Mi bebé no hace pis

La orina del bebé: Frecuencia, color e infecciones de orina

Mi bebé no hace pis

Controlar el bienestar y la salud de los hijos es algo que preocupa enormemente a los padres. De ahí que pongan interés en percatarse de lo que hacen, de cómo se comportan, de cómo se encuentran e incluso de distintos aspectos de su organismo. Y esto último pasa, entre otras cosas, porque presten atención la orina del bebé.

Sí, porque saben que la frecuencia con la que orinen e incluso el color de su orina puede alertar de que algo no está bien.

Por eso, vamos a exponer a continuación una serie de aspectos de interés al respecto.

La frecuencia con la que orinan

Una de las cosas que más preocupa a los padres es saber si sus hijos orinan con la frecuencia que puede ser considerada normal o no. En ese sentido, deben ser conscientes de que cada niño es un mundo. Así nos encontramos con los que lo hacen unas diez veces al día y los que solo lo hacen cinco veces cada jornada.

En este caso, no hay que fijarse tanto en la cantidad de ocasiones que hace pipí sino más bien en si experimenta, de pronto, cambios en ese sentido. Es decir, si pasa de hacer mucho pipí a poco o viceversa. Y es que esas modificaciones sí pueden indicar claramente que algo le sucede.

¿Qué le puede ocurrir? Desde que sufra una infección hasta que presente algún tipo de carencia alimentaria, que tiene fiebre o que ha tomado poco líquido, por ejemplo.

El color de la orina del bebé

Otro de los aspectos en los que hay que fijarse para saber si está todo bien o no es en el color del pipí. En este caso, los datos más interesantes al respecto son los siguientes:

  • Cuando la orina está oscura puede haber varias explicaciones. Entre esas que, por ejemplo, el bebé se encuentra tomando poco líquido. De la misma manera, ese tono puede ser debido a que ha comido algún tipo de alimento oscuro que haya condicionado el citado color. Eso sin olvidar que, en ocasiones puntuales, es indicativo de una infección de orina.
  • En el caso de que la orina se presente en tono anaranjado, no hay que alarmarse. Y es que puede ser consecuencia de que los uratos están tiñendo esa. Esto es algo que les suele suceder, sobre todo, a los bebés con pocos días o semanas de vida. Es más, se corregirá esta circunstancia por sí sola, sin necesidad de tomar ninguna medida.
  • Cuando la orina del bebé tenga otro color diferente a los citados y también distinto al claro, que es el habitual, lo ideal es que se acuda al pediatra. Este le realizará pruebas para poder saber si hay algún problema que sea el causante.
  • De la misma manera, también será imprescindible acudir al médico cuando los padres detecten sangre en el pañal. Y es que esa puede ser un síntoma de alguna enfermedad o infección notable que requiera rápida actuación, sin demora.

La infección de orina

Irritabilidad y dolor, síntomas de la infección de orina

Una de las dolencias más habituales relacionadas con el pipí que sufren los pequeños es la infección de orina. En concreto, se establece que la sufren mientras que son lactantes un 4% aproximadamente de los pequeños.

Otros datos de interés respecto a la misma son los siguientes:

  • La suelen sufrir más las niñas que los niños, a excepción del caso de los recién nacidos que es más habitual en los varones.
  • Los pequeños que tienen más riesgos de padecerla son los menores de seis meses de edad.
  • Tanto por gérmenes como directamente a través de la sangre se puede producir una infección de este tipo. Así, en el primer caso se da en llamar ascendente y en el segundo hematógena.
  • Numerosos son los síntomas que pueden indicar que el menor la está sufriendo. No obstante, entre los más habituales están el pipí maloliente, irritabilidad, fiebre, malestar general, orina turbia…
  • Cuando se sospeche que un niño tiene infección de orina hay que llevarlo al pediatra. Este podrá realizarle un diagnóstico certero acometiendo una prueba realmente muy sencilla. Consiste en introducir en una muestra de la orina del bebé unas tiras reactivas. No obstante, cuando son bebés no es fácil obtener esa muestra por lo que se pueden recurrir a todo tipo de acciones tales como la punción suprapúbica o el sondaje vesical.
  • En el caso de que se detecte que el menor efectivamente sufre esa infección, el tratamiento más habitual se sustentará en medicación, concretamente en el empleo de antibióticos. No obstante, será necesario certificar la causa y origen de esta situación para descubrir si hay otras medidas que son imprescindibles tomar.

Источник: https://okdiario.com/bebes/orina-bebes-54308

La orina del bebé: cuándo es normal y cuándo no

Mi bebé no hace pis

La orina en el ser humano es un indicador de salud, por eso sobre todo con los más pequeños de la casa nos fijamos en cómo es y nos preocupa cualquier alteración. Hoy hablamos sobre la orina del bebé, cuándo es normal y cuándo no, cuándo deberíamos ir al pediatra si notamos algo extraño en el pañal.

Así como el color de la orina puede informarnos sobre nuestra salud, también la cantidad puede significar un problema. Veamos algunos casos en los que nuestro bebé podría tener alguna dificultad, estar mal hidratado, sufrir una infección… para saber detectar los síntomas.

Un pipí abundante, claro y regular es signo de que el bebé está sano, bien alimentado e hidratado. Pero, ¿cuando no es normal la orina del bebé?

Si el niño presenta las siguientes variaciones en el hábito de orinar o alteraciones en el color del pipí, hay que identificar las causas para controlar los cambios y, en su caso, comentarlos con el pediatra. ya que en ocasiones hablamos de una infección de orina que ha de ser tratada. En otros casos, restablecer la normalidad es tan sencillo como procurar que el bebé no tenga sed.

El bebé moja poco el pañal: orina escasa

En ocasiones el pipí puede ser escaso, en cantidad o en frecuencia. Se dice que un bebé suele hacer pis unas cinco veces al día, pero esto es muy difícil de cuantificar. Pero, si observamos el pañal con frecuencia y lo observamos más seco de lo normal, hay que estar atento porque puede ser un síntoma de deshidratación del niño.

Cuando el bebé moja poco el pañal puede ser porque ha tomado menos pecho del que le correspondería (puede ser porque esté enfermo, alterado, porque no se le haya ofrecido con frecuencia…), porque ha sudado más de lo habitual si hace calor o porque tiene fiebre.

Entonces, hay que asegurarse que toma el alimento suficiente para mantenerse hidratado, ofrecerle más pecho o biberón (sobre todo en verano, que sudan más) y si ha iniciado la alimentación complementaria agua y alimentos ricos en agua, como las frutas.

Sienten dolor o escozor al orinar

Puede que el niño sienta dolor o escozor al orinar, un niño mayor lo podrá decir, pero en los bebés esto se asocia al llanto en el momento de hacer pis. En estos casos, el flujo de orina es reducido y el niño puede tener sensación de orinarse más frecuente. Podría tratarse de una infección de las vías urinarias, lo cual requiere un tratamiento específico.

La infección de orina es una de las infecciones más frecuentes en niños y niñas. Puede afectar a las estructuras por las que pasa la orina (riñones, uréteres, vejiga y uretra) y convierte el pipí en un poco más rosado o rojizo.

Cuando la infección se produce en la vejiga recibe el nombre de cistitis y los síntomas junto al escozor son dolor abdominal bajo y olor y color de la orina más fuerte de lo habitual. La cistitis está provocada por gérmenes que colonizan el intestino y es más frecuente en las niñas, por lo que es crucial cuidar su higiene íntima de manera que no se propicie la infección.

La infección en los riñones es más grave (pielonefritis) y se acompaña además de dolor en la zona lumbar, escalofríos y fiebre. Por ello es importante diagnosticar la infección cuanto antes para tratarla y evitar que empeore. En los bebés, cuando se sospecha que hay infección se realizan análisis de orina para comprobarlo.

Orina oscura

Es normal que los bebés tengan un pipí más ligero, acuoso y más claro que los adultos y niños mayores. En los niños empieza a oscurecerse la orina debido a la introducción de alimentación complementaria y a que los riñones están más maduros y son capaces de eliminar más sustancias de desecho con menos agua.

No obstante, si observamos que el pipí del niño es más oscuro que el amarillo habitual, hay que buscar una causa. Normalmente, esta variación será debida simplemente a que el niño ha sudado mucho, o a un determinado alimento que pueda oscurecer la orina (como las remolachas, moras o ciertos colorantes de los alimentos).

Más raramente, este síntoma se asocia a la existencia de sangre diluida en la orina (y esto puede suceder a bebés y niños), lo que podría significar una infección de las vías urinarias, con los riesgos que acabamos de comentar.

Orina naranja en el recién nacido

Muchos recién nacidos dan un pequeño susto a sus padres cuando se encuentran el pañal manchado de color naranja, pero es algo que no debe preocuparnos. Son los uratos los que tiñen la orina del recién nacido, que elimina estas sustancias en sus primeras micciones. Simplemente habrá que vigilar que el pipí vaya aclarándose y tomando su color claro normal.

Otros colores en la orina, lechosa, verde, azul, marrón oscuro… se deben a enfermedades o procesos variados y por lo tanto han de ser consultados con el pediatra (pueden venir dados por el efecto de unos medicamentos, trastornos hepáticos…).

En definitiva, el bienestar de nuestro bebé se puede medir a través de varios indicadores y la orina es uno de ellos. Normalmente no observaremos ningún signo preocupante en la orina del bebé.

Pero si vemos alguno de estos cambios que se mantienen en el tiempo o van acompañados de síntomas como fiebre, la orina del bebé no es normal y hemos de acudir al pediatra para determinar la causa, tratarla y evitar un empeoramiento.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Cómo es el pipí de los bebés y cuáles son los signos de alerta relacionados

Источник: https://www.bebesymas.com/salud-infantil/la-orina-del-bebe-cuando-es-normal-y-cuando-no

Cómo es el pis normal de los bebés y qué debemos vigilar

Mi bebé no hace pis

¿Cada cuánto es normal que haga pis un bebé? ¿Qué color es normal? ¿Qué debo vigilar en el pis del bebé? ¿Cuáles son los signos de alarma?

La orina es un buen indicador de nuestra salud, por eso sobre todo con los bebés nos fijamos en cómo es y nos preocupa cualquier alteración.

A todos nos inquieta saber si el pis nos puede ayudar a saber si está comiendo suficiente o cómo identificar una infección de orina.

Por eso, hoy vamos a hablar sobre la orina del bebé, cuándo es normal y cuándo no, y también cuándo deberíamos ir al pediatra si notamos algo extraño.

¿Qué nos índica el color oscuro en el pis?

El color más oscuro en la orina del bebé nos podría indicar que el bebé no está comiendo suficiente y habría que vigilar las tomas, sobre todo las primeras semanas de vida y no dejar al bebé más de 3 horas sin  comer, hasta que nos aseguremos que las tomas son eficaces.

ATENCIÓN: 

Hasta los 6 meses la leche (materna o de fórmula) es el único líquido que deben ingerir y están PROHIBIDOS los zumos, el agua y las infusiones.

La leche tiene todo el agua que necesitan ingerir. Hay que asegurarse que está tomando suficiente leche.

Si es un niño más mayor, es probable que esté ingiriendo pocos líquidos.

  • Desde los 6 hasta los 12 meses: el líquido principal y prioritario sigue siendo la leche materna o de fórmula, aunque ya se les puede ofrecer un poco de agua, sin abusar.
  • Un niño mayor: hay que insistir en que beban líquidos, sobre todo en verano.

¿El color del pipí cambia con la alimentación?

Sí, es posible que cuando empiece con la alimentación complementaria el pis pueda cambiar un poquito su color, sobre todo con ciertos alimentos como la remolacha, los espárragos o algunos colorantes.

No obstante, si observamos que el pis de nuestros bebés es más oscuro de lo habitual, tenemos que encontrar la causa.

¿Y si aparece orina naranja en el pañal?

Este hecho suele ser común en el recién nacido y, tranquilas, es normal.

Son los URATOS los que le dan ese color al pis, y son expulsados por el bebé los primeros días de vida.

En algunos bebés apenas se percibe, pero otras familias lo ven y se asustan mucho.

Es importante mantener la calma y VIGILAR. Normalmente será poco y en los siguientes pañales el pis será normal.

¿Qué colores nos deben alarmar?

  • Presencia de sangre: cualquier presencia de sangre en el pañal debe ser consultada al pediatra inmediatamente.
  • Color marrón, azul o verde: cualquier color que salga fuera de lo que hemos dicho, nos puede indicar algún tipo de patología y es necesario consultar al pediatra.

¿Cada cuánto hace pipí un bebé?

La cantidad de pañales que moja un bebé es muy difícil de cuantificar.

Hay bebés que pueden mojar hasta 10 pañales al día y otros bebés que 5 pañales.

Lo importante es vigilar:

1. Las primeras semanas de vida:

Asegurarse de que sí moja pañales, hace caca, va ganando peso y el pis es clarito, sino podría indicarnos que no está comiendo suficiente.

2. Cambios repentinos:

  • Si de repente empieza a hacer mucho más pis de lo normal podría indicarnos que puede tener una infección de orina.
  • Si de golpe empieza a hacer menos pis hay que ver si está ingiriendo suficiente líquido.

¿Qué otras cosas pueden alterar la cantidad de orina?

En verano hay que vigilar especialmente que toman suficiente líquido, pero también es normal que hagan un poco menos pipí que antes, porque sudan más.

¿Qué otros signos de alarma debemos vigilar?

Puede que el niño sienta dolor o escozor al orinar, si es un niño mayor lo podrá decir, pero en los bebés lo que notaremos será que llora en el momento de hacer pis.

Además también notaremos que hace más veces pis de lo normal e incluso que vuelve a hacerse pis encima o nos dice que siente que no se puede aguantar.

Todos estos signos nos podrían indicar la presencia de una infección de las vías urinarias, lo cual requiere un tratamiento específico.

La infección de orina es una de las infecciones más frecuentes en niños y niñas. Puede afectar a las estructuras por las que pasa la orina (riñones, uréteres, vejiga y uretra) y convierte el pipí en un poco más rosado o rojizo.

Es importante diagnosticar la infección cuanto antes para tratarla y evitar que empeore.

En los bebés, cuando se sospecha que hay infección se realizan análisis de orina para comprobarlo.

2. Signos de deshidratación:

  • Fontanelas hundidas.
  • Boca con labios y lengua secos.
  • Llora sin lágrimas.
  • Escaso pis y oscuro, con olor fuerte.

Источник: https://www.cuidadosycaricias.es/pis-normal-en-bebes/

Síntomas y causas de problemas de control de la vejiga y enuresis en niños | NIDDK

Mi bebé no hace pis

La pérdida accidental de orina es el signo principal de un problema de control de la vejiga. Es posible que su hijo a menudo tenga la ropa interior húmeda o manchada o la cama mojada.

Ponerse en cuclillas, cruzar las piernas o sentarse sobre los talones pueden ser signos de una vejiga hiperactiva.

Pérdida de orina durante el día

Algunas señales de que su hijo puede tener un problema de pérdida de orina durante el día son

  • la necesidad urgente de orinar, muchas veces acompañada de una pérdida de orina
  • orinar 8 o más veces al día, lo que se llama micción frecuente
  • micción infrecuente, es decir, vaciar la vejiga solo de 2 a 3 veces al día, en lugar de las 4 a 7 veces al día habituales
  • micción incompleta, que es cuando no se vacía completamente la vejiga al ir al baño
  • sentarse en cuclillas, retorcerse nerviosamente de lado a lado, cruzar las piernas o sentarse sobre los talones para evitar la pérdida de orina

Pérdida de orina durante la noche

Tener una pérdida accidental de orina durante el sueño es normal para muchos niños y, a menudo, no se considera un problema de salud, sobre todo cuando le ha pasado a otras personas de la familia.

A partir de los 5 años, las señales de que su hijo puede tener un problema de control de la vejiga durante la noche, ya sea debido a un desarrollo físico lento, a una enfermedad o a otra causa, pueden incluir

  • nunca permanecer seco por la noche
  • mojar la cama de 2 a 3 veces por semana durante 3 meses o más
  • comenzar a mojar la cama nuevamente después de 6 meses de haber dejado la cama seca

El doctor de su hijo le puede sugerir cuándo los tratamientos pueden ayudar a controlar los problemas de mojar la cama.

¿Cuándo debo llevar mi hijo al doctor por los problemas de control de la vejiga?

Si su hijo o usted están preocupados por su falta de control de la vejiga, hable con un profesional de la salud. Un profesional puede verificar si hay problemas médicos y ofrecer tratamiento, o le puede asegurar que su hijo se está desarrollando normalmente.

Lleve a su hijo al doctor si hay signos de un problema médico como, por ejemplo

  • su hijo tiene síntomas de infección de la vejiga, entre ellos:
    • dolor o ardor al orinar
    • orina turbia, oscura, con sangre o que huele mal
    • orinar con más frecuencia de lo habitual
    • ganas fuertes de orinar, pero solo poder orinar una cantidad pequeña
    • dolor en la parte inferior del abdomen o la espalda
    • llanto al orinar
    • fiebre
    • agitación
  • su hijo gotea orina o tiene un flujo de orina débil, lo que puede ser una señal de un defecto congénito en las vías urinarias
  • su hijo tenía control de la vejiga, pero comenzó a tener accidentes nuevamente

Aunque cada niño es diferente, los doctores a menudo usan la edad del niño para decidir cuándo deben ver si hay un problema de control de la vejiga. En general

  • a los 4 años, la mayoría de los niños tienen control de la vejiga durante el día
  • a los 5 o 6 años, la mayoría de los niños tienen control de la vejiga por la noche

Busque atención médica de inmediato

Si su hijo tiene síntomas de una infección de la vejiga o de los riñones, o si tiene fiebre sin una razón clara, consulte a un doctor dentro de las 24 horas de que haya comenzado el problema. El tratamiento temprano es importante para evitar que una infección de las vías urinarias cause problemas de salud más graves.

¿Qué causa los problemas de control de la vejiga en los niños?

Los hábitos de ir al baño, como aguantarse la orina demasiado tiempo, y un lento desarrollo físico causan muchos de los problemas de control de la vejiga que se ven en los niños. Con menos frecuencia, un problema médico puede causar pérdida de orina de manera accidental. Aprenda quiénes tienen más probabilidades de tener problemas de control de la vejiga.

¿Qué causa los problemas de pérdida de orina durante el día en los niños?

La pérdida de orina en los niños generalmente ocurre porque se aguantan la orina durante demasiado tiempo, tienen estreñimiento o tienen partes del aparato urinario que no funcionan juntas de manera correcta.

También, algunos problemas de salud, como las infecciones de la vejiga o de los riñones (infecciones de las vías urinarias), los problemas estructurales en las vías urinarias o los problemas nerviosos, pueden en ocasiones causar la pérdida de orina durante el día.

Cuando los niños se aguantan mucho tiempo sin orinar, pueden generarse problemas en la forma como funciona la vejiga o pueden empeorar los problemas existentes. Estos problemas de vejiga incluyen:

Vejiga hiperactiva o incontinencia imperiosa

Los músculos de la vejiga se comprimen en el momento equivocado, sin previo aviso, lo que hace que se escape la orina. El niño puede tener deseos fuertes y repentinos de orinar. Es posible que orine con frecuencia, unas 8 o más veces al día.

La vejiga hipoactiva

Los niños solo vacían la vejiga unas pocas veces al día, y tienen poca urgencia o ganas de orinar. Las contracciones de la vejiga pueden ser débiles y es posible que el niño se esfuerce al orinar, o que tenga un flujo de orina débil o con interrupciones.

Alteraciones en el funcionamiento del aparato urinario

Es posible que los músculos y los nervios de la vejiga no funcionen juntos de manera correcta. A medida que la vejiga se vacía, los músculos del esfínter o del piso pélvico pueden cortar el flujo de la orina demasiado pronto, antes de que la vejiga se vacíe completamente. La orina que queda en la vejiga puede escaparse de manera accidental.

¿Qué causa los problemas de pérdida de orina en los niños?

Los problemas de mojar la cama por las noches a menudo se relacionan con un desarrollo físico lento, antecedentes familiares de orinarse en la cama, o una producción alta de orina durante la noche. En muchos casos, hay más de una causa. Los niños casi nunca mojan la cama a propósito, y la mayoría de los niños que mojan la cama son física y emocionalmente normales.

A veces, un problema de salud como la diabetes o el estreñimiento puede hacer que el niño moje la cama.

Los problemas de falta de control de la vejiga por las noches a menudo se dan en familias, donde generalmente se presentan como un patrón de crecimiento normal, no una enfermedad.

Desarrollo físico lento

Entre los 5 y los 10 años, un desarrollo físico lento puede hacer que su hijo moje la cama. Su hijo puede tener una vejiga pequeña, ciclos de sueño profundo o un sistema nervioso que aún está creciendo y desarrollándose. El sistema nervioso maneja las señales de alarma del cuerpo (enviando señales de que la vejiga está llena o vacía) y la necesidad de despertarse.

Antecedentes familiares

El problema de mojar la cama a veces se da en familias. Los investigadores han encontrado genes que están relacionados con este problema. Los genes son partes del código maestro que los niños heredan de cada padre para el color del cabello y muchos otros rasgos y características.

Producir demasiada orina

Es posible que los riñones de su niño produzcan demasiada orina durante la noche, lo que hace que la vejiga se llene demasiado. Si su hijo no se despierta a tiempo, es probable que moje la cama.

A menudo, este exceso de orina durante la noche se debe a niveles bajos de una sustancia natural llamada hormona antidiurética. Esta hormona le indica a los riñones que liberen menos agua por la noche.

Problemas del sueño

El sonambulismo y la apnea obstructiva del sueño pueden causar problemas de falta de control de la vejiga por la noche.

Con la apnea, los niños respiran mal y reciben menos oxígeno, lo que hace que los riñones produzcan más orina por la noche. Mojar la cama por la noche puede ser una señal de que su hijo tiene apnea.

Otros síntomas pueden ser roncar, respirar por la boca, infecciones del oído y sinusitis, tener la boca seca por la mañana y somnolencia durante el día.

Estrés

El estrés a veces puede hacer que el niño moje la cama por la noche. La preocupación por la falta de control de la vejiga, sea durante el día o la noche, puede empeorar el problema. Las tensiones que pueden afectar a su hijo incluyen un nuevo bebé en la familia, dormir solo, mudarse o comenzar una escuela nueva, el maltrato o alguna crisis familiar.

Источник: https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/enfermedades-urologicas/problemas-control-vejiga-enuresis-ninos/sintomas-causas

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: