Meriendas para niños de 12 meses

5 mejores meriendas para niños: alimentarles bien es muy sencillo

Meriendas para niños de 12 meses

Cuando llega la hora de la merienda, seguro que te preguntas qué puedes ofrecer a tus hijos que sea sano y les encante, ¿verdad? Sigue leyendo. Te ofrecemos las 5 mejores meriendas para niños.

¿Se puede merendar sano y que a la vez esté rico? ¿Parece que a tus hijos solo les gusta aquello que no es saludable? No te preocupes, a veces parece imposible no caer en la comodidad de los productos industriales que nos ofrecen una solución rápida.

Pero no estamos hablando de cualquier cosa. La merienda es importante para el crecimiento de tus hijos, ya que es el aporte energético justo para afrontar una tarde repleta de actividades y estudio.

Además, merendar en el recreo es necesario, ya que las mañanas de colegio requieren un esfuerzo físico y mental muy importante. Así que renunciar a estas comidas sería un error.

¿Cuál es la importancia de las meriendas para niños?

  • Etapa de crecimiento. Tus hijos están creciendo y desarrollándose, por tanto, necesitan aportes energéticos que les ayuden en este camino.
  • Organismo no desarrollado. Su organismo no está preparado para pasar demasiadas horas sin comer, así que es aconsejable que reciban algo de alimento con más asiduidad que un adulto.
  • Control del sobrepeso. Al comer con más frecuencia, evitarás que lleguen a la comida o la cena con más hambre y coman en exceso.
  • Energía. La actividad física y mental de un niño es muy grande. Se pasan el día ejercitando cuerpo y mente. Necesitan alimentos que les recarguen las pilas para poder seguir el ritmo del día a día.

Reglas sobre las meriendas para niños

  1. Vigila el horario de la merienda. En el colegio, será la hora del recreo la que marque cuándo debe tomarse la merienda. Pero por la tarde, debes vigilar que la merienda se realice un tiempo después de que se haya hecho la digestión de la comida y no muy cerca de la hora de la cena.
  2. Presta atención a la cantidad.

    No olvides que se trata de una pequeña ingesta de comida, suficiente para aportar energía hasta la siguiente comida “grande”.  Una merienda excesiva puede llevar a desórdenes en el resto de comidas si el niño llega sin hambre.

  3. Evitar ingesta de azúcares refinados, colorantes y conservantes.

    Aunque el mercado ofrece soluciones rápidas para la merienda, presta atención a los ingredientes, ya que no es bueno abusar de ciertas sustancias.

  4. Incluye en la merienda cereales, frutas y lácteos. No tienes por qué combinar los tres grupos todos los días, pero sí es importante que no olvides poner, al menos, uno cada día.

  5. Agua, mucha agua.

Las 5 mejores meriendas para niños

Hemos pensado que unos ejemplos de meriendas para niños te puede ayudar para empezar. Eso sí, te recomendamos que no te quedes ahí: innova, crea, usa tu imaginación y, ¿por qué no?, deja que tus hijos te propongan ideas e intenta incorporarlas.

  • Bocadillo. Eterna merienda. Lo importante del bocadillo no es sólo el tamaño del mismo, que debe ser proporcional al nivel de actividad de tu hijo, sino también el relleno. El embutido es una buena opción, ya que aporta proteínas, pero no debemos abusar de él. También puedes alternarlo con los tradicionales bocadillos de chocolate, será un aporte de energía que les encantará.
  • Polo de fruta congelada. Haz un puré de frutas y congélalo en los recipientes típicos para hacer polos. Es una merienda sanísima y perfecta para el verano.
  • Yogur. El yogur puede mezclarse con frutas, con cereales o con frutos secos (siempre que éstos no sean salados). Es el aporte lácteo perfecto. Procura que sea natural o al menos vigila la cantidad de azúcar que lleva incorporado.
  • Batidos. Puedes escoger frutas de temporada para hacer un batido de frutas que les encante. Al añadir leche aportas lácteos, y si añades frutos secos, los tres grupos quedan cubiertos.
  • Vaso de leche con bizcocho casero. Siempre se recomienda que hagas tú misma los bizcochos; así te aseguras de controlar los ingredientes y las cantidades que este lleva. Esta merienda puede ser perfecta para tus hijos y, por supuesto, también para ti.

Por supuesto, no te preocupes si un día no tienes tiempo de preparar una merienda saludable y tienes que recurrir a productos ya elaborados. La importancia de una dieta equilibrada radica en la constancia, pero eso no significa que de vez en cuando no podamos incurrir en un pequeño capricho.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/las-5-mejores-meriendas-para-ninos/

Meriendas para niños de 12 meses

Tras los primeros seis meses de vida, la OMS recomienda iniciar la alimentación complementaria, es decir, introducir alimentos diferentes a la leche materna o leche artificial para cubrir adecuadamente las necesidades energéticas y nutricionales del niño. Para ayudarte en esta etapa tan especial de tu bebé, a continuación mostramos un menú semanal saludable para niños de entre 6 y 12 meses.

La alimentación previo al primer año de vida

En los inicios de la alimentación complementaria se recomiendan realizar unas dos o tres ingestas diarias, alcanzando las cuatro o cinco comidas al día después de los nueve meses de edad.

Las calorías que los niños necesitan van en aumento y aunque la leche materna (o de fórmula) debe continuar a demanda, se requieren de alimentos extra para cubrir las necesidades. Así, la OMS recomienda para los niños que recién comienzan a alimentarse con sólidos, las siguientes calorías por día, en promedio:

  • 6-8 meses de edad: 600 Kcal.
  • 9-11 meses de edad: 700 Kcal.
  • 12 meses de edad: 1000 Kcal aproximadamente.

Para cubrir dichas calorías podemos acudir a diferentes alimentos, siendo siempre recomendable escoger aquellos frescos y de calidad, evitando desde papillas comerciales si elegimos alimentación complementaria tradicional, hasta galletas y cereales industriales si optamos por el BLW o alimentación complementaria guiada por el bebé, un método de introducción de alimentos que recientemente ha sido reconocido y hasta recomendado por la AEP.

Las proteínas no deben faltar en el día a día, pues previo a los 12 meses es el nutriente que más debemos contemplar si queremos favorecer el adecuado crecimiento y desarrollo de los niños. Se necesita en cantidades promedio de 2 gramos por kilo por día según la FAO.

Poco a poco iremos sumando alimentos a la dieta del bebé e incrementando las cantidades desde un par de trozos o cucharadas hasta lo más acorde a las demandas del pequeño.

Suponiendo que ya hemos introducido diversos alimentos a la dieta de nuestro bebé y adaptando las raciones a las particularidades y demanda de cada niño, podemos acudir a preparaciones simples, a base de hortalizas, frutas, cereales (aun con gluten), legumbres, aceites, carnes o pescados, reduciendo o evitando lácteos comerciales que no son necesarios pues el niño aun consume leche materna o de fórmula.

Además, estos alimentos pueden tener una enorme cantidad de azúcar añadido en su interior que incrementa la apetencia de los bebés por lo muy dulce.

Incluso el huevo es un alimento de noble calidad apto para la dieta de los más pequeños que empiezan a comer, así como los frutos secos y semillas si se los brinda molidos para evitar el atragantamiento.

Por lo tanto, es posible elaborar sencillos platos que brindarán diversidad al menú semanal y además, los acercarán a la comida familiar.

Es posible elaborar el siguiente menú tal como se propone si hemos optado por la alimentación guiada o BLW o en puré o papillas si preferimos el método tradicional de alimentación complementaria.

Os proponemos una opción de desayuno o merienda y otra de comida o cena para que vayáis introduciendo poco a poco los alimentos sólidos en dos de las ingestas diarias como complemento a la lactancia. La leche sigue siendo el alimento principal de los bebés.

Lunes

Desayuno o meriendaComida o cena
Plátano en trozos rebozados en avena molida o los mismos ingredientes triturados.
Pechuga de pollo asada con patata y zanahoria en trozos o los mismos ingredientes triturados. Nectarina en trozos o rallada.

Domingo

Recordemos que nuestro menú es opcional y que no es imprescindible que todo niño de más de seis meses de edad siga a rajatabla el mismo, sino que podemos cambiar ingredientes por otros así como adaptar el menú a las particularidades de cada bebé, siendo siempre necesario haber probado tolerancia de cada ingrediente que usemos de forma separada, es decir, solo.

Para la elaboración de los platos para nuestro bebé no recomendamos usar sal ni azúcar, ya que los alimentos poseen su sabor natural a los cuales los niños ya perciben con sabor salado o dulce sin necesidad de su agregado.

Empezaremos con dos ingestas diarias (comida y merienda o desayuno y cena, por ejemplo), sumadas a las tomas de leche para poco a poco incorporar ingestas, siempre según las demandas de cada bebé. Recordemos que en esta etapa lo importante es que se vayan familiarizando con las texturas y los sabores de los alimentos.

Y como hemos dicho, siempre mejor ingredientes frescos y manipulados por nosotros que preparaciones industriales o comerciales.

Más ideas de recetas para variar el menú

Imagen | Simon Wheatley, Vitónica
En Bebés y Más | De todo menos esto: alimentos prohibidos en la dieta de los bebés menores de un año

Источник: https://www.bebesymas.com/alimentacion-para-bebes-y-ninos/menu-semanal-saludable-para-ninos-6-12-meses

Meriendas saludables para bebés. ¡Fáciles y deliciosas!

Meriendas para niños de 12 meses

Sabemos que la alimentación de tu peque te preocupa especialmente, y por ello hoy te hemos preparado un post con 3 recetas de meriendas saludables para bebés con las que tu peque se “chupará los dedos”.

  Si quieres que tu bebé termine toda su merienda y además buscas darle un alimento saludable que le aporte parte de los nutrientes necesarios para su correcto desarrollo, no puedes perderte este post que te hemos preparado en Moraig the Store.

Con nuestras meriendas tendrás bajo control la cantidad de azúcares y grasas que toma tu peque cada día y te adelantamos que la fruta será tu mejor aliada.

¡Toma nota de nuestras recetas de meriendas para niños y niñas y deja que tu peque disfrute de su merienda saludable para bebé más que nunca!

Papilla de pan tostado, irresistible para los y las más peques de la casa

Esta nutritiva papilla, ideal para preparar tus meriendas para niños y niñas, combina frutas, leche y cereales para que, con ella, consigas hacer las delicias de los y las más peques de la casa.

Está recomendada a partir de nueve meses y te garantizamos que con ella tu peque se chupará los dedos y tú podrás estar tranquila al estar dándole una merienda saludable para bebés sabrosa y con nutrientes muy importantes para el desarrollo de cualquier peque.

¡Toma nota de todos los ingredientes y la preparación!

  • Ingredientes: 3 rebanadas de pan, un poco de melón y 200 ml. de leche adaptada (también puedes prepararla usando otras frutas al gusto de tu bebé).
  • Preparación: El proceso de elaboración de esta deliciosa papilla es muy sencillo, así que en primer lugar tan sólo tendrás que tostar el pan en una tostadora (por ejemplo) para después desmenuzarlo en trozos pequeños utilizando tus manos.

Después, es el momento de colocar estos trocitos de pan en un bol y echar los 200 ml de leche, ya caliente, por encima.

Luego sumarás a esta mezcla el melón cortado en trocitos muy pequeños para, por último, triturarlo todo en una batidora de vaso, por ejemplo, hasta conseguir la textura deseada.

Como consejito queremos remarcar que, dependiendo de la cantidad de trocitos de fruta que añadas a la mezcla, tu merienda saludable para bebé en forma de papilla tendrá un gusto u otro, así que hazla al gusto de tu peque para que la tome mucho mejor y no deje nada en el plato.

Papilla de aguacate, manzana y naranja, lo mejor de la fruta en una receta

El aguacate sigue dejando más y más fans a su paso gracias a sus múltiples propiedades, así que como queremos que los y las más peques de la casa también disfruten de sus beneficios, te vamos a dejar una propuesta de meriendas saludables para bebés en forma de deliciosa papilla de frutas. ¡Aprovéchate de lo sabrosa que es para que tu peque no deje nada en el plato!

  • Ingredientes: una naranja, una manzana y medio aguacate. La variedad de la manzana que escojas puede depender de los gustos de tu peque, para que así la disfrute mucho más.
  • Preparación: esta merienda saludable para bebé en forma de papilla de frutas es muy fácil de preparar, ya que tan sólo tendrás que estar unos minutitos en la cocina para que tu peque pueda disfrutarla y saborearla al máximo. En primer lugar, tendrás que  pelar la naranja por completo, quitarle la parte blanca que hay en el centro y trocearla en trocitos muy pequeños para que después puedas triturarla mejor. Después es el turno de la manzana, que también tendrás que pelar, quitarle el corazón y trocearla en trocitos pequeños. Si prefieres puedes dejarle la piel, aunque en este caso te recomendamos que la laves a conciencia antes de triturarla. Por último, parte el aguacate por la mitad y utiliza toda la carne de una de las mitades para dividirla también en trocitos muy pequeños. Una vez tengas todas las frutas de esta deliciosa merienda saludable para bebé cortada en trocitos pequeños, deberás ponerlo todo junto en el vaso de tu batidora para triturarlo todo junto y, ¡ya tienes tu papilla de frutas hecha y lista para dársela a tu peque! Este tipo de meriendas para niños y niñas no pueden ser más fáciles de hacer y con un resultado final súper sabroso y apetecible. Además, señalamos también que si quieres que la textura de la papilla sea más líquida, tan sólo tendrás que poner  un poquito más de naranja y así tu bebé podrá tomarla también a modo de zumo. En Moraig the Store tenemos biberones para papilla especiales para tomar cómodamente este tipo de meriendas saludables para bebés.

Papilla de sémola con melocotón

Esta papilla que también está recomendada a partir de los nueve meses, es muy nutritiva y saludable, por lo que probablemente se convierta en una de tus grandes aliadas a la hora de escoger las meriendas saludables para bebés que le das a tu peque . ¡Y a tu hijo o hija también le encantará, ya que el resultado final es para chuparse los dedos!

  • Ingredientes: 3 cucharadas de sémola, 200 ml. de leche adaptada adecuada al tiempo de tu bebé, un melocotón y una cucharadita de cacao en polvo.
  • Preparación: Lo primero que tendrás que hacer para elaborar este tipo de meriendas para niños y niñas saludables y deliciosas, es calentar la leche en un cazo junto al cacao y la sémola, hasta que llegue al punto de ebullición. A partir de aquí deberás dejarla hervir durante 3 minutos, removiéndola constantemente para que el resultado final sea el esperado. Luego es el turno de escaldar el melocotón, pelarlo y cortarlo en pequeños trocitos para proceder con el último paso, el de poner la papilla en un bol en el que mezclaremos también los trocitos de melocotón. El resultado final es una merienda saludable para bebé deliciosa con la que además podrá experimentar con diferentes texturas. ¡Enamora a los y las más peques de la casa con esta sencilla receta!

7 consejos para mejorar el momento de la merienda saludable para bebé

  1. La hora de la merienda, siempre adecuada. Para que tu peque llegue al momento de la merienda con hambre y no experimente molestias digestivas, deberás darle su merienda a una hora que no interfiera en el proceso de digestión de la comida.

    Pero recuerda que tampoco deberás dársela demasiado tarde, ya que seguro que no quieres que llegue a la hora de la cena sin hambre.

  2. No dejes que tu peque meriende de forma habitual cara al ordenador, la tablet o la televisión, ya que esto puede distraerle demasiado y crear malos hábitos de cara al futuro.

  3. Aprovecha los sabores de los diferentes alimentos que introduzcas en la merienda de tu peque y no les añadas ni azúcar ni sal. Recuerda que, aunque a ti te pueda parecer que queda “soso”, hasta el año de edad la percepción de los y las más peques de la casa acerca de lo dulce y lo salado es muy diferente a la de los adultos.
  4. En las meriendas, ¡di sí a la fruta! Este momento de alimentación es perfecto para que tu peque pruebe los sabores de diferentes frutas, así como experimentes con diferentes formas de preparación para comprobar cómo acepta y come tu peque mejor este alimento tan nutritivo.
  5. Si no dejas que tu peque “pique” entre horas o vaya probando de los alimentos que toman los adultos cuando está fuera de los momentos de sus comidas, seguramente tu peque se tomará su merienda mucho mejor y te resultará más fácil dársela. ¡Palabrita de Moraig the Store!
  6. Dale a tu peque cantidades moderadas.

    Recuerda que la cantidad de merienda que le des a tu bebé no deberá ser excesiva, para no pasarnos con las calorías y, en algún caso, podamos eliminar el hambre con la que tu peque llegará a la hora de la cena.

  7. Puedes aprovechar los momentos de la merienda  para trabajar la autonomía de tu peque a la hora de comer, dejándole que experimente y pruebe a tomar ella o él mismo su meriendita. No le regañes si se mancha por accidente o trata de coger la comida con los dedos, ya que así es como ellos comienzan a conocer y aceptar los alimentos.

En Moraig the Store hemos comprobado que estas meriendas saludables para bebés enamoran a los y las más peques de la casa y siempre consiguen que se termine todo lo que hay en el plato (o en el vaso).

Elige de entre nuestras 3 propuestas la merienda saludable para bebé que mejor se adapte a los gustos de tu peque (o dáselas a probar todas, porque están deliciosas) y quédate con la seguridad de que le estás dando a tu bebé un alimento saludable, sabroso y adaptado a los gustos de su especial paladar. Además, también hemos querido darte unos pocos consejitos para que tus meriendas para niños y niñas sean sencillas y, tanto tú como tu peque, podáis disfrutar al máximo de este tiempo de calidad que compartís cada día. ¡Súmate a las deliciosas meriendas de Moraig the Store y seguro que no te arrepientes!

Источник: https://www.moraigthestore.com/blog/meriendas-saludables-bebes-recetas-faciles-deliciosas/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: