Meses del Bebé. Tu bebé a los 5 meses, Bebé 5 meses

Cómo es mi bebé con cinco meses

Meses del Bebé. Tu bebé a los 5 meses, Bebé 5 meses

Ahora te esperan los primeros alimentos sólidos, los objetos que se caen al suelo, las risas con papá y al final del mes un MA muy prometedor que entusiasmará a toda la familia. Todo esto es lo que vivirás durante el próximo mes y aquí te lo adelantamos:

CÓMO ES EL BEBÉ DE CINCO MESES

¡Qué rápido ha crecido! Este mes continúa con su constante exploración del mundo y avanza en su desarrollo social: será capaz de comunicar sus emociones y de relacionarse con los demás.

Físicamente ha experimentado nuevos avances: Ahora puede darse la vuelta echado en el suelo. Es capaz de soportar gran parte de su peso al ponerse de pie y es capaz de pasarse objetos de una mano a otra. ¡Inimaginable hace un par de meses!

Y lo más importante: va a comenzar a ser capaz de despegarse un poquito de mamá porque va a descubrir con emoción a papá. ¡Un gran cambio en sus necesidades afectivas!

Y no solamente evolucionarán sus relaciones familiares. También va a aumentar profundamente la consciencia de sí mismo. Durante este mes comenzará a reconocerse por su propio nombre cuando le llamas y sonreirá al mirarse en un espejo. ¡Este mes promete!

Eso, sí, no queremos avanzar más sin recordarte que debido al sorprendente desarrollo psicomotor del niño, toda precaución para prevenir accidentes es poca y estar siempre pendiente de su seguridad cobra vital importancia este mes.

¡Ya va pesando cuando lo coges en brazos, verdad! Durante el quinto mes los bebés pesan una media de 580gr si son hombres y 560 gr si son mujeres.

En cuanto a la talla, pude oscilar entre los 52cm y los 66cm.

  MOVILIDAD

Todos estos cambios están relacionados con un desarrollo físico y motriz que no para de perfeccionar día a día. Ahora la coordinación mano ojo es cada vez más rápida y más precisa.

Su campo de visión es más amplio y ve con nitidez y los colores ampliando su gama con nuevos matices.

Todos sus sentidos avanzan a pasos agigantados: continúa llevándose los objetos a la boca y es capaz de localizar la fuente de los sonidos con más facilidad.

Y es que ahora no solo le encantan las nanas y la música, ¡reconoce su propio nombre!

Este es un mes muy especial para su evolución social y emocional por dos grandes motivos: experimentará un gran cambio en sus necesidades afectivas y descubrirá los beneficios de la figura paterna.

Por supuesto sigue dependiendo de mamá mucho, pero a partir de este mes pasará de centrarse exclusivamente en mamá a incluir a esa otra figura que le acompaña: Papá.

Comenzará a reconocer diferencias entre vosotros y disfrutará encandilando a papá con su sonrisa para jugar con él, para que le haga cosquillas, etc.

Irá ganando confianza y seguridad gracias al cariño y afecto que recibe de todos los miembros de la familia. Tanta, que con toda confianza explorará tu cara son sus manitas. Es su forma de decirte hola, así que tú también podrás responderle con un saludo y su nombre.

No solo le fascina tu cara, también la voz. Observará atentamente cómo hablan las personas y las voces humanas le llamarán la atención mucho más que los sonidos.

Disfrutará intentando repetir sonidos contigo. Seguramente al principio no lo haga bien, pero practicar contigo, mover los labios e imitarte serán vuestros aliados para que finalmente se suelte a hablar.

En este mes comenzará haciendo pedorretas para acabar pronunciando sus primeras y tan esperadas sílabas como MA o KA. ¡Lo que no prometemos es que las repita muy seguidas! Comenzará a balbucear sílabas, pero sentimos decirte que todavía sin intención afectiva.

Es posible que durante estos próximos meses también esté poco sociable. En esta etapa el niño descubre que su mamá es alguien externo y experimenta muchísimas emociones contradictorias: por un lado tiene miedo de perderla pero por otro le encanta explorar el mundo y dar rienda suelta a su curiosidad.

Sin embargo, a esta edad puede acostumbrarse bien a otras personas si no lo forzamos. A partir de los 7u 8 meses es más probable que grite o llore si alguien se le acerca.

Su desarrollo en este aspecto evolucionará mucho más eficazmente si habláis con él.

En esta etapa es importantísimo hablar mucho con el peque. Hablar de todo. Explicarle que es cada cosa, su nombre: puré, manzana, chupete, mamá, baño. Adjetivos, cualidades.Todo.

Y no solo palabras, también frases cortas. Estimula su desarrollo mental hablándole constantemente y evita en la medida de lo posible los diminutivos ya que, aunque sean una tentación, pueden confundirlo.

Su capacidad de expresión mejora día a día y si oye que alguien se acerca expresará su alegría, incomodidad o inseguridad de forma clara.

Si quiere llamar tu atención estirará los brazos para que lo cojas. No dudes en estimularle llamándole por su nombre cada vez que te acerques a él.

Estará aprendiendo y fijando su nombre mientras te regala esa sonrisa.

Le entusiasman los juguetes de goma espuma o con rellenos blanditos que cambian de forma cuando los toca. También los espejos donde pueda verse o ver sus manitas.

Ahora que está sentado está en una posición perfecta para jugar con él y experimentar nuevos aprendizajes. Juega a empujar una pelota hacia él para que aprenda que rueda con tu acción y aprenda la relación causa-efecto.

Como ya puede cambiar objetos de una mano a otra también puedes jugar con él a pasarlos, a darte el objeto y dárselo tu a él para que aprenda a compartir, dar y recibir. Aunque lo que más le fascinará probablemente no os entusiasme tanto: coger y dejar caer cosas al suelo.

Источник: http://my.imaginarium.es/desarrollo-bebes/bebe-cinco-meses/

Bebé de 5 meses

Meses del Bebé. Tu bebé a los 5 meses, Bebé 5 meses

  • Mi bebé y yo
  • Herramientas
  • Su Crecimiento
  • Bebé de 5 meses

¡Ya tienes un bebé de cinco meses! Tu hijo se acerca al medio añito a pasos agigantados, y es una etapa que vas a disfrutar muchísimo, porque, a partir de ahora, vas a observar cambios muy importantes en el bebé que, hasta hace casi nada, parecía tan chiquitín e indefenso.

La introducción de los primeros alimentos sólidos, las molestias de los dientes… Te decimos qué puedes esperar el en desarrollo de tu bebé de cinco meses.

A los cinco meses, el bebé sigue realizando grandes progresos psicomotores. Los avances son cada vez más sorprendentes y ya nada tiene que ver con el recién nacido indefenso de hace muy poco tiempo.

Ha llegado el momento de los primeros progresos propiamente dichos. ¿Qué puedes esperar a esta edad?

Tu hijo cada vez se siente más seguro de sí mismo y más autónomo.

Ve bastante bien los objetos, los coge con relativa facilidad y se los lleva a la boca para «conocerlos» mejor; si quiere comunicarte algo, sabe cómo atraer tu atención; te sonríe y te llama con sus grititos; y se gira hacia ti si pronuncias su nombre, puesto que ya se ha dado cuenta de que «ese sonido», sin duda, tiene algo que ver con él.

También ha aprendido a «utilizar» su sonrisa para dirigirse a las personas más familiares, que ya reconoce, mientras que se muestra más desconfiado o incomodado ante los desconocidos.

Entre los progresos físicos notarás que, cuando está tumbado boca abajo, intenta levantar la cabeza y los hombros, sosteniéndose sobre los antebrazos, mientras que, cuando está boca arriba, empieza a cogerse las piernas hasta lograr meterse el pie en la boca. Seguirá empeñado en coger las cosas que hay a su alrededor e, incluso, se enfadará y gruñirá si no lo consigue.

Le gusta cada vez más llamar tu atención, responder con sus múltiples sonidos y con su risa cada vez que le hablas, hace pedorretas y ya encadena algunas sílabas, como si fuera a arrancarse a hablar en cualquier momento.

Además de cantarle, bailar con él y darle masajes relajantes, los juegos estimulantes y la gimnasia para bebés son ideales para promover su desarrollo. Acompáñale siempre que puedas en sus juegos y descubrimientos, pero deja que explore también por sí mismo en su mantita de juegos, con sus juguetes y libros de tela, etc. Ahora, además, empezará a reconocerse en el espejo.

Y ahora, ¿te apetece volver a comprobar cómo está creciendo tu bebé? ¡Introduce sus datos en la tabla de crecimiento!

Calcula el percentíl de tu bebé

A partir del final de los cinco meses, tradicionalmente, muchos pediatras recomendaban comenzar los primeros ensayos con nuevos alimentos, si bien la recomendación actual de la OMS es esperar hasta los seis meses para los primeros intentos con alimentos distintos a la leche.

La fruta o los cereales sin gluten suelen ser los primeros en introducirse.

– A partir de los seis meses, la leche materna o de fórmula continuará siendo el principal alimento del pequeño, pero estará acompañado de otros alimentos, de forma gradual.

Si ya puede mantenerse sentado con apoyo, podéis empezar a darle de beber en una taza para bebés, la antesala perfecta del vaso. La taza debe ser de plástico robusto, con una tapa que no se rompa cuando el bebé tire de ella o la deje caer al suelo y cuya combinación de asas y boquilla sea cómoda para él o ella.

……….

¡CONSEJO! A la edad de tu bebé, y antes del paso a la trona, va muy bien tener una hamaquita para bebés, en la que tu pequeño podrá relajarse y tomar sus primeros alimentos sólidos, de manera cómoda, segura y práctica.

El sueño de tu bebé de 5 meses

Si el bebé aún duerme en la habitación de mamá y papá, pero lo hace en su cuna, a partir de esta edad ya se le puede pasar a su propia habitación, si así lo desean los papás.

– No obstante, muchas familias prefieren practicar el colecho (dormir en la cama con mamá y papá, o bien en una cuna colecho), por convicción personal.

– No existe una opción única o válida en este aspecto: cada familia es libre de escoger la vía con la que se sienta más identificada.​

Otra de las causas de los posibles despertares nocturnos del bebé, cuando no se trata de hambre, malestar o pañal sucio, es que el pequeño no encuentre el chupete. No se trata de un caso poco frecuente, y sobre todo les sucede a los pequeños que toman biberón, ya que la succión al pecho exige más vigor.

– Según algunos estudios, el chupete permite superar la posible frustración que puede derivar de la velocidad de la toma y, además, ayuda a descargar la tensión y el nerviosismo.

– De todos modos, también hay niños que toman pecho y que lloran siempre que se les cae el chupete de la boca, y niños alimentados con leche de fórmula que se muestran indiferentes si pierden el chupete, así que las teorías no se aplican, ni mucho menos, en todos los casos.

……….

¡RECUERDA! Si tu pequeño se despierta cada vez que se le cae el chupete por la noche, un truco consiste en dejarle varios chupetes alrededor, de manera que pueda encontrar alguno y, con suerte, volver a ponérselo, si bien necesita ser un poco mayorcito para ello.

Para estimular al bebé, haz que escuche sonidos agradables y que le resulten familiares; llámale a menudo, con distintas entonaciones, responde a sus sonrisas y cántale canciones. De esta manera, le estarás ayudando a sentar las bases de la comunicación verbal, el intercambio de mensajes.

¿Cómo se construyen estas bases del desarrollo neurológico y el lenguaje?

Los bebés nacen con todas las neuronas de que dispondrán a lo largo de su vida. Al principio, no obstante, solo una parte de ellas estarán conectadas.

– Debes saber que, semana a semana y a través de todo lo que tu bebé escucha, ve, saborea, huele o experimenta, se van creando conexiones únicas en su cerebro que constituyen las bases de su pensamiento, sentimientos, emociones y comportamiento.

– Todo lo que le rodea es determinante en ello, así que cuantas más experiencias pongas a su alcance más inputs absorberá su cerebro.

……….

¡RECUERDA! Entre los cuatro y los cinco meses, se le deben administrar algunas vacunas (antipolio, antidiftérica, antitetánica y antihepatitis, además de algunas opcionales, en el caso de que quieras administrárselas, como la antineumococo o la antirrotavirus). ​

Qué hace un bebé de 5 meses

Podemos considerar los cinco meses del pequeño como una fase de transición. Durante la misma, a su apego por las cosas se une el deseo de hacer sorprendentes descubrimientos.

Psicomotricidad

– Colocado boca abajo, y manteniendo las extremidades extendidas hacia delante, es capaz de alzar la cabeza y arquear la espalda.

– También empieza a tender las manos hacia delante cuando quiere que le cojan en brazos.

– Si está tendido boca arriba, se lleva los pies a la boca.

– Hacia finales del quinto mes, posiblemente, podamos contemplarle colocando las piernas debajo del abdomen, como si quisiera caminar a rastras.

Visión

– A los cinco meses, ya consigue ver bien en un radio de un par de metros

– Por lo que se refiere a su habilidad de enfocar, ésta cada vez se afina más. Tiene una buena percepción de la profundidad, por lo que ya consigue valorar si un objeto está más o menos cerca.

Oído

El pequeño gira inmediatamente la cabeza hacia la fuente de cualquier sonido de una cierta entidad, como el timbre de teléfono. Ya se ha entrenado en la procedencia de los sonidos y levanta o baja la cabeza si la fuente del sonido es superior o inferior a la altura de su oreja.

– ¡También le empieza a interesar mucho el ruido que hace un objeto cuando cae de las manos!

……….

Y, ahora, te invitamos a ver nuestros vídeos del crecimiento del bebé. ¡Con todos los temas que más te interesan sobre la evolución de tu chiquitín, en unos divertidos dibujos animados!

Cómo estimular a tu bebé de 5 meses

El canto es una herramienta sonora magnífica para estimular al bebé a través del sentido del oído, uno de los mejores en esta etapa, sobre todo si se hace con cariño.

La entonación intuitiva por parte de la mamá o el papá, acompañada de la música que incluimos en estos ejercicios, provoca la respuesta del bebé en forma de balbuceo. ¡Se creará un momento único de conexión sonora mágica!

Los beneficios de estimular el oído del pequeño con música son innumerables:

– Los distintos ejercicios de lenguaje musical adaptado harán que tu bebé piense musicalmente.

– Este tipo de estimulaciones afectivas son más eficaces a la hora de estimular el aprendizaje en el pequeño.

El bebé entiende mucho mejor la entonación que las palabras. ¡Está empezando a sentar las bases del lenguaje!

¿Probamos una sesión e intentamos seguirla cantando?

Cuando estimulas a tu bebé a través del lenguaje musical adaptado, ¡también estás reforzando vuestro vínculo!

– Con la repetición de las audiciones que te proponemos, el pequeño irá memorizando patrones melódicos y rítmicos. Así, mejorará su capacidad lingüística y de aprendizaje.

– Aprovecha cualquiera de las sesiones que hayas realizado anteriormente para acompañarlas con tu canto y ver cómo el bebé reacciona a tu voz.

Experiencia para esta sesión: el lenguaje de la música a través del canto

– Para disfrutar plenamente de esta experiencia, no hace falta ser buen cantante. Solo necesitas amor y pasión para ayudar al desarrollo de tu bebe.

(Te interesa: Cantar nanas al bebé)

Adapta la luz que te apetezca; puedes jugar con luz natural, luz tenue o luz de color. Haz la sesión en un sitio tranquilo sin distracciones para generar un ambiente idóneo.

Crea silencio en el ambiente. Reproduce el audio que encontrarás al final de este artículo en tu dispositivo a un volumen que te resulte agradable. ¡Recuerda que puedes conectar altavoces para disfrutar mejor de la gran calidad del sonido de los ejercicios y las grabaciones!

– Dale al play y deja que todo fluya. Relájate y emite suavemente entonaciones con tu voz. Fíjate en cómo reacciona el pequeño. Déjate llevar e intenta juntar dos o tres notas para formar una melodía.

Si te contesta con un balbuceo, ¡respóndele tú también! Estableced un diálogo siempre que podáis, y combinadlo con mimos.

– Realiza el ejercicio de entonar notas largas combinadas con pequeños cambios de entonación (notas) o melodías. Juega con los ritmos, dejándote llevar por las notas de los ejercicios. Si puedes, entona tú también las notas de los ejercicios.

– Cuando finalices la sesión, puedes seguir reproduciendo entonaciones unos minutos. Si quieres, puedes improvisar o cantar alguna nana aprovechando los ritmos. ¡Puede ser maravilloso!

Simplemente, disfruta de sentir a tu bebé, mientras le enseñas el lenguaje de la música desde el cariño, a lo largo de esta sesión de ejercicios de cinco minutos de duración aproximada. ¡Notarás cómo se relaja! 

La música y el lenguaje funcionan con los mismos parámetros a nivel fonológico y de sintaxis. Pero, a diferencia del lenguaje, la música no tiene componentes semánticos rígidos. Así pues, cada oyente puede hacer interpretaciones con particularidades personales a cada discurso melódico o musical. Por lo tanto, la música tiene una riqueza que el lenguaje no tiene.

Este contenido musical ha sido creado y cedido en exclusiva a Mi Bebé y Yo por el Método ETFES de lenguaje musical para bebés

Your browser does not support the audio element.Descarga

¿Qué tal ha ido?

Seguro que, mientras has realizado esta sesión, has cantado cómo nunca lo habías hecho. La unión que se genera entre los dos en este momento tan íntimo crea un ambiente muy especial para la relajación y la conexión con el bebé. ¿Cuándo cantamos la siguiente sesión de ejercicios?

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/como-crece-bebe/tu-bebe-tiene-5-meses

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: