Menstruación abundante después del parto

Menstruación abundante después del parto

Menstruación abundante después del parto

Lochia rubra: el primer flujo justo después de dar a luz, rojo intenso porque tienen mucha sangre. Dura entre 3 y 5 días tras el parto y es muy abundante. Puede tener coágulos.

Lochia serosa: de color marrón claro o rosado, dura normalmente hasta el décimo día. Es menos espeso y abundante.

Lochia alba: el flujo se vuelve blanquecino o amarillento. Dura hasta la tercera o sexta semana, dependiendo de la persona.

No deben confundirse con la menstruación, que puede llegar antes o después según se esté dando el pecho o no.

¿Cuáles son las causas de los loquios?

Son 3 las causas de los loquios o pérdidas de sangre después del parto:

El desprendimiento de la placenta, el órgano que se ha encargado de suministrar oxígeno y nutrientes al feto durante el embarazo. En el punto del útero donde estaba adherida la placenta, se forma una herida que empieza a sangrar.

Donde se forma esta herida hay una acumulación de glóbulos blancos para formar una barrera de defensa frente a los posibles gérmenes que podrían provocar una infección en la herida. Conforme este “escudo” se forma, las pérdidas de sangre de esa herida disminuyen.

No es como un proceso normal de cicatrización, sino como un proceso de reconstrucción de tejido ya que si se formase una cicatriz no podría producirse la implantación de un nuevo óvulo fecundado.

– La eliminación de la capa que recubre el útero durante el embarazo. Esta capa está compuesta por un abundante tejido, que con su presencia hace del útero un lugar acogedor para el feto y que es expulsado en su mayor parte en el momento del parto.

Destrucción por lisis de parte de las fibras del útero.

 

¿Cuánto duran los loquios?

Por lo general, los loquios suelen durar alrededor de 15 días, aunque la duración no es la misma en todas las mujeres.

Existen algunos factores que pueden hacer que estos loquios se incrementen, como los embarazos múltiples, las multíparas (mujeres que ya han parido anteriormente), en los embarazos en los que los fetos son muy grandes (macrosomas) o una gestación con mucha cantidad de líquido amniótico (polihidramnios). En estos casos el útero queda más distendido, por lo que necesita más esfuerzo a la hora de contraerse por lo que los loquios suelen prolongarse un poco más.

En la situación contraria, hay una circunstancia que favorece que estos loquios se acaben antes, la lactancia. Esto se debe al reflejo de Ferguson.

Cuando se pone al bebé en el pecho y se agarra bien, la succión provoca un reflejo en la hipófisis de la madre que segrega oxitocina.

Esta hormona estimula el útero y hace que se contraiga, favoreciendo que se reduzca el sangrado y que el útero se vuelva más pequeño (hasta alcanzar el tamaño que tenía antes del embarazo).

¿Qué cuidados necesitan los loquios?

Los loquios requieren de un cuidado muy sencillo que consiste en el reposo y en evitar esfuerzos. Se deben usar compresas con un nivel grado de absorción, especialmente en los primeros días, donde la producción de loquios es más elevada.

No se recomiendan los tampones, ya que estos aumentan el riesgo de infecciones en la vagina y en el útero. Además, se debe mantener una buena higiene en el puerperio, especialmente mientras duren los loquios.

Para evitar que esta zona que está en mayor o menor grado traumatizada por el parto se irrite más o se infecte, debes seguir los siguientes consejos:

– Lávate la zona con agua templada, más bien tirando a fría, cada vez que se vaya al baño (tanto con la micción como con la defecación). Además debes limpiarte siempre de delante hacia atrás para no contaminar el área vaginal con las bacterias de la zona anal.

– Seca muy bien la zona para evitar la humedad con toques suaves.

– No uses toallitas húmedas.

– Debes lavarte la zona, pero no se aconseja tomar baños de asiento. Sentarse en el agua durante un rato puede favorecer el reblandecimiento (maceración) de la zona.

– La mejor compresa (a pesar de que su absorción es limitada) es la de algodón, sin que tenga perfumes ni adictivos, ya que estos `pueden causar alergia.

Además, lo mejor es que no tengan plástico, ya que favorecen el incremento tanto de la temperatura, como de la humedad y hace que la zona no esté aireada.

Además, estas compresas previenen los picores y la irritabilidad al ser de una fibra natural suave.

Posibles problemas de los loquios

Si los loquios huelen muy mal o son muy abundantes pasados los primeros 5-6 días, se debe acudir al médico ya que puede ser un síntoma de ciertas enfermedades: infecciones, endometriosis, problemas de cicatrización, etc.

Además, existen otros síntomas que indican que los loquios no están siendo expulsados como deberían:

– Los loquios rojizos se mantienen durante más de cuatro días

– Tienes fiebre

– El sangrado es demasiado abundante

Ante cualquiera de estos síntomas debes acudir cuanto antes a tu médico.

Endometriosis

Definición:

El endometrio es el tejido que reviste el interior del útero cada mes para permitir la anidación del óvulo fecundado. Si no ha tenido lugar la fecundación, será expulsado durante la menstruación.

Pero en ocasiones, este tejido endometrial crece fuera del útero, sobre todo en la cavidad pélvica: en los ovarios, detrás del útero, en los ligamentos uterinos, en la vejiga urinaria o en el intestino, dando lugar a una endometriosis.

Cuando este tejido endometrial crece, aparecen bultos llamados tumores o implantes, que la mayoría de las veces son benignos.

Los implantes de la endometriosis están influidos por el ciclo menstrual, de tal manera que en cada menstruación, los tumores endometriósicos también sangran, sin posibilidad de que la sangre salga fuera del cuerpo, desarrollando una inflamación y tejidos cicatriciales o fibrosis, que ocasionan posteriormente obstrucción intestinal, sangrado digestivo y trastornos miccionales.

Síntomas:

– Dolor pélvico, abdominal, de espalda…

– Nauseas, vómitos

– Debilidad, fatiga, mareos

– Dolor durante y después de las relaciones sexuales

– Problemas intestinales y en vejiga

– Hemorragias fuertes o irregulares

– Problemas de esterilidad

Tratamiento:

1. Tratamiento para el dolor. Si los síntomas son leves, puede que sólo sean necesarios analgésicos.

2. Tratamiento hormonal. Este tratamiento es más eficaz cuanto menor sean los tumores. Existen varias hormonas usadas para este tratamiento, incluyendo una combinación de estrógeno y progesterona, como las píldoras anticonceptivas, la progesterona sola, la danocrina (una hormona masculina débil) y agonistas de la hormona liberadora de la gonadotropina.

3. Tratamiento quirúrgico. Esta es la mejor opción para mujeres con una endometriosis extensa o que sufren fuertes dolores.

         •Laparoscopia: Consiste en la apertura de al menos dos incisiones en el bajo vientre, para introducir pequeñas herramientas quirúrgicas en su abdomen.

Entonces se extraerán los tumores y los tejidos cicatrizados o los destruirán con calor intenso y cerrarán los vasos sanguíneos sin necesidad de suturas. La finalidad es tratar la endometriosis sin dañar el tejido sano alrededor de ella.

La recuperación de la laparoscopia es mucho más rápida que en el caso de una cirugía mayor, como la laparotomía.

        •Laparatomía: Es el último recurso para el tratamiento de la endometriosis, ya que es una cirugía mayor en la que se extirpa la endometriosis o el útero (histerectomía). Durante una histerectomía, también se pueden extirpar los ovarios y las trompas de Falopio, si es que éstos también tienen endometriosis, o si la lesión es grave.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/parto/menstruacion-abundante-despues-del-parto-4851

Normalización de la menstruación después del parto

Menstruación abundante después del parto

Tras el parto el organismo de la mujer comienza su proceso de recuperación. En dicho proceso se incluye la normalización de la menstruación.

En términos simples, el organismo espera un tiempo antes de continuar con el curso reproductivo normal. Durante este tiempo, se formará un nuevo óvulo, se romperá y con ello, se habrá dado inicio a la menstruación en la mujer una vez más.

A este período de recuperación se le conoce comúnmente como cuarentena. Esta viene a ser el lapso mediante el cual se pueden llegar a presentar algunas pequeñas descargas.

Cabe destacar que, a pesar de que este sangrado casual puede durar algunas semanas, no es considerado como menstruación; ya que el sangrado ocurre como consecuencia de las heridas internas ocasionadas durante el parto.

La cuarentena (o puerperio) desaparece tras una temporada pero no está seguida inmediatamente por un nuevo ciclo reproductivo.

En este caso se inicia un nuevo período de amenorrea, cuya duración va a depender de las características de la madre, y también, de su decisión de amamantar o dar leche en biberón a su bebé.

Factores que inciden en la normalización de la menstruación posparto

El útero requiere de un tiempo aproximado de 3 semanas para regresar a su posición y tamaño normales. No obstante cada mujer es diferente. Por consiguiente los tiempos no son precisos.

Poco a poco, el sistema reproductivo se recuperará. A medida que pasa el tiempo, las madres necesitan espacio para recuperar la tonicidad de su abdomen y para que se cierren la vulva y la vagina. Por lo tanto la normalización de la menstruación es lenta. 

Esto va a acompañado de una nueva actividad: la lactancia. En ese caso, una mujer que amamanta puede tardar más tiempo hasta que se normalice su ciclo menstrual.

Madres que amamantan

Las mujeres que han decidido dar el pecho a su bebé pueden estar hasta 4 meses presentarán amenorrea posparto, debido particularmente a la alteración hormonal.

En otras palabras, una madre que está amamantando se verá afectada por la incidencia de la prolactina, la hormona encargada de estimular la producción de leche materna.

La prolactina es una hormona producida por la glándula pituitaria y es la causante de que se detenga temporalmente la producción ovárica.

Por eso el período de normalización de la menstruación depende del tiempo que la madre decida amamantar. La situación varía dependiendo de cada mujer.

Existen casos en los que la ovulación, y posterior aparición del ciclo menstrual, se producen al mismo tiempo en que se ejecuta la lactancia.

 Madres que dan el biberón

La causa principal de las irregularidades del ciclo menstrual tras el parto es el aumento de la producción de la prolactina. Por eso, cuando se da el biberón en lugar del pecho, el período puede ser más corto.

En este caso es más preciso el tiempo estimado de regularización. Así pues, si una mujer después de 10 semanas sigue sin una normalización, debería consultar a su médico.

Otros factores

Aunque el modo de alimentar al bebé es el factor principal, existen otros elementos que pueden incidir en este aspecto. Por ejemplo, cuando una mujer primeriza da a luz por vía vaginal, puede tardar más tiempo en recuperar su ciclo.

La cantidad de sangre que se pierde en el parto también puede prolongar la normalización de la menstruación. A esto se le suma la posibilidad de una relación genética, que predisponga a la madre a esta situación.

¿Realmente se normaliza?

Después de superar el tiempo de aparición de la primera regla, es cuando, finalmente, ocurre la normalización de la menstruación.

Sin embargo no siempre ocurre de esta forma. A veces pueden producirse descargas más abundantes e, incluso, sin que haya habido ningún óvulo.

Los períodos anaovuladores pueden darse con frecuencia. Por eso se recomienda usar protección durante las relaciones sexuales, porque no es segura la existencia de un ciclo ovulatorio normal.

También es probable que disminuyan los acostumbrados dolores menstruales en aquellas mujeres que los sufrían antes del parto. Lo más importante en estos casos es informarse.

Hablar con el médico de cabecera, el ginecólogo y también con otras madres ayuda a disipar las inquietudes y dudas. Además se deben compartir las preguntas y temores con la pareja, a fin de evitar cualquier tipo de malentendido.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/normalizacion-de-la-menstruacion-parto/

La menstruación después del parto: ¿cuánto tarda en bajar?

Menstruación abundante después del parto

¿Cuánto tiempo hay que esperar hasta la primera menstruación después del parto? ¿Es una regla abundante? ¿Hay variaciones si el parto es natural o por cesárea? ¿Y si opto por la lactancia materna? Éstas son algunas de las preguntas más comunes en las embarazadas, especialmente en las primerizas.

En este artículo resolveremos éstas y otras dudas comunes en torno a la primera regla tras el parto.

Después del parto

Después de tener un bebé, el útero de la madre necesita unos quince días aproximadamente para volver a la normalidad, tanto en lo que se refiere al tamaño como a su posición. Además, la mujer va recuperando poco a poco su estado anterior al embarazo:

  • La flacidez abdominal va desapareciendo
  • Se cierran la vágina y la vulva
  • El cuello uterino se va cerrando

Este periodo de recuperación se denomina puerperio y, aunque su duración varía entre unas mujeres y otras, es común que dure alrededor de 40 días, razón por la que también es llamado cuarentena.

¿Qué es el puerperio?

Es comprensible que el ciclo menstrual necesite también un tiempo para regularizarse de nuevo, pues durante el embarazo la mujer experimenta un fuerte desajuste hormonal que le lleva a la anovulación y la ausencia de menstruación.

A pesar de esto, es posible que la mujer experimente ligeras pérdidas vaginales o loquios durante esta etapa postparto.

Además de la pequeña variabilidad entre mujeres, existe otro factor fundamental que impide que el ciclo hormonal vuelva a su estado normal: la lactancia materna o amamantamiento. Hablamos detenidamente de ello a continuación.

La lactancia materna

Optar por dar de mamar al bebé es uno de los principales factores por los que el periodo sin menstruación se prolonga. Por tanto, en función de la opción escogida para alimentar al recién nacido, la regla tardará más o menos tiempo en volver.

Biberón si la madre escoge la opción del biberón para alimentar a su bebé, la regla puede tardar entre 8 y 10 semanas en volver a ser regular. No tiene por qué tardar más. De hecho, es recomendable consultar al especialista si la regla no baja tras los dos-tres meses.Lactancia maternasi por el contrario la madre decide dar el pecho a su hijo, la recuperación del ciclo menstrual tardará más en llegar. Este retraso se puede prolongar entre 3 y 6 meses generalmente debido a la hormona prolactina.

La prolactina, producida por la glándula pituitaria (hipófisis), es la hormona que estimula la producción de leche materna. Su producción puede desajustar y paralizar la actividad ovárica. Por tanto, cuanto más largo sea el periodo de lactancia, más tardará la madre en recuperar sus reglas.

Es necesario que la prolactina vuelva a su nivel normal (previo al embarazo) para que los ciclos menstruales sean de nuevo regulares. Por ello, en principio, la mujer no tendrá la regla durante la lactancia.

A pesar de esto, se pueden dar casos en los que la primera menstruación aparezca durante este periodo de amamantamiento, especialmente si las tomas se van espaciando cada vez más.

Tal y como nos comenta la Dra. Nadia Caroppo, ginecóloga especialista en reproducción asistida:

A medida que se van espaciando las tomas de la lactancia, el eje sexual femenino empieza a liberarse nuevamente gracias a la disminución de la prolactina, que es la hormona que genera la leche, empieza a liberarse el ciclo y puede empezar a aparecer una menstruación.

Primer ciclo menstrual tras el embarazo

Además de la forma de alimentación del menor, existen otros factores que pueden influir en la vuelta del ciclo menstrual tras el nacimiento del bebé. Algunos ejemplos son:

  • La cantidad de sangre que se haya perdido durante el parto (si se ha perdido mucha sangre es probable que se retrase un poco más).
  • Si se trata o no del primer parto vaginal (en las primerizas tarda más).
  • La herencia genética de la mujer.

Aunque este primer periodo es probable que sea anovulatorio (sin óvulos) en algunas ocasiones no ocurre así.

Por ello, se recomienda el uso de preservativos, preferiblemente sin látex, para prevenir correctamente un nuevo embarazo.

De hecho, se aconseja usar protección durante todo el periodo de lactancia aun en ausencia de menstruación, pues no sabemos exactamente en qué momento va a bajar de nuevo la regla.

La primera menstruación después de haber concebido suele ser bastante abundante.

La regla después del parto

También es común que en esta primera regla varíen los síntomas menstruales. Las mujeres que antes de haber sido madres padecían reglas dolorosas notarán una cierta mejoría en su situación debido a la desaparición de la rigidez muscular del útero.

A medida que la situación va normalizándose y el útero vuelve a su estado habitual, las reglas vuelven a ser como eran previamente al embarazo. No obstante, hay mujeres a las que el ciclo menstrual les varía de forma permanente tras la gestación.

¿Puedo quedar embarazada después del parto si no tengo la menstruación?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Es cierto que el amamantamiento es considerado el mejor anovulatorio debido al aumento en el nivel de prolactina. Sin embargo, a medida que se reduce la lactancia, el nivel de prolactina va volviendo a su estado habitual. Esto no es inmediato y, por ello, si no se desea el embarazo, se recomienda utilizar protección anticonceptiva.

Además, no debemos olvidar que, aunque es extraño, pueden haber periodos femeninos en los que hay ovulación pero no menstruación.

Por tanto, aun sin menstruación, sí existe posibilidad de embarazo tras el parto, aunque es baja.

¿La recuperación tras la cesárea es más larga que tras el parto natural?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

En cuanto a la recuperación física tras el parto, es cierto que el parto por cesárea es más agresivo y, por ello, requiere más tiempo para que el cuerpo de la mujer vuelva a su estado normal. No obstante, en relación al ciclo menstrual, el tipo de parto no afecta demasiado.

¿Es habitual que las menstruaciones posparto sean irregulares?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Sí. Tras el parto, los niveles hormonales van poco a poco ajustándose y volviendo a la normalidad, es decir, al estado previo al embarazo.

Por tanto, puesto que el ciclo menstrual está regulado por hormonas, es habitual tener reglas irregulares después del parto.

Lectura recomendada

Aunque en relación a la primera menstruación no hay grandes diferencias, la recuperación física de la mujer es diferente si el parto ha sido por cesárea o natural. En este artículo te comentamos las principales variaciones entre un tipo de parto y otro: ¿Es mejor el parto natural o por cesárea?

También hemos hablado de la variación en el tiempo que tarda la primera regla tras el nacimiento del bebé en función de la alimentación que se le dé: biberón o lactancia materna. ¿Quieres conocer otros factores que diferencian ambos tipos de alimentación? Descúbrelo en este enlace ¿Cómo debo alimentar al recién nacido?

Источник: https://www.reproduccionasistida.org/menstruacion-despues-parto/

¿Qué es normal y qué no en el postparto?

Menstruación abundante después del parto

Toda malamadre, ya sea primeriza o no, recuerda el puerperio (los cada vez más conocidos 40 días que siguen al parto). Y aunque haya leyendas de súper mujeres que dicen haber tenido un posparto sencillo y feliz, la verdad es que para la gran mayoría es una etapa feliz, pero muy dura y delicada.

La llegada de un/a buenhijo/a es, sin duda, algo muy bonito que hay que celebrar pero, también, reconozcámoslo, algo muy duro.

Los primeros meses, mientras que lloran, duermen, hacen caca y comen –porque no hacen otra cosa- nosotras luchamos por sobrevivir e intentar entender qué ha pasado con nuestro cuerpo y nuestra vida, en el caso de las primerizas.

Queriendo llegar a todo, durmiendo poco o nada y sin parar de sangrar… ¡Un paseo de rosas, oiga!

No quisiera yo desanimar a las embarazadas o futuras mamás, pero lo fundamental es tener toda la información posible antes de que llegue el gran momento, para así evitar posibles depresiones posparto. Afortunadamente, cada vez hay menos tabúes sobre el tema y expertos que nos pueden ayudar en esos momentos.

Y aquí es donde quería llegar, a nombrar que síntomas son normales y cuáles no.

El puerperio o posparto

“El puerperio o posparto es el periodo después del parto en el que el organismo recuperar la situación previa al embarazo;  comprende las  seis semanas siguientes al parto.” Qué gracia me hace leer esta definición  claramente escrita por un hombre o por una mujer que no ha pasado por esta etapa.

El organismo, y toda tú, tarda una media de un año (sí, estás leyendo bien, un año), en recuperar la situación previa al embarazo. Dependiendo de la edad, de si has entrenado durante el embarazo y de tu genética, este periodo pueda ser algo mas corto, pero no mucho más, que no te engañen las apariencias externas.

La recuperación debe ser completa, y es una realidad ya muy demostrada con evidencia científica.

Algo que muchas de mis clientas desconocen (y me sigue sorprendiendo), es que durante el puerperio (“la cuarentena”) va a tener pérdidas de sangre (loquios), que son las diferentes secreciones uterinas que debe expulsar.  Pueden durar unos 30-40 días, durante los cuales irán cambiando de aspecto. Sólo deberás alarmarte en caso de que presenten muy mal olor.

Otra falsa idea que me sorprende es que aunque se pierden entre 6 y 8 kilos durante el parto, la tripa no desaparece de golpe con el parto. El  cuerpo tarda tiempo en volver a su tamaño original y, además, el cuerpo tiene que expulsar el líquido que ha retenido en el embarazo.

Insisto en que la mayoría de las mujeres vuelven a su peso habitual entre 6 y 12 meses después de dar a luz. Esas imágenes de cuerpos perfectos recién salidos del hospital son confusos y alejados de la realidad.

Lo siento chicas, hay que ayudar con alimentación, ejercicios adaptados y descanso a recolocar todo en su sitio.

Hemorroides, caída de cabello… En fin, que tampoco quiero que os echéis a llorar (de verdad, que ¡¡merece la pena todo esto y mucho más!!)

Otros cambios durante el postparto

Debido al bajo tono de la vejiga en partos largos o instrumentados, y por efecto de la epidural, debes saber que también podemos presentar dificultades para la micción espontánea. Por tanto, tendrás que obligarte a una micción frecuente y vaciar correctamente la vejiga para ayudar a una mejor involución uterina.

Algo que siempre, y cuando digo siempre es que nos pasa a todas, es el miedo a esa primera vez sentadas en el servicio, el estreñimiento tras el parto es habitual. No te preocupes más de lo necesario y habla con tu médico para cualquier duda que puedas tener al respecto.

Si eres una Malamadre lactante, es muy probable que la menstruación no asome hasta que la finalices. ¡Por fin una buena noticia! Si se opta por lactancia artificial lo más normal es que regrese a los 30-40 días desde el parto. Importante: os recuerdo que no tener la regla no implica no poder quedarse embarazada… ¡Luego no quiero sorpresas! Y si las hay, que sean con conocimiento de causa.

Y por último, ojo con empezar a realizar deportes de impacto antes de estar recuperada, creo que ya conocéis los problemas que puede ocasionar tener un suelo pélvico dañado o no recuperado.

Cuándo acudir a un profesional durante el posparto

  • Fiebre de más de 38ºC.
  • Hemorragia importante.
  • La herida de la episiotomía o la de la cesárea se pone roja, se inflama o le supura pus.
  • Loquios malolientes.
  • Enrojecimiento, dolor exagerado en mamas o episiotomía.
  • Dolor torácico, náuseas o vómitos
  • Dolor o inflamación de una de las piernas.
  • Fuertes dolores de cabeza
  • Problemas para respirar.
  • Molestias urinarias.
  • Sospecha por tu parte, o la de tu entorno, de depresión posparto.

En estos casos, y en realidad, con cualquier duda, miedo o temor, acude a un profesional. Como he comentado anteriormente, hoy en día tenemos un amplio abanico de profesionales y herramientas que pueden ayudarnos a superar cualquier problema que podamos tener en esta etapa que considero tan importante.

Y no dudéis en preguntarme a mi cualquier duda, que tengo la enorme suerte de tener una buena red de profesionales a quien derivar.

Y vosotras Malasmadres, ¿tenéis alguna duda al respecto?, ¿cómo fue vuestro postparto?

Источник: https://clubdemalasmadres.com/que-es-normal-postparto/

Sangrado en el puerperio

Menstruación abundante después del parto

El lapso de tiempo que pasa entre que se expulsa la placenta después del parto y la recuperación total del útero se denomina puerperio o cuarentena..

Al mismo tiempo, el cuerpo sufre varios cambios durante este periodo. El útero sana y se contrae, los senos comienzan a producir leche materna y el equilibrio hormonal se vuelve a transformar adaptándose a la lactancia.

Al principio del puerperio (semana uno de embarazo), las madres primerizas necesitan mucho descanso, tiempo para ellas mismas y para el nuevo miembro de la familia.

Pero es importante cuidarse hasta el final de la cuarentena para no interferir con los procesos de recuperación y cicatrización de las heridas.

La gimnasia de recuperación y un entrenamiento específico del suelo pélvico favorecen la regeneración física después del parto.

Los loquios

Todas las mujeres sangran durante el puerperio, independientemente de si su hijo ha nacido por parto natural o mediante cesárea. Al desprenderse la placenta, se forma una herida en el útero que provoca los loquios (flujo postparto).

Los loquios salen del lugar donde la placenta estaba unida al útero durante el embarazo. Se componen de sangre, secreción de la herida, mucosa y residuos de tejido de la placenta.

Debido al sangrado durante el puerperio, tienen al principio un color rojo claro, según se va cicatrizando la herida interna se tornan rosáceos, parduscos y hacia el final del puerperio blancos amarillentos.

Es crucial el descanso durante el puerperio o los primeros días de después del parto, ya que puede que vuelva el sangrado.

Incluso si no se tienen problemas de salud ni complicaciones postparto, este tipo de sangrado (ligero) es una señal de que el cuerpo necesita descansar más.

¿Cuándo puede ser peligroso el sangrado durante el puerperio?

Necesitarás acudir al médico si el sangrado durante el puerperio supera una cierta intensidad, por ejemplo:

  • Si necesitas más de una compresa por hora.
  • Si el sangrado no va remitiendo a las dos semanas de la cuarentena y sigue teniendo color rojo claro.
  • Si, después de la primera semana, el sangrado vuelve a ser tan fuerte como en las horas posteriores al parto. Excepto después de la lactancia: Después puede que el sangrado sea algo más fuerte causado por la oxitocina que se libera por la lactancia.
  • Si contiene coágulos grandes (aunque puede pasar después de estar mucho tiempo tumbado)
  • Si la sangre o los loquios huelen mal y van acompañados de fiebre o escalofríos

Recuerda: Solo un especialista puede tratar estos síntomas.

Causas de un sangrado anormal durante el puerperio

En el período justo después del parto, este sangrado también puede ser causado por fisuras o incisiones perineales, desgarros vaginales, hemorragias en la zona vaginal, desórdenes de coagulación sanguínea y, en el peor de los casos, roturas uterinas.

También son frecuentes las atonías, que se producen porque el útero no se contrae lo suficiente, especialmente en los partos múltiples o cuando el útero está «cansado» porque el parto ha durado mucho o se ha utilizado demasiada oxitocina.

Si el útero no se contrae justo después del parto, o no se expulsan restos de la placenta o toda la placenta y se quedan en el útero, también cabe la posibilidad de que el sangrado sea intenso.

Más adelante puede aumentarse el sangrado si se hace demasiado esfuerzo físico antes de tiempo, pero sobre todo por trastornos en la recuperación del útero, restos de placenta sangrante o infecciones.

Placenta accreta: causa frecuente del sangrado durante el puerperio

La placenta accreta es una característica frecuente del sangrado durante el puerperio puesto que la placenta no solo se adhiere a la mucosa, sino también a la musculatura del útero. Si se detecta durante el embarazo, el médico generalmente aconseja un parto por cesárea, luego se suelta la placenta manualmente o se hace un legrado.

Sin embargo, pueden pasar inadvertidos los casos leves de placenta accreta. Aunque una gran parte de la placenta se expulsa justo después del parto, en el útero permanecen restos de tejido que no se pueden expulsar porque están adheridos a los músculos uterinos.

Al mismo tiempo, hay vasos sanguíneos que permanecen abiertos debido a la herida de la placenta, lo que puede llevar a hemorragias graves no sólo inmediatamente después del parto sino también en el puerperio.

La placenta accreta también aumenta el riesgo de infecciones durante la cuarentena y entorpece la recuperación del útero.

Incluso aunque se retire completamente la placenta accreta, las heridas son mucho más profundas y, por consiguiente, el sangrado es más intenso.

¿Cuánto tiempo dura el sangrado en el puerperio?

Normalmente dura de seis a ocho semanas, tiempo que para la madre debe ser de reposo y regenerativo.

Las compresas o tampones pueden paliar los efectos del sangrado durante este periodo, ya que amortiguan la expansión de los fluídos y evitan la excrección de olores.

¿Cuándo acudir al médico?

Cuando durante el puerperio el sangrado sea intenso o extraño, es preciso consultar de inmediato a un médico o a la obstetra. Si el sangrado es excesivo y hay mareos, acudir de inmediato a urgencias o llamar a una ambulancia.

Recomendados Bebitus

Источник: https://www.bebitus.com/magazine/embarazo/nacimiento/sangrado-en-el-puerperio.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: