Ovulación y angustia, ¿están relacionadas?

¿Ovulación es lo mismo que menstruación? Te lo contamos

Ovulación y angustia, ¿están relacionadas?

La ovulación no es lo mismo que la menstruación, ni ocurren en el mismo momento del ciclo. A continuación te explicamos con detalle las diferencias, los síntomas de cada uno de ellos y cómo afecta a la fertilidad:

Qué es la menstruación

La menstruación es el desprendimiento del endometrio, que es la capa del útero donde se produce la implantación del óvulo fecundado o embrión. Ante la falta de fecundación o cuando el embrión no consigue implantar, el endometrio se descama en forma de sangre menstrual, que es lo que conocemos coloquialmente como “la regla”.

El ciclo menstrual de la mujer tiene una duración aproximada de 28 días y podemos dividirlo en tres fases principales:

  • La fase folicular: desde el día uno hasta la ovulación, que ocurre normalmente el día 14 del ciclo. En esta fase tiene lugar el crecimiento de un conjunto de folículos (pequeños saquitos del ovario donde crecen los óvulos), aunque solo uno de ellos, el dominante, llegará a la fase ovulatoria; el resto degenera.
  • Fase ovulatoria u ovulación: se produce a mitad de ciclo y se caracteriza por la rotura del folículo dominante y la expulsión del óvulo a las trompas de Falopio.
  • Fase lútea: ocurre desde la ovulación hasta el final del ciclo. En esta etapa, el endometrio crece en grosor y cambia su textura para poder albergar al embrión.

En caso de no haber implantación embrionaria, el endometrio uterino se descama, es decir, ocurre la menstruación. Esto marca el inicio de un nuevo ciclo.

Los síntomas de la menstruación son diferentes en cada mujer, pero algunos se repiten con más asiduidad. Entre los más habituales destaca el dolor en la parte baja de la espalda, las mamas hinchadas y doloridas, dolores de cabeza, fatiga e irritabilidad. Y respecto al endometrio, uno de los problemas más habituales es la endometriosis.

Qué es la ovulación

En cuanto a la ovulación femenina, es el momento del ciclo menstrual en el que el óvulo sale del ovario y se dirige a las trompas de Falopio, donde espera al espermatozoide para que se produzca la fecundación y así pueda comenzar el embarazo.

Síntomas de ovulación

Aunque lo habitual es hablar de síntomas premenstruales y pequeñas molestias durante la regla o periodo, hay mujeres que también tienen ovulaciones dolorosas o acompañadas de un ligero sangrado de color rosáceo.

Por otra parte, durante la ovulación se producen una serie de cambios en el cuerpo de la mujer que pueden serle útiles para determinar los días fértiles de ovulación cuando se está buscando el embarazo. Los más comunes son:

  • Cambios en el flujo vaginal: en los días cercanos a la ovulación, el flujo se vuelve más claro y elástico, adquiriendo una textura similar a la de la clara de huevo. Además, su acidez disminuye para facilitar el paso de los espermatozoides.
  • Aumento de la temperatura corporal: la temperatura basal de la mujer aumenta más o menos 0.5 ºC tras la ovulación.

Cuándo se produce la ovulación

La regla ocurre los 4 o 5 primeros días del ciclo menstrual mientras que los días de ovulación giran en torno al día 14. Por tanto, la menstruación ocurre antes del período de ovulación. Si te preguntas cuántos días después de la ovulación se menstrua, el cálculo nos dice que aproximadamente dos semanas después.

En cualquier caso, debemos tener en cuenta que esto puede variar, pues no todas las mujeres tiene ciclo regulares. Las irregularidades menstruales complican la búsqueda del embarazo, ya que resulta más difícil conocer el momento de la ovulación. Uno de los signos y síntomas de infertilidad femenina más comunes son los ciclos menstruales demasiado cortos o largos.

Por otra parte, también es importante saber que hay ciclos con sangrado menstrual sin ovulación (ciclos anovulatorios).

Ovulación, menstruación y fertilidad

Para que el embarazo tenga lugar es necesario que el óvulo salga del ovario, se fusione con el espermatozoide. El embrión resultante de dicha unión debe implantarse en el endometrio para seguir su desarrollo hasta el parto.

Fuera del ovario, el óvulo sobrevive unas 24 horas. Por ello, es fundamental que la eyaculación coincida con la ovulación. De lo contrario, óvulo y espermatozoide no lograrán ponerse en contacto y el embarazo no tendrá lugar.

Los espermatozoide tiene una supervivencia de entre 3 y 5 días dentro del aparato reproductor femenino. Por esta razón, cuando se busca el embarazo, se recomienda mantener las relaciones sexuales en los días próximos a la ovulación, los llamados  “días fértiles de la mujer”.

Las probabilidades de embarazo aumentan significativamente si se tienen las relaciones sexuales en los días de mayor fertilidad, para lo que es fundamental conocer el momento de la ovulación.

No obstante, desde Minifiv aconsejamos no obsesionarse con esto, pues el control riguroso del ciclo menstrual puede resultar contraproducente en la búsqueda del embarazo debido a la ansiedad y estrés generado.

Источник: https://www.minifiv.es/blog/ovulacion-menstruacion

¿Cuáles son los síntomas de la ovulación?

Ovulación y angustia, ¿están relacionadas?

A pesar de que en cada mujer los síntomas de ovulación sean diferentes, lo cierto es que sí que hay una serie de indicadores físicos que pueden ayudarte a determinar tus días fértiles.Así, aumentes las posibilidades de quedarte embarazada. Estos síntomas no son determinantes, pero sí que suelen ser bastante frecuentes. ¿Los conocemos? 

Síntomas generales de la ovulación

Si estás buscando quedarte embarazada y quieres aprovechar tus días más fértiles, es importante estar pendiente de algunos de estos indicadores físicos, que suelen acontecer durante la ovulación:

  • Dolores abdominales. Muchas mujeres sienten calambres o dolores agudos durante la ovulación, que puede durar desde unos minutos hasta unas horas. Estos dolores se deben a la ruptura del folículo que da lugar a la salida del óvulo, el cual contiene un líquido que irrita el peritoneo y produce dolor.
  • Mucosa cervical o flujo vaginal. Antes y durante la ovulación, el moco cervical suele aumentar su volumen, volverse más espeso o cambiar de color.
  • Temperatura basal. Cuando una mujer ovula, tiene cambios en la temperatura basal. Puedes utilizar un termómetro corporal cualquiera para saber si ha aumentado algunas décimas.
  • Hipersensibilidad mamaria. Algunas mujeres, cuando ovulan, pueden sentir una mayor sensibilidad en las glándulas mamarias.
  • Cambios de ánimo. Los cambios hormonales hacen que las mujeres que están ovulando tengan cambios de ánimo drásticos, como el llanto fácil. Estos mismos cambios pueden producir cefaleas, convulsiones o edemas.
  • Aumento de la libido. Aproximadamente, sobre el día 14 desde el primer día de la regla, se suele producir la ovulación. Este suele ser el día del mes en el que eres más fértil. La naturaleza manda señales; de ahí que durante este proceso natural de la mujer, tengas un mayor apetito sexual.

¿Estás buscando un embarazo?

Si buscas quedarte embarazada, puedes servirte de este calculadora de días fértiles con la que podrás conocer los días de tu ovulación. Esto te ayudará a conocer la fecha idónea, aunque recuerda que ningún calendario de ovulación es 100% fiable.

De hecho, los expertos en ginecología aseguran que en la vida fértil de una mujer no todo sucede de la misma manera. La falta de cualquiera de estos indicadores físicos mostrados anteriormente no implica que no haya ovulación.

Asimismo, muchas mujeres utilizan tests de ovulación para poder identificar los días más fértiles, como los sticks de ovulación, que evalúan los niveles de LH en la orina, o el test de ovulación Persona, que combina la determinación de los niveles de LH juntamente con los de otra hormona fundamental para la ovulación: el estradiol. 

4 síntomas de ovulación poco conocidos

El cuerpo nos indica, a través de varios síntomas, en qué momento del ciclo menstrual nos encontramos. Los síntomas más conocidos y fáciles de idenfiticar son los relacionados con la menstruación, que se asocia al momento de más debilidad del mes, con molestias y trastornos bastante notables en algunas mujeres.

Sin embargo, no debemos olvidar otros momentos relevantes del ciclo menstrual. La ovulación es el más interesante para aquellas mujeres que buscan quedarse embarazadas. 

La ovulación también tiene sus síntomas que, como ocurre con la regla, algunas mujeres notan más que otras. De hecho, estos síntomas pueden llegar a ser más notables que los de la propia menstruación: dolores abdominales, hipersensibilidad mamaria, cambios de humor… Algunos de los síntomas de ovulación nos son muy familiares, pero otros son menos conocidos.

1. Dolor de cabeza

El dolor de cabeza durante los días de la ovulación es bastante habitual y, si la intensidad del dolor no es demasiado fuerte, no debes alarmarte. En algunas mujeres, este dolor de cabeza viene acompañado de náuseas, debido a los cambios hormonales que sufre el organismo. 

Si tienes dolores de cabeza cada mes, te aconsejamos que cojas un calendario y, si eres regular con tu ciclo menstrual, observes si te encuentras en la fase de la ovulación. Para quedarte más tranquila, siempre puedes acudir al médico.

2. Dolor de espalda y riñones

Los cambios que se producen en el cuerpo durante la ovulación se reflejan en la espalda y en los riñones. Por tanto, es habitual notar pequeños calambres en la zona lumbar baja durante este período. 

Estos dolores pueden acompañarse por algunas molestias en la zona de los riñones, como pequeños tirones.

Con el fin de aliviar el dolor, puedes tomar un antiinflamatorio, aunque no es conveniente abusar de ello. Es preferible que optes por descansar más, adoptar una buena postura en el trabajo, utilizar calzado cómodo, etc. Como remedios naturales frente al dolor puedes utilizar bolsas de agua caliente o tomar infusiones.

3. Hinchazón

Algo muy habitual durante la ovulación es sentirse más hinchada debido a la retención de líquidos, que hace que aumentes de peso y de volumen. Se trata de un efecto pasajero, pero que puede ser muy molesto. Será tu cuerpo el que te dirá cómo actuar, por lo que es importante que aprendas a escucharlo. 

Posiblemente, durante estos días te apetecerá más estar en reposo que no practicar ejercicio físico, que puede ser algo molesto si te sientes hinchada. 

4. Gases

Los gases son un claro y muy habitual síntoma de ovulación del que se habla poco y que está muy relacionado con la hinchazón. 

Para aliviar el aumento de gases durante estos días, puedes modificar algunas pautas de alimentación, rechazando productos que los potencian, como las legumbres o la coliflor. Los gases suelen venir acompañados de dolor de barriga, que puedes aliviar tumbándote y descansando. También puedes aplicarte una bolsa de agua caliente.  

Dolor en la ovulación: ¿qué causas lo provocan?

Es muy habitual que durante la ovulación aparezca el denominado dolor intermenstrual, que tiene lugar cuando el folículo se rompe y libera el óvulo. Algunas mujeres tienen dolor intermenstrual todos los meses; otras solo en ocasiones.

A día de hoy todavía no se conoce con exactitud la causa que ocasiona este dolor intermenstrual, aunque existen posibles motivos: 

  • Liberación de un óvulo durante la ovulación.
  • Crecimiento del folículo, que estira la superficie del ovario, lo que provoca dolor.
  • Irritación del revestimiento de la zona del abdomen producida por la sangre o el líquido liberados durante la rotura del folículo.

Si se padece dolor en cualquier otro momento del ciclo menstrual debes saber que no se trata de dolor intermenstrual, sino que es otro tipo de dolor. Puede ser un dolor menstrual normal (dismenorrea), si ocurre durante el período menstrual, o puede deberse a otros problemas abdominales o pélvicos. 

Remedios caseros para el dolor de ovulación

En ocasiones, cuando una mujer padece un dolor intermenstrual intenso, el médico le receta un medicamento o tratamiento a seguir.

Sin embargo, en otras ocasiones es mejor optar por remedios naturales.

Seguir una alimentación saludable, beber agua y llevar una vida saludable, que incluya la práctica de actividad física regular, son factores que ayudan a aliviar este tipo de dolor.

Te detallamos algunos remedios caseros que pueden ayudar mucho a contrarrestar el dolor de ovulación:

  • Tomar infusones: beber infusiones calientes, como la manzanilla, permite calmar el dolor y también relaja. 
  • Darse baños con agua caliente: son buenos para relajar toda la musculatura y permiten mitigar la sensación de dolor.
  • Aplicar calor seco en la zona abdominal: es una práctica muy efectiva y para llevarla a cabo puedes utilizar unos saquitos específicos, formados por semillas, que se calientan en el microondas.
  • Tomar té de jengibre: el jengibre alivia el dolor menstrual, ya que es un antiinflamatorio y antiespasmódico natural que reduce la inflamación en el vientre.
  • Tomar un café: el café tiene propiedades antioxidantes, pero también antiinflamatorias, por lo que puedes tomar uno bien cargado por la mañana.
  • Apostar por los suplementos de calcio, vitamina D y magnesio: estos suplementos complementen la falta de vitaminas, pero es mejor asesorarse por el médico antes de tomarlos. 

……..

¿Conoces cuáles son tus días más fértiles? ¿Te has servido de algún test o calendario de ovulación para calcularlo? ¡Deja tu comentario!

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/quedar-embarazada/quiero-tener-un-hijo/sintomas-ovulacion

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: