Mombie… ¿eres uno de ellos?

Mombie: la mamá que sueña con dormir una noche entera

Mombie… ¿eres uno de ellos?

Mombie hace referencia a un “espécimen” muy concreto de persona (puede ser una mamá o un papá) alguien que vive con la eterna ilusión de poder dormir en algún momento del día.

Es muy posible que a más de uno este término le parezca exagerado, pero en esta actualidad tan dada a popularizar y a crear nuevos términos, la palabra “mombie” está de moda en muchos espacios dedicados a la crianza y a la maternidad. ¿La razón? Nos ofrece una imagen muy cercana a la vez que conocida: la de la madre que no disfruta de un descanso saludable.

Queda claro, no obstante, que hay bebés y bebés. Los hay que son poco más que un regalo, un tesoro al que adorar porque duermen toda la noche sin despertarse, sin reclamar a mamá y a papá. Otros niños, en cambio, necesitan tiempo y ante todo, necesitan que les enseñemos a dormir.

Sea como sea este período de mal descanso suele durar de media entre 8 meses y año y medio. Es mucho tiempo, de ahí, que antes de mutar de “mombie” a “zombie” y perder nuestra salud y nuestra calidad de vida, es necesario adoptar alguna que otra estrategia con la que volver a ser persona.

Mombie, cuando tu vida cambia de forma radical y nadie te había avisado sobre ello

Ser padres es algo fabuloso, algo maravilloso que sin duda, merece la pena experimentar.

Ahora bien, criar a un hijo no es una tarea para la que estemos preparados, algunas cosas llegan de golpe y sin anestesia, como por ejemplo, el ver cómo pasan los días y no tenemos una noche de buen descanso.

De auténtico descanso, como los que teníamos cuando éramos solo dos, o cuando solo nos preocupaba nuestros estudios o nuestros amigos.

Pero… ¿qué es realmente una mombie?

Una mombie hace referencia casi siempre a una mamá “todoterreno”.

  • Son mujeres que descansan muy poco y que además, practican el admirable arte de la multitarea, es decir, atienden al bebé, realizan las tareas del hogar, y hasta cumplen con sus responsabilidades laborales.
  • A su vez, una característica habitual en una mombie es que siempre está “alerta“ y ello, es lo que añade aún mayor agotamiento físico y mental a esta mamá. Es una persona que no solo duerme poco y está en todo, sino que además, anticipa riesgos, se preocupa en ocasiones por las cosas más pequeñas y está atenta a mil cosas en un mismo instante.

¿Cómo identificar a una mombie?

Somos conscientes de lo cómico que puede resultar para más de uno, pero solo quien lo viva en piel propia entenderá que una mombie es una persona que, sencillamente, ha dejado de priorizarse a ella misma para desvivirse por esa nueva vida, por ese nuevo bebé y por ello, se suele caracterizar por lo siguiente:

  • Aspecto desaliñado, cabello revuelto, despeinado o recogido en un simple moño.
  • Su principal aspiración es ir cómoda, por ello, es común verla con chándal, con ropa ancha, con zapatillas y siempre con mucha prisa.
  • Un rasgo inconfundible de una mombie son las ojeras. En ellas se reflejan las noches en vela, los súbitos despertares a causa de un llanto desesperado o esos despertares que acontecen de forma instintiva porque la mombie, se levanta a veces solo para asegurarse de que su bebé “respira”, de que su niño no tiene frío o está cómodo.
  • Su principal alimento es el café. Para una mombie el café recién hecho es como la energía vital, como esa invocación capaz de despertarlas, de darles fuerzas y ánimos. Lo toman a menudo y en ocasiones, en compañía de otras mombies.
  • Cuidado, no se puede substimar el poder de una mombie. Puede que en apariencia, den imagen de debilidad, dejadez y cansancio. Sin embargo, pocas criaturas tienen un poder mayor y una energía camuflada como una mombie, porque reaccionan al segundo, saben qué hacer en cada instante y nada se les escapa. Tienen super-poderes.

Consejos para el cuidado de la mombie

  • Una mombie necesita ser ayudada en las tareas del día a día.
  • Una mombie tiene derecho a unas horas de descanso sin tener cargos de conciencia.
  • Una mombie tiene derecho a reunirse con otras mombies para compartir experiencias, gestionar el estrés y liberar tensiones tomando un café.
  • Una mombie tiene derecho a echarse una siesta cada día con su bebé.
  • Nadie tiene derecho a decir a una mombie “qué mala cara tienes o cada vez descuidas más tu aspecto”. Lo que de verdad le sirve a una mombie es que le digamos “¿en qué puedo ayudarte, necesitas algo?”.
  • Una mombie tiene derecho a quejarse y a  protestar, puede decir “hoy no puedo más estoy rendida” sin que nadie le diga aquello de “pero si lo único que haces es cuidar a tu bebé”.

Para concluir, más allá de la ironía del propio término, describe sin duda una realidad que muchas mamás y papás pueden entender y que sin duda, están viviendo en estos momentos.

Si es tu caso, recuerda, es solo cuestión de tiempo y mucha paciencia, cuando te des cuenta ese bebé ya irá solo al colegio.

Источник: https://eresmama.com/mombie-la-mama-suena-dormir-una-noche-entera/

Confiesa, no eres una madre perfecta

Mombie… ¿eres uno de ellos?

Esta semana en la sección del “Libro recomendado de la semana”, os voy a presentar el libro “Confiesa, no eres una madre perfecta”.Así con este título tan sugerente me sorprendieron mi hermano y mi cuñada de regalito de cumple.

Me lo compraron en la libreria…de Oporto,una de las librerías más bonitas del mundo.

Debo reconoceros que conforme lo ví, me gustó. No tengo que confesar mucho para decir que no soy una madre perfecta, más bien estoy aún muuuuy lejos de rozar en algo la perfección.

Confiesa, no eres una madre perfecta. Cuaderno de actividades para madres desbordadas

Este libro no es una novela, es un cuaderno de actividades, y esto me encanta. Igual que la semana pasada os hablaba acerca del libro-juego para los más peques. También me gusta, jugar de vez en cuando con los libros, y si encima son bonitos; mejor que mejor.

Todo el libro sigue una estética de colores, blancos, rosas y negros y hay un sin fín de actividades para hacer. Eso sí todas relacionadas con la maternidad.

Y no se busca que te conviertas en la madre perfecta, no, sino que seas la madre imperfecta sin complejos, porque la madre perfecta no existe.

Nos ayuda a plasmar en papel, todas aquellas ideas absurdas que se te ocurren cuando eres madre.

De las que más me gustan son las de apuntar todas las frases absurdas de padres desbordados en el parque. Yo lo siento pero no me gustan nada los parques, me aburro soberanamente y muchos, pero que muchos días me los salto…Confesiones de una madre imperfecta.

5 trucos infalibles para que tu churri se levante cuando tu niño berrea en mitad de noche

Os voy a dejar una de las listas que he hecho, y que quiero compartir con todas vosotras.

Si ya sé que para algunos padres no hace falta hacer ningún truquito, que ellos tienen el sentido de la corresponsabilidad metido hasta los huesos y no hace falta hacer ningún truco.

Yo en mi caso, o en nuestro caso vamos por temporadas, hay temporadas que nos dividimos de manera más o menos equitativa, pero hay otras que…pues no hay tal reparto de tareas y al final cae todo sobre mi. Entre que con la teta se duerme antes, y que siempre dice: “ Mamaaaaaa, mamaaaaa…”. Pues hay semanas que soy una mombie mas por la vida.

Asi que os voy a poner los trucos que utilizo cuando no puedo más con la vida.

  1. Me hago la sueca, o dicho de otra forma, aunque escuche a mi churrumbel no abro los ojos, no muevo ni un solo pelo y así sigo hasta que “alguien” acude a la llamada de socorro.
  2. Lo pacto antes de acostarnos, el pacto consiste en: “mira hoy te toca a tí, y ya mañana a mí”. Y no no estoy perdiendo nada, probablemente mañana me tocaría a mí, y hoy también. Acabo de conseguir una noche para mí.
  3. Me voy de casa. Si eso que decía mi madre ( y no se si la de alguna más), aquello de: “ voy a coger la puerta y me voy a ir”. Pues eso mismo hago yo, pero siempre con alguna excusa.Si hay quedada de amigas, voy y aprovecho para dormir(antes era la amiga divertida, ahora soy la que llega arrastrándose por un lugar donde poder dormir). Cuando tengo que trabajar, me vuelvo un par de días antes de las vacaciones para incorporarme al trabajo.
  4. Despues de pasar padre e hijo toda una tarde juntos jugando, es mucho más probable que a mitad de noche llame a su padre en lugar de a su madre.
  5. Doy un codazo. Esto es in extremis, cuando no puedo más. Cuando es la quinta vez que me despierto por la noche y o va él,o va él. ¿entendéis a qué me refiero?

Esto son mis trucos, que despues de compartirlos con vosotras muy probablemente dejen de funcionarme porque estoy sacando mis armas, pero…si a alguna le funciona ¡habrá merecido la pena!

Si te ha gustado este post; te invito a inscribirte en mi curso online de «Preparación al Parto Online«. Únete a todas las madres y padres que se preparan para la llegada de su bebé, y aprenderás:

  • Cuidados durante el embarazo
  • Aprenderás a conocer tu suelo pélvico
  • Conocerás que va a ocurrir en tu cuerpo en el momento del parto.
  • Recursos para el alivio del dolor durante el parto.
  • Cómo superar el postparto con éxito.
  • Pasos para conseguir una lactancia materna exitosa
  • Los primeros cuidados de tu bebé.

¡Comienza a aprender ya!

Aprende a tu ritmo

Sin fechas ni horarios​

Resuelve tus dudas con Maribel.

Aprovecha el descuento de más del 50%

Sin Riesgos

Si no es lo que buscas te devolvemos el dinero

¡Anímate! Echa un vistazo al curso online de Preparación al Parto

Источник: https://www.maralmaternal.com/confiesa-no-eres-una-madre-perfecta/

Las «mombies» viven entre nosotros (y quizás no te has dado cuenta)

Mombie… ¿eres uno de ellos?

El sueño (o la falta de) es uno de los mayores problemas de los padres y madres recientes, y sobre todo de las madres, que son las que en la mayor parte de las ocasiones se encargan de atender a sus bebés.

Los bebés no saben nada de días, noches, atardeceres ni anocheceres, y simplemente duermen cuando tienen sueño y se despiertan cuando tienen hambre. Esto ya de por sí lo complica todo un poco, porque sus horarios no se coordinan en absoluto con los nuestros, y eso de que se despierten por las noches, varias veces, no parece muy saludable para ninguna madre ni ningún padre.

Pero ojo, porque aún es peor: sus despertares no siempre tienen en cuenta que la persona a quien tienen que despertar pueda estar semi-inconsciente, y que lo recomendable sería sacarla de ese estado con un poco de cuidado, tiento, paciencia y cariño.

Se despiertan y entonces empiezan a gritar a lo loco: «¡Socorro! ¡Tengo hambre! ¡Dame ya! ¿¡Quién me da de comer!? ¡Mi madre no me da de comer!», todo ello en un muy poco inteligible llanto de bebé que nadie es capaz de comprender.

Que esto de arrancarte de un sueño profundo te lo hagan una vez, una noche, pues mira… ya recuperarás el sueño en otro momento.

Que te lo hagan más de una vez en una misma noche te lleva a pensar que «a ver si la siguiente noche es mejor y recuperas», pero cuando te pasa varias noches, entonces se convierte en costumbre, no hay remedio posible y la madre se transforma en una «Mombie».

¿Una «Mombie»?

No está muy clara aún la definición, y en la última revisión de la RAE parece que aún no han admitido el término, así que haciendo un compendio de diferentes definiciones que se pueden encontrar por la red podría decirse lo siguiente:

Mombie (adj.): Dicho de una mujer, ya madre, privada de sueño, que se alimenta de chocolate y cafeína y sobrevive con besos babosos y sonrisas melladas. Se la considera experta en la multitarea, y su aspecto desaliñado es clara muestra de que su imagen no se refleja en los espejos tiempo ha.

De esta definición podríamos concluir que una «Mombie» cumple las siguientes características (no necesariamente todas, pero sí varias):

  • Ojos de mapache: mucha gente piensa que ese día se han maquillado de pena, y que se han pasado tres pueblos con la sombra de ojos. Pero no, al verlas de cerca se dan cuenta de que son sus ojos, que están así.
  • Dependencia de la cafeína y el chocolate: beben más café del que podría considerarse saludable, tanto, que les huele el aliento, la piel, el pelo y la ropa a café. Sonríen poco, pero cuando lo hacen, puedes ver el aspecto amarronado de sus dientes, como consecuencia del consumo de chocolate, también por encima de lo recomendable.
  • Habla bipolar: tienen momentos en los que hablan haciendo monólogos, casi sin capacidad de escucha, como si necesitaran contarlo todo en el menor tiempo posible (se sospecha que coincide con los picos más altos de cafeína en sangre). Los temas suelen ir relacionados con su bebé y con todo lo que tienen que hacer. Estos momentos se combinan con otros en los que su comunicación se limita a cortos gruñidos o monosílabos (parecen estar relacionados con el déficit de cafeína). En estos instantes siguen actuando más por inercia que de manera consciente.
  • Caminan sin saber hacia dónde: o al menos eso parece. Se dirigen a un sitio determinado y cuando han llegado regresan al lugar de origen. Se detienen un instante y repiten el patrón. Segundos después se dicen en voz alta «¿A qué vengo?».
  • Conducen con la radio a volúmenes poco saludables: si van solas, para poder mantener los ojos abiertos todo el trayecto. Si llevan al bebé ponen la canción que más conocen una y otra vez para ver si así el peque deja de llorar: «¡Mira cariño! ¡Baby Shark du-du-du-du-du-dú! ¡Vamos, no llores hoy también, hazlo por mami!».

No te pierdas el curso al que todas las Mombies se están apuntando: nuestro Curso sobre el Sueño infantil.

  • Se menean, y menean cosas: si están de pie, lo más probable es que empiecen a moverse hacia a un lado y el otro, como bailando un vals, sin música y sin bebé (porque si tienen bebé está claro que lo están meciendo, pero lo definitorio es que lo hacen sin tenerlo en brazos). También menean cosas como si fuera un cochecito. Es muy evidente que tenemos delante a una «mombie» cuando las ves moviendo el carrito de la compra hacia adelante y hacia atrás, aunque el niño esté siendo porteado por la pareja, como queriendo que las verduras y el champú que han puesto dentro del carrito no se sientan desatendidos.
  • Se teletransportan: o al menos es la sensación que tienen, cuando se dan cuenta de que salen de casa, llegan a los sitios, y no se dan cuenta siquiera de cómo han llegado, ni por qué camino han ido.
  • Ya no se miran en los espejos: quizás porque prefieren no verse, o quizás porque ya no se reflejan. Pueden salir en pijama o con las zapatillas de casa, ropa que no pega, o chándal, y coleta.
  • Pueden hacer desaparecer y aparecer objetos: algunas pueden pasar minutos buscando el móvil con el que están hablando, o buscándolo de verdad porque no lo encuentran hasta que al final del día lo encuentran en la nevera. Salen de casa sin llaves, se dan cuenta al llegar al coche que tiene las ventanillas bajadas y no lo cerraron con llave, y a menudo, al llegar a casa, ven la llaves de casa puestas en la puerta, por fuera, cuando aseguran que las llevaban en el bolso.
  • Conectan con el más allá: si estás un rato con ellas puedes observar cómo, aun con los ojos abiertos, conectan con el más allá. Es una mirada como hacia el horizonte, en la que ya no ven ni oyen, ni sienten. Solo pueden salir de ese estado catatónico si su bebé hace un gemido.
  • Son ambidiestras y hacen uso de la prensión plantar: la afectación cerebral es tal, que han desarrollado habilidades que desconocían, pues pueden comer con ambas manos, coger cosas del suelo con los pies, dar de comer al bebé y hablar por teléfono… todo a la vez.
  • Atención disminuida: no pueden ver más de 3 minutos de tele, así que no les hables de pelis ni series. Ni de noticias de política. Ni de economía. En realidad es mejor no hablarle de nada de lo que sale en la tele, a menos que pregunte. Cualquier cosa que le pueda interesar ver en la tele tendrá que tener una duración inferior a esos 3 minutos mencionados.
  • Sueñan con dormir una noche entera: «toda la noche»… «dormir toda la noche». De vez en cuando se lo dicen a sí mismas, como tratando de recordar que eso existe, y que alguna vez en su vida lo hicieron, y se lo marcan como meta en la vida, porque ese día alcanzarán la plena felicidad.
  • A pesar de todo, intentan transmitir la «infección»: por su aspecto es muy probable que sus conocidos piensen que sería mejor no tener hijos, pero ellas envían mensajes tratando de transmitir «la infección», cuando cuentan lo bonito que es ser madre, lo precioso, achuchable y adorable que es su bebé, y todas las cosas maravillosas que la maternidad le aporta… todo con la intención de que sus amistades lleguen a casa pensando que tener un bebé sería maravilloso.

Con esto ya os podéis hacer una idea de cómo son y por qué hacen lo que hacen. Lo bueno es que es reversible: tiene curación y muchas están prácticamente rehabilitadas… el problema es que muchas recaen, porque vuelven a quedarse embarazadas y al nacer el siguiente bebé pueden llegar a sufrir los síntomas de manera más intensa.

Por eso si conoces a una mombie, recuerda no despertarla si duerme, no le des consejos que no te ha pedido, sino cariño y apoyo, y tráele comida. Ah, y dile que hay en Internet una Tribu virtual donde va a encontrar a muchas madres y padres en su misma situación, y que eso también le puede ayudar mucho.

PS: la imagen de la portada es una captura de este vídeo, creado por unas madres, y que puede ayudar a comprender cómo una mujer adulta puede acabar convirtiéndose en una «Mombie»:

Autor/a

  • Hoy te he vistoHoy te he visto en la sala de espera del pediatra con la cabeza agachada mientras preparabas el biberón a tu hijo de 6 días; te he visto sonrojarte al justificarte sin que nadie te lo…
  • Hoy te he visto llorar, mamáLo sé, mamá. Sé que por un momento has intentado esconderte para llorar, como si al hacerlo sola el problema fuera más pequeño. Lo sé, porque te he visto. Hoy te he visto llorar. Y…

Источник: https://www.criarconsentidocomun.com/eres-una-mombie-descubre-si-ya-te-has-convertido-en-una-de-ellas/

10 Síntomas de que tu amigo se ha convertido en un Smombie – XiaomiToday en Español!

Mombie… ¿eres uno de ellos?

La palabra Smombie viene de la unión de Smartphone y Zombie, y se utiliza para referirse a esas personas que viven dentro del universo que sus teléfonos inteligentes les ofrecen, que van por la vida caminando sin saber que sucede a su alrededor.

Sí eres de las personas que duerme con el teléfono a un lado, que lo último que haces antes de dormir y lo primero  al levantarte es ver la pantalla de tu teléfono para revisar tus notificaciones, pues eres un Smombie.

¿Cómo saber que en tu amigo es un Smombie?

Cada vez hay más Smombies poblando nuestro planeta, y aquí les dejo una lista de síntomas para que puedas detectar si en tu grupo de amigos se encuentra un Smombie, o si tú eres uno de ellos.

1-.

Los Smombies son propensos a tropezar cuando caminan, están tan enfrascados mirando el móvil que  podrían chocar con un poste e incluso ser atropellados, ya sea por un auto, bicicletas, motos, y hasta carritos de helados. Encontrase con uno de ellos mientras se camina por la acera es mortificante, pues es imposible hacer contacto visual para determinar quién camina por cual lado.

2-.

Al salir de casa para ir al trabajo o al colegio, llevan un elemento indispensable entre sus cosas, el cargador de su Smartphone siempre entra en el bolso inconscientemente junto con las llaves y el dinero. Es un artilugio obligatorio, puesto que quedarse sin batería seria la cosa más horrible que pudiera sucederle a un Smombie.

3-.

Toquetean sus bolsillos, bolsos y carteras para estar seguros de que su Smartphone aún sigue allí; cuando comprueban de que su teléfono no ha huido o desaparecido por arte de magia, lo miran solamente para saber la hora y terminan revisándolo más a fondo, por si tienen alguna nueva notificación, como sigue la conversación en el grupo de WhatsApp, si alguien ha posteado algo nuevo y, a lo mejor, para stalkear a algún ex.

4-. Viven por los s y las apariencias, para ellos siempre es una buena ocasión para maquillarse, arreglarse el cabello y la ropa con el propósito de inmortalizar el momento en una foto y obvio, subirla a Instagram y compartirla en y .

5-. No pueden ni ir a la esquina a realizar un mandado si no llevan su amado teléfono consigo, les da un mini-infarto cuando no lo encuentran y hacen que la persona más cercana los llame para localizar el dispositivo lo más pronto posible, aun cuando saben que el tono de llamada lo dejaron en “vibrar”.

6-. Son ese familiar que está en una esquina de la habitación sentado en el sofá muy cómodamente mientras le sonríe a la pantalla.

Los que se sientan al comedor y colocan el teléfono junto al plato como un cubierto más y que usan con bastante frecuencia.

Y si tiene una madre que les prohíba el uso del móvil en la mesa, simplemente optan por colocarlo entre las piernas y mirar de vez en cuando, disimuladamente, las redes sociales para ver las fotos de la reunión de fin de año que otros smombies suben.

7-. Un Smombie es ese amigo que te pregunta tres veces que acabas de decir, porque no te prestaba atención gracias a su teléfono.

  Es quien en las fiestas o reuniones con amigos reúne a todas para tomar la respectiva foto con licor en mano y se asegura de que se vea algo representativo del lugar, al terminar la tarea de interés, se la vive pegado del teléfono como si los post de otras personas fuesen más interesantes que la conversación que se lleva a cabo delante de sus narices y luego se quejan de que no lo invitan a ningún lado.

8-. No permiten que nadie toque el plato que les acaba de traer el mesonero sin que allá tomado una buena foto de la comida, ya que se ve tan deliciosa que es digna de una foto para Instagram, y muchas veces por esta razón terminan comiendo un festín frío.

9-. Para ellos todo lo soluciona Google. Preguntar una dirección, ¿para qué? Si google maps tiene la respuesta. Para cualquier debate sobre cualquier tema que se establezca, Wikipedia tiene la solución. Y stalkear no puede ser más sencillo para un smombie que tiene cuenta en todas las redes sociales.

10-. ¿Ha vibrado tu teléfono y cuando has revisado no hay nada? A esto se le llama síndrome de la vibración fantasma, es un mal distintivo del siglo XXI y sobretodo lo sufren los smombies.

¿Algunas de las situaciones anteriores te resulta familiar? Si te sientes identificado con la mayoría de los elementos de la lista, debo decirte que eres un Smombie. Lo cual es una pena, quizá el amor de tu vida pasó a tu lado y ni cuenta te diste por revisar las publicaciones de tu Crush.

Medidas drásticas: Desde carriles hasta multas.

Puedes representar un peligro para la sociedad si andas por la calle sin prestar atención a nada que no sea tu Smartphone, así que deberías revisar que te hace un smombie e intentar cambiarlo.

Si no es así, convendría que te mudaras a Augsburgo o Colonia, en Alemania, donde  instalaron los primeros semáforos especiales para estos zombies adictos a los Smartphones, que consisten en luces LED colocadas en el suelo de lugares estratégicos de las ciudades antes mencionadas, que se iluminan para indicar al peatón que va mirando su teléfono, y por lo tanto su vista periférica se dirige al suelo, si puede pasar o debe detenerse.

O si lo prefieres, en algunos municipios de Bélgica y China han optado por colocar los llamados “carriles especiales” debidamente identificados para los usuarios  que hacen uso de sus dispositivos móviles mientras caminan.

Por otra parte, en Utah desde el 2012 empezaron a imponer multas de US$50 a los “pretextrians” (peatones que envían mensajes), y de US$100 para los infractores reincidentes y tercos.

¿Ya descubriste cuantos Smombies hay en tu grupo de amigos? Etiqueta a tu amigo Smombie en

Источник: https://es.xiaomitoday.com/smartphones/sintomas-de-un-smombie/

Padres helicóptero y los peligros de la sobreprotección a los hijos

Mombie… ¿eres uno de ellos?

Llega un nuevo término los padres helicóptero

Fit moms, mombies o DILF. Estos son algunos de los nuevos términos que han ido apareciendo en los últimos tiempos y que vienen a definir a distintos tipos de progenitores que existen. No obstante, a todos esos se ha sumado recientemente otro. Nos estamos refiriendo a lo que se ha dado en llamar padres helicóptero.

¿Quieres descubrir quiénes son y si tú eres uno de ellos? Sigue leyendo, te lo explicamos a continuación.

¿Qué son los padres helicóptero?

Ese término que ahora nos ocupa es el que se ha creado para definir a todos esos padres que lo que hacen es sobreproteger a sus hijos.

Lo que intentan es conseguir que no sufran en ningún sentido, que tengan una vida lo más feliz y cómoda posible, que no se equivoquen… No obstante, hasta tal punto llega el afán de esos adultos por conseguir lo mejor para sus pequeños que acaban provocando serios daños.

Sí, al sobreprotegerlos los convierten en personas, tanto en su infancia como en su fase adulta, sin capacidad para valerse por sí mismos.

En concreto, provocan que no sean capaces de tomar decisiones, que no afronten los obstáculos que aparecen en su camino, que no sepan reaccionar ante las vicisitudes de la vida, que se hundan ante fracasos y decepciones… Todo eso sin pasar por alto que esa actitud paterna hace que los niños no puedan desarrollar como es debido sus habilidades en distintos campos.

Características esenciales de los padres helicóptero

Además de todo lo indicado, podemos establecer que existen una serie de rasgos de identidad comunes entre los padres helicóptero como son los siguientes:

  • En cualquier cosa que estén realizando ya sea tomar por sí solos el desayuno, vestirse o incluso montar un puzzle.

  • Cuando se produce una discusión o pelea habitual de sus hijos con cualquier compañero de juegos se meten por medio y transforman una trifulca infantil casi en una “cuestión de Estado”.

  • A la hora de realizar cualquier ejercicio para el colegio o cuando están aprendiendo algo en concreto están todo el tiempo «encima». De esta manera, no les dan opción a que se equivoquen y puedan aprender del error. Les indican cómo hacerlo todo.

  • Son adultos que, además, quieren que sus hijos sean los mejores en todo, ya sea en los estudios como en cualquier disciplina que practique, ya sea deportiva o artística.

    Eso trae consigo, además, que transmitan a los niños que en todo en la vida van a tener éxito. Y, como es lógico, esa enseñanza es un error porque esa no es la realidad.

    La verdad es que todos tenemos una existencia llena de altibajos.

  • Cuando llega el momento de tomar una decisión, por más nimia que sea, no dejan a sus pequeños que lo hagan. Son padres que deciden por los menores, por lo que no les enseñan ni a ser responsables ni a asumir las consecuencias de sus actos.

  • Hasta tal punto llega la sobreprotección que llevan a cabo que, en muchos casos, les consienten todo. Piensan que así les están dando a sus hijos una vida más feliz y más cómoda.

  • Les presionan en todo momento para que sus hijos alcancen los objetivos que consideran que son los adecuados. Una acción esta que, entre otras cosas, puede generar en los menores no solo estrés sino incluso ansiedad y angustia.

  • De esta manera, se garantizan no solo que siguen teniendo el “mando” de sus vidas sino que no están sufriendo ninguna situación de peligro.

Tipos de padres helicóptero

Además de todo lo que hemos manifestado, hay que tener claro que existen varias tipologías dentro de lo que es el gran grupo de los padres helicóptero. Son estas:

  • Los padres helicóptero de rescate, que son los que, ante una situación complicada, no dudan en encargarse de alejar a sus hijos de esa, de “ocultarles” la realidad y de crearles un lugar seguro.

  • Los padres helicóptero de combate. Bajo esta denominación se encuentran los adultos que, en pro de defender a sus hijos y de cuidarlos al milímetro, se enfrentan a todo y a todos. Así, por ejemplo, son progenitores que en el colegio defienden a ultranza a los menores incluso cuando estos son responsables de determinadas situaciones.

  • De la misma manera, también están los llamados padres helicóptero de tráfico. Se caracterizan porque son los que guían en todo momento cada paso que dan los menores. Continuamente les están indicando qué hacer, cómo hacerlo, de qué manera…

Ahora que has conocido el término presentado, ¿tú consideras que podrías definirte con el mismo o no? ¿Sobreproteges de esa manera tan exagerada a tus hijos u optas por darles más libertad?

Источник: https://okdiario.com/bebes/padres-helicoptero-2727818

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: