Los 10 temores más frecuentes en el embarazo

10 Miedos y Temores durante el Embarazo que tendrás que Soportar

Los 10 temores más frecuentes en el embarazo

La etapa de la gestación es un período de grandes cambios físicos y emocionales.

A la alegría e ilusión que supone la llegada de un hijo se suman inquietudes e incertidumbres propias de una experiencia tan profunda y transformadora.

Junto a la felicidad incomparable que implica la idea de ser madre surgen temores relacionados no solo con el bienestar del niño, sino también con la salud y las expectativas de aquella que lo lleva en su vientre. Entre los miedos más frecuentes que sufren las embarazadas se destacan los siguientes:

A padecer un aborto

Es un temor muy común especialmente en los inicios del embarazo. Si bien esta probabilidad existe, las futuras mamás tienen la oportunidad de evitar hábitos nocivos, tales como fumar o consumir alcohol, de modo de reducir estas posibilidades. Cumplir con los controles médicos periódicos y llevar una vida sana ayudará a reducir el riesgo de vivir esta dolorosa experiencia.

A que el bebé presente enfermedades y malformaciones al nacer

Esta idea es causa de preocupación en la mayoría de las futuras madres. Sin embargo, es importante destacar que el porcentaje de niños que presentan anomalías al nacer es muy bajo. Actualmente existen excelentes pruebas médicas destinadas a detectar enfermedades y deformaciones fetales, realizándose incluso intervenciones quirúrgicas a los bebés antes de su nacimiento.

A que el niño nazca prematuro

Existen diferentes factores que pueden desencadenar un parto antes de término. No obstante, la mamá gestante puede realizar una serie de acciones preventivas que ayuden a minimizar este riesgo. La ciencia médica cuenta con excelentes especialistas y recursos de avanzada para asegurar la normal supervivencia de los bebés prematuros.

A padecer alguna enfermedad durante el transcurso del embarazo

Muchas futuras mamás temen sufrir diferentes enfermedades mientras atraviesan el período de gestación. Es común que algunos tipos de virus e infecciones afecten con cierta frecuencia a las mujeres embarazadas. Sin embargo, el cumplir con la vacunación indicada y respetar los controles prenatales son modos efectivos de prevención en estos casos.

A las complicaciones en el parto

Este es uno de los miedos que con mayor frecuencia experimentan las mujeres próximas a dar a luz. Aunque la gran mayoría de los partos transcurre con absoluta normalidad, en algunas ocasiones pueden presentarse ciertas complicaciones relacionadas con la inefectividad de las contracciones, la posición o el tamaño del bebé o la ubicación del cordón umbilical.

Te recomendamos nuestro artículo: Cómo Superar un Parto Complicado

Al dolor en el parto

Las futuras madres sufren con anticipación los dolores que habrán de experimentar en el momento del parto.

La imagen de la parturienta gritando exhausta y bordeando el límite de su resistencia física ante cada nueva contracción es una idea que atemoriza a la más valiente.

La aplicación de la anestesia epidural y una preparación previa que ayude a la relajación de la mamá disiparán este panorama poco alentador.

A no ser una buena madre

Son numerosos los mandatos personales, familiares y culturales que existen en torno al rol materno.

Una de las aflicciones más usuales de las nuevas mamás se relaciona con sus propias exigencias y expectativas a la hora de desempeñar este trascendente papel.

La confianza en el instinto maternal es una herramienta muy válida que promueve el desarrollo de capacidades que eran desconocidas antes del parto.

Al cambio corporal

Durante el embarazo el cuerpo sufre una serie de transformaciones y la mayoría de las mujeres teme no poder recuperar la figura perdida en aras de la maternidad.

Sin embargo, el tan detestado sobrepeso puede ser controlado desde el instante mismo en que se recibe la noticia del embarazo.

Los especialistas en nutrición orientarán a las mamás gestantes, ayudando a controlar los kilos de manera saludable.

A la nueva configuración familiar

En muchos casos la llegada de un hijo a la familia ocasiona miedos relacionados a la forma en que este nacimiento afectará la relación de pareja.

Evidentemente la nueva responsabilidad parental habrá de modificar los lazos existentes, incorporando diferentes roles y reforzando los vínculos de amor ya establecidos.

Quizá los primeros tiempos sean de cierta confusión, aunque todo se acomodará con el paso de los días.

A la pérdida de proyectos personales

Es frecuente que las futuras mamás se cuestionen acerca de cómo podrán conciliar las diferentes facetas de su vida luego del nacimiento de un hijo.

Lograr la armónica coexistencia de cometidos maternales y profesionales requiere de un alto grado de equilibrio y organización.

Cada familia podrá adecuar sus actividades y necesidades de modo de contribuir al exitoso desarrollo integral de la madre.

Los temores aquí expuestos son los que más afectan a las mujeres que van a convertirse en madres. No debemos olvidar que cada embarazo es distinto, por lo que cada una de ellas manifestará diferentes emociones.

En muchas ocasiones estas aflicciones no suelen ser expresadas ya que existe la noción cultural de que embarazo es únicamente sinónimo de alegría y bienestar y que concebir pensamientos poco agradables al respecto implica una incapacidad para afrontar este período cabalmente.

Sin embargo, es muy importante que las futuras mamás puedan compartir sus incertidumbres a fin de llevar alivio a sus preocupaciones y disfrutar plenamente de esta maravillosa etapa. La inexperiencia, el desconocimiento y la perspectiva de enfrentarse a situaciones nunca antes vividas son motivo de comprensibles angustias.

La manera más adecuada de disminuir la zozobra es cumplir con todos los controles médicos requeridos, solicitar asesoramiento a los especialistas cuantas veces sea necesario y crear un ambiente pacífico y amoroso en el cual el futuro papá sea capaz de brindar la contención necesaria a la mamá embarazada.

Источник: http://www.mibebestore.com/blog/miedos-durante-el-embarazo/

Miedos más comunes en el embarazo y cómo superarlos

Los 10 temores más frecuentes en el embarazo

Tener miedo en el embarazo es algo habitual en todas las mujeres embarazadas, sobre todo en las embarazadas primerizas.

Y ¿por qué es normal? Pues por una sencilla razón: no sabes qué sucede dentro de tu cuerpo.

Durante 9 meses experimentas muchos y variados cambios y cada etapa trae consigo numerosas preguntas con sus dudas y sus miedos correspondientes. Además, ten en cuenta que el miedo es un instinto primario que te empuja a proteger al bebé incluso antes de que haya nacido, es una herramienta de supervivencia innata en muchos seres vivos.

Pero vayamos paso a paso, lo primero y más importante es entender y aceptar que los miedos en el embarazo no son negativos en sí mismos, lo negativo es permitir que dominen tu pensamiento hasta el punto de pensar en ellos constantemente, pero si intentas normalizarlos y hablas de lo que te preocupa con la gente de tu alrededor te darás cuenta de que todas las mujeres pasan por los mismos temores.

Veamos entonces en este post, cuáles son los principales miedos cuando estás embarazada y cómo puedes enfrentarte a cada uno de ellos.

6 Miedos durante el embarazo, ¿son normales? ¿tienen solución?

Hay muchos miedos y cada mujer puede vivirlos de una manera u otra, pero por lo general, los siguientes son los temores más comunes cuando se está embarazada.

1-La pérdida del bebé

El más generalizado de los miedos en las primeras semanas de embarazo está relacionado con el aborto espontáneo, y aunque existe la probabilidad y es normal pensar en ello, has de evitar recurrir a ese pensamiento porque sencillamente no es algo que esté en tu mano controlar.

Además, la mayoría de mujeres que lo han sufrido luego se vuelven a quedar embarazadas y lo llevan a término sin ningún problema.

Eso sí, es importante que lleves un exhaustivo control gestacional y sigas todas las indicaciones de tus médicos, no tiene porqué suceder nada, pero la seguridad ha de ser lo primero.

2-Las náuseas matutinas, vómitos y mareos

Contra esto hemos de decirte que, aunque hay medicamentos, infusiones y hierbas de todo tipo para aliviar los síntomas, que los alivian y bastante, si te toca pasar por ello solo te queda respirar y aceptar.

La mayoría de veces suele durar el primer trimestre, así que tómatelo con calma porque, aunque en ese momento no te lo parezca, el tiempo pasa muy rápido.

Y si los mareos te impiden llevar una vida normal, es muy importante que te apoyes en tu pareja o entorno porque es una etapa en la que te sentirás bastante vulnerable, por lo tanto, déjate ayudar.

3-Ganar peso

Otro de los miedos comunes durante el embarazo está relacionado con el aumento de peso. La mayoría de las mujeres suben una media de entre 10 y 15 kilos durante los 9 meses.

No te vamos a engañar, no siempre resulta fácil desprenderse de los kilos, pero por este motivo debes tomártelo como un reto a largo plazo y no como algo inmediato.

La dieta, sobre todo si amamantas al bebé, no está recomendada, pero puedes hacer otras cosas como caminar de forma regular y seguir una dieta equilibrada y sana (los dulces y el exceso de grasas no lo son) y verás como van desapareciendo poco a poco.

No olvides que tu cuerpo ha generado una vida y eso le ha exigido mucho esfuerzo y energía, no le pidas que vuelva a su estado anterior en tres meses porque no es una máquina, dale tiempo a recuperarse.

4-Que el bebé tenga algún problema de salud

Tener miedo a que algo vaya mal en el embarazo también es una emoción habitual y lógica teniendo en cuenta que no sabes qué sucede exactamente dentro de ti.

Lo más importante es que preguntes a quienes te atienden todas y cada una de las dudas que te puedan surgir. No pienses que son tonterías en ningún momento, es mejor que preguntes y te quedes más tranquila a que te vayas a casa con dudas.

Y no, internet no es un buen lugar para preguntar porque te alarmarás con información que no entiendes ni sabes manejar.

Tener pensamientos negativos en el embarazo sobre la salud de tu bebé solo hará que vivas el embarazo de forma intranquila y ansiosa, así que piensa en positivo y deja que tu cuerpo y los médicos se encarguen del resto.

5-Tener un parto muy largo o doloroso

Hay mujeres que dicen que no les ha dolido casi nada y otras que les ha dolido muchísimo, así que lo habitual sería la media entre una cosa y la otra.

Doler va a doler, pero depende mucho de la tolerancia que tengas al dolor, de si rompes aguas antes o después, de si utilizas epidural o del grado de concentración al que puedas llegar en ese momento.

Cómo superar el miedo al parto solo tiene un secreto; el día siguiente, cuando veas a tu bebé ya no te acuerdes del parto.

6-Miedo a no saber educar bien al bebé

Que te preguntes si sabrás educar bien a tu bebé ya es garantía de que le das la importancia que merece, que es mucha.

Por lo tanto, si intentas hacerlo lo mejor posible y aceptas que se aprende a base de equivocaciones, todo irá como tiene que ir, a veces muy bien y otras fatal, porque así es educar a los nuevos miembros de la familia, un camino lleno de felices e intensos obstáculos.

En definitiva, el embarazo es un estado de emociones contradictorias porque, por una parte, estarás alegre y feliz pero, por otra, se te hará largo y cansado, tus hormonas te harán pasar del llanto al enfado en un segundo, tendrás acidez, te costará dormir y te verás la mujer más hinchada del mundo.

Sí, no todo es un cuento de color rosa con unicornios volando y es mucho mejor que seas consciente de ello, así que elige bien lo que piensas y cómo lo piensas porque de ello dependerá en gran medida la forma en que lleves los 9 meses.

Como ves, tener miedo en el embarazo es la sensación más común por la que pasan todas las mujeres, porque, ¿qué hay más humano que dudar ante lo desconocido y preguntarse por lo que no sabemos?

¿Vas a hacer un viaje? No te pierdas nuestro post con consejos para viajar embarazada

Источник: https://bebedia.com/tener-miedo-en-el-embarazo/

Los diez mayores temores cuando estás embarazada

Los 10 temores más frecuentes en el embarazo

Dicen que el miedo es libre y yo añado que en muchas ocasiones también es incontrolable.

Todos tenemos como mínimo algún miedo que nos acompaña durante nuestra vida, para muchos sólo será una sombra que camina a su lado y que de vez en cuando cobra una mayor importancia y para otros habrá miedos que condicionen su vida permanentemente.

Luego tenemos los pasajeros, esos miedos que vienen con las diferentes ocasiones, miedo al rechazo, a no sacar adelante un proyecto, duran un pequeño instante en nuestras vidas pero pueden influir y mucho, en nuestro futuro.

La gestación de tu hijo es algo maravilloso, en muchos momentos y sí, también hay otros muy malos, pero en general es algo que al final se queda como anécdota, sobre todo por lo que uno se encuentra al final.

Sin embargo es una de las etapas en que aparecen nuevos miedos y muchos de ellos jamás los habías sentido antes y el problema es que es el inicio de la aventura de la maternidad y los miedos relacionados con esta van a durar, o al menos eso es lo que dice mi madre, hasta el final de tus días.

Pero no adelantemos demasiado y centrémonos en el inicio de esta gran aventura y veamos cuáles son los diez mayores temores cuando estás embarazada.

El miedo por excelencia y más extendido entre las futuras madres, de hecho dudo que haya alguna que no lo haya tenido en algún momento.

Según las estadísticas, del 20 al 25% de los embarazos terminan en abortos espontáneos y la mayoría de ellos suceden antes de la sexta semana de embarazo, justo cuando muchas madres ni siquiera saben que están embarazadas.

Una vez que hemos pasado las primeras semanas tendremos la ecografía del primer trimestre, alrededor de la semana 12, que nos va a permitir oír el latido del corazón del bebé y así despejar un poco ese miedo y a partir del tercer trimestre las probabilidades de tener un aborto disminuyen drásticamente.

Ganar peso

Otro gran amigo en estas situaciones y por lo que veo ultimamente, una de las grandes preocupaciones de los ginecólogos. Entras a hacerte la primera ecografía y sales con una foto en blanco y negro y dos folios con tu nueva dieta y una tabla de recomendaciones.

Nuestra amiga la estadística nos dice que entre el 14 y el 20% de las embarazas coge un exceso de peso durante el embarazo.

El mantenerse activa, llevar una dieta sana y no pasarse con los antojos de más de 1200 calorías por onza suele ayudar bastante a que puedas recuperar tu figura pre-mamá.

La salud del bebé

Como decíamos al principio de la entrada, el miedo es muy libre y traicionero.

Muchas veces asociamos cualquier pequeño síntoma con un problema con el embarazo, situaciones como dejar de notar al bebé durante un tiempo, pérdidas leves de sangre en ciertas etapas del embarazo pueden ser completamente normales y no presentar ningún peligro para el embarazo.

Llevar una vida sana, tomar las vitaminas y ácido fólico y una dieta equilibrada, evitar tabaco y alcohol van a ayudar a tener un embarazo sano. Luego pueden haber factores genéticos que puedan afectar a la salud del futuro niño, pero contra eso no hay nada que puedas hacer.

¿Seremos unos buenos padres?

Este miedo no es exclusivo de las embarazadas, el miedo a esta nueva aventura que tienes por delante, a lo que te deparará el futuro y a saber si estarás o no a la altura de las circunstancias dándole a tu hijo todo lo que necesite es algo que todos tememos, por muchos años que pasen y por muy bien que le vaya la vida a tu hijo. Y sino, preguntádselo a vuestros padres.

El parto

¿Cuánto durará?¿Me dolerá mucho?¿Saldrá todo bien? Son los miedos más comunes llegados a este punto, sobre todo para aquellas mujeres que están llegando al final de su primer embarazo y está muy claro que escuchar las experiencias de otras no ayuda demasiado, dependiendo del tipo de experiencia claro. Reconozco que con el primer parto, hasta yo tenía miedo y eso que lo veía desde la barrera y no había ninguna complicación. Es quizás uno de los momentos en que más apoyo necesita la futura mamá.

Dañar al bebé

Tanto por comer algo que le pueda hacer daño, como por sufrir un golpe o caída.

Sobre lo primero, debemos recordar que tu ginecólogo se va a encargar de darte una amplia lista de lo que no vas a poder catar en nueve meses y es una lista hacia lo menos, es decir, que puede que haya cosas que no sean perjudiciales y aún así te sigan diciendo que no las pruebes. Sigue esas recomendaciones y lo harás bien.

Respecto a lo segundo, la placenta, el útero y toda ese «volumen extra» que empieza a adquirir tu cuerpo tiene como uno de sus propósitos proteger al futuro miembro de la familia que lleva dentro, siendo bastante complicado dañar al bebé en una caída «normal». Pero yo el puentin lo dejaría para más adelante.

Perder los kilos ganados

Salvo que hayas seguido una dieta estricta, practicado ejercicio y controlado tu peso «a la baja», lo normal es que algo de peso quede como recuerdo de esa aventura que han sido los nueve meses de embarazo. El miedo a no volver a recuperar la figura de premamá es bastante común, pero con un poco de esfuerzo y cuidando de tu alimentación, practicando ejercicio y siendo constante todo volverá a su sitio.

Que tengan que practicar una Cesárea

Somos uno de los países en los que más cesáreas programadas se practican, ya sea por solicitud del paciente o por que el equipo médico así lo decida.

Pero aún así existe el riesgo que no encontremos con algún problema de última hora y se tenga que proceder de esta forma.

Hay que tener en cuenta que si esto sucede, es por el bien del bebé y que debemos confiar en que a pesar de ser una operación quirúrgica todo saldrá bien.

Estrés

Se tiende a creer que los niveles de estrés pueden provocar abortos espontáneos o daos en el bebé, según los expertos un poco de estrés no le viene mal embarazo ya que libera hormonas beneficiosas tanto para la madre como para el bebé. No obstante altos niveles de estrés en la madre está relacionados con bebés con bajo peso al nacer.

Sexo

Es un temor bastante común pensar que practicar sexo durante el embarazo puede dañar al bebé, las pérdidas de sangre durante su práctica por pequeña que sea suelen asustarnos, o que se pueda adelantar el parto y lo cierto es que salvo prescripción médica no existe motivo alguno para que no pueda practicarse durante todo el embarazo, es más, es muy recomendable aunque es conveniente tener presente el estado en el que se encuentre la futura mamá para buscar una postura en la que se encuentre cómoda, el resto ya es cuestión de la maestría y experiencia de cada uno.

Y vosotros, ¿cuáles son o fueron vuestros miedos durante el embarazo?

Vía | pregnancy cornerEn Bebés y Más | Tocofobia, miedo irracional al embarazo y al parto, Por qué una mujer no debería ir a dar a luz con miedoFoto | Thinkstockphotos

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/los-diez-mayores-temores-cuando-estas-embarazada

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: