La subida de la leche

La subida de la leche materna tras el parto: todo lo que debes saber

La subida de la leche

Una de las mayores preocupaciones de las mujeres que acaban de ser madres tiene que ver con la subida de la leche tras el parto. Cuándo y cómo se producirá, si duele o no y cómo pasar lo mejor posible este momento de la lactancia.

Se la llama tanto subida como bajada de la leche, ambas formas son válidas, aunque por cierto están mal llamadas, pues la leche no sube ni baja de ningún lado, sino que al succionar el bebé el pezón estimula las hormonas prolactina y oxitocina, responsables de la producción de leche materna.

Es un momento clave de la lactancia materna en el que la falta de información puede confundir a la madre, así que estad atentas que os contamos todo.

¿Cuándo se produce la subida de la leche?

La subida de la leche se produce entre las 30 y las 72 horas posteriores al parto. En madres primíparas (han sido madres por primera vez) suele darse más tarde, mientras que en multíparas (que ya han sido madres con anterioridad), antes.

Uno de los falsos mitos de la lactancia es que con una cesárea la subida de la leche tarde más. Independientemente del tipo de parto, ya sea vaginal o por cesárea, es un proceso fisiológico que se pone en marcha al salir la placenta.

Después del nacimiento del bebé y la salida de la placenta descienden los niveles de progesterona y aumentan los niveles de prolactina, hormona encargada de la producción de leche materna. La madre ya produce calostro en sus pechos y poco a poco irá «subiendo» la leche. Este primer líquido es muy importante para el bebé por su beneficio nutricional e inmunológico.

¿Duele la subida de la leche?

El aumento del volumen de leche que genera la madre provoca una vascularización de las mamas. Esta primera producción de leche se caracteriza por un aumento del tamaño del pecho, sensación de hinchazón, aumento de la temperatura y sensibilidad en las areolas.

El dolor es algo muy subjetivo. Hay mujeres que no sienten dolor, o sienten una leve presión en los pechos, mientras que otras sienten los pechos congestionados con bastante dolor. Incluso es frecuente que la temperatura corporal suba unas décimas o tener escalofríos.

Lo que en parte determina si la subida de la leche será dolorosa o no es cómo se haya instaurado la lactancia desde el momento en que nace el bebé. Si se lo coloca al pecho nada más nacer, succiona a demanda, lo que puede y lo que quiere, varias veces al día, el proceso de la subida será menos incómodo y doloroso.

En lactancias bien establecidas desde el principio, el cambio de la no leche a la leche no suele ser tan drástico.

Para calmar el dolor producido por la subida de la leche, se puede recurrir a algún calmante, pero en general es innecesario el uso de medicamentos. La congestión durará a lo sumo dos días y no debe confundirse con una mastitis, que consiste en la obstrucción de un conducto o una posible infección en el pecho, que puede requerir medicación.

¿Puede no notarse la subida de leche?

Como os comentaba antes, si el bebé está enganchado al pecho desde el momento de nacer, a demanda y a todas horas, el proceso ha sido muy paulatino y la subida de la leche puede no notarse.

Que no la notes no significa que no tengas leche suficiente para alimentar a tu bebé. Salvo muy raras excepciones, todas las mujeres son capaces de amamantar.

¿Es posible que no haya subida de leche tras el parto?

Es muy raro que después del parto no se generen o fallen los mecanismos fisiológicos que desencadenan la producción de leche materna. Aún así, hay un 1% de mujeres que no segregan leche en el postparto. Este trastorno es conocido como agalactia, ausencia total de secreción de leche.

Pero ojo. No hay que confundir una ausencia de secreción con que el niño llore. Se suele hacer la asociación: el bebé llora – se queda con hambre – no tengo leche. No es así.

Son muy importantes las buenas prácticas desde el principio, como por ejemplo:

  • Colocar al bebé al pecho nada más nacer, en la propia sala de partos, y no separarse de él. En ese primer momento el bebé es muy receptivo, es el momento de la impronta afectiva entre la madre y el bebé, fundamental para la instauración de la lactancia.
  • Que la subida de la leche se produzca entre el segundo y cuarto día después del parto, no significa que durante los primeros días no haya leche suficiente para alimentar a tu bebé. Previa a la leche, el pecho de la madre segrega calostro, el primer alimento del bebé que le proporciona todo lo que necesita nutricionalmente hablando.
  • Deja que el bebé succione cuando quiera, cuantas más veces mejor. Déjalo que lo haga todo el tiempo que sea necesario, sin horarios y asegúrate de que se agarra bien el pecho (el bebé debe cubrir la areola con su boca).
  • No utilices chupete ni biberones que puedan confundir al bebé con tetinas durante los primeros días.

Con estas pautas, la subida de la leche tras el parto debería ser un proceso fisiológico normal y perfectamente llevadero. Piensa que es la llegada de la sustancia que va a alimentar a tu bebé durante el tiempo que decidáis. No hay nada mejor para él que la leche materna.

En Bebés y más | Subidas inesperadas de leche

Источник: https://www.bebesymas.com/lactancia/subida-leche-materna-parto-todo-que-debes-saber

La subida de la leche materna

La subida de la leche

Se conoce como “subida» de la leche, aunque también hay personas que dicen “bajada de la leche», al aumento considerable en la producción de la leche materna tras el parto.

También implica un cambio en la composición de la la leche: el calostro pasa a ser leche de transición, hasta que llega la leche madura, unos 10 días después de la subida de la leche. Todos estos «tipos» de leche son válidos y perfectos para el bebé.

No hay leche aguada, ni leche más mala o menos buena. Simplemente el pecho produce el tipo de leche materna que el bebé necesita en cada momento.

Cuándo y por qué se desencadena la subida de la leche

Generalmente la subida de la leche sucede entre 48 y 72 horas tras el parto.

Hasta entonces el bebé ha estado tomando calostro: un fluido denso y amarillento, con un alto contenido en proteínas, minerales e inmunoglobulinas.

Sale en poca cantidad porque el estómago del bebé es muy pequeño todavía, y no necesita más. ¡Es, en definitiva, perfecto!

La subida de la leche depende de dos factores: hormonal, y la correcta y frecuente estimulación del pecho. Durante el embarazo aumentan los niveles de prolactina, que es la hormona encargada de la producción de la leche.

¿Por qué no sale leche entonces? Pues porque hay otras hormonas propias del embarazo que impiden la producción (aunque al final del tercer trimestre de gestación ya sería posible extraer calostro).

Estas hormonas son: estrógenos, progesterona y lactógeno placentario, y son producidas por la placenta.

Al nacer el bebé y, por lo tanto, salir la placenta, los niveles de estas hormonas van descendiendo. Es independiente al tipo de parto, por eso es un mito aquello que se dice de que la cesárea retrasa la subida de la leche, pues en todos los partos tras el bebé, va la placenta fuera.

Hacia el segundo o tercer día de vida del bebé, los estrógenos, la progesterona y el lactógeno placentario se encuentran ya en niveles tan bajos que puede actuar la prolactina, provocando un aumento en la producción de leche.

Junto a este hecho, también tenemos a un bebé succionando del pecho de su madre con frecuencia. Y esta succión también activa la prolactina. A mayor succión, más niveles de prolactina y más producción de leche.

Incluso varios estudios han comprobado que este estímulo, si se realiza en la primera hora tras el parto, incentiva a los receptores de la prolactina en las glándulas mamarias.

Por eso el bebé nace especialmente predispuesto a mamar, en un estado de alerta activa; y si le dejamos hacerlo solo, el agarre al pecho será mucho mejor.

Esto favorecerá la salida de la leche y evita el dolor en la madre.

¿Qué puede hacer que se retrase?

Como ya hemos comentado antes, nada tiene que ver el tipo de parto. Pero la separación entre la mamá y el bebé sí puede influir.

 Igual que si estamos con el bebé, pero limitamos las tomas: dejándole dormir demasiado (los primeros días la lactancia debe ser a oferta, no se puede dejar pasar mucho tiempo incluso si el bebé no lo demanda), calmándole con chupete, si la succión no es correcta (por la postura, por un mal agarre, por un frenillo corto…) y, por supuesto, quitándole tomas en favor de un biberón. 

Hay otras circunstancias que pueden retrasar la subida de la leche.

Si la placenta no ha salido del todo (esto deben revisarlo siempre con detalle tras el alumbramiento) o si la madre tuvo una hemorragia importante durante el parto.

También la diabetes materna, el síndrome de ovarios poliquísticos o la obesidad mórbida pueden influir . Aunque no necesariamente tiene que ser así, es una posibilidad.

¿Qué nos indica que ha subido la leche?

Pues lo ideal sería que no notemos nada, o al menos nada de forma brusca. Esto significa que el vaciado del pecho es correcto y frecuente. Se continúa la lactancia sin molestias, con una mayor producción de manera progresiva, y ya con leche de transición, hasta llegar a la leche madura.

Aunque lo habitual es que se sienta cierta ingurgitación mamaria. Los pechos están más grandes, tersos y levemente calientes.

Esto se debe a que también hay un aumento en la vascularización.

Los vasos sanguíneos que llegan a las mamas se dilatan, haciendo que la sangre fluya más para que las células mamarias tengan la suficiente para “trabajar” y producir leche.

Descubre con nuestro Seminario Online «Claves para iniciar la lactancia con éxito» todo lo que debes saber para empezar la lactancia con buen pie

Además, si intentas sacarte leche manualmente o con sacaleches, comprobarás que las gotas que salen son más líquidas y blancas que antes. También podrás observarlo en algún momento en la comisura de la boquita de tu bebé.

Tener los pechos «como piedras» no es normal

Por desgracia, muchas veces se achaca a la subida de leche que los pechos duelan e incluso que la madre tenga mucha fiebre. Y esto, aunque frecuente, no debe ser así. Significa que algo no va bien. Estaríamos hablando de una ingurgitación patológica o plétora mamaria.

Los pechos se llenan tanto que se endurecen, duelen simplemente con el roce, el pezón se aplana, la leche sale con dificultad y el bebé es incapaz de acoplarse bien al pecho. Provocando un mal agarre y probablemente grietas en el pezón. 

Aunque sí que puede dar febrícula, no será por encima de 38º. Con fiebre superior, hay que investigar qué está pasando, además de la ingurgitación patológica.

Si todo esto llega a ocurrir se recomienda poner frío local, evitar el calor, tomar antiinflamatorios, masajear la zona dorsal de la espalda para ayudar a la salida de la leche… En esta entrada del blog te lo explicamos mejor.  

La crisis de la segunda noche

Tras las primeras 24-48 horas de vida, en las que aparentemente el bebé se ha estado alimentando bien y solamente duerme y come; empieza a «pelearse» con el pecho.

Llora, no se calma y parece que no se sacia nunca. Puede ser desesperante, y lo más común es pensar “claro, eso es que todavía no le ha subido la leche y por eso se está quedando con hambre”.

En realidad, lo que el bebé pretende es “ayudar” a esa subida de la leche. Va necesitando que la producción aumente y sabe que demandando más y con mayor frecuencia lo logrará.

Aunque puede resultar muy agotador verle así, hay que mantener la calma y ser pacientes. No está pasando hambre, es una crisis de lactancia.

Y la solución no es darle un biberón, ¡al contrario! Con eso se entorpece y se retrasa la subida de la leche.

Todas estas dudas son muy habituales en las madres primerizas. ¡En realidad en las familias! Y es que estos primeros días se viven muchas veces acompañados. Por eso es importante tener la información, mejor si es antes del parto.

Para estar tranquilas, para saber que todo va marchando bien y para prevenir las complicaciones que se pudieran dar.

En la Tribu CSC cuentas con varios profesionales que están actualizados en lactancia, que te pueden asesorar y guiar si surge alguna duda.

Revisado por:

Источник: https://www.criarconsentidocomun.com/la-subida-de-la-leche-materna/

Subida de la leche. ¿Cuánto tarda en subir la leche materna?

La subida de la leche

Tras el parto llega el post parto y con él, la lactancia. Pero para comenzar con la lactancia hay que pasar un momento delicado, la subida de la leche. Empecemos por el principio, ¿Cuándo se produce esta subida de la leche?

¿Cuándo sube la leche materna?

Tras el parto, los pasos habituales suelen ser los siguientes.

Tu bebé nace y le ponen sobre ti para que esté calentito y os vayáis conociendo. No serás consciente pero, tras la avalancha hormonal producida durante el parto, en ese momento comenzará una nueva avalancha hormonal que acabará en el inicio de la lactancia con su pistoletazo de salida: la subida de la leche.

Seguramente tu matrona, tras tener un ratito al bebé sobre ti, lo retirará para pesarle, medirle, limpiarle un poco, etc. Y cuando te lo devuelva os colocará para facilitar que se agarre al pecho y empiece a succionar.

Es el inicio de la lactancia.

La manera de estimular el pecho para que la leche materna empiece a producirse y se produzca la subida es sencilla «poner al bebé al pecho».

No hay que hacer nada más (ni nada menos) y a todas las mujeres que dan a luz les sube la leche. Eso sí, no sube cuando nosotras queremos ni en la cantidad que nos gustaría, sino cuando debe ser y de manera brusca generalmente.

Los inicios de la lactancia materna a veces no son fáciles: el bebé no se engancha, el pezón se irrita por el comienzo de la succión, la postura es inadecuada y empiezan a aparecer inicios de grietas.

Esto da para muchos posts pero hoy nos centramos en la subida de la leche

¿Cuánto tarda en producirse la subida de la leche?

La subida de la leche se suele producir aproximadamente 3 días después de que ha nacido tu bebé.

La cuestión de qué hacer durante esos tres días para no desesperarte y atender a un bebé que tiene hambre te lo cuento después.

De momento, te anticipo que no hay nada que puedas hacer para que la leche te suba antes de lo que debe.

¿Qué es el calostro?

El calostro es la leche precursora antes de que salga la leche materna. Te lo contaba todo en el artículo sobre «¿Qué es la leche materna y cómo va cambiando?» que escribí hace tiempo.

Ahí podrás leer que el calostro es el fluido que secreta el pecho en las primeras fases y horas de la lactancia.

Es una sustancia amarillenta densa que contiene los primeros nutrientes para el recién nacido.

Es una maravilla biológica que aportará a tu bebé sobre todo muchas defensas, le ayudará a madurar su tracto digestivo y empezar a expulsar el meconio.

El calostro empieza a secretarse aproximadamente un día después de dar a luz si nos ponemos al bebé al pecho continuamente desde que nace.

Entonces, recapitulemos.

Nace el bebé, está muy dormidito porque está agotado del esfuerzo del parto. Cuando se despierta, le coges y le pones al pecho. En ese momento, la cascada hormonal que se va produciendo en tu cuerpo le va indicando que empiece a producir leche.

Empieza por tanto la producción del calostro progresivamente. Sigues poniendo al bebé al pecho y en 3 días desde su nacimiento, llegará la ansiada leche materna.

Todavía no me sube la leche, ¿Qué hago?

Te cuento mi historia personal.

Tras mi tercer parto yo pensaba que la subida de la leche sería antes que en las otras dos ocasiones y las horas (2 días y medio o 3 días) que tarda en subir, me pillaron por sorpresa.

Pasé el día tan bien que mandé a mi marido con mis dos hijos mayores y me quedé sola en el hospital con el bebé. ¡Qué ilusa! Mi bebé tenía hambre, y la segunda noche de recién nacido, no dejaba de llorar.

Pensé que tendía el sueño cambiado (imposible tan pequeño, solo tenía horas) pero me di cuenta de que era hambre. Estaba agotada y desesperada y llamé a una enfermera.

Ella fue maravillosa conmigo. Vino, me cogió al bebé para que yo descansara un momento de oírle llorar. Yo le dije que estábamos molestando a todo el mundo y su respuesta  me devolvió al cordura:

«Esto no es un hotel ni un balnerario, es un hospital y tu bebé acaba de nacer. No sabe si es de día o de noche y no pasa nada. Sólo tiene hambre, está perfecto. Si quieres, te traigo un biberón pero no creo que haga falta»

Yo le contesté: «Si estuviera en casa, ni me lo pensaría, pasaríamos las horas como se pueda esperando a la subida de la leche» y ella me dijo: «tienes que hacer lo mismo que harías en tu casa, este rato es tu bebé el que llora, pero otro rato será otro. La maternidad es así».

Ella subió la barrera de la cama para hacerla segura, colocó un cojín para proteger al bebé y le tumbó a mi lado. El bebé dejó de llorar y pudimos descansar un par de horas. No le dí las gracias.

No le volví a ver y me da pena que no pude agradecerle lo bien que lo hizo conmigo pero desde aquí: GRACIAS.

foto de www.crecerfeliz.es

Esas horas son a veces muy duras.

Estás en el hospital y tú quieres dar lo mejor a tu bebé. Estás dolorida y recuperándote del parto y ver que tu bebé tiene hambre. También ves, para tu desesperación que todavía no tienes leche. Poco a poco vas secretando unas gotas amarillentas de calostro pero a tu bebé no le llenan y sigue teniendo hambre. Y muchas veces llora. Y a ti te parte el corazón.

Son momentos duros. Lo sé. Los he vivido tres veces y los he visto muchísimas más.

Hace tiempo escribí un post sobre lo duros que son los primeros días del post parto.

Sólo te puedo decir varias palabras que a mí me ayudaron:

Advertencia: si empiezas con mucha molestia y crees que empieza a hacerse una grieta corrige la postura.

Llama a la Liga de la leche de tu ciudad, a Amagintza si estás en Pamplona, a tu ginecólogo o a la enfermera pero no sigas dando de mamar en mala postura porque vas a acabar con grietas y eso son muchos boletos para que fracase la lactancia

Sobre todo, si tienes dudas, pregunta a las enfermeras pero si tu bebé está bien, sigue adelante poniéndole al pecho y esperando.

¿Cómo se produce la subida de la leche?

Tras empezar con la secreción de calostro que te contaba y coincidiendo aproximadamente con el alta de la maternidad  y la llegada a casa experimentarás por fin la ansiada subida de la leche. 

¿Qué ocurre cuando sube la leche con el pecho?

  • El pecho está inflamado y congestionado
  • suele estar caliente
  • duele el pecho
  • puedes tener algo de fiebre.

Todo esto puede dificultar la salida normal de la leche pero te cuento unos trucos para facilitar la salida cómoda y  minimizar tus molestias?

¿Qué puedo hacer para descongestionar el pecho con dolor por la subida de la leche?

  • frío/calor:
    • El calor vasodilata, es decir, abre los vasos de leche y sanguíneos para traer más líquido así que el calor debes usarlo para el momento de la toma. Aplícalo en el momento exacto de empezar la toma o la extracción si te vas a sacar leche.
    • El frío contrae los capilares y desinflama.

      Aplica frío al pecho al terminar la toma para que baje la inflamación.

  • Medicamentos antiinflamatorios: si no tienes ninguna contraindicación, consulta a tu gine antes de salir del hospital si puedes tomar ibuprofeno para disminuir la inflamación y el dolor. El ibuprofeno será tu gran amigo ese día.
  • Extraer leche.

    Si tu pecho está muy congestionado, seguramente será difícil que salga la leche. A veces, si aplicas calor sale tanta cantidad que tu bebé se atraganta. Para evitar esto, aplica calor y extrae parte de la leche bien manualmente o bien con sacaleches y entonces pones a tu bebé al pecho, una vez la aureola y el pezón estén un poco más blanditos.

  • Hoja de col.

    Dicen, cuentan, comentan… que aplicar una hoja de col (una vez aplastados sus nervios con un rodillo) sobre el pecho baja la inflamación. No sé. No lo he probado… Eso sí, si lo haces por favor, por la hoja de col en lejía un buen rato antes y sobre todo, lávate bien antes de poner a tu bebé al pecho.

En siguientes post te contaré qué hacer cuando en el pecho se forman bultos de leche y cómo intentar evitar que acaben siendo una mastitis. Hasta entonces, ¡feliz lactancia y enhorabuena por tu bebé!

De momento te recomiendo que leas mis posts antiguos sobre la lactancia:

¿Nos cuentas como fue o está siendo para ti la subida de la leche?

Источник: https://www.cestaland.com/blog/subida-de-la-leche-cuanto-tarda/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: