Nueva ley de seguridad alimentaria

La nueva Ley de Seguridad Alimentaria: Nuevo énfasis sobre la Trazabilidad

Nueva ley de seguridad alimentaria

La Ley 17/2011, de 5 de julio, de seguridad alimentaria y nutrición, ha sido aprobada con el objetivo de establecer las normas en materia de seguridad alimentaria y fomentar hábitos saludables en la población.

“Esta ley parte de la idea de que la protección efectiva del derecho a la seguridad alimentaria de mujeres y hombres, requiere de un enfoque integral que contemple los riesgos asociados a la alimentación desde la granja a la mesa,  

Objeto de la norma (artículo 1):

“En desarrollo del artículo 43 de la Constitución, el objeto de esta ley es el reconocimiento y la protección efectiva del derecho a la seguridad alimentaria, derecho a conocer los riesgos potenciales que pudieran estar asociados a un alimento y/o a alguno de sus componentes”

En lo que respecta a las industrias agroalimentarias y productoras de piensos, esta ley obliga a controlar la seguridad de los alimentos y de los piensos destinados a los animales productores de alimentos, en todas las etapas de la producción, transformación y distribución.

Claramente está hablando de tener implantado un Sistema de Trazabilidad, y de hecho, en su artículo 6 habla expresamente de ella. Donde nos habla de conceptos ya conocidos por todos:

  • Trazabilidad hacia atrás o buscar el origen: Identificar el proveedor, lugar de origen, la identificación del producto-lote, unidades, fecha de caducidad y fecha de entrada. Por tanto, el proveedor es responsable en esta fase de facilitar estos datos al destinatario.
  • Trazabilidad de proceso: Vincular los productos entrantes con los productos a distribuir a los clientes. Por tanto se controlará desde el historial del almacenaje hasta  los procesados del producto: presentaciones, mezclas, …etc.
  • Trazabilidad hacia delante: Identificación del cliente, del artículo y lote vendido de mercancía, caducidad, fecha de salida y almacén de salida.  (Se excluyen los consumidores finales de este control).

Cada eslabón de la cadena de trazabilidad tiene la obligación de facilitar la información al siguiente. Gracias a esta responsabilidad de cada uno de los eslabones, se puede trazar el origen y destino de un producto

También se refieren de manera expresa al etiquetaje de los productos para una perfecta identificación. Con lo que un buen sistema sería EAN para la identificación de la trazabilidad en el etiquetaje.

Así que seguirán siendo necesarios los requisitos de trazabilidad establecidos básicamente en:

El objetivo final de la Ley es la prevención de riesgos para la salud humana regulando los procedimientos de evaluación, gestión y comunicación de riesgos alimentarios por parte de las autoridades sanitarias

Esta evaluación y gestión de riesgos de la administración, es de suma importancia, ya que durante este año que termina hemos sido testigos de nuevo de graves incidentes de seguridad alimentaria en la Unión Europea, como la crisis del pepino.

Esta crisis no solo ha afectado a la salud de las personas, sino que ha perjudicado también en gran medida a los productores españoles, no por aplicar malas prácticas en la producción y la distribución de sus productos, sino por la mala gestión de la crisis por parte de las autoridades sanitarias comunitarias. Ha supuesto una gran pérdida económica por la destrucción masiva del producto, por la mala imagen que ha dado de los productores, y que supone un sobre coste en el posterior esfuerzo por reponer la pérdida de la confianza de los consumidores.

Si los productores y empresas agroalimentarias cumplen los requisitos legales de trazabilidad, estarán facilitando la tarea de control sanitario, evitando crear alarmas alimentarias que puedan poner en riesgo marcas, sectores y zonas productivas, ya que en la propia cadena de trazabilidad pueden identificarse a tiempo los riesgos. Los mismos operadores pueden y deben actuar en cuanto detecten un riesgo, avisando a las autoridades para la retirada y destrucción del producto de manera ágil y más eficiente, porque está identificado.

Todo esto generará más confianza a los consumidores, disminuyendo el riesgo de pánico, tal y como hemos visto recientemente con la crisis del pepino o con la crisis de las vacas locas, que provocaron un desplome en las ventas de estos productos. Este control interesa a todos.

En el pasado mes de septiembre, se ha aprobado el Reglamento de Ejecución Nº 931/2011 de la Comisión, de 19 de septiembre, relativo a los requisitos en materia de trazabilidad establecidos en el Reglamento (CE) Nº 178/2002, para los alimentos de origen animal.

En este reglamento mencionan de manera detallada los requisitos de información que hay que suministrar al siguiente eslabón de la cadena de suministro y producción.

Expresa en su texto cómo la experiencia ha mostrado que las empresas agroalimentarias no poseen habitualmente la información necesaria para garantizar el sistema de control e identificación.

Hay que proporcionar el volumen de alimentos de origen animal, el lote, fecha de expedición, caducidad si procede,  y descripción en detalle de los alimentos al destinatario de sus productos, registrando convenientemente todos estos puntos.

Se aplicará este reglamento en los alimentos y productos indicados en e artículo 2.1 del Reglamento (CE), Nº 852/2004, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004,  sobre la higiene de los alimentos, también de referencia para la nueva Ley de Seguridad Alimentaria.

Las Administraciones públicas competentes, en el uso de su potestad sancionadora, sancionarán las conductas tipificadas como infracción en materia de seguridad alimentaria y nutrición. La Ley 17/2011 de Seguridad Alimentaria tipifica los siguientes niveles de infracciones y sanciones económicas:

  • Infracciones leves, hasta 5.000,00 euros.
  • Infracciones graves, entre 5.001,00 euros y 20.000,00 euros.
  • Infracciones muy graves, entre 20.001,00 y 600.000,00 euros.  En este caso podría llegar a cerrarse el establecimiento temporalmente, con un máximo de 5 años.

Como ejemplo de infracción leve tenemos el etiquetado insuficiente o defectuoso en alimentos o piensos, la no cumplimentación adecuada de los registros y documentación exigidas en las normas, la elaboración en condiciones no permitidas por la normativa vigente…etc.

Источник: http://www.cooperativadigital.org/la-nueva-ley-de-seguridad-alimentaria-nuevo-enfasis-sobre-la-trazabilidad/

Nueva ley de seguridad alimentaria

Nueva ley de seguridad alimentaria

Esta ley es la consecuencia del artículo 43 de la Constitución Española, que reconoce el derecho a la salud y tal como se especifica en el preámbulo, viene a completar y ordenar las regulaciones existentes en seguridad alimentaria y nutrición. Se divide en dos grandes apartados:

En primer lugar, los aspectos referidos a seguridad alimentaria, en el que se contemplan temas como las medidas de prevención y seguridad en alimentos y piensos, garantías de seguridad del comercio exterior, controles oficiales y coordinación de alertas alimentarias, cuestión manifiestamente mejorable a raíz de la última experiencia con los pepinos españoles.

En segundo lugar, en la ley se incorporan por primera vez disposiciones referidas a fomentar una alimentación más saludable, tanto a nivel de composición de alimentos como por la publicidad asociada a los mismos.

De hecho, se trata de la formalización legal de la denominada estrategia NAOS (Nutrición, Actividad física y Obesidad), que ha funcionado hasta el momento en consenso entre administración pública, industria alimentaria y organizaciones de consumidores.

Algunos de sus puntos clave son:

• Se garantiza la seguridad alimentaria a lo largo de toda la cadena alimentaria, es decir, «desde la granja hasta la mesa».

• Se prohíbe la venta de alimentos y bebidas con alto contenido en ácidos grasos saturados, ácidos grasos trans, sal y azúcares en las escuelas infantiles y centros escolares. Estos contenidos se establecerán mediante un reglamento.

• Los colegios deberán ofrecer menús infantiles que respondan a un correcto equilibrio nutricional y menús especiales para celíacos (intolerancia al gluten).

• Se declaran los centros escolares como espacios protegidos de la publicidad.

• Las empresas alimentarias deberán realizar registros que permitan a la Administración comprobar fácilmente el contenido de ácidos grasos trans en sus productos.

• Se elaborará una Estrategia de la Nutrición, Actividad física y Prevención de la obesidad (NAOS), que priorizará las medidas dirigidas a la infancia, adolescencia y mujeres gestantes.  

• Se creará un Observatorio de la Nutrición y de Estudio de la Obesidad, con el objetivo de disponer de información precisa sobre la realidad existente.

• Se prohíbe cualquier discriminación directa o indirecta por razón de sobrepeso u obesidad.

• Se prohíbe la aportación de testimonios de profesionales o científicos, reales o ficticios, o de pacientes reales o supuestos como medio de inducción al consumo en la publicidad de alimentos.

• Se regula la publicidad de alimentos destinados a los menores de 15 años.

• Se establecen los requisitos que deberán reunir los alimentos y piensos que se pongan en el mercado para considerarse seguros.

• El control en la frontera a la importación de alimentos y piensos es uno de los elementos clave para garantizar la seguridad alimentaria.

• El Estado, las CCAA y las entidades locales podrán concertar acuerdos para la creación de órganos mixtos de control o inspección, o para el establecimiento de otras fórmulas de cooperación.

• La AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición) desarrollará un Sistema de Información como instrumento de coordinación e intercambio de datos entre entidades profesionales, investigadores y administraciones públicas.

• Se creará una Red de Laboratorios de Seguridad Alimentaria, de la que formarán parte centros públicos o privados que participen en trabajos de control designados por las CCAA o por el Gobierno central.

Consecuencias en la industria alimentaria

No cabe duda de que a partir de ahora, las empresas alimentarias deberán adaptarse a un entorno en el que existe una presión social creciente sobre los productos alimentarios, tanto desde el punto de vista de la seguridad como en sus características nutricionales, todo ello en un contexto de contención de precios. En lo que respecta a seguridad, la Ley está en línea con lo que actualmente está en vigor en la legislación europea y por tanto, no va a requerir esfuerzos adicionales a las empresas.

Otra cosa distinta es la mejora nutricional de los productos. Este aspecto depende del consenso antes mencionado entre los diferentes actores sociales y del estado de la tecnología a nivel general y a nivel empresarial.

Un ejemplo de ello puede ser el acuerdo habido entre la Administración y los elaboradores, tanto industriales como artesanales, para rebajar el nivel de sal del pan en España, objetivo conseguido y que marca una pauta de cara al futuro.

De otra parte, las iniciativas empresariales han permitido la progresiva eliminación de las grasas hidrogenadas en la elaboración de alimentos. En cualquier caso, las empresas están obligadas a tener en cuenta los aspectos nutricionales en sus actividades de I+D y por tanto, a diseñar productos más saludables.

¿Ayudará a combatir la obesidad?

La pregunta no es sencilla y la respuesta compleja. El reciente estudio ALADINO, elaborado por la AESAN, muestra una prevalencia del 45% en el exceso de peso de los niños españoles de 6 a 10 años. Este dato debe hacer reflexionar a la sociedad en su conjunto e impulsar medidas en diferentes campos de actuación.

De hecho, la prohibición de venta de estos productos no es en general, sino dentro de las escuelas, cuya incidencia es baja en el contexto general de su consumo.

Por otra parte, ésta y otras medidas similares inciden en los efectos y no en las causas, aunque ello no quiere decir que no tengan un cierto efecto positivo por la concienciación que supone para los usuarios y para estimular a las empresas en el desarrollo de productos que cumplan con los requisitos.

Comentar también que los valores aceptables de estos componentes no están especificados en la ley y deberán concretarse en futuros reglamentos. En la actualidad, solamente existeun Documento Consenso sobre la Alimentación en Centros Escolares desarrollado por la AESAN, que sirve de guía solamente a título orientativo.

Una de las medidas más importantes para prevenir el sobrepeso y la obesidad es un adecuado estilo de vida.

Evitar el sedentarismo y la práctica de ejercicio físico es el mejor antídoto para su prevención, así como de otros futuros factores de riesgo como son la hipercolesterolemia o la hipertensión arterial.

No debemos olvidar que nuestros cuerpos son la herencia milenaria de adaptaciones fisiológicas a un nivel de actividad física mucho mayor y a una alimentación distinta de la actual, entendiendo como tal la de los países desarrollados o en vías de desarrollo.

Las medidas de todo tipo, destinadas a promover este estilo de vida, son las que tienen una mejor relación coste/beneficio para nuestra salud y evidentemente, para la de nuestros hijos.

Tampoco son desdeñables en una sociedad de la comunicación como la nuestra, las medidas destinadas al control de la publicidad de los productos alimenticios, sobre todo en lo referido a evitar el sobreconsumo y también para verificar el rigor de los mensajes que se emiten.
 

Consejos para una dieta sana

En primer lugar cabe destacar que el entorno familiar es un elemento clave para inculcar una dieta adecuada. Es difícil inculcar unos hábitos de alimentación correcta cuando en la vida familiar se practican otros distintos.

Son muy importantes los hábitos que se adquieren en la infancia ya que van a marcar profundamente los de la edad adulta.

Los niños tienden a imitar el comportamiento de los mayores y si están inmersos en un contexto de dieta equilibrada, más tarde o más temprano se integrarán en ella.

En nuestro contexto cultural, es importante mantener y promover la denominada “dieta mediterránea”, caracterizada por un consumo importante de frutas y verduras en todas sus variedades, cereales, una participación no desdeñable del pescado y un consumo moderado de carnes.

Todo ello con la participación del aceite de oliva como elemento central de la ingesta de lípidos. Son incontables los estudios que relacionan esta dieta con disminuciones de riesgo de enfermedades de todo tipo. Solamente la dieta tradicional japonesa tiene algún parangón con la nuestra.

Un error común consiste en utilizar la alimentación como un elemento de premio/castigo para los niños.

Ello clasifica automáticamente a los alimentos en buenos y malos, o lo que es peor, alimentos considerados adecuados para el niño son percibidos como una imposición obligada que debe evitarse en el futuro.

En este sentido, la paciencia y la perseverancia consiguen éxitos difíciles de conseguir por otros medios. Para estimular la curiosidad de probar nuevos alimentos, conviene evidenciar su consumo por parte de los padres y además, que el niño participe en mayor o menor grado en su preparación.

Finalmente, incidir una vez más en el hecho de que no existen alimentos buenos o malos, sino dietas correctas o incorrectas. Por ello, hay que tener en cuenta la pirámide nutricional y que tan malo es el abuso, como prohibir el consumo esporádico por ejemplo de dulces o de algún pastel ya que también forman parte de nuestra cultura.

5 comidas al día

En general, los niños deben hacer 5 comidas al día, aunque a veces con 4 es suficiente. No hay que obligar a los niños a hacer las 5 comidas si no las necesitan. La capacidad del estómago es limitada y de paso se evitan esfuerzos metabólicos que luego pueden pasar factura.

El desayuno debe concentrar alrededor del 25% de las calorías diarias necesarias.

Se considera también que un desayuno sano debe contener alimentos de tres grupos, como son lácteos, frutas y cereales o sus derivados.

Las estadísticas tampoco son buenas en este sentido ya que estudios recientes muestran que el 13% de niños no desayuna y solamente el 20% cumple con la recomendación mencionada.

El desayuno debe realizarse sentados en una mesa en vez de hacerlo de pie y corriendo como ocurre a veces. Levantarse de la cama diez minutos antes y comer reposadamente es un plus de calidad en la alimentación.

La merienda es un complemento adecuado para no llegar a la cena con hambre excesiva, evitando también el picoteo. No hay normas propiamente en este sentido pero es bueno variar entre diferentes tipos de alimentos. Hay muchas posibilidades: fruta, bocadillo y algún lácteo.

El pan es uno de los primeros alimentos del hombre después de pasar de cazador-recolector a agricultor, cosa que ocurrió hace unos 10.000 años. Evidentemente, hoy comemos panes muy distintos pero que forman parte intrínseca de nuestros hábitos alimentarios. Además, está en la base de la pirámide nutricional y por tanto, dentro de la categoría de alimentos de consumo diario.

Aunque existe la creencia de que el pan engorda, es un producto rico en carbohidratos como lo son el arroz, la pasta o las patatas.

Sin embargo, no debemos olvidar que más de la mitad de la energía diaria la debemos adquirir de los carbohidratos, lo cual incluye evidentemente a los niños. Por tanto, no hay alimentos buenos o malos sino dietas adecuadas o no.

En el caso de los niños y dependiendo de su dieta, puede ser conveniente ir alternando el pan blanco realizado con masa madre con pan integral.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/padres/por-lo-legal/nueva-ley-de-seguridad-alimentaria-4108

Ley de seguridad alimentaria: cómo afecta a tu negocio alimentario

Nueva ley de seguridad alimentaria

Legislación alimentaria Seguridad alimentaria en restauración colectiva

Una de las piedras angulares de la política alimentaria de las instituciones, especialmente de la Unión Europea, es garantizar un alto nivel de seguridad en los alimentos, y la ley de seguridad alimentaria, que en realidad no es una sola sino un paquete de medidas estatales y comunitarias (éstas últimas conocidas habitualmente como “paquete de higiene”), delimita esta garantía.

No es habitual encontrar información que resuma y haga más comprensible este marco normativo y las leyes que lo componen, por eso en SAIA intentaremos expresar los elementos clave de las leyes en general y de cada norma en particular para que las empresas relacionadas con los alimentos y el agua puedan conocer mejor cómo les afectan.

Elementos clave de la ley de seguridad alimentaria

El marco normativo para el desarrollo de la ley de seguridad alimentaria de cada estado proviene de la Unión Europea. A grandes rasgos, las novedades que aporta este paquete legislativo (8 reglamentos aprobados entre 2004 y 2017, que en diciembre de 2019 quedarán en 6 porque uno de ellos derogará dos anteriores) son:

  • Todo establecimiento que elabore alimentos o piensos debe estar registrado y/o autorizado por la autoridad competente.
  • La introducción de los principios de APPCC (es decir, los principios de Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico) en todas las empresas relacionadas con la alimentación (exceptuando las de producción primaria en explotaciones agrarias, donde son de muy difícil aplicación).
  • El desarrollo de guías de buenas prácticas de higiene por parte de diferentes organizaciones especializadas de diferentes sectores, junto con las organizaciones de consumidores y las autoridades competentes de cada estado miembro si procede. Un ejemplo de estas guías son la que llevó a cabo la Agència Catalana de Seguretat Alimentària para restaurantes, con la colaboración de SAIA, o otras muchas como las dirigidas a food trucks, a preparaciones concretas como sushi, para la venta de leche cruda, de cerveza artesana, etc. (podemos encontrar un listado aquí).
  • Permitir cierta flexibilidad en la aplicación de la ley de seguridad alimentaria (sin comprometer nunca el objetivo global de la ley) a pequeñas empresas, a los métodos de producción tradicional de alimentos y las actividades empresariales que se desarrollan en áreas aisladas geográficamente.
  • Prever ciertas excepciones en actividades como la producción primaria para uso privado (por ejemplo, la producción de leche para uso privado) y la venta directa de pequeñas cantidades de productos primarios en el mercado local (por ejemplo, venta de productos de huerto a vecinos).

El paquete de higiene europeo (ley alimentaria comunitaria)

De las leyes alimentarias más importantes a nivel comunitario, que se amplían en esta página del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, la más importante es:

Reglamento (CE) núm. 852/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, relativo a la higiene de los productos alimenticios.

Este reglamento hace especial hincapié en la aplicación de los principios del sistemaAPPCC (que no sustituyen los controles oficiales) en las empresas del sector alimentario (en las que no se incluyen, como hemos dicho más arriba en este post, las dedicadas a la producción primaria, es decir, el cultivo, la ganadería, la caza o la pesca)

¿De qué no se ocupa esta ley?

Esta ley alimentaria de la UE no profundiza en aspectos relativos a la nutrición, la composición o la calidad de los alimentos, ni su producción o preparación el hogar.

Tampoco el fomento del desarrollo de guías de prácticas concretas de higiene basadas en los principios de APPCC.

Esto, por el momento, lo aborda la legislación de los estados miembros, como veremos un poco más adelante en este post en la parte de normativa estatal, aunque existe la posibilidad de elaborar guías a escala de la UE si se estima necesario.

Además de este reglamento, en el paquete de higiene existen otros, como los anteriores 178/2002, sobre los principios de la legislación alimentaria (que se constituye en el marco legal que define toda la legislación futura del sector de la alimentación humana y animal), el 882 (que quedará derogado el 14 de diciembre de 2019 con el 2017/625, cuyas preguntas frecuentes pueden consultarse aquí) sobre los controles oficiales llevados a cabo para garantizar la verificación del cumplimiento de la legislación en materia de piensos y alimentos y la normativa sobre salud animal y bienestar de los animales, el 853 y 854 (que dejará también dejará de tener vigencia el 14 de diciembre de 2019 con el 2017/625), aprobados el mismo 29 de abril de 2004, que introducen normas específicas para la higiene y el control de los productos de origen animal.

También es importante el Reglamento (CE) 1169/2011, sobre la información alimentaria facilitada al consumidor, conocida coloquialmente como la ley de etiquetado, que explicamos anteriormente en este post.

Ley alimentaria estatal española

De las leyes alimentarias más importantes a nivel estatal, que profundizan en cuestiones como las prácticas correctas de higiene alimentaria en diferentes sectores y las pautas relativas a cuestiones relativas a la alimentación saludable, la actividad física y la prevención de la obesidad, la más importante es:

Ley17/2011, de 5 de julio, de seguridad alimentaria y nutrición.

Fue una ley muy esperada, ya que profundizan en los requisitos de seguridad de toda la cadena alimentaria, en el papel de la alimentación saludable y su afectación en la sociedad (haciendo especial hincapié en los comedores colectivos en general y escolares en particular) y su difusión (por ejemplo, su publicidad), la materialización de controles (y las sanciones por infracción) y la creación de organismos observadores y reguladores.

En este link de RTVE encontramos un compendio muy clarificador de las claves de esta ley.

Normativa autonómica

En el ámbito autonómico existen leyes de salud que concretan algunos aspectos de ámbito alimentario como el establecimiento herramientas de colaboración y cooperación entre las administraciones para mejorar la eficacia y la eficiencia de sus medidas, respetando sus ámbitos competenciales. Un ejemplo es el papel de la Agencia de Salud Pública de Cataluña en la ayuda a los ayuntamientos a la hora de prestar sus servicios mínimos en materia de salud pública a través de los convenios de encargo de servicios.

La Llei 18/2009, de 22 d’octubre, de salut pública de Catalunya.

Normativa municipal

Según la Llei de Salut Pública, los municipios de Catalunya deben prestar los servicios mínimos en el ámbito de la salud pública.

Un ejemplo de ello es la gestión del riesgo para la salud que pueden ocasionar los productos alimenticios en las actividades del comercio minorista, del servicio y la venta directa de alimentos listos para consumir (sean la actividad principal o secundaria de un establecimiento o con reparto a domicilio o sin él) de producción de ámbito local y del transporte urbano.

Además, los ayuntamientos también están implicados en la concesión de licencias de restauración y de venta ambulante (food trucks).

Asesoría en materia de normativa alimentaria

Es muy difícil estar al día de todos los derechos y obligaciones que otorga la ley de seguridad alimentaria y sus efectos prácticos en un negocio relacionado con la alimentación.

Por eso es muy recomendable recurrir a una consultoría en seguridad alimentaria cuya función principal es asesorar a este tipo de empresas en lo que concierne al cumplimiento de esa legislación para favorecer la buena reputación del negocio y evitar repercusiones económicas negativas derivadas de su infracción.

Quiero información

Saber más:

Legislación alimentaria Seguridad alimentaria en restauración colectiva

Inscríbete a nuestro newsletter y los recibirás a tu correo.

Источник: https://saia.es/ley-de-seguridad-alimentaria-como-afecta-a-tu-negocio-alimentario/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: