La importancia de las mascarillas FFP2 en clase

Alemania: uso obligatorio de mascarillas FFP2 en Baviera bajo la lupa

La importancia de las mascarillas FFP2 en clase

El jefe de gobierno del estado federado de Baviera, Markus Söder, no deja pasar un día sin una nueva idea para luchar contra la pandemia del coronavirus. Primero pidió que la vacuna fuera obligatoria para el personal de enfermería.

Luego hizo el siguiente anuncio: a partir del próximo lunes (18.01.2021), el uso de mascarillas FFP2 será obligatorio en Baviera en las tiendas, autobuses y trenes.

 Una idea a la que hasta ahora no se ha unido ningún otro estado federal alemán.

Desde el comienzo de la pandemia, Baviera ha destacado por sus cifras de contagio comparativamente altas. Varios expertos pueden entender definitivamente esta idea.

«Por supuesto que una mascarilla FFP2 es mejor»

«En principio, creo que la idea es buena», asegura, por ejemplo, el virólogo Jonas Schmidt-Chanasit. Sin embargo, esto tendría que estar vinculado a algunas ofertas por parte del gobierno.

Por un lado, el libre acceso a tales mascarillas médicas, y por otro, las instrucciones sobre cómo usarlas correctamente: «Sin tales ofertas, lo veo de forma crítica», agrega. Por su parte, el virólogo alemán Alexander Kekulé añade que «por supuesto, una mascarilla FFP2 es mucho más segura que una común, que a menudo se lleva muy suelta.

Especialmente en el transporte público, mucha gente se amontona en un espacio reducido». Con una mascarilla FFP2, el riesgo de infección se reduciría significativamente, asegura el experto.

Markus Söder, jefe de gobierno de Baviera.

La izquierda teme la exclusión de los pobres

La abreviatura «FFP» en inglés significa «pieza facial filtrante».

Estas mascarillas se diferencian de las simples, que se han convertido en parte de la vida cotidiana en Alemania, en que se ajustan mucho más a la cara.

No solo se filtra el aire exhalado, sino también el aire inhalado. Hay tres clases de calidad de mascarillas de FFP, que difieren aproximadamente en la cantidad de partículas que pueden filtrar.

La mayoría de estas mascarillas se utilizan en el lugar de trabajo, pero en Alemania es cada vez más común ver a muchas personas usándolas.

El requerimiento estándar para las mascarillas FFP de clase 2, ó FFP2, para abreviar, establece que estas mascarillas deben ser capaces de mantener fuera el 94% de los aerosoles de prueba, que son partículas líquidas muy finas. Pero como todo, esto también tiene su precio.

Según informó una farmcia de Berlín a DW, una mascarilla FFP2 cuesta alrededor de 2,50 euros. Precios que pueden convertirse rápidamente en un problema para las familias de bajos ingresos si el estado no ofrece mascarillas de forma gratuita.Además, oficialmente, las mascarillas FFP2 solo pueden usarse una vez.

Jens Spahn, ministro de Salud de Alemania.

A la discusión se sumó inmediatamente la presidenta del partido La Izquierda, Katja Kipping: «Una obligación FFP2, sin proporcionar mascarillas, significa en la práctica que los pobres están completamente excluidos de la vida pública».

Desde diciembre, debido al aumento del precio, las personas mayores de 60 años, las personas con enfermedades previas y las mujeres embarazadas, por ejemplo, pueden recoger gratuitamente mascarillas FFP2 en las farmacias.

Según informes de los medios, Baviera quiere proporcionar alrededor de 2 millones de mascarillas gratis a los más necesitados.

En los hospitales se usa a menudo varias veces

Aunque oficialmente las mascarillas FFP2 son de un solo uso, los hospitales alemanes informan que estas se usan hasta cinco veces durante unas ocho horas.

Los médicos de los hospitales, por ejemplo, usan una mascarilla los lunes o martes, la lavan a altas temperaturas después de su uso y la vuelven a usar la semana siguiente.

En muchas empresas, por ejemplo, también se recomienda que las mascarillas solo se usen durante un máximo de ocho horas y que se quiten durante los descansos, ya que respirar a través de las FFP2 es considerablemente más difícil que a través de una simple mascarilla de tela.

Entonces, ¿es posible ordenar así de fácil el uso de estas mascarillas en pocos días? ¿Y realmente tienen el efecto que Söder espera? Al respecto, el jefe de higiene hospitalaria del Hospital Universitario de Hamburgo-Eppendorf, Johannes Knobloch, advierte que no hay que tener grandes expectativas: «Si no se lleva la FFP2 correctamente ajustada, no funciona mejor que una mascarilla común desechable».

(ct/cp)

  • «Mientras no tengamos una vacuna, sigue siendo muy importante el uso de la mascarilla. Es un símbolo de solidaridad con el prójimo. Un escudo sencillo y al alcance de todos. La evidencia de que funciona es cada vez mayor. Probablemente a nadie le gusta usarla, pero hay que recordar que podemos ser asintomáticos y, al mismo tiempo, contribuir a que otros se infecten».
  • Cooperamos con América Latina porque son los que más están sufriendo en esta primera fase de la pandemia. Alemania puede aprender mucho de la dimensión del COVID-19 allí y de las medidas que se han tomado. Es errado pensar que los países de la región deben aprender de Alemania o que nosotros somos los profesores y los latinoamericanos son los alumnos que escuchan. La cooperación no funciona así.
  • Los países latinoamericanos deberían preparar y fortalecer mejor sus sistemas de salud pública. También trabajar en la descentralización de la salud para que funcione no solo en la capital. Esa sería una gran lección, y ojalá sea parte del aprendizaje de América Latina. Veremos si se llega a implementar.
  • Esto existe en todos los países del mundo. La desinformación y el rechazo de las personas a tomarse el trabajo de informarse bien y buscar fuentes sólidas está en todas partes. Ojalá que haya un fortalecimiento de la distribución de hechos científicos y salud por parte del Gobierno, que es el indicado para ese rol. Estados Unidos es el peor ejemplo que existe.
  • Es probable que la trasmisión se reduzca por el clima, pero el virus no va a parar por eso. Antes se decía que con altas temperaturas ya no habría problemas, pero luego vimos los casos en la Amazonía. También se dijo que en las zonas altas de los Andes el virus no era estable, y estamos viendo brotes enormes en esas zonas. Hay que tener mucho cuidado con esas conclusiones.
  • Hay que esperar y no crear falsas esperanzas. Ojalá funcione para 2021. Muchas de las vacunas que se están desarrollando son muy buenas. Yo soy amigo de todas las vacunas y no tengo preferencias. La demanda es tan grande que necesitamos todas. Por ahora, hay que tener confianza en las autoridades sanitarias de los países de la región, que están haciendo su trabajo dentro de sus posibilidades.
  • Ese es un gran interrogante. Según propios análisis, yo creo que el riesgo de que el virus mute lo suficiente para escapar de la inmunidad inducida por la vacuna en la población es muy bajo. El virus de influenza A cambia muy rápidamente sus proteínas, pero los coronavirus no. Los coronavirus, incluyendo probablemente el SARS-CoV-2, tienen una proteína que corrige errores en su genoma.

Источник: https://www.dw.com/es/alemania-uso-obligatorio-de-mascarillas-ffp2-en-baviera-bajo-la-lupa/a-56228448

El lío de las mascarillas, ¿es mejor la higiénica, la FFP2, la FFP3 o la de tela?

La importancia de las mascarillas FFP2 en clase

La semana pasada fueron Alemania y Francia quienes, al anunciar un cambio en sus recomendaciones, empezaron a sembrar la duda sobre si necesitamos mascarillas FFP2 hasta para ir al baño. Después llegó Fernando Simón, quien, con buena intención, trató de aclararlo ante los medios…

pero le salió regular y ha conseguido el efecto contrario arrojando a media España en brazos de las FFP3, que hasta ahora eran las grandes desconocidas.

Esta semana ha sido el turno de Núñez Feijóo, quien desde Galicia ha decidido echar más leña al fuego solicitando al gobierno central la obligatoriedad de las FFP2, al menos en determinados contextos.

Mientras tanto, el ciudadano semiconfinado, que bastante tiene ya con sobrevivir al teletrabajo, al ERTE o a lo que quiera que le haya tocado en suerte en esta pandemia, mira con un ojo los titulares de la prensa y con el otro a su mascarilla de tela y se pregunta. ¿Qué demonios hago?

¿Serán obligatorias en España las mascarillas FFP2 siguiendo la estela de Alemania?

Aunque, en general, vivimos con cierto complejo con respecto a nuestros vecinos europeos, en este caso, y sin que sirva de precedente, los españoles hemos ido un paso por delante en lo que a la regulación de mascarillas se refiere.

En Alemania hasta este mismo mes de enero era suficiente con taparse la boca con las cortinas de la abuela Érika o los calzoncillos del abuelo Hans. Ahora han establecido la obligatoriedad de usar mascarillas quirúrgicas y FFP2 en espacios cerrados públicos pasando de cero a 100.

Sin embargo, nosotros desde abril tenemos una normativa, que de hecho es más restrictiva que en otros países de Europa, para las mascarillas higiénicas. Es la norma UNE 0065, que indica qué requisitos deben cumplir las mascarillas de tela para garantizar la protección en las circunstancias en la que están indicadas.

Yo no tengo la bola de cristal para saber qué pasará aquí… habría que estar loco para hacer predicciones con el historial que llevamos en esta pandemia, pero si estamos atentos a las señales, Fernando Simón ha comparecido dos veces ante los medios desde todo este «asunto alemán» explicando qué mascarilla usar en cada situación.

Ha aclarado que no es igual emplear una mascarilla casera hecha con los retales que uno tiene por casa, que una mascarilla conforme a la norma UNE 0065, que cumple unos parámetros determinados y cuya filtración es superior al 90 %.

¿Necesitamos usar siempre mascarillas FFP2?

Mi pregunta es: ¿alguien se pone la misma ropa para esquiar que para ir a la playa? Del mismo modo que no nos vamos a esquiar en bikini ni nos ponemos el plumas para ir a la playa, hay que valorar qué mascarilla se debe usar para cada situación.

En lugares concurridos y con poca ventilación, como el transporte público, o una clase abarrotada con 25 alumnos que se suben y bajan la mascarilla constantemente estremeciendo al profesor, sí sería recomendable usar FFP2 (recordemos la importancia de emplear medidores de CO2 para estas circunstancias).

Personalmente, las pocas veces que he viajado en AVE o en avión desde el mes de marzo, he llevado FFP2.

Por mucho que algunos medios de transporte garanticen la ventilación (y esto habría que verlo) no estamos exentos de que el señor que se nos siente al lado se quite la mascarilla en un momento dado o lleve una mascarilla con pelotillas del mes de septiembre.

Sin embargo, para la gran mayoría de actividades cotidianas, salvo que tengan lugar en lugares abarrotados y mal ventilados, emplear una mascarilla quirúrgica o una higiénica que cumpla la normativa puede ser más que suficiente.

En primer lugar porque las mascarillas quirúrgicas o higiénicas que cumplen la norma filtran más del 90 %. Y segundo, un detallito sin importancia, porque el precio de las mascarillas FFP2 (unos 2 ) no es asumible para todos los bolsillos.

Mientras no haya ayudas para esto (y regalar una de vez en cuando no es una ayuda efectiva ya que su uso es de ocho horas) obligar a usarlas indiscriminadamente es un brindis al sol. Ocurriría lo que está ocurriendo en Alemania: la gente se compra una FFP2, le pone nombre, le coge cariño… y ya se las guarda con amor para toda la semana o para el mes en algunos casos. Insisto: a partir de las ocho horas de uso no se puede garantizar la eficacia de las mascarillas FFP2.

Fernando Simón y las FFP3, la historia de un disparate

La semana pasada, durante una comparecencia ante los medios, Fernando Simón hizo unas declaraciones en las que afirmó que las mascarillas más eficaces para protegerse a uno mismo eran las de tipo FFP3.

Inmediatamente después, supongo que al darse cuenta del efecto que podrían tener sus palabras, matizó que las mascarillas FFP2 eran altamente eficaces y que con ellas íbamos sobrados. Pero ya era tarde.

Sus palabras, han desencadenado una avalancha de peticiones de mascarillas FFP3 por parte de los ciudadanos de a pie. En las farmacias se han agotado y en algunas tiendas online se ha disparado misteriosamente su precio.

Ojalá se aclarar públicamente y de manera más contundente que las FFP3 no son necesarias para la población en general porque me temo que durante un tiempo arrastraremos este efecto «FFP3».

¿Es mejor usar mascarillas FFP2 o FFP3?

Las mascarillas FFP3 filtran el 98 % de las partículas superiores a 0,3 micras mientras que unas FFP2 filtran el 92 %. Es verdad que hay un 6 % de diferencia. Pero para nosotros, incluso para ir en avión o en metro, con usar FFP2 vamos sobrados, como aclaró después Simón.

Las FFP3 son unas mascarillas que nunca han formado parte de las recomendaciones para la población en general por parte de las autoridades. Se usan para intubar en la UCI, en pacientes de los que se sabe al 100 % que son positivos en COVID-19 y en un contexto en el que el paciente está boca abierta, generándose aerosoles.

En esta circunstancia y otras muy concretas dentro del entorno hospitalario puede ser útil emplear una FFP3. Pero no para ir a comprar el pan. Cuando un niño pequeño juega en una piscina lo hace usando manguitos o flotadores hinchables y con eso tiene suficiente.

Un niño no necesita para protegerse el flotador salvavidas del socorrista aunque no cabe duda de que último sea más seguro.

¿Podemos entonces olvidar las FFP3?

No es que podamos, sino que debemos. En primer lugar porque podría generarse desabastecimiento y que estas mascarillas no llegasen a los hospitales, donde realmente son necesarias.

Y en segundo lugar, porque si las mascarillas FFP2 cuestan unos 2 , las FFP3 están en torno a 3 o 5 por mascarilla y eso no hay bolsillo que lo sostenga.

Del impacto medioambiental del uso indiscriminado de mascarillas de un solo uso ya hemos hablado en numerosas ocasiones y es otro factor que no debemos dejar de lado.

En resumen: ¿qué mascarillas tenemos que usar?

Las recomendaciones en España por parte del Ministerio de Sanidad y del Ministerio de Consumo no han cambiado.

Para hacer vida ordinaria, en espacios poco concurridos, las mascarillas indicadas son las mascarillas que filtren más del 90 % como las quirúrgicas o las higiénicas que cumplan UNE0065. Para personas que están en contacto con el virus o usan en

transporte público y otros lugares poco ventilados, lo ideal sería emplear FFP2. Y por favor, olvidémonos de las FFP3 porque las mascarillas no son un iPhone. A este paso habrá demanda de FFP4 para el mes de junio…

Conforme a los criterios de

Saber más

Источник: https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2021/01/31/6013f13821efa0ea058b45d9.html

[:es]¿Cómo, cuándo y por qué se debe usar mascarilla?[:en]How, when and why should a mask be used?[:]

La importancia de las mascarillas FFP2 en clase

Ahora que se están concretando las distintas fases de la desescalada, planteando el retorno progresivo a una “actividad normal”, que desde luego no va a ser la normalidad tal y como la disfrutamos antes de la Pandemia del Covid19, más que nunca se plantea cuáles son las conductas que nos permitan tener la máxima seguridad para no infectar a los demás, ni infectarnos nosotros.

Una de las barreras que es clave para evitar el contagio, además de la limpieza de superficies, la limpieza de manos, el alejamiento social o evitar tocarse la cara, la nariz, los ojos y la boca, es el uso de mascarillas. Aunque hay que señalar que el empleo de mascarilla por sí solo no será efectivo, si no se usa en conjunto con las restantes medidas.

Por lo tanto, la vuelta a la normalidad pasará por un uso generalizado de mascarillas, junto con las restantes medidas, que permitirá cumplir el primer objetivo de no contagiar a los demás, porque si todos lleváramos mascarillas nadie contagiaría a nadie.

Se sabe que el COVID19 se transmite a través de gotitas respiratorias, que tienen un tamaño de 5-10 micras, de personas infectadas, al hablar o toser y que estas gotitas que tienen un alcance aéreo en distancia limitado de 1-1.5 metros, luego pueden depositarse en superficie siendo fuente de contagio.

Por lo tanto, para evitar el contagio se debe poner barreras para que estas gotitas no tengan la oportunidad de ser una fuente de contagio a través del uso de unas mascarillas y con el distanciamiento de 2 metros cuando entablamos conversaciones entre personas, junto con las restantes medidas higiénicas que hemos comentado.

Hay que tener en cuenta que actualmente hay cada vez más evidencias que demuestran que no solo las personas enfermas “sintomáticos”, que serían la punta del iceberg, son los que transmiten el virus, sino también los “pre-sintomáticos” (1-2 días antes de presentar síntomas) o los denominados “portadores asintomáticos” pueden ser transmisores del virus.

Precisamente para hacer frente a esa población potencialmente contagiosa que pasa desapercibida, se debe usar indiscriminadamente las mascarillas quirúrgicas o higiénicas y maximizar las precauciones y medidas que hemos comentado anteriormente.

La falta de evidencia hizo que inicialmente no se recomendase que las personas asintomáticas o que no estén a cargo de pacientes o personas de riesgo debían usar una mascarilla médica.

¿Qué tipos de mascarillas hay?

Existen diferentes tipos de mascarillas según su grado de protección y su ámbito de uso. La diferencia entre los diferentes tipos de mascarillas es su complejidad que repercute directamente en el coste. Por otra parte, la alta demanda de mascarillas ha hecho que escasearan, lo que provocó un aumento de precio que recientemente ha sido regulado por el estado.

Tipos de Mascarillas:

También denominadas mascarillas médicas son las más simples. Proporcionan una barrera que evita la transmisión de un agente infeccioso entre el personal sanitario y el paciente, para controlar la propagación de las gotas respiratorias. Evita que una persona contagiada infecte a otra persona.

Impiden el paso de partículas mayores a 0,6 micras y, por lo tanto, evitan que penetren viriones (incluido el SARS-CoV2) y bacterias causantes de enfermedades transmitidas por el aire. Se consideran equipo de protección indvidual (EPI), y se usan en el ámbito sanitario.

Las FFP1, sin válvula de exhalación y con filtración mínima, no protegen a quien las lleva, pero sí evitan contagio.

Las FFP2 y FFP3 protegen al usuario de la exposición a contaminantes durante los procedimientos que generan aerosoles. Pueden tener válvulas de exhalación o no.

 Las que no tienen válvulas  protegen a la persona que las utiliza y limitan la propagación del virus, mientras que las que tienen válvulas, protegen a quien las lleva, pero no limitan su propagación porque no impiden la liberación de partículas respiratorias exhaladas del usuario al medio ambiente.

Las FFP2 tienen una capacidad de filtración de 92% de las partículas del aire y están destinadas al personal que acceden a las habitaciones en aislamiento respiratorio, personal de urgencias y consultas a pacientes con riesgo alto de padecer enfermedades de transmisión aérea y laboratorios donde se trabaje con un nivel de bioseguridad de nivel 2.

Las FFP3 son las de protección superior con una capacidad de filtración de 98% de las partículas del aire y están destinadas al personal sanitario en contacto con procedimientos que puedan generar aerosoles como intubación endotraqueal, broncoscopia, lavado broncoalveolares, ventilación manual, etc.

Fabricadas con tela u otro material como papel, no están destinadas para su uso en entornos de atención médica o por profesionales sanitarios.

En éstas estarían las “mascarillas higiénicas” con estructura fibrosa, con certificado de calidad, que pueden ser reutilizable, y que se han destinado al uso en la comunidad para evitar el contagio por gotas.

Las mascarillas higiénicas no son consideradas producto sanitario y aunque no están diseñadas para proteger frente al virus, si limitan su propagación.

¿Cuándo debo usar la mascarilla?

Se debe usar mascarillas ante cualquier situación que no se pueda mantener la distancia entre 2 personas de al menos 2 metros como puede ser en transportes públicos u otras situaciones.

El llevar mascarillas no protege al 100% del contagio y para lograrlo conviene no relajarse en el cumplimiento de las otras medidas y cambiar frecuentemente de mascarilla asegurando su correcta colocación.

Las personas con síntomas de estar infectadas por el SARS-CoV-2, los trabajadores de salud, cuidadores de personas tanto en ámbito sociosanitario como en el hogar, deben usar mascarillas obligatoriamente para prevenir la propagación de la enfermedad a otras personas.

La única mascarilla que cumpliría el doble objetivo de no contagiar y no ser contagiado (siempre que se usase correctamente), es la mascarilla FPP2 sin válvula de exhalación.

Para evitar contagiar a los demás no se debe usar las mascarillas FPP2 con válvula de exhalación ni las FPP3, ya que sus válvulas de exhalación impiden que controlen la capacidad de contagiar del portador.

Actualmente se recomienda que el personal sanitario debe llevar mascarillas quirúrgicas especialmente cuando haya distanciamiento de menos de 2 metros entre compañeros.

Cuando haya situaciones de mayor riesgo como es el contacto directo y continuado con pacientes COVID-19 se recomienda el uso de FFP2 o FFP3, y si hay posibilidad de generación de aerosoles, se recomienda el uso de mascarillas FFP3 por parte del personal y obviamente de mascarillas quirúrgicas por parte del paciente.

Por el mayor riesgo que supone para el personal sanitario, el uso de mascarillas quirúrgicas es prioritario en este ámbito frente a otros ámbitos comunitarios.

  • Mascarillas quirúrgicas para aquellas personas contagiadas o que puedan estarlo, para evitar contagiar a otras personas.
  • Mascarillas FFP2 o FFP3 para personal sano que pueda estar en contacto con personas contagiadas o que puedan estarlo, para evitar contagiarse.
  • Mascarillas autofiltrantes FFP3, para personal sanitario que realice con pacientes procedimientos que generen aerosoles, como la intubación traqueal, la traqueotomía, la reanimación cardiopulmonar, etc.
  • Mascarillas quirúrgicas en personas sintomáticasAutoaislamiento y uso de mascarilla, junto con las medidas higiénicas y distanciamiento teniendo instrucciones de cómo ponérsela, quitársela y desecharla.
  • Mascarillas higiénicas en población general sanaSe ha planteado el uso de mascarillas higiénicas, dado que las mascarillas quirúrgicas deben priorizarse para el personal sanitario y las que están cuidando personas vulnerables. Se debe insistir en que esta medida no sustituye a las restantes medidas.

¿Qué tipo de mascarilla debo utilizar?

  • Personal sanitarios
  • Trabajadores de centros Sociosanitarios cuando implique un distanciamiento inferior a 2 metros
  • Personas en cuarentena domiciliaria que contacte con convivientes
  • Grupos vulnerables (personas mayores, con patología de base y embarazadas)
  • Personas que salgan a la calle por motivos laborales u otros motivos en el desescalado.
  • Población general que salga a la calle.
  • Los menores de 3 años, personas con problemas para respiratorios y personas con dificultades para quitarse la mascarilla por sí mismas.

¿Cómo debo usar la mascarilla? 

Si queremos que el uso de mascarillas cumpla su función y no genere una falsa sensación de protección se debe saber cómo se tiene que manipular y usar.

Hay que tener en cuenta las recomendaciones de una higiene de mano antes de colocárselas y posteriormente a su retirada, hacerlo usando las cintas evitando tocar el frontal de la mascarilla y desecharla en una bolsa estanca en la basura.

Se debe seguir las siguientes recomendaciones a la hora de colocar o retirar una mascarilla:

  • Antes de ponerse una mascarilla hay que lavarse bien las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica.
  • Cubrir la boca y la nariz con la mascarilla y evitar que haya huecos entre la cara y la mascarilla.
  • Evitar tocar la mascarilla con las manos mientras se lleva puesta y si se hace lavarse bien las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica.
  • Desechar la mascarilla cuando esté húmeda y evitar reutilizar las mascarillas de un solo uso. Las mascarillas quirúrgicas son de un solo uso.
  • Por cuestiones de comodidad e higiene, se recomienda no usar la mascarilla por un tiempo superior a 4 h. En caso de que se humedezca o deteriore por el uso, se recomienda sustituirla por otra.
  • Quitarse la mascarilla por la parte de atrás, sin tocar la parte frontal, desecharla en un cubo cerrado y lavarse las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica. Si son mascarillas desechables se deben tirar en bolsa estanca en la basura.
  • En el caso de mascarillas higiénicas reutilizables, éstas se deben lavar conforme a las instrucciones del fabricante.
  • La distancia de seguridad y el lavado de manos con agua y jabón o soluciones hidroalcohólicas son de enorme importancia.

Inconvenientes del uso de Mascarilla:

El uso de mascarillas tiene una serie de inconvenientes que hay que señalar como son:
 

  • Auto-contaminación que puede ocurrir al tocar y reutilizar la mascarilla contaminada.
  • Posibles dificultades para respirar, según el tipo de mascarillas.
  • Falsa sensación de seguridad, lo que lleva a una posible menor adherencia a otras medidas preventivas como el distanciamiento físico y la higiene de las manos
  • Desvío de los suministros de mascarillas y la consiguiente escasez de mascarillas para los trabajadores de la salud.
  • Desvío de recursos de medidas efectivas de salud pública, como la higiene de manos

¿Qué beneficios tiene para la sociedad en general que todos usemos bien la mascarilla?

Recientemente el ministerio ha publicado un documento “RECOMENDACIONES SOBRE EL USO DE MASCARILLAS EN LA COMUNIDAD EN EL CONTEXTO DE COVID-19“ que se resume en los siguientes puntos:
 

  • El uso de mascarillas en población general puede servir como un medio de control de la fuente de infección al reducir la propagación en la comunidad, ya que se reduce la excreción de gotas respiratorias de individuos infectados que aún no han desarrollado síntomas o que permanecen asintomáticos.
  • Se podría considerar el uso de mascarillas en la comunidad, especialmente cuando se acude a zonas con mucha gente, espacios cerrados como supermercados, centros comerciales, o cuando se utiliza el transporte público, etc.
  • El uso de mascarillas médicas (quirúrgicas) por parte de los trabajadores sanitarios debe tener prioridad sobre el uso en la población general sana.
  • El uso de mascarillas en la comunidad debe considerarse solo como una medida complementaria y no como reemplazo de las medidas preventivas establecidas, por ejemplo, distanciamiento físico, etiqueta respiratoria, higiene de manos y evitar tocarse la cara, la nariz, los ojos y la boca.
  • El uso apropiado de las mascarillas es clave para la efectividad de la medida y puede mejorarse a través de campañas educativas.
  • Las recomendaciones sobre el uso de mascarillas en la comunidad deben tener en consideración las lagunas de evidencia, la disponibilidad y los posibles efectos secundarios negativos.

Dr. Marco Antonio Sempere Alcocer
Especialista en Microbiología y Parasitología

abril 29, 2020

Leer otras noticias

Home » Noticias HC » ¿Cómo, cuándo y por qué se debe usar mascarilla?

La vuelta a la normalidad pasará por un uso generalizado de mascarillas, junto con las restantes medidas de seguridad.{:en}The return to normality will go through a widespread use of masks, along…»,»word_count»:1959,»direction»:»ltr»,»total_pages»:1,»rendered_pages»:1}

Источник: https://www.hcmarbella.com/es/como-cuando-y-por-que-se-debe-usar-mascarilla/

La importancia de las mascarillas FFP2 en clase

La importancia de las mascarillas FFP2 en clase

Índice

Las escuelas públicas y privadas han tenido que adaptarse a los protocolos exigidos desde el gobierno para que no se vuelvan a interrumpir las clases y, al mismo tiempo, no incidir en el aumento de la curva de contagiados por covid. Más de 8 millones de alumnos están sometidos a estos protocolos en toda España y, aunque es recomendable para cualquier edad, para los mayores de 6 años el uso de las mascarillas es obligatorio.

El uso de las mascarillas es uno de los sistemas más eficaces para la protección de los alumnos contra esta enfermedad. El uso correcto de estas es fundamental y no siempre se lleva a cabo.

Los profesionales de la salud recuerdan que para que cumplan su función deben de tapar tanto la boca como la nariz, y que los adultos deben permanecer alerta, supervisando su colocación y retirada en los más pequeños.

 

Cambios en las normativas de uso de las mascarillas

La población va entendiendo la necesidad de usar mascarilla como medida de protección, sobre todo en los lugares cerrados y con acumulación de personas. Lo que no está tan claro es qué tipo de mascarillas existen y cuáles son las más eficaces.

El uso de mascarillas incorrectas se está viendo como un factor de peligrosidad, ya que la mayoría de las que se están usando no protegen lo que debieran.

En concreto, cada vez hay más niños que llevan mascarillas de tela con sus personajes de animación favoritos, un elemento que se usa más como complemento textil para compensar al pequeño de algún modo por su sacrificio, pese a que estas no aportan la suficiente seguridad.

En este sentido, la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha publicado nuevas recomendaciones que incluye la utilización forzosa en lugares cerrados y durante el ejercicio físico. Así mismo, pone énfasis en explicar cuáles son los tipos de mascarillas de tela que realmente son eficaces.

En España, los colegios están pidiendo que el alumnado vaya con quirúrgicas o higiénicas, sustituyendo las de tela.

No obstante, lo más recomendable es que sean las mascarillas FFP2 las que se usen siempre que sea posible.

El gobierno se sigue negando a obligar a que estas sean las mascarillas a utilizar por tener un coste mayor, lo que incrementaría el gasto de las familias que, como es notorio, no están pasando por el mejor momento en cuanto a la economía.
 

Dónde comprar las mascarillas

Por otro lado, para no errar en la compra de este producto que garantiza la seguridad más que ninguna otra, se deben adquirir en lugares de confianza.

La parafarmacia Pharmacius es un buen ejemplo de tienda online donde comprar mascarillas FFP2 al mejor precio del mercado.

Una ecommerce que se ha posicionado como el site preferido para las familias españolas que necesitan este tipo de productos de forma rápida, segura y sin que represente un gasto excesivo.

Comprando online en webs de referencia, como Pharmacius, se disminuye el contacto físico y, por lo tanto, el riesgo de contraer conoravirus.

Además, en esta tienda online es posible elegir entre una amplia variedad de opciones de mascarillas, tanto en cantidades como en marcas o colores.

Y, por si esto fuera poco, es posible aprovechar grandes descuentos y promociones que constantemente ofrecen a sus clientes.
 

Otros tipos de mascarillas

Aunque, efectivamente, las Epis o mascarillas autofiltrantes FFP2 y FFP3 son las que proporcionan a las personas un mayor nivel de protección contra las microgotas que usa el SARAS-CoV-2 para transportarse, no son las únicas útiles. Las higiénicas y quirúrgicas son otros dos tipos que también ofrecen un nivel aceptable de seguridad.

Las mascarillas higiénicas (desechables o reutilizables) no tienen consideración de producto sanitario, y aunque no han sido diseñadas con la finalidad de proteger a sus portadores del virus, sí que limitan de forma notable su propagación. A falta de las FFP2, estas mascarillas, bastante más económicas, podrían dar un resultado aceptable siempre que se extremen otras medidas de prevención, como puede ser mantener la distancia de seguridad.

Así mismo, se puede usar las clasificadas bajo la etiqueta de quirúrgicas, ya sean del tipo 1, para aquellas personas que no son portadoras del virus, como las 2 y 2R, que sí presentan alguna resistencia a las salpicaduras de los estornudos o de sangre.

En cualquier caso, no hay que olvidar que son los de la tercera categoría las que generan mayor tranquilidad. Las EPI o mascarillas autofiltrantes se dividen en las FFP1, las cuales no poseen válvula de exhalación y con filtración mínima, es decir, no protegen del virus a quien las lleva, aunque sí que evita que otros puedan contagiarse.

Las más eficaces en la lucha contra la pandemia son las FFP2 sin válvula, que sí protegen de manera notable a quien las porta, y además limitan bastante la propagación del virus. Igual de efectivas son las FFP2 y FFP3 con válvula de exhalación en relación a la protección de quien las utiliza, pero que no impiden la propagación de este mal.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/educacion/la-importancia-de-las-mascarillas-ffp2-en-clase-11995

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: