Mi bebé nunca gatea

¿Por qué tu bebé no gatea?

Mi bebé nunca gatea

Gatear es un clásico desarrollo del movimiento en los niños que precede a los primeros pasos del bebé y que aporta ventajas, como el entrenamiento de la coordinación de movimientos.

Si tu bebé no gatea, esto no implica ningún freno en el desarrollo del niño.

Un niño gatea entre los 7 y los 10 meses de edad, pero no todos los bebés lo hacen

El gateo es una manera particular de desplazarse de los bebés que recuerda al modo de hacerlo de los cachorros y que es la antesala de los primeros pasos, que se producen entre los doce y los quince meses de edad.

No se considera patológico el hecho de que un bebé no gatee, ni existe evidencia científica sobre por qué unos lo hacen y otros no.

Por lo tanto, no hay que preocuparse si el pequeño no muestra ninguna intención de desplazarse a ga​tas. De hecho, esta habilidad puede estar marcada por ​el carácter del niño.

Si el bebé es un poco «perezoso», no verá la utilidad de gatear.

Gatear podría facilitar el caminar y la coordinación de movimientos

Si tu hijo gatea o no gatea, no es un problema. En cualquier caso, para favorecer su desarrollo motor en sus primeros meses, es conveniente intentar estimular al niño dejándole sentado o boca abajo sobre una almohada rodeado de algunos juguetes.

Esto no sólo se hace para estimularle a gatear, sino también para fomentar su independencia y la coordinación de sus movimientos.

El gateo puede resultar un buen entrenamiento para ejercitar brazos y piernas y ganar confianza a la hora de que el bebé se suelte a andar. Sin embargo, los padres no se tienen que obsesionar si su bebé no gatea.

Hay que considerar que cuando un bebé gatea, puede haber riesgo de accidentes domésticos. De este modo, conviene prevenirlos con pautas como cubrir los enchufes o asegurarse de que no coja objetos pequeños del suelo, como monedas, que pueda ingerir o acceso a lugares donde pueda caerse.

Beneficios de gatear

Expertos publican en El País, un listado de beneficios que adquieren los niños que gatean. En concreto, Sonsoles París, fisioterapeuta y directora de la Clínica Sarua afirma que:

  1. Mejora la visión espacial. Favorece el desarrollo visual, ya que ayuda a establecer el enfoque ocular o la distancia entre mano y ojo y el manejo de las tres dimensiones espaciales.
  2. El gateo facilita la disociación entre ambos hemisferios cerebrales, lo que repercutirá en una adecuada destreza del niño cuando empiece a caminar.
  3. Estabiliza la musculatura del tronco y aumenta la resistencia para desarrollar posteriormente el equilibrio.
  4. El gateo ayuda a desarrollar destrezas manuales del niño.
  5. Mejora la adecuada actividad de las funciones gastrointestinales.

Pero si tu bebé no gatea, no te preocupes, alrededor de un 20% de niños sanos no gatean y no existe una causa que lo explique

Hay niños que practican otras variantes del gateo, como arrastrarse, porque los niños se mueven sentados en el suelo y remando o impulsando el cuerpo con los brazos, pero también hay otros que gatean apoyando una rodilla y un pie.

También se puede dar el caso de bebés que después de comenzar a caminar vuelven al gateo. Esto no debe ser visto como un problema. Si ha vuelto al suelo, es porque, probablemente, aún no estaba del todo preparado para andar.

Si el bebé no gatea pero muestra otros movimientos corporales, no hay de qué preocuparse.

Hipertonicidad

La hipertonicidad o la rigidez de las piernas puede obstaculizar seriamente la movilidad del niño. Esto ocurre cuando sus músculos están demasiado apretados.

Músculos débiles

Los bebés con músculos débiles pueden tener más dificultades para mover su cuerpo. Si notas que tu bebé está luchando para mantenerse boca abajo o no puede quedarse en una posición, quizás necesite ejercicios de fortalecimiento muscular.

No solo tarda en gatear

Si el bebé hace todo lo que se espera para su edad, menos gatear, no hay de qué preocuparse. Sin embargo, si hay otras cosas que también le cuesta, lo mejor es consultar inmediatamente con un médico.

Por lo general, no hay por qué preocuparse si el bebé no gatea, pero siempre es bueno estar atento y quitarse todas las dudas con un especialista.

Источник: https://www.gndiario.com/bebe-no-gatea-motivos

¿Cuándo empieza a gatear el bebé?

Mi bebé nunca gatea

Muchas mamás nos preguntamos cuándo comenzará nuestro bebé a gatear por primera vez, cómo lo hará, si le resultará difícil o cuánto tiempo gateará antes de dar sus primeros pasos. Es un momento muy especial en la vida de nuestro bebé, es por ello que, como madres, nos preocupamos. Pero, ¿a qué edad gatea el bebé?

En este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre la forma de gatear de tu bebé. ¡No te lo pierdas!

¿Cuándo empieza a gatear un bebé?

El primer gateo, por norma general, suele comenzar entre los 8 y los 10 meses, según la Asociación Española de Pediatría. Aún así, cada bebé es diferente, por lo que no debes preocuparte si tu pequeño comienza a gatear antes o después de esas edades. Cada niño necesita su tiempo y es importante no compararlo con otros bebés.

Asimismo, hay que tener en cuenta que cada bebé tendrá su método de gateo. No pretendas que dos bebés tengan el mismo gateo porque, inevitablemente, será imposible. Eso sí, todos los bebés tienen el mismo motivo por el cual comienzan a gatear: explorar. Una vez que el pequeño se mantenga sobre sí mismo sentado, querrá dar un paso más y arrastrarse. 

¿Por qué gatea mi bebé?

Gatear es de vital importancia para el bebé, y no solo porque sea el paso previo a andar, sino porque le permite desarrollar y fortalecer tanto los músculos como las articulaciones de los brazos, de las piernas, del cuello y de la espalda.

Sin embargo, los músculos y las articulaciones no son lo único que el bebé tiende a desarrollar cuando está en la fase de gateo.

A nivel cognitivo, el pequeño aumentará su autonomía, aprenderá a tomar sus primeras decisiones (como la de ir a la cocina o al salón, por ejemplo), seguirá desarrollando el oído, la vista y el tacto a la vez y, además, mejorará notablemente sus reflejos.

La edad para que el bebé empiece a gatear

A pesar de que no hay una edad establecida para que el bebé comience a gatear, es cierto que la mayoría de los niños empezarán a hacerlo alrededor de los 8-10 meses. Eso sí, esto no significa que todos los niños que cumplan 8 meses gatearán.

Algunos comienzan a los 7, otros a los 8, a los 9…, no hay una edad establecida para que el bebé empiece a gatear. A los 12 meses, normalmente, todos los bebés ya han comenzado a gatear, pero si al tuyo aún le cuesta hacerlo, no te preocupes, todo llegará.

¿Cómo estimular al bebé para que gatee?

Ahora que sabes a qué edad gatea un bebé, es importante detallar que no hay que obligar al bebé a gatear en ningún momento. Debemos respetar su desarrollo al 100 % y dejar que siga su curso. Eso sí, esto no significa que no podamos estimular al bebé para que gatee.

Es importante que los papás y las mamás intentemos ayudar o estimular a nuestros bebés cuando se muevan para entrenar el gateo. En este caso, no estaremos forzando, sino que estaremos animando a nuestro pequeño a la hora de comenzar a gatear.

Juegos para que el bebé aprenda a gatear

Existen algunos métodos y trucos para estimular el gateo en el bebé. Vamos a conocer algunos de ellos:

  • Pon sus juguetes favoritos lejos de su alcance. Comienza poniéndolos un poco lejos y ve alejándolos más conforme se vaya moviendo.
  • Gatea a su lado. Los bebés aprenden la gran mayoría de movimientos por imitación, así que gatea a su lado para que él intente imitarte.
  • El juego de la toalla es también una de las mejores opciones para incentivar al bebé a gatear. Tan solo tendrás que coger una toalla o manta en forma de rodillo y sujetar al pequeño por la parte del tronco. Una vez hecho, ayúdale a impulsarse tanto hacia delante como hacia atrás. 
  • Pon cojines y almohadas a su alrededor. Querrá cogerlo todo y, para ello, tendrá que moverse. Además, es una gran opción para montar un circuito de obstáculos.

Qué pasa si mi bebé no se mueve o no gatea

No tienes que preocuparte si ya han llegado esos 12 meses y tu bebé aún no ha gateado. Como hemos comentado, cada bebé tiene un tiempo de desarrollo, por lo que unos tardarán más tiempo que otros en empezar a gatear. Es más, algunos bebés tan solo gatean unas semanas antes de comenzar a andar.

Cuándo acudir al pediatra

Si crees que tu bebé puede tener algún tipo de problema para moverse, deberás acudir al pediatra para que le realice una revisión completa. Claro está que hablamos de un bebé que ya ha pasado de largo los, mínimo, 12 meses. 

Nosotros te aconsejamos esperar unos meses más, especialmente si notas motivación por gatear por parte de tu pequeño. Pero si no percibes esa motivación y sospechas que podría tratarse de algún problema de salud, acude al especialista.

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

Источник: https://www.enfamil.es/blogs/desarrollo-de-mi-bebe/cuando-empieza-a-gatear-el-bebe

Mi BEBÉ de 8 meses NO GATEA: Por qué y Qué hacer

Mi bebé nunca gatea

¿A qué edad gatea un bebé? El gateo suele ser la primera forma de desplazamiento que realizan los bebés por sí mismos entre los 6 y los 10 meses de edad.

Es un hito del desarrollo psicomotriz que no todos los niños realizan, ya que aprenden antes a andar o usan otras técnicas para moverse (arrastrarse, rodar…).

Es una etapa muy importante en la que los bebés aprenden a coordinar brazos y piernas y comienzan a ser más autónomos y, nosotros, debemos propiciar las condiciones necesarias para favorecer que nuestro bebé llegue a gatear. ¿Y si un bebé no gatea? ¿Es obligatorio que todos los bebés gateen?

En este artículo de paraBebés, vamos a ver si es normal que un bebé de 8 meses no gatee, si no se para ni se sienta y qué hacer si a esa edad no gatea.

También te puede interesar: Cuándo gatea un bebé

Para que un bebé logre llegar a gatear, debe tener suficientemente desarrollados los músculos de brazos, piernas y espalda, además de contar con cierta madurez neurológica y con la suficiente coordinación motriz que le permita mover brazos y piernas alternativamente para desplazarse. El desarrollo no es igual para todos los bebés, y habrá algunos que estén preparados para gatear con 6 meses y, otros, no lo estarán hasta los 10. En el siguiente artículo encontrarás más información sobre el inicio del gateo.

Lo más importante, es respetar el momento evolutivo de nuestro hijo e hija y no forzarle a realizar algo para lo que no está preparado. Por lo tanto, si tu bebé con 8 meses no gatea, no hay de qué preocuparse, puesto que entra dentro de la normalidad.

Como hemos mencionado anteriormente, cada bebé tiene un ritmo de desarrollo diferente y logran los hitos evolutivos en diferentes momentos.

No podemos generalizar y, además, debemos tener en cuenta otros factores como, por ejemplo, el momento de su nacimiento.

En caso de los niños prematuros, tardarán más en alcanzar ciertos logros y será su pediatra quién evalúe cada caso particular.

Ya hemos visto en el apartado anterior que no gatear con 8 meses no es algo preocupante pero, ¿qué pasa si tampoco es capaz de sentarse? En este punto debemos diferenciar dos cosas distintas: mantenerse sentado y sentarse por sí mismo.

Con 8 meses de edad, un bebé nacido a término, por lo general, es capaz de mantener el equilibrio si le sentamos en el suelo, en la trona o en la silla.

Además, este es uno de los requisitos para comenzar la alimentación complementaria alrededor de los 6 meses.

Por otro lado, el hecho de sentarse solos, lleva algo más de tiempo. De hecho, muchos bebés aprenden antes a gatear y luego a sentarse. Si su pediatra considera que tu bebé no tiene ninguna patología previa y se está desarrollando correctamente, no debes preocuparte si con 8 meses todavía no gatea o no se sienta por sí mismo. Cuando esté preparado, lo hará.

Como hemos mencionado anteriormente, con 8 meses es normal que un bebé no gatee, ya que entre los 6 y los 10 meses es cuando se suele lograr este hito. Hay niños y niñas que, incluso, primero aprenden a caminar y luego a gatear.

Lo que sí debemos hacer nosotras, las personas que les acompañamos, es propiciar las condiciones adecuadas para fomentar, en este caso, su psicomotricidad. Mediante ejercicios de estimulación, lograremos que nuestro bebé se interese por explorar el medio en el que se encuentra, incitando así el gateo.

A continuación vamos a ver los consejos que puedes seguir:

1. El movimiento libre

Existe una corriente pedagógica desarrollada por Emi Pikler que se basa en la libertad de movimientos de los bebés. Debemos evitar tener a nuestros hijos e hijas durante largos períodos de tiempo en hamacas, carritos, cuna… tenemos que aprovechar los momentos en los que esté despierto para dejarle en el suelo y que él mismo pueda moverse libremente.

Para ello, podemos crear un espacio seguro en el que colocaremos una manta o una colchoneta para que no se golpee, lejos de lugares que supongan una amenaza como enchufes sin protección, muebles que se puedan caer, objetos pequeños a la vista… así, poco a poco descubrirá las capacidades y las limitaciones de su cuerpo e irá aprendiendo por sí mismo a moverse de todas las formas posibles: a sentarse, a girar sobre sí mismo, a gatear, a ponerse de pie… el papel del adulto queda en un segundo plano, sirviendo de guía para el bebé, sin intervenir y sin forzar posturas que el bebé no logra hacer por él mismo.

2. Espejo

Al poner un espejo delante de él, le hará gracia verse en el reflejo (aunque de momento no se reconozca), y puede que así trate de avanzar hacia él. Además, es muy beneficioso contar con un espejo a su altura para que vea sus expresiones, su cuerpo, su entorno…

3. Juguetes

Si ofrecemos a nuestro hijo o hija sus juguetes favoritos cuando está tumbado en el suelo, intentará alcanzarlos. Por ejemplo: la imitación, junto con el juego, es uno de los mecanismos de aprendizaje de los niños y niñas pequeños, por lo que si nos ve gatear a nosotros, seguramente trate de hacerlo igual.

En definitiva, si nuestro bebé no gatea, que no sea porque no le hemos dado la oportunidad de hacerlo.

Debemos estimular a nuestros bebés en todos los sentidos, para que poco a poco vayan conociendo su entorno e interesándose por él.

Debemos huir de las comparaciones entre niños y centrar la atención en lo más importante que nuestro hijo esté activo y sea feliz. Cuando esté preparado para hacer algo, lo hará.

Encontrarás más consejos útiles en el siguiente artículo sobre Cómo ayudar a un bebé a caminar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi bebé de 8 meses no gatea: por qué y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desarrollo y crecimiento del bebé.

Bibliografía

  • Godall, T. (septiembre de 2016). Movimiento libre y entornos óptimos. Reflexiones a partir de un estudio con bebés. Recuperado de: https://www.google.com/url?sa=t&source=web&rct=j&url=https://www.piklerloczy.org/sites/default/files/documentos/teresa_godall_movimiento_libre_y_entornos_optimos._reflexiones_a_partir_de_un_estudio_con_bebes.pdf&ved=2ahUKEwjP7KSpjPXmAhWZDWMBHYSLBEs4ChAWMBZ6BAgCEAE&usg=AOvVaw0_GNIV_iDy20USGTMJ5ljq
  • Saeta, M (29 de agosto de 2019). El gateo: ¿imprescindible para el desarrollo del bebé? Recuperado de: https://www.criarconsentidocomun.com/el-gateo-imprescindible-para-el-desarrollo-del-bebe/

Источник: https://www.parabebes.com/mi-bebe-de-8-meses-no-gatea-por-que-y-que-hacer-4555.html

Gatear es muy importante para el desarrollo del bebé: ¿Qué pasa si camina sin haber gateado?

Mi bebé nunca gatea

A partir de los seis meses el consejo hacia los padres es bastante claro: que ya no le pongan gimnasios de esos en que los juguetes cuelgan y que tenga las cosas a su alrededor, en el suelo, para estimular el que él mismo se gire y trate de llegar a lo que le interese. Esto se dice precisamente para que el bebé empiece a conocer el suelo y empiece a reptar y luego gatear.

Gatear, porque se ha visto que es muy importante para su desarrollo (ahora os explicamos por qué). Ahora bien, hay bebés que no gatean, que dan sus primeros pasos sin haberlo hecho. ¿Qué pasa con ellos? ¿Cómo les afecta?

El promover que un bebé tenga la oportunidad de gatear es positivo porque el gateo es una etapa normal en el desarrollo que sirve para prepararse para etapas posteriores. Gateando:

  • Un bebé debe coordinar ambos hemisferios cerebrales, el que se encarga del lado derecho y el que se encarga del izquierdo.
  • Se desarrolla una mejor visión.
  • Se fortalece el eje de las caderas y el eje de los hombros, tonificando los músculos que luego le ayudarán a mantenerse erguido y caminar.
  • Se utiliza el sentido del tacto continuamente, tocando el suelo, las alfombras y todo lo que encuentra mientras lo hace.
  • Aprende a entender el mundo tridimensional que le rodea, conociendo las distancias, siendo consciente de la fuerza de la gravedad y mejorando la coordinación del gesto mano-boca.
  • Domina mejor el suelo y es más capaz de saber qué hacer cuando, al caminar, se cae: es más hábil poniendo las manos para evitar el golpe y es más hábil a la hora de levantarse.
  • Adquiere autonomía antes porque empieza a tomar sus primeras decisiones a la hora de separarse de sus padres, acercarse a ellos, explorar zonas que no conocía, etc.

¿Y si no gatea?

La gran pregunta. Gatear es positivo para el desarrollo de un bebé. ¿Qué pasa si no gatea? Pues que se pierde todas esas cosas que hemos comentado y que, en consecuencia, las tiene que ir aprendiendo más adelante.

A bote pronto, la gran diferencia es a la hora de dominar el suelo a cuatro patas: qué hace un bebé cuando empieza a caminar y se cae. Como ya hemos explicado, el que controla mucho el suelo sabe qué hacer, mientras que el que camina sin haber gateado no tanto.

Uno es capaz de desplazarse o levantarse y al otro le cuesta más. De hecho hay niños que se caen y ni se mueven. Solo lloran esperando a que alguien les ponga otra vez de pie.

Pero si es el caso de tu bebé no sufras: no gatear no es síntoma de que le pase algo. Es cierto que no es lo más habitual, pero eso no quiere decir que tenga algún problema neurológico.

¿Es posible que algunos bebés no gateen por culpa de los padres?

Sí, es posible. Yo mismo en la consulta me he encontrado en más de una ocasión con padres que no ponen a sus hijos en el suelo… claro, si no están en el suelo es imposible que puedan gatear. A los 9 meses les pregunto si gatea y me responden que como el suelo está frío no lo ponen, o que lo ponen y no aguanta nada, que se enfada y que entonces lo vuelven a coger.

Lo ideal es ponerle en el suelo y estar con él, y si puede ser, estar por él. Así compartes espacio y tiempo y no se siente abandonado en un medio en el que aún no sabe desenvolverse. Estando con él irá probando poco a poco sus movimientos y capacidades y, si tiene que gatear porque tiene interés, lo hará.

Por otro lado, hay bebés que no gatean porque sus padres les estimulan mucho más a estar de pie. Promueven esa postura, tanto en un andador como cogiéndole por las manitas, y lo que consiguen es que el bebé tenga todo el interés motriz en desplazarse de ese modo y ninguno en una manera de desplazarse en que fijan la atención en el suelo, más que en lo demás.

Vamos, que se les enseña a andar cuando no son capaces de hacerlo, y entonces no caminan porque son pequeños, y no gatean porque quieren caminar…

y lo que acaba pasando es que el bebé permanece sentado y pide las manos de sus padres para que le ayuden a llegar a otros lugares, a lo que responden con sorna con aquello de «a ver si aprendes a caminar ya, que me tienes la espalda hecha polvo», cuando probablemente la situación habría sido muy diferente si nadie hubiera enseñado al bebé a andar antes de tiempo. Por eso el consejo es el siguiente: si quieres que gatee, no lo pongas a andar.

Fotos | Myshelle Robinson, myllissa en Flickr
En Bebés y más | El gateo del bebé: un gran paso para su autonomía, Pequeño diccionario de estilos de gateo, ¿Gatea tu hijo en un entorno seguro?

Источник: https://www.bebesymas.com/desarrollo/gatear-es-muy-importante-para-el-desarrollo-del-bebe-que-pasa-si-camina-sin-haber-gateado

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: