Miopía y embarazo

Embarazo y Miopía: por qué no es buen momento para operarte o hacerte gafas

Miopía y embarazo

Según los expertos, si el número de dioptrías crece de forma significativa en esta etapa no es por estar esperando un bebé, sino por la edad de las mujeres que, en algunos casos, aún no tienen la graduación completamente estabilizada. La miopía es el defecto refractivo más frecuente en el mundo.

De hecho, comienza a hablarse de ella como la pandemia del siglo XXI, tal y como mencionamos en el post sobre la miopía y la generación Z. Pero los factores que la causan son una suma de razones genéticas y ambientales que no tienen vinculación alguna con el hecho de estar embarazada.

Además de esta afirmación, otro de los falsos mitos muy extendidos sobre embarazo y miopía es que el esfuerzo del parto puede provocar un desprendimiento de retina, especialmente en mujeres miopes. Los últimos estudios evidencian que tampoco existe ningún tipo de relación si se trata de una miopía leve.

Embarazo y miopía: ¿Cómo cambian tus ojos durante el embarazo?

Las alteraciones hormonales que se producen durante los meses de gestación, el aumento del volumen sanguíneo o de la retención de líquidos, entre otros, pueden causar cambios en la visión de una mujer embarazada. Normalmente, suelen ser temporales y se resuelven después del parto o al finalizar la lactancia materna. Estos cambios pueden clasificarse en tres categorías:

Cambios Fisiológicos

  1. Cambios en la Presión Intraocular: durante el segundo trimestre puede darse una disminución de la presión intraocular en ojos sanos. En mujeres con hipertensión ocular esta disminución puede ser mayor. Por lo general, estos cambios se solucionan meses después del parto.
  2. En la Córnea: la retención de líquidos afecta a la córnea, provocando una disminución en la sensibilidad y un aumento en el espesor y curvatura corneales. Suelen darse en la recta final del embarazo y provocan alteraciones temporales en la refracción. Por esta razón, está contraindicado someterse a cirugía o realizar cualquier corrección visual.

    Además, también se produce una alteración en ciertas células lagrimales que puede inducir el síndrome del ojo seco y provocar intolerancia a las lentes de contacto durante varias semanas después de dar a luz.

  3. Cambios en los Anexos Oculares: los anexos del ojo pueden verse afectados por el cloasma, un aumento de la pigmentación provocado por las hormonas y que afecta a las zonas situadas alrededor del ojo. Se conoce como la máscara del embarazo.

Enfermedades Oculares Relacionadas con el Embarazo

  1. Preeclampsia: sensibilidad a la luz, visión borrosa, visión de puntos centelleantes… Se presenta en mujeres embarazadas con hipertensión arterial y proteína en la orina a partir de la semana 20 de gestación.
  2. Corionetinopatía Serosa: es la percepción de una mancha central o de líneas torcidas al leer.
  3. Trastornos Vasculares Oclusivos: las obstrucciones de venas y arterias en la retina impiden el flujo de sangre por dichos vasos, provocando pérdida de visión, que se recupera después del parto.

Enfermedades Preexistentes

  1. Miopía: a partir de las 6 dioptrías comienza a hablarse de miopía magna, un tipo de miopía que puede llegar a provocar ceguera irreversible o desprendimiento de retina.

    Por eso, después del parto es importante revisarse la vista para comprobar que no se ha producido un aumento de dioptrías.

  2. Reniopatía Diabética: es un daño que se produce en los vasos sanguíneos del ojo provocado por la diabetes gestacional.

Soy miope y estoy embarazada ¿qué debo hacer?

La mayoría de las gestantes que padecen miopía sólo sufren ligeras molestias o alteraciones reversibles durante el embarazo. Sin embargo, en el caso de miopías muy acentuadas (por encima de las seis dioptrías), existe un mayor riesgo, sobre todo, en el momento del parto. Por esta razón es aconsejable:

  1. Someterse a un examen de exploración del fondo del ojo. Es una prueba sencilla y no invasiva que consiste en dilatar las pupilas con unas gotas para buscar posibles cambios vasculares y de presión que permitan comprobar si existe alguna lesión o desgarro. Si la retina se encuentra en buen estado, no hay ningún problema para un parto vaginal. Si no fuera así, habría que o bien sellar el desgarro con láser antes del parto o bien programar una cesárea para evitar un desprendimiento o hemorragia ocular.
  2. Intenta dormir y descansar lo suficiente, es importante que los ojos también se tomen un respiro.
  3. Utiliza gafas de sol adecuadas.
  4. Evita realizar actividades con iluminación reducida. Aprovecha las horas de luz natural porque tus ojos lo agradecerán.
  5. Pon atención en la conducción, especialmente, la nocturna.

Tal y como hemos comentado, la relación entre embarazo y miopía se traduce en alteraciones de la visión que suelen ser temporales.

Sin embargo, sí es importante que, ante cualquier síntoma ocular, una mujer embarazada revise su vista con un especialista después de dar a luz para comprobar que no se ha producido ningún cambio significativo en su visión.

En este sentido, es fundamental la cooperación entre obstetras, ginecólogos y oftalmólogos con el objetivo de prevenir enfermedades más graves y tener en cuenta que ni la cirugía refractiva ni la corrección de la graduación deben realizarse durante el embarazo o durante el primer año después del parto.

Embarazo y Miopía: por qué no es buen momento para operarte o hacerte gafas (5 – 35 voto/s)

Источник: https://www.doctorlens.es/embarazo-y-miopia/

Causas del aumento de la miopía en el embarazo

Miopía y embarazo

Durante el embarazo se producen múltiples cambios en el cuerpo de la mujer, muchos de ellos pudiendo ser molestos y afectando a su día a día. La salud ocular no es un ámbito que se exima.

Desde Oftalmoplus, expertos en cirugía refractiva en Barcelona, os explicamos por qué se producen cambios como la miopía en el embarazo, y cómo actuar.

¿Cuáles pueden ser las posibles causas de miopía en el embarazo o empeoramiento de esta?

Se considera que hasta un 10% de las mujeres miopes embarazadas presentan un aumento de entre media y una dioptría durante el estado de gestación. A pesar de que en la mayoría de los casos la visión se recupera, hasta en el 20% de los casos continúa o incluso aumenta.

Algunas de las causas tras este aumento de la miopía son las siguientes:

  • Edad: Las mujeres embarazadas pueden aún no tener la graduación estabilizada.
  • Alteraciones hormonales.
  • Cambios en el volumen sanguíneo: El padecimiento de oclusiones vasculares (obstrucciones en venas y/o arterias del ojo) impide un flujo correcto de sangre al ojo y puede causar pérdida de visión.
  • Retención de líquidos: La retención de líquidos puede afectar al cristalino y la córnea, en esta última, produce una menor sensibilidad y un mayor grosos y curvatura.
  • Retinopatía diabética: Los vasos sanguíneos y los nervios oculares pueden verse dañados debido a una diabetes gestacional.

¿Qué otras enfermedades oculares puede causar el embarazo?

Además de un empeoramiento de la miopía, que puede acabar en una ceguera irreversible o en un desprendimiento de retina, el embarazo puede aumentar la predisposición a causar preeclampsia o corionetinopatía serosa.

La preeclampsia se distingue por cursar con fotofobia (sensibilidad a la luz), visión borrosa y manchas centelleantes, mientras que la corionetinopatía serosa se basa en la percepción de una mancha en la parte central del ojo o de líneas torcidas.

Finalmente, durante el embarazo pueden producirse alteraciones en la producción de lagrimas, que induciría al síndrome del ojo seco.

¿Puedo graduarme la vista u operarme si estoy embarazada?

Aunque la mayoría de las personas considere que una intervención ocular, ya sea convencional o mediante láser, no está recomendada durante el período de gestación por poder poner en riesgo la salud de madre y bebé, esto no es del todo cierto.

Las técnicas láser de cirugía refractiva, como LASIK o el láser de femtosegundo son muy seguras, con muy buenos resultados y sin apenas postoperatorio.

El hecho por el que no se recomienda realizarse, por ejemplo, una intervención de miopía en el embarazo, igual que graduar la vista o usar lentes de contacto es porque como hemos avanzado anteriormente, durante este período se producen muchos cambios a nivel ocular que harían que los datos tomados y acciones realizadas no fueran fiables ni efectivas.

Cómo pasar el embarazo con problemas oculares

Debido a estos cambios en los ojos es importante que llevemos a cabo hábitos saludables y cuidemos más si cabe nuestra salud ocular con el objetivo de que esta no empeore:

  • Es muy importante realizar revisiones de exploración del ojo.
  • Descansar correctamente hará que nuestros ojos también descansen y se recuperen. Una correcta alimentación también les aportará los nutrientes necesarios para ayudarles a mantenerse saludables.
  • Evitar actividades que puedan hacer forzar la vista, como conducir de noche o leer sin apenas luz. Es mejor aprovechar la luz natural.
  • Utilizar gafas y gafas de sol adecuadas, evitemos lentillas.

 Si precisáis de mayor información sobre esta u otras cuestiones, no dudéis en poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Bienvenidos al blog de Oftalmo+ IOCAB desde donde queremos comunicarnos con nuestros pacientes y seguidores.

Revisa nuestras últimas entradas, seguro que hay un tema que puede interesarte.

En el canal de de Oftalmoplus, el Dr. Joaquim Cabot explica personalmente de forma sencilla y comprensible en qué consisten las principales afecciones oculares. En otros videos se muestran las instalaciones de Oftalmoplus y IOCAB. Y también las últimas noticas sobre oftalmología y mucho más. Siempre en línea directa con nuestros pacientes y seguidores.
Canal de Oftalmo+

Informa los datos del formulario y nos pondremos en contacto contigo

Razón SocialOFTALMOPLUS, S.L.P. 
FinalidadPrestación servicio. Envío comunicaciones comerciales.
LegitimaciónPrestación servicio. Consentimiento.
DestinatariosSus datos no serán cedidos salvo obligación legal o sea necesario para la operatividad del servicio
DerechosPuede ejercer sus derechos detallados en la política de privacidad en info@oftalmo.net.
Más informaciónPolítica de privacidad.

Informa los datos del formulario y nos pondremos en contacto contigo

Источник: https://www.oftalmoplus.com/causas-del-aumento-de-miopia-en-el-embarazo/

Embarazo y miopía: ¿pueden aumentar las dioptrías?

Miopía y embarazo

Por norma general, la graduación del ojo se estabiliza entre los 20 y los 25 años. A partir de ahí, rara vez aumentan las dioptrías, y por eso no se recomienda que los pacientes se sometan a una operación para corregir el problema visual hasta haber alcanzado esta edad.

Ahora bien, ¿qué pasa con las embarazadas? Casi todos hemos escuchado alguna vez que, durante la gestación, las dioptrías pueden aumentar. ¿Es esto cierto o se trata de un mito? Y, en caso de ser verdad, ¿es irreversible? En Divinity.

es respondemos a estas preguntas.

¿Aumentan las dioptrías durante el embarazo?

Lo cierto es que sobre esta afirmación, tantas veces tomada como verdad universal, no  hay muchos estudios.

Algunos análisis, ya antiguos, aseguraban que durante el embarazo y la lactancia las mujeres miopes podían ver aumentada su graduación, debido a una retención de líquidos que, entre otras zonas, afecta a la córnea y al cristalino.

Según informan desde la aseguradora y proveedora de servicios de salud Sanitas, “el 10% de las mujeres miopes gestantes registra un aumento de entre media y una dioptría en el transcurso del embarazo”.

Al 10% de las mujeres embarazadas les pueden aumentar hasta una dioptría.DIVINITY.ES

La mayoría de ellas, informan, recuperan “la vista perdida” después del parto, pero un 20% mantiene el aumento de dioptrías.

De acuerdo a la información compartida por la aseguradora, “esta probabilidad aumenta con el número de dioptrías que se tienen”.

Por ello, se recomienda que las mujeres miopes embarazadas se sometan a una revisión ocular durante la gestación, para controlar la patología.

Así mismo, las mujeres que usan a diario lentes de contacto pueden ver reducida durante el embarazo su tolerancia a las mismas; quizás tengan que recurrir a las gafas durante el embarazo.

En el caso de las personas diabéticas, la visión borrosa suele ser un indicador de altos niveles de glucosa.

Es importante mantener controles periódicos, ya que un 30% de las mujeres diabéticas desarrollan una retinopatía diabética durante el embarazo, según el grupo de investigación oftalmológica Oftalvist.

¿Se reducen las dioptrías durante el embarazo?

Según un estudio de la Universidad de Navarra, del que se hace eco la clínica oftalmológica Villoria, las dioptrías no solo no suben durante el embarazo, sino que pueden verse reducidas.

Los investigadores analizaron una muestra de 3.200 mujeres embarazadas y las compararon con otras 7.

000 de su edad que no lo estaban, para concluir que en el primer grupo aumentaban menos las dioptrías que en el segundo.

¿Cómo explicaban esto? Para los autores del estudio, la clave estaba en las horas que las mujeres embarazadas o con niños pequeños pasaban al aire libre, casi 7 horas semanales de media, frente a las 5,2 horas de las que no estaban embarazadas. Esto, sumado a las horas que las segundas pasaban trabajando de cerca o con un ordenador, podría explicar las conclusiones de la investigación.

¿Quiere decir esto que las dioptrías no suban durante el embarazo? No. Lo que muestra es que el hecho de que estén embarazadas evita que estén sometidas a unas condiciones en las que sus dioptrías pueden aumentar.

En el rango de edad entre los 20 y los 35 años, las mujeres suelen pasar mucho tiempo frente a la pantalla de un ordenador.

El hecho de tener un bebé o estar próxima a hacerlo evita que se inviertan tantas horas en esas condiciones tan peligrosas para la vista.

Las embarazadas suelen pasar menos horas frente al ordenador.DIVINITY.ES

¿Me puedo operar de la vista durante el embarazo?

Desde el grupo Oftalvist también aseguran que los cambios hormonales durante el embarazo “pueden provocar síntomas de miopía leve y transitoria debido a la hidratación del cristalino por la retención de fluidos en el ojo”. Ahora bien, eso no significa que, si estás planteándote operarte de miopía, la graduación vaya a aumentar después del embarazo.

La miopía es el defecto refractivo más común durante el embarazo, explican, pero pueden darse otros que retrocederán en las semanas o meses posteriores al parto.

Es entonces, y no antes, cuando la clínica aconseja someterse a una operación; no solo porque tan solo tiene sentido hacerlo cuando la vista esté estabilizada, sino porque durante la gestación la cirugía está totalmente contraindicada.

La cirugía está contraindicada durante el embarazo.DIVINITY.ES

Lo más importante es que las mujeres embarazadas se sometan a una revisión oftalmológica durante la gestación, y que la repitan después de haber dado a luz y tras los primeros meses de lactancia.

MÁS

Источник: https://www.divinity.es/mamas/aumento-dioptrias-embarazo-be5m_18_3006945152.html

Miopía y embarazo: ¿Aumentan las dioptrías durante la gestación?

Miopía y embarazo

Existe una creencia que relaciona el embarazo con el aumento de la miopía u otros defectos visuales, como el astigmatismo, aunque no está comprobado científicamente que las dioptrías varíen.

El Dr. Ramón Gutiérrez, Director Médico de Clínica Oftalmológica Novovisión, nos explica en este artículo la relación entre miopía y embarazo así como una serie de consejos a seguir por las mujeres miopes o con algún defecto visual a la hora de afrontar la gestación.

Es cierto que durante el tiempo que una mujer está embarazada su ojo experimenta una serie de alteraciones que van a desaparecer gradualmente una vez que da a luz.

Es cierto que durante el tiempo que una mujer está embarazada su ojo experimenta una serie de alteraciones que van a desaparecer gradualmente una vez que da a luz. Por esta razón no es recomendable graduarse la vista ni operarse de ella durante la gestación.

El número de dioptrías puede aumentar durante el embarazo, pero no a causa de la gestación, sino de la propia edad de la mujer y de que no tenga la graduación aún estabilizada.

Los estudios que han comparado cómo evolucionó la miopía en mujeres embarazadas y no embarazadas con la misma edad y miopía, no ha mostrado diferencias. Es decir, durante el embarazo sí que puede aumentar la miopía en una mujer joven, pero aumentaría lo mismo en ese periodo si no estuviera embarazada.

La miopía es el defecto refractivo más frecuente entre la población de todo el mundo. Los factores que la causan son la combinación de factores genéticos y ambientales, que nada tienen que ver con el hecho de quedarse embarazada.

Otra falsa creencia es que con el esfuerzo del parto se puede dar lugar a un desprendimiento de retina en mujeres miopes. A día de hoy no existe ninguna relación ni base científica.

¿Cómo afecta el embarazo a la vista?

El cuerpo entero de la mujer sufre una gran revolución durante el embarazo. Las alteraciones hormonales pueden ser las causantes de provocar cambios en la visión, al igual que producen un aumento del volumen de la sangre o mayor predisposición a retener líquidos.

Todos estos cambios son temporales y desaparecen una vez que la mujer da a luz o al finalizar la lactancia materna en el caso que la mujer decida dar el pecho a su bebé.

Estos cambios que se producen en la vista podemos clasificarlos de la siguiente manera:

  • Cambios en la presión ocular. En el segundo trimestre de la gestación puede suceder una disminución de la presión intraocular en ojos sanos. Si la mujer padece hipertensión ocular esta disminución de presión puede ser mayor. Este cambio desaparece una vez que la mujer da a luz.
  • Córnea. La retención de líquidos afecta a todo el cuerpo de la mujer, y también a la córnea, provocando una disminución en la sensibilidad y aumentando el espesor y curvatura. Suele aparecer en la recta final del embarazo y es un problema temporal que desaparece después del parto.
  • Renitopatía diabética. Si es posible que una mujer diabética, con daño en su retina, pueda emporar durante el embarazo
  • El “síndrome del ojo seco” sí es frecuente que empeore en los últimos meses del embarazo y se recupere en las semanas posteriores al parto. Esta circunstancia es la responsable de que algunas embarazadas no toleren bien las lentillas durante su embarazo
  • Cambios en el cristalino, que pueden generar pequeños cambios en la graduación, y ser provisionales.
  • La piel de alrededor de los ojos puede verse alterada con un cambio de pigmentación. Es lo que se conoce por cloasma y nada tiene que ver con la visión.
  • En mujeres con otros problemas como enfermedad de Graves, tumores intracraneales o intraorbitarios, problemas vasculares, … deben tener un control exhaustivo de su enfermedad que si puede empeorar durante el embarazo.

Qué hacer si eres miope y estas embarazada

Normalmente la mujer que es miope ya lo es antes de quedarse embarazada y durante la gestación sólo sufre unas leves alteraciones. En el caso que exista una miopía muy acentuada por encima de seis dioptrías es recomendable seguir esta serie de consejos:

  • Realizarse una revisión oftalmológica para hacer un estudio del fondo del ojo. Se trata de una prueba no invasiva que consiste en dilatar las pupilas para poder observar los posibles cambios vasculares y de presión. Si la retina está en buen estado no existe ningún tipo de problema para un parto vaginal. En el caso de riesgo de desprendimiento o hemorragia es conveniente plantear la situación al ginecólogo con el fin de poder buscar una solución y programar una cesárea. Estos casos son muy puntuales y nada frecuentes en la mujer embarazada.

Otra pregunta frecuente es si “me puedo operar durante el embarazo”, la respuesta es que no es el momento ideal, es preferible esperar.

Resumiendo, podemos afirmar que las alteraciones que se producen en la vista durante el embarazo son temporales y desaparecen tras el parto y en la actualidad no existe ningún estudio que relacione la gestación con un aumento de dioptrías.

Siempre es conveniente hacer una consulta pregestacional antes de quedarse embarazada para poder evaluar junto al ginecólogo las patologías previas y poder hacer una serie de revisiones preventivas para poder afrontar el embarazo con mayor tranquilidad.

Источник: https://egom.es/blog/miopia-embarazo/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: