemos colocarla en cualquier rincón del hogar. Pero también se puede tener en cualquier jardín siempre teniendo las condiciones adecuadas. Vamos a ver cuales son.

Como cultivar violetas

La violeta es una planta bastante sencilla para cultivar. Su origen es tropical, así que debemos adaptar su entorno a este clima. Para ello debemos tener en cuenta que necesita mucha agua y humedad así como una temperatura cálida.

El riego de la violeta

Como necesita mucha humedad hay que vigilar que la tierra este siempre húmeda. Ojo digo húmeda no embarrada. Para ello hay que regarla dos o tres veces por semana.

Es importante que el riego se haga con agua tibia, no fría. Si utilizáramos agua fría podrían salir manchas en las flores violetas.

La violeta y el sol

Hemos dicho que en la naturaleza pueden cubrir completamente zonas de ombría. En nuestra casa debemos conseguir la misma sensación. La luz del sol no debe darle directamente a la planta. Aunque si es necesaria cierta luminosidad para el fortalecimiento de la flor.

Aunque hablemos de zonas de sombra debemos conseguir un ambiente cálido para su crecimiento. Recordad que es una flor tropical. Lo recomendable es que la temperatura nunca baje de los doce grados centígrados. En caso de que esto ocurriera las consecuencias serían pérdida del color de la flor y las hojas adquirirían un color amarillento.

Violeta. Necesitan un cuidado especial

La violeta tiene una debilidad. Es una flor con tendencia a ser atacada con facilidad por algunas plagas. Así el pulgón, la mosca blanca y la cochinilla encuentran en ella una victima propicia.

Si esto te ocurre aplica un pesticida orgánico sobre la tierra, nunca sobre la planta ni la flor.

¿Que significado tiene la violeta?

La violeta, debido a su color natural, tiene un significado muy especial. Lo que hace especial al color violeta es que es la mezcla de lo masculino y lo femenino. Así la mezcla del azul, que representa la parte masculina, y del rojo que representa la femenina le confiere esa especial cualidad.

Tienen un gran efecto en la psicología. Su color y belleza se asocian a la calma. Dicen los psicólogos que realizar sesiones en un entorno con ese color, incluso colocando esta planta, permite una mayor relajación. Pero atentos, debe ser el tono que vemos en las violetas, si usamos un tono más púrpura el efecto puede ser el contrario.

La violeta a lo largo de la historia

La violeta es una flor conocida desde hace centurias. Ya los romanos creían que era una flor de duelo. Por ello era una de las principales flores funerarias. Cuando un ciudadano romano quería homenajear a un ser querido colocaba en la tumba o en la cripta un ramillete de estas flores reflejando el afecto hacia la persona que allí yacía.

En cuanto a las religiones la cristiandad también hizo suya esta flor. Se la asoció a la imagen de Maria. Una de las primeras historias de los cristianos decía que antes todas las violetas eran blancas, pero que cuando Maria vio sufrir a su hijo en la cruz se tornaron violetas.

La era victoriana en Gran Bretaña es la que marca en muchos casos el significado de regalar una u otra flor y el significado de su color. En este caso intentaba simbolizar que había que perder la timidez. Está bien ser modesto pero hay que potenciar tus virtudes.

La violeta en la actualidad

Actualmente la violeta no es una de las flores principales en ramos o arreglos florales. En los ramos de novias pueden encontrarse en su tonalidad blanca. Como todas las flores blancas que se encuentran en estos ramos la violeta significa pureza e inocencia.

En su tono violeta, el más habitual, tiene un significado más de hogareño. Simboliza la familia y el matrimonio. Regalar unas violetas ya sea en ramo o en maceta expresa la lealtad e importancia que damos a nuestro hogar y a nuestra familia. Viene a expresar algo así como “siempre estaremos unidos”.

No dude por tanto en decorar su casa con violetas. Si lo hace conseguirá un ambiente más relajado a la vez que potenciar su entidad familiar. Para recomendar aún más si cabe la compra de estas flores os diré que desprenden un suave y agradable aroma que inundará aquel espacio en que se encuentren.

Источник: https://floresparafunerales.es/blog/violeta/

Guía para el cultivo de violetas en el jardín

La flor violeta

Hoy en Agromática nos toca hablar de las violetas, una planta que podemos tener tanto en el jardín como en macetas (aunque lo ideal es tenerlas en el jardín). Nos sorprenderá su colorido contraste entre el verdor de sus hojas y el color violeta (de ahí su nombre) de sus flores.

Un cultivo con muchas propiedades que más adelante comentarios y, como siempre, os ofreceremos algunas condiciones de su cultivo. Vamos allá.

Sencillos pasos para cultivar las violetas

Conocemos a las violetas científicamente como Viola odorata.Es una planta perenne que pertenece a la familia de las violáceas, como el propio nombre de la planta indica.

Está perfectamente indicada para nuestro jardín por el simple hecho de la duración de su floración.

Podemos disfrutar del colorido violeta de sus flores cuando las temperaturas acompañan, es decir, en muchos sitios casi todo el año, exceptuando las temporadas de gran frío o muy calurosas (9 o 10 meses).

¿Cómo afecta el clima a las violetas?

La Viola odorata, como hemos comentado antes, la podemos tener o bien plantada en algún espacio del jardín que tengamos, o bien en macetas. En cualquier caso no sufre problemas excesivos ni con el frío ni con el calor.

Este último si hay que considerar (como ya veremos en el riego) que mientras la humedad se mantenga constante soportará las temperaturas altas sin problemas, pero veremos un gran bajón de la violeta cuando pega el sol fuerte y le falta agua.

En cuanto a la iluminación, lo ideal es tenerlas todo el día a plena luz pero evitar en todo lo posible el sol directo. Si tenemos las violetas en maceta o jardinera es fácil controlarlo, pero si lo tenemos cultivado en jardín es más complejo.

Cuando le da el sol todo el día notaremos como las plantas se encuentran «tristes» y decaídas y, por supuesto, necesitarán mayor frecuencia de riego. ¿Un truco? situar un árbol justo en el centro de tu jardín de violetas.

Filtrará los rayos de sol, conservará la humedad del suelo, y evitará el contacto directo con la radiación.

Características del suelo o sustrato

Necesita un suelo con buena capacidad de drenaje (dada la cantidad de agua con la que se va a regar)pero con capacidad para conservar la humedad, y con buen contenido en materia orgánica.

Intentaré que no se nos olvide comentaros en un artículo próximo cómo saber qué cantidad de materia orgánica hay que añadir a un suelo para que esté en condiciones óptimas (para algo tiene que servir la ingeniería ¿no?;)).

Para el sustrato de una maceta podemos mezclar materia orgánica (compost o estiércol) junto con tierra del jardín, o utilizar algún saco de los que venden, preferiblemente turba con buen contenido en nutrientes.

Riego y abonado, 2 elementos importantes en las violetas

Un requisito indispensable en el cuidado de las violetas es mantener el nivel de humedad constante, sobre todo en verano. Necesita un riego regular de 2 veces por semana en condiciones normales y 3 veces por semana en verano para garantizar un crecimiento óptimo.

En cuanto nos salgamos de esta línea de acción, las violetas tardarán nada y menos en desarrollar un amarilleamiento de sus hojas y un «entristecimiento» general de toda la planta o el conjunto de plantas. En cuanto reguemos, tardarán muy poco tiempo en venirse arriba. Son cultivos que agradecen mucho el riego y la humedad.

En cuanto al abonado, hemos comentado que las violetas necesitaban suelos con buen contenido en materia orgánica. Si ya tienes localizado una zona de tu jardín donde vas a cultivarlas, puedes preparar un abonado de fondo (1 o 2 meses antes de cultivarlas), añadiendo una capa de estiércol o compost procedente de tu propia compostadora. 

Una cantidad aproximada puede ser 0,75-1 kg de M.O. por metro cuadrado, según el suelo que tengas.

¡Hora de multiplicar! ¿Cómo lo hacemos?

Como sucede en la mayoría de cosas que suceden en nuestra vida, siempre hay donde elegir. En este caso, para multiplicar las violetas podemos optar por comprar semillas o por división de acodos o estolones.

La multiplicación por semillas es muy sencilla y barata. El sobre vale poco más de 1 € y se puede plantar a principios de octubre, cuando hemos salido del gran calor de la época estival.

Por medio de estolones también se pueden obtener nuevas plantas (semejantes) de Viola odorata. De por sí la violeta ya es capaz de generar tallos que en contacto con el suelo, sus nudos son capaces de generar raíces. Además, como es una planta rastrera (no crece más de 20-30 cm) las posibilidades degenerar raíces aumentan.

Cuando esto se produzca separas el tallo y lo trasplantas al lugar que desees. 

Algunas propiedades de la Viola odorata

En el aprovechamiento de la violeta como planta medicinal podemos dividir dos partes principales de la planta, las hojas y las flores.

Las hojas se pueden utilizar para ensaladas y se puede conseguir un buen plato variado si las mezclas con canónigos, lechuga, endibia, etc. Es importante que si las utilizas para este fin, sólo selecciones las más jóvenes, las hojas adultas dejan un sabor amargo.

En cuanto a las flores también tienen su aprovechamiento gastronómico pero normalmente se usa más como medicinal.

 Se puede utilizar como antiséptico, contra el dolor de cabeza , la ronquera de la garganta, dolores musculares, alivios del resfriado o gripe, etc.

Todas estas propiedades ya eran conocidas por los griegos y fueron definidas por Nicholas Cullpeper, un botánico inglés muy reputado del siglo XVII.

Источник: https://www.agromatica.es/guia-para-el-cultivo-de-las-violetas/

Violetas la flor natal del mes de febrero

La flor violeta

“Tu allí crecías olorosa y pura

con tus moradas hojas de pesar

pasaba entre la yerba tu frescura

de la fuente al confuso murmurar”

Enrique Gil y Carrasco

Para el mes de febrero, el mes de los carnavales, la fiesta y la diversión en Españala flor del mes de nacimiento son las violetas, estas pequeñas flores tan delicadas tienen significados diversos en las diferentes culturas.

Las cualidades de las violetas la hacen merecedora de la distinción de ser las representantes de todos aquellos nacidos en el mes de febrero, ellas nos señalan la llegada del fin del invierno. Que mejor época para encargar flores a casa.

Para los romanos las flores tenían un significado especial, con su adoración a la diosa Flora dotaron a las flores de una importancia sin igual en la historia de la humanidad, y las violetas no son la excepción.

Para ellos los “Jardines Romanos”, donde se cultivaba todo tipo de flores y plantas, eran sitios donde la paz y la tranquilidad reinaba, llenos de significados, simbolismos y religión, de allí, nació la tradición de regalar flores el día de los cumpleaños, de estos remansos y refugios de vida viene la tradición de otorgar a cada mes de nacimiento una flor.

Las violetas pasan desde ser asociadas a un color específico el “violeta” hasta ser símbolo de lealtad, compromiso y hogar.

Ellas pueden ser de varios colores azules, rojas, blancas, violetas por supuesto y multicolores, con el borde de un color y el centro de otro, realmente bellas, elegantes y delicadas.

Historia de las violetas

Las violetas son unas plantas herbáceas  poseedoras de un aroma suave muy valorado en la perfumería, es muy común verlas en las montañas españolas, decorando el interior del hogar, en los ramos de las noviasy en los jardines o tiestos.

En los diferentes continentes existen entre 400 y 500 especies diferentes de violetas, de colores encantadores y vibrantes, ellas se dividen en subgéneros dependiendo de la disposición de sus pétalos.

Es una planta que crece a finales del invierno e inicios de la primavera, por eso en Alemania se busca la aparición de la primera flor de violetapara celebrar el fin del invierno. Nace en bosques y zonas húmedas extendiéndose por todo el mundo, en las regiones frescas de América y desde el norte de África hasta el continente Asiático.

Cuidados de las violetas

Las violetas soportan muy bien las bajas temperaturas ya que crecen muy cerca del invierno, por esto, en las épocas cálidas debe ser regada con mucha frecuencia, de dos a tres veces a la semana para mantener el sustrato húmedo.

En invierno hay que espaciar la frecuencia de riego y asegurarnos que tengan un buen drenaje para evitar la congelación de sus raíces, la hora ideal para regarlas son las primeras horas de la mañana.

Hay que evitar tocar sus hojas porque son muy delicadas así que es mejor limpiarlas delicadamente con un poco de agua, el cloro del agua tiende a dañar la planta hay que tener mucho cuidado a la hora del riego y evitar usar agua de grifo.

Las violetas prefieren la sombra al sol, son plantas perfectas para sembrar en extensiones grandes de terreno porque son tapizantes, crecen como el césped, y para hacer composiciones con rocas y piedras ya que se desarrollan entre ellas.

¿Qué necesitamos saber sobre las violetas?

  • Las violetas tienen un significado diferente para la mitología, el folclor, la religión, el lenguaje victoriano de las flores y el simbolismo moderno.

Desde un símbolo del afecto en un duelo para los romanos, pasando como protección contra los espíritus en el folclor, como la imagen de María y su modestia para los cristianos pintando sus pétalos de violeta por el dolor sufrido por Cristo, como una invitación a quitarse la timidez entre dos personas que se gustan en la época victoriana hasta llegar a nuestros días y convertirse en la imagen del hogar, la familia y el matrimonio.

  • La violeta es la flor oficial de Grecia y de cuatro estados en los Estados Unidos de América.
  • Las violetas son comestibles pueden ser usadas sus flores en ensaladas y comúnmente las vemos en decoración de tartas y pasteles, sus pétalos son dulces se pueden comer tanto frescas como confitadas.
  • El té de violeta contiene acido salicílico (aspirina), siendo ideal para tratar trastornos digestivos, el dolor de cabeza, de cuerpo y como sedante natural.
  • Estudios han comprobado que las violetas pueden tratar algunos tipos de cáncer, problemas de las encías, el sida y la artritis ya que contienen ácido ferúlico, kaempferol y escopoletina.
  • Al machacarse sus hojas se reduce la hinchazón y calma irritaciones, así como también es un remedio prefecto para calmar la tos.
  • Las violetas son muy preciadas en la perfumería, su aceite esencial es de gran valor.
  • La industria alimentaria extrae de las hojas de violeta aromatizante para utilizar en sus productos, principalmente en repostería y heladería.

Como podemos apreciar las violetas son unas plantas hermosas y que guardan muchos secretos, ellas mismas con sus pequeñas flores enigmáticas y de gran valor nos invitan a saber más sobre ellas. Durante muchos siglos han sido veneradas y usadas en culturas ancestrales, en LolaFlora te mostramos todo lo que guardan en su interior nuestras hermosas violetas, su simbolismo y su valía.

¡Engalana todo el mes de febrero con las hermosas violetas, nuestro envío de flores a domicilio espera por tí!

Para leer nuestro publicacion de blog sobre la flor de enero, por favor haga click aqui.


Источник: https://www.lolaflora.es/blog/violetas-la-flor-de-febrero/

6 plantas con flores moradas que son una delicia para la vista

La flor violeta

¿Te gustan las flores moradas? El color morado es un color que llama mucho la atención. Se utiliza mucho sobretodo por su capacidad para transmitir una sensación de paz y armonía, dos cosas que no pueden faltar en todo jardín. Incluso en los que sólo haya cactus, unas cuantas plantas moradas pueden conseguir que el lugar tenga ese toque que le ayude a estar relajado.

¿Te gustaría tener plantas con flores moradas? Afortunadamente, hay muchas que son fáciles de conseguir y de cuidar, como la más que conocida lavanda, que es un arbusto que además se utiliza en aromaterapia por el dulce olor que tienen sus hojas. Pero esta no es la única planta que te voy a sugerir…

Azafrán

El azafrán o Crocus sativus es una planta bulbosa con flores moradas que se planta en otoño y florece en primavera.

Las flores son bastante grandes si las comparamos con el resto de la planta, ya que pueden medir 5-7cm de diámetro. Las hojas son muy delgadas, de color verde, y tienen una longitud de 10-15cm.

Se puede ubicar tanto en lugares donde le dé el sol directo como en semisombra.

Digitalis

Los Digitalis, más conocidos como Dedaleras, son plantas bianuales con flores violetas, es decir, que su ciclo vital se completa pasados dos años. Crece hasta una altura de 40-50cm, a veces llega a los 70ccm, y tiene unas flores muy curiosas en forma de trompeta o dedal. Es ideal para climas templados, ubicándolos en una zona protegida del sol directo.

Petunia

Las petunias son extraordinariamente resistentes y una de las flores moradas de color más intenso. Es una de las primeras en florecer en primavera. Como no crece mucho -se queda sobre los 30-35cm de altura-, es perfecta para tener en maceta.

Y si el invierno es demasiado frío, con temperaturas inferiores a los 5ºC, se puede optar por adquirir sin problemas un sobre de semillas o nuevos ejemplares en primavera, pues es muy económica. Para que te hagas una idea, tanto los sobres como las plantas ya con flor pueden costar 1 euro.

Interesante, ¿no crees?

Artículo relacionado:

Alegra tu vida con la petunia

Dimorfoteca

La dimorfoteca, conocida científicamente con el nombre de Osteospermum ecklonis, es una planta herbácea perenne de crecimiento muy rápido. Alcanza una altura de 40cm, y se puede usar como planta cubre-suelos en los jardines de clima cálido o templado. Es muy agradecida y adaptable, hasta el punto de que a veces necesita podas para controlarla.

Buganvilla

La Buganvilla es una planta trepadora de hoja caduca o perenne dependiendo del clima que crece en las regiones templadas-cálidas de todo el mundo.

Si bien lo que nosotros llamamos flores son en realidad brácteas (la flor propiamente dicha es esa pequeña blanca que sale del centro), creo que no podía faltar en esta lista, ya que las brácteas brotan en primavera y hasta otoño no termina su periodo de floración.

Lirio

El lirio es una planta rizomatosa que se planta en otoño y florece en primavera cuyas hojas alcanzan una altura de unos 20-30cm.

Las flores se agrupan en inflorescencias en forma de abanico y pueden ser de diversos colores: blanco, rojo, rosa,… y por supuesto morado.

Es muy resistente y adaptable, pudiéndose cultivar tanto dentro de casa como en el jardín, en semisombra o a pleno sol.

Artículo relacionado:

Iris germanica, el lirio común de los jardines

Liatris spicata

La Liatris es una herbácea perenne cuyas hojas y flores surgen de un cormo (órgano subterráneo de reserva) en primavera.

Alcanza una altura de unos 40cm, pero sin duda lo más llamativo son sus flores de color azul-lila, las cuales están agrupadas en inflorescencias en forma de espiga.

Y lo más increíble es que es una planta todoterreno, apta para principiantes, que sólo necesita estar a pleno sol y poca agua.

Rosa

Los rosales son todos una maravilla, pero tener uno de flor morada en el jardín o en maceta es toda una experiencia.

Hay varios que producen flores de este color, pero te recomendamos especialmente el ‘Purple Dream’ y ‘Rhapsody’, éste último además de ser precioso desprende un aroma muy agradable.

Como todas estas plantas, tienen que estar en semisombra o a pleno sol y regarse muy seguido.

Myosotis sylvatica

La miosotis o nomeolvides es una hierba perenne rizomatosa que alcanza una altura de entre los 20 y los 50cm.

Las flores, si bien son muy pequeñas -de apenas 1cm o 1,5cm- y simples compuestas por cinco pétalos, son producidas en tal cantidad que a veces puede dar la sensación de que intentan ocultar las hojas; ¿cuándo? Durante la primavera.

Se cultiva sobretodo como planta en maceta, ya que es tan bonita que apetece tenerla dentro de casa en una habitación muy luminosa o formando parte de un colorido arriate en el jardín.

¿Conoces otras plantas con flores moradas?

Источник: https://www.jardineriaon.com/plantas-flores-moradas.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: