Meses del Bebé. Tu bebé con 2 años, Bebé de 2 años

Niño de dos años: todo sobre alimentación, sueño, desarrollo y sociabilidad en esta etapa

Meses del Bebé. Tu bebé con 2 años, Bebé de 2 años

Nuestro bebé ha cumplido dos años. Poco a poco, deja de ser un bebé para convertirse en un niño cada vez más autónomo e independientes, siendo una etapa clave en la infancia. Es la edad en la que se dan cuenta que son seres independientes de papá y mamá, y que empiezan a tomar decisiones por sí mismos.

Los niños de dos a tres años experimentan avances importantes no tanto física como intelectualmente. Veremos cuáles son los hitos más importantes en cuanto a alimentación, sueño, desarrollo y lenguaje y sociabilidad de los niños de dos años.

Entre los dos y los tres años hacen su aparición los segundos molares, de modo que se irá completando su dentadura de leche y ya son capaces de morder y masticar muy bien.

Deberíamos ya haber sustituído (si no lo hemos hecho hasta ahora) las papillas por los alimentos por trozos: los niños necesitan masticar y apreciar distintas texturas de cara a afianzar buenos hábitos alimenticios.

Con 24 meses, el niño coordina muy bien sus movimientos y durante esta etapa empezarán a comer con los cubiertos ellos solos, aunque aún necesitarán ayudarse de los dedos o de los adultos con determinados alimentos que no pueden pelar o con los que es más difícil manejarse, como las sopas.

Ya come prácticamente todos los alimentos, excepto aquellos con riesgo de atragantamiento como los frutos secos. Un menú sano y equilibrado para niños de dos a tres años debe incluir todos los alimentos y debe de ser variado para que las preferencias de los niños se diversifiquen.

Los alimentos excesivamente grasos, calóricos y azucarados no deben colocarse «al alcance» del niño y deben ser la excepción en sus dietas.

El ejemplo de los adultos, también en lo que se refiere a la alimentación, es fundamental, y si nosotros comemos de un modo sano es más fácil que ellos sean comientes sanos.

Tanto si el niño sigue tomando leche materna como si toma productos lácteos (yogures, queso fresco) se recomienda medio litro al día de leche. El niños ha de hacer todas las comidas del día, poniendo especial énfasis en un desayuno completo y equilibrado que le ayude a afrontar con energía el día.

De los dos a los tres años el niño ya come en la mesa con los padres siempre que sea posible. Compartir las comidas con el niño supone comunicarnos con él y hacer de ese momento un encuentro familiar agradable.

Como complemento a una comida sana, después de las comidas hay que ayudar al niño a lavarse los dientes y animarle a que poco a poco vaya haciéndolo él mismo.

El sueño en los niños de dos años

Los niños de dos a tres años tienen establecido un patrón más o menos estable de sueño. Algunos aún hacen una siesta por la mañana, aunque este hábito va desapareciendo, y otra por la tarde. Las horas nocturnas de sueño se alargan, aunque puede ser que se sigan despertando durante la noche, ya que el sueño maduro no llega realmente hasta los 5-6 años.

En total, duermen unas 10-13 horas, aunque cada niño es diferente y puede que algunos necesiten menos tiempo para estar descansados.

De cualquier forma, el sueño es muy importante para el bienestar de los niños y hemos de procurar que duerman lo suficiente y que el descanso sea deseado, con rutinas agradables a la hora de ir a la cama.

Les encanta escuchar cuentos o que recordemos lo que hemos vivido durante el día.

Puede ser que los niños durante esta etapa se sigan despertando, probablemente ya no por hambre, pero sí porque han tenido una pesadilla, nos pidan agua o simplemente quieran saber que estamos ahí para acompañarles.

Desarrollo del niño de dos años

Respecto al desarrollo de los niños de dos años, el hito más importante lo logró en la etapa anterior: sus primeros pasos. A partir de entonces efectúa progresos muy rápidos hacia la autonomía física. Éstos son algunos de los **rasgos que caracterizan el desarrollo de los niños de dos años:

  • Camina sin ayuda y empieza a correr.
  • Arrastra juguetes detrás de él mientras camina.
  • Carga uno o varios juguetes mientras anda.
  • Se pone de puntillas.
  • Sube y baja escaleras solo, un escalón cada paso, sosteniéndose de la barandilla o de la mano de un adulto.
  • Abre puertas.
  • Trepa a los muebles y baja de ellos.
  • Usa la cuchara y la taza de forma más o menos correcta.
  • Da la vuelta a un recipiente para sacar lo que hay dentro.
  • Chuta y lanza al aire una pelota.
  • Hace torres con cubos y los junta en línea si se le enseña.
  • Realiza en forma espontánea garabatos, líneas o círculos con una tiza o una cera.
  • Se lava y seca las manos.
  • Puede que empiece a mostrar preferencia por usar más una mano que otra, aunque a veces es pronto para saber si es diestro o zurdo.
  • Disfruta imitando a los adultos, tanto en movimientos como en gestos o palabras.
  • Algunos niños controlan los esfínteres durante el día alrededor de los 30 meses de edad, aunque es habitual que hasta los 4 o 5 años no se consiga del todo.

Como vemos, el niño ha ganado en independencia motora, lo cual supone que está expuesto a más peligros que anteriormente.

Habremos de facilitarles un entorno seguro en el que se muevan con el mínimo peligro posible y asegurar ahora las partes altas del hogar (televisiones, jarrones sobre mesas), las tomas eléctricas y todos los armarios o cajones que contengan productos u objetos peligrosos.

No podemos perder de vista al niño ni un momento, pues en cuestión de segundos podría ponerse en peligro y sufrir algún daño.

Lenguaje y sociabilidad

El niño a los dos años es más consciente de sí mismo como una persona independiente de las demás, por eso empieza a referirse a sí mismo con su nombre o los apelativos familiares. Demuestra que entiende muchas palabras aunque no todas las puede decir y aún abrevie muchos términos.

Se emociona con la compañía de otros niños con los que les encanta jugar (también con los adultos) y es progresivamente más independiente. Empieza a mostrar un comportamiento disconforme y a veces desafiante ante los límites que le imponen los adultos. La ansiedad por la separación de los padres sufre altibajos durante esta edad.

Éstas son algunas de las características del lenguaje de los niños de dos años

  • Se refiere a sí mismo por su nombre.
  • Puede tener un vocabulario limitado, de 15 ó 20 palabras, e incluso juntarlas en frases de hasta 3 palabras.
  • Responde a órdenes o instrucciones verbales simples.
  • Señala objetos e imágenes cuando se las nombran
  • Reconoce los nombres de personas cercanas, objetos y partes del cuerpo
  • Usa frases sencillas, de 2 a 4 palabras
  • Repite palabras que ha escuchado en conversaciones ajenas
  • Tararea las canciones que conoce

A medida que pasan los meses el niño desarrolla un habla más clara y fácil de entender. Como en la etapa anterior, a los niños les encanta jugar e imitar, y ya que aprenden a través del juego, hemos de facilitarles ese desarrollo acompañándolos y animándolos. Les encanta escuchar cuentos, canciones y ver libros ilustrados.

También muestran más interés por los dibujos animados en la televisión, un hábito que hay que limitar para que no se pierda otras oportunidades de interactuar con los demás.

En casa, en el colegio o en la calle, los niños se divierten cada vez con actividades más variadas, viendo cuentos, dibujando, corriendo, en la bañera, jugando a cocinar, subiendo a los columpios, tocando instrumentos musicales… Cualquier actividad puede ser un juego que les estimule.

La mayor confianza e independencia del niño de dos años chocarán con lo que no puede hacer o conseguir y por lo tanto reaccionará con enfado ante sus límites o los impuestos por sus padres: son las rabietas, que vienen de la etapa anterior y nos acompañarán aún durante meses.

Nuestra paciencia, nuestra ayuda y apoyo es fundamental para superar sus enfados. Por más que pensemos que no nos entienden y las conductas que provocaron el enfado se repita, es cuestión de tiempo que el niño aprenda a expresarse mejor y a controlar esos arrebatos.

Su sociabilidad, su relación con los demás, dependerá de su carácter pero también de cómo nos relacionemos nosotros en familia y cómo afrontemos con el niño el día a día, cómo nos divirtamos y cómo superemos los enfados, cómo juguemos y cómo hablemos con ellos…

Pronto volveremos con una nueva etapa en el desarrollo del niño después de haber visto cómo crecen y aprenden los niños de dos años de edad.

Otras etapas del bebé

  • Bebé de un mes: todo sobre alimentación, sueño y desarrollo en el primer mes de vida
  • Bebé de dos meses: todo sobre alimentación, sueño y desarrollo en el segundo mes de vida
  • Bebé de tres meses: todo sobre alimentación, sueño y desarrollo en el tercer mes de vida
  • Bebé de cuatro meses: todo sobre alimentación, sueño y desarrollo en el cuarto mes de vida
  • Bebé de cinco meses: todo sobre alimentación, sueño y desarrollo en el quinto mes de vida
  • Bebé de seis meses: todo sobre alimentación, sueño y desarrollo en el sexto mes de vida
  • Bebé de siete meses: todo sobre alimentación, sueño y desarrollo en el séptimo mes de vida
  • Bebé de ocho meses: todo sobre alimentación, sueño y desarrollo en el octavo mes de vida
  • Bebé de nueve meses: todo sobre alimentación, sueño y desarrollo en el noveno mes de vida
  • Bebé de diez meses: todo sobre alimentación, sueño y desarrollo en el décimo mes de vida
  • Bebé de once meses: todo sobre alimentación, sueño y desarrollo en el undécimo mes de vida
  • Niño de un año: todo sobre alimentación, sueño, desarrollo y sociabilidad en esta etapa
  • Niño de tres años: todo sobre alimentación, sueño, desarrollo y sociabilidad en esta etapa
  • Niño de cuatro años: todo sobre alimentación, sueño, desarrollo y sociabilidad en esta etapa
  • Niño de cinco años: todo sobre alimentación, sueño, desarrollo y sociabilidad en esta etapa

En Bebés y más | Las cuatro «R»: las consecuencias negativas que genera el castigo en los niños, Un niño de dos años recibe hasta 400 órdenes al día, ¿no son demasiadas?

Источник: https://www.bebesymas.com/desarrollo/nino-dos-anos-todo-alimentacion-sueno-desarrollo-sociabilidad-esta-etapa

Meses del Bebé. Tu bebé con 2 años, Bebé de 2 años

Meses del Bebé. Tu bebé con 2 años, Bebé de 2 años

Su principal juguete es su imaginación. Con ella inventa grandes aventuras que pone en práctica con sus muñecos.

Se lanza a imitar el mundo de los adultos, lo que aprende cada día, lo que descubre en casa o en la guardería.

El uso de la imaginación y el desarrollo de juegos con ella le ayudarán a entender los comportamientos sociales, a discernir entre lo bueno y lo malo, a entender la forma de actuar de los adultos…

El juego simbólico resulta vital para que el niño ponga en orden sus pensamientos y se desarrolle como persona individual. Además, le ayuda a desarrollar su capacidad lingüística y comunicativa, a madurar psíquica, física y emocionalmente y a expresar con palabras los sentimientos y emociones.

¿La etapa de los «por qué» en el bebé?

Los niños preguntan continuamente “¿por qué?” por muchas razones. Algunas veces quieren una explicación; en ocasiones no conocen otras palabras para expresar su curiosidad acerca de algo; pero otras veces les da satisfacción saber que han encontrado una pregunta que requiere una larga respuesta.

Aunque la mayoría de las veces acabes harto de responder a sus preguntas, debes tener paciencia y hacerle siempre caso. Puedes intentar responder a sus preguntas con otra: «¿Por qué piensas tú que el gato se escapó?». De esta forma puedes acabar obteniendo la explicación que él realmente está buscando.

Juegos estimulantes para los bebés de 2 años

– Los espacios semicerrados tienen un magnetismo especial para los niños; por ejemplo, les encanta meterse debajo de la cama. Puedes improvisar un juego con él haciendo que vivís debajo de la mesa o creando una “tienda de campaña” con una sábana vieja.

Todo lo que esté fuera de ese espacio puede ser el mar lleno de tiburones, una selva inhóspita, etc. – Llena unas cuantas cajitas de colores con diferentes juguetes para que tu hijo busque las sorpresas que hay dentro. Le puedes decir: “La pelota está en la caja roja y el cochecito en la amarilla”. Así practicáis los colores.

            – Cuéntale un cuento antes de irse a dormir, le relajará a la vez que fomenta su imaginación.

– Los puzzles pensados para niños de esta edad mejoran la conciencia espacial del pequeño y desarrollan la capacidad de reconocer y diferenciar formas y encajarlas entre sí. Es una buena práctica para cuando tenga que aprender a leer.

 

Erupción dental. mitos y realidades

La erupción de los dientes de leche es un tema que interesa a las madres y padres, ya que muchos de ellos observan que los días previos a la erupción dental, sus bebés se encuentran más irritables o tienen… (etapas del niño de 6 meses a 2 años)

A medida que va dominando la marcha autónoma, tu niño despliega una actividad arrolladora y quiere trepar, correr, saltar… pero aún le cuesta mucho subir y bajar escaleras y, probablemente, durante mucho… (el desarrollo del niño de 2 años y 7 meses)

Durante el sexto mes de vida, los niños adquieren una notable inteligencia sensoriomotora, enfrentándose además a un gran cambio, tanto en el aspecto físico como en el neurológico. La coordinación y los… (caracteristicas niño 2 años 7 meses)

¿a qué edad el bebé debe dejar la cuna?

En torno a los 2 años es el momento perfecto para iniciar el cambio de la cuna a la cama. Tu hijo ya es muy grande para estar cómodo en la cuna en la que dormía hasta ahora, además de que puede ser peligroso,… (etapas de niños de 0 meses a 2 años)

La apraxia es un trastorno del desarrollo psicomotor y neurológico caracterizado por la imposibilidad de llevar a cabo un movimiento aprendido y familiar; es decir, el niño conoce el movimiento que quiere… (características de un bebé de 2 años y 7 meses)

Desde pequeños, los niños acostumbran a llevar zapatos que protegen sus pies. ¿Pero a qué edad es adecuado calzarles sin perjudicar su salud? áNgel camp, director del instituto valenciano del pie, ofrece… (niña de dos años y cuatro meses)

Aunque hasta los 6 meses los bebés no empiezan a balbucear sus primeros sonidos, lo cierto es que desde que nacen se están comunicando contigo con la sonrisa, los gestos, el llanto… gradualmente, irá desarrollando… (caracteristicas de niño de 2 años y 5 meses)

Transcurrido el primer año de vida el niño adquiere habilidades relacionadas con el movimiento y el equilibrio: ya se levanta, se atreve a dar sus primeros pasos y gracias a esa movilidad empieza a experimentar… (bebe de 2 años 6 meses)

La actividad acuática tiene múltiples beneficios para el bebé. Entre otras, fomenta sus habilidades, enriquece su psicomotricidad, ayuda a desarrollar su capacidad de reacción, etc. Los ejercicios en el… (cambios de un bebe a un niño con años de 2 meaes a 10 años)

Ese momento cuando toda la familia se reúne alrededor de la mesa para compartir la comida y sus vivencias del día ayuda a reforzar el vínculo y la conexión entre padres, madres e hijos. Por ello, cuando… (desarrollo de un bebe de 2 anos y 7 meses)

Comparados a otros animales, los humanos tardamos bastante en aprender a andar. O eso puede parecer; lo cierto es que empezamos a andar en el mismo punto de maduración, pero por causas evolutivas llegamos…

El cepillado regular es un hábito de higiene importantísimo y esencial para mantener una buena salud oral.

La dieta de los primeros años es clave para asentar las bases de una alimentación correcta en el futuro. Si no logras ahora que coma de todo y sin rechistar, en el futuro te será mucho más difícil

Los bebés poseen desde el momento del nacimiento la habilidad para crear sonidos, aunque todavía no la controlan. Empiezan con el balbuceo, con el tiempo consiguen aprender a modular el tono y, finalmente,…

Es posible que la transición a la comida sólida le cueste mucho a tu bebé ya que acostumbrado a mamar durante meses, las cucharas, tenedores, vasos, etc. Le parecen unos objetos extraños que puede llegar…

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/meses-del-bebe/bebe-de-2-anos

Bebé de 24 meses

Meses del Bebé. Tu bebé con 2 años, Bebé de 2 años

  • Mi bebé y yo
  • Herramientas
  • Su Crecimiento
  • Bebé de 24 meses

¡Felicidades, tu bebé ya tiene dos añitos! Los bebés de 24 meses ya se pueden considerar «niños» a todos los efectos.

A partir de ahora, además de las cuestiones relacionadas con su salud, su alimentación y su bienestar, estarás más centrada en todo lo relativo a la educación y la psicología de tu pequeño.

Los dos años del niño constituyen una etapa apasionante para los papás: la etapa del 'no', la reafirmación de su personalidad, los límites necesarios, las rabietas, las relaciones sociales con otros niños, dejar el pañal, quizás, también el chupete… En definitiva, el niño de dos años vive cambios trascendentales en su desarrollo.

¡Te explicamos detalladamente cómo es el desarrollo y el crecimiento de los niños de dos años! 

¡Tu hijo ya tiene dos años! ¡Enhorabuena! Ha llegado el momento de dejar de llamarle bebé y pasar a referirnos a él como un niño. ¿Qué os espera a partir de ahora?

– Sin dejar de lado su desarrollo físico y su salud, te centrarás más en los aspectos educativos y psicológicos del pequeño.

– A partir de los dos años, y hasta que cumpla los tres, el niño suele atravesar una etapa que podríamos definir como de «indecisión»: quieren un poco de todo y, a veces, tienen rabietas, porque lo quieren absolutamente todo, pero ni siquiera ellos saben muy bien qué quieren. Por esta razón, hacen enfadar e incomodan a los papás cuando estas rabietas se producen en público.

A esta edad, tu hijo ha comprendido que puede influir sobre el mundo que le rodea, por lo que se vuelve desobediente, con el fin de reafirmar su independencia y diversidad respecto a los demás, pero, sobre todo, respecto a su mamá, con la que antes tenía una relación de simbiosis. ¿Cómo define su carácter y personalidad?

Este deseo de autonomía, no obstante, suele ser síntoma de incertidumbre y de consternación, que el pequeño puede manifestar pegándose a la falda de la mamá o encariñándose de forma casi enfermiza con una mantita, un peluche o cualquier objeto blandito que le recuerde al contacto con la mamá de alguna manera.

– Asimismo, puede tener otro tipo de comportamientos que le produzcan placer, como chuparse el dedo o frotarse el lóbulo de la oreja.

– Estas contradicciones no deben preocuparte. Por el contrario, debes mantener una actitud firme y calmada para no dar la impresión de que, de esta manera, puede conseguir todo lo que quiere, mimándole si es necesario, pero sin asfixiarle, y aceptando, dentro de lo posible, sus decisiones.​

Otros aspectos relacionados con el desarrollo de un niño de dos años son:

La capacidad de saltar con los dos pies juntos y de subir y bajar escaleras poniendo ambos pies en el mismo escalón.

– La progresiva pérdida de sus formas redondeadas y de su barriguita abultada.

La destreza en el uso de la cuchara y, próximamente, también del tenedor.

– La salida de los segundos molares inferiores.

La capacidad de vestirse y calzarse, con más o menos habilidad, ellos solitos, así como de lavarse las manos.

Tienen conciencia de su propio sexo y el de los demás niños; reconocen los colores y recuerdan y tararean algunas canciones infantiles, etc.

Y ahora, ¿te apetece volver a comprobar cómo está creciendo tu bebé? ¡Introduce sus datos en la tabla de crecimiento!

Calcula el percentíl de tu bebé

Tu hijo ya puede comer de todo, siempre que en su dieta estén presentes todas las categorías de elementos nutritivos y no se le hayan detectado alergias alimentarias. ¿Qué más debes tener en cuenta con respecto a su alimentación?

– Lo ideal sería habituar al niño desde pequeño a comer cereales integrales, que son más ricos en vitaminas y en sales minerales, además de fibra, muy beneficiosa en caso de estreñimiento.

Las verduras y las frutas deben estar presentes en todas las comidas, a ser posible, eligiendo variedades locales de temporada.

(Te interesa: Los pediatras desaconsejan los zumos de fruta)

Carne, pescado y huevos: ¿qué alimentos son más adecuados para tu hijo? En los tres casos, se trata de alimentos ricos en proteínas y hierro, muy útiles para prevenir un trastorno bastante frecuente, la anemia, es decir, la carencia de hierro.

– Con respecto a la carne, recuerda que la carne roja y la blanca tienen un contenido de proteínas y hierro similar; por lo tanto, vía libre al pollo, el pavo y el conejo. 

(Te interesa: Cuidado con la carne procesada)

El pescado es muy bueno, pero es oportuno evitar los crustáceos y el marisco, que son menos ricos en sustancias nutritivas y pueden provocar infecciones.

Los huevos y las legumbres son alimentos muy ricos en proteínas.

– En todos los casos, hay que dar preferencia a las cocciones simples y rápidas, evitando los fritos en la medida de lo posible.

……..

¡CONSEJO! A partir de esta edad, es más fácil que tu pequeño se vuelva más caprichoso con la comida. Incluso, puede rechazar alimentos que antes comía sin problema. ¡Ten paciencia y sé constante, pero también flexible y tolerante! 

El sueño de tu niño de 24 meses

Por regla general, un niño sano de dos años tiene más que consolidado el hábito del sueño. Sin embargo, algunas circunstancias pueden hacer que su sueño nocturno se vea alterado. Por ejemplo:

Puede tener adquirido un mal hábito del sueño por diferentes circunstancias, normalmente, relacionadas con la falta de rutinas y costumbres saludables con respecto al sueño infantil.

Puede sufrir pesadillas o terrores nocturnos, si bien este tipo de parasomnias se suelen producir un poco más adelante, en su mayoría.

Puede sufrir alguna enfermedad, en curso o bien crónica.

En cualquier caso, ante cualquier duda, o siempre que el sueño nocturno de tu hijo o tu hija suponga una fuente de preocupación para vosotros, no dudéis en acudir al pediatra para comentárselo.

¿Qué sucede cuando un niño duerme mal? Un niño que tiene el sueño alterado no puede crecer correctamente, puesto que su desarrollo piscofísico sufrirá una ralentización. ¿Qué más sucede?

– Los problemas relacionados con el sueño del niño repercuten de una forma negativa en sus padres.

– Muchos papás se sienten culpables de que su hijo no duerma, lo que puede empeorar la situación, porque les hace más inestables desde el punto de vista emocional, teniendo en cuenta que ya sufren la carga de la falta de sueño.

Los niños que duermen mal pueden tener síntomas como los siguientes: llanto frecuente, nerviosismo e irritabilidad, abatimiento general y ralentización en el ritmo de crecimiento.

(Te interesa: Las madres paceden una mayor falta de sueño durante los primeros años de la maternidad)

……..

¡RECUERDA! El hecho de que un niño no duerma bien a los dos años no es normal ni hay que resignarse sin más. Es necesario poner remedio o, de lo contrario, la situación corre el riesgo de cronificarse y empeorar con el paso del tiempo. Sin dramas, con calma y de forma serena, lo mejor es reconducir la situación de mal hábito del sueño con la ayuda y el consejo del pediatra.

¿Cuándo es conveniente introducir la televisión en la vida de tu pequeño? En general, es mejor evitar el consumo de televisión hasta los dos años, puesto que no favorece el crecimiento intelectual del niño, sino que incluso puede crear una dependencia de la que ni siquiera los mayores logran librarse.

Sin embargo, una vez llegada esta edad, el niño puede ver la televisión, pero durante poco tiempo y tomando las debidas precauciones. ¿Cuáles?

Quédate con él o ella, tanto para identificar si un determinado programa es adecuado o no, como para que el acto no sea tan pasivo y sí un poco más educativo (seguro que tu hijo tendrá muchas preguntas que hacerte para satisfacer sus curiosidades, y en este aspecto, la televisión puede convertirse en un estímulo).

Si no puedes quedarte con él, es mejor poner un DVD de dibujos animados o un documental sobre animales, para evitar el riesgo de que, al cambiar de canal, encuentre alguna transmisión inadecuada.

Debe mantenerse a una distancia suficiente (al menos, tres metros) y hay que procurar que no adopte posturas incorrectas, que, en el futuro, le puedan provocar una escoliosis.

¡Ha sido un placer acompañarte durante el crecimiento de tu hijo! A partir de ahora, visita la sección NIÑOS.

……..

¡CONSEJO! Ser mamá o papá conlleva, inevitablemente, preocuparse por la salud y el bienestar del pequeño. Sin embargo, lo más importante de todo es disfrutar con tu hijo o tu hija, ser partícipe de su crecimiento físico e intelectual y vivir intensamente el amor y las sensaciones más profundas que se conocen. ¡Siéntete feliz por ello!

Cómo estimular a tu bebé de 24 meses

¡Seguro que tu peque disfruta pegando pegatinas! ¿Sabes que al hacerlo está estimulando multitud de habilidades?

– El niño se encuentra en una etapa mágica e irrepetible de su vida: hasta los 3 años. ¡Una inmensa oportunidad para potenciar su capacidad de aprendizaje!

– Loa ejercicios de lenguaje musical adaptado, como los que te proponemos aquí, ayudan a mejorar su futura capacidad para el aprendizaje de idiomas en un momento irrepetible. Está aprendiendo a hablar.

– El contraste entre las notas de los distintos ejercicios de lenguaje musical adaptado hará que tu bebé piense musicalmente.

– Este tipo de estimulaciones afectivas son muy eficaces y generan un gran número de neurotransmisores.

Enganchar pegatinas puede parecer muy fácil, pero no lo es.

Cuando a un niño se le ha enseñado en casa esta actividad desde pequeñito, en la escuela infantil lo detectan enseguida, ya que, para ello, ha tenido que aprender a desenganchar la pegatina sin romperla y a engancharla en otro sitio. ¡Aprenderá a desarrollar desde bien pequeño habilidades que le servirán toda la vida!

(Te interesa: Motricidad fina, desarrollo 0-5 años)

¿Realizamos una sesión de ejercicios musicales para disfrutar con tu bebé?

– Cada ejercicio de estimulación sensorial está específicamente pensado para que tu bebé entienda los cambios entre notas perfectamente.

– Además, con las sesiones que te proponemos, ¡también puedes reforzar el vínculo materno-filial! Sesión tras sesión, el pequeño irá memorizando todo tipo de patrones melódicos y rítmicos. Así, mejorará su capacidad lingüística y de aprendizaje.

– Los beneficios de la estimulación sensorial a través del lenguaje musical se obtienen con la repetición de las audiciones.

Aprovecha esta actividad que tanto gusta a los peques. ¡Fíjate en cómo se concentra y cómo lo disfruta!

Ya sabes que al principio les resulta difícil saber cómo despegar las pegatinas. Enséñale cuidadosamente como se hace y ayúdale a hacerlo lentamente. ¡Disfruta de este momento y verás cómo lo aprende enseguida!

– Te recomendamos que os sentéis en una mesa sin distracciones, con la luz necesaria y con el volumen de la sesión óptimo.

Busca el máximo silencio en el ambiente. Reproduce el audio que encontrarás al final de este artículo en tu dispositivo, a un volumen que te resulte agradable y que se oiga correctamente. 

Dale play: el sonido de la sesión irá apareciendo lentamente. Relájate y enséñale cómo se despegan y se enganchan las pegatinas lentamente.

– Cuando el niño esté practicando, aprovecha para demostrarle tu amor con besos y caricias. Anímale diciéndole lo bien que lo hace. ¡Esto reforzará su autoestima! ¡Verás cómo disfrutáis!

– Puedes escuchar tantas audiciones de ejercicios al día como desees. ¡La constancia es la clave!

Este contenido musical ha sido creado y cedido en exclusiva a Mi Bebé y Yo por el Método ETFES de lenguaje musical para bebés

 Your browser does not support the audio element.Descarga

¿Qué tal ha ido?

¿Sabías que tu bebé dispone de la capacidad para diferenciar cada nota a la perfección durante los ejercicios musicales? ¡Está escuchando para aprender a hablar!

Todas las sesiones de ejercicios empiezan igual para que tu bebé reconozca el momento de la sesión. ¡Pero los ejercicios que las integran son distintos!

Seguro que has disfrutado de este momento en el que enseñas a tu bebé a realizar una actividad que a ellos tanto les gusta. Aprovecha estas ocasiones para realizar una sesión, a la vez que estimulas el afecto con el bebé. ¡Te lo agradecerá!

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/como-crece-bebe/tu-bebe-tiene-24-meses

Cosas que debe saber tu bebé de 2 años

Meses del Bebé. Tu bebé con 2 años, Bebé de 2 años

Acompañar a los hijos en su crecimiento es lo más maravilloso que nos puede pasar cuando somos madres. Verles crecer no solo de tamaño sino también en conocimientos, en habilidades es incomparable.

Sin embargo siempre nos preguntamos si nuestro hijo se va desarrollando correctamente, si sabe lo que tiene que saber para su edad. Acá te diremos qué cosas debe saber tu bebé de 2 años.

El contexto: el bebé de 2 años

Primero debemos ponernos en contexto. El bebé de 2 años nos agarra casi siempre desprevenidas con su arrojo de independencia, determinación y voluntad, ¡así que prepátate! No es para nada una calumnia cuando se habla de “los terribles 2 años”.

Al pisar los 2 años los bebés reilones  y graciosos que teníamos en casa se convierten en una especie de monstruítos que solo desean más y más independencia, que retan nuestras normas y hacen unos berrinches tremendos si no se les permite emprender todas sus aventuras, para las que se creen más que capaces.

Así pues tenemos un bebé de 2 años, con pocas destrezas pero repletos de entusiasmo y ganas de comerse el mundo. Quieren ser grandes, hacer cosas de grandes y no hay quien los detenga.

Así que debes crecer como mamá y entender que ya se han ganado su propio espacio y empiezan a tomar sus propias decisiones, respétales las que puedas, si controlas a la madre controladora que hay en ti lo lograrás con más facilidad.

Es hora de crecer para ti también, ¡eres mamá de un bebé de 2 años!

Habilidades motoras

  • Debe ser capaz de caminar con seguridad.
  • Correr mostrando disociación en brazos y piernas (que no parezca un robot o un bloque)
  • Subir escaleras con apoyo.
  • Bajar escaleras con apoyo (todavía sin alternar ambas piernas)
  • Trepar módulos del parque (¡o en los muebles de casa!)
  • Lanzarse por un tobogán pequeño.
  • Disfrutar del movimiento de los columpios.
  • Girar sobre sus pies.
  • Patear una pelota.
  • Lanzar una pelota con su mano.
  • Resolver juegos de encaje con piezas del tamaño de la palma de su mano.
  • Empuñar un color o marcador grueso.
  • Tapar y destapar marcadores.
  • Pintar en hojas grandes (60 x 60 cms)
  • Intentar calzarse los zapatos.
  • Beber de un vaso.
  • Intentar comer solo usando una cucharilla.
  • Meter piezas pequeñas en un envase y ser capaz de sacarlas (meter granos en un vaso)

Habilidades congnitivas

  • Ubicar partes de su cuerpo (cabeza, barriga, piernas, nariz, manos)
  • Imitar acciones de la vida diaria como: peinarse, enjabonarse, calzarse los zapatos, usar los cubiertos, hablar por teléfono, ir a “trabajar”
  • Reconoce al menos 4 animales por su nombre.
  • Responde a su nombre cuando se le llama.
  • Empiezan a aprender canciones y poesías sencillas.
  • Imitan movimientos y posturas de manera aproximada.
  • Comienzan a darse cuenta que han ensuciado el pañal. Algunos en el transcurso de estos dos años ya logran controlar esfínteres durante el día.

Desarrollo del Lenguaje

  • Aumentar su vocabulario (cada vez dice más palabras y mejor articuladas)
  • Comprende instrucciones como: siéntate, busca tus zapatos, llévale esto a papá, trae tu carro.
  • Dice “no” cuando no quiere algo.
  • Usa palabras claves para comunicarse como: dame, agua, tete, mamá, papá, ya…
  • Imita los sonidos de algunos animales.
  • Llama a los miembros de su familia por su nombre.
  • Al estar por cumplir los 3 años ya deben expresarse con fluidez con oraciones de 4 o más palabras.

Desarrollo Social

  • Comienzan a tener “personas favoritas” con las que prefieren estar.
  • Tienen algunos juegos ritualizados, que hacen siempre, por ejemplo, asustar a papá.
  • Aprenden con facilidad “gracias” o comportamientos graciosos que muestran a otras personas a solicitud, por ejemplo “choca esos cinco”, “enséñame tus ojos”, “¿quién es la princesa de la casa?”.
  • No les gusta compartir sus juguetes ni sus “personas favoritas”.
  • Juegan solos pero disfrutan de la compañía de otros niños a su lado.
  • Imitan a niños mayores, quieren ser parte del grupo de los grandes.
  • Piden ayuda cuando la necesitan.

¡No se lo digas, pero todavía es un bebé!

Este año tu bebé de 2 años dejará de serlo para convertirse en un niño, será un año de grandes transiciones tanto para él como para ti. Al finalizar estos terribles dos años tu bebé grande pasará a ser un niño pequeño, así que disfruta cada instante.

Cuando tu bebé de 2 años esté por comenzar los 3:

  • Se expresará con fluidez.
  • Se habrá ganado su pase de la cuna a la cama.
  • Ya no beberá la leche del tetero sino de un vaso con boquilla o con pajilla.
  • Ya usará pañal solo de noche.
  • Muchos comienzan a hacer una sola siesta al día en lugar de dos.

¡No es poca cosa!

Источник: https://eresmama.com/cosas-saber-bebe-2-anos/

Claves para entender a un niño de dos años: consejos básicos

Meses del Bebé. Tu bebé con 2 años, Bebé de 2 años

La forma de entender el mundo de un niño de dos años no tiene nada que ver con la de los mayores. A esta edad, los niños no tienen capacidad para ponerse en el lugar del otro, ni para calibrar bien las consecuencias de sus actos.

No había forma de hacer entender a Alberto que el correpasillos de su primo no era suyo y cada visita a casa de los tíos se convertía en un drama. Sus padres le regalaron uno igual el día de su Santo como sorpresa. Pero cuando lo recibió no se inmutó. ¿Había perdido el interés?

¿Qué le pasa?

No es que Alberto esté descontento, es que está desconcertado por el nuevo sentimiento que empieza a conocer, ya sea agradecimiento o una alegría inmensa.

A los dos años todavía no tienen la capacidad de ponerse en el lugar del otro, por lo que, por mucho esfuerzo que hayan puesto sus padres en encontrar un correpasillos idéntico al de su primo, no entiende que debe mostrarse agradecido.

Qué hacer

Nada, salvo esperar a que crezca para poder ver su alegría al lograr las cosas que desea muchísimo.

Lo que un niño de 2 años puede hacer solito

  • Comer solo -sin ayuda- con la cuchara
  • Aprender a pedir ir al baño
  • Cuidar las plantas y los animales

1/10

Hoy toca estar revoltoso, y mamá y papá se están hartando. Para que Salvador cambie de actitud, le dicen: '¿Quieres quedarte sin ver Peppa Pig esta tarde?'. Responde tranquilamente: 'Sí'. Llega la hora de los dibujos y mamá apaga la tele. Entonces, empieza a llorar desconsoladamente y pregunta por qué lo han hecho.

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: