O que é cesárea natural?

Parto vaginal y cesárea: ¿en qué se diferencian?

O que é cesárea natural?

  • Mi bebé y yo
  • Parto
  • Tipos
  • Parto vaginal y cesárea: ¿en qué se diferencian?

Mi bebé y yo

En primer lugar, a diferencia del parto vaginal, la cesárea es una operación quirúrgica que dura entre 20 y 30 minutos, y que, si se programa, no debe ser antes de las 39 semanas (a menos que existan condiciones de riesgo).

Seguidamente, os enumeramos las principales diferencias entre un parto vaginal y una cesárea en cuanto al dolor, la experiencia de la mamá y del bebé, y su relación con la relación.

Dolor

  • Con la operación quirúrgica, a diferencia del parto vaginal, la dilatación no se produce y el dolor no está presente.
  • En general, se efectúa con anestesia espinal, que, en pocos minutos, provoca un bloqueo tanto sensorial como motor de la zona que va desde 10 cm por encima del ombligo a las extremidades inferiores, si bien permite mantenerse despierta.
  • El efecto de la anestesia dura entre una hora y una hora y media, y es necesario introducir a la mamá un catéter vesical, porque no se advierte el estímulo de la orina. En las 24-48 horas posteriores, el dolor todavía se controla con analgésicos y antiinflamatorios por vía endovenosa.

El tipo de experiencia

  • En el quirófano, la mamá no puede hacer otra cosa que delegar el nacimiento en el personal sanitario, lo cual no sucede en un parto vaginal.
  • A diferencia de otros tiempos, cuando se administraba anestesia general, hoy en día, se puede asistir al nacimiento y ver al bebé nada más nacer (a veces, incluso la presencia del papá es posible, si el hospital o la clínica lo permiten).
  • Sin embargo, no se puede coger al bebé en brazos hasta que se regresa a la habitación en planta. Una experiencia que, si no se había previsto o solicitado, puede dejar en la mamá una sensación de “inconclusión”.

(Te interesa: El hospital Vall d'Hebron humaniza los partos por cesárea)

La experiencia por parte del bebé 

  • Ver la luz en un quirófano es como despertarse de repente. El paso del templado y oscuro líquido amniótico al frío y a la luz quirúrgica se produce de forma brusca, y la adaptación a la vida extrauterina es más traumática con la cesárea.
  • Tanto es así, que se ha comprobado que el nacimiento sin trabajo de parto expone a un riesgo de estrés respiratorio tres veces superior respecto a los bebés que nacen por parto vaginal (porque los pulmones se preparan para respirar al pasar por el canal del parto).

La recuperación

  • La cesárea no provoca lesiones en el periné, cosa que sí puede suceder en un parto vaginal, pero comporta una cicatriz de 10-12 cm por encima del pubis, justo debajo de la línea del biquini.
  • Para extraer al niño, el ginecólogo procede cortando la piel; a continuación, las franjas musculares y, por último, el útero. Se trata de una intervención quirúrgica en toda regla, a la que le sigue lo que debe considerarse una convalecencia a todos los efectos.
  • Durante varios días, la herida “tira” y duele, sobre todo, a la hora de agacharse y levantarse, además de la consiguiente pérdida de tono de los abdominales.

La lactancia

  • Con la cesárea, a diferencia del parto vaginal, el recién nacido se suele confiar al papá, pues la mamá debe terminar la intervención y verá al niño al regresar a la habitación.
  • Todavía se encuentra bajo el efecto de la anestesia espinal y de los demás fármacos (antibióticos, antiinflamatorios y analgésicos), tiene la vía en el brazo y la sonda para hacer pipí.
  • Además, no puede comer en varias horas y no disfruta del efecto beneficioso de las endorfinas naturales y del resto de hormonas activadas por la dilatación.
  • Por lo tanto, no se trata de la mejor forma de iniciar la lactancia, pero es importante que tenga al bebé a su lado (rooming in) y que reciba ayuda por parte de la familia y de las matronas para ponerle al pecho lo antes posible.
  • En cualquier caso, la cesárea no debería suponer ningún obstáculo para las mamás que desean dar el pecho a sus bebés. El personal sanitario, la matrona, las enfermeras y el obstetra deben informar, asesorar y acompañar a la mamá en el camino a la lactancia materna, si así lo desea.

……….

¿Cómo ha sido tu experiencia de parto vaginal o de cesárea? ¡Nos encantaría conocer tu opinión!

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/parto/tipos-de-parto/cesarea-diferencias

¿Es mejor el parto natural o la cesárea? – Ventajas y desventajas

O que é cesárea natural?

La decisión de la forma de dar a luz a un bebé, parto natural o cesárea, no es de los futuros padres.

Normalmente, el médico especialista que lleva el seguimiento del embarazo y que asistirá el alumbramiento será el responsable de determinar qué método es el mejor en función de las características de la mujer, del bebé y de cada situación en particular.

Además, una vez llegado el momento del parto, es posible que sea necesario cambiar de opinión con el fin de evitar riesgos. Esto suele suceder cuando en un primer momento se había programado un parto vaginal y, a continuación, se ha practicado una cesárea.

Parto natural

El parto natural o vaginal hace referencia a la salida del bebé por el orificio vaginal de la madre. Para ello, es necesario que este orificio se dilate, dando lugar al característico dolor del parto. Las contracciones uterinas que ayudan a expulsar al feto también son responsables de este dolor.

Cabe destacar que, aunque los términos parto vaginal y parto natural hacen referencia a lo mismo, no lo son. Esto significa que el parto vaginal no siempre es natural, ya que es posible utilizar anestesia epidural.

A continuación, se exponen los beneficios e inconvenientes del parto vaginal, independientemente del uso o no de anestesia.

Ventajas

Para la mayoría de mujeres, el parto natural es una experiencia única, ya que pueden estar conscientes durante todo el proceso y ver al bebé nada más nacer.

Además de esto, existen otros factores positivos a favor del parto natural:

  • No necesita una intervención quirúrgica, la cual conlleva riesgos de hemorragias, coágulos, bloqueos intestinales, etc.
  • El periodo de recuperación es mucho más rápido y menos doloroso que en la cesárea. La mujer puede reincorporarse casi inmediatamente a su vida normal.
  • La pérdida de sangre durante el parto es menor que en el caso de la cesárea.
  • Hay un menor riesgo de desarrollar infecciones urinarias o en el endometrio (endometritis).
  • El bebé tiene una mejor oxigenación general y cerebral. Su adaptación a la vida extrauterina es menos traumática al pasar por el trabajo de parto.
  • Hay una estimulación de los sentidos del bebé durante su paso por el canal del parto.
  • Es posible tener más hijos sin esperar muchos años entre uno y otro y, además, no existe un límite de partos vaginales que pueda tener la mujer.
  • El cuerpo de la madre libera oxitocina para favorecer la formación de leche y el vínculo afectivo entre la madre y el bebé.

Ventajas del parto natural

También es importante destacar que, al contrario de lo que ocurre en el parto por cesárea, el futuro papá puede ser partícipe del momento del nacimiento de su hijo durante un parto natural, siendo un gran apoyo para la madre.

Desventajas

Por otra parte, el parto natural también cuenta con una serie de inconvenientes que la mujer debe tener presente, aunque son menores que en el caso de la cesárea. A continuación, se enumeran algunas de las desventajas del parto vaginal:

  • Los dolores son muy intensos en el momento de dar a luz por la dilatación de la vagina y las contracciones.
  • Existe riesgo de desgarro en el perineo.
  • Es posible que sea necesario realizar una episiotomía (corte vaginal) para facilitar la salida del bebé.
  • Riesgo de sufrir incontinencia urinaria posparto o disfunción sexual.
  • La duración del trabajo de parto. Las madres primerizas dilatan un promedio de un centímetro por hora, pudiendo alargarse esta fase del parto hasta las 10 horas o más.

Inconvenientes del parto natural

Por otro lado, no es posible saber con exactitud en qué momento la mujer empezará a sentir contracciones para dirigirse hacia el hospital. Por tanto, la mujer debe estar alerta durante varios días hasta salir de cuentas.

Parto por cesárea

El parto por cesárea es aquel en el que el bebé sale del vientre materno a través de un corte realizado en el abdomen y útero de la mujer. Se trata de una intervención quirúrgica mayor y, como tal, presenta ciertos riesgos.

La cesárea debe realizarse bajo anestesia. Actualmente, se suele utilizar la anestesia epidural, aunque en el pasado era común utilizar la anestesia general.

En la sociedad es bastante común escuchar que un bebé nacido por cesárea sufre menos durante el parto y, por tanto, nace con mejor color y aspecto. No obstante, la cesárea también puede complicarse y presentar varios riesgos para la salud de la madre y del bebé.

¿Los partos de nalgas siempre terminan en cesárea?

Por Dr. Rubén Baltá I Arandes (ginecólogo).

La presentación de nalgas (de culo o con los pies mirando hacia abajo) tiene una incidencia de entre el 3 y 4%. El parto vaginal en presentación podálica ha demostrado mayor incidencia de problemas a la hora del parto y pobres resultados perinatales frente al parto en cefálica.

Por ello, es una indicación médica la realización de una cesárea programada a las 39 semanas, considerándose un procedimiento más seguro para el recién nacido.

Sin embargo, la cesárea no está exenta de riesgos maternos principalmente, por lo que una de las recomendaciones actuales es la realización de una versión cefálica externa (intentar girar al bebé mediante maniobras obstétricas externas).

¿Cuándo se recomienda el parto natural y cuándo el parto por cesárea?

Por Dr. Rafael Collazos Robles (ginecólogo).

El parto es el momento más especial y esperado por la mayoría de las gestantes. El parto se puede dar por vía vaginal o mediante cesárea.

La vía más fisiológica es la vía vaginal. Sin embargo, existen circunstancias en las que está indicado realizar el parto mediante cesárea para salvaguardar la salud de la madre y del feto.

Existen 3 tipos de cesárea:

La cesárea electivase realiza por la presencia de alguna patología materna o fetal como placenta previa, presentación de nalgas, transversa u oblícua, macrosomía fetal, infecciones activas del canal del parto, 2 cesáreas anteriores, algunos casos de alteración en el crecimiento y gestaciones múltiples.La cesárea indicadase recomienda en el curso de un trabajo de parto por distintas alteraciones como detención de la dilatación o descenso, desproporción céfalo pélvica, parto detenido, etc.La cesárea urgentees aquella en la que corre peligro la vida de la madre y el feto como consecuencia de una patología aguda grave.

¿Qué es mejor, un parto vaginal o una cesárea?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Hay muchas teorías acerca de cómo debe ser el parto, así como muchos médicos a favor de la cesárea y otros muchos defensores del parto natural.

Cabe destacar que el parto vaginal es un proceso natural. El cuerpo de la mujer está preparado hormonal y mecánicamente para poderlo llevar a cabo aún sin intervención médica. Sin embargo, pueden surgir imprevistos en el momento del parto que obliguen a los profesionales a tomar la decisión de hacer una cesárea.

Por otra parte, hay mujeres que prefieren dar a luz por cesárea porque tienen miedo al dolor, pero hay que tener en cuenta que la recuperación es mucho peor que con el parto natural. Además, las mujeres con cesárea necesitarán asistencia y ayuda de familiares durante los primeros días, ya sea para rutinas diarias como para cuidar al recién nacido.

En cualquier caso, en el momento del parto siempre se actuará teniendo en cuenta la salud tanto del futuro bebé como de la madre que va a dar a luz.

¿Cuáles son las indicaciones de una cesárea?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La forma general de actuar al final de un embarazo es el parto natural y únicamente se procederá a realizar una cesárea en determinadas situaciones como las siguientes:

  • Anormal frecuencia cardíaca del bebé
  • Posición del bebé que dificulte el parto natural
  • Problemas del desarrollo del bebé como espina bífida o hidrocefalia
  • Algunos casos de embarazo múltiple
  • Infección genital de la madre
  • Enfermedad grave de la madre
  • Que el parto natural se prolongue demasiado
  • Placenta previa o desprendimiento de la placenta
  • Prolapso de cordón umbilical

En general, cualquier situación que haga peligrar la vida del bebé o de la madre será indicativa para hacer una cesárea.

¿El parto por cesárea es bueno o malo?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Al igual que ocurre en el parto vaginal, existen ventajas e inconvenientes cuando un bebé viene al mundo a través de una cesárea.

Por ejemplo, un beneficio de la cesárea es que la mujer no sentirá dolor y el procedimiento es corto, alrededor de 30 minutos. Además, el parto mediante cesárea programada permite a la mujer conocer el día exacto que tendrá a sus bebé en los brazos.

Sin embargo, la cesárea es una intervención quirúrgica y pueden surgir infecciones y/o daño a otros órganos. Además, en el caso de querer dar lactancia natural, será más complicado porque no se genera oxitocina.

Lectura recomendada

Si quieres saber todos los detalles sobre cómo es el parto natural, te recomendamos visitar el siguiente post: El parto natural paso a paso.

En cuanto a la cesárea, te invitamos a leer el siguiente artículo para conocer todo lo relacionado con este tipo de parto: ¿Cómo se realiza una cesárea?

Источник: https://www.reproduccionasistida.org/parto-natural-y-cesarea-ventajas-y-desventajas/

Parto normal o cesárea: principales diferencias y cómo escoger

O que é cesárea natural?

El parto natural es mejor para la madre y el bebé, además de una recuperación más rápida, permite que la madre pueda cuidar del bebé más pronto, presentando menos dolor y sangrado, así como menor riesgo de infección. Además de esto, el bebé tendrá menos riesgo de presentar problemas respiratorios.

Sin embargo, la cesárea puede ser la mejor opción de parto en algunos casos, como cuando el bebé se encuentra de nalgas (cuándo el bebé está sentado), gemelar (cuándo el primer feto está en posición anómala), cuándo ocurre desproporción cefalopélvica o en los casos donde se sospecha de desprendimiento de la placenta o placenta previa total, ocluyendo el canal de parto.

Diferencias entre parto natural y cesárea

El parto normal y la cesárea varían entre si con respecto al trabajo de parto y al periodo postparto. Vea en la siguiente tabla las principales diferencias entre los dos tipos de parto:

Parto natural

Cesárea

Recuperación más rápida

Recuperación más lenta

Menor dolor en el postparto

Mayor dolor en el postparto

Menor riesgo de complicaciones

Mayor riesgo de complicaciones

Cicatriz menor

Cicatriz mayor

Menor riesgo del bebé de nacer prematuro

Mayor riesgo del bebé de nacer prematuro

Trabajo de parto más largo

Trabajo de parto más corto

Con o sin anestesia

Con anestesia

Amamantamiento más fácil

Amamantamiento más difícil

Menor riesgo de enfermedades respiratorias en el bebé

Mayor riesgo de enfermedades respiratorias en el bebé

En los casos de parto natural, generalmente la madre puede levantarse luego para cuidar del bebé, no tiene dolor después del parto y los partos futuros son más fáciles, duran menos tiempo y el dolor es aún menor, mientras que en la cesárea, la mujer sólo puede levantarse al cabo de 6 a 12 horas después del parto y los partos futuros de cesárea son más complicados.

Es posible que la mujer no sienta dolor durante el parto natural si recibe anestesia epidural o peridural, que es un tipo de anestesia que es colocada exactamente por fuera del saco de líquido alrededor de la médula espinal, denominado espacio epidural, para que la mujer no sienta dolor durante el trabajo de parto y no perjudicar al bebé. Conozca más sobre la anestesia peridural.

En los casos de parto natural, en que la mujer no quiere recibir la anestesia, tiene el nombre de parto natural, y la mujer puede adoptar algunas estrategias para aliviar el dolor, como cambiar de posición o controlar la respiración.

Indicaciones de la cesárea

La cesárea está indicada en los siguientes casos:

  • Embarazos de gemelos cuándo el primero feto está pélvico o en alguna presentación anormal;

  • Sufrimiento fetal agudo;

  • Bebés muy grandes, por encima de 4.500 g;

  • Bebé en la posición transversal o sentado;

  • Placenta previa, desprendimiento prematuro de la placenta o posición anormal del cordón umbilical;

  • Malformaciones congénitas;

  • Problemas maternos como HIV, herpes genital, enfermedad cardíaca o pulmonar grave o enfermedad inflamatoria intestinal;

  • Realización de dos cesáreas anteriores.

Además de eso, la cesárea también está indicada cuando se intenta inducir el trabajo de parto a través de medicamentos (se intenta una prueba de trabajo de parto) y este no progresa. Sin embargo, es importante recordar que el parto por cesárea trae mayores riesgo de complicación durante y después de la cirugía.

¿Qué es el parto humanizado?

El parto humanizado es un parto en que la embarazada tiene control y decisión sobre los aspectos del trabajo de parto, como posición, sitio de parto, anestesia o presencia de familiares y donde el obstetra y el equipo están presentes para poner en práctica las decisión y deseos de la embarazada, teniendo en consideración la seguridad y la salud de la madre y el bebé.

De esta forma en el parto humanizado, la embarazada decide si quiere un parto natural o cesárea, anestesia, si lo realiza en la cama o en el agua, por ejemplo, respetando el equipo médico las decisiones, siempre que no se coloque en riesgo a la madre y al bebé. Para saber más ventajas del parto humanizado consulte: Cómo es un parto humanizado.

Conozca más sobre las fases del trabajo de parto.

¿Tienes alguna duda? Haz click aquí para ser respondido.

Источник: https://www.tuasaude.com/es/parto-natural-o-cesarea/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: