La infertilidad y sus tratamientos

¿Qué causa la infertilidad? – IVI

La infertilidad y sus tratamientos

En la actualidad, alrededor de 800.000 parejas españolas sufren problemas de infertilidad. Las causas pueden radicar en el varón (30%), en la mujer (30%) o en ambos e incluso, en algunos casos, la causa puede llegar a ser inexplicable.

Un 80% de los casos de esterilidad femenina se debe principalmente a:

  • Edad avanzada: a partir de los 35 años el potencial reproductivo disminuye y después de los 40 años, la posibilidad de embarazo es menor del 10%.
  • Factor tubo-peritoneal: cuando las trompas de Falopio se encuentran con algún tipo de lesión.
  • Endometriosis: cuando el tejido uterino se encuentra fuera del útero.
  • Otros factores de riesgo: miomas; enfermedades de transmisión sexual; enfermedades crónicas, como diabetes, cáncer, enfermedad de tiroides, asma o depresión. Toma de medicación como antidepresivos.

En cuanto al varón, las principales causas de infertilidad masculina son:

  • Alteraciones del tracto genital que imposibilita depositar el semen en el fondo de la vagina durante el coito.
  • Problemas de erección.
  • Alteraciones en la producción del semen (disminución de la calidad y la cantidad del semen).
  • Situación anómala del meato urinario, curvaturas muy pronunciadas del pene o una gran disminución del mismo.Obesidad extrema.

CAUSAS DE LA INFERTILIDAD

  • 30% causas masculinas: alteraciones en el ámbito testicular, obstrucción de conductos, patologías en la próstata, alteraciones en la eyaculación o erección y alteraciones en el semen.
  • 30% causas femeninas: menopausia precoz, endometriosis, obstrucciones o lesiones de las trompas de Falopio, anomalías uterinas y cervicales o problemas ovulatorios.
  • 20% causas mixtas o combinadas: en las cuales los dos miembros de la pareja son responsables.
  • Un 20% llega a ser una causa inexplicable, ya que la causa no se ha podido indentificar.

Preguntas sobre Causas de la Infertilidad

La endometriosis consiste en la presencia de tejido endometrial fuera de su localización habitual que es dentro del útero. Su nombre deriva de la palabra endometrio, que es el tejido que reviste el útero en su interior y que se descama cada mes con la menstruación. Su localización más frecuente es en:

  • Ovarios
  • Trompas de Falopio
  • Ligamentos que sustentan el útero
  • Revestimiento de la cavidad pélvica
  • Revestimiento de la cavidad abdominal

El endometrio es un tejido sensible a los cambios hormonales que se producen con la menstruación, y de ahí los síntomas que produce. Si bien algunas pacientes pueden no tener síntomas, lo más frecuentes es que la endometriosis derive en dolor e infertilidad.

¿Cuáles son los efectos de la endometriosis?

  • Dolor: el dolor puede estar relacionado exclusivamente con el momento de la menstruación, pero también puede haber síntomas gastrointestinales o urinarios si estos implantes endomestriósicos invaden otras estructuras como intestino, vejiga, o recto.
  • Infertilidad: la infertilidad relacionada con la endometriosis puede derivar de los cambios que ocurren en la anatomía pélvica de estas pacientes durante los ciclos menstruales. Puede provocar obstrucción de las trompas o formación de quistes ováricos endometriósicos que en ocasiones precisarán cirugía, con la consecuente pérdida de tejido ovárico y disminución de la fertilidad.

Existen tratamientos tanto médicos como quirúrgicos, y en muchos casos la obtención de un embarazo puede frenar o mejorar la evolución de la enfermedad.

La endometriosis es una afección ginecológica caracterizada por el crecimiento del tejido del endometrio fuera del útero, en lugares anormales como trompas de Falopio, ovarios o cavidad peritoneal.

El diagnóstico de sospecha de la endometriosis se puede establecer por la clínica de reproducción asistida y la visualización ecográfica de quistes chocolate. Sin embargo, un diagnóstico preciso sólo podrá llevarse a cabo mediante la visualización directa de las lesiones que en ocasiones son de mínimo tamaño y únicamente es posible identificarlas a través de laparoscopia.

En caso de ser detectado un caso de endometriosis severa con quistes de chocolate debe ser un ginecólogo especialista quién valore si llevar a cabo cirugía o no. Esta valoración depende del tamaño del quiste, la reserva ovárica o la capacidad de respuesta del ovario afecto.

La FIV (fecundación in vitro) es un tratamiento apropiado para la esterilidad asociada a la endometriosis cuando otras técnicas han fracasado. Además, la gestación será una terapia temporal excelente para la mejora de la endometriosis.

Los ovarios poliquísticos son una afección muy frecuente en las mujeres. Este término hace referencia al incremento del número de pequeños quistes (folículos antrales) en la superficie del ovario al analizarlo en las ecografías.

En la actualidad, existe un gran número de mujeres con OP (ovarios poliquísticos) que no tienen problemas de ovular y quedarse embarazada sin recurrir a tratamientos de reproducción asistida. Sin embargo, algunas de estas mujeres con este patrón ecográfico característico reúnen además la condición de Síndrome de Ovarios poliquísticos, también conocido como SOP.

Las mujeres con el Síndrome de ovarios poliquísticos presentan ciclos menstruales irregulares e incluso ausencia de menstruación. Por este motivo, tendrán problemas para quedarse embarazadas por la falta de ovulación, desencadenando problemas de fertilidad y la necesidad de acudir a un centro especializado en medicina reproductiva.

La anovulación es la ausencia de ovulación y puede deberse a los siguientes factores determinantes:

  • Estrés
  • Pérdida o ganancia de peso importante
  • Excesiva producción de prolactina (hormona encargada de producir la leche materna)
  • Ovarios poliquísticos

Aproximadamente un 35% de las mujeres en algún momento de su vida presenta anovulación o ausencia de ovulación. El origen de esta alteración hormonal puede estar en el hipotálamo, hipófisis, o en el ovario mismo.

El 30% de las causas de la infertilidad se deben a factores masculinos: alteraciones en el ámbito testicular, obstrucción de conductos, patologías en la próstata, alteraciones en la eyaculación o erección y alteraciones en el semen.

Para estudiar la fertilidad masculina se lleva a cabo un análisis donde se testea el número, la actividad y la forma de los espermatozoides.

¿Cuándo podemos descartar problemas de fertilidad masculinos?

Un resultado idóneo para concebir es tener más de 39 millones de espermatozoides en el eyaculado con al menos 32% de espermatozoides con movimiento progresivo y al menos un 4% de formas normales. Cuando se tienen cantidades menores la probabilidad de embarazo desciende considerablemente.

Las causas fundamentales de la escasa producción de espermatozoides en los testículos pueden deberse a:

  • Glándulas del cerebro (hipófisis o hipotálamo) que producen las hormonas que regulan la formación de espermatozoides.
  • Alteraciones genéticas (síndrome de Kinefelter).
  • Alteraciones de los genes contenidos en el cromosoma que regulan la formación de los espermatozoides.
  • Gran cantidad de problemas de los testículos, como falta de desarrollo, desarrollo anómalo o falta de descenso en la bolsa.

Los espermatozoides pueden presentar anomalías en su:

  • movimiento (astenozoospermia)
  • forma (terazoospermia)
  • vitalidad (necrozoospermia)

Los espermatozoides pueden presentar anomalías debido a:

  • Infecciones o presencia de anticuerpos
  • Alteraciones en el número de cromosomas mediante FISH; fragmentación de ADN; fenómenos de oxidación; varicocele, etc.
  • Tiroides
  • Diabetes
  • Insuficiencia renal y hepática
  • Toma de determinados fármacos
  • Consumo de drogas o tabaco
  • Situaciones de estrés

Источник: https://ivi.es/preguntas-frecuentes/causas-de-la-infertilidad/

Tratamiento de fertilidad

La infertilidad y sus tratamientos

Esta hoja informativa está destinada a quienes se realizarán un tratamiento de fertilidad o a quienes desean informarse sobre el tema.
Los tratamientos de fertilidad aumentan las probabilidades de embarazo en parejas con dificultades para concebir.

 
Acerca de la fertilidad
Diagnósticos de los problemas de fertilidad
Tratamiento de los problemas de fertilidad
¿Cuáles son los riesgos?

Acerca de la fertilidad

Ocho de cada 10 parejas que mantienen relaciones sexuales regularmente (cada dos o tres días) lograrán un embarazo en el curso de un año de intentarlo. La mayoría de las demás parejas logrará un embarazo en el curso de dos años de intentarlo.

Sin embargo, algunas parejas continuarán teniendo dificultades. Según la Human Fertilisation and Embryology Authority (HFEA), aproximadamente una de cada siete parejas en el Reino Unido tiene dificultades para concebir. A esto a veces se le llama fertilidad disminuida.

Hay varias razones por las que usted y su pareja pudieran tener problemas para lograr un embarazo. Si han tratado de lograr un embarazo durante un año sin éxito, hablen con su médico de cabecera.

Este puede coordinar que ambos se hagan algunas pruebas básicas.

Si han estado teniendo relaciones sexuales regulares sin protección durante dos años sin éxito, uno de ustedes, o ambos, podría tener problemas de fertilidad.

Diagnósticos de los problemas de fertilidad

Existen pruebas y tratamientos tanto para hombres como para mujeres con problemas de fertilidad. Tanto usted como su pareja necesitarán hacerse las pruebas.

Las pruebas iniciales de fertilidad pueden ser iniciadas por su médico de cabecera, quien puede darles apoyo y recomendaciones sobre estilo de vida. Otras pruebas tendrán que ser hechas por un equipo de médicos y enfermeros especialistas en fertilidad.

Para mujeres

Se le pueden indicar análisis de sangre para revisar sus niveles de hormona y ver si está ovulando. El médico de cabecera también podría indicar un ultrasonido de útero, trompas de falopio y ovarios. Dependiendo de los resultados de estas pruebas, tal vez necesite hacerse otras.

Para hombres

Tendrá que llevar a la clínica una muestra de su esperma para examinarla. La prueba verá el número de espermatozoides, la manera en que se mueven y si tienen estructura normal.

Tratamiento de los problemas de fertilidad

Se dispone de diferentes tratamientos que aumentan las posibilidades de lograr un embarazo. El mejor tratamiento dependerá de los motivos por los que no se logra un embarazo. Es importante entender que no hay garantía de lograr un embarazo con ninguno de los tratamientos de fertilidad disponibles. Su médico puede informarle más sobre el índice de éxito de cada tratamiento.

Algunos tratamientos pueden ayudar a mejorar su fertilidad y las probabilidades de una concepción natural.

Para mujeres

Si no está ovulando (por ej., si tiene síndrome de ovario poliquístico), puede tomar medicamentos que estimulen a sus ovarios a producir óvulos. Esto se llama inducción de la ovulación.

Hay dos medicamentos principales usados para ello; se llaman clomifeno (por ej., Clomid) y tamoxifeno. Se toman durante cinco días cada mes. Se pueden seguir tomando durante un máximo de 12 meses. Después de esto, su médico le explicará otras opciones de tratamiento.

Si tiene síndrome de ovario poliquístico y exceso de peso, quizás su médico también indique un medicamento llamado metformina, si el clomifeno o tamoxifeno no han sido eficaces por sí mismos.

 
Puede someterse a cirugía laparoscópica para que le hagan pequeños agujeros en la superficie de su ovario a fin de estimularlo. A esto se lo conoce como perforación ovárica laparoscópica.

Es tan eficaz como las inyecciones hormonales, y podría ser una opción para usted si el clomifeno o el tamoxifeno no la hacen ovular.

Se podría poner inyecciones hormonales con la hormona gonadotropina humana (una mezcla de hormona luteinizante y hormona foliculoestimulante) si el clomifeno o el tamoxifeno no le han funcionado.

Concepción asistida

Otros tratamientos ayudan más en la concepción al controlar la manera en que el espermatozoide y el óvulo se encuentran. Esto se llama concepción asistida.
Hay tres tipos principales de concepción asistida.

Inseminación intrauterina (IUI)

La inseminación intrauterina implica colectar espermatozoides de movimiento rápido y colocarlos dentro del útero cerca del momento de la ovulación.

Generalmente este es el primer método propuesto a las parejas que padecen de una infertilidad inexplicable. Se puede usar en mujeres que tienen endometriosis ligera.

La endometriosis es una afección en la que el revestimiento del útero crece en algún otro lugar del abdomen, tal como en los ovarios, detrás del útero o en el intestino o la vejiga.

La inseminación intrauterina (IUI) es también útil para los hombres con problemas de eyaculación o problemas leves con la calidad del esperma. La IUI puede combinarse con la inducción de la ovulación. 

 Fertilización in vitro (IVF)

La fertilización in vitro es un procedimiento mediante el cual se extraen los óvulos y se mezclan con los espermatozoides en un laboratorio. Una vez que los óvulos han sido fertilizados, se colocan en el útero. La fertilización in vitro se puede llevar a cabo con los propios espermatozoides y óvulos de la pareja en cuestión o con esperma u óvulos de donantes.

El esperma y los embriones también se pueden congelar para su uso futuro, aunque hay estrictas regulaciones legales, supervisadas por la Human Fertilisation and Embryology Authority, que regulan tales procedimientos. Tendrá que conversar sobre tales métodos con el especialista que le atiende.

Usted podría necesitar un tratamiento de fertilización in vitro si:

  • la infertilidad es inexplicable
  • las trompas de falopio están bloqueadas
  • otras técnicas como los medicamentos para la fertilidad o la inseminación intrauterina no han funcionado

Necesitará tomar medicamentos para controlar con precisión el ritmo de su ciclo mensual, de modo que los óvulos puedan extraerse y fertilizarse un día específico. Un ciclo mensual normal produce solo un óvulo, pero con este método, en el que se suministran tres hormonas en diferentes momentos, se producirán varios óvulos maduros a la vez.

A esto se le llama superovulación, la cual aumenta las probabillidades de lograr un embarazo.
Generalmente, los óvulos se colectan mientras se hace un ultrasonido. Se pasa una aguja fina por la vagina y se introduce en el ovario.

Este es un procedimiento ambulatorio, de modo que no tendrá que permanecer en el hospital hasta el siguiente día ni necesitará anestesia general.

Casi al mismo tiempo, su pareja tendrá que dar una muestra de esperma. El esperma se lava y centrifuga a alta velocidad para seleccionar los espermatozoides más saludables. Si se usa esperma donado, este se extrae del lugar donde se almacena y se prepara de la misma manera.

Luego los espermatozoides y óvulos se mezclan en el laboratorio.

La fertilización exitosa puede observarse con un microscopio después de unas 16 a 20 horas. Si usted es una mujer menor de 40 años de edad, uno o dos de los embriones resultantes se transfieren a su útero mediante un tubo plástico suave que se pasa a través de la vagina. Si tiene 40 o más años, se podrían transferir hasta tres embriones.

inyección intracitoplásmica de espermatozoides (ICSI)

La inyección intracitoplásmica de espermatozoides es muy similar a la fertilización in vitro, pero en la primera se inyecta en el laboratorio un solo espermatozoide en un ovario y el embrión resultante se transfiere al útero.

Ello significa que siempre que se pueda obtener una pequeña cantidad de espermatozoides, es posible fertilizar al óvulo.

Este tipo de tratamiento de fertilidad se usa cuando hay problemas más graves con el esperma, cuando el hombre se ha hecho la vasectomía o cuando hay problemas entre el óvulo y el esperma que impiden la fertilización.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios, aunque no deseados, son mayormente efectos temporales que puede tener después del procedimiento.

Los medicamentos que toma la mujer durante la fertilización in vitro y la inyección intracitoplásmica de espermatozoides pudieran causar efectos secundarios, tales como sofocación por calor, cambios en el estado de ánimo, sudoraciones nocturnas, sensación de malestar, dolores de cabeza y desasosiego. Los síntomas generalmente desaparecen en breve tiempo, pero de no ser así, debe ver al médico lo antes posible.

Complicaciones

Las complicaciones son problemas que surgen durante el tratamiento o después del mismo.

Someterse a tratamientos de fertilidad aumenta las posibilidades de tener un embarazo múltiple (como gemelos o trillizos). Por ello se restringe el número de embriones que se pueden transferir al útero.

Un embarazo múltiple aumenta el riesgo de problemas de salud tanto para usted como para su bebé.

Un aborto espontáneo, un parto prematuro y problemas de salud durante el embarazo, tales como hipertensión arterial, son todos más probables si usted va a tener más de un bebé.

La inducción de la ovulación puede causar una afección llamada síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO). Esta es una reacción exagerada a los medicamentos usados para estimular a los ovarios.

Al someterse a una fertilización in vitro o a una inyección intracitoplásmica de espermatozoides, aproximadamente una de cada 20 mujeres desarrollarán el síndrome de hiperestimulación ovárica. Para la mayoría de las mujeres, los síntomas son leves. No obstante, en pocos casos pueden presentarse problemas más graves de salud.

Si presenta alguno de los siguientes síntomas, debe comunicarse de inmediato con su clínica de fertilidad o médico de cabecera:

  • náuseas o vómitos
  • dolores fuertes e hinchazón del abdomen (barriga)
  • falta de aire
  • sentir como si se fuera a desmayar
  • orinar en cantidades menores que las normales

Las posibilidades de que se presente un embarazo ectópico podrían ser mayores en mujeres que se han sometido a fertilización in vitro u otros tratamientos para la fertilidad. Un embarazo ectópico es cuando el embrión comienza a desarrollarse fuera del útero, generalmente en una trompa de falopio. Los principales síntomas incluyen:

  • dolor que afecta un lado del abdomen inferior
  • sangrado vaginal
  • secreción vaginal parda oscura o roja 

El dolor empeorará al avanzar el embarazo. En caso de tener estos síntomas, debe ver a su médico de inmediato.

Extraer los óvulos para la fertilización in vitro o inyección intracitoplásmica de espermatozoides implica pasar un tubo por la vagina hasta alcanzar el ovario. Ello significa que hay riesgo de infección. Si esto ocurre, generalmente puede tratarse con antibióticos.

Источник: https://contenidos.bupasalud.com/salud-bienestar/vida-bupa/tratamiento-de-fertilidad

Tratamiento de fertilidad: qué es, síntomas, causas, prevención y tratamiento

La infertilidad y sus tratamientos

Los tratamientos de fertilidad son técnicas para lograr el embarazo. La infertilidad es un problema que afecta a una de cada seis parejas en edad fértil. De hecho, se calcula que aproximadamente un 15% de hombres y mujeres pueden tener un problema de fertilidad.

El tratamiento de la fertilidad suele ser administrado por un especialista en fertilidad o un médico especialista en fertilidad, a menudo un ginecólogo especializado en los problemas y el tratamiento de la infertilidad.

Es importante distinguir los términos de infertilidad y esterilidad. El primero de los casos se refiere a cuando la pareja es capaz de lograr el embarazo pero se producen abortos y no llega a nacer el bebé. Por otro lado, la esterilidad es cuando la pareja no llega a conseguir la gestación.

¿Por qué se realiza?

Los tratamientos de reproducción asistida se realizan cuando existen problemas de fertilidad que dificultan el embarazo. Normalmente estos problemas vienen por ambas partes de la pareja. Actualmente, uno de los mayores inconvenientes es la edad avanzada para la maternidad pero también hay otros factores como la calidad del semen, influidos por la situación ambiental.

El tiempo de espera antes de acudir a una consulta de fertilidad variará de la edad materna. En el caso de mujeres menores de 35 años se recomienda esperar un año pero si la mujer supera los 35, se aconseja acudir a un especialista después de los primeros seis meses de relaciones sexuales normales.

La infertilidad afecta a una de cada seis parejas en edad fértil.

¿En qué consiste?

Las alternativas más habituales en los tratamientos de fertilidad son las siguientes:

  • Fecundación in vitro: el proceso dura entre nueve y once días y consiste en unir el óvulo y el espermatozoide en un laboratorio. Se puede realizar el método clásico o mediante una inyección intracitoplasmática de espermatozoides.
  • Inseminación artificial: esta técnica consiste en depositar dentro del útero una muestra de semen durante la ovulación. En proceso dura entre ocho y diez días.
  • Vitrificación: esta técnica permite preservar la fertilidad y posponer la capacidad reproductiva de una mujer durante el tiempo que desee. Esta opción, por ejemplo, es una gran esperanza para mujeres diagnosticadas con cáncer que no quieren renunciar a la posibilidad de ser madres.
  • Donación de óvulos o donación de semen.

Preparación para el tratamiento de fertilidad

Antes de someterse a un tratamiento de fertilidad el especialista hará una primera toma de contacto con los pacientes, realizando una serie de preguntas médicas y sobre los hábitos de alimentación, además de posibles hábitos tóxicos. También se informará sobre los antecedentes familiares de salud de ambos miembros de la pareja, importantes tanto para los pacientes como por el futuro hijo.

Algunas de las pruebas que realizará el especialista son:

  • Ecografía: una ecografía transvaginal permite valorar el estado del útero, los ovarios, las trompas, etc. Permite dar un correcto diagnóstico sobre la causa principal de la esterilidad.
  • Muestra de semen: el médico valorará si es normal o necesita algún tipo de ayuda para conseguir la gestación.
  • Analíticas de sangre: sirven para descartar enfermedades infecciosas, una analítica hormonal, posibles estudios adicionales en relación a la historia personal y familiar, entre otros.

Cuidados tras la intervención

Es importante seguir las recomendaciones del especialista después de realizar alguno de los tratamientos de fertilidad. En líneas generales, hay los siguientes puntos a seguir:

  • Seguir una dieta equilibrada y libre de exceso.
  • Evitar el consumo de tabaco y alcohol, así como otras sustancias tóxicas.
  • Avisar al personal sanitario en caso de necesitar una radiografía o similar.
  • Se aconseja hacer ejercicio suave pero evitar grandes esfuerzos.
  • Beber agua para favorecer un funcionamiento óptimo de las células.

Artículos relacionados con Tratamiento de fertilidad

¿Qué hay que saber sobre la fecundación in vitro?

Por Dra. Sofía Ortega Ricondo
2021-03-21

Explica la Dra. Ortega que la FIV consiste en realizar en el laboratorio una fecundación entre el óvulo de la mujer y el espermatozoide del varón. Ver más

Aspectos básicos y dudas sobre los métodos anticonceptivos

Por Dra. Sofía Ortega Ricondo
2021-03-21

Explica la Dra. Ortega Ricondo que desde que comenzaron a comercializarse las primeras píldoras anticonceptivas hasta la actualidad, la investigación en métodos anticonceptivos ha sido incesante. Ver más

Cuándo acudir a tratamientos de fertilidad para lograr un embarazo

Por Dra. Carmen Sala Salmeron
2021-03-21

¿Deseas conocer los mejores tratamientos de fertilidad para lograr el tan deseado embarazo? La Dra. Sala Salmeron, especialista en Ginecología y Obstetricia, cuenta todo lo que debes saber al respecto. Ver más

Mejora la fertilidad reduciendo el estrés

Por Adriana Rahola
2021-03-21

Si se tienen problemas de fertilidad o se recurre a un tratamiento de FIV es especialmente importante impedir que el estrés perjudique nuestro bienestar, tanto psicológico como fisiológico. Descubre cómo de la mano de la especialista Adriana Rahola. Ver más

Источник: https://www.topdoctors.es/diccionario-medico/tratamiento-de-fertilidad

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: