Medicación TDAH

Contents
  1. ¿Cambiará el cerebro de mi hijo el medicamento para el TDAH?
  2. Cómo funcionan los estimulantes
  3. ¿Cambian la personalidad de un niño?
  4. Medicamento de liberación corta
  5. ¿Hay efectos a largo plazo?
  6. ¿Los medicamentos pierden eficacia con el tiempo?
  7. ¿El medicamento del TDAH lleva a la adicción?
  8. El Tratamiento Farmacológico del TDAH, una explicación clara y definitiva
  9. Resumen general
  10. Pero… ¿Cuál es el problema neurológico que provoca el TDAH?
  11. ¿Cómo actúan los tratamientos para solucionar esto?
  12.  ¿Qué medicaciones existen en España? ¿y fuera?
  13. ¿Por qué se usan estas medicaciones en el tratamiento farmacológico del TDAH?
  14. ¿Qué efectos secundarios tiene la medicación para el TDAH?
  15. Medicamentos del TDAH ¿Que efectos os preocupan más a los padres?
  16. Efectos del tratamiento farmacológico del TDAH a corto plazo
  17. ¿Que efectos producen en el cerebro?
  18. Entonces ¿Por qué hay tanta gente que critica el uso de tratamiento farmacológico en el TDAH?
  19. Tipos de medicamentos para el TDAH
  20. Medicamentos estimulantes
  21. Medicamentos no estimulantes
  22. Efectos secundarios de los medicamentos para el TDAH
  23. Terapias combinadas: Medicamentos y actividades
  24. Medicación para el TDAH – puesta al día
  25. El tratamiento del TDA-H
  26. Falsos mitos sobre los fármacos para el TDA-H
  27. Elección del fármaco para el TDA-H
  28. Medicamentos para el TDAH
  29. ¿Por qué las personas necesitan medicamentos para el TDAH?
  30. ¿Cómo actúa el medicamento para el TDAH?
  31. ¿De qué manera toman medicamentos para el TDAH las personas?
  32. Estimulantes
  33. No estimulantes
  34. ¿Qué más puedo hacer?
  35. ¿Existe algún riesgo?

¿Cambiará el cerebro de mi hijo el medicamento para el TDAH?

Medicación TDAH

Si usted tiene un hijo que ha sido diagnosticado con trastorno por déficit de atención con hiperactividad o TDAH (ADHD, por sus siglas en inglés), puede que se esté enfrentado con la decisión de si debe o no intentar con medicación.

Los medicamentos estimulantes han demostrado en repetidas ocasiones ser el tratamiento más efectivo para los síntomas del TDAH, ayudan a que los niños presten atención, se concentren, manejen sus impulsos y eviten las conductas de riesgo.

Aproximadamente un 80 por ciento de los niños que prueban los medicamentos estimulantes para el TDAH encuentran que tienen un efecto positivo en sus síntomas.

Para poner eso en perspectiva, no hay ningún otro medicamento para una condición psiquiátrica que tenga una tasa de respuesta tan alta.

Sin embargo, puede que a usted le preocupe que el medicamento afecte la manera en la que el cerebro de su hijo funciona. Y si el medicamento se toma por un período de años, ¿tiene algún efecto a largo plazo en el cerebro?

Cómo funcionan los estimulantes

Cuando un niño está tomando medicamentos estimulantes para el TDAH, el medicamento cambia el nivel de un químico en el cerebro llamado dopamina, el cual es un neurotransmisor que juega un papel crítico en la atención y la concentración.

Cuando alguien toma Ritalin, Adderall o cualquier otro medicamento estimulante para el TDAH, este ayuda a aumentar la dopamina en su cerebro a un nivel óptimo; un nivel comparable al cerebro de una persona que no tiene TDAH. Eso se logra bloqueando la acción de algo llamado el transportador de dopamina, una molécula que remueve la dopamina del conducto neural.

Así que, al cambiar el nivel de dopamina en el cerebro definitivamente se cambia la manera como el cerebro funciona mientras se está tomando el medicamento, y ese es todo el punto de tomarlo. A los niveles que se prescribe para el TDAH, estos medicamentos no suben el nivel de dopamina lo suficientemente alto como para producir euforia, y por lo tanto no son considerados adictivos.

¿Cambian la personalidad de un niño?

Los medicamentos del TDAH no deben cambiar la personalidad de un niño. Si un niño que está tomando un estimulante parece estar sedado o como zombi, o lloroso e irritable, por lo general esto significa que la dosis es demasiado alta y que el médico debe ajustar la prescripción para encontrar la dosis correcta.

Si un niño está tomando la dosis más baja posible que es efectiva para él, y de cualquier manera tiene cambios de humor o está irritable, se debe explorar cualquier otro tipo de tratamiento.

Hay un pequeño grupo de niños que reaccionan de esta manera, y usualmente esto sucede de inmediato, tan pronto como comienzan a tomar el medicamento, y desaparece inmediatamente después de haberlo dejado.

Medicamento de liberación corta

Los efectos de los medicamentos estimulantes comienzan y se detienen rápidamente, porque estos medicamentos se metabolizan con rapidez. No se quedan en el cuerpo por un período de tiempo extendido.

Hay muchas formulas diferentes de medicamentos de TDAH, diseñados para tener una duración de aproximadamente 4 horas (liberación inmediata) hasta 12 horas (liberación prolongada).

Pero esencialmente todos salen del sistema del niño cuando se levanta en la mañana.

Cualquier posible efecto secundario, como la pérdida de apetito o dificultad para dormir, también se detiene cuando el niño deja de tomar el medicamento.

¿Hay efectos a largo plazo?

En más de 50 años utilizando medicamentos estimulantes para contrarrestar los síntomas del TDAH, y cientos de estudios, no se han observado efectos negativos de tomar el medicamento por varios años.

En años recientes Nora Volkow, directora del National Institute on Drug Abuse, y sus colegas han hecho un número de estudios de resonancias magnéticas para entender de mejor manera como el TDAH, y los medicamentos que se utilizan para tratarlo, afectan el cerebro.

En el 2013 compararon los cerebros de niños con TDAH (página en inglés) antes y después de un año de tratamiento con medicamentos estimulantes.

Los estudios mostraron un aumento en la densidad de los transportadores de dopamina (esas moléculas que sacan la dopamina) en el cerebro después del tratamiento.

Esto sugiere que el aumento de dopamina estimulado por los medicamentos podría haber provocado que el cerebro desarrollara más transmisores de dopamina para eliminarla.

No está claro por cuánto tiempo ese cambio puede durar, ya que el nivel de transportadores en el cerebro fluctúa.

Pero podría resultar, anotan los investigadores en sus conclusiones, en que los medicamentos no funcionen tan bien como lo habían hecho para reducir los síntomas a largo plazo.

Suscríbase al boletín semanal.

¿Los medicamentos pierden eficacia con el tiempo?

Este es un tema de desacuerdo entre los médicos e investigadores. Para muchos niños, la misma dosis (ajustada conforme crecen) continúa funcionando durante muchos años. Pero en otros niños, el medicamento no funciona tan bien después de los primeros meses, y ellos necesitan un aumento en la dosis para continuar obteniendo los mismos resultados.

A pesar de que el aumento de las dosis es modesto, no son solo el resultado del crecimiento de los niños.

En el estudio de largo plazo más grande para tratamientos de TDAH llamado estudio MTA (Estudio de Tratamiento Multimodal de Niños con TDAH), el primer mes del estudio fue dedicado a la valoración: ajustando la dosis hasta que llegaran a la dosis óptima para cada niño. Pero durante los siguientes 13 meses, a muchos de los niños le modificaron la dosis para continuar obteniendo el beneficio completo del medicamento.

En un análisis del 2001 de los datos encontrados (página en inglés) de los 198 niños que estaban tomando metilfenidato al final del período de valoración, muestra que 81 niños (41%) tuvieron un aumento en su dosis para mantener la efectividad. El aumento promedio por unidad de peso corporal fue de 12.4%.

Pero otros 36 niños (18%) tuvieron una reducción de dosis para evitar efectos secundarios negativos, y (29%) estuvieron tomando la misma dosis. Los niños que comenzaron con una dosis baja tuvieron más tendencia (61%) a necesitar un aumento, mientras aquellos que comenzaron con una dosis alta tuvieron más tendencia a mantenerse en la misma dosis (33%) o reducir la dosis (37%).

Los 24 niños restantes (12%) fueron cambiados a otro medicamento o a otro tratamiento.

Estos hallazgos son interpretados de manera diferente por distintos investigadores, algunos los ven como evidencia de que los niños desarrollaron tolerancia al medicamento, otros no.

El autor del estudio del 2001, el doctor Benedetto Vitiello, escribió: “Estos datos no sugieren tolerancia a los efectos terapéuticos del MPH”.

Agregó que el hecho de que ocurrieron cambios en los medicamentos a lo largo de un período de 13 meses indica “una necesidad para monitoreo continuo de largo plazo”. Esto refleja la experiencia de muchos médicos.

El Dr. Roy Boorady, psiquiatra de niños y adolescentes del Child Mind Institute, que ha tratado niños con TDAH por más de 15 años, dice que con frecuencia él aumenta la dosis dentro de los primeros años de tratar a un niño. “Cuando trato a un niño desde, digamos los siete años, encuentro que tengo que aumentar la dosis, quizás en un 20%, para recaptar el beneficio.

Pero después de los 15 o los 16, encuentro que los niños terminan necesitando menos, no más”. El Dr.

Boorady destaca que esto puede ser el resultado de que los síntomas del TDAH van desapareciendo, como con frecuencia lo hacen, al final de la adolescencia, y también es el caso que conforme los hígados de los adolescentes van madurando, pueden ser capaces de metabolizar el medicamento de manera más eficiente.

Pero no todos los doctores reportan el mismo efecto, y algunos notan que pueden haber otras razones para el aumento en las dosis a lo largo de los años que no implican tolerancia: conforme el niño va creciendo, él enfrenta mayores expectativas en la escuela, mayor demanda por concentración. El niño se vuelve más consciente de lo que el medicamento hace y puede querer más de esa sensación.

“Es ciertamente verosímil que hay una tolerancia desarrollándose lentamente a través del tiempo”, dice el Dr. Stephen Hinshaw, uno de los autores del estudio MTA: “simplemente no lo sabemos”. El Dr.

Hinshaw, profesor de psicología en la Universidad de California, Berkely, dice que algunas veces después de años de tratamiento efectivo, un paciente con TDAH necesita cambiar a un medicamento basado en un estimulante distinto, como de Concerta a Adderall, para mantener el efecto.

¿El medicamento del TDAH lleva a la adicción?

Una gran inquietud acerca del medicamento del TDAH es la preocupación de que los niños que los toman tiene un mayor riesgo de abuso de sustancias cuando son mayores. Pero varios estudios han demostrado que no hay correlación.

La investigación más reciente demostró que, a pesar de que los adolescentes y los adultos jóvenes con TDAH tienen un riesgo más alto de abuso de sustancias que otros niños, tratarlos con medicamentos estimulantes no aumenta ni reduce su riesgo. Lo que muestra el nuevo estudio es que los riesgos están relacionados al trastorno, no al tratamiento.

El National Institute on Drug Abuse dice que la adicción es un riesgo cuando estos estimulantes son abusados, que es, tomados en dosis y vías distintas a aquellos prescritos (por ejemplo, que sean machacados, inhalados o inyectados).

Entonces ellos producen euforia, y como resultado, aumentan el riesgo de adicción.

Por lo tanto, un historial de abuso de sustancias puede ser un factor importante cuando se considera si un adolescente es un buen candidato para tomar medicamentos para el TDAH.

Источник: https://childmind.org/article/cambiara-el-cerebro-de-mi-hijo-el-medicamento-para-el-tdah/

El Tratamiento Farmacológico del TDAH, una explicación clara y definitiva

Medicación TDAH

El Tratamiento Farmacológico del TDAH es uno de los grandes desconocidos por las familias y los profesionales, y por ello muchas veces temido sin motivo.

Por eso espero que con la información que te cuento en este artículo y con los videos que incluyo, te pueda resolver todas las dudas que tienes.

Para que tengas las cosas sobre la medicación para el TDAH tan claras como yo, además de los videos explicativos voy a explicarte con detalle las características y la forma de ejercer su función.

Resumen general

Puede que pienses, antes de revisar esta información, que El Tratamiento Farmacológico del TDAH se usa como última opción. Solo en los casos en los que otras medidas educativas o psicológicas no funcionan.

Pues la realidad es que ni mucho menos. La causa del TDAH es un problema neurológico en el metabolismo de algunas sustancias cerebrales (Los Neurotransmisosres Dopamina y Noradrenalina). El efecto del tratamiento es conseguir precisamente que estas dos sustancias funcionen mejor.

De esta manera, conseguimos unrápido control de los síntomas, y una maduración cerebral más acelerada.

Pero… ¿Cuál es el problema neurológico que provoca el TDAH?

Para explicarte eso con claridad tenemos que volver unos años atrás. A cuando estudiábamos en el colegio dando Naturales y el profe nos explicaba el Sistema Nervioso y las Neuronas. ¿Te acuerdas? o de la famosa serie “Érase una vez la vida”. Tampoco está tan lejos.

Pues bien, allí te enseñaron que los pensamientos se transmiten entre las neuronas mediante impulsos eléctricos. Esos impulsos eran llevados por unos mensajeros, los neurotransmisores.

Esos transmisores son en el caso del TDAH, la Dopamina y la Noradrenalina.

Estos mensajeros tienen un problema al ir de Neurona a Neurona en el TDAH. Es que, como los chicos con TDAH, tienen mala memoria a corto plazo y olvidan el camino que tienen que seguir. Y como no saben bien a donde deben ir pues se vuelven otra vez rápido a la neurona de la que le salieron.

El resultado es que no llevan la información a donde deben.

Como las personas con TDAH, se pierden por el camino.

¿Cómo actúan los tratamientos para solucionar esto?

La manera de actuar de los tratamientos es sencilla de explicar.

Lo que hacen es, para que me entiendas, enseñarle a la Dopamina y la Noradrenalina, el camino que deben recorrer hasta llegar a su meta.

Así, pueden transmitir la información a la siguiente neurona y de esta manera solucionar el bloqueo de la vía metabólica cerebral que controla la Atención, la Hiperactividad y la Impulsividad.

En términos científicos sería decir que los tratamientos del TDAH hacen un bloqueo prehispánico de la reabsorción de la Dopamina y la Noradrenalina.

 ¿Qué medicaciones existen en España? ¿y fuera?

Para El Tratamiento Farmacológico del TDAH en España tenemos ahora 3 grupos de medicamentos para el TDAH por orden de antigüedad:

  1. Metilfenidato: El Metilfenidato actual específicamente sobre la Dopamina. Es el más antiguo de los 3 tipos y en la actualidad ya hay varias marcas en función de sus características particulares.
    1. Hora de duración del efecto y Tipo de presentación del medicamento:
      1. 4 horas (Comprimido): Rubifen y Medicabran
      2. 8 horas (Cápsulas que s pueden abrir): Equasym y Medikinet
      3. 12 horas (Cápsulas que no se pueden abrir): Concerta
  2. Atomoxetina: La Atomoxetina solo tiene una marca comercializada por el momento,
  3. Lis-dexanfetamina: Este medicamento tras años de uso y experiencia fuera de España, por fin ha llegado para ayudarnos a mejorar el control de los pacientes.

¿Por qué se usan estas medicaciones en el tratamiento farmacológico del TDAH?

Con todas estas medicaciones hay experiencia y demostración de buenos resultados a corto y largo plazo en el control de los síntomas del TDAH.

En El Tratamiento Farmacológico del TDAH debemos tener un planteamiento similar al que hay en la Diabetes. Cuando se descubre que un niño es diabético, se le pone tratamiento con insulina y tan pronto como es posible se le entrena a él y a su familia en el manejo del tratamiento para que sea capaz de conseguir llevar una vida lo más normal posible.

En el TDAH la manera de ver el tratamiento es en general diferente pero no debería.

Nadie se plantea el tratamiento con medicación de los diabéticos porque es un problema médico, pero si el del TDAH porque la mayoría pensáis que es un problema  educativo. Eso es un error.

Estos chicos no pueden tener un bien desarrollo porque la manera de funcionar de sus cerebros es diferente y cuanto antes se detecte y se inicie el tratamiento mejor.

Las personas con TDAH no mueren si no toman el tratamiento como puede pasarle a los diabéticos, pero mantienen un elevado nivel de sufrimiento, adversidad e incomprensión en el día a día que no se merecen. Ellos hacen las cosas lo mejor que pueden y tenemos que ser capaces de ayudarles a hacerlas mejor.

¿Qué efectos secundarios tiene la medicación para el TDAH?

En este punto me voy a parar porque preocupa mucho a los padres. El hecho de que los tratamientos usados sean estimulantes asusta con frecuencia. Muchos pensáis que vuestros hijos pueden sufrir dependencia del medicamento si lo usan mucho tiempo o que pueden presentar algún síndrome de abstinencia si los dejan algún día suelto o lo olvidan. Nada más lejos de la realidad.

Los diferentes medicamentos tienen unas horas de duración determinadas y solo actúan en ese periodo. No hay ningún efecto de dependencia o abstinencia. De hecho nunca se ha visto un niño corriendo detrás del padre pidiéndole una pastilla…

Si es verdad que como todo medicamento, pueden aparecer algunas molestias al tomarlos, especialmente los primeros días o semanas

Medicamentos del TDAH ¿Que efectos os preocupan más a los padres?

Quiero empezar diciendo que El Tratamiento Farmacológico del TDAH e muy seguro desde todos los puntos de vista. A pesar de ello, los padres os preocupáis y mi labor es ser lo más claro posible en la información que os proporciono, así que leedlo despacio y veréis que no es para tanto.

Efectos del tratamiento farmacológico del TDAH a corto plazo

corto plazo a los padres les preocupa que han sido que el tratamiento quita las ganas de comer.

Efectivamente puede ser que en algunos casos los chicos tengan menos ganas los primeros días, pero la inmensa mayoría come con normalidad pasadas unas semanas y no hay preocupación por el peso o la altura a largo plazo, no se alteran ni mucho menos.

Tanto es así, que tenemos niños en la consulta que antes de venir estaban usando hormona del crecimiento porque tenían problemas de altura, y tras el diagnóstico, han empezado el tratamiento para el TDAH sin problemas.

Otro efecto a explicar a los padres es el insomnio. En ocasiones puede aparecer alguna dificultad para quedarse dormido los primeros días. Luego, veréis que se normaliza. También hay que tener presente que muchos chicos con TDAH ya tienen problemas de sueño antes de empezar el tratamiento, de modo que hay que preguntarlo siempre para no achacárselos erróneamente.

Finamente, el “Efecto Rebote” es importanter explicarlo.

Teneis que saber, que para darle tiempo al cerebro para acostumbrase a la nueva manera de funcionar que provoca el tratamiento, el inicio del mismo debe hacerse de forma progresiva, es decir, empezando por dosis bajas y luego ir subiendo hasta llegar a la que funciona bien y se mantiene en e tiempo. Si no hacemos esto bien y ponemos una dosis demasiado alta desde el principio, es probable que el efecto que aparezca sea el contrario al esperado.

¿Que efectos producen en el cerebro?

Aquí ya hablamos de los efectos a largo plazo del tratamiento. Aunque antes os he explicado como falla el mecanismo cerebral de comunicación en el TDAH, no os he dicho por qué falla.

Eso es tema de otro artículo pero os lo resumo diciendo que hay una predisposición genética a tener un retraso en la maduración cerebral de las áreas de control de la Atención, Hiperactividad e Impulsividad.

Esto hace que funcionen de la forma explicada.

Lo que hace el tratamiento al conseguir que ese funcionamiento sea mejor, es acelerar la maduración cerebral de esas áreas, de modo, que además de mejorar los síntomas, también mejora el desarrollo y la evolución futura de estos chicos.

Entonces ¿Por qué hay tanta gente que critica el uso de tratamiento farmacológico en el TDAH?

Esta es una buena pregunta que muchos expertos en TDAH nos hacemos. Os podría dar un listado enorme de respuestas pero por cortesía persona y profesional lo dejaré en que para hablar de algo hay que saber, tanto en teoría como en práctica, y en todas las profesiones hay gentes de todo tipo.

A buen entendedor, pocas palabras bastan.

Si te ha parecido interesante dale a compartir en para ayudar a otras madres

Si además quieres tener consulta conmigo puedes hacerlo de forma presencial a través del 682 651 047 o hacerlo on line en Qoolife

comments

Источник: https://elneuropediatra.es/el-tratamiento-farmacologico-del-tdah/

Tipos de medicamentos para el TDAH

Medicación TDAH

Existen diferentes medicamentos para el TDAH. Ellos afectan la manera en la que algunas partes del cerebro se comunican entre sí. Eso puede ayudar a mejorar el estado de alerta, la y a reducir la hiperactividad. A pesar de que estos medicamentos ayudan en diferentes grados a muchos niños que tienen TDAH, en algunos casos no ayudan.

Las dos categorías principales de fármacos para el TDAH son los estimulantes y los no estimulantes. Estos medicamentos, así como otros fármacos que son menos utilizados, se describen brevemente a continuación.

Medicamentos estimulantes

Los estimulantes son los medicamentos más recetados para tratar a chicos con TDAH. Se han venido usado desde los años sesenta y se encuentran entre los fármacos más estudiados que se usan en niños y adultos. Los estudios afirman que no suelen ser peligrosos cuando se toman en las dosis prescritas y que funcionan en aproximadamente de un 70% a un 80% de los casos.

Los medicamentos estimulantes actúan sobre un neurotransmisor (químico cerebral) llamado dopamina, el cual juega un papel importante en la motivación y además ayuda a controlar las respuestas motoras y emocionales.

Los efectos de algunos estimulantes comienzan en un lapso de aproximadamente 30 minutos luego de tomada la dosis. Otros tardan de 60 a 90 minutos en hacer efecto.

La dosis de un estimulante que será efectiva en una persona no está necesariamente relacionada con su edad, su peso o la severidad de sus síntomas. Está más bien relacionada con el grado de sensibilidad que tiene el cuerpo de la persona a un medicamento en particular.

Los estimulantes pueden ser de acción rápida, lo que significa que usualmente las pastillas se toman dos o tres veces al día. O pueden ser de acción o liberación prolongada, lo que significa que las pastillas usualmente se toman una vez al día.

Abajo se listan los tipos de estimulantes más comúnmente usados para tratar el TDAH. El año indica cuándo fue aprobado por Food and Drug Administration (FDA), y el arterisco significa que están disponibles en la presentación genérica. Tenga en cuenta que las presentaciones genéricas están etiquetadas con el nombre químico del fármaco, no con la marca comercial.

  • Ritalina (1955)*
  • Focalin (2001)*
  • Methylin solución oral (2002)*
  • Methylin (2003)*

De acción o liberación prolongada:

  • Ritalin –SR (1982)*
  • Metadate-ER (1999)*
  • Methylin ER (2000)*
  • Concerta (2000)*
  • Metadate-CD (2001)*
  • Ritalin-LA (2002)*
  • Focalin-XR (2005)*
  • Parche de Daytrana (2006)
  • Quillivant-XR (2012)
  • Quillichew-ER (2015)
  • Aptensio-XR (2015)
  • Dexedrine (1976)*
  • Adderall (1960)*
  • ProCentra solución oral (2008)*
  • Evekeo (2012)
  • Zenzedi (2013)

De acción o liberación prolongada:

  • Dexedrine Spansules (1976)*
  • Adderall-XR (2001)*
  • Vyvanse (2007)
  • Dyanavel-XR (2015)

Si su hijo toma un medicamento para el TDAH, es importante que usted colabore estrechamente con el médico para ajustar la dosis y la hora a la que se toma el medicamento de manera que se ajuste a sus necesidades. Por ejemplo, algunos niños puede que necesiten una dosis de acción prolongada seguida de una dosis de acción rápida para funcionar a lo largo del día y a la hora de hacer la tarea escolar.

Las compañías de seguros médicos a menudo solo cubren el costo de los medicamentos en su presentación genérica. Para muchos, las presentaciones de medicamentos genéricas funcionan tan bien como los de marca. Sin embargo, FDA ha reportado que dos de las tres versiones genéricas de Concerta no son exactamente iguales al producto que tiene un nombre comercial.

Para los niños que tienen dificultad para tragar pastillas, algunos de estos medicamentos vienen en cápsulas que se pueden abrir y espolvorear sobre una cucharada de comida como compota de manzana, yogurt o helado. Otros vienen en forma líquida. También están disponibles parches para la piel de metilfenidato.

Medicamentos no estimulantes

Los medicamentos no estimulantes pueden ser beneficiosos en algunos casos de TDAH. Son utilizados mayormente en niños que no responden a los estimulantes o si estos les producen efectos secundarios.

A diferencia de los estimulantes, los medicamentos no estimulantes funcionan aumentando la actividad de la norepinefrina en el cerebro: un neurotransmisor que, como la dopamina, está relacionado con la atención. Sin embargo, a diferencia de los estimulantes puede tardar de 4 a 6 semanas en verse los resultados.

  • Strattera (2002)
  • Tenex (1986)*
  • Intuniv (2009)*
  • Kapvay (2009)*

En ocasiones también se usan medicamentos antihipertensivos en el tratamiento del TDAH. Estos medicamentos son usualmente recetados para tratar la presión arterial alta o hipertensión en adultos, pero se descubrió que en algunos casos también reducen los síntomas del TDAH, específicamente la hiperactividad.

Efectos secundarios de los medicamentos para el TDAH

Todos los medicamentos para el TDAH pueden tener efectos secundarios. Por lo general, los efectos son temporales y mejoran al reducirse la dosis o cambiando la hora a la que se toma el medicamento.

Los estimulantes pueden causar pérdida del apetito, dificultad para conciliar el sueño, pérdida de peso, irritabilidad y aumento de la ansiedad. Strattera puede producir naúsea, vómitos y somnolencia durante el día.

Tenex, Intuniv y Kapvay pueden causar somnolencia y mareo.

Aunque existía el temor de que los estimulantes podían atrofiar el crecimiento de los niños, investigaciones recientes sugieren que los estimulantes usualmente no afectan cuán alto será el niño. Sin embargo, en algunos niños los estimulantes pueden causar un ligero retraso en la tasa de crecimiento.

Los efectos secundarios en todos estos medicamentos suelen ocurrir solo cuando el fármaco está activo en el cuerpo.

Efectos secundarios graves o muy poco comunes de los medicamentos para el TDAH incluyen problemas cardíacos en niños que ya tienen defectos cardíacos.

La FDA recomienda que los familiares colaboren con los doctores para asegurar que al niño se le realice un examen médico minucioso y se revise su historia médica antes de que se le administre un medicamento para el TDAH.

La mayoría de los efectos secundarios de los medicamentos para el TDAH no son graves, pero cualquier efecto secundario debe reportarse al médico de su hijo.

Es crucial trabajar de cerca con el médico o el profesional que prescribe la medicación para determinar cuál medicamento y qué dosis funciona mejor para su hijo.

Esté pendiente de cualquier señal de que la medicación de su hijo necesita ser ajustada, y hable con el médico si hay algo que lo preocupa.

Terapias combinadas: Medicamentos y actividades

Los medicamentos pueden ayudar a controlar los síntomas del TDAH, pero no son una “cura”. Si un niño deja de tomar su medicación, los síntomas volverán.

Los expertos usualmente recomiendan una combinación de medicamentos y terapia conductual.

Esta forma de terapia enseña estrategias a los padres y los maestros como el uso de recompensas y consecuencias para ayudar a los niños a reemplazar conductas negativas con positivas.

Si decide que su hijo tome medicamentos para el TDAH, prepárese para usar el método de ensayo y error. Puede tomar tiempo encontrar el medicamento adecuado o la dosis correcta. Observe a su hijo y pregúntele cómo se siente con el medicamento. Manténgase en contacto con el doctor y los otros profesionales de la salud que atienden a su hijo para encontrar la mejor solución para él.

Si no está seguro si usar medicación para el TDAH es la opción apropiada para su hijo, la guía de decisiones puede ayudarlo. También puede comunicarse con otros padres en nuestra comunidad en línea para enterarse de sus experiencias.

Understood no está afiliado con ninguna compañía farmaceútica.

Email

Print

Sms

Share

Источник: https://www.understood.org/es-mx/learning-thinking-differences/treatments-approaches/medications/types-of-adhd-medications

Medicación para el TDAH – puesta al día

Medicación TDAH

A menudo, después del diagnóstico de Trastorno por Déficit de Atención-Hiperactividad (TDA-H), me encuentro con la reticencia de los padres a dar a sus hijos tratamiento farmacológico.

Sí están dispuestos a modificar horarios y pautas o a darles atención pedagógica especializada, pero erróneamente piensan que los fármacos son peligrosos o inapropiados para los niños y tienen miedo a que causen perjuicio a sus hijos.

En este post intentaremos aclarar algunos conceptos y hablar de las distintas opciones de tratamiento farmacológico para el Trastorno por Déficit de Atención-Hiperactividad.

El TDA-H se tiene todo el tiempo y en todas partes y merma la calidad de vida.

En mayor o menor medida afecta la atención, causa un movimiento excesivo e impulsividad, esto interfiere en los aprendizajes (escolares o no) y en la relación con los otros.

Por ello su abordaje requiere un plan completo e individualizado para cada niño y su entorno, cuyo objetivo final es mejorar el autocontrol de la conducta y los aprendizajes.

El tratamiento del TDA-H

Debe ser multimodal, sustentado en tres pilares complementarios: información sobre el trastorno, estrategias conductuales y pedagógicas, y medicación.

Ninguno de ellos puede reemplazar a otro y la medicación no es el menos importante.

Aunque algunos casos leves pueden mejorar sólo con tratamiento no farmacológico, múltiples estudios concluyen que el tratamiento más eficaz es el que combina todas las intervenciones.

Pero, ¿por qué usar fármacos? En el cerebro de los niños con TDA-H hay un desajuste en los neurotransmisores (las sustancias químicas que permiten la comunicación entre neuronas) del lóbulo frontal, región fundamental para el control de la atención y los impulsos y para la planificación de tareas (funciones ejecutivas). Este desajuste retrasa la maduración cerebral impidiendo el desarrollo de las funciones superiores mencionadas.

Los fármacos usados en el TDA-H mejoran el desequilibrio en la comunicación neuronal y favorecen la maduración cerebral. En España, existen varios tipos de fármacos aprobados para su uso en el TDA-H, y su elección debe adecuarse individualmente a cada caso. El tratamiento farmacólogico debe indicarlo un médico con experiencia en el diagnóstico y manejo del TDA-H.

Los fármacos más utilizados son el metilfenidato –con dos tipos de presentaciones: una de liberación inmediata y acción corta, y otra de liberación prolongada– y la atomoxetina que está indicada sobre todo como fármaco de segunda línea cuando el metilfenidato no es eficaz. Recientemente se ha autorizado el uso de la lisdexanfetamina, también fármaco de segunda línea, que tiene una acción prolongada.

Existen otros, todos ellos de segunda línea y mucho menos utilizados, que no vamos a comentar aquí.

Falsos mitos sobre los fármacos para el TDA-H

1. No son necesarios, basta con una buena orientación pedagógica y psicológica.

  • cuando las otras intervenciones se combinan con tratamiento farmacológico la tasa de éxito aumenta al menos un 64%.

2 . Son fármacos muy nuevos, poco seguros y peligrosos para los niños.

  • hace más de 70 años que se conocen sus beneficios sobre el TDA-H
  • en España hace más de 25 años que se comercializan
  • son altamente eficaces con una respuesta favorable de hasta el 80%
  • son de los fármacos más estudiados para tratamiento infantil:
    • metilfenidato: 150 estudios en diversos países avalan su seguridad y eficacia
    • atomoxetina: 4 millones de niños de diferentes países tratados sin problemas
    • lisdexanfetamina: el compuesto más nuevo, comercializado en EEUU en 2007
  • precisamente porque favorecen la maduración cerebral están indicados en niños

3. Son anfetaminas, son «drogas» y crean adicción, luego no los puedes retirar nunca.

  • El metilfenidato es un fármaco estimulante, simpaticomimético o analéptico. Términos casi sinónimos que significan «que actúan como las catecolaminas» –los neurotransmisores deficitarios en el TDA-H–, favoreciendo el nivel de alerta del cerebro. El uso de la palabra estimulante y la mala traducción que se hace del término inglés drug (= fármaco; diferente a illegal drug = droga) puede prestarse a la confusión en el lenguaje común.

No aumenta el riesgo de abuso de sustancias, pero mal utilizado puede tener un efecto euforizante (como el redbull).

  • La atomoxetina es un fármaco no estimulante, que tiene una acción más selectiva actuando sobre todo a nivel de áreas prefrontales.
  • La lisdexanfetamina es un estimulante, derivado de la anfetamina. Por su formulación y diseño, es un profármaco (no se «activa» si no pasa por el tracto digestivo) no permite su abuso o mal uso.
  • El tratamiento adecuado del TDA-H, combinando fármacos y otras intervenciones, reduce la impulsividad disminuyendo así el riesgo de abuso de drogas en el futuro.
  • Si una intervención terapéutica funciona, no debe retirarse porque habrá recaídas. Esto es válido tanto para el tratamiento farmacológico como para las intervenciones psicológicas y pedagógicas.
  • Aproximadamente un tercio de los niños con TDA-H continuarán necesitando medicación al alcanzar la edad adulta.

Elección del fármaco para el TDA-H

Usar o no usar fármacos es una decisión de gran relevancia que debe basarse sobre todo en un diagnóstico adecuado que tenga muy en cuenta los síntomas que causan una merma en la función del niño y el ámbito en que se desenvuelve.

Los fármacos comercializados en España para el tratamiento del TDAH son eficaces. De hecho el 70-80% de los niños responden al tratamiento.

No existen indicadores específicos sobre la mejor elección en función de las características clínicas del TDAH, de su gravedad, del grupo de edad o por la presencia o ausencia de una determinada sintomatología del propio TDAH.

El tratamiento es multimodal y debe indicarse de forma individual, tanto el tratamiento farmacológico como el no farmacológico. Los objetivos deben ser:

  • conseguir la mejor eficacia en los momentos clave (durante las tareas escolares, por ejemplo) y que dure el tiempo necesario
  • que tenga pocos altibajos en el control de síntomas a lo largo del día
  • que sea fácil y cómodo de administrar de modo que el paciente no olvide las tomas

El TDA-H que no se trata interfiere el desarrollo conductual del niño, genera inseguridad en sus propias capacidades, merma su autoestima y puede causar trastornos emocionales graves como depresión y ansiedad.

Advertencia– Esta entrada pretende ser una ayuda informativa sobre los fármacos para la hiperactividad. La indicación del tratamiento, farmacológico o no, es un acto médico de gran importancia.

Nunca, nunca, nunca te quedes con una duda sobre un tratamiento que haya recetado tu médico.

Pregúntalo todo porque para que el tratamiento funcione es necesario que el médico acierte y que el paciente lo cumpla tal cual se le ha prescrito.

↬  2015 ©  mj mas
_________________________________

Bibliografía:

  • Guía de práctica clínica sobre el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) en Niños y Adolescentes. Guías de práctica clínica en el SNS. Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. 2010.
  • José A. Alda, et al. Recomendación de expertos: aportaciones a la práctica clínica del nuevo profármaco lisdexanfetamina dimesilato (LDX) en el tratamiento del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Actas Esp Psiquiatr 2014; 42(Supl. 1):1-16.
  • Soutullo C, Álvarez-Gómez MJ. Bases para la elección del tratamiento farmacológico en el trastorno por déficit de atención/hiperactividad. Rev Neurol 2013; 56 (Supl. 1):S119-S129.

Relacionados:

  • Todo sobre TDA-H en el blog.

Источник: https://neuropediatra.org/2015/09/30/medicacion-para-el-tda-h/

Medicamentos para el TDAH

Medicación TDAH

  • Tamaño de texto más grande

Una vez que alguien es diagnosticado de TDAH, los médicos tal vez le receten medicamentos para comenzar a tratarlo. Los medicamentos no curan el TDAH. Pero ayudan a mejorar la capacidad de prestar atención, calmarse y tener más autocontrol.

¿Por qué las personas necesitan medicamentos para el TDAH?

No todas las personas con TDAH necesitan medicamentos. Pero los medicamentos pueden ayudar a la mayoría de las personas con TDAH a estar concentradas durante más tiempo, a escuchar más y moverse menos.

Las personas también se benefician con la terapia para aprender y poner en práctica habilidades como mantenerse organizado, manejar el trabajo de la escuela y hacer frente al estrés. Los medicamentos no son un atajo para dominar estas habilidades. Pero ayudan a las personas a mantenerse enfocadas para aprenderlas.

¿Cómo actúa el medicamento para el TDAH?

Los medicamentos para el TDAH mejoran la atención ayudando a las sustancias químicas del cerebro a funcionar mejor.

Los medicamentos actúan sobre dos sustancias químicas del cerebro: la dopamina y la norepinefrina. Estas sustancias químicas afectan la atención y la concentración de una persona.

¿De qué manera toman medicamentos para el TDAH las personas?

Las personas con TDAH pueden tomar diferentes medicamentos. Todos necesitan una receta.

Las personas suelen tomar medicamentos para el TDAH una o dos veces al día, según el medicamento.

Estimulantes

Medicamentos como methylphenidate (algunas marcas comerciales incluyen Ritalin®, Concerta®, Daytrana®, Focalin®) y anfetaminas (por ejemplo, Adderall™, Dexedrine™, Vyvanse®).

Los medicamentos comienzan a hacer efecto en cuanto los tomas. Cuánto dura el efecto depende del medicamento:

  • Las fórmulas de corta duración tienen efecto durante aproximadamente 4 horas.
  • Las fórmulas de acción prolongada permanecen en el organismo hasta durante 12 horas. Pueden resultar útiles para las personas que tienen un día escolar prolongado y necesitan el medicamento para permanecer concentradas y realizar la tarea o las actividades posteriores a la escuela.

No estimulantes

Medicamentos como atomoxetine (Strattera®), clonidine (Kapvay®) y guanfacine (Intuniv®). Los medicamentos no estimulantes pueden llevar hasta varias semanas en surtir efecto. Tienen efecto durante aproximadamente 24 horas.

Antes de recetar un medicamento, el equipo de atención médica te preguntará si estás tomando otro medicamento.

Esto incluye medicamentos de venta sin receta y suplementos (como las vitaminas y las hierbas medicinales).

El equipo de atención médica también desea saber acerca de los antecedentes médicos de tu familia, en especial si algún integrante de tu familia tiene o tuvo una enfermedad cardíaca.

Los médicos suelen comenzar recetando una dosis baja de un estimulante. Si estás tomando un nuevo medicamento para el TDAH o una nueva dosis, el médico querrá que tú y tus padres observen y determinen si el medicamento te ayuda con los síntomas del TDAH.

Las personas responden de diferente forma a los medicamentos. Si el primer medicamento no parece tener efecto, incluso en las dosis más elevadas, entonces el médico tal vez pruebe con otro medicamento. Algunas personas necesitan tomar más de un medicamento para el TDAH para obtener mejores resultados.

¿Qué más puedo hacer?

Tú y tus padres deben estar atentos a los efectos secundarios si tomas un nuevo medicamento para el TDAH. El médico ajustará la dosis y la frecuencia con la que tomas el medicamento según la cantidad de medicamento que te ayuda y si tienes efectos secundarios.

Es posible que debas visitar varias veces al médico durante semanas o meses para encontrar el medicamento y la dosis adecuados. Después de esto, el equipo médico querrá verte cada 3 a 6 meses.

Es importante que vayas a todas las visitas de seguimiento para que el equipo médico pueda controlar tu altura, tu peso y tu presión sanguínea. El equipo médico también controlará los efectos secundarios y ajustará la dosis de medicamento, según sea necesario.

Para prevenir los problemas, haz siempre estas cosas cuando tomes medicamentos para el TDAH:

  • Toma la dosis recomendada.
  • Toma cada medicamento en el horario indicado.
  • Habla con el médico antes de dejar de tomar un medicamento o de cambiar la dosis.
  • Conserva todos los medicamentos en un lugar seguro, donde ninguna otra persona pueda tomarlos.
  • No le des tu medicamento a ninguna otra persona.

El medicamento es solo una parte del tratamiento para el TDAH. El tratamiento también puede incluir terapia, apoyo de los padres y apoyo de la escuela. El medicamento funciona mejor cuando los padres, los maestros y los terapeutas te ayudan a aprender habilidades sociales, emocionales y de conducta que no te resultan fáciles debido al TDAH.

¿Existe algún riesgo?

Al igual que cualquier medicamento, los medicamentos para el TDAH pueden tener efectos secundarios. No obstante, no todos tienen efectos secundarios.

Los efectos secundarios más comunes son la falta de apetito y la dificultad para dormir. Otros efectos secundarios de los medicamentos para el TDAH incluyen nerviosismo, irritabilidad, mal humor, dolor de cabeza, dolor de estómago, ritmo cardíaco acelerado y presión arterial elevada.

Los efectos secundarios suelen presentarse en los primeros días de comenzar a tomar un nuevo medicamento o una dosis más elevada. Con frecuencia, desaparecen por sí solos después de unos pocos días o semanas, a medida que el cuerpo se adapta al medicamento.

Si un efecto secundario no desaparece, el médico tal vez decida bajar la dosis o abandonar ese medicamento y probar otro. Los medicamentos para el TDAH solo permanecen en el organismo durante unas pocas horas; por lo tanto, los efectos secundarios desaparecen a medida que el medicamento se va del cuerpo.

El equipo médico te dará más información acerca de los posibles efectos secundarios de los medicamentos específicos que te receten. Si notas algo que te preocupa, díselo a tus padres y habla inmediatamente con el médico.

A algunas personas no les gusta la idea de tomar medicamentos para el TDAH. Pero el medicamento adecuado puede marcar una gran diferencia. Habla con el médico si algo te preocupa. Hazle preguntas. El equipo médico te puede ayudar a ti y a tus padres a decidir si es conveniente que pruebes un medicamento para el TDAH.

Revisado por: Shirin Hasan, MD

Fecha de revisión: marzo de 2018

Источник: https://kidshealth.org/es/teens/ritalin-esp.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: