Los 7 deportes más beneficiosos para los niños

¿Por qué deben practicar deporte los niños?

Los 7 deportes más beneficiosos para los niños

El deporte, tanto si es en equipo como individual, es una actividad genial para los niños, que les da muchos más beneficios además de la actividad física.

La participación en deportes puede ayudar a incrementar su autoestima y motivarlos a mejorar académicamente, además de ayudarles a conseguir habilidades sociales.

La participación también les enseña los beneficios de ponerse retos y practicar para conseguirlos.

1. Actividad física

Es el beneficio más obvio de practicar deporte.

Los niños suelen pasar demasiado tiempo viendo la tele o jugando a videojuegos, así que las actividades deportivas les ofrecen la oportunidad de hacer ejercicio que les ayuda a mantenerse en forma de manera saludable. Así, favorece el correcto desarrollo de los sistemas fisiológicos, como el cardiovascular y el pulmonar, y refuerza el sistema muscular y esquelético.

2. Habilidades sociales

Su participación en deportes consigue que desarrollen habilidades sociales que les beneficiarán durante toda su vida. Así, aprenden no sólo a interactuar con otros niños de su edad, sino también con figuras mayores como sus entrenadores o árbitros.

Aprenden habilidades de liderazgo, de cohesión de equipo y comunicación, que les ayudarán en el colegio, su futura carrera y en sus relaciones personales.

3. Mayor integración social

Además de ganar habilidades sociales con sus compañeros o entrenadores, es importante darse cuenta que muchos estudios señalan que los niños que realizan una actividad física de manera regular, se integran mejor en sociedad y tienen menor riesgo de adquirir hábitos poco saludables como el consumo de alcohol y tabaco.

Ocupar sus tardes con actividades que requieren esfuerzo les mantiene alejados, al crecer, de grupos conflictivos y situaciones poco saludables.

4. Descanso

El hecho de practicar ejercicio físico de manera regular y moderada favorece que nuestro descanso posterior sea de mejor calidad, y que en el momento de dormir seamos capaces de tener un sueño más profundo y más reposado. Así, el deporte ayuda a relajarnos y a descargar la tensión acumulada en la escuela por la presión escolar, en niños y adolescentes, y más tarde en el trabajo cuando sean adultos.

A su vez, también instauramos en ellos el hábito que descansar no tiene porqué ir a la par con apalancarse en el sofá toda la tarde: introduciendo nuevos deportes y actividades ayudamos tanto a mantenernos activos como a descansar física y psicológicamente.

5. Quien algo quiere, algo le cuesta

A muchas criaturas les resulta difícil aceptar que deben esforzarse para conseguir sus objetivos, y también les es difícil entender que unas veces se gana y otras se pierde.

Su tolerancia a la frustración aumenta en el momento en que en competiciones o deportes en equipo aprenden que no todo es inmediato, y que las cosas cuestan de conseguir. Así, el deporte les ayuda a entender lo que son el sacrificio y el esfuerzo, que deben ser afrontados para poder conseguir la recompensa del triunfo.

6. Autoestima

Las actividades deportivas pueden tener un enorme impacto en la autoestima y confianza de las criaturas. Aquéllos que participan en deportes consiguen elogios y estímulos de sus entrenadores y padres, lo que ayuda a incrementar su confianza en sí mismos.

Además aprenden a creer en sus propias habilidades y a exigirse el máximo. Las críticas constructivas son también gran parte del deporte, y los atletas jóvenes aprenden a aceptarlas y usarlas para su beneficio.

7. La hormona de la felicidad

Practicar deporte libera endorfinas, una hormona que va directamente ligada a aumentar nuestro bienestar y vitalidad. Esto sucede cada vez que practicamos ejercicio físico, y nos puede ayudar tanto a ser más felices como a estar más satisfechos con nosotros mismos, lo que a su vez incrementa la autoestima de los más pequeños.

Además, esta sensación de felicidad es muy satisfactoria, y querrán incorporar el deporte en sus hábitos cuando sean mayores.

8. Salud para toda la vida

Finalmente, la participación deportiva promueve salud y bienestar que no solamente les durará en su infancia sino que les acompañará toda la vida.

Deportes como la natación o el golf son especialmente beneficiosos dado que el niño podrá seguir practicándolos cuando crezca.

Los niños que hacen deporte, además, suelen ser más conscientes de la importancia de comer sano.

Aunque la participación en deporte es una ruta genial para promover una vida sana y en buena forma, tanto los padres como los entrenadores deben alentar los niños a seguir una vida saludable y convertirse en modelos positivos a seguir.

Crea tu propio cuento personalizado

Danos tu opinión:

Источник: https://www.superprota.com/blog/por-que-deben-hacer-deporte-los-ninos/

Los nueve mejores deportes para practicar en familia

Los 7 deportes más beneficiosos para los niños

Practicar deporte en familia no solo es un plan de ocio divertido, sino que tiene incontables beneficios para todos, entre los que se incluye el fortalecimiento del vínculo padres-hijos, y el impacto positivo para nuestra salud, tanto física como emocional.

Pero ¿qué deportes son los más indicados para hacer con niños? Hoy te damos algunas ideas en función de su edad, así como los beneficios que aporta la práctica de cada una de estas actividades físicas. ¡Preparados, listos… ya!

Cada vez son más las personas que se apuntan al runnning; un deporte que no solo «engancha» sino que además podréis practicar desde el principio con vuestro bebé, gracias a los modelos de carritos para padres corredores que podeis encontrar en el mercado.

A medida que vuestro hijo vaya creciendo podeis iniciarle en la práctica de este deporte participando, por ejemplo, en carreras solidarias o benéficas (en las que además, aprenderán la importancia de unir esfuerzos para contribuir a una buena causa), así como en maratones familiares que con frecuencia organizan ayuntamientos, instituciones o colegios para conmemorar alguna fecha o dar importancia a la práctica del deporte en familia.

No hay una edad para comenzar a correr con niños, si bien suelen empezar a apreciar este deporte a partir de los seis o siete años. Si corres con tu hijo es importante mantener un ritmo acorde a su resistencia, comenzar poco a poco y cuidar especialmente su calzado.

Senderismo

Al igual que el running, cuando nuestro hijo sea pequeño podemos practicar senderismo porteándole en una mochila ergonómica, que le permita disfrutar de la naturaleza y de nuestro contacto piel con piel. A medida que vaya creciendo podrá incorporarse a nuestras rutas, teniendo muy en cuenta tanto la duración de la misma como el grado de dificultad del terreno.

El calzado, la indumentaria y el peso de sus mochilas son fundamentales para practicar este deporte con seguridad, que además ayudará a los más pequeños a conocer todos los detalles del entorno natural, su flora y su fauna.

Ciclismo

Además de ser una de las actividades preferidas por los niños, el ciclismo es un deporte muy completo, pues es beneficioso para el corazón y ayuda a mejorar la coordinación.

Por eso, si la distancia y la climatología lo permiten, deberíamos incorporar la bicicleta a nuestra rutina diaria, adoptándola como un medio de transporte habitual, tanto para ir al colegio, como para visitar a la familia, ir a comprar, o desplazarnos de un sitio a otro.

Si el niño está acostumbrado a montar en bici con frecuencia, podemos aprovechar los fines de semana para hacer rutas por el campo y disfrutar de un excelente plan de ocio en familia.

También es posible montar en bici por entornos urbanos, siempre que se haga por el carril habilitado para ello y se respeten las normas de circulación.

Recuerda, así mismo, la importancia de equipar al niño con un buen casco para evitar accidentes en caso de caída.

Patinar

Son muchas las familias que deciden apuntar a sus hijos a patinaje por los múltiples beneficios que aporta este deporte, ya que ayuda a mejorar el equilibrio, la coordinación y la expresión corporal.

Como ocurre en la mayoría de las disciplinas deportivas, la edad de inicio dependerá de las destrezas y habilidades motrices del niño, aunque por lo general se suele comenzar a practicar patinaje a partir de los cinco o seis años.

Al igual que si montamos en bicicleta, el niño que patine debe tener todas las protecciones necesarias, en cabeza, codos, rodillas y muñecas, para evitar lesiones en caso de caída.

Natación

Es muy importante que los niños aprendan a nadar cuanto antes, con el objetivo de reducir el riesgo de accidentes en el agua.

Por eso, si el pediatra lo recomienda, a partir de los cinco o seis meses ya podemos asistir con nuestro bebé a clases de matronatación, una excelente actividad que le ayudará a familiarizarse con el entorno acuático y a ir adquiriendo las destrezas necesarias para aprender a nadar más adelante.

La natación tiene un sinfín de beneficios para nuestro cuerpo. Cuando nadamos, intervienen un gran número de músculos de las extremidades superiores, inferiores, abdómen y espalda, ayudándonos a fortalecerlos, a hacerlos más flexibles y a ganar resistencia.

Al tratarse de un deporte aeróbico, estaremos ayudando a nuestro sistema circulatorio y respiratorio, fortaleciendo el corazón y los pulmones. Además, favoreceremos la alineación postural, mitigando, en muchas ocasiones, los dolores de espalda.

Cuando el niño haya aprendido a nadar correctamente y se desenvuelva con soltura en el agua, podemos practicar deportes acuáticos en familia, como el waterpolo; una actividad muy divertida, que además aportará grandes beneficios a nuestra salud.

Tenis

El tenis, así como otros deportes de raqueta, beneficia la coordinación y la agilidad (especialmente la coordinación ojos-manos), además de ayudar a controlar la fuerza con la que golpean a la pelota, mejorando el dominio de los espacios y las distancias.

A partir de los cinco o seis años los niños ya empiezan a estar preparados a nivel psicomotriz para jugar al tenis, y los partidos de dobles en familia pueden ser una alternativa de ocio especialmente divertida.

Baloncesto

A diferencia del fútbol, el baloncesto es un deporte que permite muy pocos jugadores para poder pasar un excelente rato, de manera que resulta perfecto para disfrutarlo en familia. Además, es muy fácil encontrar en las calles canchas deportivas para la práctica de esta actividad, o incluso instalar una canasta en el jardín de vuestra casa.

Entre las muchas habilidades que requiere su práctica destaca la velocidad, la agilidad y la coordinación, especialmente la coordinación óculo-manual y de pies.

Podemos enseñar a los niños a practicar baloncesto desde muy temprana edad, y a disfrutar de un partido en familia, ya sea en la modalidad de uno contra uno, dobles o equipos completos de cinco jugadores.

Yoga

El yoga es una práctica muy recomendable, tanto para el cuerpo como para la mente, y los más pequeños también pueden beneficiarse de ella. Les aporta fuerza, movilidad y elasticidad, algo muy importante para sus músculos y huesos en desarrollo, y por supuesto, también les ayuda a relajarse y recargar energías.

Los niños pueden comenzar a practicar yoga a partir de los tres o cuatro años, y aunque hay centros especializados que ofrecen clases de yoga en familia, desde casa podemos comenzar a inculcarles esta disciplina con posturas sencillas, que poco a poco iremos variando según se vayan mostrando receptivos.

Lo bueno de este deporte es que no necesitamos nada para practicarlo. Basta con un rincón acogedor y tranquilo, música relajante y una colchoneta.

Bailar

Además de ser una actividad muy divertida, bailar tiene múltiples beneficios para la salud, ya que ayuda a mitigar el estrés, quemar el exceso de grasa corporal y mantener en forma nuestro esqueleto, músculos y corazón.

Podemos bailar con nuestros bebés mientras les porteamos, o apuntarnos con ellos a clases de «Música y movimiento» donde además de favorecer su expresión corporal, aprenderán a identificar los diferentes ritmos musicales.

A medida que nuestros hijos vayan creciendo podemos seguir disfrutando junto a ellos de esta disciplina deportiva en academias de danza especializadas. Aunque si no teneis esas opción siempre se puede recurrir a bailar en casa. Basta con contar con música y un amplio espacio donde poner en práctica nuestra creatividad.

Gimnasia

La gimnasia enfocada al fitness y al ejercicio aeróbico es otro de los deportes que podemos practicar con niños, y que les ayudará a mejorar la elasticidad, la flexibilidad, el equilibrio y la coordinación.

Los niños pueden comenzar a practicar gimnasia a muy temprana edad, aunque para evitar lesiones es importante que hagamos los ejecicios bajo supervisión especializada.

Cuando tengamos suficientes conocimientos podemos practicar gimnasia en cualquier sitio, como por ejemplo en nuestra casa o al aire libre, pero siempre respetando los límites del niño, su grado de flexibilidad y fuerza física.

Fotos | iStock

Источник: https://www.bebesymas.com/salud-infantil/nueve-mejores-deportes-para-practicar-familia

7 ejercicios que pueden hacer los niños en casa durante la cuarentena

Los 7 deportes más beneficiosos para los niños

  • La falta de ejercicio físico es uno de los problemas más comunes durante la cuarentena por coronavirus.
  • El colectivo que más puede sufrir esta falta de actividad es el de los niños, que necesitan invertir sus energías en la práctica de algún deporte.
  • Aunque no puedan salir a la calle, es posible hacer algo de ejercicio en casa y solucionar parte de este problema.
  • A continuación, se muestran 7 ejercicios y formas de hacer deporte que pueden seguir los niños durante la cuarentena.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Estar encerrado en casa no significa que sea imposible hacer ejercicio físico.

Hoy en día, gracias a las nuevas tecnologías y a todas las comodidades con las que cuenta un hogar, puede resultar sencillo practicar deporte sin salir a la calle.

Los que más pueden sufrir la falta de ejercicio durante la cuarentena son los niños, acostumbrados a gastar toda su energía en el colegio o las actividades extraescolares. Por ello es importante que mantengan una rutina de deportes y ejercicios aunque no salgan de casa.

A continuación, se muestran 7 ejercicios y prácticas deportivas que puedes llevar a cabo con tus hijos en casa. Algunas de ellas cuentan con tutoriales y vídeos de para hacer el proceso más sencillo.

Leer más: Hantavirus, el nuevo virus en China deja una víctima: esto es lo que debes saber

Zumba

El zumba se puede practicar en casa y requiere un gran esfuerzo físico. Además, es apto tanto para niños como para adultos, por lo que se convierte en una buena alternativa para padres e hijos.

Consiste en una combinación de diferentes movimientos de baile con rutinas de ejercicio aeróbico. Gracias a ello mejoras en flexibilidad, liberas tensiones y quemas calorías.

El canal de de Zumba with Dovydas resulta recomendable para principiantes, ya que muestra movimientos fáciles de aprender y una música que enganchará a los niños.

Aquí tienes un ejemplo de este canal:

Sentadillas

Otro ejercicio que puedes hacer en casa, ya que no necesitas materiales ni tampoco un gran espacio. Sólo requiere esfuerzo y ganas de practicar deporte.

Las sentadillas son útiles para mantener las piernas fuertes, algo necesario ahora que no puedes salir a caminar o a correr. También es beneficioso para los abdominales y el equilibrio. Tanto niños como adultos pueden hacer este tipo de ejercicio.

Leer más: Los 21 mejores móviles en relación calidad/precio que puedes comprar en 2020

Gracias a este vídeo puedes aprender a realizar las sentadillas de forma correcta:

Gimnasia para niños

La gimnasia no sólo es beneficiosa para mantener el cuerpo activo, sino que ayuda a despejar la mente. Además, pueden realizarla tanto niños como adultos en cualquier espacio de casa, sin necesidad de acudir a ningún otro lugar.

Gracias a la gimnasia puedes corregir la postura corporal, desarrollar el sentido del ritmo y fortalecer los músculos.También es un entretenimiento útil para hacer más ameno el confinamiento.

En este canal de gimnasia para niños puedes aprender muchos ejercicios:

Practicar equilibrio

El entrenamiento de equilibrio es muy recomendable tanto para niños como para personas de edad avanzada, ya que ayuda a evitar caídas y a mantener las caderas en forma. Se puede practicar en casa y no requiere de muchos materiales.

Los ejercicios de equilibrio también pueden funcionar como calentamiento para practicar posteriormente otro deporte, y son útiles para recuperarse después de hacer un ejercicio activo.

En el siguiente vídeo tienes algunas ideas para practicar ejercicios de equilibrio en casa, válidos para niños y adultos.

Circuito de obstáculos

Los niños no sólo tienen que ejercitar el cuerpo, sino que además necesitan distraerse lo máximo posible.

Organizar juegos y carreras de obstáculos en casa es una buena alternativa para que se mantengan activos y no caigan en el aburrimiento diario de la cuarentena. Plantéalo como un reto o una competición y se encontrarán motivados.

Leer más: Cómo descargar y configurar Disney Plus por primera vez en cualquier dispositivo: móvil, ordenador, TV, consola y tablet

Aquí tienes algunas ideas que puedes poner en práctica:

[YT:9lyWs4UaInA]

Carreras en el pasillo

Puede que durante el resto del año no te haga especial ilusión que los niños corran y salten por el pasillo. Pero ahora, mientras dura la pandemia de coronavirus, es el método más fácil para que liberen toda la energía acumulada.

Intenta habilitar un espacio concreto para esta actividad, que no tengan que dar vueltas en círculos ni encuentren obstáculos en el recorrido. Este ejercicio sirve para que los niños fortalezcan los huesos y se estimulen sus habilidades motoras, además reduce el riesgo de obesidad y de padecer problemas cardiovasculares.

Sin embargo, no es recomendable que lo practiquen si tienen menos de 5 años, y hasta los 8 años debe tomarse como un juego más que como práctica deportiva.

[Fuentes: 20 minutos, Diarioinformación, Etapainfantil]

Источник: https://www.businessinsider.es/7-ejercicios-pueden-hacer-ninos-casa-durante-cuarentena-609319

Los 7 mejores deportes infantiles (y para bebés)

Los 7 deportes más beneficiosos para los niños

Los 7 mejores deportes infantiles (y para bebés)

¡Los peques también necesitan hacer deporte! No solo es beneficioso para su desarrollo psicológico y motriz, sino que además les ayuda a liberar la energía que acumulan, socializar con otros niños y aprender la importancia de las reglas y el juego compartido. Estos son los mejores deportes infantiles y para bebés.

Junto con una alimentación equilibrada, la práctica de deportes infantiles es la mejor forma de prevenir el sedentarismo y la obesidad, que ya afectan a uno de cada tres niños europeos según la Iniciativa Europea de Vigilancia de la Obesidad Infantil.

Pero es que, además de ser saludable, el deporte para niños tiene otros beneficios:

  • Fomenta la socialización con otros niños y niñas.
  • Promueve la autonomía y la independencia.
  • Mejora la autoestima y la autoconfianza.
  • Enseña a respetar las reglas y el juego compartido.
  • Ayuda a canalizar el exceso de energía de los más pequeños.
  • Inculca hábitos saludables para el resto de su vida.

¿Cuáles son los mejores deportes infantiles para conseguir estos beneficios? La oferta de deportes para niños y bebés es muy amplia y variada. A continuación te mostramos una selección de los que pueden empezar a practicar desde pequeñitos incluso en casa o el parque, con la ayuda de unos mínimos accesorios para deportes infantiles.

Gimnasia infantil

La gimnasia es la primera actividad deportiva que pueden practicar los recién nacidos, para estimular sus sentidos y fomentar el desarrollo de su aparato locomotor. Además, tiene la ventaja de que se practica en familia, lo cual también ayuda a fortalecer los lazos de apego y convertir el deporte infantil en un divertido juego.

Solo necesitas un gimnasio para bebés con una superficie mullida y una barra de actividades para animar a tu peque a hacer diferentes ejercicios: intentar agarrar objetos, lanzarlos, darse la vuelta… ¡Seguro que los dos acabaréis igual de cansados! Otra posibilidad es usar una alfombra de actividades o manta de juegos para practicar yoga con bebés.

Natación infantil

Aprender a nadar no solo es la mejor manera de prevenir accidentes en el agua, sino que también se trata de un deporte muy completo que se puede practicar durante toda la vida. La Organización Mundial de la Salud recomienda que los niños y niñas asistan a clases de natación a partir de los seis años.

Aunque los bebés pueden empezar a familiarizarse con el agua desde mucho más pequeños gracias a la matronatación; y disfrutar del baño recreativo en la playa o la piscina a partir de los seis meses de edad.

Siempre con la supervisión de un adulto y adoptando todas las medidas de seguridad adecuadas, como el uso de manguitos y flotadores para bebés. ¡Todos al agua!

Fútbol infantil

Después de la natación, el fútbol es el segundo deporte más practicado en el mundo. Por su popularidad y dimensión social, no es de extrañar que se trate de uno de los deportes infantiles más populares.

Además, es una actividad ideal para fomentar el desarrollo de los más pequeños: solamente necesitas una pelota para bebés colorida y vistosa (algunas incorporan incluso luces y sonidos) que llame su atención y le invite a perseguirla por toda la habitación, para animarle a gatear o empezar a andar.

Añádele una portería infantil para jugar emocionantes partidos en casa o el jardín, o incluso un futbolín para niños… ¡y la pasión por el fútbol no le abandonará el resto de su vida!

Baloncesto infantil

A priori, el baloncesto puede parecer un deporte reservado para los niños mayores. Aunque muchos bebés empiezan a practicar en casa intentando encestar una pelota en una papelera o canasta infantil. Desde los 6 años ya se ofrecen actividades de minibasket como paso previo a iniciarse en las categorías infantiles de este deporte.

Además de desarrollar el equilibrio, la agilidad y los reflejos, el baloncesto requiere aprender disciplina, juego en equipo y capacidad de concentración.

Sin llegar tan lejos, jugar unas canastas con mamá, papá, los hermanitos o los amigos en el patio o el jardín también es una diversión genial para romper la monotonía de tu pequeño.

Bicicletas infantiles

Aunque solemos verla más como una diversión o un medio de transporte, la bicicleta también es uno de los deportes infantiles más extendidos. Gracias a los triciclos para bebé y las bicicletas sin pedales, pueden empezar a familiarizarse con las dos ruedas desde bien pequeñitos.

Esto les resultará muy útil cuando deban aprender a montar en bicicleta, ya que sabrán mantener el equilibrio, frenar, medir las distancias, etc. Otra alternativa que también es una excelente actividad física son los patinetes infantiles.

Además de ofrecer nuevas posibilidades para pasear con toda la familia, son ideales para empezar a enseñar a los más pequeños las normas básicas de seguridad vial.

Deportes de raqueta infantiles

El aprendizaje del tenis, el pádel y otros deportes de raqueta se suele iniciar a los cinco años porque requiere tener desarrolladas las habilidades de coordinación, velocidad y cálculo de trayectoria.

Sin embargo, existen alternativas que pueden practicarse desde mucho antes en casa o en jardín, como es el caso del bádminton, las palas o el ping-pong. Como sucede con la natación o la bicicleta, aprender desde pequeño a manejar una raqueta facilita enormemente el aprendizaje posterior de otros deportes similares.

Además, se trata de deportes infantiles ideales para los niños más tímidos que no acaban de sentirse a gusto participando en los deportes de equipo.

Deportes de nieve infantiles

Son especialmente populares en el norte de Europa, donde muchos niños y niñas se familiarizan con la nieve desde pequeñitos. En los países con más tradición, los niños se calzan los esquíes prácticamente desde que se sostienen en pie.

En los demás, es frecuente que en algún momento de su infancia los pequeños asistan a cursillos para aprender a esquiar por iniciativa de las escuelas o de sus familias.

En cualquier caso, incluso los más pequeños pueden disfrutar de un día en nieve con un trineo infantil, tal vez como paso previo a aficionarse al esquí alpino, el esquí de montaña, el snowboard, etc. si le cogen el gusto a eso de deslizarse por la ladera de una montaña.

La práctica de deportes infantiles puede iniciarse desde los pocos meses, con actividades adecuadas a la edad y capacidades del bebé. En sus primeros años, es conveniente que los niños prueben todo tipo de deportes infantiles; ya tendrán tiempo de decidir cuál les gusta más. El deporte infantil debe presentarse siempre como un juego, en el que hay que respetar las normas y aprender a compartir. La mayoría de los deportes infantiles se pueden adaptar para practicar en casa sin necesidad de equipamiento especializado. Es fundamental que mamá, papá y el resto de la familia se impliquen en los deportes infantiles, ya sea participando o animando. Por muy aficionados que seamos a un deporte, no hay que presionar al niño para que lo practique; simplemente, debemos ofrecerlo como una opción más. Con la llegada del otoño, los días se acortan, hace más frío y aparecen los catarros y gripes. ¡Pero no te quedes en casa con tu … En sus primeros años de vida, un bebé gasta una gran cantidad de pañales. Si te preocupa el impacto en el medioambiente que pueden … ¿Te han dicho que tienes que comprar una base Isofix para poder viajar con tu bebé en el coche pero no sabes por dónde empezar? A … Quedarse en casa no debe ser sinónimo de aburrimiento. Aquí tienes un montón de ideas de actividades y juegos para realizar en … La pandemia provocada por el coronavirus COVID-19 ha causado inquietud en toda la población. Preocupan en especial los colectivos … Si tu hijo o hija crece y evoluciona constantemente… ¿por qué el mobiliario de la habitación del bebé no puede hacerlo también …

Источник: https://www.bebitus.com/magazine/actualidad/los-7-mejores-deportes-infantiles-y-para-bebes.html

Ejercicios físicos para practicar con los niños en casa

Los 7 deportes más beneficiosos para los niños

Los niños, acostumbrados a gastar mucha energía en el colegio, las actividades extraescolares y en sus salidas al parque, suelen aburrirse con facilidad en casa.

Sin embargo, no es necesario salir a la calle para mantenerse activos y practicar actividad física, en el hogar también se puede seguir una rutina deportiva para que los pequeños aprovechen sus beneficios y liberen el exceso de energía contenida.

Los beneficios del ejercicio físico para los niños

El ejercicio físico es muy beneficioso para la salud infantil. El deporte favorece la coordinación y el equilibrio, a la vez que fortalece sus músculos y mejora su flexibilidad.

También es un recurso útil para incrementar la capacidad respiratoria y estimular la actividad cardiaca y circulatoria.

Además, contribuye a prevenir numerosas enfermedades crónicas, como la diabetes, la hipertensión y la obesidad infantil.

Desde el punto de vista psicológico, el ejercicio físico mejora el estado de ánimo ya que estimula la segregación de endorfinas, a la vez que ayuda a combatir la depresión y ansiedad infantil gracias a que aumenta los niveles de dopamina y serotonina a nivel cerebral. También es un recurso excelente para conseguir que los niños se desinhiben y mejoren sus habilidades comunicativas y relacionales.

1. Yoga

El yoga es una disciplina física y mental que los niños pueden practicar en casa con muy pocos recursos, solo necesitan una esterilla y ropa cómoda y holgada. Este tipo de ejercicio les ayudará a fortalecer los músculos, activará su metabolismo y mejorará su flexibilidad.

También contribuye a que los niños ejerciten la respiración, lo cual les ayuda a relajarse y gestionar mejor su estado de ánimo.

Al inicio, se recomienda apostar por movimientos sencillos y fáciles de hacer como la postura del indio, la postura del gato, la postura del perro y la postura de la marioneta.

2. Gimnasia

Esta es otra de las actividades físicas perfecta para practicar en casa, de manera que los niños se mantengan activos y en forma. Se trata de un deporte muy completo que ejercita prácticamente todos los grupos musculares, a la vez que entrena la coordinación y mejora la flexibilidad.

También ayuda a despejar la mente y a liberar el exceso de energía contenida. Lo único que necesitarán los peques será una esterilla y ropa deportiva con la que se sientan cómodos.

Eso sí, antes de comenzar, se recomienda realizar un buen estiramiento y luego empezar por ejercicios sencillos como los desplazamientos o las sentadillas hasta entrar en calor.

3. Zumba

Mezcla de baile y aeróbicos, la zumba es un ejercicio perfecto para practicar con los niños en casa ya que solo necesitarán ropa cómoda y un espacio donde poder realizar los movimientos.

Este ejercicio reporta muchísimos beneficios para la salud física y mental, se conoce que mejora la flexibilidad y la coordinación, a la vez que perfecciona el equilibrio.

También es un excelente ejercicio para quemar calorías, liberar el exceso de tensión, combatir el estrés y propiciar un estado de ánimo positivo. Lo ideal es empezar por clases de zumba fáciles hasta que los niños ganen soltura en los movimientos.

4. Pilates

El pilates es otra opción para que los niños entrenen cuerpo y mente sin salir de casa. De hecho, es una disciplina perfecta para que los peques ganen en elasticidad y flexibilidad, a la vez que fortalece sus músculos y les ayuda a liberar el exceso de energía.

Si los niños no lo han practicado nunca, se recomienda comenzar por ejercicios sencillos como la postura del cisne, el hundred o las flexiones, para los que solo necesitarán una esterilla y un conjunto holgado con el que se sientan cómodos.

Vale destacar que para ejercicios más complejos, pueden hacer falta otros accesorios, como una pelota inflable o bandas elásticas.

5. Juegos

El juego también es un recurso excelente para mantener activos y en forma a los niños en casa.

Desde los circuitos de obstáculos o las carreras en el pasillo hasta los juegos tradicionales más clásicos como la rayuela o las carreras de sacos, existen muchísimas opciones para que los peques se diviertan mientras se mantienen en movimiento, liberan energía y queman el exceso de calorías sin salir de casa. Estos juegos también son útiles para estimular la mente ya que potencian la imaginación, favorecen la resolución de problemas y entrenan la percepción corporal y del espacio.

Источник: https://www.etapainfantil.com/ejercicios-fisicos-ninos-casa

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: