Miedos de las madres primerizas

Miedos de madre primeriza

Miedos de las madres primerizas

Familiares, amigos, conocidos, a veces incluso desconocidos que empiezan a hablarnos al vernos la barrigota… Intentan tranquilizarnos y prepararnos para esa nueva vida que comienza para nosotras. Intentan acabar con nuestros miedos de madre primeriza.

Da igual si el tema es parto, postparto, noches sin dormir, lactancia, alimentación infantil… La cuestión es que aunque no soy súper-woman, yo no tengo miedo, y hoy estoy aquí para convenceros de que vosotras tampoco debéis tenerlo 

Источник: https://www.madresolterona.com/miedos-madre-primeriza/

Miedos de madres primerizas sobre la educación de sus hijos

Miedos de las madres primerizas
5 minutos

Probablemente, uno de los mayores retos y desafíos a los que se enfrenta una mujer en toda su vida es dar a luz y convertirse en madre.

Y ello supone vivir un sinfín de emociones y sensaciones, pero, a la vez, los miedos de las madres primerizas también son infinitos.

Para ellas, muchas serán las dudas y los interrogantes respecto a cómo o cuál debe ser la forma correcta de cuidar, educar y criar a su primer hijo.

Ahora bien, ¿y si una madre primeriza pudiese pensar sus miedos, no como temores que paralizan, sino en términos de desafíos vitales?. Probablemente, así les sea más sencillo hacerles frente y, con seguridad, superarlos con creces.

La gran aventura de ser madre y los miedos de las madres primerizas

Leer artículos, libros, mirar tutoriales, asistir a cursos y seminarios, hablar y escuchar consejos de mujeres que ya tienen hijos es lo que hacen sin parar las futuras mamás. Y, aunque suene contradictorio, cuanta más información se tenga respecto de la maternidad, para muchas mujeres, ello supone más estrés, más nervios, y más miedos.

Evidentemente, uno de los mayores temores de cualquier madre frente a un bebé recién nacido está relacionado con su salud, su seguridad y su supervivencia. Con lo cual, los miedos de una madre cuando un niño tiene poco tiempo de vida son, principalmente, los relacionados con actuar de forma correcta respecto de sus cuidados básicos.

Así, toda madre se preocupará y tendrá dudas sobre la alimentación y la higiene de su bebé, y tendrá temores sobre cómo reaccionar en situaciones que son propias de un niño recién nacido, como los cólicos, el estreñimiento o los atragantamientos.

Miedos comunes de toda madre primeriza sobre la educación de sus hijos

Cabe remarcar que utilizamos la palabra miedo porque, según muchos expertos, el miedo es consustancial a la condición de ser padres. Y es precisamente un tipo de miedo que, si es sano, está ligado a un sentido de la responsabilidad e implicación como padres.

En este sentido, además de todas las dudas respecto del bienestar físico de un bebé recién nacido, existen otros miedos de madres primerizas que son comunes o compartidos por muchas de ellas. Estos miedos, o tal vez, mejor, inquietudes, son en relación a cómo y qué decisiones tomar para educar y criar a un primer hijo.

Inquietudes sobre cómo educar a un primer hijo

  • Encontrar un equilibrio correcto entre la permisividad y los límites. Respecto a estos últimos, cómo, cuándo y de qué forma establecerlos.
  • Cuándo y cómo abordar temas complicados o tabúes, como el sexo, las drogas y el alcohol.
  • A partir de qué edad dejar a los hijos acceder y usar las redes sociales y cómo educarlos para que hagan un uso seguro y responsable de ellas.
  • Cómo controlar, compartir y participar en sus relaciones sociales y con su grupos de pares sin que ellos se sientan avergonzados o invadidos en su intimidad.
  • Cómo fomentar en ellos valores como la solidaridad, la empatía, la tolerancia. Pero, a su vez, valores como el emprendimiento, el esfuerzo y la capacidad de superación,
  • Qué hacer y cómo actuar como padres, y cómo enseñar a actuar a los hijos frente a situaciones como el acoso escolar o bullying. Tanto si son víctimas como si son verdugos.
  • Cómo fomentar su dedicación al estudio y su necesidad de autonomía e independencia responsable.
  • De qué forma estar cerca, pero no encima de los hijos y cómo conseguir que ellos quieran estar cerca y no lejos de los padres.
  • Cómo conseguir que los hijos sean abiertos y capaces de conversar con los adultos sobre temas como sus primeros amores, sus miedos o sus inseguridades.
  • Qué hacer y cómo manejar los mandatos propios de los padres; mandatos convertidos en deber ser, es decir, en expectativas sobre cómo deben ser y hacer los hijos, aún cuando ello no los haga felices.

“Ser mamá es descubrir los miedos que no sabías que existían y sentir la fuerza que no sabías que tenías”.

Cuando los miedos de madres primerizas se convierten en desafíos y reflexiones

Muchas madres ya con experiencia reconocerán que no existen recetas ni decálogos sobre cómo ser una buena madre, y que ello se aprende en el día a día, en la práctica, errando y acertando en cada paso, pues lo único que vale para lograr o intentar ser una buena madre es poner todo el amor, dedicación, y diálogo posible en la educación de un hijo.

Con lo cual, no será válido compararse con ningún otra madre ni aplicar, de forma literal, ninguna estrategia, receta o consejo. A menos que seamos capaces de adecuarlo a nuestra personalidad, como madres, a la de nuestro hijo y a nuestra singular relación con él. Y sin perder de vista las circunstancias y el contexto propio en el que cada mujer ejerce de madre.

Con lo cual, el secreto puede que esté en confiar en una misma, en tener el convencimiento de que la personita que llega al mundo es única, como lo es el vínculo materno filial que se va a establecer con ella. Y, así, toda madre será capaz de convertir su miedos paralizadores en movilizantes desafíos basados en profundas reflexiones sobre cómo educar a un primer hijo.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/miedos-madres-primerizas-educacion-hijos/

Los 8 miedos más comunes de las madres primerizas

Miedos de las madres primerizas

La maternidad es bonita, pero para las madres primerizas, la llegada del bebé también implica muchas dudas. El miedo a no saber hacerlo bien es frecuente, al igual que también lo es el sentirse abrumada por la responsabilidad.

¿Seré capaz de cuidar y proteger a esta personita indefensa?, nos preguntamos constantemente. En este artículo repasaremos los miedos más comunes de las madres primerizas, entre las que me incluyo.

1. ¿Qué ocurre si el bebé se pone malo?

Cuando nació mi hijo, me daba pavor pensar en que se pusiese malito. Después descubrí que no era la única en tener esos sentimientos.

Diversos estudios indican que lo más preocupante para las madres primerizas es que el recién nacido sufra algún problema de salud. En un sondeo realizado hace un tiempo por Suavinex entre 1.

200 mujeres, el 83% de las mamás aseguraron que este era su principal temor.

Otro estudio elaborado por la SEPEAP (Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria) en colaboración con la farmacéutica Mylan en el que han participado 1.000 madres primerizas, rebaja el porcentaje hasta el 47%. La fiebre, los vómitos y la diarrea son las afecciones que más les angustian.

No te pierdas toda la información sobre cómo criar a un niño hasta los 18 años.

Para mí, la muerte súbita del lactante durante los primeros meses suponía una gran preocupación. Después vino el miedo a los atragantamientos.

Y cuando llega el momento de meter al niño en la guardería o dejarlo al cuidado de alguien, las mamás nos martirizamos pensando que no vamos a estar ahí si nuestro pequeño se pone enfermo o le ocurre algún accidente.

Todavía es el día de hoy que cada vez que me llaman del colegio de mi hijo me da un vuelco el corazón.

Por eso te recomiendo que si te preocupa la seguridad de la guardería, debes visitarla y preguntar directamente por las medidas y protocolos en caso de emergencia. ¿Tienen una enfermera? ¿Cuentan con seguro médico? ¿El personal está cualificado para atender a bebés? Todas esas cuestiones son muy importantes.

2. ¿Seré una buena madre?

El miedo a no hacerlo bien como madre es algo que afecta a casi la mitad de las mujeres.

A las madres primerizas nos agobia no saber distinguir si el llanto del bebé es por hambre, sueño o dolor (un 32,7% manifestaron este temor en el estudio de la SEPEAP).

Las inseguridades irán variando con el paso de los años, pero siempre van a estar ahí. Por cierto, a veces los bebés no lloran por nada. Solo quieren mimos.

3. ¿Comerá bastante?

Algo tan natural como dar de mamar a los bebés puede suponer un problema para algunas madres. Todas conocemos el caso de algún bebé al que le ha costado coger el pecho. La lactancia y la alimentación son, por tanto, otro de los miedos más frecuentes de las madres primerizas.

4. ¿Estará ganando suficiente peso?

Los bebés pasan por controles periódicos para controlar su crecimiento. Aún así, una de cada cuatro nuevas mamás, están preocupadas por el peso de su bebé.

5. ¿Tendrá cólicos?

Ninguna madre queremos que nuestros hijos sufran. Por eso nos preocupa que el recién nacido pueda sufrir cólicos del lactante.

6. ¿Cómo se baña a un recién nacido?

El momento del baño también causa estrés a muchas mamás, que no saben cómo coger a su pequeño de forma segura o no tienen muy claro cómo limpiar el ombligo durante los primeros días.

En este punto es importante recordar que no hay que obsesionarse con bañar a los bebés todos los días. Es más, hay expertos que aseguran que con hacerlo tres días a la semana es suficiente. Lo que sí debes hacer es lavarles las manitas y limpiarles muy bien el culete con cada cambio de pañal.

7. Accidentes domésticos

Los accidentes domésticos ocurren, aunque estemos pendientes en todo momento de nuestros hijos. Una décima de segundo es suficiente para que la líen. En ocasiones no se pueden evitar, y no debes martirizarte por ello.

Pero sí que puedes tomar las medidas de seguridad oportunas, como poner tapas en los enchufes, colocar cierres anti bebés en los armarios o alejar de la ventana muebles a los que puedan subirse.

8. ¿Qué pasará si falto?

A veces me sorprendo pensando en lo que ocurriría si yo faltase. ¿Quién cuidará de mi pequeño? ¿Estará bien atendido? Hasta que no fui madre ni siquiera había pensado en la posibilidad de contratar un seguro de vida aparte del de la hipoteca. Ahora sé que mis seres queridos recibirán una indemnización en caso de fallecimiento.

La situación económica y familiar o la culpa por no tener suficiente tiempo para pasar con los niños también preocupa a las madres primerizas españolas.

Como has visto, los miedos ante la llegada de un bebé son muchos. Y son normales. Por eso no dudes en pedir ayuda si la necesitas. Quizá también te sirva de ayuda la “Guía práctica para padres desde el nacimiento hasta los tres años” publicada por La Asociación Española de Pediatría.

Источник: https://familiaactiva.es/madres-primerizas/

Miedos de una madre primeriza

Miedos de las madres primerizas

Una vez que nos enteramos de la esperada llegada de un bebé, los nervios crecen y los miedos toman su lugar haciéndonos pensar que las cosas no resultarán como deseamos.

Sabemos que empieza una etapa llena de cambios, aparece el trabajo, la falta de experiencia y la responsabilidad, y esto podría llegar a abrumarnos y hacernos sentir que no podemos con el reto que vendrá.

Según un estudio realizado a 1200 madres, por una empresa encargada de vender artículos para bebés en Europa, el 83% de madres primerizas tiene como principal miedo que el bebé sufra algún problema de salud, asimismo el 39,9% tiene como segunda preocupación no ser una buena madre, destacando el creer que no podrá identificar las necesidades de su bebé, entre hambre, sueño, frío, dolor, etc.

Por otro lado, el 37,4% de mamás primerizas tienen como preocupación la lactancia y la alimentación, temiendo el momento de amamantar al bebé, el 27% se inquieta por el peso del bebé y el 25% teme que el bebé sufra cólicos de lactante. De igual forma el 10%, piensa que no sabrá bañar al bebé, limpiarlo adecuadamente y teme posibles descuidos al momento del baño. También está el miedo a cometer algún error irreversible o a no dedicarle el tiempo suficiente.

Dichas preocupaciones son naturales pues, ante lo desconocido y ante el cambio, el miedo funciona como una alerta y nos da el mensaje de que hay algo por solucionar y prever.

Es así que como mamis primerizas podemos aprovechar todos estos miedos a nuestro favor, informándonos previamente sobre qué es lo que podemos hacer frente a cada una de las dificultades que pensamos que podrían aparecer.

Estos miedos podrían resumirse en falta de confianza y falta de información, es así que proponemos estos consejos que facilitarán resolver estas dudas a través de soluciones factibles y prácticas:

Acudir a la citas con el pediatra y realizar controles

Asistir a los controles médicos con los especialistas ayudará a prever que todo se mantenga en orden, recuerda que ellos son las personas adecuadas para responder las preguntas o preocupaciones que tengas sobre la salud de tu bebé.

Consigue la mayor información necesaria

Consultar información confiable es importante para mantenernos al tanto de todos los cambios que estamos experimentando, tanto experiencias de amigos o familiares así como webs, libros, foros o apps.

Pide ayuda cuando la necesites o recurre a tu entorno

Es natural que el deseo por hacer las cosas por nuestra propia cuenta aparezca en relación a los cuidados de nuestro bebé; sin embargo, es bueno solicitar ayuda tanto en aspectos logísticos como emocionales o informativos.

Sé honesta contigo misma

El conocer nuestros límites nos permitirá comprendernos mejor y saber a partir de donde necesitamos la ayuda de los demás. Asimismo es importante que no te descuides dejándote de lado, recuerda que estar saludable te permitirá proveer a tu bebé de todo lo que necesita.

Aprovecha cada vez que tu bebé se duerma y descansa

Apenas tengas un tiempo libre querrás cumplir pendientes o deberes que se acumularon; sin embargo, lo mejor es priorizar tu descanso, pues este te dará la energía necesaria para cuidar de tu bebé cuando esté despierto.

Aprende a relativizar

Intenta no catastrofizar los eventos que vayan ocurriendo, recuerda que el factor miedo a lo desconocido puede hacer que veamos las cosas más terribles de lo que son. Aplica el sentido común y evita desbordarte ante los imprevistos.

Conoce tus límites

No intentes cumplir con todo lo que te propongas, tus tiempos y rutina han cambiado. El enfocarte en hacer malabares para que todo salga como lo esperado podría generar frustración y desgano. Lo importante es que llegues a la meta a paso lento pero seguro.

Desahógate cuando lo necesites

Busca alguna persona de confianza, una amiga, hermana, familiar o un psicólogo y permítete relatar la experiencia que estás viviendo desde el embarazo pasando por el parto hasta llegar a lo que es ser madre primeriza, es importante dejar ir todo ello para poder seguir adelante.

Mantener una actitud optimista

Ser madre por primera vez es una experiencia maravillosa a pesar que en las primeras etapas no haya un manual claro de cómo actuar o qué pensar; sin embargo, el mantener un pensamiento positivo y una actitud optimista ayudará a ver una perspectiva más amable de la situación, tomando en cuenta que la idea no es reprimir como nos sentimos sino buscar una solución que nos ayude a estar mejor y a disfrutar de esta nueva experiencia.

Источник: https://libera.pe/articulos-de-psicologia/miedos-de-una-madre-primeriza/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: