Las dietas vegetarianas durante el embarazo

Contents
  1. Estoy embarazada y soy vegetariana, ¿qué debo comer?
  2. Frutas y verduras
  3. Alimentos con almidón
  4. Alimentos ricos en proteínas
  5. Productos lácteos
  6. Alimentos que también debes tener en cuenta
  7. Cuidado con las excepciones
  8. La dieta vegetariana saludable durante el embarazo
  9. Nutrientes fundamentales durante el embarazo
  10. Dietas vegetarianas y nutrientes:
  11. Consejos para mejorar los hábitos alimenticios en la gestación
  12. Embarazo y dieta vegetariana, ¿son compatibles?
  13. ¿Es saludable una dieta vegetariana en el embarazo?
  14. Una dieta vegetariana desequilibrada puede poner en riesgo al bebé y su mamá
  15. Los alimentos que no pueden faltar y los que debes evitar en tu dieta vegetariana si estás embarazada
  16. Los alimentos que no pueden faltar
  17. Los alimentos que recomendamos evitar
  18. Vegetarianismo
  19. Grasas- Omega 3
  20. Hierro
  21. ¿Dieta vegana o vegetariana en el embarazo?
  22. Si eres vegana, informa a su médico o ginecólogo
  23. ¿Sigues una dieta vegetariana o vegana?
  24. Gestantes veganas
  25. Qué dicen los estudios sobre dietas veganas y vegetarianas
  26. ¿Qué suplementos deben tomar las embarazadas vegetariana o veganas? 
  27. Vitamina D
  28. Yodo
  29. Riesgos de la dieta vegetariana en el embarazo. Entrevista a Carolina Muro
  30. ¿Qué necesidades nutricionales presenta una embarazada vegetariana?
  31. 1. Mejorar la absorción de hierro durante el embarazo
  32. 2. Vitamina B12 para las embarazadas veganas
  33. 3. Las embarazadas necesitan ingerir calcio de fácil absorción
  34. ¿Cón qué fuente de proteínas cuenta una embarazada vegetariana?
  35. ¿Es cierto que nuestro organismo asimila mejor las proteínas si se acompañan de hidratos de carbono?
  36. ¿Recomendarías a una futura madre vegetariana o vegana que dejara su dieta durante el embarazo?
  37. ¿Destacarías algún beneficio de la dieta vegetariana en el embarazo?

Estoy embarazada y soy vegetariana, ¿qué debo comer?

Las dietas vegetarianas durante el embarazo

Si estás embarazada y eres vegetariana debes saber que puedes llevar un embarazo saludable gracias a una buena nutrición pero deberás planear tus comidas minuciosamente.

Si comes una gran variedad de alimentos vegetarianos deberás ser capaz de obtener todas las vitaminas, minerales, proteínas y nutrientes que tanto tú como tu bebé necesitáis para estar saludables durante los 9 meses que dura el proceso de gestación.

Frutas y verduras

Deberás consumir frutas y verduras frescas, congeladas o enlatadas, pero siempre bien lavadas. Es necesario que controles las porciones y que comas por lo menos 5 al día, un vaso de fruta cortada (variada) o un zumo de fruta cuenta como una porción.

Alimentos con almidón

Los alimentos con almidón no podrán faltar en tu dieta. Los alimentos como el pan integral, la pasta, el arroz y las patatas son una buena idea para basar tu dieta en estos alimentos. Las opciones integrales como los cereales te saciarán y te ayudarán a prevenir el estreñimiento (bastante común durante el embarazo).

Alimentos ricos en proteínas

Si estás embarazada y eres vegetariana podrás comer huevos, así mismo puedes completar las proteínas necesarias con legumbres y frutos secos… todo ello es una fuente de proteínas y de hierro, también imprescindible tener cubierto en el embarazo.

Productos lácteos

Los productos lácteos como la leche, el yogur o el queso contienen calcio y son necesarios para cualquier mujer embarazada. Tener unos buenos niveles de calcio es imprescindible.

Las dietas vegetarianas pueden ser nutricionalmente adecuadas durante el embarazo, pero deberás escoger una buena variedad de alimentos que te proporcionen suficientes proteínas, calorías y nutrientes tanto para ti como para tu bebé. Dependiendo del tipo de plan de alimentación que sigues, es posible que debas ajustar algunos de tus hábitos alimenticios. Además es necesario que escojas alimentos seguros y que estén bien preparados para evitar la intoxicación alimentaria.

Alimentos que también debes tener en cuenta

Es necesario que durante el embarazo evites el té y el café en tus comidas ya que contienen taninos y polifenoles que te harán más complicado absorber el hierro de los vegetales. En cambio, si comes alimentos ricos en vitamina C (como el zumo de naranja o el brócoli) será más fácil para tu cuerpo absorber el hierro.

Es muy importante tener buenos niveles de hierro por lo que será necesario que te hagas varios análisis de sangre durante el embarazo para comprobar que tus niveles de hierro son los adecuados. Si tuvieras anemia deberás tomarte suplementos de hierro.

Los productos lácteos son la mejor fuente de calcio y también deberás tener buenos niveles de calcio, por lo que será necesario que tomes por lo menos tres productos lácteos diarios.

Pero si no consumes productos lácteos en tu dieta vegetariana, entonces deberás obtener el calcio de otros alimentos como los vegetales de hojas verdes como el brócoli, las semillas de sésamo, nueces, frutos secos, tofu, soja o la leche y yogures de soja.

Cuidado con las excepciones

Pero si no tomas productos lácteos es posible que tu cuerpo tenga dificultad para absorber el calcio de los alimentos mencionados más arriba. En este caso, será necesario que tomes algún suplemento para poder tener los niveles de calcio bien controlados.

Los aceites del pescado contienen ácidos grasos omega-3 que ayudan al desarrollo de los ojos y el cerebro del bebé, son muy pocos los alimentos vegetales que contienen los ácidos grasos omega-3.

Las nueces, las algas y las semillas de lino son lo más cercano al omega-3 que puedes consumir.

Pero si no comes pescado quizá debas tomar un sumplemento multivitamínico para el embarazo que contenga aceites de pescado.

Si comes huevos y productos lácteos con regularidad, deberías tener suficiente vitamina B12, B2 y yodo. El yodo es muy importante para el desarrollo cerebral del bebé.

Si eres vegetariana deberás considerar el consumo de alimentos fortificados que contengan estos nutrientes.

El extracto de levadura, leche de soja, arroz o la leche de avena contienen vitamina B12 y vitamina B2.

Por norma general si sabes combinar bien los alimentos no deberías tener ningún problema en cuanto a tu nutrición, pero si tienes dudas de qué es mejor para tu alimentación, acude a tu médico para que te ayude a guiarte con una dieta.

Источник: https://eresmama.com/estoy-embarazada-vegetariana-debo-comer/

La dieta vegetariana saludable durante el embarazo

Las dietas vegetarianas durante el embarazo

Dra. Dª. Ángeles Anaya, Ginecóloga del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital General Universitario de Ciudad Real 

La alimentación es uno de los aspectos más importantes que tiene que cuidar una embarazada. Según los expertos en nutrición, algunos tipos de vegetarianismo como los que incluyen lácteos y huevos son seguros durante esta etapa pero solo si se suplementan con hierro y vitamina B12. El resto son dietas carenciales tanto durante el embarazo como en situaciones normales.

El tipo de vegetarianismo más aconsejable es el lacto-ovo-vegetariano pero ha de suplementarse

Una dieta vegetariana es aquella que se caracteriza por la no ingesta de alimentos de origen animal como carne, pescado o marisco, así como de aquellos productos que puedan contenerlos.

Existen tres tipos de dietas vegetarianas:

1. Lacto-ovo-vegetariana. Las personas que optan por este tipo de dieta consumen cereales, verdura, fruta, legumbres, lácteos y huevos, pero ni carne ni pescado.

2. Lacto-vegetariana. Excluyen la carne, el pescado y los huevos.

3. Vegana. Es la más estricta. En este tipo de alimentación no tiene cabida ningún alimento de origen animal (carne, pescado, huevos, lácteos…).

Las dos variantes más frecuentes son la lacto-ovo-vegetariana y la vegana, aunque últimamente los especialistas se están encontrando con otro tipo de dietas vegetarianas o casi vegetarianas, como las dietas macrobióticas, que se basan principalmente en el consumo de cereales, legumbres y verduras y, en menor medida, frutas, frutos secos y semillas.

Los nutricionistas aseguran que una dieta vegetariana equilibrada y bien planificada puede tener beneficios para la salud (niveles más bajos de colesterol, menor riesgo de cardiopatías, hipertensión y diabetes tipo 2, etc.

), pero ha de suplementarse casi siempre para que resulte equilibrada.

El tipo de vegetarianismo más aconsejable es el lacto-ovo-vegetariano debido a su carácter más completo en el consumo de proteínas y otros aminoácidos esenciales como hierro, calcio, vitamina C, D, B12 y B2, nutrientes importantes que en la vegana resultan deficitarios.

Nutrientes fundamentales durante el embarazo

Durante esta etapa, se debe aumentar ligeramente la ingesta de energía, pero no más de 300 kilocalorías al día, nada que ver con «comer por dos» como antes se pensaba.

Además, se requerirá un incremento de proteínas, minerales (hierro, calcio, zinc, yodo y magnesio) y vitaminas (ácido fólico, vitamina C y vitamina D) con el fin de conseguir un desarrollo fetal óptimo.

Dietas vegetarianas y nutrientes:

1. Dieta vegana o vegetariana pura

La ingesta de proteínas está disminuida, porque aunque incluye proteínas de origen vegetal, éstas no son de alto valor biológico porque no contienen todos los aminoácidos esenciales. Además, al rechazar los lácteos, el consumo de calcio será insuficiente.

– El déficit fundamental de esta dieta se encuentra en vitamina B12, que no existe en los vegetales. Su carencia produce anemia perniciosa y alteraciones del sistema nervioso, por lo que será imprescindible una vigilancia periódica de los niveles de vitamina B12 y su suplementación en caso necesario.

-Así mismo habrá déficits de hierro, de vitamina D, de calcio y de cinc.

– Suelen tener niveles más bajos de vitamina C (naranja, kiwi, fresas, pomelo, melón, coles, pimientos, coliflor, peras…), hierro (almejas, berberechos, mejillones, hígado, cereales integrales, judías, maíz, pepino…), zinc (carne roja, cerdo, cordero, marisco, huevos, lácteos…

), vitamina B12 (carne, el pescado y los productos lácteos) y B2 (nueces, cereales, leche, huevos, vegetales de hoja verde y carnes magras) que las mujeres no vegetarianas, por lo que, en caso de llevar este tipo de dieta, lo aconsejable es que consulten con el ginecólogo desde el principio de la gestación para que les aconseje en cada caso cómo complementar las carencias que pudieran tener.

2. Dietas lacto-ovo-vegetarinas y dietas lacto-vegetarianas

Obtienen la mayoría de estos nutrientes necesarios para la salud de la madre y del feto de los lácteos y del huevo o solo del huevo respectivamente. Los niveles de calcio y vitamina D no estarán bajos si se consumen los lácteos suficientes, pero sí estarán bajos los de vitamina B12 y de hierro.

Consejos para mejorar los hábitos alimenticios en la gestación

– Comer menos cantidad y más veces al día. Tomar cinco o seis comidas más ligeras al día ayuda a hacer mejor la digestión, evita picos de glucemia y mantiene alimentado al bebé de forma regular y constante.

– Guisar los alimentos de forma sana. Preferiblemente a la plancha, al vapor, al horno o hervido.

– Incluir alimentos integrales como las hortalizas, frutas, legumbres, frutos secos y los cereales y sus derivados integrales.

– Evitar las salsas.

– Reducir el consumo de sal.

Restringir la ingesta de dulces (pasteles, bollería y chocolates), sobre todo industriales, porque se consideran alimentos vacíos, carecen de nutrientes necesarios y, sin embargo, contienen alto contenido calórico y gran cantidad de grasas saturadas.

– Limitar el consumo de café, té, cola porque son bebidas que contienen cafeína o teína, sustancias que propician la vasoconstricción. Además, la cafeína disminuye la absorción de hierro y calcio, tan necesarios en el embarazo.

– Hidratarse correctamente. Durante el embarazo se producen una serie de cambios fisiológicos que hacen que se incrementen los requerimientos de agua.

De hecho, una mujer embarazada necesita aumentar su ingestión diaria de agua en al menos 300 mililitros con el fin de disponer de la cantidad suficiente para atender la formación del líquido amniótico, el crecimiento del feto y la mayor ingestión de energía que se produce durante el embarazo.

El Instituto de Investigación Agua y Salud establece que conviene beber al menos 2,3 litros de agua al día a intervalos regulares cada 4-5 horas. Asimismo, aconseja beber antes de tener sensación de sed, de esta manera se asegurará un óptimo estado de su salud y de la del bebé.

Todas las embarazadas, sea cual sea su dieta, tendrán que suplementar la dieta con ácido fólico y con yodo; la ingesta diaria recomendada es de 400 microgramos y 200 microgramos, respectivamente.

La vitamina D, que ayuda a la absorción del calcio, también es interesante para las embarazadas, vegetarianas o no.

Hay muy pocos alimentos naturales que la contengan, pero se puede obtener a partir de alimentos suplementados, como la leche y sus derivados, y mediante la exposición moderada al sol. Es suficiente con 10 ó 15 minutos de exposición solar diaria.

Источник: https://www.lechepuleva.es/embarazo/dieta-vegetariana-durante-embarazo

Embarazo y dieta vegetariana, ¿son compatibles?

Las dietas vegetarianas durante el embarazo

Una dieta vegetariana adecuadamente planificada es apta para cualquier etapa de la vida, incluido el embarazo y la lactancia.

Pero como en todos los embarazos, se deben extremar los cuidados nutricionales para no caer en riesgos para el desarrollo del bebé por falta de nutrientes que el cuerpo necesita.

Así, embarazo y dieta vegetariana son compatibles pero tenemos que tener diferentes consejos en cuenta.

¿Es saludable una dieta vegetariana en el embarazo?

Lo primero que debemos saber es que el embarazo no es momento para iniciar dietas ni alimentaciones específicas con diferencias a nuestro comportamiento habitual, por lo tanto, si no somos vegetarianas, mejor no pasarnos a una dieta vegana o vegetariana cuando quedamos embarazadas.

Sin embargo, dado que el cuerpo se adapta fácilmente y aprendemos día a día a comer mejor, si ya somos vegetarianas perfectamente podemos continuar con nuestra alimentación sin carnes ni pescado durante la gestación, sólo debemos seguir indicaciones médicas y cuidar en particular el consumo de algunos nutrientes como el hierro que se absorbe mejor cuando es de origen animal pero que se recomienda suplementar para prevenir anemias que pueden complicar el embarazo.

El ácido fólico también será suplementado al inicio de la gestación como en mujeres omnívoras y en embarazadas vegetarianas sumado al complejo que se recomienda a partir del segundo trimestre y que incluye calcio, vitamina D, yodo y otros nutrientes, se aconseja la suplementación con vitamina B12 como en todos los vegetarianos para prevenir su déficit que entre otras cosas puede ser la causa de una anemia nutricional.

Teniendo en cuenta esto y llevando una alimentación adecuada a la etapa que transita una mujer embarazada, una dieta vegetariana no generaría inconveniente alguno sino que incluso puede ser de ayuda para lograr una dieta de calidad.

Una dieta vegetariana desequilibrada puede poner en riesgo al bebé y su mamá

Como hemos dicho, la clave está en la planificación adecuada de una dieta vegetariana, por eso no se recomienda iniciar este tipo de alimentación junto a la gestación, pues requiere de cierto aprendizaje para obtener los nutrientes adecuados.

Una dieta vegetariana que no administra suficientes calorías o proteínas que no se suplementa adecuadamente y por ello, coloca en riesgo de carencias nutricionales a la mamá puede condicionar la salud afectando negativamente el desarrollo de sus órganos así como condicionando su funcionamiento cerebral futuro.

De igual forma, una embarazada anémica por falta de hierro, de vitamina B12 o de ácido fólico puede experimentar más fatiga, mareos, náuseas e incluso vértigo y desinterés por su recién nacido tras el parto.

Igualmente, el bebé puede tener un desarrollo deficiente y nacer con bajo peso o experimentar la muerte en casos de anemia grave.

Sólo una dieta vegetariana desequlibrada e insuficiente puede ser peligrosa para la mamá y el bebé en desarrollo

Por todo esto, una dieta vegetariana desequilibrada e insuficiente puede ser peligrosa para la mamá y el bebé en desarrollo, pero una alimentación vegetariana bien planificada puede producir todo lo contrario.

Los alimentos que no pueden faltar y los que debes evitar en tu dieta vegetariana si estás embarazada

Para lograr una dieta vegetariana de calidad en el embarazo además de consumir suficiente cantidad de alimentos es clave escoger con cuidado los alimentos que ofrecerán energía a nuestros días.

Los alimentos que no pueden faltar

Así, recomendamos que no falten legumbres que son la base del aporte proteico en una dieta vegetariana y que se requieren para el desarrollo del bebé en cantidades apreciables, así como también de cereales integrales que junto a las legumbres se complementan dando origen a proteínas completas de origen vegetal.

Los frutos secos y semillas también son alimentos que no deberían faltar en nuestra dieta vegetariana porque ofrecen una apreciable cantidad de proteínas vegetales y además, son fuente de grasas buenas dentro de las cuales se encuentra el omega 3 de gran importancia en el embarazo.

Huevos y lácteos pueden completar el aporte de proteínas sin acudir a las carnes y pescados y también, ofrecen calcio y vitamina D que el organismo de una embarazada necesita en mayores proporciones.

Por último, en una dieta vegetariana no pueden faltar frutas y verduras varias que son los ingredientes que más antioxidantes, vitaminas y minerales diversos pueden ofrecer así como también fibra que ayudará a combatir el estreñimiento tan frecuente en el embarazo.

Por supuesto, siempre que podamos además de los suplementos, es recomendable incluir alimentos ricos en yodo, ácido fólico y hierro de origen vegetal para contribuir a la prevención de carencias.

Los alimentos que recomendamos evitar

No todos los alimentos vegetarianos son sanos y recomendables para nuestro organismo, menos aun para los de una madre en gestación, por ello recomendamos evitar en la dieta de una embarazada todos aquellos ultraprocesados colmados de grasas trans, harinas refinadas, azúcares libres y sodio.

Si queremos prevenir enfermedades o complicaciones propias del embarazo como preeclamsia, diabetes gestacional u otras, lo mejor será llevar una dieta lo más sana posible, evitando pizzas, hamburguesas vegetarianas congeladas, patatas fritas, cereales de desayuno, barritas de granola, snacks fritos y salados en exceso así como otros procesados de mala calidad que no sólo suman nutrientes nocivos sino que además, en nada contribuyen a alcanzar la cuota de minerales y vitaminas imprescindibles para un embarazo saludable.

Evitando estos alimentos y escogiendo ingredientes de calidad así como cuidando las cantidades una dieta vegetariana en el embarazo es perfectamente viable y puede beneficiarnos si la planificamos correctamente.

Imagen | Flickr e iStock

Источник: https://www.vitonica.com/dietas/embarazo-y-dieta-vegetariana-son-compatibles

Vegetarianismo

Las dietas vegetarianas durante el embarazo

Esta vitamina es necesaria en pequeña cantidad, pero su carencia puede provocar problemas tanto en la madre como en el bebé si es alimentado por leche materna de una madre con déficit de B12.

 Las mujeres embarazadas deberían tomar 2,4 microgramos diarios y las madres lactantes 2,8 microgramos.Esta vitamina no la proporciona de forma fiable una dieta vegetal, porque solo se encuentra en alimentos de origen animal.Los lácteos y huevos contienen B12, pero la cantidad que tomes puede no ser suficiente para garantizar la cantidad recomendada.

En el caso de que la dieta que sigues sea estrictamente vegetal, es muy importante introducir B12 en tu dieta para evitar carencias para ti y para el bebé. Las opciones de suplemento disponibles actualmente para una mujer embarazada son:

  • Consumir alimentos enriquecidos con B12 (algunas bebidas vegetales, algunos cereales de desayuno y ciertos productos de soja), dos o tres veces al día.
  • Tomar un suplemento diario de al menos 10 microgramos.

En esta página podrás consultar la cantidad de B12 que tienen distintos alimentos; recuerda que esta vitamina se absorbe mejor cuando se toman  pequeñas cantidades en varias tomas.

Grasas- Omega 3

Los ácidos grasos Omega-3 (DHA) se encuentran sobre todo en alimentos de origen animal, especialmente el pescado y también en ciertas microalgas. La principal fuente vegetal la encontramos en la semilla de lino. 

En dietas vegetarianas, es posible que haya mayor aporte de ácidos grasos Omega 6 y menor de Omega-3.

Es necesario que haya un equilibrio entre la proporción entre estos dos ácidos grasos (se recomienda que el consumo de  Omega 6 sea el doble que el de Omega 3, pero el consumo real de Omega 6 por parte de la población es catorce veces mayor que el de Omega 3). Algunas recomendaciones para asegurarte de que consumes suficiente ácido graso Omega-3 son:

  • Consumir aceite de oliva, consumiéndolo en lugar del aceite de girasol o de maíz (con mayor cantidad de Omega-6).
  • Consumir fuentes ricas en Omega-3 como semillas de lino, nueces, soja… Las microalgas y su aceite son una buena opción durante el embarazo y la lactancia.

Hierro

Si sigues una dieta vegetariana, tus necesidades de hierro son mayores que las de una mujer embarazada no vegetariana. Puedes consultar el apartado referente al hierro para las recomendaciones generales para todas las mujeres embarazadas. Cómo mejorar la absorción de hierro en los alimentos vegetales consumidos:

  • Remojando las legumbres antes de la cocción.
  • Consumiendo alimentos germinados (brotes de alfalfa, soja, etc) o fermentados.
  • Consumiendo conjuntamente alimentos ricos en vitamina C, ya que esta vitamina puede incluso triplicar la absorción del hierro.

En resumen, si sigues algún tipo de dieta vegetariana, asegúrate de que estás tomando los nutrientes adecuados para ti y tu bebé, especialmente en lo concerniente a proteínas, Omega-3 y B12. Como pautas generales, es buena idea:

  • Consumir los productos lo más frescos y lo menos procesados posible, pues conservan un mayor número de nutrientes.
  • Incorporar en tu alimentación alimentos integrales, en lugar de refinados.
  • Tomar las verduras y frutas enteras en lugar de troceadas y, si puede ser, crudas o con un ligero hervor.
  • Utilizar aceite de oliva.
  • Dar alegría a tus recetas escogiendo verduras y frutas de diferentes colores.
  • Evitando tomar alimentos con gran aporte de calcio al mismo tiempo que los alimentos ricos en hierro, ya que el calcio puede interferir en la absorción del hierro.

Bibliografía:

  • Usandiazaga y De la Fuente, Obstetricia, Editorial: Marbán 2011.
  • Aviva Jill Romm,  The natural pregnancy Book, Editorial: Celestial Arts, 2003.
  • Patrick Holford, Susannah Lawson, Nutrición óptima antes, durante y después del embarazo. Editorial: Amat 2005.

Reseñas:

1  Young. V.R. and Pellen P.L. , Plant proteins in relation to human protein and aminoacid nutrition. Am.J. Clin. Nutr. 59: 12035, 1994
2 Geppert J, Kraft V, Demmelmair H, KoletzkoB. Docosahexaenoic acid supplementation in vegetarians effectively increases omega-3 index: a randomized trial. Lipids.2005;40:807-814

https://www.elsevier.es/es-revista-revista-espanola-nutricion-humana-dietetica-283-articulo-postura-asociacion-americana-dietetica-dietas-X217312921049398X

https://unionvegetariana.org/dieta-vegetariana-en-el-embarazo-y-la-lactancia-121-trucos/

El peliagudo pero apasionante mundo de la vitamina B12 en vegetarianos

Источник: https://www.elpartoesnuestro.es/informacion/embarazo/vegetarianismo

¿Dieta vegana o vegetariana en el embarazo?

Las dietas vegetarianas durante el embarazo

“Ser vegetariana o vegana y estar embarazada no es incompatible, pero es necesario prestar especial atención a ciertos aspectos de la alimentación”, así nos comentan.

Belén Castro, farmacéutica experta en nutrición clínica y creadora y fundadora de Olivolea, y el doctor José Luis Prieto, ginecólogo del Hospital Nuestra Señora del Rosario.

La clave está en planificar la dieta para asegurarse que se reciben todos los nutrientes necesarios, bien a través de los alimentos o de suplementos nutricionales.

Por eso, las mujeres que optan por este tipo de dietas deberán siempre hablar con su ginecólogo e informar del tipo de dieta que sigue. “Es muy importante para poder detectar si la nutrición de la embarazada y, por tanto, la de su bebé es la adecuada. En estos casos, como médicos nos obliga a hacer un seguimiento más estricto de la gestación”, afirma el doctor Prieto. 

Este control riguroso es necesario porque las consecuencias de una dieta vegana o vegetariana que no esté bien planificada “pueden influir en el desarrollo neurológico y en el peso fetal”, señalan ambos expertos.

Por otra parte, no vale con que la embarazada suplemente su dieta sin consultarlo con un médico experto.

“Los suplementos pueden suplir los déficits, pero por ejemplo el suplemento de vitaminas del grupo B no se pueden tomar de cualquier manera porque su exceso también puede perjudicar al bebé”, advierten el doctor José Luis Prieto y la farmacéutica Belén Castro.

¿Sigues una dieta vegetariana o vegana?

Las embarazadas que siguen esta dieta incluyen productos lácteos y huevos en su dieta, así como otros de procedencia animal como la miel. Estos alimentos son importantes fuentes de proteínas, vitaminas y minerales.

“Una dieta vegetariana equilibrada y bien planificada puede tener beneficios para la salud, como niveles más bajos de colesterol, menor riesgo de cardiopatías, hipertensión, diabetes tipo 2, pero ha de suplementarse casi siempre para que resulte equilibrada.

El tipo de vegetarianismo más aconsejable es el lacto-ovo-vegetariano, debido a su carácter más completo en el consumo de proteínas y otros aminoácidos esenciales, así como de hierro, calcio, vitamina C, D, B12, nutrientes importantes que en la vegana resultan deficitarios”, afirman el doctor Prieto y la farmacéutica Belén Castro.

Gestantes veganas

Las embarazada que excluyen de su dieta todos los productos de procedencia animal, incluidos los lácteos y los huevos deben “asegurarse que obtienen las proteínas vegetales que compensen esta carencia”, señalan Belén Castro y José Luis Prieto.

“Deben asegurarse una dieta equilibrada y variada que incluya diariamente cereales integrales, legumbres, frutas, verduras y frutos secos, aunque estos últimos en menor cantidad debido a su elevado aporte calórico”, advierten ambos expertos.

Este tipo de dietas son deficitarias en muchos nutrientes, como la vitamina B12, el hierro, el calcio… todos imprescindibles para el buen desarrollo del embarazo y del feto.

Por eso, es imprescindible que la embarazada vegana complemente su dieta con suplementos de vitaminas y minerales, siempre bajo el estricto control del ginecólogo. 

Qué dicen los estudios sobre dietas veganas y vegetarianas

  • Según la Asociación Americana de Nutrición y Dietética, una dieta vegana puede ser “perfecta para una embarazada siempre que esté perfectamente planificada”, afirman el doctor José Luis Prieto y la farmacéutica Belén Castro.
  • Un estudio de 2015 del «British Journal of Obstetrics and Gynecology» en el que se analizaba las investigaciones realizadas sobre las dietas vegetarianas y veganas en el embarazadas sanas y sin ninguna patología concluía que la evidencia es heterogénea y escasa y que teniendo en cuenta esta premisa pueden considerarse seguras en el embarazo siempre que se preste atención a los requisitos de vitaminas y oligoelementos, sobre todo de vitamina B12 y hierro.
  • Recientemente un estudio realizado en el Hospital Garrahan, en Buenos Aires (Argentina), señalaba que los bebés lactantes de madres vegetarianas o veganas sin supervisión médica y sin incorporar suplementos tienen un mayor riesgo de sufrir problemas neurológicos graves relacionados con la falta de vitamina B12 y los ácidos grasos omega 3.
  • Este estudio se realizó por el aumento de casos de niños con problemas neurológicos, como apneas, convulsiones, hipotonía, desconexión y retraso madurativo, relacionadas con el déficit de vitamina B12.
  • Por otro lado, tampoco hay ningún estudio que muestre que la dieta vegana tenga beneficios comparada con otros tipos de dieta. 

¿Qué suplementos deben tomar las embarazadas vegetariana o veganas? 

Los estudios han relacionado niveles bajos de esta vitamina en madres con hijos afectados por defectos del tubo neural, como la anencefalia o la espina bífida. Esta vitamina está completamente “excluida en la dieta vegana.

Es necesaria su suplementación, tanto durante la gestación como durante la lactancia materna”, advierten el doctor José Luis Prieto y la farmacéutica Belén Castro. “El riesgo fundamental es el déficit de vitamina B12, que podría comprometer el desarrollo neurológico del bebé”, dicen ambos expertos. La vitamina B12 o cianocobalamina es fundamental en la transmisión de los impulsos nerviosos.

No es producida por el organismo humano, sino que se obtiene a través de la dieta con la ingesta de carne, leche, huevo y, en menor medida, legumbres.

Vitamina D

Su déficit en el embarazo puede favorecer que aparezcan enfermedades como la hipertensión y la diabetes gestacional, y es un factor de riesgo de parto prematuro. La carencia de vitamina D también puede afectar al crecimiento del bebé.

Yodo

“Es fundamental para la síntesis de hormonas tiroideas, responsables del metabolismo basal de la mujer embarazada.

Durante el embarazo, las hormonas tiroideas aumentan por su contribución en el crecimiento del feto y maduración de tejidos.

Una carencia de yodo influye en el desarrollo del sistema nervioso del niño, pero hay que ir con cuidado, ya que un exceso puede causar alteraciones en la glándula tiroides del recién nacido”. 

Artículos Relacionados Una de las quejas más recurrentes en las futuras madres es el estreñimiento que en muchas ocasiones, aparece ya en el primer trimestre. Son muchas las embarazadas que sufren el problema, que causa muchas molestias y generalmente, no es fácil de combatir. Vamos a intentar darte unas pautas… En la consulta preconcepcional el ginecólogo te ha recomendado que tomes un suplemento de ácido fólico, aunque aún no estás embarazada. Te contamos porqué debes seguir esta recomendación y resolvemos tus dudas sobre el ácido fólico, también denominado folato o vitamina B9. Folatos contra… Los ácidos grasos omega 3 tienen funciones vitales para el embarazo y el desarrollo cerebral del bebé. Forman parte de todas nuestras células y neuronas. Te contamos qué son y qué cantidad debes consumir para que ni a tu hijo ni a ti os falten estos nutrientes, cruciales para el desarrollo… El verano es la época de las vacaciones, las comidas fuera de casa, el relax en la alimentación, las altas temperaturas…Y con ello, las toxiinfecciones alimentarias. Entre las más comunes están las gastroenteritis, que son inflamaciones de la mucosa del aparato digestivo de transmisión…

Источник: https://www.natalben.com/embarazada-vegana-vegetariana-deficit-vitaminas-minerales

Riesgos de la dieta vegetariana en el embarazo. Entrevista a Carolina Muro

Las dietas vegetarianas durante el embarazo

En la actualidad, hay muchas personas que deciden dejar de consumir carne por diversos motivos. Este hábito se conoce, en general, como vegetarianismo, aunque existen diferentes grados o maneras de ser vegetariano.

Algunos vegetarianos, por ejemplo, incluyen el pescado en su dieta. Otros no comen carne ni pescado, pero sí toman leche, productos derivados de la misma (nata, mantequilla, quesos) o huevos.

Aquellos vegetarianos que excluyen de su dieta cualquier producto de origen animal son conocidos como veganos.

En Elbebe.com queremos ofrecer una información completa a las embarazadas vegetarianas o veganas, acerca de los riesgos y recomendaciones nutricionales que tienen que tener en cuenta para llevar una alimentación adecuada en el embarazo.

Con ese fin, hemos entrevistado a Carolina Muro Niño, experta en nutrición y dietética y responsable del departamento de nutrición de la Fundación Alimentum.

Sin embargo, si estás embarazada, no olvides comentarle a tu ginecólogo que sigues una dieta vegetariana o vegana. Él te proporcionará las pautas de alimentación necesarias.

Recuerda también que no debes tomar ningún suplemento vitamínico sin consultar antes con tu médico, ya que podría perjudicar seriamente el desarrollo del feto. 

¿Qué necesidades nutricionales presenta una embarazada vegetariana?

Las necesidades energéticas y nutricionales de las mujeres embarazadas que siguen una dieta vegetariana o vegana no son, en general, diferentes de las que tienen las gestantes no vegetarianas. Existen, sin embargo, algunas excepciones, fundamentalmente:

1. Mejorar la absorción de hierro durante el embarazo

Las recomendaciones de hierro son superiores para las mujeres que siguen este tipo de dietas que para el resto de embarazadas.

Esta mayor necesidad de hierro no atiende tanto a la cantidad, como a la optimización de su absorción y aprovechamiento.

Nuestro organismo asimila fácilmente el hierro que contienen los alimentos de origen animal, pero tiene dificultades para asimilar el hierro que contienen los alimentos vegetales.

Por este motivo, se recomienda que el hierro se ingiera junto a alimentos ricos en vitamina C o derivados de la soja fermentados (tofu, salsa de soja, miso, kéfir, tempeh,…).

Estos favorecen la absorción y asimilación del hierro presente en alimentos de origen vegetal.

También hay que tener en cuenta que el salvado de los cereales integrales, los oxalatos (abundantes en las espinacas) y los taninos del té, inhiben la absorción del hierro.

2. Vitamina B12 para las embarazadas veganas

También se deberá prestar especial atención a la ingesta de vitamina B12. En las dietas vegetarianas, los huevos y los lácteos garantizan los requerimientos de este nutriente.

Sin embargo, si la embarazada sigue una dieta vegana, deberá recurrir a alimentos enriquecidos con esta vitamina (hoy en día, en el mercado podemos encontrar derivados de soja y cereales de desayuno enriquecidos con vitamina B12, por ejemplo).

3. Las embarazadas necesitan ingerir calcio de fácil absorción

Por último, el calcio debe ser de fácil absorción durante el embarazo. Éste se encuentra en los lácteos de origen animal.

De nuevo, las seguidoras de la dieta vegetariana no tendrán problemas siempre que adecuen su régimen a su embarazo.

Las seguidoras de la dieta vegana deberán aumentar la ingesta de alimentos ricos en calcio dentro de sus opciones (derivados de la soja, frutos secos, sésamo, legumbres) en tanto que el calcio de estos se asimila peor.

¿Cón qué fuente de proteínas cuenta una embarazada vegetariana?

Las proteínas son nutrientes fundamentales en la mujer embarazada, puesto que desempeñan un gran número de funciones en las células: forman parte de la estructura básica de músculos, tendones y piel. Además, desempeñan funciones metabólicas y reguladoras como transporte de grasas y oxígeno por el organismo, o asimilación de nutrientes, entre otras.

Las personas vegetarianas disponen en su dieta de los dos tipos de proteínas que tenemos en la naturaleza: las de origen animal (a través del consumo de lácteos y huevos) y las de origen vegetal (a través de frutos secos, soja, legumbres, setas y cereales con germen).

Las personas que siguen una dieta vegana solo disponen como fuente de proteínas de las legumbres, los frutos secos y los cereales integrales (proteínas de origen vegetal).

Por este motivo, en ambos casos, y al igual que el resto de mujeres embarazadas, independientemente de cómo se defina su dieta, tendrán que llevar un régimen alimentario controlado y equilibrado para asegurar la ingesta adecuada de aminoácidos esenciales. Ya sea a través de proteínas de origen animal y de origen vegetal (caso de las dietas vegetarianas) o sólo de proteínas de origen vegetal (dietas veganas).

¿Es cierto que nuestro organismo asimila mejor las proteínas si se acompañan de hidratos de carbono?

No, no es cierto que las proteínas se asimilen mejor si se acompañan de hidratos de carbono.  Todos los alimentos (salvo excepciones, como por ejemplo el aceite)  contienen hidratos de carbono, proteínas y lípidos en mayor o menor proporción dependiendo del caso, y todos estos nutrientes se asimilan como un conjunto, no de manera individual.

No ocurre lo mismo con algunas vitaminas, que sí se asimilan mejor dependiendo del nutriente junto al cuál se ingieran.

Por ejemplo, las vitaminas liposolubles (la vitamina A, entre otras) son asimiladas mejor por nuestro organismo si se toman acompañadas de alimentos ricos en lípidos.

O algunos minerales; por ejemplo, el hierro presente en los alimentos se asimila mejor si se ingiere con otros alimentos ricos en vitamina C y peor si se consume junto a alimentos ricos en oxalatos o taninos.

¿Recomendarías a una futura madre vegetariana o vegana que dejara su dieta durante el embarazo?

Ser vegetariana o vegana y estar embarazada no es incompatible, pero es necesario prestar especial atención a ciertos aspectos de la alimentación.

En el caso de las personas vegetarianas, los productos lácteos, los huevos y la miel pueden constituir valiosas fuentes de proteínas, vitaminas y minerales.

Pero si no se consumen estos alimentos porque se ha decidido excluir todo producto animal de la dieta, o se está llevando a cabo una dieta vegana, es imprescindible asegurarse que se obtienen suficientes proteínas vegetales que compensen esta carencia.

Para ello, debe asegurarse la ingesta de una dieta equilibrada y variada que incluya diariamente cereales integrales, legumbres, frutas y verduras, productos procedentes de la soja y frutos secos, aunque estos últimos en menor cantidad debido a su elevado aporte calórico.

¿Destacarías algún beneficio de la dieta vegetariana en el embarazo?

Si se realiza una combinación inteligente de los alimentos, la dieta vegetariana es una buena dieta durante el embarazo.

Desde el punto de vista nutricional, la opción más completa es la dieta basada en cereales, verduras, hortalizas, frutas, legumbres, semillas, frutos secos y que además incluya huevos y leche.

Pero ha de estar bien controlada para evitar carencias de nutrientes aportados por alimentos tan importantes como la carne o el pescado.

* La Fundación Alimentum es una fundación privada, sin ánimo de lucro, que desde hace 10 años está volcada en impulsar actividades de investigación y desarrollo y promover iniciativas relacionadas con el medio ambiente y los hábitos saludables de alimentación.

Источник: https://www.elbebe.com/embarazo/riesgos-dieta-vegetariana-embarazo-entrevista-carolina-muro

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: