Ovulación y embarazo seguro

Semana 2 de embarazo: se produce la ovulación

Ovulación y embarazo seguro

Después de haber transitado la semana 1 de embarazo, continuamos nuestro recorrido por el Embarazo Semana a Semana con la Semana 2 de embarazo.

Como hemos comentado en el post anterior, la duración del embarazo es de 40 semanas a partir del primer día de la última menstruación. Por tanto, durante la primera semana tendrás la regla, mientras que la segunda semana el cuerpo de la mujer se prepara para la ovulación, siempre hablando de un ciclo femenino normal de 28-30 días.

Desde el comienzo de la menstruación hasta el momento en que el ovario libera el óvulo se produce la fase folicular. Durante la fase folicular se producen cambios en la cavidad uterina, en la mucosa endometrial, para prepararse para la posible implantación de un embarazo.

Hacia el final de la segunda semana se producirá la ovulación, que sucede en los 2-3 días centrales del ciclo y dependerá de la duración de tu ciclo.

La ovulación consiste en la liberación del óvulo o huevo maduro que desciende por las trompas de falopio hasta el útero esperando ser fertilizado por un espermatozoide.

Si no se produce la fertilización durante el periodo de tiempo en el que el óvulo está dispuesto, el cuerpo de la mujer se da cuenta que no hay embarazo, y se va preparando para eliminar el óvulo con la siguiente menstruación. Al día siguiente el ciclo vuelve a empezar.

Si se mantienen relaciones sexuales de forma regular, todos los días o cada dos días, en esos días es probable que quedes embarazada.

Debes tener en cuenta que los espermatozoides permanecen vivos entre 48-72 horas dentro del cuerpo de la mujer, por tanto si mantienes relaciones los días previos a producirse la ovulación también hay probabilidad de embarazo.

Conoce tus días fértiles

Los días fértiles son los días en los que tienes una mayor probabilidad de quedar embarazada.

Los ciclos de la mujer suelen abarcar 28 o 30 días, por lo que serán los días centrales del ciclo los más propicios para quedarse embarazada: 14 o 15 días después del primer día de menstruación.

Si tu ciclo es de 23 días, la ovulación se producirá, en teoría, los días 11, 12 y 13 del ciclo. En cambio si tu ciclo tiene una duración de 30 días, se producirá los días 15, 16 y 17 del ciclo, como vemos en el recuadro.

De todas maneras, como sabéis cada mujer es un mundo. Las mujeres con ciclos irregulares, o que tengan el ciclo desajustado como es el caso de las mujeres con síndrome de ovarios poliquísticos (SOP), tienen más complicado calcular el momento de la ovulación y por tanto cuáles son sus días fértiles.

Aún así, hay señales que te permiten identificar el momento de la ovulación y ayudarte a reconocer tu periodo de mayor fertilidad.

Signos de que se va a producir la ovulación

Hay indicadores que pueden ayudarte a identificar cuáles son tus días fértiles.

  • Moco cervical: modificaciones en el moco cervical indican que te encuentran en tu período fértil. En estos momentos del ciclo la película de moco y su pH se incrementa hacia la neutralidad (disminuyendo su acidez), lo que hace que su consistencia sea más elástica, con forma de hilos elásticos (se estira y no se corta). Se se suele comparar a la consistencia de la clara de huevo.
  • Temperatura basal: La temperatura basal es la temperatura corporal cuando nos despertamos. A consecuencia de los cambios hormonales la temperatura suele aumentar entre 0,3ºC y 0,5 ºC en los 2 o 3 días posteriores a la ovulación. Al registrar las oscilaciones en la temperatura basal durante algunos meses, podréis establecer vuestro calendario. Si las mediciones son similares en esos meses, sabemos que manteniendo relaciones sexuales a partir de los días anteriores al cambio de temperatura tendremos más probabilidades de quedar embarazadas, pues se supone que hemos ovulado.

En la semana 2 de embarazo no estás embarazada todavía, sino que tu cuerpo se prepara para la ovulación que se producirá, dependiendo de cada mujer, en esta semana o en la posterior. Se liberará el óvulo que será fecundado por un espermatozoide dando lugar a una nueva vida.

Siguiente semana: Semana 3 de embarazo

En Bebés y más | Embarazo semana a semana: de la concepción al nacimiento

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/semana-2-de-embarazo

Calculadora de la ovulación y días fértiles de la mujer

Ovulación y embarazo seguro

Con nuestra calculadora de la ovulación podrás saber cuándo están listos tus óvulos para ser fecundados. Aprovecha tus días fértiles para lograr tu sueño, quedarte embarazada.

Los días previos al proceso de la ovulación también pueden ayudarte: como el espermatozoide vive entre 24 y 48 horas dentro del útero, es posible que se produzca una gestación si se tienen relaciones en este periodo, llamado por los ginecólogos periovulatorio: es tu ventana fértil, que puede durar unos dos días.

Te animamos a diseñar tu propio calendario de fertilidad con nuestra calculadora de días fértiles de la mujer.

Cómo funciona la calculadora de la ovulación

Calcular la fecha de tu ovulación es básico para conseguir el embarazo. Aquí tienes la calculadora de la ovulación que te va a permitir saber cuáles son tus días fértiles, es decir, las fechas en las que si mantienes relaciones sexuales tienes más posibilidades de quedarte embarazada.

Utilizar la calculadora de la ovulación es muy sencillo: solo tienes que anotar el primer día de tu última menstruación, indicar cada cuánto te suele venir la regla (por ejemplo, cada 29 días), y cuántos días aproximados estás con la regla (5 días, por ejemplo, 6 días…).

Con el resultado que te dé sabrás, más o menos, el día que se va a producir tu ovulación, los días que tu «ventana fértil» se encuentra en un pico máximo y cuándo te vendrá la próxima regla. Y no solo en el mes en curso.

Si tus reglas son muy regulares, puedes crearte incluso tu propio calendario de fertilidad.

La ovulación, como nos explica el doctor César Lizán, director médico de Clínicas Eva, “es el momento en el que el óvulo se encuentra ya maduro y sale del ovario hacia las trompas de Falopio, preparado para encontrarse con los espermatozoides y que se pueda producir la fecundación”.

Por regla general, “la ovulación se produce a mitad de ciclo, habitualmente sobre el día 14 en un ciclo menstrualregular de 28 días”, añade el doctor Lizán.

Pero no todas las mujeres tienen ciclos tan regulares.

Las hay que tienen su menstruación cada 25 días y otras cada 35, en cuyo caso calcular los días de la ovulación resulta más complicado.

Además hay mujeres que tienen ciclos muy irregulares, es decir, con meses en los que no tienen la regla. Eso ocurre con aquellas que padecen síndrome de ovario poliquístico (SOP).

“Estas mujeres pueden sufrir lo que se conoce como anovulación [ausencia de ovulación] que es una causa evidente de dificultad para concebir”, señala el doctor Lizán. Para estos casos se precisa un tratamiento ginecológico adecuado.

Para estas mujeres es más difícil averiguar sus días fértiles. 

Dentro de los ovarios femeninos se encuentran cientos de miles de folículos, que a su vez alojan los óvulos inmaduros. En cada ciclo menstrual uno (o dos) de esos óvulos madurará gracias a las hormonas.

Te contamos cómo: al principio del ciclo menstrual, en la llamada fase folicular, el organismo femenino empieza a producir la hormona folicuestimulante. Su misión es estimular a los folículos.

No a todos, por supuesto, solo aquellos que el organismo femenino selecciona.

Así unos pocos empezarán a crecer, hasta que la naturaleza femenina cual de esos folículos debe seguir evolucionando, normalmente el que tiene el óvulo más sano, el que tiene unos genes mejores (por eso, a medida que la mujer cumple años, las posibilidades de engendrar un bebé con problemas cromosómicos aumenta).

Estos folículos, a su vez, empiezan a producir otra hormona, estrógenos. Su función es provocar que el tejido que recubre la pared del útero, el endometrio, se engrose para que si se produce el embarazo, el embrión pueda implantarse en él.

Cuando el estrógeno alcanza un nivel se empieza a segregar hormona luteína que es la que va a provocar que el óvulo ya maduro se libere del folículo, y se dirija hacia las trompas de Falopio, en espera de un espermatozoide que le fecunde. 

Cómo aprender a calcular la fecha de mi ovulación

La doctora Armijo explica cuál es el proceso para acertar con la fecha de la ovulación.

«Es importante -indica- aprender a valorar cuándo se producirá la próxima ovulación pues ya sabemos que durante el ciclo existen unos 6 días en los que la mujer puede quedarse embarazada (si sumas los días que el semen permanece vivo y la supervivencia del ovocito, obtendrás esta cifra)» y para ello existen las calculadoras de la ovulación:

  • Indicando la duración de tu ciclo (esto lo obtienes anotando cada cuánto te ha venido la regla en los 6 meses previos) y la fecha de tu última regla, la calculadora te estimará tu próxima ovulación.  Realmente lo que hace es una media de tus ciclos y restas 14 días de la fecha de tu última regla, de forma que estima con bastante probabilidad tu próxima ovulación y esa ventana “fértil”.
  • Así si te vienen cada 35 días, restarás 14 y podrías calcular que tu ovulación sería en torno al día 21º ciclo ( sí señoras, tan tarde y más se puede ovular). O si tienes ciclos cortos de 24 días, ovularás alrededor de un día 10, así que mantén relaciones en cuanto acabes con la menstruación para aprovechar tus días más fértiles.
  • Si tus ciclos son muy irregulares o vienen más allá de cada 36 días, te aconsejo que no la utilices pues no te será útil.
  • Tampoco tiene que ver con lo que te dura la regla.
  • En ocasiones no sabemos cuál es nuestro primer día de regla (primer día que manchas rojo la braguita), no vale contar los días de sangrado marrón.
  • Aprovecha y conoce tu cuerpo y tendrás más probabilidades de quedarte embarazada.  

Algunas mujeres experimentan síntomas en la ovulación: “El moco cervical se hace más abundante y más filante, se pueden notar molestias en la parte baja del abdomen, puede haber algún manchado menstrual… “, nos explica el director médico de Clínicas Eva. Pero no es lo frecuente. Por eso es tan importante contar con una calculadora de la ovulación como la que aquí tienes, que te permite calcular tus mejores días para la concepción y diseñar un calendario de fertilidad adecuado.

Para ello es muy útil apuntar en un cuaderno los días de ovulación, sus síntomas y las reglas de varios meses. Te ayudará a conocer cómo funciona tu cuerpo a a saber interpretar las «señales de fertilidad» que envía tu organismo. 

 «Después -prosigue esta especialista- elabora una tabla con los días que dura tu ciclo (cuenta del primer día de una menstruación al primero de la siguiente) y su duración de media, calcula que 14 días antes de cada menstruación has ovulado y mira a ver si tienes alguna anotación sobre los cambios de tu cuerpo en esas posibles fechas de ovulación».

La conclusión de la matrona Natividad García es la siguiente: «El ciclo es regular si su duración es estable y dura más o menos lo mismo todos los meses.

En este caso podrás prever las fechas de tus siguientes menstruaciones y los días fértiles de cada mes.

 Si la conclusión es que cada mes tiene una duración muy diferente y es imposible establecer un ciclo estable tu menstruación es irregular y poco predecible, en este caso puede que una visita a tu ginecólogo aclare la causa de estas menstruaciones irregulares».

Por qué es útil diseñar tu calendario menstrual

Las utilidades del calendario menstrual son muchas, como asegura la citada matrona: «Conocer nuestro cuerpo es fundamental para saber distinguir las posibles alteraciones que puedan suceder. Es útil para planificar o evitar un embarazo.

Aunque como anticonceptivo no es un método exacto -lo recomendable es utilizar un método anticonceptivo con mejor fiabilidad-, conocer nuestro ciclo nos puede ayudar.

Para planificar un embarazo conocer nuestros días fértiles es esencial a la hora de intentar mejorar las probabilidades de conseguirlo».  

Descubre tu ventana fértil y mantén la calma

Toda mujer que quiere tener un hijo busca el periodo o ventana fértil de su ciclo.

Lo ideal es que, aún sabiendo la existencia de los días fértiles (la ventana fértil) de cada mes, las relaciones sexuales se produzcan sin tensiones alrededor de esas fechas.

Sabemos que cuanto menos estrés sufra la pareja, más probabilidades hay de aprovechar esa ventana de fertilidad que se abre al mundo.

 Días fértiles de la mujer, pequeño gran milagro

La ovulación es un periodo de tiempo muy corto, apenas unos pocos días al mes.

Hay que tener en cuenta, como nos explica el director médico de Clínicas Eva, que “el ovocito es una célula muy delicada y su vida fértil dura entre 12 y 24 horas”.

Es decir, el tiempo que tiene para encontrarse con los espermatozoides es muy corto. Estos en cambio “viven” más tiempo dentro del aparato reproductor femenino.

Es en este periodo, durante los días fértiles de la mujer, cuando se recomienda a la pareja que mantenga relaciones sexuales. No  obstante, en muchas ocasiones estas cuentas pueden “fallar”.

“Es cierto que los médicos nos basamos mucho en los conocimientos de estudios probados y a veces tenemos casos aislados que nos presentan situaciones poco usuales y que pueden ser complicadas de explicar con los dogmas científicos”, concluye el doctor César Lizán.

Cuál es el momento para quedarte embarazada

La doctora Onica Armijo, especialista en Fertilidad del Hospital La Paz (Madrid) recopila los momentos en los que es posible lograr la gestación:

Primera relación sexual: «Te puedes quedar embarazada desde la primera relación y desde el primer mes de dejar los anticonceptivos o de haberte retirado un DIU. Con algunos implantes o inyecciones de hormonas puedes tardar en recuperar tu ciclidad, es decir, el  funcionamiento de tus ovarios.»

¿Y con la mestruación? «Con la menstruación no te puedes quedar embarazada, pues todavía no se ha producido la ovulación.

Lo que ocurre es que hay mujeres que tienen sangrados a mitad de ciclo y se piensan que es la regla, y en realidad es un sangrado periovulatorio que algunas mujeres tienen.

 También pudiera pasar, que la mujer tenga ciclos muy cortos y estuviera terminando con la regla -y dado que el semen todavía permanece vivo dentro de nosotras unos días- se pudiera producir la concepción.

Relaciones cada 2 o 3 días: «No se deben mantener relaciones sexuales sólo en el período periovulatorio [antes y después de la ovulación]; el semen se encuentra en las mejores condiciones de movilidad y número cuando tiene 2-6 días de abstinencia, por lo que si previamente ha habido muchos días sin relaciones, en el momento fértil, la calidad seminal no será la adecuada. Desde que se acabe con la menstruación, se deben mantener ya relaciones, o al menos debe existir alguna eyaculación, para no llegar al día fértil y que el varón lleve dos semanas sin eyacular.»

«Por eso, yo recomiendo a mis pacientes que desde que se acabe la menstruación, se mantengan relaciones cada 2 o 3 días hasta el siguiente ciclo; de esta forma es seguro que vamos a 'pillar' la ovulación y no nos vamos a obsesionar con mantener relaciones todos los días en el período periovulatorio, lo que va distorsionar nuestra relación de pareja, pues hay días en los que apetece mantenarlas y otros no.»

Fertilidad: días de ovulación, anteriores y posteriores

Por tanto, los llamados días de la periovulación son también días fértiles. Nos referimos -como hemos comentado antes- a los días anteriores y posteriores a la ovulación.

Se trata de un periodo interesante para las parejas que están buscando un embarazo. Incluso a veces se producen algunos ciclos con una ovulación precoz que adelantan unos días la «ventana de fertilidad» de la mujer.

  • 10 falsos mitos sobre la ovulación, a examen. Pincha en este enlace

Por eso podemos encontrar casos, los menos, de parejas que han conseguido una gestación manteniendo relaciones sexuales en el último día del ciclo menstrual, un periodo con muy pocas posibilidades de embarazo. También puede haber ovulación, aunque inesperada, en el periodo de posparto o cuarentena, antes de tener la primera regla tras el alumbramiento.

La última fase de todo este proceso es la fertilización del ovocito y la implantación en la cavidad uterina de la mujer. Un tercio de las embarazadas nota un pequeño manchado, el sangrado de implantación, que a veces puede confundirse con una regla corta y superficial.

Artículos Relacionados Calcula tu IMC antes de quedarte embarazada Es recomendable comenzar el embarazo con un peso adecuado: el sobrepeso o la extrema delgadez pueden relacionarse con problemas obstétricos y de fertilidad. Con esta calculadora de índice de masa corporal (IMC) puedes saber si tu peso se… Te has sometido a una fecundación in vitro (FIV) y cada semana del embarazo que pasa es un misterio maravilloso para ti. El bebé crece en la oscuridad del útero, a 37 grados, protegido del exterior: se desarrollan sus órganos, sus sentidos y tu cuerpo cambia lentamente. Primero el óvulo… Calculadoras del embarazo Para utilizar esta rueda del embarazo o gestograma, introduce la fecha de la última regla (FUR) y haz clic sobre el botón que calculará tu fecha probable de parto y tus semanas de embarazo actuales. Además, nuestra rueda del embarazo te informa de las ecografías, analíticas y otras pruebas… ¿Cuándo fue mi última regla? ¿Estoy en periodo fértil? ¿Puedo quedarme embarazada en estos días? ¿Cuáles son los días más propicios para buscar el embarazo? Son preguntas que nos planteamos cuando buscamos un bebé. A veces lo intentamos y el embarazo llega pronto, pero en ocasiones se hace…

Источник: https://www.natalben.com/calculadora-de-la-ovulacion

Esta es la frecuencia con la que hay que tener sexo para quedarse embarazada

Ovulación y embarazo seguro

Es el dilema de muchas parejas que buscan un hijo: ¿cómo planificar el sexo? “La calidad del semen se optimiza cuanto más se eyacula: aumenta el movimiento de los espermatozoides y disminuye la fragmentación del ADN espermático (roturas o lesiones en el material genético)”, argumenta Koldo Carbonero, presidente de la sección de esterilidad e infertilidad de Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia y jefe de servicio de ginecología Hospital Quirónsalud Donostia. “Estos daños se hacen más frecuentes cuanto mayor es el periodo de abstinencia”, le apoya Alfonso de la Fuente, director médico del Instituto Europeo de Fertilidad y miembro del grupo de ética nacional de la Sociedad Española de Fertilidad. Cabría pensar entonces que cuantas más veces se haga, mejor; sin embargo, la respuesta no es tan sencilla.

Para Antonio Gosálvez, director de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y profesor de Fisiología Reproductiva de Universidad Europea de Madrid, la frecuencia óptima para quedarse embarazada es “días alternos desde el día 10 al 14 del ciclo que es cuando hay más posibilidad de que se produzca la ovulación”. Francisca Molero Rodríguez, codirectora del Instituto de Sexología de Barcelona y vicepresidenta de la Federación Española de Sexología explica por qué: «El óvulo está receptivo 48 horas y los espermatozoides viven 72 fuera de los testículos, así que con sexo en días alternos se abarcarían todas las posibilidades de embarazo en el ciclo».

Además, la especialista no considera que una frecuencia diaria acompañe a una mayor calidad de los espermatozoides: “El volumen y la calidad tarda un tiempo en recuperarse”.

En este aspecto también coincide la doctora Yolanda Paisano, especialista de la Unidad de Reproducción del Hospital Príncipe de Asturias: «Las relaciones todos los días no conceden al testículo el tiempo suficiente para vuelva a producir tantos espermatozoides. Desde el punto de vista reproductivo no existe necesidad”.

Para el ginecólogo Enrique Pérez de la Blanca, jefe del servicio de Reproducción Asistida del hospital Quirónsalud Málaga, cualquiera de las propuestas es buena si es lo que a la pareja le apetece. “Yo no pondría ninguna pauta aparte de tener relaciones sexuales.

No obstante, lo que sí es un error es esperar al día bueno por pensar que cuanto más volumen de esperma se eyacula, mejor. Para ese entonces, el semen habrá empeorado”, dice el médico.

La doctora Paisano precisa: “Una muestra de semen después de cinco días de abstinencia puede suponer una disminución de los parámetros de calidad seminal”.

Pendientes del calendario

Además de la frecuencia, es importante saber cuáles son los días más fértiles. Todos los ginecólogos consultados coinciden en que las probabilidades más altas de concebir se alcanzan «el día anterior a la ovulación”. El momento clave es «el día 14 del ciclo de la mujer, pero la realidad es que es difícil saber cuando ovula.

Un mes puede hacerlo el día 9 otro el 15″, advierte el obstetra Carbonero. Incluso puede que “un ovario esté menstruando y el otro ovulando”, añade Molero, lo que Gosálvez ejemplifica: «existen casos de mujeres que se han quedado embarazadas nada más terminar el periodo”.

Para este doctor, un síntoma que indica el momento adecuado es “el flujo preovulador, que durante estos días gana consistencia y tiene apariencia de clara de huevo”.

También hay que tener en cuenta las fases de la eyaculación. El médico Alfonso de la Fuente opina que la primera fracción «es la que mejor calidad tiene, por eso es importante que sea esta la que se produzca en el interior de la vagina».

A partir de ese momento, “calculamos que aproximadamente a los dos minutos los espermatozoides han llegado a la trompa, así que todo lo que se haga después no va a mejorar el resultado”. Pasado este tiempo, la doctora Molero aconseja no preocuparse «si sale semen de la vagina.

Se trata de plasma seminal y ahí no irán los espermatozoides encargados de la fecundación».

Pérez de la Blanca y Yolanda Paisano relajan aún más las normas anteriores: “En principio, una pareja joven que tenga relaciones un par de veces a la semana, no tiene que estar pendiente de reloj ni calendario. Lo que se recomienda es tener relaciones frecuentes sin mirar si se está en periodo fértil o no. El 80% de las parejas que no tienen problemas de fertilidad habrán logrado el embarazo en el primer año”.

No se puede olvidar el placer

Sin embargo, no hay que desesperarse si el deseado embarazo se retrasa: “Cada mes, la posibilidad de embarazo en una pareja sana no pasa del 30 o del 32%”, afina Alfonso de la Fuente.

Los expertos coinciden en que, aunque se tenga el embarazo como objetivo, el sexo tiene que seguir siendo sinónimo de placer.

«Y mejor evitar, en lo posible, leer más de la cuenta, hacerse tests de ovulación, que acaban siendo poco fiables, o tomarse la temperatura para intentar predecir algo que solo la naturaleza puede concretar. Establecer días, horas y posturas lo único que hace que aumente la presión y la ansiedad».

“El placer facilita la fecundación porque durante la fase de orgasmo se producen contracciones que ayudan a que el espermatozoide llegue al óvulo”, cuenta Francisca Molero. Pero más allá de la cuestión fisiológica, recomienda “no obsesionarse con el tema, porque así dificultamos la tarea”.

Hay que dejar espacio al deseo, la espontaneidad y la diversión porque “la actividad sexual en el ser humano no solo es reproductiva. Cada vez más, es como si tuviéramos que tener una agenda y una calculadora, y hay cosas que es mejor no controlar. Las reglas estrictas en cuanto al sexo pueden arruinar una pareja”, advierte.

¿Y cuáles son las posturas más recomendables? En esto, la doctora es tajante: «Las que favorezcan la intimidad». 

Puedes seguir Buenavida en , , Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Источник: https://elpais.com/elpais/2016/12/09/buenavida/1481279104_048004.html

Mitos y realidades sobre la fertilidad

Ovulación y embarazo seguro

Aunque existen muchas fuentes de información sobre cómo tratar de tener un hijo, no siempre sabemos con seguridad cuáles son ciertas y cuáles no. Mira el vídeo: descubrirás que algunas de las cosas que podemos dar por sentadas no son más que mitos y conocerás cuál es la realidad.

Mitos sobre cuándo quedarse embarazada

Es un mito bastante extendido que no es posible quedarse embarazada la primera vez que se mantienen relaciones sexuales sin protección. Sencillamente, no es cierto.

Siempre existen probabilidades de quedarse embarazada si se mantienen relaciones sexuales sin protección, incluso la primera vez.

Si mantienes relaciones sexuales sin protección y no deseas quedarte embarazada, deberás elegir un método anticonceptivo que se ajuste a tus necesidades. Si has mantenido relaciones sexuales sin protección, descubre cuándo puedes hacerte un test de embarazo.

Para quedarte embarazada, debes mantener relaciones sexuales en los días anteriores a la ovulación o próximos a esta. El día antes de la ovulación y el mismo día de la ovulación son los más fértiles.

Cuando el óvulo ya no está (normalmente un día después de la ovulación), no podrás quedarte embarazada hasta después de que empiece tu próximo ciclo menstrual.

Los métodos que avisan después de haber ovulado no son útiles si estás intentando quedarte embarazada.

No es cierto. El periodo fértil dura hasta 6 días. La fertilidad máxima se alcanza el día de la ovulación y el anterior. Sin embargo, dado que el esperma puede sobrevivir hasta cinco días, mantener relaciones sexuales los días que preceden a la ovulación puede aumentar tus probabilidades de quedarte embarazada.

  • Los tests de ovulación de Clearblue te ayudan a identificar hasta cuatro días de fertilidad máxima.

Es improbable que te quedes embarazada, pero no imposible. Eres fértil tanto en los días que preceden a la ovulación como en el momento de la ovulación –debido a la vida del esperma– y, si tu ciclo es corto, es posible que ovules justo después del periodo. Por lo tanto, puedes ser fértil en la fase más temprana del ciclo, cuando aún sangres. Más información.

El ciclo menstrual medio dura 28 días, pero cada mujer es única y aproximadamente el 50 % de los ciclos varían en hasta 7 días o más.

1 En un estudio reciente en el que participaron más de 800 mujeres, solo el 14 % de estas con un ciclo de 28 días, ovularon el 14.º día. El día de la ovulación osciló entre el 11.º y el 20.º día.

2 Ya que la duración de los ciclos menstruales varía, también lo hace el día de la ovulación, por lo que puede ser difícil saber cuándo son tus días fértiles.

Mitos sobre anticonceptivos

Falso. Sí es posible quedarse embarazada. Una de las formas en la que actúa la píldora es impidiendo la ovulación. Si te olvidas de tomar una de las píldoras, su eficacia como método anticonceptivo se ve reducida.

El mero hecho de no haber utilizado anticonceptivos hormonales que afecten a las hormonas no implica tenerlo más fácil. Es posible que tu cuerpo pueda regularse mejor, pero eso no significa que puedas quedarte embarazada más fácilmente. La fertilidad puede verse influida por muchos factores aparte de los anticonceptivos.

Mitos sobre cuándo hacerse un test de embarazo

No, no se debe. Deben transcurrir aproximadamente seis o siete días una vez fecundado el óvulo (después de haber mantenido relaciones sexuales) antes de que tu cuerpo comience a segregar la hormona del embarazo (hCG), y algunos días más para que el nivel sea lo suficientemente alto como para detectarse en un test de embarazo.

Los tests de embarazo de Clearblue pueden utilizarse hasta seis días antes de la ausencia del periodo (5 días antes de la fecha en la que debería iniciarse), aunque los niveles de la hormona del embarazo presente en la orina pueden no ser lo suficientemente altos para que se detecten.

Por lo tanto, si te realizas un test de forma anticipada y el resultado concluye que no estás embarazada, te recomendamos que lo repitas cuando deba iniciarse el periodo.
Para averiguar cuándo debería iniciarse tu periodo, calcula la duración habitual de tu ciclo.

Este cálculo se realiza contando los días que transcurren desde el primer día del periodo hasta el día anterior al inicio del siguiente periodo.

  • Si tus ciclos son irregulares, tomar como referencia el ciclo más largo de los últimos meses previos a la realización del test es una buena idea.
  • Si te haces el test a partir del día en el que debería iniciarse el periodo, puedes hacerlo en cualquier momento del día.
  • Si realizas el test de forma anticipada, debes utilizar la primera orina del día.
  • Para obtener un resultado preciso, evita beber mucho líquido (incluida el agua) antes de realizar el test.
  • Si el resultado concluye que no estás embarazada, sigue estas instrucciones:
    • Si realizaste el test de forma anticipada, vuelve a realizarlo en la fecha en la que debería iniciarse el periodo.
    • Si has realizado el test el día en el que debería iniciarse el periodo o después, espera tres días y repítelo.
    • Si con el segundo test de embarazo también obtienes un resultado negativo y todavía no has tenido el periodo, debes consultar a tu médico.

No es cierto. Los tests de embarazo Clearblue ofrecen una precisión superior al 99 % a partir de la fecha en la que debería iniciarse el periodo. De hecho, puedes utilizar el test de embarazo Clearblue con Detección ultratemprana hasta 6 días antes de la ausencia del periodo (5 días antes del día en el que debería iniciarse).

Si realizas un test de forma anticipada y el resultado concluye que estás embarazada, puedes confiar en él. No obstante, si realizas un test de forma anticipada y el resultado concluye que no estás embarazada, te recomendamos que lo repitas cuando deba iniciarse el periodo.

Debes leer siempre el folleto contenido en el paquete antes de someterte a un test de embarazo.

Mitos sobre métodos para identificar tus días fértiles

La temperatura corporal aumenta después de la ovulación y, para entonces, ya no hay tantas oportunidades para concebir en ese ciclo menstrual.

Aunque el estrés nunca es bueno para la salud, no impedirá que te quedes embarazada, a menos que interrumpas tus periodos o afecte a tu vida sexual.

A pesar de que se ha sugerido que usar tests de ovulación para tener las relaciones sexuales en los días más fértiles puede resultar estresante, un estudio del profesor William Ledger y Clearblue ha revelado que el uso de este tipo de tests no resulta mucho más estresante que intentar concebir sin ellas. De hecho, en el grupo del estudio en el que se utilizaron los tests hubo un 77 % más de mujeres que se quedaron embarazadas.3 Recuerda también que es normal que el sexo empiece a resultar rutinario si se lleva mucho tiempo intentando tener un hijo. A muchas parejas les sucede esto y no significa que algo vaya mal en la relación. La mayoría de las parejas aceptan que mantener relaciones sexuales para tener hijos puede ser diferente.

Otros mitos

No hay forma de saberlo con seguridad. A medida que pasen los años, puede que no seas tan espontánea como antes en tu vida sexual e incluso puedes cambiar de pareja. Estos factores influyen en las probabilidades de quedarte embarazada. Si tienes menos de 35 años y llevas un año intentando quedarte embarazada, consulta a tu médico (seis meses si eres mayor de 35).

Источник: https://es.clearblue.com/como-quedarse-embarazada/mitos-y-realidades-sobre-la-fertilidad

Ovulación y embarazo seguro

Ovulación y embarazo seguro

La respuesta está clara y es no. Nada es 100% seguro ya que de hecho cada día son más las mujeres que intentan quedarse embarazadas y mantienen relaciones sexuales sin protección cuando están ovulando, pero no lo consiguen siempre.

El problema es que nunca podrá ser 100% efectivo por diversas circunstancias a las que además habrá que sumarle que la predicción de los días fértiles no coincide siempre con los días que ellas piensan que están ovulando, y mucho menos si su ciclo menstrual no es regular.

Los ciclos de la mujer, entre una y otra regla, suelen abarcar entre 28 o 30 días (por norma general) por lo que serán los días centrales del ciclo los más propicios para quedarse embarazada: catorce o quince días después del primer día de menstruación. Cuando el ovario suelta un óvulo maduro que desciende por las trompas de Falopio; y suele suceder unos 13 o 15 días antes de la regla.

Esos serían, por tanto, los días fértiles con más probabilidades de quedar embarazada.

Pero ¿cómo los identificaremos? Pues bien, lo primero que debe hacer una misma es basarse en su ciclo o calendario menstrual, pero también en otros signos físicos como son la temperatura basal o las características del flujo vaginal. Todos estos factores están relacionados y son los que determinan, por tanto, el ciclo de la mujer.

Durante la ovulación, que puede durar dos o tres días, el óvulo espera ser fertilizado por un espermatozoide, y como el esperma puede durar vivo en el interior del cuerpo de la mujer entre 48 y 72 horas, es posible que la fecundación se produzca incluso antes de ese día 13 o 14, antes de que el huevo maduro haya bajado.

Y sí, claro que es posible escuchar eso de que en los días fértiles hay embarazo seguro, pero se debe tener en cuenta que cada mujer es un mundo, y por eso no debe una obsesionarse con que hay que concebir sí o sí, ya que puede llevar mucho más tiempo del que una cree. Y, por supuesto, no se debe descartar mantener relaciones sexuales durante el resto del ciclo, pues lo ideal es hacerlo cuando realmente apetezca, y no solamente cuando estemos ovulando para quedarse embarazadas lo antes posible.

¿Cuál es la probabilidad de quedar embarazada en días fértiles?

Existe un 20% de posibilidades de quedarse embarazada manteniendo relaciones sexuales en los días fértiles, pues de hecho durante estos días la probabilidad es mucho mayor; y, además, hay un 85% de probabilidades de conseguirlo después de un año intentándolo, pero hay que tener en cuenta siempre que las circunstancias personales, el estrés, los malos hábitos y también la edad, hacen disminuir las probabilidades de concebir un bebé.

Aunque cueste creerlo, este último factor es cada vez más decisivo a la hora de concebir un bebé ya que cada vez son más las mujeres que pasados los 30 años intentan concebir un hijo por primera vez.

De hecho, el 70% de las mujeres de 35 años que viven en España no tiene hijos, pero eso no significa que no los quieran tener, sino que, por diversos motivos, aún no se han puesto a ser madres, lo que explica también que las tasas de fecundación in vitro y de congelación de óvulos hayan aumentado muchísimo en los últimos años.

El hecho de que a los 35 años haya un 70% de mujeres que aún no han sido madres, contando con que la mayoría de ellas sí quiere serlo en algún momento, es muchísimo, pues es partir de esta edad cuando la fertilidad de la mujer va disminuyendo año tras año y los riegos en el embarazo, tanto para la mamá como para el bebé, aumentan. En esos casos, por tanto, cuando ya no tenemos 25 ni 30 años, comenzaremos a darnos cuenta de que concebir empieza a costarnos más de lo que creíamos. Nos estresamos, nos ponemos más nerviosas y provoca que la concepción sea más una obligación que una experiencia maravillosa de la que hay que disfrutar con paciencia, cariño y felicidad. Ser paciente es importante, sí, pero también lo es dejar de lado la obsesión, ya que cada mujer necesita un tiempo distinto.

No obstante, si tras mucho tiempo intentándolo seguimos sin lograrlo, lo más recomendable será ponerse en manos de un profesional que nos recomiende algún tratamiento o que nos confirme que todo funciona correctamente en nuestros organismos.

Pero recordemos aun así que existen tests de ovulación que son capaces de detectar el periodo de la ovulación a través del incremento de la Hormona Luteinizante (LH) en la orina de la mujer, aunque también existen otras maneras de conocer los días de mayor fertilidad femenina. Contamos con la presencia de ciertos signos físicos a los que debemos prestar atención ya que anuncian cuáles son los días fértiles para quedarse embarazada basándose en el flujo vaginal y en la temperatura basal.

La temperatura basal es la temperatura corporal cuando nos despertamos. Tiene relación con el ciclo menstrual de la mujer, por lo que determinados cambios de temperatura nos indicarán que se va a producir la ovulación.

El método sintotérmico de fertilidad se basa en estos cambios de temperatura en la mujer, y para detectarlos hay que tomar la temperatura basal correctamente.

Mediante unas sencillas anotaciones y la constancia durante varios meses podremos conocer cuáles son los mejores días para lograr el embarazo en ciclos regulares.

Y no, el método no predice la ovulación, pero sí indica que esta fase ya se ha producido por lo que tan solo si establecemos un patrón regular de varios meses seremos capaces de predecir la ovulación con mucha más seguridad.

Lo más conveniente es comenzar a tomarse la temperatura basal el primer día de menstruación e ir anotándola cada día.

Antes de la ovulación, la temperatura basal suele oscilar entre los 36,5ºC y los 36,7ºC; y como consecuencia de los cambios hormonales que producen un aumento de los niveles de progesterona, la temperatura suele aumentar entre 0,3ºC y 0,5 ºC en los dos o tres días posteriores a la ovulación. Un aumento que se mantiene hasta el final del ciclo cuando comienza el siguiente periodo menstrual.

Si las mediciones de nuestra temperatura diaria son similares en esos meses, sabemos que manteniendo relaciones sexuales a partir de los días anteriores al cambio de temperatura tendremos más probabilidades de quedar embarazadas, pues se supone que es ahí cuando hemos ovulado.

Cambios en el flujo vaginal

Los cambios hormonales que rigen el ciclo producen variación en la textura del flujo vaginal, y es por ello por lo que el flujo vaginal también es considerado un signo físico para descubrir cuándo (aproximadamente) ovularemos.

En los días en que la mujer no es fértil, el moco cervical es blanquecino o amarillento, poco abundante y de textura más bien pegajosa; y la vulva no está lubricada naturalmente, pero hacia la mitad de nuestro ciclo se producen cambios en la textura de este a causa de la acción de los estrógenos. En los dos o tres días anteriores a la ovulación, el flujo aumenta en cantidad, se hace transparente y toma textura filamentosa, similar a la de la clara de huevo.

El periodo más fértil empieza, por tanto, en el último día en que detectemos ese tipo de moco cervical, abundante y pegajoso (parecido a la clara de huevo). Este cambio se produce para ayudar a los espermatozoides a llegar hasta el óvulo. Poco a poco el flujo se va poniendo más y más pegajoso y seco, que es cuando la ovulación concluye.

Pero lo que está claro es que empleemos el método que empleemos, si mantenemos relaciones sexuales frecuentes a partir del día 13 de nuestro ciclo (para ciclos regulares de 28-30 días) durante unos cinco días, sí que favoreceremos que se produzca la fecundación, aunque ésta no solo depende de que el óvulo esté maduro y preparado.

Como ya sabemos, existen multitud de factores que pueden influir en un posible embarazo, y no todos los ciclos de las mujeres son tan regulares, como en el caso del síndrome del ovario poliquístico (SOP), y aciertan los días en los que el óvulo está maduro. De hecho, para ciclos más largos la ovulación comenzaría más tarde del día 14, y para ciclos menores tendríamos que avanzar esa fecha.

Pero recordemos siempre que lo único que debemos hacer es relajarnos y disfrutar, y ¡nada de obsesionarse!

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/fertilidad/ovulacion/ovulacion-y-embarazo-seguro-9495

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: