Mi bebé no come cereales

Contents
  1. ¿Cómo dar cereales cuando estás dando el pecho?
  2. Pero hay madres que empiezan a trabajar..
  3. Prepararlos con agua, por ejemplo
  4. Sacándose la madre leche para preparar los cereales
  5. ¿Y si el bebé tiene ya seis meses?
  6. ¿Y si no le damos cereales?
  7. Resumiendo
  8. Papilla de cereales, ¿es necesaria? Alternativas para bebés
  9. ¿Son necesarios los cereales para un bebé? ¿Desde cuándo?
  10. Pero, ¿es necesario que le demos papilla de cereales?
  11. ¿Por qué las papillas de cereales no son la mejor opción?
  12. «¿Pasa algo si le doy papilla de cereales a mi hijo?»
  13. «Y si no le doy papilla, ¿cómo le doy cereales?»
  14. ¿Qué tipo de cereales le damos?
  15. ¿Cómo dar cereales cuando estás dando el pecho?
  16. Pero hay madres que empiezan a trabajar..
  17. Prepararlos con agua, por ejemplo
  18. Sacándose la madre leche para preparar los cereales
  19. ¿Y si el bebé tiene ya seis meses?
  20. ¿Y si no le damos cereales?
  21. Resumiendo
  22. Papilla de cereales, ¿es necesaria? Alternativas para bebés
  23. ¿Son necesarios los cereales para un bebé? ¿Desde cuándo?
  24. Pero, ¿es necesario que le demos papilla de cereales?
  25. ¿Por qué las papillas de cereales no son la mejor opción?
  26. «¿Pasa algo si le doy papilla de cereales a mi hijo?»
  27. «Y si no le doy papilla, ¿cómo le doy cereales?»
  28. ¿Qué tipo de cereales le damos?
  29. ¿Cómo dar cereales cuando estás dando el pecho?
  30. Pero hay madres que empiezan a trabajar..
  31. Prepararlos con agua, por ejemplo
  32. Sacándose la madre leche para preparar los cereales
  33. ¿Y si el bebé tiene ya seis meses?
  34. ¿Y si no le damos cereales?
  35. Resumiendo
  36. Papilla de cereales, ¿es necesaria? Alternativas para bebés
  37. ¿Son necesarios los cereales para un bebé? ¿Desde cuándo?
  38. Pero, ¿es necesario que le demos papilla de cereales?
  39. ¿Por qué las papillas de cereales no son la mejor opción?
  40. «¿Pasa algo si le doy papilla de cereales a mi hijo?»
  41. «Y si no le doy papilla, ¿cómo le doy cereales?»
  42. ¿Qué tipo de cereales le damos?
  43. ¿Cómo dar cereales cuando estás dando el pecho?
  44. Pero hay madres que empiezan a trabajar..
  45. Prepararlos con agua, por ejemplo
  46. Sacándose la madre leche para preparar los cereales
  47. ¿Y si el bebé tiene ya seis meses?
  48. ¿Y si no le damos cereales?
  49. Resumiendo
  50. Papilla de cereales, ¿es necesaria? Alternativas para bebés
  51. ¿Son necesarios los cereales para un bebé? ¿Desde cuándo?
  52. Pero, ¿es necesario que le demos papilla de cereales?
  53. ¿Por qué las papillas de cereales no son la mejor opción?
  54. «¿Pasa algo si le doy papilla de cereales a mi hijo?»
  55. «Y si no le doy papilla, ¿cómo le doy cereales?»
  56. ¿Qué tipo de cereales le damos?
  57. Y tú, ¿qué experiencia tienes en la alimentación de tu bebé? Espero tus comentarios. Quizás vayas a empezar en breve y te haya sigo de utilidad. Si crees que también lo puede ser para otras familia, comparte Источник: https://pediatra2punto0.com/papilla-de-cereales-bebe/

¿Cómo dar cereales cuando estás dando el pecho?

Mi bebé no come cereales
Mi bebé no come cereales

En la revisión de los seis meses los pediatras y las enfermeras (o las pediatras y los enfermeros) deben explicar a las madres las recomendaciones para que empiecen a dar a sus bebés otros alimentos, además de leche, entre los que encontramos los cereales, que suelen recomendarse con leche artificial en un bol o echando uno o dos cacitos en el biberón.

Esto es lo que se dicho siempre porque como la mayoría tomaban leche artificial era una recomendación válida para todas las madres. Sin embargo, ahora muchos bebés llegan a los seis meses sin haber chupado una tetina y sin haber probado la leche artificial. Ante un bebé que solo toma pecho, ¿cómo darle los cereales?

Es posible que ahora mismo estéis pensando que los seis meses es muy tarde, porque a vosotras os dijeron que se empezaba a los cuatro meses. Pues no, no puede ser tarde porque si lo que se recomienda es dar leche materna en exclusiva hasta los seis meses, no tiene sentido dar cereales a los cuatro, porque entonces la leche materna dejará de ser exclusiva.

Si hablamos de un bebé que toma leche artificial, pues lo mismo: a partir de los seis meses. Los bebés son crías, pequeños animalitos que necesitan leche, así que durante seis meses debe ser ese su alimento.

Pero hay madres que empiezan a trabajar..

Cierto. La recomendación es perfecta para el bebé: seis meses tomando solo leche. El problema es que las bajas maternales solo son de tres meses y medio y en ese momento una madre que amamanta debe tomar la decisión de qué alimento dejar para que otra persona se lo dé al bebé.

Lo más recomendable es leche materna extraída, que quien esté con el bebé deberá calentar y ofrecer.

Si no es posible o si la madre ha decidido no extraerse leche, lo siguiente sería dar fruta y cereales y la tercera opción sería leche artificial, que es peor opción por el riesgo de alergia o intolerancia a alguno de sus componentes (es la primera causa de alergia infantil).

Prepararlos con agua, por ejemplo

Pongamos entonces que decidimos darle cereales al bebé y hablamos de un bebé de 4 meses. Podemos preparar los cereales con agua. Puede sonar raro y habrá quien diga que no puede hacerse así. La realidad es que obviamente, sí se puede hacer con agua (¿por qué no iba a poderse?). Los cereales a los 4 meses son los que no tienen gluten, que contienen arroz y maíz.

¿Cómo cocináis el arroz, normalmente? Pues eso, con agua. Con leche también, pero para hacer postre. Así que ponemos agua, la calentamos un poco y echamos cereales sin gluten. Removemos con las varillas (las de montar la nata) y una vez preparada la papilla le damos con una cuchara.

Sacándose la madre leche para preparar los cereales

Otra opción es que la madre se saque leche para preparar los cereales. La madre se saca leche, la guarda en la nevera y el mismo día, o al día siguiente, la persona que va a preparar los cereales echa la leche en un bol, mezcla los cereales y se los da al bebé.

El único «pero» es que los niños no siempre tienen hambre, o no siempre se tomarán la papilla, y lo que sobre hay que tirarlo. Además, la mezcla no siempre sale perfecta, y si un día nos pasamos con los cereales y queda una pasta incomible, incomible se queda…

Vamos, que yo personalmente, para preparar una papilla de cereales teniendo la opción del agua, no haría la extracción de leche.

¿Y si el bebé tiene ya seis meses?

Vale, pongámonos en la situación ideal. La madre amamanta al bebé durante seis meses de lactancia exclusiva (porque está con él o porque se ha extraído leche y en su ausencia se la han dado) y ahora, a los seis meses, le recomiendan que empiece con los cereales.

Hay quien dice eso de «dos cacitos en el biberón», que no tiene demasiado sentido. La alimentación complementaria se ofrece para que los niños empiecen a comer comida y vayan dejando la leche, poco a poco, como un alimento más.

Si la madre amamanta y el bebé no toma biberón, a ver cómo lo hace para dar un biberón con dos cacitos de cereales. ¿Con qué los mezcla, con agua? ¿Con leche artificial? No, que ya hemos dicho que la madre amamanta. Es ilógico decirle a una madre que da el pecho que compre leche artificial para dar los cereales.

Tiene que darle una leche peor, más alergénica y acostumbrarle a un biberón que luego tendrá que dejar.

Para eso es mucho más sencillo decirle que haga una papilla y le dé con cuchara. Y si el bebé toma leche artificial lo mismo.

Un niño no aprende demasiado tomando dos cacitos de cereales en su biberón habitual, y a nivel nutricional, tampoco cambia mucho la cosa.

Lo lógico es hacer una papilla y que empiece a comer con cuchara, para que a partir del año vaya dejando el biberón si no lo ha dejado ya.

Entonces, como decimos que el bebé tiene seis meses, los cereales pueden hacerse con agua, como a los cuatro meses, pero también pueden hacerse con el caldo de las verduras que le preparamos al bebé o incluso con leche de avena.

La leche de avena contiene avena, que es un cereal con gluten. A partir de los seis meses los bebés tienen que empezar a probar el gluten, un poquito cada día durante un mes, más o menos, y luego ir aumentando la cantidad.

Esto es así porque parece que haciéndolo de manera controlada el riesgo de celiaquía es mucho menor.

Así que si decidimos hacerlo así (yo lo hice así porque con agua no les gustaban demasiado), yo ya no añadiría gluten a la papilla (la haría con cereales sin gluten), o como mucho le pondría una cucharada de cereales con gluten durante el primer mes.

¿Y si no le damos cereales?

A partir de los seis meses los niños pueden comer prácticamente de todo. Pueden comer pan, galletas, pasta italiana, arroz, etc.

Las tres primeras cosas que he dicho llevan gluten, así que sería dar muy poquito las primeras semanas, pero el arroz por ejemplo no lleva, y los niños pueden comer sin problemas.

Pasadas tres o cuatro semanas se puede aumentar la cantidad de gluten y entonces los niños pueden comer esos alimentos sin problemas.

Un niño que come arroz, pasta, pan, galletas… ¿necesita comer cereales de bebé? Pues no. No lo necesita porque ya está comiendo cereales al comer esos alimentos, del mismo modo que lo hacemos nosotros los adultos. Todo depende de qué tal acepte nuestro hijo los alimentos que comemos los mayores.

Si los acepta bien, podemos obviar el uso de cereales en papilla, pero es que además podemos evitar los triturados, purés y potitos. Si en cambio no los maneja bien, se atraganta mucho y los escupe un día sí y otro también (a mí me pasó con dos de mis tres hijos), no queda otra que tirar de comida semisólida, y entonces sí, hacer uso de los cereales.

Resumiendo

Me doy cuenta de que para dar cuatro ideas he escrito mucho, así que a modo de resumen, decir que cuando un bebé toma pecho los cereales se pueden hacer con agua, con leche extraída (para una toma al día no lo haría) y a partir de los seis meses con caldo o con leche de avena.

Añadir que lo lógico es hacerlos en papilla, tenga la edad que tenga, y que los coma con cuchara, porque si mama no toma biberón, y es absurdo acostumbrarle a algo que nunca ha probado sólo para dar un alimento, y que si el bebé es capaz de comer comida sin triturar, los cereales son optativos.

Fotos | ThinkstockEn Bebés y más | ¿Papillas de 8 cereales?: no hacen falta, ¿Darle cereales por la noche para que duerma más?, Encuentran sustancias «poco aconsejables» en papillas de cereales

Источник: https://www.bebesymas.com/alimentacion-para-bebes-y-ninos/como-dar-cereales-cuando-estas-dando-el-pecho

Papilla de cereales, ¿es necesaria? Alternativas para bebés

Mi bebé no come cereales

En la revisión de los 6 meses comenzamos a hablar de la introducción de la alimentación complementaria. A veces incluso un poquito antes si la mamá se tiene que incorporar a trabajar. Algo que os suele interesar bastante a las familias es el tema de la papilla de cereales. ¿Es necesaria? ¿Qué otras formas tenemos de dar cereales a los bebés?

¿Son necesarios los cereales para un bebé? ¿Desde cuándo?

Los cereales, como grupo de alimentos, son necesarios para los bebés, ya que les aportan hidratos de carbono. Pero también para los niños, adolescentes y adultos. No son ni más ni menos necesarios que cualquier otro grupo de alimentos que debemos comer dentro de una dieta saludable y variada.

Pero, ¿es necesario que le demos papilla de cereales?

NO. Claramente no. El bebé debe tomar cereales, pero tenemos otras formas más saludables de dárselos.

¿Por qué las papillas de cereales no son la mejor opción?

Para no hacer trampas, te voy a mostrar comparación de distintas marcas de la misma papilla de cereales, «8 cereales».

Los cereales que vienen en caja, que se usan para preparar la papilla verás que, en la mayoría, pone «cereales hidrolizados». ¿Qué significa que estén hidrolizados? Los hidratos de carbono pueden ser más o menos complejos.

El almidón, que es la molécula más grande o compleja, se parte o se hidroliza en trocitos más pequeños. Al partir esta cadena más grande, lo que obtenemos son hidratos de carbono más sencillos como la sacarosa, es decir, azúcar.

¿Cuánto azúcar tiene la papilla de cereales? Pues depende. Aquí te pongo el caso de una de las marcas de papilla de cereales en cuya información consta como segundo ingrediente (tras harina de cereales) el azúcar tal cual. Si sacas cuentas, el porcentaje de azúcar se eleva a un 37% en este caso.

«Pero las que yo compro pone sin azúcar añadido, contiene azúcar naturalmente presente. Esas no van a llevar azúcar» puedes pensar. No te están mintiendo. No tienen porqué haberle añadido azúcar a los cereales. Pero ya has visto que al hidrolizarlo (por el mismo proceso industrial) se libera azúcar. En estos casos la proporción de azúcar es mejor, sobre un 20%.

¿Hay alguna opción mejor de papilla de cereales? Algunas marcas ya están viendo la preocupación de las familias por la alimentación de sus hijos. Es por esto que estas marcas comienzan a disponer de otras líneas en las que puedes ver que el cereal no se hidroliza, sino que es de grano completo. Mira el contenido de azúcar, disminuye hasta poco más de un 1% del total.

«¿Pasa algo si le doy papilla de cereales a mi hijo?»

¡Obviamente NO! Serás una madre o un padre maravilloso, de hecho, el mejor que puede tener tu hijo. La misión de esta entrada no es juzgar lo que haces, sino que tengas toda la información disponible y que con ella puedas decidir. Pero te recomiendo que, si puedes, leas etiquetas. Le estarás haciendo un gran favor a tu bebé.

«Y si no le doy papilla, ¿cómo le doy cereales?»

La primera pregunta que te haría es: ¿qué cereales conoces? Pues seguro que de los que van en las etiquetas de la cajas de la papilla de cereales conoces alguno.

Tenemos el trigo, la cebada, el centeno, el arroz, la avena, el maíz, el mijo, la espelta u otros tantos de los que igual ni has oído hablar.

A partir de los 6 meses le puedes dar cualquiera de ellos, por debajo (que te recuerdo que lo mejor es que tu bebé sólo tome leche) sólo los sin gluten.

¿Cómo le podemos dar cereales de una forma más saludable y más parecido a nuestra alimentación? Piensa en alimentos que tengan trigo: le puedes dar a tu bebé pan o pasta. El pan no tiene mucho misterio, le das que lo chupe y lo mordisquee poco a poco.

Hay panes de cebada, centeno u otros cereales que también podrá tomar sin problemas. La pasta cocida la puedes meter en su puré del mediodía.

Si has decidido alimentarlo en trocitos, los macarrones son una buena opción, tienen el tamaño perfecto para coger y que sobresalga de su mano para ir chupándolo.

Con respecto al arroz es sencillo, tanto si le das triturado como si has decidido hacer baby led-weaning, lo cueces y se lo das.

Maíz, si le vas a dar, mejor triturado. Quizás es muy pequeño y de forma redondeada. Nada adecuado para que siendo pequeño lo tome en trocitos. Hay riesgo de que se pueda atragantar.

¿Y la avena? Pues en los supermercados venden copos de avena integrales sin ningún tipo de azúcar. Puedes ponerlos con leche o agua y hacer un tipo gachas si os gusta tomarlo a vosotros o piensas que a tu bebé le pueda gustar.

¿Qué tipo de cereales le damos?

Una vez, un papá en una revisión de 2 años me preguntó si su hijo «ya» podía tomar pan, arroz o pasta integral, porque era lo que los mayores tomaban en casa. No hay una edad a partir de la cual los niños «puedan» tomar cereales integrales.

Cualquier edad es buena. Los cereales integrales, de grano completo o entero son mucho más saludables, ya que llevan las tres partes del cereal: el germen, el endospermo y el salvado. Aquí te lo explica todo muy bien mi compañera Lucía Galán.

¿Cómo dar cereales cuando estás dando el pecho?

Mi bebé no come cereales
Mi bebé no come cereales

En la revisión de los seis meses los pediatras y las enfermeras (o las pediatras y los enfermeros) deben explicar a las madres las recomendaciones para que empiecen a dar a sus bebés otros alimentos, además de leche, entre los que encontramos los cereales, que suelen recomendarse con leche artificial en un bol o echando uno o dos cacitos en el biberón.

Esto es lo que se dicho siempre porque como la mayoría tomaban leche artificial era una recomendación válida para todas las madres. Sin embargo, ahora muchos bebés llegan a los seis meses sin haber chupado una tetina y sin haber probado la leche artificial. Ante un bebé que solo toma pecho, ¿cómo darle los cereales?

Es posible que ahora mismo estéis pensando que los seis meses es muy tarde, porque a vosotras os dijeron que se empezaba a los cuatro meses. Pues no, no puede ser tarde porque si lo que se recomienda es dar leche materna en exclusiva hasta los seis meses, no tiene sentido dar cereales a los cuatro, porque entonces la leche materna dejará de ser exclusiva.

Si hablamos de un bebé que toma leche artificial, pues lo mismo: a partir de los seis meses. Los bebés son crías, pequeños animalitos que necesitan leche, así que durante seis meses debe ser ese su alimento.

Pero hay madres que empiezan a trabajar..

Cierto. La recomendación es perfecta para el bebé: seis meses tomando solo leche. El problema es que las bajas maternales solo son de tres meses y medio y en ese momento una madre que amamanta debe tomar la decisión de qué alimento dejar para que otra persona se lo dé al bebé.

Lo más recomendable es leche materna extraída, que quien esté con el bebé deberá calentar y ofrecer.

Si no es posible o si la madre ha decidido no extraerse leche, lo siguiente sería dar fruta y cereales y la tercera opción sería leche artificial, que es peor opción por el riesgo de alergia o intolerancia a alguno de sus componentes (es la primera causa de alergia infantil).

Prepararlos con agua, por ejemplo

Pongamos entonces que decidimos darle cereales al bebé y hablamos de un bebé de 4 meses. Podemos preparar los cereales con agua. Puede sonar raro y habrá quien diga que no puede hacerse así. La realidad es que obviamente, sí se puede hacer con agua (¿por qué no iba a poderse?). Los cereales a los 4 meses son los que no tienen gluten, que contienen arroz y maíz.

¿Cómo cocináis el arroz, normalmente? Pues eso, con agua. Con leche también, pero para hacer postre. Así que ponemos agua, la calentamos un poco y echamos cereales sin gluten. Removemos con las varillas (las de montar la nata) y una vez preparada la papilla le damos con una cuchara.

Sacándose la madre leche para preparar los cereales

Otra opción es que la madre se saque leche para preparar los cereales. La madre se saca leche, la guarda en la nevera y el mismo día, o al día siguiente, la persona que va a preparar los cereales echa la leche en un bol, mezcla los cereales y se los da al bebé.

El único «pero» es que los niños no siempre tienen hambre, o no siempre se tomarán la papilla, y lo que sobre hay que tirarlo. Además, la mezcla no siempre sale perfecta, y si un día nos pasamos con los cereales y queda una pasta incomible, incomible se queda…

Vamos, que yo personalmente, para preparar una papilla de cereales teniendo la opción del agua, no haría la extracción de leche.

¿Y si el bebé tiene ya seis meses?

Vale, pongámonos en la situación ideal. La madre amamanta al bebé durante seis meses de lactancia exclusiva (porque está con él o porque se ha extraído leche y en su ausencia se la han dado) y ahora, a los seis meses, le recomiendan que empiece con los cereales.

Hay quien dice eso de «dos cacitos en el biberón», que no tiene demasiado sentido. La alimentación complementaria se ofrece para que los niños empiecen a comer comida y vayan dejando la leche, poco a poco, como un alimento más.

Si la madre amamanta y el bebé no toma biberón, a ver cómo lo hace para dar un biberón con dos cacitos de cereales. ¿Con qué los mezcla, con agua? ¿Con leche artificial? No, que ya hemos dicho que la madre amamanta. Es ilógico decirle a una madre que da el pecho que compre leche artificial para dar los cereales.

Tiene que darle una leche peor, más alergénica y acostumbrarle a un biberón que luego tendrá que dejar.

Para eso es mucho más sencillo decirle que haga una papilla y le dé con cuchara. Y si el bebé toma leche artificial lo mismo.

Un niño no aprende demasiado tomando dos cacitos de cereales en su biberón habitual, y a nivel nutricional, tampoco cambia mucho la cosa.

Lo lógico es hacer una papilla y que empiece a comer con cuchara, para que a partir del año vaya dejando el biberón si no lo ha dejado ya.

Entonces, como decimos que el bebé tiene seis meses, los cereales pueden hacerse con agua, como a los cuatro meses, pero también pueden hacerse con el caldo de las verduras que le preparamos al bebé o incluso con leche de avena.

La leche de avena contiene avena, que es un cereal con gluten. A partir de los seis meses los bebés tienen que empezar a probar el gluten, un poquito cada día durante un mes, más o menos, y luego ir aumentando la cantidad.

Esto es así porque parece que haciéndolo de manera controlada el riesgo de celiaquía es mucho menor.

Así que si decidimos hacerlo así (yo lo hice así porque con agua no les gustaban demasiado), yo ya no añadiría gluten a la papilla (la haría con cereales sin gluten), o como mucho le pondría una cucharada de cereales con gluten durante el primer mes.

¿Y si no le damos cereales?

A partir de los seis meses los niños pueden comer prácticamente de todo. Pueden comer pan, galletas, pasta italiana, arroz, etc.

Las tres primeras cosas que he dicho llevan gluten, así que sería dar muy poquito las primeras semanas, pero el arroz por ejemplo no lleva, y los niños pueden comer sin problemas.

Pasadas tres o cuatro semanas se puede aumentar la cantidad de gluten y entonces los niños pueden comer esos alimentos sin problemas.

Un niño que come arroz, pasta, pan, galletas… ¿necesita comer cereales de bebé? Pues no. No lo necesita porque ya está comiendo cereales al comer esos alimentos, del mismo modo que lo hacemos nosotros los adultos. Todo depende de qué tal acepte nuestro hijo los alimentos que comemos los mayores.

Si los acepta bien, podemos obviar el uso de cereales en papilla, pero es que además podemos evitar los triturados, purés y potitos. Si en cambio no los maneja bien, se atraganta mucho y los escupe un día sí y otro también (a mí me pasó con dos de mis tres hijos), no queda otra que tirar de comida semisólida, y entonces sí, hacer uso de los cereales.

Resumiendo

Me doy cuenta de que para dar cuatro ideas he escrito mucho, así que a modo de resumen, decir que cuando un bebé toma pecho los cereales se pueden hacer con agua, con leche extraída (para una toma al día no lo haría) y a partir de los seis meses con caldo o con leche de avena.

Añadir que lo lógico es hacerlos en papilla, tenga la edad que tenga, y que los coma con cuchara, porque si mama no toma biberón, y es absurdo acostumbrarle a algo que nunca ha probado sólo para dar un alimento, y que si el bebé es capaz de comer comida sin triturar, los cereales son optativos.

Fotos | ThinkstockEn Bebés y más | ¿Papillas de 8 cereales?: no hacen falta, ¿Darle cereales por la noche para que duerma más?, Encuentran sustancias «poco aconsejables» en papillas de cereales

Источник: https://www.bebesymas.com/alimentacion-para-bebes-y-ninos/como-dar-cereales-cuando-estas-dando-el-pecho

Papilla de cereales, ¿es necesaria? Alternativas para bebés

Mi bebé no come cereales

En la revisión de los 6 meses comenzamos a hablar de la introducción de la alimentación complementaria. A veces incluso un poquito antes si la mamá se tiene que incorporar a trabajar. Algo que os suele interesar bastante a las familias es el tema de la papilla de cereales. ¿Es necesaria? ¿Qué otras formas tenemos de dar cereales a los bebés?

¿Son necesarios los cereales para un bebé? ¿Desde cuándo?

Los cereales, como grupo de alimentos, son necesarios para los bebés, ya que les aportan hidratos de carbono. Pero también para los niños, adolescentes y adultos. No son ni más ni menos necesarios que cualquier otro grupo de alimentos que debemos comer dentro de una dieta saludable y variada.

Pero, ¿es necesario que le demos papilla de cereales?

NO. Claramente no. El bebé debe tomar cereales, pero tenemos otras formas más saludables de dárselos.

¿Por qué las papillas de cereales no son la mejor opción?

Para no hacer trampas, te voy a mostrar comparación de distintas marcas de la misma papilla de cereales, «8 cereales».

Los cereales que vienen en caja, que se usan para preparar la papilla verás que, en la mayoría, pone «cereales hidrolizados». ¿Qué significa que estén hidrolizados? Los hidratos de carbono pueden ser más o menos complejos.

El almidón, que es la molécula más grande o compleja, se parte o se hidroliza en trocitos más pequeños. Al partir esta cadena más grande, lo que obtenemos son hidratos de carbono más sencillos como la sacarosa, es decir, azúcar.

¿Cuánto azúcar tiene la papilla de cereales? Pues depende. Aquí te pongo el caso de una de las marcas de papilla de cereales en cuya información consta como segundo ingrediente (tras harina de cereales) el azúcar tal cual. Si sacas cuentas, el porcentaje de azúcar se eleva a un 37% en este caso.

«Pero las que yo compro pone sin azúcar añadido, contiene azúcar naturalmente presente. Esas no van a llevar azúcar» puedes pensar. No te están mintiendo. No tienen porqué haberle añadido azúcar a los cereales. Pero ya has visto que al hidrolizarlo (por el mismo proceso industrial) se libera azúcar. En estos casos la proporción de azúcar es mejor, sobre un 20%.

¿Hay alguna opción mejor de papilla de cereales? Algunas marcas ya están viendo la preocupación de las familias por la alimentación de sus hijos. Es por esto que estas marcas comienzan a disponer de otras líneas en las que puedes ver que el cereal no se hidroliza, sino que es de grano completo. Mira el contenido de azúcar, disminuye hasta poco más de un 1% del total.

«¿Pasa algo si le doy papilla de cereales a mi hijo?»

¡Obviamente NO! Serás una madre o un padre maravilloso, de hecho, el mejor que puede tener tu hijo. La misión de esta entrada no es juzgar lo que haces, sino que tengas toda la información disponible y que con ella puedas decidir. Pero te recomiendo que, si puedes, leas etiquetas. Le estarás haciendo un gran favor a tu bebé.

«Y si no le doy papilla, ¿cómo le doy cereales?»

La primera pregunta que te haría es: ¿qué cereales conoces? Pues seguro que de los que van en las etiquetas de la cajas de la papilla de cereales conoces alguno.

Tenemos el trigo, la cebada, el centeno, el arroz, la avena, el maíz, el mijo, la espelta u otros tantos de los que igual ni has oído hablar.

A partir de los 6 meses le puedes dar cualquiera de ellos, por debajo (que te recuerdo que lo mejor es que tu bebé sólo tome leche) sólo los sin gluten.

¿Cómo le podemos dar cereales de una forma más saludable y más parecido a nuestra alimentación? Piensa en alimentos que tengan trigo: le puedes dar a tu bebé pan o pasta. El pan no tiene mucho misterio, le das que lo chupe y lo mordisquee poco a poco.

Hay panes de cebada, centeno u otros cereales que también podrá tomar sin problemas. La pasta cocida la puedes meter en su puré del mediodía.

Si has decidido alimentarlo en trocitos, los macarrones son una buena opción, tienen el tamaño perfecto para coger y que sobresalga de su mano para ir chupándolo.

Con respecto al arroz es sencillo, tanto si le das triturado como si has decidido hacer baby led-weaning, lo cueces y se lo das.

Maíz, si le vas a dar, mejor triturado. Quizás es muy pequeño y de forma redondeada. Nada adecuado para que siendo pequeño lo tome en trocitos. Hay riesgo de que se pueda atragantar.

¿Y la avena? Pues en los supermercados venden copos de avena integrales sin ningún tipo de azúcar. Puedes ponerlos con leche o agua y hacer un tipo gachas si os gusta tomarlo a vosotros o piensas que a tu bebé le pueda gustar.

¿Qué tipo de cereales le damos?

Una vez, un papá en una revisión de 2 años me preguntó si su hijo «ya» podía tomar pan, arroz o pasta integral, porque era lo que los mayores tomaban en casa. No hay una edad a partir de la cual los niños «puedan» tomar cereales integrales.

Cualquier edad es buena. Los cereales integrales, de grano completo o entero son mucho más saludables, ya que llevan las tres partes del cereal: el germen, el endospermo y el salvado. Aquí te lo explica todo muy bien mi compañera Lucía Galán.

¿Cómo dar cereales cuando estás dando el pecho?

Mi bebé no come cereales
Mi bebé no come cereales

En la revisión de los seis meses los pediatras y las enfermeras (o las pediatras y los enfermeros) deben explicar a las madres las recomendaciones para que empiecen a dar a sus bebés otros alimentos, además de leche, entre los que encontramos los cereales, que suelen recomendarse con leche artificial en un bol o echando uno o dos cacitos en el biberón.

Esto es lo que se dicho siempre porque como la mayoría tomaban leche artificial era una recomendación válida para todas las madres. Sin embargo, ahora muchos bebés llegan a los seis meses sin haber chupado una tetina y sin haber probado la leche artificial. Ante un bebé que solo toma pecho, ¿cómo darle los cereales?

Es posible que ahora mismo estéis pensando que los seis meses es muy tarde, porque a vosotras os dijeron que se empezaba a los cuatro meses. Pues no, no puede ser tarde porque si lo que se recomienda es dar leche materna en exclusiva hasta los seis meses, no tiene sentido dar cereales a los cuatro, porque entonces la leche materna dejará de ser exclusiva.

Si hablamos de un bebé que toma leche artificial, pues lo mismo: a partir de los seis meses. Los bebés son crías, pequeños animalitos que necesitan leche, así que durante seis meses debe ser ese su alimento.

Pero hay madres que empiezan a trabajar..

Cierto. La recomendación es perfecta para el bebé: seis meses tomando solo leche. El problema es que las bajas maternales solo son de tres meses y medio y en ese momento una madre que amamanta debe tomar la decisión de qué alimento dejar para que otra persona se lo dé al bebé.

Lo más recomendable es leche materna extraída, que quien esté con el bebé deberá calentar y ofrecer.

Si no es posible o si la madre ha decidido no extraerse leche, lo siguiente sería dar fruta y cereales y la tercera opción sería leche artificial, que es peor opción por el riesgo de alergia o intolerancia a alguno de sus componentes (es la primera causa de alergia infantil).

Prepararlos con agua, por ejemplo

Pongamos entonces que decidimos darle cereales al bebé y hablamos de un bebé de 4 meses. Podemos preparar los cereales con agua. Puede sonar raro y habrá quien diga que no puede hacerse así. La realidad es que obviamente, sí se puede hacer con agua (¿por qué no iba a poderse?). Los cereales a los 4 meses son los que no tienen gluten, que contienen arroz y maíz.

¿Cómo cocináis el arroz, normalmente? Pues eso, con agua. Con leche también, pero para hacer postre. Así que ponemos agua, la calentamos un poco y echamos cereales sin gluten. Removemos con las varillas (las de montar la nata) y una vez preparada la papilla le damos con una cuchara.

Sacándose la madre leche para preparar los cereales

Otra opción es que la madre se saque leche para preparar los cereales. La madre se saca leche, la guarda en la nevera y el mismo día, o al día siguiente, la persona que va a preparar los cereales echa la leche en un bol, mezcla los cereales y se los da al bebé.

El único «pero» es que los niños no siempre tienen hambre, o no siempre se tomarán la papilla, y lo que sobre hay que tirarlo. Además, la mezcla no siempre sale perfecta, y si un día nos pasamos con los cereales y queda una pasta incomible, incomible se queda…

Vamos, que yo personalmente, para preparar una papilla de cereales teniendo la opción del agua, no haría la extracción de leche.

¿Y si el bebé tiene ya seis meses?

Vale, pongámonos en la situación ideal. La madre amamanta al bebé durante seis meses de lactancia exclusiva (porque está con él o porque se ha extraído leche y en su ausencia se la han dado) y ahora, a los seis meses, le recomiendan que empiece con los cereales.

Hay quien dice eso de «dos cacitos en el biberón», que no tiene demasiado sentido. La alimentación complementaria se ofrece para que los niños empiecen a comer comida y vayan dejando la leche, poco a poco, como un alimento más.

Si la madre amamanta y el bebé no toma biberón, a ver cómo lo hace para dar un biberón con dos cacitos de cereales. ¿Con qué los mezcla, con agua? ¿Con leche artificial? No, que ya hemos dicho que la madre amamanta. Es ilógico decirle a una madre que da el pecho que compre leche artificial para dar los cereales.

Tiene que darle una leche peor, más alergénica y acostumbrarle a un biberón que luego tendrá que dejar.

Para eso es mucho más sencillo decirle que haga una papilla y le dé con cuchara. Y si el bebé toma leche artificial lo mismo.

Un niño no aprende demasiado tomando dos cacitos de cereales en su biberón habitual, y a nivel nutricional, tampoco cambia mucho la cosa.

Lo lógico es hacer una papilla y que empiece a comer con cuchara, para que a partir del año vaya dejando el biberón si no lo ha dejado ya.

Entonces, como decimos que el bebé tiene seis meses, los cereales pueden hacerse con agua, como a los cuatro meses, pero también pueden hacerse con el caldo de las verduras que le preparamos al bebé o incluso con leche de avena.

La leche de avena contiene avena, que es un cereal con gluten. A partir de los seis meses los bebés tienen que empezar a probar el gluten, un poquito cada día durante un mes, más o menos, y luego ir aumentando la cantidad.

Esto es así porque parece que haciéndolo de manera controlada el riesgo de celiaquía es mucho menor.

Así que si decidimos hacerlo así (yo lo hice así porque con agua no les gustaban demasiado), yo ya no añadiría gluten a la papilla (la haría con cereales sin gluten), o como mucho le pondría una cucharada de cereales con gluten durante el primer mes.

¿Y si no le damos cereales?

A partir de los seis meses los niños pueden comer prácticamente de todo. Pueden comer pan, galletas, pasta italiana, arroz, etc.

Las tres primeras cosas que he dicho llevan gluten, así que sería dar muy poquito las primeras semanas, pero el arroz por ejemplo no lleva, y los niños pueden comer sin problemas.

Pasadas tres o cuatro semanas se puede aumentar la cantidad de gluten y entonces los niños pueden comer esos alimentos sin problemas.

Un niño que come arroz, pasta, pan, galletas… ¿necesita comer cereales de bebé? Pues no. No lo necesita porque ya está comiendo cereales al comer esos alimentos, del mismo modo que lo hacemos nosotros los adultos. Todo depende de qué tal acepte nuestro hijo los alimentos que comemos los mayores.

Si los acepta bien, podemos obviar el uso de cereales en papilla, pero es que además podemos evitar los triturados, purés y potitos. Si en cambio no los maneja bien, se atraganta mucho y los escupe un día sí y otro también (a mí me pasó con dos de mis tres hijos), no queda otra que tirar de comida semisólida, y entonces sí, hacer uso de los cereales.

Resumiendo

Me doy cuenta de que para dar cuatro ideas he escrito mucho, así que a modo de resumen, decir que cuando un bebé toma pecho los cereales se pueden hacer con agua, con leche extraída (para una toma al día no lo haría) y a partir de los seis meses con caldo o con leche de avena.

Añadir que lo lógico es hacerlos en papilla, tenga la edad que tenga, y que los coma con cuchara, porque si mama no toma biberón, y es absurdo acostumbrarle a algo que nunca ha probado sólo para dar un alimento, y que si el bebé es capaz de comer comida sin triturar, los cereales son optativos.

Fotos | ThinkstockEn Bebés y más | ¿Papillas de 8 cereales?: no hacen falta, ¿Darle cereales por la noche para que duerma más?, Encuentran sustancias «poco aconsejables» en papillas de cereales

Источник: https://www.bebesymas.com/alimentacion-para-bebes-y-ninos/como-dar-cereales-cuando-estas-dando-el-pecho

Papilla de cereales, ¿es necesaria? Alternativas para bebés

Mi bebé no come cereales

En la revisión de los 6 meses comenzamos a hablar de la introducción de la alimentación complementaria. A veces incluso un poquito antes si la mamá se tiene que incorporar a trabajar. Algo que os suele interesar bastante a las familias es el tema de la papilla de cereales. ¿Es necesaria? ¿Qué otras formas tenemos de dar cereales a los bebés?

¿Son necesarios los cereales para un bebé? ¿Desde cuándo?

Los cereales, como grupo de alimentos, son necesarios para los bebés, ya que les aportan hidratos de carbono. Pero también para los niños, adolescentes y adultos. No son ni más ni menos necesarios que cualquier otro grupo de alimentos que debemos comer dentro de una dieta saludable y variada.

Pero, ¿es necesario que le demos papilla de cereales?

NO. Claramente no. El bebé debe tomar cereales, pero tenemos otras formas más saludables de dárselos.

¿Por qué las papillas de cereales no son la mejor opción?

Para no hacer trampas, te voy a mostrar comparación de distintas marcas de la misma papilla de cereales, «8 cereales».

Los cereales que vienen en caja, que se usan para preparar la papilla verás que, en la mayoría, pone «cereales hidrolizados». ¿Qué significa que estén hidrolizados? Los hidratos de carbono pueden ser más o menos complejos.

El almidón, que es la molécula más grande o compleja, se parte o se hidroliza en trocitos más pequeños. Al partir esta cadena más grande, lo que obtenemos son hidratos de carbono más sencillos como la sacarosa, es decir, azúcar.

¿Cuánto azúcar tiene la papilla de cereales? Pues depende. Aquí te pongo el caso de una de las marcas de papilla de cereales en cuya información consta como segundo ingrediente (tras harina de cereales) el azúcar tal cual. Si sacas cuentas, el porcentaje de azúcar se eleva a un 37% en este caso.

«Pero las que yo compro pone sin azúcar añadido, contiene azúcar naturalmente presente. Esas no van a llevar azúcar» puedes pensar. No te están mintiendo. No tienen porqué haberle añadido azúcar a los cereales. Pero ya has visto que al hidrolizarlo (por el mismo proceso industrial) se libera azúcar. En estos casos la proporción de azúcar es mejor, sobre un 20%.

¿Hay alguna opción mejor de papilla de cereales? Algunas marcas ya están viendo la preocupación de las familias por la alimentación de sus hijos. Es por esto que estas marcas comienzan a disponer de otras líneas en las que puedes ver que el cereal no se hidroliza, sino que es de grano completo. Mira el contenido de azúcar, disminuye hasta poco más de un 1% del total.

«¿Pasa algo si le doy papilla de cereales a mi hijo?»

¡Obviamente NO! Serás una madre o un padre maravilloso, de hecho, el mejor que puede tener tu hijo. La misión de esta entrada no es juzgar lo que haces, sino que tengas toda la información disponible y que con ella puedas decidir. Pero te recomiendo que, si puedes, leas etiquetas. Le estarás haciendo un gran favor a tu bebé.

«Y si no le doy papilla, ¿cómo le doy cereales?»

La primera pregunta que te haría es: ¿qué cereales conoces? Pues seguro que de los que van en las etiquetas de la cajas de la papilla de cereales conoces alguno.

Tenemos el trigo, la cebada, el centeno, el arroz, la avena, el maíz, el mijo, la espelta u otros tantos de los que igual ni has oído hablar.

A partir de los 6 meses le puedes dar cualquiera de ellos, por debajo (que te recuerdo que lo mejor es que tu bebé sólo tome leche) sólo los sin gluten.

¿Cómo le podemos dar cereales de una forma más saludable y más parecido a nuestra alimentación? Piensa en alimentos que tengan trigo: le puedes dar a tu bebé pan o pasta. El pan no tiene mucho misterio, le das que lo chupe y lo mordisquee poco a poco.

Hay panes de cebada, centeno u otros cereales que también podrá tomar sin problemas. La pasta cocida la puedes meter en su puré del mediodía.

Si has decidido alimentarlo en trocitos, los macarrones son una buena opción, tienen el tamaño perfecto para coger y que sobresalga de su mano para ir chupándolo.

Con respecto al arroz es sencillo, tanto si le das triturado como si has decidido hacer baby led-weaning, lo cueces y se lo das.

Maíz, si le vas a dar, mejor triturado. Quizás es muy pequeño y de forma redondeada. Nada adecuado para que siendo pequeño lo tome en trocitos. Hay riesgo de que se pueda atragantar.

¿Y la avena? Pues en los supermercados venden copos de avena integrales sin ningún tipo de azúcar. Puedes ponerlos con leche o agua y hacer un tipo gachas si os gusta tomarlo a vosotros o piensas que a tu bebé le pueda gustar.

¿Qué tipo de cereales le damos?

Una vez, un papá en una revisión de 2 años me preguntó si su hijo «ya» podía tomar pan, arroz o pasta integral, porque era lo que los mayores tomaban en casa. No hay una edad a partir de la cual los niños «puedan» tomar cereales integrales.

Cualquier edad es buena. Los cereales integrales, de grano completo o entero son mucho más saludables, ya que llevan las tres partes del cereal: el germen, el endospermo y el salvado. Aquí te lo explica todo muy bien mi compañera Lucía Galán.

¿Cómo dar cereales cuando estás dando el pecho?

Mi bebé no come cereales
Mi bebé no come cereales

En la revisión de los seis meses los pediatras y las enfermeras (o las pediatras y los enfermeros) deben explicar a las madres las recomendaciones para que empiecen a dar a sus bebés otros alimentos, además de leche, entre los que encontramos los cereales, que suelen recomendarse con leche artificial en un bol o echando uno o dos cacitos en el biberón.

Esto es lo que se dicho siempre porque como la mayoría tomaban leche artificial era una recomendación válida para todas las madres. Sin embargo, ahora muchos bebés llegan a los seis meses sin haber chupado una tetina y sin haber probado la leche artificial. Ante un bebé que solo toma pecho, ¿cómo darle los cereales?

Es posible que ahora mismo estéis pensando que los seis meses es muy tarde, porque a vosotras os dijeron que se empezaba a los cuatro meses. Pues no, no puede ser tarde porque si lo que se recomienda es dar leche materna en exclusiva hasta los seis meses, no tiene sentido dar cereales a los cuatro, porque entonces la leche materna dejará de ser exclusiva.

Si hablamos de un bebé que toma leche artificial, pues lo mismo: a partir de los seis meses. Los bebés son crías, pequeños animalitos que necesitan leche, así que durante seis meses debe ser ese su alimento.

Pero hay madres que empiezan a trabajar..

Cierto. La recomendación es perfecta para el bebé: seis meses tomando solo leche. El problema es que las bajas maternales solo son de tres meses y medio y en ese momento una madre que amamanta debe tomar la decisión de qué alimento dejar para que otra persona se lo dé al bebé.

Lo más recomendable es leche materna extraída, que quien esté con el bebé deberá calentar y ofrecer.

Si no es posible o si la madre ha decidido no extraerse leche, lo siguiente sería dar fruta y cereales y la tercera opción sería leche artificial, que es peor opción por el riesgo de alergia o intolerancia a alguno de sus componentes (es la primera causa de alergia infantil).

Prepararlos con agua, por ejemplo

Pongamos entonces que decidimos darle cereales al bebé y hablamos de un bebé de 4 meses. Podemos preparar los cereales con agua. Puede sonar raro y habrá quien diga que no puede hacerse así. La realidad es que obviamente, sí se puede hacer con agua (¿por qué no iba a poderse?). Los cereales a los 4 meses son los que no tienen gluten, que contienen arroz y maíz.

¿Cómo cocináis el arroz, normalmente? Pues eso, con agua. Con leche también, pero para hacer postre. Así que ponemos agua, la calentamos un poco y echamos cereales sin gluten. Removemos con las varillas (las de montar la nata) y una vez preparada la papilla le damos con una cuchara.

Sacándose la madre leche para preparar los cereales

Otra opción es que la madre se saque leche para preparar los cereales. La madre se saca leche, la guarda en la nevera y el mismo día, o al día siguiente, la persona que va a preparar los cereales echa la leche en un bol, mezcla los cereales y se los da al bebé.

El único «pero» es que los niños no siempre tienen hambre, o no siempre se tomarán la papilla, y lo que sobre hay que tirarlo. Además, la mezcla no siempre sale perfecta, y si un día nos pasamos con los cereales y queda una pasta incomible, incomible se queda…

Vamos, que yo personalmente, para preparar una papilla de cereales teniendo la opción del agua, no haría la extracción de leche.

¿Y si el bebé tiene ya seis meses?

Vale, pongámonos en la situación ideal. La madre amamanta al bebé durante seis meses de lactancia exclusiva (porque está con él o porque se ha extraído leche y en su ausencia se la han dado) y ahora, a los seis meses, le recomiendan que empiece con los cereales.

Hay quien dice eso de «dos cacitos en el biberón», que no tiene demasiado sentido. La alimentación complementaria se ofrece para que los niños empiecen a comer comida y vayan dejando la leche, poco a poco, como un alimento más.

Si la madre amamanta y el bebé no toma biberón, a ver cómo lo hace para dar un biberón con dos cacitos de cereales. ¿Con qué los mezcla, con agua? ¿Con leche artificial? No, que ya hemos dicho que la madre amamanta. Es ilógico decirle a una madre que da el pecho que compre leche artificial para dar los cereales.

Tiene que darle una leche peor, más alergénica y acostumbrarle a un biberón que luego tendrá que dejar.

Para eso es mucho más sencillo decirle que haga una papilla y le dé con cuchara. Y si el bebé toma leche artificial lo mismo.

Un niño no aprende demasiado tomando dos cacitos de cereales en su biberón habitual, y a nivel nutricional, tampoco cambia mucho la cosa.

Lo lógico es hacer una papilla y que empiece a comer con cuchara, para que a partir del año vaya dejando el biberón si no lo ha dejado ya.

Entonces, como decimos que el bebé tiene seis meses, los cereales pueden hacerse con agua, como a los cuatro meses, pero también pueden hacerse con el caldo de las verduras que le preparamos al bebé o incluso con leche de avena.

La leche de avena contiene avena, que es un cereal con gluten. A partir de los seis meses los bebés tienen que empezar a probar el gluten, un poquito cada día durante un mes, más o menos, y luego ir aumentando la cantidad.

Esto es así porque parece que haciéndolo de manera controlada el riesgo de celiaquía es mucho menor.

Así que si decidimos hacerlo así (yo lo hice así porque con agua no les gustaban demasiado), yo ya no añadiría gluten a la papilla (la haría con cereales sin gluten), o como mucho le pondría una cucharada de cereales con gluten durante el primer mes.

¿Y si no le damos cereales?

A partir de los seis meses los niños pueden comer prácticamente de todo. Pueden comer pan, galletas, pasta italiana, arroz, etc.

Las tres primeras cosas que he dicho llevan gluten, así que sería dar muy poquito las primeras semanas, pero el arroz por ejemplo no lleva, y los niños pueden comer sin problemas.

Pasadas tres o cuatro semanas se puede aumentar la cantidad de gluten y entonces los niños pueden comer esos alimentos sin problemas.

Un niño que come arroz, pasta, pan, galletas… ¿necesita comer cereales de bebé? Pues no. No lo necesita porque ya está comiendo cereales al comer esos alimentos, del mismo modo que lo hacemos nosotros los adultos. Todo depende de qué tal acepte nuestro hijo los alimentos que comemos los mayores.

Si los acepta bien, podemos obviar el uso de cereales en papilla, pero es que además podemos evitar los triturados, purés y potitos. Si en cambio no los maneja bien, se atraganta mucho y los escupe un día sí y otro también (a mí me pasó con dos de mis tres hijos), no queda otra que tirar de comida semisólida, y entonces sí, hacer uso de los cereales.

Resumiendo

Me doy cuenta de que para dar cuatro ideas he escrito mucho, así que a modo de resumen, decir que cuando un bebé toma pecho los cereales se pueden hacer con agua, con leche extraída (para una toma al día no lo haría) y a partir de los seis meses con caldo o con leche de avena.

Añadir que lo lógico es hacerlos en papilla, tenga la edad que tenga, y que los coma con cuchara, porque si mama no toma biberón, y es absurdo acostumbrarle a algo que nunca ha probado sólo para dar un alimento, y que si el bebé es capaz de comer comida sin triturar, los cereales son optativos.

Fotos | ThinkstockEn Bebés y más | ¿Papillas de 8 cereales?: no hacen falta, ¿Darle cereales por la noche para que duerma más?, Encuentran sustancias «poco aconsejables» en papillas de cereales

Источник: https://www.bebesymas.com/alimentacion-para-bebes-y-ninos/como-dar-cereales-cuando-estas-dando-el-pecho

Papilla de cereales, ¿es necesaria? Alternativas para bebés

Mi bebé no come cereales

En la revisión de los 6 meses comenzamos a hablar de la introducción de la alimentación complementaria. A veces incluso un poquito antes si la mamá se tiene que incorporar a trabajar. Algo que os suele interesar bastante a las familias es el tema de la papilla de cereales. ¿Es necesaria? ¿Qué otras formas tenemos de dar cereales a los bebés?

¿Son necesarios los cereales para un bebé? ¿Desde cuándo?

Los cereales, como grupo de alimentos, son necesarios para los bebés, ya que les aportan hidratos de carbono. Pero también para los niños, adolescentes y adultos. No son ni más ni menos necesarios que cualquier otro grupo de alimentos que debemos comer dentro de una dieta saludable y variada.

Pero, ¿es necesario que le demos papilla de cereales?

NO. Claramente no. El bebé debe tomar cereales, pero tenemos otras formas más saludables de dárselos.

¿Por qué las papillas de cereales no son la mejor opción?

Para no hacer trampas, te voy a mostrar comparación de distintas marcas de la misma papilla de cereales, «8 cereales».

Los cereales que vienen en caja, que se usan para preparar la papilla verás que, en la mayoría, pone «cereales hidrolizados». ¿Qué significa que estén hidrolizados? Los hidratos de carbono pueden ser más o menos complejos.

El almidón, que es la molécula más grande o compleja, se parte o se hidroliza en trocitos más pequeños. Al partir esta cadena más grande, lo que obtenemos son hidratos de carbono más sencillos como la sacarosa, es decir, azúcar.

¿Cuánto azúcar tiene la papilla de cereales? Pues depende. Aquí te pongo el caso de una de las marcas de papilla de cereales en cuya información consta como segundo ingrediente (tras harina de cereales) el azúcar tal cual. Si sacas cuentas, el porcentaje de azúcar se eleva a un 37% en este caso.

«Pero las que yo compro pone sin azúcar añadido, contiene azúcar naturalmente presente. Esas no van a llevar azúcar» puedes pensar. No te están mintiendo. No tienen porqué haberle añadido azúcar a los cereales. Pero ya has visto que al hidrolizarlo (por el mismo proceso industrial) se libera azúcar. En estos casos la proporción de azúcar es mejor, sobre un 20%.

¿Hay alguna opción mejor de papilla de cereales? Algunas marcas ya están viendo la preocupación de las familias por la alimentación de sus hijos. Es por esto que estas marcas comienzan a disponer de otras líneas en las que puedes ver que el cereal no se hidroliza, sino que es de grano completo. Mira el contenido de azúcar, disminuye hasta poco más de un 1% del total.

«¿Pasa algo si le doy papilla de cereales a mi hijo?»

¡Obviamente NO! Serás una madre o un padre maravilloso, de hecho, el mejor que puede tener tu hijo. La misión de esta entrada no es juzgar lo que haces, sino que tengas toda la información disponible y que con ella puedas decidir. Pero te recomiendo que, si puedes, leas etiquetas. Le estarás haciendo un gran favor a tu bebé.

«Y si no le doy papilla, ¿cómo le doy cereales?»

La primera pregunta que te haría es: ¿qué cereales conoces? Pues seguro que de los que van en las etiquetas de la cajas de la papilla de cereales conoces alguno.

Tenemos el trigo, la cebada, el centeno, el arroz, la avena, el maíz, el mijo, la espelta u otros tantos de los que igual ni has oído hablar.

A partir de los 6 meses le puedes dar cualquiera de ellos, por debajo (que te recuerdo que lo mejor es que tu bebé sólo tome leche) sólo los sin gluten.

¿Cómo le podemos dar cereales de una forma más saludable y más parecido a nuestra alimentación? Piensa en alimentos que tengan trigo: le puedes dar a tu bebé pan o pasta. El pan no tiene mucho misterio, le das que lo chupe y lo mordisquee poco a poco.

Hay panes de cebada, centeno u otros cereales que también podrá tomar sin problemas. La pasta cocida la puedes meter en su puré del mediodía.

Si has decidido alimentarlo en trocitos, los macarrones son una buena opción, tienen el tamaño perfecto para coger y que sobresalga de su mano para ir chupándolo.

Con respecto al arroz es sencillo, tanto si le das triturado como si has decidido hacer baby led-weaning, lo cueces y se lo das.

Maíz, si le vas a dar, mejor triturado. Quizás es muy pequeño y de forma redondeada. Nada adecuado para que siendo pequeño lo tome en trocitos. Hay riesgo de que se pueda atragantar.

¿Y la avena? Pues en los supermercados venden copos de avena integrales sin ningún tipo de azúcar. Puedes ponerlos con leche o agua y hacer un tipo gachas si os gusta tomarlo a vosotros o piensas que a tu bebé le pueda gustar.

¿Qué tipo de cereales le damos?

Una vez, un papá en una revisión de 2 años me preguntó si su hijo «ya» podía tomar pan, arroz o pasta integral, porque era lo que los mayores tomaban en casa. No hay una edad a partir de la cual los niños «puedan» tomar cereales integrales.

Cualquier edad es buena. Los cereales integrales, de grano completo o entero son mucho más saludables, ya que llevan las tres partes del cereal: el germen, el endospermo y el salvado. Aquí te lo explica todo muy bien mi compañera Lucía Galán.

Y tú, ¿qué experiencia tienes en la alimentación de tu bebé? Espero tus comentarios. Quizás vayas a empezar en breve y te haya sigo de utilidad. Si crees que también lo puede ser para otras familia, comparte

Источник: https://pediatra2punto0.com/papilla-de-cereales-bebe/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: