No sabía que estaba embarazada y me hice la depilación láser

No sabía que estaba embarazada y me hice la depilación láser

No sabía que estaba embarazada y me hice la depilación láser

Si has tenido una sesión de depilación láser, y posteriormente has descubierto que estabas embarazada, no tienes por qué preocuparte. Los láseres que se emplean en la depilación penetran entre 4’5 y 5 milímetros como máximo en la piel, por lo que es muy difícil que afecte al desarrollo del embrión y menos aún en las primeras semanas de gestación.

La depilación láser está basada en la eliminación del vello corporal por medio de energía lumínica. Cualquier equipo técnico de láser actúa a través de la emisión de luz y esta es absorbida por los cromóforos, la melanina, que tiene el pelo, que atrapan dicha energía y se calientan, transformando la energía lumínica en calor y destruyéndose.

La electrolisis también entra dentro de estos tratamientos agresivos contra la piel. Hay dos tipos de corriente utilizados en la electrolisis: termólisis y galvánica.

La termólisis también puede ser conocida como diatermia, y se trata de ondas de radio, de corta o alta frecuencia. Por otro lado, la electrolisis galvánica envía una corriente eléctrica durante un minuto a través del cuerpo y de nuevo hacia el dispositivo.

Esta última no es recomendable porque el bebé está rodeado de líquido amniótico. En esta situación, el líquido amniótico actúa como un conductor de electricidad. Por esta razón, la corriente galvánica no se recomienda durante el embarazo.

Y aunque la termólisis no fluye a través del cuerpo y no se ha encontrado que pueda ser dañino para las mujeres embarazadas o el feto, de nuevo, es mejor evitar estos procedimientos.

No se recomienda que futuras mamás se expongan a cualquier tipo de luz agresiva durante el embarazo puesto que, debido a los cambios hormonales, se podría producir un rechazo corporal que haría aparecer reacciones cutáneas de tipo alérgico o manchas en la piel. Y, aunque menos frecuentes, se puede llegar a producir foliculitis, hiperpigmentación, costras o cicatrices.

Estos cambios hormonales afectan de distinta manera a cada mujer, hay a quienes les ralentiza el crecimiento de pelo y a otras les provoca hirsutismo, es decir, crecimiento abundante de vello en zonas donde antes no había, aunque este suele desaparecer después del embarazo.

¿Qué métodos usar para depilarse en el embarazo?

Es posible que debido a esto quieras depilarte esas zonas, pero el láser no es el único método que debes evitar, las ceras y las cremas depilatorias también pueden causar reacciones alérgicas por la misma razón.

En ocasiones, su composición y las hormonas segregadas durante el embarazo no son una buena combinación, y pueden dejar rojeces o manchas en las zonas donde se ha aplicado.

También es posible que su uso resulte más doloroso o provocar escozor dado que la piel puede estar más sensible.

Si quieres depilarte, el método más seguro durante el embarazo es la cuchilla, aunque también puedes utilizar depiladoras eléctricas, y cuando el embarazo haya terminado volver con normalidad a tus sesiones de láser o cera.

La depilación con pinzas o con hilos también es totalmente segura.

Aunque el afeitado o rasurado no sea la opción más sencilla, porque tu movilidad se ve reducida, también es la más barata y eficaz, y siempre puedes ayudarte de tu pareja o algún familiar para llegar a esas zonas que ya no son tan accesibles como antes.

Tampoco se recomienda hacerse la depilación láser en las axilas o la zona del pecho, especialmente de las aréolas si se planea dar el pecho, así como en los primeros meses de lactancia, por los mismos motivos que no se recomienda durante el embarazo.

Debes tener en cuenta que, la mayoría de las veces, todo ese vello que te ha salido durante el embarazo y que continúa durante la lactancia se mantiene por las hormonas que produce tu leche. Es decir, que una vez que dejes de dar el pecho, se caerá solo.

Esto significa que, si acudes a realizarte una sesión de depilación láser en esta zona, estarás aplicando un tratamiento a unos vellos que se te caerán solos en unos meses. Por esto es mejor esperar un tiempo si quieres quitártelos y ver su evolución.

Si tienes alguna duda respecto a la depilación estando embarazada, debes acudir a clínicas de medicina estética, intentando evitar los centros estéticos o esteticiens, ya que estos no cuentan con los profesionales adecuados para ayudarte.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/belleza-embarazo/no-sabia-que-estaba-embarazada-y-me-hice-la-depilacion-laser-9839

Blog – FOTODEPILACIÓN Y EMBARAZO

No sabía que estaba embarazada y me hice la depilación láser

Si has llegado a esta conclusión, seguro que también has oído hablar sobre la depilación definitiva o fotodepilación.

Sobre este tipo de método se comentan muchas cosas, pero ¿sabes, realmente, en qué consiste y si tiene algún tipo de contraindicación? ¿Sabes si es compatible la fotodepilación con el embarazo y la lactancia?

Sigue leyendo, ya que, en este artículo, trataremos de desvelar todas las claves y despejar todas las dudas.

¿EN QUÉ CONSISTE LA FOTODEPILACIÓN?

La fotodepilación o luz pulsada intensa (IPL) es un método de depilación definitiva que utiliza la luz para eliminar el folículo del vello e impedir que vuelva a crecer.

Con esta tecnología, la luz se dispara, a intervalos, a poca distancia de la piel, donde la melanina la absorbe y se convierte en energía térmica. Alcanza una temperatura de hasta 70 ºC, que va destruyendo de manera progresiva el nacimiento del pelo desde la raíz.

A pesar de calentarse a temperaturas muy altas, la fotodepilación no quema, por lo que es un método prácticamente indoloro.

FOTODEPILACIÓN DURANTE EL EMBARAZO: ¿ES SEGURA Y COMPATIBLE?

Existen muchas opiniones acerca de si es conveniente o seguro realizarse la fotodepilación durante el embarazo o, incluso, durante la lactancia. A continuación, vamos a tratar de despejar incógnitas al respecto.

CAMBIOS EN LA PIGMENTACIÓN DE LA PIEL DURANTE EL EMBARAZO

Cuando la mujer se queda embarazada, un torrente de hormonas recorre su cuerpo para empezar a provocar los cambios necesarios en su organismo para poder albergar al bebé.

Entre las muchas transformaciones que sufren las futuras mamás, destacamos los cambios en la piel. Las hormonas del embarazo tienden a activar la producción de melanina, por lo que las mujeres pueden observar la aparición de manchas, pecas o zonas más oscuras donde antes no tenían nada.

Hay algunas zonas más sensibles a sufrir estas manchas, como el contorno de los ojos y labios. Es común que las mujeres embarazadas luzcan una suerte de “máscara de mapache” llamada cloasma. Lo habitual es que, cuando termina el embarazo y las hormonas vuelven a sus niveles normales, el cloasma y las pecas desaparezcan.

Durante el embarazo y la lactancia, las hormonas juegan un papel muy importante y hay que vigilar la exposición al sol. Es recomendable no salir de casa sin protección solar y evitar la exposición directa durante las horas de máxima intensidad, ya que las manchas producidas por el sol durante este periodo podrían no desaparecer cuando las hormonas vuelvan a su estado normal.

ENTONCES, ¿ESTÁ CONTRAINDICADA LA FOTODEPILACIÓN DURANTE EL EMBARAZO?

En principio, la respuesta es sí. Fotodepilación y embarazo no son compatibles.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que no hay estudios suficientes que demuestren que la fotodepilación no genere ningún efecto negativo en el feto, aunque también es cierto que no se ha observado ninguna anomalía en bebés de madres que se han hecho alguna sesión de fotodepilación.

Ningún profesional de la fotodepilación se arriesgaría a llevar a cabo un tratamiento a una mujer embarazada, ya que no todos los embarazos terminan bien y podría suponer un problema.

A pesar de lo dicho, si te has hecho alguna sesión de fotodepilación cuando aún no sabías que estabas embarazada, no sufras. Como hemos comentado anteriormente, no hay constancia de bebés que hayan nacido con problemas debido a que sus madres se hayan depilado con esta técnica.

Además de las precauciones por el bienestar del feto, la fotodepilación está contraindicada durante el embarazo por los cambios en la piel que se producen durante su transcurso.

Al ser un método basado en impulsos de luz de alta intensidad y estar sobreestimulada la melanina, podrían llegar a producirse manchas o pecas que no desaparezcan de la misma manera que ocurre con las producidas por los rayos solares.

¿Y, DURANTE LA LACTANCIA, ES SEGURO HACERSE LA FOTODEPILACIÓN?

Durante la lactancia, las hormonas de la mujer continúan alteradas, por lo que la teoría explicada anteriormente también puede aplicarse.

Si bien es cierto que, durante la lactancia, el bebé ya no sufre ningún riesgo, la madre sigue teniendo la melanina en niveles por encima de lo habitual y la fotodepilación puede producir zonas oscurecidas.

También se ha observado un cambio en el crecimiento del vello durante estos periodos, producido por causas hormonales. Existen casos de mujeres a las que les ha crecido más pelo durante el embarazo y la lactancia, así como los de mujeres a las que les ha pasado todo lo contrario.

Por estas razones, consideramos que es preferible esperar a que terminen el embarazo y la lactancia para realizarse este tratamiento.

Si tienes algún tipo de duda acerca de la fotodepilación y si es adecuada para ti, ponte en contacto con nosotros.

Источник: https://silkn.es/blog/fotodepilacion-y-embarazo.html

Depilación láser y embarazo, todo lo que debes saber

No sabía que estaba embarazada y me hice la depilación láser

Son muchas las mujeres embarazadas que nos consultan si son compatibles depilación láser y embarazo. Durante el embarazo se producen un gran número de cambios hormonales que pueden alterar el crecimiento del vello.

Algunas mujeres experimentan un mayor crecimiento e, incluso, la aparición de vello en zonas que antes no tenían (como el abdomen por ejemplo).

Por el contrario, hay otras mujeres que experimentan una reducción de la cantidad de vello en el cuerpo. Depende de cada una.

En este artículo intentaremos solventar todas las dudas ofreciendo toda la información disponible sobre la depilación láser durante el embarazo.

Qué tener en cuenta sobre la depilación Láser y el embarazo

Como ya hemos hablado en nuestro blog, la depilación láser funciona por el principio de Fototermólisis Selectiva, incidiendo directamente sobre el folículo piloso.

El láser incide en muy pocos milímetros de la piel, lo suficiente para llegar al folículo piloso. Por esta razón, es muy difícil que el láser utilizado en los tratamientos de depilación afecte a estructuras internas del cuerpo.

Aún así, debido a la ausencia de estudios científicos concluyentes, no se recomienda realizar en ningún caso tratamientos de depilación láser en las zonas cercanas al embrión o feto como ingles, línea alba, abdomen…

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud, recomienda que, durante el embarazo se evite tanto la medicación como los tratamientos o pruebas exploratorias, en la medida de lo posible. En ello se incluyen tratamientos con sistemas de fototerapia como la luz pulsada y la depilación láser.

Embarazo y hormonas

Como decíamos al principio, los cambios hormonales durante el embarazo pueden afectar al crecimiento del vello. También suelen afectar a la piel, haciéndola más delicada y provocando, en algunos casos, manchas en la piel oscuras por aumento de pigmentación.

La progesterona es una hormona que ayuda a reforzar los tejidos en los que se aloja el útero y colabora en los cambios que ocurren en los senos para producir leche materna (entre otras funciones). Su aumento puede provocar que el vello crezca más lento y de forma anárquica. Lo que podría reducir la efectividad de la depilación láser en caso de realizarse.

Por su parte, el aumento de los estrógenos puede provocar una mayor sensibilidad y sequedad en la piel, haciendo no recomendable la depilación láser.

¿Es compatible la depilación láser con la lactancia?

Aunque tampoco existen estudios clínicos al respecto, se podría decir que la depilación láser sí es compatible con la lactancia. Veamos por qué.

Por un lado, en lo que se refiere a las hormonas, las implicadas en el proceso de lactancia son la prolactina y oxitocina. Y ninguna tiene relación con el proceso de crecimiento del vello.

Organizaciones como la Sociedad Europea de Dermatología o la Academia Americana de Dermatología no contemplan precauciones ni advertencias sobre la depilación láser durante el periodo de lactancia.

Lo que sí recomiendan tener en cuenta son las posibles reacciones de irritación en la piel que podría suceder si se realiza el tratamiento en la zona del pecho. Por lo que resulta aconsejable conocer en todo momento cómo reacciona cada piel a la depilación.

¿Qué tipo de depilación elegir durante el embarazo?

Desde nuestro punto de vista, como especialistas en depilación láser, recomendamos que te realices el tratamiento de forma previa al embarazo. De esta manera, conseguirás olvidarte de la depilación durante esos meses.

Ahora bien, si te quedas embarazada a mitad del tratamiento, con unas 2 o 3 sesiones realizadas, te recomendamos que utilices técnicas de depilación como el rasurado. Eso sí, ten cuidado de no realizar cortes o irritaciones en la piel.

Depilarse con cera o crema depilatoria es más controvertido debido a que contienen, aunque no todas, productos químicos que pueden penetrar en la piel y pasar a la sangre. Consulta siempre con tu médico.

Además, si después del embarazo quieres retomar tu tratamiento láser y has estado realizándote la cera o depilación con métodos de arranque en general, puede que el láser sea menos efectivo.

Como te contábamos en nuestro artículo de recomendaciones para un tratamiento láser efectivo, el vello grueso y oscuro es el idóneo para el láser y el que antes se elimina.

Ten en cuenta que la caída del vello y del cabello en general, se paraliza durante los meses de embarazo. De ahí que muchas embarazadas noten su cabello mejorado y luzcan una magnífica melena.

Pasados 6 meses del nacimiento del bebé, esta situación se regulariza produciéndose la pérdida del pelo y vello que no se había caído durante ese tiempo. Por esta razón, aunque la depilación láser sea compatible con la lactancia, será más efectiva si se retoman las sesiones (o se comienza en el caso de nuevas clientas) pasados esos 6 meses.

Desde Láserum esperamos haber solucionado tus dudas sobre depilación láser y embarazo. Te aconsejamos que, en caso de embarazo, consultes siempre con nuestro personal sobre el método de depilación idóneo que debes seguir durante ese periodo para la eliminación del vello corporal.

Te invitamos a compartir tus dudas a través de los comentarios y a seguirnos en nuestras redes sociales e Instagram.

Источник: https://laserum.com/depilacion-laser-y-embarazo-todo-lo-que-debes-saber/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: