Mi mujer está embarazada… ¿Qué hago yo?

Contents
  1. 30 cosas que deberías hacer durante el embarazo
  2. 1. Permanecer en la cama todo un día
  3. 2. Ser un poco egoísta
  4. 3. Decir que sí a un plan espontáneo
  5. 4. Salir a tomar algo (sin alcohol, claro)
  6. 5. Disfrutar de las noches en pareja
  7. 6. Aprovechar para dormir largo y tendido
  8. 7. Ir a un parque de atracciones
  9. 8. Aprovechar para ir al cine 
  10. 9. Ser la reina del mando a distancia
  11. 10. Tener más sexo
  12. 11. Tener sexo en lugares inusuales
  13. 12. Hacer realidad tus fantasías sexuales
  14. 13. Ponerte guapa y lucir tu barriguita
  15. 14. Darte un capricho
  16. 15. Dedicarte un día entero a ti
  17. 16. Tomarte un baño innecesariamente largo
  18. 17. Dejar de preocuparte por la limpieza de la casa
  19. 18. Salir a pasear sin rumbo
  20. 19. Ir a ver un espectáculo
  21. 20. Salir a cenar en vez de pedir comida para llevar
  22. 21. Relajarte en un spa 
  23. 22. Preparar una rica cena para dos
  24. 23. Salir a probar un menú degustación 
  25. 24. Expresar tus enfados 
  26. 25. Pasar un fin de semana con amigas
  27. 26. Apuntarte a clase de yoga o Pilates
  28. 27. Alquilar un coche deportivo
  29. 28. Leer un libro de principio a fin
  30. 29. Organizar una fiesta en casa
  31. 30. Decir que sí cuando te ofrecen un asiento
  32. Los 5 mejores consejos para los papás durante el embarazo
  33. 1-Paciencia
  34. 2-Cambiar ciertos aspectos
  35. 3-Nada de agobiar con el sexo
  36. 4-Colaboración
  37. 5-Siempre presente
  38. Mi mujer está embarazada… ¿Qué hago yo?
  39. El papel del padre en el embarazo
  40. Cómo afrontar los cambios físicos en el embarazo
  41. Síndrome de Couvade
  42. Cómo ayudar durante el embarazo
  43. Cómo quedar embarazada a los 40: dificultades y consejos prácticos – En busca del embarazo
  44. Fertilidad a los 40 años: ¿Por qué quedarse embarazada a los 40 es más difícil?
  45. Consejos para quedarse embarazada a los 40 años
  46. Posibles complicaciones de un embarazo a los 40 años
  47. ¿El embarazo a los 40 años tiene alguna ventaja?

30 cosas que deberías hacer durante el embarazo

Mi mujer está embarazada... ¿Qué hago yo?

Si estás embarazada, debes tener como regla básica cuidarte mucho, mimarte y disfrutar de los meses de gestación.

Puede parecer algo obvio, pero muchas futuras mamás se agobian durante el embarazo y, en vez de disfrutarlo, se quejan por tener los pies hinchados, se obsesionan con limpiar la casa o se enfadan con su pareja por no leer ningún libro sobre los cuidados del bebé.

En vez de ello, deberías despreocuparte, ser un poco egoísta y disfrutar a tope de tu embarazo haciendo aquello que realmente te apetece hacer. 

A continuación, te detallamos las 30 cosas que deberías hacer durante el embarazo. Son tareas y actividades que te serán más difíciles de realizar con la llegada del bebé. Así que deberías aprovechar para disfrutarlas durante la gestación. Toma aire, respira y relájate. Te encontrarás a ti misma y te sentirás llena de vitalidad y energía. 

1. Permanecer en la cama todo un día

Literalmente. No te sientas mal y aprovecha un día de lluvia y frío para holgazanear en la cama: tomar el desayuno entre las sábanas, leer revistas, pintarte las uñas…Es una forma de relajarte y disfrutar del dolce far niente.

2. Ser un poco egoísta

Ahora que estás embarazada, debes pensar más que nunca en ti. Así que deja de preocuparte por todo el mundo, desconecta y empieza a hacer todas aquellas cosas que te apetezcan y disfruta sin dar tantas vueltas a todo. 

3. Decir que sí a un plan espontáneo

Si se te presenta un plan imprevisto, acéptalo. Por ejemplo, si tu pareja te sorprende con unas entradas para ir al teatro dos horas antes de que empiece la función o si una amiga te regala una sesión de peluquería para aquella misma tarde. Piensa que una vez tengas a tu bebé, te será difícil improvisar.

4. Salir a tomar algo (sin alcohol, claro)

Sí, es cierto, no puedes tomar ni una gota de alcohol, pero no por ello debes dejar de disfrutar de salir a tomar algo con los amigos o con tu pareja. Simplemente, deberás optar por bebidas sin alcohol, pero te lo puedes pasar tan bien como antes de quedarte embarazada.

5. Disfrutar de las noches en pareja

Disfruta a tope de las noches en pareja, ya que cuando nazca el niño vas a pasar muchas noches en vela, dándole de comer o consolándole cuando llore. Así que disfruta de estos momentos con tu media naranja viendo una peli, abrazados en el sofá, contando anécdotas o riendo sin más. 

6. Aprovechar para dormir largo y tendido

Cuando nazca el bebé, te será difícil volver a disfrutar de una noche de sueño ininterrumpido durante mucho tiempo. Así que aprovecha durante el embarazo para dormir un montón, descansar, levantarte tarde cuando puedas y disfrutar de las siestas. 

7. Ir a un parque de atracciones

Es un plan que no suele hacerse durante el embarazo, pero que puede ser divertido y relajante. Evidentemente, no podrás montar a la montaña rusa ni a muchas otras atracciones, pero podrás disfrutar de espectáculos y divertirte con los amigos haciendo selfies y reviviendo la infancia. 

8. Aprovechar para ir al cine 

Cuando el bebé llegue a casa y tu pareja y tú os convirtáis en una familia, os será complicado ir al cine. Por tanto, aprovecha para ver todas aquellas pelis que tienes en tu lista y sal con tu pareja o con las amigas a disfrutar de una velada de cine y cena. 

9. Ser la reina del mando a distancia

Se acabaron las discusiones con tu pareja para ver quien tiene el control del mando a distancia. Aunque normalmente a ti te sea más indiferente, aprovecha tu estado para convertirte en la reina del mando a distancia y decide qué quieres ver esta noche.

10. Tener más sexo

No tengas miedo de dañar al bebé si practicas sexo durante el embarazo. Si no tienes un embarazo de riesgo, puedes practicar el sexo con normalidad. Aprovecha para gozar del sexo más a menudo. 

11. Tener sexo en lugares inusuales

Ello no significa que debas tener relaciones sexuales en lugares públicos o en un probador de una tienda. Simplemente, se trata de buscar rincones de la casa que puedan brindarte a ti y a tu pareja nuevas sensaciones en el terreno sexual: el cuarto de la lavadora, una silla, la cocina…

12. Hacer realidad tus fantasías sexuales

El sexo durante el embarazo no debe ser siempre igual, practicando las mismas posturas. Existen muchas posturas sexuales que puedes practicar durante los nueve meses de gestación. Nno tengas miedo e intenta innovar. 

13. Ponerte guapa y lucir tu barriguita

No cometas el error de despreocuparte y dejar de arreglarte durante el embarazo. Aunque tengas náuseas en el embarazo, vómitos o se te hinchen las piernas, no es excusa para dejar de cuidar de tu aspecto. Ponte guapa y sal a la calle mostrando lo estupenda que estás con tu barriguita premamá.

14. Darte un capricho

También deberías aprovechar para darte ese capricho que hace tiempo que te ronda por la mente: comprarte unos zapatos, relajarte con un masaje, tomarte un día libre para ir a pasear por la playa…¡Haz realidad tus deseos!

15. Dedicarte un día entero a ti

Así de simple. Pasar un día completamente sola haciendo aquello que te apetezca puede ser de lo más estimulante. Sin preocuparte por el tiempo, sin prisas, sin horas para comer…Simplemente, déjate llevar. 

16. Tomarte un baño innecesariamente largo

Normalmente, ante la tentación de tomarte un largo baño en la bañera, acostumbras a pensar que, aunque te apetezca, no es necesario. Cierto es que una ducha es más ecológica y económica, pero relajarte unas horas en la bañera no hace mal a nadie. ¡Date el gustazo!

17. Dejar de preocuparte por la limpieza de la casa

No pasa nada si no está todo perfecto, limpio y reluciente. A menudo, el ritmo de la vida diaria hace que no podamos tenerlo todo en perfecto estado constantemente. No te angusties si la casa lleva sin barrerse unos días. Relájate y coordinate con tu pareja para hacer este tipo de tareas. 

18. Salir a pasear sin rumbo

Se trata, simplemente, de salir de casa sin meta ni objetivo. Puedes hacerlo sola, con familiares, amigos o con tu pareja. Sal a pasear sin tener fijado un sito al que ir. Simplemente, debes dejarte guiar por el momento. 

19. Ir a ver un espectáculo

Es una buena manera de ponerte al día de la vida cultural de tu ciudad y disfrutar de unas horas de entretenimiento. Seguro que entre tanta oferta, no sabrás qué elegir: teatro, conciertos, cine, monólogos, museos…¡Disfruta de la cultura y el ocio!

20. Salir a cenar en vez de pedir comida para llevar

Lo de pedir comida para tomar en casa es algo que harás más a menudo de lo deseado cuando tengas a tu bebé. Aprovecha ahora para salir con tu pareja a cenar de vez en cuando a estos restaurantes que tienes en mente desde hace un tiempo. 

21. Relajarte en un spa 

Cuidarte y mimarte es lo mejor que puedes hacer para sentirte bien y con una autoestima en perfecto estado de salud. Durante el embarazo puedes realizarte algunos tratamientos en el spa, aunque otros tratamientos deberás evitarlos. 

22. Preparar una rica cena para dos

Piensa en un plato que te gustaría cocinar, ponte el devantal y conviértete en chef. Preparar un menú especial para dos es una actividad estimulante y divertida, que seguro que encantará a tu pareja. 

23. Salir a probar un menú degustación 

Es uno de esos caprichos que tienen algunas embarazadas. Si bien es cierto que deberás vigilar con ciertos alimentos, si tu deseo es acudir a este restaurante tan especial a probar su menú degustación, comentáselo a tu pareja. 

24. Expresar tus enfados 

No te quedes las sensaciones negativas, los enfados y las preocupaciones para ti. Expresa lo que sientes a lo largo del embarazo. Es bueno que lo saques y que compartas tus sentimientos con los demás. De hecho, expresar las sensaciones negativas es terapéutico. 

25. Pasar un fin de semana con amigas

Es un plan divertido y muy atractivo que te será difícil repetir durante los primeros meses de vida de tu bebé. Así que, ¿por qué no les propones a tus amigas una escapada?

26. Apuntarte a clase de yoga o Pilates

Practicar yoga durante el embarazo es muy beneficioso, tanto para la mamá como para el bebé. También lo es practicar Pilates. ¿Por qué no te apuntas a clases? Aprenderás a relajarte, controlar tu respiración y poner en equilibro cuerpo y mente. 

27. Alquilar un coche deportivo

Puede parecer pretencioso, pero posiblemente es algo que no has hecho y que encantará a tu pareja. Simplemente para divertiros y pasar un día diferente, podéis alquilar un coche deportivo e iros a dar una vuelta por carreteras con encanto, en el monte, en la playa o en la ciudad. 

28. Leer un libro de principio a fin

El auténtico placer de leer es poder hacerlo sin que nadie te interrumpa, teniendo todo el tiempo del mundo para saborear cada una de las páginas de ese libro que te ha enganchado. Aprovecha para relajarte ahora que estás embarazada y disfruta a diario de tu tiempo de lectura.

29. Organizar una fiesta en casa

¿Te gusta organizar comidas, cenas o fiestas con amigos en casa? Es algo que será difícil de hacer durante los primeros meses con el bebé. Así que ¿por qué no organizas una fiesta con amigos? Una barbacoa, una cena a la italiana, una comida a base de tapas…¡Disfruta de tus amistades y tómate fotos con ellos y tu barriguita!

30. Decir que sí cuando te ofrecen un asiento

Es algo muy habitual que al ver a una mujer embarazada la gente se levante para ofrecerle el asiento en el transporte público, en un local o en una tienda. En vez de decir que no porque te sabe mal, ¿por qué no pruebas en aceptarlo? ¡Debes gozar de las ventajas del embarazo!

……..

¿Qué te parecen los planes que te proponemos para hacer durante el embarazo? ¿Has llevado a la práctica alguna de las propuestas que te hacemos? ¿Crees que estás disfrutando de tu embarazo o lo vives con preocupación y enojo? Por favor, deja tu comentario al final de este artículo.

( Te interesa: Babymoon, la última escapada antes de dar a luz )

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo/primer-trimestre/30-cosas-deberias-hacer-durante-embarazo

Los 5 mejores consejos para los papás durante el embarazo

Mi mujer está embarazada... ¿Qué hago yo?

Tu pareja te acaba de dar una de las mejores noticias de toda tu vida y una de las que más habías esperado a oír: vais a ser papás. Por ese motivo, quieres estar preparado para poder estar al lado de tu chica y darle todo el apoyo que necesita, así como para afrontar el parto e incluso para poder acometer el cuidado de tu pequeño desde el momento que nazca.

Desde BabyAffinity queremos ayudarte.

Por eso, si sigues leyendo conocerás algunos de los mejores consejos que médicos y experimentados padres dan para que puedas llevar el periodo de gestación de la mejor manera, para que puedas hacerle frente a todos los cambios que vais a tener en vuestra vida y para que puedas hacer todo lo que está en tu mano para que tu mujer lo lleve lo mejor posible:

1-Paciencia

Indiscutiblemente la principal recomendación que se les da a los hombres que afrontan el embarazo de sus parejas es que tengan mucha paciencia.

Y es que estas van a sufrir numerosos cambios hormonales que les alterarán su sentido de humor, se pueden volver irritables, se sentirán mucho más sensibles, necesitarán más muestras de cariño…De ahí que sea necesario que las entiendan, que las ayuden todo lo que puedan y que les dejen claro que las quieren.

2-Cambiar ciertos aspectos

No es menos importante que también procedan a modificar ciertos aspectos de su vida pensando en el bienestar de las gestantes e incluso de los bebés.

En concreto, nos referimos a que dejen de lado ciertos hábitos que pueden acentuar más algunos de los síntomas que sufren las futuras mamás, tales como las náuseas, o que pueden provocar que la salud de las mismas se ponga en serio peligro.

Por un lado, lo recomendable es que los hombres que sean fumadores, dejen de hacerlo al lado de sus chicas, ya que eso les puede provocar que les den arcadas y que vomiten. Sin olvidar que, de la misma manera, deben hacerlo porque el humo es realmente perjudicial para los fetos.

Por otro lado, es vital que los hombres eviten que sus chicas sean las encargadas de limpiar el cajón donde los gatos de la casa realizan sus necesidades.

Si esa era labor de sus parejas hasta ese momento, llega el instante de cambiarlo ya que las heces y orines de dichos animales pueden provocar que las embarazadas sufran toxoplasmosis, lo que trae consigo serios problemas de salud para madres e hijos.

3-Nada de agobiar con el sexo

De la misma manera, es importante que los futuros papás tengan conciencia de que sus chicas no están precisamente predispuestas para el sexo.

Y es que, especialmente en el primer trimestre, van a ser testigos de cómo sus cuerpos son una auténtica revolución, tendrán numerosos síntomas como las citadas náuseas y vómitos, no descansarán bien, puede disminuir su deseo sexual…Por eso, deben tener paciencia, no agobiarlas al respecto y dejarles tiempo para que puedan acostumbrarse a todo esos cambios que las afectan de manera notable.

Es decir, no deben sentirse rechazados en su orgullo porque sus mujeres no quieran tener relaciones, porque no es por ellos sino simplemente porque su embarazo no les da tregua al respecto y necesitan adecuarse a la nueva vida.

Esa es la regla general, no obstante, deben saber que a algunas féminas les sucede todo lo contrario, que se incrementa más su apetito sexual así que quizás no tengan que tener en cuenta este consejo si su chica es una de estas gestantes “activas”.

4-Colaboración

Ni que decir tiene que es fundamental que, más que nunca, colaboren en las tareas del hogar.

Sus chicas estarán cansadas, tienen que hacerle frente a un sinfín de cambios, necesitarán cuidarse en pro de la salud de los bebés… Por eso es imprescindible que los hombres asuman las mayores responsabilidades posibles en pro de liberar de cargas a sus parejas y de evitar que puedan sufrir problemas serios que perjudiquen el embarazo.

5-Siempre presente

Hay hombres que dicen estar desplazados durante el periodo de gestación, porque consideran que para sus mujeres lo primero es el bebé. En ese caso, lo que deben hacer para evitar sentirse así es implicarse desde el primer momento en el embarazo.

¿Cómo? Acompañando a sus chicas a todas las citas médicas, asistiendo a las clases de preparto, compartiendo impresiones con las parejas, participando en la decoración del cuarto del pequeño, decidiendo en común el nombre del niño o incluso acudiendo a comprarle todo lo que se necesita para el cuidado del menor…Todo eso sin pasar por alto que es igualmente fundamental que se informen convenientemente de cómo es el proceso de los nueves meses que hay por delante, qué deben hacer en el parto y cómo es este, los cuidados básicos del recién nacido…

Источник: https://okdiario.com/bebes/mejores-consejos-papas-embarazo-12067

Mi mujer está embarazada… ¿Qué hago yo?

Mi mujer está embarazada... ¿Qué hago yo?

Cuando tu pareja te dice: “Cariño, vamos a tener un hijo”, multitud de preguntas y sentimientos cruzan tu mente en un segundo. Una de las más cruciales es: ¿Y cuál es mi papel durante estos nueve meses? Los hombres no tienen muy claro cómo deben ayudar, ni lo que deben hacer ni decir, pero su presencia al lado de la madre es muy importante, y saber cómo actuar también

Indice

El papel del padre en el embarazo

Si te acabas de enterar de que vas a ser padre, sensaciones como alegría, miedo, inquietud y preocupación cruzarán tu mente.

Pero sobre todo, una terrible duda te asaltará, ¿qué puedo hacer yo para ayudar durante el embarazo? Lo primero que debes saber es que estos sentimientos son normales, y que sí hay muchas cosas que puedes hacer para lograr que estos 9 meses sean más fáciles, tanto para tu pareja como para ti, ya que los cambios que se producirán en tu mujer, físicos y psíquicos, os afectarán a ambos. Los hombres y las mujeres a menudo reaccionan de manera diferente ante las novedades del embarazo. Al hombre, los primeros meses, el embarazo puede no parecerle real, ya que la madre sigue teniendo el mismo aspecto. Para ella es una experiencia interna y para ti es externa. Sin embargo, una vez que vaya cambiando el cuerpo de tu compañera, y cuando notes el movimiento del bebé, se hará más real. Es en ese momento cuando suelen aparecer las preocupaciones y los temores. Tener un hijo supone una carga económica y puede preocuparte el hecho de no tener dinero suficiente para asumir los gastos, pero intenta no tomar decisiones drásticas, recuerda que como padre tienes algo más que posesiones económicas que ofrecer a tu hijo.

Cómo afrontar los cambios físicos en el embarazo

Los cambios físicos del embarazo pueden afectar a los sentimientos de la madre. Si te preparas para ello, te ayudará a hacer frente a los bajones que ella sufrirá:

– El agotamiento es habitual al principio del embarazo, provocado por las hormonas a las que hace frente el organismo. Anímala a que se tranquilice, y piensa en el segundo trimestre, cuando se sentirá más despierta y con más energía.

– Las hormonas también harán que esté más sensible, así que ten paciencia y se amable.

– Si ves que está preocupada por el hecho de ganar peso, no insistas en ello. Procura ser positivo hacia su aspecto y dile piropos.

– Tu pareja puede acabar harta de que todo el mundo a su alrededor le diga lo que debe hacer; no seas uno de ellos –ella es quien mejor conoce su cuerpo y, al tomar decisiones, debe tener la última palabra.
 

Síndrome de Couvade

Aunque es importante que te impliques en el proceso del embarazo y lo compartas todo con ella, no hace falta que llegues al extremo de padecer tú los síntomas del embarazo, como les ocurre a aquellos hombres -entre el 10% y el 65% de los futuros padres- que padecen el Síndrome de Couvade, una manifestación en el hombre de los síntomas del embarazo propios de la mujer: cambios de humor, náuseas, vómitos, antojos, aumentos de peso, cansancio, calambres en las piernas, dolores abdominales similares a las contracciones intrauterinas… Igual que si fueran ellos los que estuvieran esperando un bebé. Los expertos no tienen muy claro por qué se produce este síndrome. Existen distintas teorías:

– Según algunos estudios, las hormonas de la mujer influyen sobre su entorno, en este caso, la pareja. Esto generaría en él una actitud protectora hacia su pareja, lo que provocaría los síntomas.

– Otras teorías apuntan a que se trata de un episodio psicosomático similar al que sufren algunas mujeres cuando tiene un embarazo psicológico.

– Otros hablan de que el hombre trata de identificarse con la mujer. Es así que surgen sentimientos de celos, miedos a la llegada de un hijo, estrés por la responsabilidad de tener que convivir con una mujer que presenta cambios de carácter e incluso aversión por las relaciones sexuales durante el embarazo.
 

Cómo ayudar durante el embarazo

Los hombres pueden y deben ayudar durante todo el proceso del embarazo, realizando diversas actividades, estando pendientes de sus parejas, acompañándolas a todas las revisiones médicas…

Habla con tu pareja. La mejor manera de entender lo que siente tu pareja en cada momento del embarazo, y de lo que sucede en su organismo, es hablando con ella. Pregúntale qué siente cuando nota que se mueve el bebé; planificad juntos el parto; averigua qué molestias tiene.

Un tema importante del que debéis hablar abierta y sinceramente es sobre sexo, para que no se convierta en un problema. Si el médico no lo contraindica, el sexo está permitido durante todo el embarazo. Otra cosa es que ella tenga menos deseo sexual por los cambios físicos y hormonales, o incluso que a ti te dé miedo lastimarla a ella o al bebé. Muchas personas encuentran que el sexo es diferente durante el embarazo. A medida que su barriga vaya creciendo, probad diferentes posiciones.

Asiste a las clases de preparación al parto. Si asistes a estas clases, podrás aprender lo que te espera en el parto y resolver tus dudas. Te ayudará a implicarte más en él y a saber cómo ayudarla cuando llegue el momento del alumbramiento.

También es importante que ayudes a planificar todos los detalles del parto y del nacimiento: el hospital, los artículos para el bebé, la habitación del niño, la bolsa de la madre para el hospital… Será necesario que conozcas todos los detalles para que te puedas convertir en portavoz de la madre cuando ella esté ocupada dando a luz.

Habla con otros padres. Descubrirás que todos sienten algo parecido a lo que tú sientes, averigua cómo fue su experiencia y pide consejos.

Lee sobre el embarazo y la paternidad. No pienses que los libros sobre embarazo son exclusivos de mujeres.

Cuanto más entiendas sobre lo que sucede, más familiar te resultará y te ayudará a entender lo que siente tu pareja. Cualquier artículo, vídeos, documentales… todo lo que caiga en tu mano puede ayudar a prepararte.

Un “argggg… qué asco” a destiempo en el momento de dar a luz puede llegar a ofenderla.

Haz preguntas. Asiste con tu pareja a todas las revisiones y pruebas. Conoce a los médicos y no dudes en preguntarles todo aquello que no entiendas, para que también ellos te impliquen en el proceso.

Ayúdala a controlar la alimentación y el peso. Participa en las compras y la preparación de las comidas. La dieta es muy importante y debe ser la adecuada.

Hidratos de carbono como pasta o legumbres para dar energía; pescado, pollo, leche, cereales para obtener proteínas; las grasas con moderación; muchas frutas y verduras… Eliminad el alcohol y el tabaco de vuestras vidas.

Si ambos fumabais antes del embarazo y tú también lo dejas, le ayudarás a que no fume.

Realiza actividades físicas con ella. Es muy buen momento para realizar juntos alguna actividad física que esté autorizada durante el embarazo. Salidas a caminar por espacios abiertos son propicias para charlar sobre el futuro del bebé y realizar una actividad aeróbica beneficiosa para el embarazo.

Ayuda a tu pareja a descansar y a controlar su estrés. Dejarla descansar cuando lo necesita es bueno para ella y para el bebé. Puedes ayudar haciendo la limpieza, las compras y preparando la comida.

Levanta todos los pesos y no dejes que ella lo haga. Llévale el desayuno a la cama. No invites a gente a casa en las horas de descanso. Puedes colocar un televisor en el dormitorio para que vea la televisión tumbada.

Aprende a dar masajes cuando ella lo necesite. Un masaje en los hombros, la espalda, los pies o incluso las manos, además de gratificante, supone un momento excelente para hablar y demostraros cariño.
 

Algunas parejas se preguntan «¿cómo puedo saber el sexo de mi bebé con antelación?». El sexo del bebé viene definido por el padre, habiendo un 50% de probabilidades que sea hombre o mujer.

Sin embargo, existe una teoría que relaciona el momento de la concepción con el estado de la ovulación.

La evidencia científica de esta relación es poca, pero dado que su práctica es totalmente inocua es una opción que siempre se puede probar.

Antojos

Definición:

Es uan necesidad que muestra la embarazad de comer determinados alimentos. Normalmente tienen un componente psicológico, aunque suele tratarse de la manera que tiene el cuerpo de pedir sustancias que necesita, normalmente ricos en sal por la anemia que suelen sufrir todas las embarazadas. Es un mito que los antojos crean manchas en la piel del bebé.

Síntomas:

Ninguno.

Tratamiento:

A no ser que sea imposible, lo mejor es satisfacer la demanda.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/psicologia-embarazo/mi-mujer-esta-embarazada-que-hago-yo-466

Cómo quedar embarazada a los 40: dificultades y consejos prácticos – En busca del embarazo

Mi mujer está embarazada... ¿Qué hago yo?

Cómo quedar embarazada a los 40 años es una pregunta que cada vez más mujeres se hacen. Y es un hecho que ya no sorprende considerando que la edad para el embarazo se ha retrasado considerablemente en los últimos años.

Sin embargo, con la edad las probabilidades de quedarse embarazadas se reducen notablemente, no lo podemos negar.

A continuación, veremos cuáles son los factores que afectan a la fertilidad a los 40 años y qué recomendaciones seguir si se quiere conseguir el embarazo a esta edad.

Fertilidad a los 40 años: ¿Por qué quedarse embarazada a los 40 es más difícil?

El embarazo en mujeres mayores de 35 años se ha vuelto algo bastante común. Esta tendencia es una consecuencia que a menudo se asocia a la emancipación de la mujer, que en las últimas décadas ha podido dedicar más tiempo a su carrera y vida personal.

De todas formas, que el número de las mujeres que tienen su primer hijo en edad más avanzada haya crecido, no significa que no siga habiendo ciertas dificultades ligadas a la edad para quién se plantea esta posibilidad.

Aquí destacamos algunos aspectos que es oportuno tener en cuenta cuando se toma la decisión:

  • Después de los 35 años, aumenta el riesgo de infertilidad. A los 40 las posibilidades de concebir se reducen aún más. Esto se debe a la disminución de los óvulos en número y calidad.
  • Al disminuir la calidad de los óvulos también aumenta el riesgo deaborto espontáneo y el riesgo de alteraciones cromosómicas del feto.
  • Los problemas de salud comunes que pueden aparecer con la edad (hipertensión, diabetes, desequilibrios hormonales) también pueden representar un inconveniente a la hora de buscar el embarazo a los 40.
  • El factor económico, igualmente, puede representar un inconveniente. Evaluar con tiempo la posibilidad de ser madre es muy importante, especialmente si eres soltera o sois pareja homosexual. De esta forma, podrás planificar tu embarazo y sostener los costes de un posible tratamiento de reproducción asistida cuando llegue el momento.

Alcanzar el éxito a nivel profesional, conocer los deseos personales de uno mismo, tener cierta estabilidad económica o una mayor conciencia, son solo algunos de los motivos que hacen que muchas mujeres opten por tener hijos no tan jóvenes.

Las famosas que deciden retrasar la maternidad son un ejemplo. Aunque en los medios de comunicación se hable a menudo de ellas y de su felicidad, no siempre se cuentan las dificultades que han enfrentado para conseguirlo.

En muchos casos, estos embarazos son posibles solo gracias a la ovodonación, un tratamiento de fertilidad con un buen porcentaje de éxito, u otras técnicas de fecundación asistida.

Esta puede ser una de las posibilidades a tu alcance, pero ante todo recuerda seguir ciertas recomendaciones básicas.

Consejos para quedarse embarazada a los 40 años

Como decíamos, considerados los cambios a nivel social y cultural en las últimas décadas, un embarazo a esta edad no es ninguna locura, pero hay que estar preparados a todas las posibilidades y dificultades.

Por eso, estar correctamente informados es de extrema importancia, incluso antes de intentarlo. Si ya has tomado la decisión, estos son algunos consejos prácticos que te pueden ayudar:

  1. Lleva un estilo de vida sano y equilibrado. El embarazo supone muchos cambios a nivel físico y emocional, y cuidar tu alimentación es muy importante para mantenerte en forma y reducir los riesgos. Comer saludable, hacer una vida activa y evitar actividades muy estresantes, permite vivir mejor esta fase y, desde luego, el resto del embarazo.
  2. Haz un control médico para asegurarte sobre tu estado de salud y averiguar posibles alteraciones hormonales que podrían interferir en el embarazo. Si quieres más información sobre qué pruebas os realizarán para evaluar vuestro estado de fertilidad, visita este enlace: Prueba de fertilidad para mujeres… y también para hombres
  3. Consulta tu ginecólogo sobre la posibilidad de tomar complementos que puedan facilitar el embarazo (el ácido fólico, por ejemplo).
  4. Evita el tabaco, el alcohol y otras sustancias que puedan alterar el flujo sanguíneo. Estos elementos podrían aumentar el riesgo de aborto espontáneo en las primeras semanas de gestación.
  5. Haz actividades que relajen el cuerpo y la mente. El factor psicológico influye sobre la producción de hormonas en el cuerpo. Los pensamientos negativos en ningún caso ayudan.
  6. Si llevas más de 6 meses intentando quedar embarazada sin éxito, es recomendable consultar un especialista que pueda analizar tu estado de fertilidad y el de tu pareja.
  7. Ten en cuenta la posibilidad de emplear técnicas de reproducción asistida e infórmate sobre las más adecuadas para ti. Hoy en día, la ciencia ofrece muchas soluciones. Inseminación artificial, fecundación in vitro, recepción de óvulos donados y otras opciones para que más mujeres y parejas puedan realizar su sueño de procreación. En este artículo encontrarás más información sobre cuándo es recomendable acudir a una clínica de fertilidad: ¿Cuándo ir a un centro de fertilidad?

Esta tendencia que se observa hace unos años, sobre todo en los países occidentales, hace que cada vez se desarrollen más técnicas para asistir a las mujeres y parejas que deciden esperar para tener hijos.

Si te estás preguntando cómo quedar embarazada a los 40, lo más recomendable es que te informes acerca de todos los aspectos y sigas las pautas de tu ginecólogo de confianza para garantizar tu salud y la salud de tu hijo. En este artículo encontrarás más información sobre este tema: Embarazo a partir de los 40, ¿es posible?

Posibles complicaciones de un embarazo a los 40 años

Además de ser más difícil conseguir el embarazo a partir de los 40 años, también hay que tener en cuenta que el riesgo de que aparezcan complicaciones durante la gestación también es más elevado que en edades más tempranas. Entre las posibles complicaciones del embarazo a los 40 años encontramos:

  • El riesgo de aborto es mayor: si se consigue el embarazo con óvulos propios, las probabilidades de que éstos sean aneuploides (número de cromosomas incorrecto) son muy elevadas, lo que hace que sea muy frecuente que se produzcan abortos, sobre todo en el primer trimestre de gestación.
  • Riesgos médicos durante la gestación: hay un riesgo mayor de que la mujer sufra diabetes gestacional, hipertensión arterial, preeclampsia, alteraciones renales, enfermedades cardiacas e incluso cáncer de mama.
  • Complicaciones en el parto: hay un porcentaje mayor de partos prematuros y es más frecuente que sea necesario recurrir a la cesárea.

¿El embarazo a los 40 años tiene alguna ventaja?

A pesar de que biológicamente no es la mejor edad para plantearse ser madre por todo lo que hemos explicado, lo cierto es que la maternidad en este momento de la vida también presenta algunas ventajas como veremos a continuación.

Por una parte, al ser más mayor, eres más madura emocionalmente, más responsable y has vivido más experiencias. Esto puede ayudarte a proporcionarles una mejor educación a tus hijos y decidir de manera más acertada qué es lo mejor para ellos. Por ejemplo, puede que le des más importancia a que sigan una dieta saludable.

Por otra parte, no hay que olvidar que a esta edad lo más habitual es que se tenga mayor estabilidad personal y laboral, así como más tranquilidad económica que también puede ser beneficioso para la crianza y educación de tus hijos. Entre otras ventajas, a edades más avanzadas puedes tener más flexibilidad en el horario laboral que hace unos años o poder disfrutar de más tiempo libre para dedicarles.

Por tanto, si estás pensando en quedarte embarazada a los 40 años, te recomendamos que valores tanto las ventajas como las posibles complicaciones asociadas a la gestación. Incluso si no tienes pareja, puedes plantearte la maternidad ahora. Te lo contamos aquí: ¿Mujer soltera a los 40? Puedes ser madre si quieres

Источник: https://www.institutocefer.com/blog/como-quedar-embarazada-a-los-40-dificultades-y-consejos-practicos/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: