Lactancia materna y alcohol, ¿puedo beber dando el pecho?

Alcohol y lactancia materna

Lactancia materna y alcohol, ¿puedo beber dando el pecho?

En estos días de fiestas navideñas estamos recibiendo —como cada año— multitud de consultas relacionadas con el consumo de alcohol y lactancia materna. No es un tema nada fácil de abordar y las madres que buscan información sobre ello encuentran mensajes contradictorios.

Vamos a intentar arrojar un poco de luz sobre el tema, aportando aquí las diferentes posturas oficiales y de profesionales reputados, para que cada madre tome sus decisiones con la información en mano.

El consumo de alcohol

Antes de exponer las diferentes posturas al respecto, queremos dejar claro que el alcohol es malo para la salud, siempre y para todo el mundo.

No es verdad lo de que una copa de vino al día sea saludable, la evidencia nos dice todo lo contrario. Y, evidentemente, es más peligroso cuando hablamos de mujeres embarazadas y en período de lactancia.

Recordar que durante el embarazo está absolutamente contraindicado el consumo de alcohol.

El consumo habitual de alcohol durante la lactancia perjudica el desarrollo psicomotor del bebé, provoca escaso aumento de peso y sedación. Además, cabe recordar que si hemos consumido alcohol, el colecho (dormir en la misma cama) está totalmente desaconsejado.

Asociación Española de Pediatría

Es muy importante no beber alcohol al menos durante los primeros 3 meses.

Después de los primeros meses cantidades pequeñas y esporádicas son tolerables (una caña de cerveza o un vasito de vino una o 2 veces a la semana) procurando alejarlas de las tomas.

No se deben tomar bebidas de alta graduación, como ginebra, licores o whisky. El mito popular de que un vaso de cerveza al día aumenta la producción de leche no tiene ninguna evidencia científica que lo apoye.

Más información

e-lactancia.org

Como sabéis, e-lactancia.org es una página web de referencia para conocer la compatibilidad entre medicamentos y otras sustancias y situaciones con la lactancia materna. En este caso, e-lactancia clasifica el alcohol como Riesgo alto y lo explica así:

El tiempo necesario a esperar a amamantar para que el alcohol ingerido de forma ocasional haya desaparecido de leche y sangre depende del peso de la madre (a menos peso, más tiempo) y de la cantidad de alcohol consumido (a más alcohol, más tiempo).

Más información

La Liga de la Leche

Lo que puedes hacer es beber con moderación (es un buen consejo aún fuera del período de lactancia), y hacerlo preferentemente lejos de las tomas del bebé . Cuando termina de tomar sería un buen momento, pues pasarán algunas horas hasta la próxima toma.

Más información

Julio Basulto, dietista-nutricionista
Fragmento de su libro “Mamá come sano”

“Aunque el alcohol, sea del tipo que sea, no es saludable, la leche materna con algo de alcohol es mejor para la salud infantil que la leche artificial.

No es el caso si se produce un consumo agudo de alcohol y justo después se da el pecho, ya que ello puede provocar coma y convulsiones en el lactante si mama.

Tras una ingesta aguda de alcohol se debe esperar a que la madre esté serena, sobre todo si el bebé tiene pocas semanas, antes de dar el pecho.”

Más información

Carlos González, pediatra

Finalmente, hemos tenido la oportunidad de preguntar al pediatra Carlos González sobre este tema que muy amablemente nos ha respondido esto:

A ver, creo que estamos totalmente de acuerdo en que el alcohol es malo, 
siempre, para todo el mundo, y en que nadie debería consumir jamás alcohol.

Ahora bien, una vez proclamado el anatema genérico contra las bebidas 
alcohólicas, cabe hacerse tres preguntas:

1.- ¿Hay algún motivo para hacer especial hincapié en la abstinencia para 
las embarazadas y madres lactantes? ¿Deberían las embarazadas y madres 
lactantes beber menos alcohol que otras mujeres, porque al daño a la madre 
se añade el daño al hijo?

En el caso de las embarazadas, la respuesta es un rotundo SI. El alcohol 
durante el embarazo es particularmente peligroso para el feto, no hay ningún 
nivel de ingesta que se considere seguro, y el consejo inequívocó siempre ha 
de ser que la embarazada no beba nada de alcohol.

En el caso de las madres lactantes, la respuesta es un “UN POCO”. Según 
algunos estudios, si la madre consume cada día más de dos unidades de 
alcohol (“dos copas”), puede haber efectos perjudiciales sobre el desarrollo 
del bebé. Otros estudios no encuentran ese efecto.

Dado lo bajos que son los 
niveles de alcohol en la leche, parece poco probable que los posibles 
efectos, caso de haberlos, se deban realmente al alcohol en la leche. Algún 
autor decía que podía tratarse de una asociación estadística debida 
al consumo de alcohol durante el embarazo.

Como el alcohol es muy peligroso 
en el embarazo, y se sabe desde hace tiempo, y a las embarazadas alguien se 
lo habrá dicho, es probable que, al preguntarles para hacer el estudio, 
nieguen haber tomado alcohol durante el embarazo.

Pero, ¿es creíble que una 
mujer que toma cada día más de dos copas, haya conseguido estar nueve meses 
sin probar ni gota? Puede que el niño ya nazca afectado por el alcohol, pero 
como la madre niega haber consumido durante el embarazo, el efecto se 
atribuya erróneamente a la lactancia.

En conclusión, creo que a las  madres lactantes hay que recomendarles, como 
a todo el mundo, que no beban; y hay que insistir, más que con otras 
personas, que en todo caso no pasen de dos copas al día.

2.- Si una madre bebe de forma habitual más de esas dos copas al día, 
¿habría que recomendarle que no dé pecho a su hijo? Creo que la respuesta es 
un casi rotundo NO. Los efectos perjudiciales del alcohol durante la lactancia 
son pequeños y no están inequivocamente demostrados. Los efectos de 
la lactancia artificial pueden ser graves y están bien demostrados.

Por 
mucho que la madre beba, el biberón es más peligroso. Bueno, tal vez haya 
algún caso concreto, no sé, madre todo el día borracha, bebé prematuro, en 
que se pudiera discutir si la leche materna sigue siendo mejor que la leche 
artificial. Por eso he dicho “casi”.

Pero incluso en esos casos, ¿puede una 
madre completamente alcoholizada cuidar eficazmente a su hijo, comprar 
suficiente leche artificial, preparar correctamente los biberones? Creo que 
el mayor peligro de una madre alcohólica no es el alcohol en la leche.

Por 
supuesto, ante una madre que consume dos o más copas al día, debemos 
insistir para que reduzca y debemos ofrecer ayuda profesional para lograrlo, 
pero no debemos, salvo tal vez excepciones muy excepcionales, decirle que no 
dé el pecho.

3.- ¿Deberían las madres esperar, después de la ingestión de alcohol, un 
cierto número de horas antes de dar el pecho, para eliminar completamente el 
alcohol de la leche? Otro rotundo NO. Conozco ese nomograma canadiense que 
tan de moda se ha puesto.

Pero lo que no demuestran sus autores, ni ningún 
otro, es que haya que esperar hasta que el nivel de alcohol en la sangre se 
haya reducido a cero.

Creo que es suficiente, incluso para la madre de un 
recién nacido que se pasa con el alcohol con cierta frecuencia, esperar 
simplemente hasta que la madre se sienta despejada y no esté visiblemente 
ebria (en ese momento, el nivel de alcohol en sangre sería inferior a 0,15 o 
0,10 g por dl, 0,01 g por litro).

Y en niños de varios meses de edad cuyas 
madres sólo se han pasado con el alcohol de forma muy esporádica, digamos en 
nochevieja, creo que ni siquiera habría que esperar tanto.

Es decir, no me 
asusta lo más mínimo que un bebé tome cada varios meses 50 o 100 ml de leche 
materna con una concentración de alcohol de 0,2 o 0,3 g por dl, lo que ya es 
estar (la madre) como una cuba pero para el niño es una cantidad ridícula.

 
Creo que en un caso así, el peligro de que a la madre se le caiga el niño de 
los brazos es mayor que el peligro del alcohol en su leche. Creo que ese 
consejo de esperar hasta que el nivel de alcohol ha bajado a cero no sólo es 
innecesario, sino muy peligroso. Porque a la que te has pasado un poco, 
parece que tienes que esperar seis, ocho, doce horas para dar el pecho. O 
más. Y, durante ese tiempo, ¿que se hace con el niño? ¿Está en ayunas? ¿Le 
dan un biberón de leche artificial? Ambas opciones me parecen más peligrosas 
que un poco de alcohol en la leche.

Insisto, a cualquier persona hay que recomendarle que no beba alcohol, y a 
una madre (y a un padre) hay que recordarle además que tiene que dar ejemplo 
a su hijo, y que podrían  suceder desafortunados accidentes si el alcohol 
disminuye su capacidad para cuidar al bebé, y que por todo ello, que por 
favor no se pasen. Pero, si se han pasado… pues a lo hecho, pecho. Y, como 
en otros muchos aspectos, sería muy desafortunado que nuestra insistencia en 
que no beba lleve a alguna madre a optar por destetar a su hijo, “y así 
puedo beber tranquila”. El pecho sigue siendo mejor, incluso con alcohol.

Feliz año

En resumen…

Queda claro que el alcohol durante el embarazo está totalmente desaconsejado. Durante la lactancia, el mejor aliado es la prudencia. A más pequeño sea tu bebé, más cuidado debes tener.

A medida que crecen —pese a que hay que continuar siendo precavidas— si quieres tomar alcohol de manera esporádica, el riesgo para tu bebé es mucho menor.

Porque además, no es lo mismo un bebé de dos meses que se alimenta exclusivamente de lactancia materna, que un bebé de dos años que ya toma otros alimentos, por lo que puedes espaciar más las tomas.

Más información sobre el Síndrome Alcohólico Fetal

Источник: https://blog.lactapp.es/alcohol-y-lactancia-materna/

Lactancia materna y alcohol, ¿puedo beber dando el pecho?

Lactancia materna y alcohol, ¿puedo beber dando el pecho?

Durante el embarazo ya se sabe que no se debe beber ni una gota de alcohol pero, ¿qué pasa durante la lactancia? ¿Se puede beber un poco de alcohol si no se da el pecho inmediatamente? ¿Cuánto tiempo se debe esperar? ¿Hay que sacarse la primera leche y desecharla por si lleva alcohol?

Índice

La leche materna extrae gran parte de sus nutrientes y componentes de la sangre de la madre, por lo que todas las sustancias que ésta contenga en ese momento, pueden pasar al bebé. Por eso, durante la lactancia tampoco se puede consumir alcohol.

Y es que el consumo continuado de alcohol mientras se da el pecho puede ser muy perjudicial para el bebé y causarle irritación, sedación, retraso psicomotor, etc. Asimismo, reduce entre un 5 y un 15% la producción de leche. La idea de que la cerveza aumenta la producción de leche, por lo tanto, es un mito. La producción se aumenta poniendo al bebé más al pecho, simplemente.

¿Puedo beber si espero unas horas?

Sin embargo, sí que es posible beber alcohol de manera ocasional (por una fiesta especial, un cumpleaños, una boda…) si se espera unas horas para que éste desaparezca de la sangre materna.

El tiempo necesario que se debe esperar para no dañar al bebé depende del alcohol ingerido (a más alcohol, más tiempo) y del peso de la madre (a menos peso, más tiempo). Y es que el alcohol pasa rápidamente al torrente sanguíneo, pero sus niveles también descienden con la misma celeridad.

Así, alcanza su nivel máximo una hora después de haberlo ingerido y empieza a disminuir a las 2 horas. Por eso, durante los primeros meses de vida del bebé se recomienda no beber nada de nada ya que los recién nacidos maman más a menudo y no suelen pasar ni dos horas entre toma y toma.

Más o menos, para que puedas calcularlo, debes esperar unas dos horas y media por cada 10-12 gramos de alcohol consumido (lo que supone un tercio de cerveza con una concentración de alcohol del 4,5%, un vaso de 120 ml de vino al 12% o una copa de licor de 40 ml con un 40%). Estas cantidades están pensadas para mujeres de unos 60 kilos.

Por lo tanto, si quieres beberte una cerveza o una copa de vino, hazlo justo después de una toma para que pasen al menos 3 horas hasta que vuelvas a darle el pecho. Y si tu bebé es muy tragón y puede tener hambre antes, sácate leche antes de beber y ten a mano un biberón por si hace falta darle una toma.

No es necesario, como aconsejan algunos, sacarse la leche y tirarla si ya han pasado unas 3 horas desde que bebiste.

Una vez que el nivel de concentración de alcohol desparece de la sangre, ya no está, por lo que no puede pasar al bebé cuando le pongas al pecho y empiece a producir leche.

Eso sí, si te sacas leche al poco de haber bebido, esa leche sí debes desecharla ya que sí contendrá alcohol en su composición. Pero una vez haya pasado un tiempo prudencial, no hay problema. 

¿Qué efecto puede tener en el bebé la ingesta de leche que contenga alcohol?

– Puede que al bebé no le guste ingerir la leche que contenga alcohol y, por lo tanto, que beba menos cantidad de leche. – Cuanto más pequeño sea el bebé, su sistema será más inmaduro y tendrá más dificultades para eliminar el alcohol de su cuerpo. Se debe limitar el consumo de alcohol, especialmente en la lactancia de los recién nacidos (menores de 3 meses).

– Las madres que beben en grandes cantidades mientras dan de mamar a su bebé lo ponen en peligro de ganar poco peso, de crecer poco y de desarrollar posibles retrasos en el crecimiento.

¿Qué otras cosas se deben evitar?

Marihuana: ninguna cantidad de marihuana ha sido aprobada como segura durante el embarazo o lactancia. Se pueden pasar los químicos de la misma a tu bebé a través de la leche materna. Además de esto la capacidad para cuidar a tu bebé se puede ver afectada.

– Tabaco (incluyendo cigarrillos electrónicos): la nicotina inhalada entra en tu sangre a través de tus pulmones y después pasa a la leche materna. Está demostrado que la nicotina puede afectar al sueño de los bebés. Además, se sospecha que la nicotina puede reducir la producción de leche (probablemente disminuyendo los niveles de la prolactina).

– Cafeína: por lo general, la leche materna tiene menos del 1% de la cafeína que ingiera la madre.

 Si consumes más de tres tazas de café durante el día, hay muy poca o casi nada de cafeína detectable en la orina de tu bebé.

Pero, puedes notar que tu bebé está irritable o irascible cuando consumes cafeína en exceso (normalmente más de 5 tazas). Piensa en disminuir la cantidad que consumes.

– Mercurio: el mercurio en cantidades minúsculas no afecta a la mayoría de las personas, pero en bebés y niños pequeños puede llegar a causar daños en su sistema nervioso. El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos anima a seguir las recomendaciones de la Agencia de Protección Medioambiental con referencia al consumo de mercurio:

1. Consume de 2 a 3 raciones de la semana de una variedad de pescados.

2. Consume solamente una ración semanal de algunos pescados tales como el atún blanco o pescados con concentraciones de mercurio similares.

3. Evita ciertos pescados con concentraciones altas de mercurio.

4. Estate atenta a los productos pescados por familiares y amigos donde no existen mensajes de advertencia. El límite de esos pescados es una ración a la semana y tendrás que evitar consumir otro tipo de pescados.

– Medicamentos que tu médico no te ha recetado: automedicarte nunca es una buena opción, pero menos lo es cuando estás amamantando.

Aunque la incidencia en el bebé de los medicamentos es menor durante la lactancia que durante el embarazo, siempre es recomendable seguir las pautas de tu médico.

Si estás enferma y necesitas un medicamento, pon en conocimiento de tu médico que estás amamantando para asegurarte que puedes seguir haciéndolo sin problema.

La cantidad de biberón para un bebé de 2 meses debe ser definida por el propio bebé tal y como se hace con la lactancia materna, que es a demanda. De esta manera, el bebé se regula en función de las necesidades de cada momento.

Retraso psicomotor

Definición:

Retraso de las capacidades cognitivas y motrices, como hablar y caminar.

Normalmente está causado por daños o anomalías del sistema nervioso central debido a anomalías en el embarazo o parto, como hipoxia, hemorragia cerebral o toxoplasmosis.

Síntomas:

El niño no alcanza ciertos logros que son normales en niños de su edad, aunque no todos los niños evolucionan igual.

Tratamiento:

Cuidados especiales del bebé para ayudarle a mejorar su desarrollo.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/lactancia/lactancia-materna-y-alcohol-puedo-beber-dando-el-pecho-7087

¿Puedo dar el pecho si he tomado alcohol?

Lactancia materna y alcohol, ¿puedo beber dando el pecho?

Como profesional de la salud te digo alcohol cero. No obstante, prefiero ser realista y aclarar esta incertidumbre.

Durante el embarazo, parece que todo el mundo es consciente de los efectos perjudiciales de cualquier cantidad y tipo de alcohol sobre el bebé, no habiendo ninguna dosis segura.

Sin embargo, durante el período de la lactancia recibes mensajes contradictorios y no sabes si puedes beber alcohol ni cuánta cantidad. 

Está claro que consumir alcohol no es saludable ni para tí ni para tu bebé. Si has consumido un poco de alcohol y das el pecho, la lactancia materna sigue teniendo más beneficios sobre tu salud y la de tu bebé que la lactancia artificial.

La leche materna con “algo” de alcohol es siempre la mejor opción para la salud infantil que la leche artificial (Julio Basulto).

Así que, durante la lactancia materna puedes tomar algo de alcohol. Eso sí, siempre conprecaución, planificación y evitándolo los primeros meses.

Voy a explicarte qué efectos tiene el alcohol sobre la leche materna, qué cantidad es segura y cómo debes organizarte si tienes un evento previsto donde es posible que bebas alcohol.

¿Qué efectos tiene el alcohol sobre la leche materna?

El alcohol que consumes pasa muy rápido a la leche materna, de forma paralela al nivel que pasa a tu sangre. No obstante, el alcohol no se almacena en la glándula mamaria sino que se libera muy pronto.

Una mínima cantidad de alcohol puede repercutir en el olor de la leche entre media hora y una hora después de haber ingerido alguna bebida alcohólica. A causa de esto, es probable que el bebé rechace esa toma.

Los efectos del alcohol sobre el bebé lactante están asociados a la cantidad de alcohol que consume la madre.

Con una pequeña cantidad de alcohol no se han visto efectos perjudiciales en el bebé.

Si la dosis consumida es mayor de 0,5 gr/Kg de tu peso, puede producir sedación y disminución de la producción de leche. Esta cantidad se correspondería con unos 200 ml de vino, 500 ml de cerveza o 60 ml de licor (Carlota Máñez y Mónica Carreira)

¿Cuánta cantidad puedo beber para poder dar el pecho?

El límite de alcohol para una madre que amamanta es de 2 unidades de alcohol, o sea que a partir de 2 consumiciones/día puede haber efectos negativos sobre el bebé. Aquí siempre tenemos que ser conscientes de que el alcohol no afecta de la misma manera todas las personas. Depende de muchos factores biológicos, como el sexo, el peso o la edad. 

Si sobrepasas esa cantidad o si te sientes ebria con tan sólo una copa, lo mejor para ti y tu bebé sería extraer la leche y desecharla.

La Asociación Española de Pediatría recomienda no beber alcohol al menos durante los primeros tres meses.

Tras los primeros meses, puedes beber cantidades esporádicas y pequeñas (como una caña de cerveza o una copa de vino), 1 ó 2 veces/semana, e intentando siempre separarlas de las tomas. Además, es mejor evitar las bebidas de alta graduación (ginebras, licores o whisky). 

Recuerda que llevas sin beber alcohol aproximadamente un año o más, ya desde el momento en el que buscabas el embarazo. Por eso, la primera vez después de tanto tiempo es mejor que vayas con cuidado.

Si has acudido a una boda o una fiesta en la que quizás se te haya ido un poco de las manos y hayas bebido más de lo pensado…. entonces mejor espera a sentirte despejada. 

¿Qué puedo hacer si tengo un evento previsto donde es probable que beba alcohol?

Si tenéis programada alguna celebración especial en la que es probable que bebáis algo que lleve alcohol, podéis organizaros y tener conservadas tomas de leche materna en la nevera. Una muy buena opción es sacar una de esas tomas del congelador para ese día. Esto sobre todo en casos de lactancia materna exclusiva.

Si tu bebé tiene más de 6 meses, al comer otras cosas y no estar tú presente, suele ser más fácil manejar la situación.

EXTRA – La cerveza aumenta los pechos y tomar una al día aumenta la producción de leche

En mi día a día, me he encontrado con muchas madres que me han preguntado si es verdad que tomando cerveza aumentarán tanto sus pechos como su producción de leche materna.  

A todas les digo lo mismo: esto es falso.  Ni aumenta los pechos ni aumenta la producción. Es más, como has podido comprobar en todo lo comentado anteriormente, esta práctica es contraproducente. 

Si quieres aumentar tu producción de leche, puedes utilizar un sacaleches (o hacerlo de forma manual) una hora después de la toma durante 10 minutos en cada pecho.

Y recuerda que cuentas con el truco del calcetín y el sacaleches para extraer más leche. Muchas veces, al usar el sacaleches y ver que apenas sale, puedes llegar a desmoralizarte. Por ello utilizar un calcetín para evitar ver la cantidad que sale, puede hacer que aumentes la producción entre dos y tres veces. Te lo cuento todo en la publicación.

Si de verdad te apetece tomar una cerveza, opta por una  0,0% o la cerveza sin alcohol (

Источник: https://matronastur.com/puedo-dar-el-pecho-si-he-tomado-alcohol/

Blog sobre cerveza, cultura, cata, estilos, curiosidades, servicio…

Lactancia materna y alcohol, ¿puedo beber dando el pecho?

Susana Giner 19 marzo, 2020

Importante:
Muchas madres nos preguntan si pueden seguir bebiendo cerveza mientras dan de amamantar a su bebé.
Nosotros no somos médicos, así pues, este post es un compendio de toda la información que hemos podido recopilar, que es abundante y a veces contradictoria, filtrada por el sentido común y estructurada.

Nunca se nos ocurriría incitar a alguien a consumir alcohol. Es más, la ética y la responsabilidad nos obligan de recordarte que la cerveza es una bebida alcohólica y el consumo de alcohol NUNCA ES RECOMENDABLE, se esté dando el pecho o no. Aunque esto tú ya lo sabes…

¿Se puede beber cerveza durante la lactancia?

Sí, se puede. Se puede beber cerveza durante la lactancia. Si te apetece, puedes tomarte una cerveza o dos, incluso inmediatamente antes de darle el pecho a tu bebé. No hay problema.

¿El alcohol pasa a la leche materna?

El alcohol es la sustancia que más rápidamente absorbe el organismo y, sí, el alcohol pasa a la leche materna también muy rápidamente y en la misma proporción que está en la sangre materna.

¿Beber alcohol durante la lactancia perjudica el bebé?

No. Es prácticamente imposible que consumir alcohol durante la lactancia perjudique la salud del bebé.

Algunas investigaciones parecían demostrar que el consumo de alcohol durante la lactancia podía provocar problemas en el desarrollo motor del bebé, posteriormente se comprobó que esos problemas los había ocasionado el consumo de alcohol durante el embarazo. Y durante el embarazo es muy perjudicial el consumo de alcohol.

Beber cerveza durante la lactancia

Un recién nacido, que pesa unos 3kg, puede llegar a mamar más de medio litro de leche al día; esto equivaldría a unos 12 litros de leche diarios en un adulto medio, de unos 65 kilos. Además, un neonato metaboliza muy lentamente el alcohol y tarda más que un adulto en eliminarlo.

Sin embargo, el consumo de alcohol por parte de la madre no perjudica la salud del bebé.

Para que la leche materna contenga un 0,5% de alcohol, la madre tendría que tener esa misma proporción de alcohol en la sangre, y con 0,5% de alcohol en la sangre, estaría más que visiblemente borracha, al borde del coma etílico, en el momento de dar el pecho al bebé.

Como te hemos dicho antes, el alcohol pasa a la leche materna en la misma proporción que se encuentra en la sangre de la madre. Y un 0,5% de alcohol en la leche materna es insignificante.
Además, la cantidad de leche de una toma es pequeña, con lo cual, la ingesta de alcohol del bebé no tendría ninguna importancia.

Solo el consumo muy abusivo y reiterado de alcohol por parte de la madre, puede llevar a causar irritabilidad, sedación o alteración en los patrones del sueño en el neonato.

Durante muchos siglos se ha creído que la cerveza ayudaba a la producción de la leche materna, que su consumo ayudaba a que esta fuera más abundante y más nutritiva.

Por eso, durante el siglo XIX, en Alemania, a las mujeres en periodo de lactancia se les recomendaba tomar más de 3 litros de cerveza al día. En Bélgica, las madres que daban de amamantar bebían cerveza negra por esta misma creencia.

Sin embargo, los estudios científicos actuales demuestran que la ingesta de alcohol reduce la producción de leche.

El consumo de alcohol inhibe la secreción de oxitocina de la madre.

La oxitocina es una hormona que segrega la mujer cuando amamanta y que es la que conduce la leche hacia los conductos que están detrás del pezón.

A este proceso se le llama ‘eyección de la leche‘ y popularmente ‘subida de la leche’. Al verse comprometida la producción de oxitocina, la producción de leche se ve reducida entre un 10 y un 25%.

Pese a que el consumo de alcohol durante la lactancia, incluso inmediatamente antes de la toma de leche, no es perjudicial para la salud del bebé, también se puede optar por dejar pasar un tiempo para eliminarlo del organismo antes de la toma.

¿Cuánto se tarda en eliminar el alcohol?

El tiempo de eliminación del alcohol de la sangre es diferente en cada persona y depende de varios factores. Cada organismo tiene una eficiencia distinta para la eliminación del alcohol, y también depende del peso corporal y, sobre todo, de la cantidad de alcohol ingerida.

Las bebidas alcohólicas se consumen en porciones de volumen proporcional a su graduación alcohólica, así que, cuanto más alcohólica es la bebida, menor es la porción.

Fíjate que la cerveza, que contiene normalmente entre un 4 y un 7,0% de alcohol se consume en tercios o medios litros (jarras y copas); el vino, que oscila entre los 12 y los 16º alcohólicos se bebe en copas mucho más pequeñas que las cervezas; y los destilados, que rondan los 40º alcohólicos, se beben en porciones de entre los 3 y los 5cl, solas o combinadas con refrescos y con hielo. De esta forma, cada ‘copa’ contiene aproximadamente la misma cantidad de alcohol.

Una cerveza de 33cl de unos 5,5%Alc/Vol (una Pale Ale, una pils, una weizen, una stout…) contiene unos 18g de alcohol. Una mujer de una constitución media (unos 60kg) eliminará de su sangre el alcohol de una cerveza en aproximadamente 3 horas.

Comprar cerveza sin alcohol o baja en alcohol

Y en el caso de que prefieras consumir cerveza sin alcohol o con poca graduación, estás de suerte. Hasta ahora, las cervezas sin alcohol era un bebendurrio horroroso, sin embargo, ahora en el mercado puedes encontrar una amplia variedad de cervezas con poco alcohol o sin él que que abarcan diferentes estilos y que están muy buenas.

Nosotros siempre recomendamos beber con responsabilidad. Bebe poco, bebe bien, y, sobre todo, disfruta. Nunca bebas como acto social o por no ‘quedarte fuera’

¿Te ha gustado? ¿Quieres más?

Источник: https://www.2d2dspuma.com/blog/cerveza-salud-propiedades/amamantar-con-alcohol/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: