No consigo bajar de peso después del embarazo

No consigo bajar de peso después del embarazo

No consigo bajar de peso después del embarazo

Después de dar a luz lo habitual es que recuperes el peso ganado durante el embarazo en unos cuantos meses, aunque depende del peso que hayas cogido, de si das el pecho o no, de la alimentación que sigas y de tu actividad física.

Índice

¿Cuánto se debe engordar en el embarazo?

Lo ideal es ganar durante el embarazo entre 10 y 12 kilos, aunque no siempre ocurre esto ya que el peso ganado depende de muchos factores, como el peso antes del parto, la salud general o el índice de masa corporal.

Además, si estabas muy delgada antes de quedarte embarazada se recomienda que ganes unos 16 kilos, igual que si tu embarazo es múltiple.

Sin embargo, aunque estas son las ganancias de peso recomendadas, no siempre es lo que ocurre ya que muchas mujeres tienen mucha hambre durante estos meses, comen más de la cuenta, se mueven poco o retienen muchos líquidos, por lo que acaban ganando 20 kilos, algo que es mucho más complicado de perder tras el parto, ya que esos kilos extra no corresponden al bebé, el líquido amniótico, la placenta o el útero, por lo que cuesta mucho más deshacerse de ellos.

 

¿Cuánto se tarda en perder el peso tras el parto?

El tiempo que se tarda en volver al peso anterior, o similar, depende de lo que se haya engordado en la gestación, pero también de otros factores. Lo primero que debes saber es que nada más dar a luz se pierden 6 o 7 kilos, el resto, se van perdiendo progresivamente en los meses siguientes. 

Asimismo, hay que tener en cuenta la lactancia materna ayuda a quemar grasas ya que gasta mucha energía, por lo que las mujeres que dan el pecho de manera exclusiva durante al menos 6 meses pierden más fácilmente los kilos ganados que aquellas que dan el biberón.

Y, por supuesto, el estilo de vida que lleves tras el parto también influirá en que pierdas más o menos pronto los kilos ganados.

No es lo mismo llevar una dieta sana y equilibrada rica en frutas, verduras y cereales integrales, que pasarte el día comiendo snacks salados y bollos.

Como tampoco es lo mismo salir todos los días a correr 30 minutos que no hacer nada de ejercicio.

Así que, si han pasado ya 4 meses desde que nació tu bebé, y sigues pesando mucho más de lo que te gustaría, sin haber recuperado tu peso, es momento de analizar tu dieta y tu actividad física y adoptar cambios.

Consejos para adelgazar tras el parto

1- Si estás dando el pecho no debes hacer dietas restrictivas ni quitarte calorías ya que necesitas seguir una dieta completa para producir la leche que necesita tu bebé. Pero sí puedes eliminar alimentos ricos en grasas saturadas y azúcares y sustituirlos por otros más sanos.

2- Si no estás dando el pecho sí puedes hacer dieta, pero nunca debes hacerla por tu cuenta. Consulta con un nutricionista o profesional de la medicina qué dieta es la más adecuada en tu caso para perder esos kilos extra sin perder nada de salud.

3- Recuerda que una dieta sana y equilibrada es la mejor manera de conseguir un peso ideal. Mucha fruta, verduras, pescado y carnes magras y nada de azúcares y grasas saturadas.

Olvídate de los platos precocinados, la comida basura, el alcohol y las bebidas con gas. La hidratación también es muy importante para no retener líquidos, pero debes beber mucha agua, zumos naturales e infusiones, nada de alcohol o refrescos con gas.

El té verde es uno de los mejores antioxidantes naturales y ayuda a perder peso.

4- El deporte y la actividad física son fundamentales para perder peso y tonificar el cuerpo, especialmente aquellas zonas más afectadas por el embarazo como el abdomen, los glúteos o el pecho.

Para empezar, debes hacer ejercicios aeróbicos que ayuden a quemar la grasa extra a partir de los 30 minutos, como nadar, caminar a paso rápido, correr, aeróbic, zumba, etc. Pero no debes olvidarte de los ejercicios de tonificación muscular para deshacernos de la flacidez.

Estos ejercicios deben durar entre 5 y 15 minutos y hacer unas 10 repeticiones por serie. Abdominales, hipopresivos, sentadillas,… Debes programarte una rutina de ejercicios y hacerlos, al menos, 3 veces por semana.

Si no sabes mucho de estos temas lo mejor es que busques un entrenador personal o vayas a un gimnasio para que te haga un plan personal que te ayude a quemar grasa y tonificar justo en aquellas zonas donde más lo necesites para evitar la flacidez y tener un vientre plano.  Si no tienes mucho tiempo para hacer deporte a causa del bebé, organízate con tu pareja para sacar al menos 3 días a la semana o haz ejercicios en casa con el bebé, hay muchas posibilidades. 

Por último, no te obsesiones con el peso ya que lo más importante no es estar más o menos delgada, sino estar sana.

Si tu peso es adecuado y solo te sobran 3 o 4 kilos, sigue estos consejos, ten paciencia, sé constante y verás cómo consigues el cuerpo perfecto.

Pero si tienes sobrepeso, debes hablar con un especialista para que te ayude a conseguir tu peso ideal para estar más sana y poder cuidar mejor de tu hijo.

Ganar peso durante el embarazo, alrededor de unos 12 kilos, es parte intrínsica de la propia gestación. Con el fin de evitar problemas de salud tanto a la madre como al feto es preciso no superar los límites establecidos.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/peso/no-consigo-bajar-de-peso-despues-del-embarazo-9238

Perder peso después del parto: así tiene que ser tu dieta

No consigo bajar de peso después del embarazo

Durante el embarazo el aumento de peso es algo indiscutible, pues tanto los fluidos corporales como el útero, la placenta y por supuesto, nuestro bebé suman kilos al cuerpo materno. Sin embargo, una vez pasado el nacimiento todas queremos recuperar la figura y para ello, te contamos cómo tiene que ser tu dieta para perder peso después del parto.

Lo recomendable siempre es evitar una ganancia de peso excesiva durante la gestación, pues esto no sólo implica riesgos para el embarazo y el parto sino que dificulta el descenso de peso posterior.

Además, es aconsejable dar el pecho al bebé, pues la lactancia materna fomenta el adelgazamiento y les permite perder el doble de peso a las madres respecto a aquellas que no amamantan.

La dieta para adelgazar tras el parto

Lo primero que necesitamos es organizarnos y como tal, no será nada fácil en las nuevas circunstancias que vivimos tras la llegada del bebé. Por eso, resulta fundamental que tengamos paciencia, pues al cabo de una a dos semanas tras el parto, es normal ir perdiendo fluidos que por si solos nos permiten deshacernos de algunos kilos.

Pero además de esto, la dieta para perder peso tras el parto debe reunir las siguientes características:

Ser realista e individualizado

No podemos tras un parto que de por sí es un acontecimiento muy estresante para el organismo de la mamá, someternos a más estrés y a una tortura por el sólo hecho de querer adelgazar, por lo tanto, recomendamos una dieta realista, sostenible en el tiempo y siempre que sea posible, personalizada o adaptada a cada mamá.

Además, es clave alejarnos de dietas milagro que pueden poner en riesgo de carencias nutricionales nuestro cuerpo y ello podría afectar tanto la lactancia como la recuperación post- parto.

Si es posible, lo mejor es consultar con un profesional de la nutrición para que nos ayude en la creación de una dieta saludable que nos facilite el adelgazamiento tras el parto.

Poseer los nutrientes esenciales para el post- parto

Como hemos dicho, tras el parto debemos recuperarnos, el útero se debe achicar, muchas veces tenemos que enfrentarnos a heridas que deben sanar y nuevas estructuras deben formarse.

Además, debemos hacer frente al coste energético de la lactancia y garantizar mediante ésta la nutrición adecuada de nuestro bebé. Por ello, la dieta debe aportar los nutrientes esenciales para la etapa que transitamos.

Es decir, debe ser una dieta equilibrada que ofrezca energía suficiente para no condicionar el metabolismo ni la reparación de estructuras pero que resulte ligeramente hipocalórica.

Además, las calorías deben ser de calidad, es decir, derivar de proteínas, grasas insaturadas ante todo que pueden promover el adelgazamiento e hidratos complejos y fibra.

Entre las vitaminas y minerales no debe faltar hierro y calcio que resultan clave para la lactancia y la recuperación post parto. Además, debemos ingerir claro está, potasio, vitamina C, E, A y K, así como otros minerales que tienen funciones clave en el cuerpo humano.

Muchas veces para prevenir el déficit de hierro o calcio se brindan suplementos tras al parto, pero eso depende de cada caso particular y queda bajo responsabilidad del médico tratante.

Ser reducida en ultraprocesados

Para adelgazar reducir los nutrientes de mala calidad y los alimentos poco saciantes resulta fundamental, por eso, como en cualquier etapa de la vida recomendamos limitar al máximo los ultraprocesados que pueden ofrecer azúcares añadidos, grasas trans o harinas refinadas que en nada contribuyen al cuidado de la salud.

También estaremos reduciendo sustancias adictivas que nos estimulan a comer más y calorías, por lo que evitar los productos altamente industrializados es de gran ayuda para adelgazar tras el parto.

Por el contrario, siempre es recomendable escoger alimentos frescos, de temporada y sin etiqueta.

Presentar alimentos que favorecen la saciedad

Para calmar el hambre y así, reducir la cantidad que comemos casi sin darnos cuenta, es fundamental escoger alimentos saciantes.

Y en este sentido se aconseja incluir abundante cantidad de frutas y verduras cada día, alcanzando un mínimo de cinco raciones diarias, pues son alimentos de baja densidad calórica: aportan pocas calorías y mucho volumen ayudando así a reducir el apetito.

Por otro lado, pescados en general, carnes magras, legumbres, granos enteros, nueces, semillas y lácteos sin azúcar añadido son otras opciones saciantes que deben prevalecer en nuestra dieta habitual si queremos adelgazar tras el parto.

Incluir abundante cantidad de agua

Para facilitar el proceso de pérdida de peso y la recuperación post parto así como la lactancia, la dieta debe incluir abundante cantidad de agua.

Agua como tal, agua con gas o agua suavemente saborizada con frutas frescas, hierbas o especias. También son de utilidad algunas infusiones pero se desaconseja totalmente la ingesta de alcohol y bebidas azucaradas

El alcohol puede pasar al bebé durante la lactancia pero además, al igual que las bebidas azucaradas (incluidas batidos, zumos de frutas, néctares o similares) aportan calorías derivadas principalmente de azúcar añadido que debemos reducir al momento de perder peso cuidando la salud.

Así debe ser la dieta para adelgazar tras el parto y resulta fundamental para facilitar el proceso acompañar la misma de un descanso adecuado (lo más posible, pues es una etapa difícil para el sueño), actividades desestresantes y también, la mayor actividad física que nos sea posible realizar. 

Imagen | Pexels, Pixabay e iStock

Источник: https://www.vitonica.com/dietas/perder-peso-despues-parto-asi-tiene-que-ser-tu-dieta

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: