Las mujeres obesas tienen más dificultades para lograr un embarazo por reproducción asistida

¿Cómo afecta la obesidad a la fertilidad? I SMQM

Las mujeres obesas tienen más dificultades para lograr un embarazo por reproducción asistida

¿Quieres ser madre pero sospechas que la obesidad puede ser la barrera de tu deseo? ¿Tu pareja tiene sobrepeso preocupante o sufre obesidad y quieres saber si eso puede afectar vuestra capacidad fértil? ¿La fertilidad femenina es la única que se ve dañada por la obesidad o también la masculina?

La obesidad no es solamente la detonadora de la aparición de otras enfermedades o problemas como la hipertensión arterial, la diabetes tipo 2, patologías cardiovasculares, osteoartritis, hernias discales, problemas respiratorios, etc. La salud sexual y reproductiva puede verse también afectada.

La obesidad y el sobrepeso producen alteraciones hormonales, tanto en el hombre como en la mujer, que pueden afectar negativamente a la fertilidad en ambos casos.

Catalogada como uno de los principales problemas de salud de la sociedad moderna, la obesidad es la causa directa de numerosos trastornos que pueden interferir negativamente a la hora de lograr un embarazo, tanto de manera natural como con la ayuda de técnicas de reproducción asistida.

Es normal que las parejas con problemas para concebir de forma natural sufran angustia y decepción cuando se anhela conseguir un embarazo que no termina de llegar. Por eso, suelen acudir a especialistas en infertilidad, quienes realizan estudios hormonales y funcionales a ambos miembros de la pareja.

Obesidad y fertilidad masculina

La obesidad del varón está asociada con alteraciones hormonales que dañan la fertilidad y pueden desembocar en la disminución de la calidad seminal. Los factores que se ven afectados son: volumen del eyaculado, una reducción del recuento espermático y la motilidad de los espermatozoides.

No hay que olvidar tampoco que entre las alteraciones hormonales de estos varones encontramos un nivel bajo de testosterona, que puede acarrear problemas de disfunción eréctil y la consiguiente dificultad para lograr un embarazo de forma natural.

También encontramos otras enfermedades asociadas a la obesidad que afectan a la fertilidad en los hombres. Dichas enfermedades pueden provocar alteraciones en la fertilidad de dos formas:

  • Directamente. La diabetes severa puede derivar en eyaculación retrógrada en la que el semen se desvía a la vejiga en lugar de salir al exterior.
  • Indirectamente. Algunos fármacos, como los necesarios para el control de la hipertensión, reducen la capacidad del espermatozoide.

Obesidad y fertilidad femenina

En el caso de las mujeres, los niveles de estrógenos causantes de la obesidad provocan una serie de trastornos que favorecen la infertilidad.

  • Síndrome del ovario poliquístico. Se trata de un síndrome que afecta al 5-10% de las mujeres en edad reproductiva y consiste en la generación de múltiples quistes en los ovarios. Es una de las principales causas de anovulación y esterilidad. Algunos de los síntomas más frecuentes para detectarlo son: menstruación irregular, ovarios agrandados, excesos de hormonas “masculinas” (llamadas andrógenos), hirsutismo (exceso de vello), acné, colesterol alto, tendencia a la obesidad, etc.
  • Anovulación. También conocido como ausencia de ovulación, está asociado generalmente a trastornos hormonales.
  • Defectos en la fase lútea. Se trata de desórdenes o descontroles del ciclo menstrual y el óptimo desarrollo del endometrio. Durante la segunda mitad del ciclo menstrual de una mujer, el cuerpo lúteo se encargará de producir progesterona a fin de engrosar el endometrio. Si la fase lútea dura mucho o si, por el contrario, no dura lo suficiente; los niveles de progesterona no serán los adecuados, dando como resultado menstruaciones anormales.
  • Mayor riesgo de aborto. Durante el embarazo, el riesgo de complicaciones obstétricas es tres veces superior en mujeres obesas: aumentan las tasas de abortos y tienen el doble de riesgo de muerte fetal que las mujeres con peso normal.
  • Exceso de estrógeno. Los estrógenos son las hormonas sexuales producidas en las mujeres principalmente en los órganos reproductivos, pero también en otras partes del organismo. Debido a que el estrógeno es producido por las grasas, las mujeres con obesidad o sobrepeso tendrán niveles más altos de esta hormona. A niveles normales, el estrógeno juega un rol fundamental en el organismo femenino, pero cuando se encuentra en exceso, él mismo podría atacar su sistema reproductivo hasta llegar a desequilibrarlo.

¿Afecta la obesidad a los tratamientos de reproducción asistida?

Según indican diversos estudios, una mujer con obesidad que quiere someterse a un procedimiento de reproducción asistida debería reducir su IMC a niveles considerados como saludables.

El tratamiento de estimulación ovárica que se debe realizar para la obtención de ovocitos está directamente relacionado con el peso de la paciente, por lo que en las mujeres con obesidad la dosis de hormonas que se debe administrar aumenta significativamente y, por tanto, también los posibles efectos adversos.

¿La infertilidad a causa de la obesidad tiene solución? Prevención y tratamiento

Al reducir el peso y modificar las conductas nocivas hacia hábitos saludables, los pacientes pueden volver a tener niveles óptimos de fertilidad. Cuando se trata de obesidad mórbida (Índice de Masa Corporal superior a 40), esta tarea puede resultar muy difícil de cumplir y requerirá de ayuda profesional.

Una de las alternativas cada vez más sugerida por especialistas para concluir con la obesidad o el sobrepeso que presentan los pacientes, y por tanto mejorar posteriormente la fertilidad, es la cirugía bariátrica, así como el consecuente apoyo nutricional y psicológico.

La obesidad es considerada la pandemia del siglo XXI. Esta enfermedad puede traer consigo otros efectos que también alteran negativamente nuestra salud y, sin duda, uno de ellos es la infertilidad.

Si quieres saber más sobre la relación entre obesidad-fertilidad, o sobre el tratamiento para combatir la obesidad, ponte en contacto con nosotros.

¡Estamos deseando escuchar tu historia! Podemos ayudarte a que cumplas tu deseo de traer un hijo al mundo. Descubre con nosotros una nueva vida después de la obesidad.

Источник: https://www.especialistasencirugia.com/blog/como-afecta-la-obesidad-a-la-fertilidad

¿Cómo aumentar las posibilidades de embarazo en mujeres con obesidad?

Las mujeres obesas tienen más dificultades para lograr un embarazo por reproducción asistida

La obesidad es un problema de Salud Pública tanto en la población general, como en las mujeres que buscan el embarazo. Este problema lejos de ir mejorando, va aumentando progresivamente en los últimos años.

Un estudio publicado en la revista the lancet concluye que el 13% de la población mundial tiene problemas con el peso. En España, se aprecia una tendencia creciente del número de personas que padecen esta enfermedad, lo que resulta alarmante, ya que se convierte en el segundo país de Europa con más casos de obesidad y sobrepeso por detrás del Reino Unido.

La prevalencia de la obesidad es alta en los EEUU y Europa y está aumentando prácticamente en todos los países. En los EEUU, más de 36,5% de los adultos tiene obesidad; la obesidad (IMC: Índice de Masa Corporal≥ 30 kg/m2) en la edad reproductiva afecta a 31,8% de las mujeres entre 20 y 39 años de edad, y aumenta a 58,5% cuando se combina sobrepeso y obesidad.

Repercusión de la Obesidad sobre la Fertilidad

Los problemas de fertilidad en las mujeres obesas (IMC≥ 30) están en la mayoría de los casos, relacionados con disfunción ovulatoria y en algunas de ellas en relación con un Síndrome de Ovario Poliquístico. Además, hay que destacar que en mujeres con ciclos ovulatorios “normales”.

Dónde la obesidad en sí misma se asocia con una menor tasa de embarazo espontáneo, y un aumento del tiempo de búsqueda de gestación.

En un estudio reciente, se encontró que las mujeres obesas de finales de la edad reproductiva (35-49 años), tenían niveles significativamente más bajos de AMH (Hormona Antimulleriana, hormona que refleja la reserva ovárica) hasta un 65%, en comparación con las mujeres de peso normal de la misma edad.

Esto nos viene a decir que las mujeres obesas, aun cuando conserven ciclos aparentemente normales, van a tener más dificultades para conseguir un embarazo espontáneo, van a tardar más en conseguirlo y además tienen menor tiempo real para ello, puesto que parecen tener menor reserva ovárica. Numerosos estudios demuestran que una perdida entre el 5-10% de peso mejora notablemente este pronóstico.

Terapia de Reproducción Asistida (TRA) para mujeres obesas

Los datos al respecto parecen indicar que hay un aumento de fracaso de las TRA (FIV: Fecundación in vitro; ICSI: Inyección intracitoplasmática) a medida que aumenta el IMC de la mujer y se ha relacionado con:

  • Peor respuesta ovárica,  
  • Calidad inferior de los ovocitos obtenidos,
  • Deterioro de la receptividad endometrial con menor tasa de implantación y
  • Aumento del número de abortos

o una combinación de todos los factores.

Un meta-análisis analizando 48.000 ciclos de FIV/ICSI confirma una menor tasa de embarazo clínico y Recién Nacido Vivo y una mayor tasa de aborto espontáneo en mujeres con IMC > 25 kg/m2, comparado con mujeres con IMC normal. No se ha demostrado un aumento de otras complicaciones como embarazos ectópicos, Síndrome de Hiperestimulación, etc.

Un meta-análisis analizando 609.

881 ciclos de FIV/ICSI, publicado en Hum Rep Update (2019) confirma una menor tasa de Recién Nacido Vivo en las mujeres con IMC ³ 30 kg/m2 comparado con las mujeres con IMC normal y en otros estudios similares se objetiva además una mayor tasa de aborto espontáneo. No se ha demostrado un aumento de otras complicaciones como embarazos ectópicos, Síndrome de Hiperestimulación, etc.

Recomendaciones

Numerosos estudios observacionales han encontrado que la reducción de peso en mujeres obesas y con problemas de fertilidad entre un 5-10% mejora la frecuencia de ovulación y la posibilidad de embarazo espontáneo, así como aumenta las posibilidades de gestación tras Terapia de Reproducción Asistida. Es recomendable que toda mujer con obesidad (IMC ≥ 30 kg/m2) que busca gestación tanto espontánea como mediante reproducción asistida consulte con un equipo de profesionales para que valoren su caso.

En el Instituto Bernabeu contamos con un programa de Tratamiento de la Obesidad Pro-Fertilidad dirigido a aquellas mujeres con Obesidad que buscan gestación con el objetivo de conseguir una pérdida ponderal significativa (5-10%) en un tiempo razonable y de forma segura, bajo la dirección de un médico especialista de Endocrinología y Nutrición experto en fertilidad.

Departamento de endocrinología del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

Consulta médica on-line Cita

Источник: https://www.institutobernabeu.com/foro/aumentar-posibilidades-embarazo-mujeres-obesidad/

Las mujeres obesas tienen más dificultades para lograr un embarazo por reproducción asistida

Las mujeres obesas tienen más dificultades para lograr un embarazo por reproducción asistida

Inseminación artificial: consiste en introducir los espermatozoides del hombre en el útero para que pueda tener lugar lo que es la fecundación. Espermatozoides que pueden ser del varón de la pareja o bien de un donante anónimo.

ICSI (Inyección intracitoplasmática): con la ayuda de una microinyección se consigue la introducción de un espermatozoide en el óvulo para facilitar la fecundación. La ICSI es una medida auxiliar en el ámbito de la FIV que se emplea en caso de que el semen del hombre sea de mala calidad.

Relación entre obesidad y reproducción asistida

«Las mujeres obesas que necesitan ciclos de reproducción asistida ven reducidas sus posibilidades de embarazo en casi un tercio y a la mitad en el caso de las muy obesas», indicó la ginecóloga, quien dijo que la obesidad «influye en la capacidad de ovular correctamente».

Según el estudio 'Impact of overweight on assisted reproduction treatment', con sólo una pérdida de entre el 5 y el 10 por ciento de peso corporal, la situación reproductiva de la paciente puede mejorar, especialmente cuando se reduce el tejido adiposo abdominal.

Asimismo, la mujer obesa puede tener más riesgo de sufrir durante el embarazo hipertensión inducida o diabetes gestacional. «Además, puede tener más dificultades en el parto que una mujer con peso normal lo que puede llevar a un aumento de cesáreas», apunta.

De hecho, según un estudio multicéntrico realizado con más de 6.000 mujeres obesas, el 15 por ciento tuvo un parto por cesárea.

Este problema puede también aumentar el riesgo de pérdidas sanguíneas, infecciones como la endometritis, infecciones de la cicatriz de la cesárea o tromboembolias. Se relaciona, además, con un aumento del riesgo de abortos, defectos en el feto y en el embrión.

¿Cómo adelgazar antes del embarazo?

El control del peso puede mejorar la función reproductiva. Para ello, según la experta, «es conveniente incrementar la actividad física y evitar el sedentarismo». Por su parte, la alimentación «debe ser saludable, con alimentos con poca grasa y un consumo alto de frutas, verduras, pescado blanco y cereales». 

Si quieres quedarte embarazada, tanto si lo vas a intentar por métodos naturales como mediante alguna técnica de reproducción asistida, debes saber que es fundamental no tener sobrepeso ni obesidad, ya que ambos factores dificultan la concepción.

Por eso, debes intentar perder unos kilos antes de la fecundación. Para ello, es conveniente que te pongas en manos de un endocrino que te diseñe una dieta especial para ti, que debe ir acompañada de ejercicio aeróbico para quema grasas. No obstante, lo esencial para perder peso es llevar una dieta sana y equilibrada de unas 1.800 calorías que no incluya grasas saturadas ni azúcares y hacer unos 45 minutos de ejercicio diario.  

Diabetes gestacional

Definición:

Es una alteración del metabolismo producida por los hidratos de carbono que se detecta por primera vez durante el embarazo. Se traduce en una insuficiente adaptación a la insulina que produce la gestante, aumentando los niveles de azúcar en la sangre.

Si la diabetes gestacional no es tratada, el feto puede recibir mucha azúcar en la sangre y hacer que crezca demasiado.

Los bebés de las madres con diabetes gestacional pueden tener dificultades para respirar, poca azúcar en la sangre e ictericia durante las primeras semanas después del nacimiento.

Síntomas:

No produce síntomas, por eso durante el embarazo se debe hacer un control exhaustivo de la glucosa en sangre. Así como una prueba de diabetes gestacional entre las semanas 24 y 28 del embarazo.

Tratamiento:

Normalmente se controla con una dieta equilibrada y ejercicio. A veces son necesarias inyecciones de insulina. La diabetes gestacional suele desaparecer tras el parto.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/las-mujeres-obesas-tienen-mas-dificultades-para-lograr-un-embarazo-por-reproduccion-asistida-1565

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: