La oveja negra

4 razones por las que ser la

La oveja negra

Llamamos oveja negra a la persona que no sigue las ideas de un colectivo. Es un término muy usado, sobre todo a nivel familiar, y que casi siempre suele aplicarse de forma peyorativa.

La oveja negra de la familia suele recibir críticas porque no encaja con los valores del resto. Porque es tozudo, reaccionario y poco dócil. Sin embargo, hay una dimensión que los describe de forma mucho más concreta: tienen voz propia.

Lejos de lo que podamos pensar, ser y actuar de acuerdo a los propios valores y reaccionando frente al resto de ovejas blancas, también puede ser saludable para nuestra salud física y emocional.

Queda claro que estamos obligados a convivir los unos con los otros. Sin embargo, para convivir hay que saber respetar, y cuando a una persona no se le permite tener voz, tener sus propios criterios y actuar como siente y desea, esta queda vulnerada. Si te encuentras en esta situación, te invitamos a reflexionar en unos sencillos aspectos.

1. La oveja negra lucha por ser quien de verdad desea ser

Hacer caso omiso de las críticas y comentarios negativos es fundamental.

La sociedad nos sugiere, mediante mecanismos muy sutiles, que seamos un ejército de personas iguales.

La educación, las modas, el ideal de belleza, las tecnologías, la publicidad. Estas son directrices muy férreas donde nos dejamos llevar para acabar siendo un rebaño de ovejas blancas.

A pesar de que muchas de esas cosas nos complacen (a todos nos gusta el consumismo, por ejemplo), cuando uno reflexiona sobre ello se da cuenta de algunas cosas. Las personas acabamos siendo como ovejas Dolly. Clones unos de otros.

  • Nos enseñan que debemos ser lo que otros esperan de nosotros. Hay que ser solícitos, manejables y cumplir con las expectativas y los moldes de la familia y la sociedad.
  • Si no encajas, debes hacerlo a la fuerza, como quien intenta ponerse unos vaqueros de una talla 36 usando una 42.
  • Sin embargo, los que han asumido con tranquilidad ser una oveja negra ya no sufren por no encajar en esas tallas imposibles que marcan los demás. Se aceptan como son y luchan para seguir siendo de ese modo, sin contradicciones, sin falsedades.

Quizá te interese: La gente buena te da felicidad, la mala lecciones

2. Como oveja negra revélate ante la masa

Para dejar de ser parte de esa masa de seres iguales debemos primero revelar nuestro auténtico ser. Descubrir aquello que somos, aquello que nos identifica, nos define y nos hace felices.

  • Una vez sacamos al exterior nuestras bellezas, hay que defenderlas. Debemos rebelarnos ante quienes nos impone su juicio y ese patrón por donde nos obligan a pasar sí o sí.
  • Ahora bien, para sintonizar en cada momento con nuestra esencia e identidad, basta con tener claro un aspecto. Si algo no te hace sentir bien, no lo hagas.

Todos disponemos de una especie de sensor que nos pone en alerta cuando alguien o algo nos vulnera.

Un desprecio, una crítica poco constructiva y dañina, una ofensa o una orden que va en contra de nuestros valores, son hechos ante los que no hay que cerrar los ojos.

3. El placer del equilibrio interior y de la dignidad personal

Pocas cosas son más saludables y reconfortantes que irse a la cama con la conciencia tranquila.

No obstante, son muchas las personas que llegan a su almohada con todo un bosque de problemas a los que volver para caer en el océano del insomnio.

  • El hacer lo contrario de lo que pensamos por complacer a otros nos quita el sueño.
  • Quien se calla una verdad tras otra por no molestar a los demás acaba agotado, frustrado e infeliz.
  • Las personas que se preocupan por ser ovejas blancas con el fin de ser aceptadas por los demás, se olvidan de algo: de aceptarse a sí mismas. Es una forma de tortura que no merece la pena propiciarse.

Así pues, admitámoslo. ¿Por qué hemos de alimentar tanta infelicidad? Seamos libres, actuemos con respeto en todo momento pero aprendamos, a su vez, a respetarnos a nosotros mismos.

“Tu dignidad es importante: actúa como piensas, haz lo que prometes y no te calles lo que sientes”.

Lee también: Las personas que piensan en voz alta no están locas

4. No eres un robot que deban programar: aprende a ser libre

¡Vida solo hay una! Encontrar la felicidad en los pequeños momentos es importante para salir adelante.

Todos hemos escuchado muchas veces eso de “aprende a ser libre” o que “la libertad nos da la felicidad”. Ahora bien, pero… ¿cómo se hace eso de ser libre?

La libertad es relativa. Todos tenemos obligaciones sociales y personales. Vivimos en sociedad y ello implica seguir y asumir unas reglas.

Ahora bien, dentro de esos márgenes hay muchos senderos que deberíamos empezar a transitar para descubrir que la auténtica libertad sí existe.

  • Eres libre para decir qué quieres, a quién quieres y qué no deseas en tu vida.
  • A su vez, los demás también son libres de aceptarte o no. Si eres la oveja negra de la familia, el resto deberá aceptarte por como eres. En caso de no hacerlo, el problema, lo queramos o no, será de ellos. No nuestro.
  • Puedes y debes defenderte de quienes buscan controlarte o someterte. No eres un robot sin sentimientos, ni una máquina que es capaz de recibir y cumplir todas las órdenes.

¡Disfruta al ser la oveja negra!

Queda claro el mensaje: todos somos únicos, diferentes y valiosos por lo que somos. Sin importar lo que opinen los demás, la integridad y felicidad debe mantenerse a toda costa, siempre y cuando estemos haciendo el bien.

Aprende a poner límites, a salvaguardar tu integridad personal y emocional. Ser la oveja negra no es un crimen, es un derecho excepcional a ser único y diferente: tú mismo.

Источник: https://mejorconsalud.as.com/razones-ser-oveja-negra-saludable/

Ovejas negras, ¿por qué son importantes?

La oveja negra

Durante los últimos años, la oveja negra ha dejado de ser expulsadas del rebaño para convertirse en una oportunidad para los ganaderos, consiguiendo tener un papel protagonista que, desde hace siglos, se les había negado.

LA OVEJA NEGRA DE LA FAMILIA

Seguramente, alguna vez hayas oído la expresión “es/eres la oveja negra de la familia” haciendo referencia a la personalidad diferente de una persona respecto a su familia, teniendo una connotación negativa.

¿Te has preguntado alguna vez su origen? Como cabe esperar, está relacionado con los rebaños de ovejas donde se tenía una predilección hacia las ovejas blancas porque su lana era más fácil de teñir. Por lo que las negras han sido menospreciadas durante muchos años, siendo incluso expulsadas de su rebaño y llegando a convertirse en una especie en peligro de extinción.

Sin embargo, esto no ha sido siempre así. Hubo una época en la que eran tan queridas como las blancas, pastando alegremente a lo largo de todo el territorio español. 

De hecho, como curiosidad, su lana estuvo destinada a fabricar las vestimentas de curas, militares y pastores. Pero conforme el número de estos fue descendiendo también lo hizo la cantidad de ovejas negras para finalmente optar por la lana blanca.

OVEJAS NEGRAS, NECESARIAS EN EL REBAÑO

La veterinaria aragonesa Lucía López publicó hace unos años un estudio donde explicaba los beneficios de tener ovejas negras en los rebaños, según la tradición del Alto Aragón, donde todos los rebaños cuentan al menos con una.

Se dice que estas ovejas, cuando no tienen ni un pelo blanco (llamadas entonces ovejas martas), evitan que caigan rayos al rebaño durante las tormentas, y también que protegen a las ovejas blancas de que se vuelvan “modorras” (término bajo el que se conoce popularmente a las ovejas que tienen enfermedades relacionadas con el sistema nervioso).

El autor alto aragonés, José Damián Dieste, en su libro “Esquilas y estrellas”, en el que rescata el mundo pastoril, relaciona esta cualidad de las ovejas negras con las culturas precristianas, en las que se creía que existían los dioses de la luz y los dioses de la oscuridad, siendo estos últimos los que enviaban las tormentas.

De ahí que las ovejas “martas” fueran consideradas como ovejas sagradas a las que no se les puede hacer ningún daño. Por esta razón, en el Alto Aragón todos los pastores quieren tener alguna.

¿DÓNDE PODEMOS ENCONTRARLAS?

Los causantes de esta variedad se encuentras en los genes recesivos y, por lo general, podemos verlas en las razas carranza, castellana, manchega y merina. Todas ellas son razas autóctonas que se encuentran en peligro de extinción.

OVEJA NEGRA MERINA

La oveja merina ha estado especializada en la producción de lana, tanto en España como en Portugal. En el caso de la variedad negro, su lana se destina a capas, mantas y alfombras. De forma secundaria, también se destina a la producción de carne.

Su distribución geográfica se concentra en las dehesas de Castilla y León, Extremadura y Andalucía. Tienen un perfil recto, con un color negro y uniforme, los machos pueden tener cuernos fuertes e, incluso, las hembras pueden tenerlos pero serán rudimentarios.

Hoy en día, su visibilidad ha aumentado por diversos factores:

  • Es una variedad más rústica y resistente al clima y a condiciones adversas.
  • Las subvenciones son superiores para preservar esta variedad, ya que se encuentra en peligro de extinción.
  • Su carne es, generalmente, apreciada en el mercado.
  • Utiliza todos los recursos de la finca, es por tanto más económica de alimentar.

OVEJA NEGRA CASTELLANA

Esta raza es originaria de Castilla la Vieja y actualmente se encuentra en Castilla y León, sobre todo en Zamora y Salamanca. Se destina principalmente a la producción de carne, pero también de lana y leche.

En cuanto a sus características morfológicas, se identifican por ser rústicas, con orejas móviles y de tamaño pequeño, cola larga y acornes. Son prácticamente negras y las partes en las que no tienen lana son de color negro azabache.

OVEJA NEGRA MANCHEGA

Como su nombre indica, esta raza es originaria de La Mancha, que es donde se distribuye principalmente. Además, es una de las más importantes por su capacidad productiva.

Son acornes y tienen un perfil convexo con dismorfismo sexual. Es de color negro, aunque a algunos individuos les suele aparecer una zona blanca en la nuca y en la cola. La leche es su principal uso productivo, la mayoría de ella es destinada a la fabricación de queso manchego con denominación de origen.

OVEJA NEGRA CARRANZA

Esta raza se encuentra principalmente en las zonas montañosas de Bizkaia, más concretamente en la comarca de Carranza (de ahí su nombre), donde su presencia es importante para la preservación de los campos.

Su perfil es convexo, tiene las orejas largas y los machos pueden llegar a desarrollar cuernos en forma de espiral.

Источник: https://www.masquesaludanimal.es/posts/ovejas-negras-son-importantes.aspx

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: