Parto con dos vueltas de cordón

Parto con dos vueltas de cordón

Parto con dos vueltas de cordón

Tipo B: cuando el cordón no se puede desatar y termina con un verdadero nudo. Dependiendo de las vueltas que dé el cordón y de lo apretado que esté puede dar problemas o no. Muchas madres se preocupan por si su bebé se puede ahogar, pero lo normal es que los partos que vienen con vueltas de cordón se desarrollen con total normalidad.

¿La vuelta de cordón tiene síntomas?

El signo que más se presenta cuando hay vueltas de cordón es la disminución de la actividad fetal después de la semana 37. Además, si el nudo se produce durante el trabajo de parto, el monitor fetal va a detectar una frecuencia cardíaca anormal.

Durante el embarazo, las vueltas de cordón se diagnostican a través de una ecografía. En cualquiera de las ecografías que se realizan a lo largo del embarazo pueden ver si el bebé viene con vueltas de cordón.

Sin embargo, esas ecografías no tienen interés en cuanto a vueltas se refiere (al menos hasta que llega el momento del parto).

Las vueltas pueden permanecer inmóviles hasta el mismo día del parto o deshacerse en cualquier momento con el propio movimiento fetal.

¿Qué es lo que causa las vueltas de cordón?

Muchas veces las vueltas de cordón se forman debido a que el bebé se mueve demasiado, o que el cordón umbilical es muy largo. A medida de que el embarazo avanza, las probabilidades de que se dé una vuelta de cordón aumentan.

Además, hay que tener en cuenta que los gemelos monoamnióticos tienen mayor riesgo de que su cordón se enrede y el cordón de un gemelo se puede envolver en el cuello del otro (o en el de sí mismo).

Hay una serie de factores de riesgo que aumentan las probabilidades de tener vueltas de cordón:

– El cordón umbilical es demasiado largo

– El bebé es grande para su edad gestacional

– Embarazos múltiples

– Deficiencias nutricionales que afectan a la estructura y a la barrera protectora del cordón umbilical

– Hay demasiado líquido amniótico rodeando al bebé

– Posición del feto anormal durante el parto (posición de nalgas u hombros)
 

¿Cómo debo afrontar el parto con vueltas de cordón?

En función de la longitud del cordón umbilical pueden darse hasta cuatro vueltas del cordón, pero lo normal es una o dos vueltas. Con dos vueltas del cordón es muy complicado que la compresión sea tan grande como para interrumpir el flujo de sangre y oxígeno entre la madre y el feto.

La evolución de las vueltas del cordón y el grado de presión que estas ejercen sobre el cuello del bebé se irán observando en el transcurso del parto y serán determinantes a la hora de decidir si existe o no sufrimiento fetal.

Si no existe sufrimiento fetal, el parto puede desarrollarse con normalidad (vaginalmente). Una vez que el bebé ya esté fuera, el ginecólogo o matrona intentarán quitarlas tirando suavemente del cordón, si la vuelta lo permite. Normalmente no están muy apretadas y no hay problemas para quitarlas. En el caso de que esté muy apretada y no sea posible quitarla con suavidad  o que empiece a apretar en ese momento impidiendo que salga el resto del cuerpo del niño, se cortará el cordón, igual que si el bebé ya hubiera nacido. Es una práctica que se considera totalmente normal en obstetricia.

No obstante, si el cordón umbilical se desplaza y sale antes que el feto, se tratará de una urgencia obstétrica que precisará de cesárea. Piensa que esto es una complicación muy infrecuente y solo se da en un 0,2% de los casos.

¿Cuándo es especialmente peligrosa la vuelta de cordón?

Las vueltas del cordón pueden conllevar mayor peligro si:

– El cordón está apretado alrededor del cuello

– El cordón da más de una vuelta sobre el cuello del bebé

– El líquido amniótico bajo permite la compresión del cordón umbilical.
 

¿Qué complicaciones puede conllevar?

Mientras que muchos bebés nacen sin lesiones a pesar de tener vueltas de cordón, un circular de cordón puede causar daño grave al bebé. Las potenciales lesiones de un nacimiento con vuelta de cordón incluyen:

– Prolapso del cordón umbilical: es una complicación en la que el cordón umbilical se desliza dentro de la vagina, por delante del bebé.

– Vasa previa: se desarrolla cuando un vaso sanguíneo del cordón umbilical cruza el cuello del útero bajo el bebé y se desgarra.

– Encefalopatía hipóxica-isquémica (EHI)/ asfixia de nacimiento: es una lesión cerebral neonatal que se produce por la falta de oxígeno y por el flujo sanguíneo limitado al cerebro del bebé en el momento del nacimiento (o cerca de este).

La muerte celular y el posterior daño cerebral ocurren cuando el cerebro del bebé no recibe las cantidades de oxígenos adecuada.

La EHI puede causar discapacidades y lesiones (incluyendo parálisis cerebral, convulsiones, discapacidades intelectuales y de desarrollo y dificultades de aprendizaje).

Muerte fetal.

– Restricción de crecimiento intrauterio (RCIU): es una condición en la que el crecimiento intrauterino comprometido y anormal hace que el feto sea menor que el promedio. Los bebés RCIU tienen un mayor riesgo a la Encefalopatía hipóxica-isquémica.

Síndrome de aspiración de meconio: esta es una condición médica grave en la cual el feto inhala una mezcla de sus heces (meconio) y líquido amniótico cerca del momento del parto.

– Aumento en el índice de anomalías de frecuencia cardíaca fetal intraparto.

Anomalías del desarrollo neurológico.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/parto/parto-con-dos-vueltas-de-cordon-11253

Vueltas de cordón en el parto

Parto con dos vueltas de cordón

Durante nueve meses, el cordón umbilical ha sido el nexo de unión entre el feto y la placenta. A través de él tu bebé se ha alimentado, ha recibido el oxígeno necesario y se ha desprendido de sus desechos. Ahora toca salir al mundo y ese cordón tan necesario puede ocasionar problemas cuando está mal colocado.

Vueltas de cordón durante el embarazo

¿Por qué se producen las vueltas de cordón? 

La principal razón, y la más sencilla, es que tu hijo se mueve mucho dentro de ti, en una bolsa de líquido que, a menudo, es más grande que él.

Y no solo eso, sino que lo hace junto a un extraño cuerpo llamado cordón umbilical, que no controla y que puede llegar a medir 70 centímetros. No es de extrañar que su pequeño cuerpo se enrolle fácilmente con él y, en ocasiones, también se desenrolle.

No te preocupes, porque las vueltas de cordón se suelen diagnosticar con tiempo y el equipo que te atiende sabrá bien cómo actuar dado el caso.

Cómo se diagnostican las vueltas de cordón.

Durante el embarazo, se diagnosticará por ecografía. Aunque no en todo su recorrido, el cordón umbilical puede ser visualizado desde el primer momento.

En cualquiera de las ecografías que te realicen a lo largo del embarazo pueden observarse si existe alguna circular de cordón, es decir, si el cordón se ha enrollado alrededor del cuello del feto.

Sin embargo, esas ecografías no tienen interés en lo que a las vueltas se refiere, al menos hasta el momento del parto, ya que las circulares pueden permanecer inmóviles hasta el mismo día del parto, o deshacerse en cualquier momento con el propio movimiento fetal.

 ¿Se puede ahogar? 

Depende de las vueltas que dé y de lo apretado que esté el cordón, pero lo normal es que no haya ningún problema. De hecho, se estima que en un 20-25% de los partos, el niño viene con vueltas de cordón que se resuelven con normalidad. Puede haber complicaciones, pero en casos excepcionales.

Vueltas de cordón durante el parto

¿Cuántas vueltas?

En función de la longitud del cordón, el niño puede llegar a tener alrededor de su cuello una, dos, tres y hasta cuatro vueltas. Lo habitual es que sean una o dos y es muy difícil que la compresión sea tan grande como para interrumpir el flujo de sangre y oxígeno entre la madre y el feto.

Además, la arteria y la vena que contiene el cordón, se encuentran rodeadas por una sustancia que las protege e impide que se colapsen por una sola vuelta.

En cualquier caso, la evolución de las circulares y el grado de presión que ejerzan sobre el cuello del pequeño se irán observando en el transcurso del parto y determinarán las medidas a tomar en función de si hay o no sufrimiento fetal.

¿Será un parto vaginal? 

Si no hay sufrimiento del feto, el parto puede desarrollarse con normalidad. Una vez que la cabeza del bebé ya esté fuera, el ginecólogo o matrona intentarán quitarlas tirando suavemente del cordón, si la circular lo permite. Si no está muy apretada, no habrá problemas.

En caso de que ya esté muy apretada y no sea posible quitarla suavemente, o que empiece a apretarse en ese momento, impidiendo la salida del resto del cuerpo del niño, se cortará el cordón normalmente, igual que si tu bebé ya hubiera nacido. Esta práctica se considera totalmente normal en obstetricia.

¿Puede haber complicaciones? 

Aunque la mayoría de las veces el cordón umbilical no presenta grandes problemas, existen también otro tipo de casos que, aunque poco frecuentes, revisten más gravedad: los nudos y el prolapso de cordón.

  • Los nudos en el cordón umbilical puede llegar a hacer con los movimientos del feto dentro de la bolsa, cuanto ya es muy grande. Pueden resultar peligrosos si no se diagnostican a tiempo.
  • El prolapso del cordón es la expulsión del cordón antes que el feto, lo que impide la salida del bebé. A medida que el niño desciende por el canal del parto, presiona el cordón con lo que reduce, pudiendo llegar a interrumpir, el abastecimiento de sangre al feto. En este caso, la cesárea de urgencia es obligatoria. Mientras se lleva a cabo, la matrona empuja hacia arriba la cabeza del niño para que no presione el cordón. Las causas más comunes del prolapso de cordón son: la ruptura prematura de membranas, los partos múltiples, polihidramnios o exceso de líquido amniótico, cordón anormalmente largo o partos en los que el  bebé viene de nalgas. Ambos son cuadros excepcionales.

Asesoramiento: Dr. Rafael Botín Blanco, ginecólogo y director de la clínica San Francisco de Asís, de Madrid.

Vanesa Lleó

Источник: https://www.guiadelnino.com/parto/complicaciones-en-el-parto/vueltas-de-cordon-en-el-parto

Abogados Expertos en Encefalopatía Neonatal y Asfixia de Nacimiento

Parto con dos vueltas de cordón

Un circular de cordón es una complicación que ocurre cuando el cordón umbilical se envuelve alrededor del cuello del bebé. Esto es común y puede ocurrir en cualquier momento.

En algunos casos, no afecta el embarazo, pero en otros, plantea un riesgo significativo de disminución del flujo sanguíneo, hipoxia (bajos niveles de oxígeno) y complicaciones del parto. Puede interrumpir los intercambios normales de sangre, nutrientes y oxígeno, resultando en que el bebé sufra lesiones graves.

A menudo es detectado a través de ultrasonido con una precisión de hasta 83-97 por ciento con ultrasonido de color Doppler. Los médicos manipulan la circular de cordón evitando la compresión del cordón umbilical durante el trabajo parto o en las semanas que preceden al parto.

En algunos casos, una cesárea inmediata es necesaria. Si no se realiza con la suficiente rapidez, esto puede hacer que los efectos de la hipoxia y la isquemia empeoren significativamente. Es primordial que el equipo médico que maneja un embarazo sea hábil al manejar complicaciones como éstas.

Es negligencia médica si los médicos no monitorean y tratan a la madre y al bebé adecuadamente o no siguen las prácticas estándar. Es mala praxis médica si el bebé resulta lesionado.

¿Qué es un circular de cordón?

Un circular de cordón es una complicación peligrosa en el embarazo y en el parto, en la que el cordón umbilical se envuelve alrededor del cuello del feto. Las circulares de cordón interrumpen el flujo normal de sangre, gases y nutrientes de la madre al feto y pueden causar lesiones graves incluyendo asfixia de nacimiento (encefalopatía hipóxica-isquémica o EHI) y parálisis cerebral.

Circular de cordón y Asfixia de Nacimiento

En la mayoría de los casos, el cordón umbilical es de aproximadamente 20 pulgadas de largo y casi una pulgada de diámetro. Por lo general aparece enrollada en espiral.

Dentro del cordón se encuentran dos arterias y una vena: la vena suministra al bebé sangre oxigenada y rica en nutrientes, y las arterias transportan sangre desoxigenada y cargada de nutrientes a la placenta.

En ocasiones, el cordón umbilical sólo tendrá dos vasos: una arteria y una vena.

Dependiendo de la naturaleza del nudo, los circulares de cordón se clasifican en dos tipos:

  • Circular de Cordón Tipo A: Cuando el cordón umbilical se envuelve alrededor del cuello de un bebé a 360 grados, se le llama Circular de Cordón o Circular de Cordón tipo A.
  • Circular de Cordón Tipo B: Un patrón de Circular de Cordón tipo B se produce cuando el cordón no se puede desatar y termina como un verdadero nudo.

Las circulares de cordón son muy comunes, con tasas de prevalencia de 15 a 34 por ciento a término. Puede formarse un circular de cordón en cualquier momento. Las circulares de cordón se pueden formar, desatar y volver a formar, o pueden persistir. En algunos casos, un circular de cordón puede no afectar significativamente el resultado del embarazo.

En otros, el circular de cordón puede conducir a una restricción del flujo sanguíneo fetal (isquemia), disminución del oxígeno (hipoxia), disminución del desarrollo fetal, disminución del movimiento fetal y parto complicado. Todas estas complicaciones aumentan significativamente el riesgo de un bebé de tener asfixia de nacimiento.

Los mecanismos que causan isquemia e hipoxia / asfixia incluyen:

  • Restricción del flujo sanguíneo de la arteria carótida (arteria del cuello) por un apretado enredo del circular de cordón alrededor del cuello
  • Congestión severa del flujo sanguíneo venoso
  • Compresión de los propios vasos del cordón umbilical cuando el circular de cordón se comprime fuertemente contra sí mismo o el cuello del bebé

Complicaciones y Lesiones de Nacimiento Causadas por un Circular de Cordón

Mientras que algunos bebés nacen sin lesiones a pesar de desarrollar un circular de cordón, un circular de cordón puede causar daño grave al bebé. Los circulares de cordón son particularmente peligrosos si se dan las siguientes condiciones:

  • El circular de cordón está apretado alrededor del cuello
  • El circular de cordón se envuelve alrededor del cuello más de una vez
  • El líquido amniótico bajo permite la compresión del cordón umbilical

Las potenciales complicaciones y las lesiones de nacimiento resultantes de un circular de cordón incluyen las siguientes:

  • Prolapso del cordón umbilical: Esta es una complicación en la cual el cordón umbilical se desliza dentro de la vagina por delante del bebé.
  • Vasa previa: Esta complicación se produce cuando un vaso sanguíneo del cordón umbilical cruza el cuello del útero bajo el bebé y se desgarra.
  • Encefalopatía hipóxica-isquémica (EHI) / asfixia de nacimiento: La EHI (también conocida como asfixia de nacimiento) es una lesión cerebral neonatal causada por la privación de oxígeno y flujo sanguíneo limitado al cerebro del bebé en o cerca del momento del nacimiento. La muerte celular y el posterior daño cerebral ocurren cuando el cerebro no recibe oxigenación adecuada. La EHI es el tipo más común de encefalopatía neonatal (EN). La EHI puede causar discapacidades y lesiones incluyendo parálisis cerebral, convulsiones, discapacidades intelectuales y de desarrollo (I / DD) y dificultades de aprendizaje. Los circulares de cordón pueden causar EHI.
  •  Muerte fetal
  • Restricción de crecimiento intrauterino (RCIU): RCIU es una condición en la que el crecimiento intrauterino comprometido y anormal da como resultado un feto menor que el promedio. Los bebés RCIU tienen un riesgo alto de Encefalopatía hipóxica-isquémica (EHI) intraparto y deben nacer antes de las 40 semanas de gestación. RCIU es comúnmente causada por circular de cordón.
  •  Síndrome de aspiración de meconio: Una condición médica grave en la que el feto inhala una mezcla de meconio (heces del bebé) y líquido amniótico en sus pulmones alrededor del momento del parto.
  • Aumento en el índice de anomalías de frecuencia cardíaca fetal intraparto
  • Anomalías del desarrollo neurológico

Causas y Factores de Riesgo para un Circular de Cordón

La formación de un circular de cordón puede ser un evento aislado, relacionado con un movimiento fetal excesivo, o causado por un cordón umbilical largo.

A medida que aumenta la edad gestacional del bebé, aumenta la probabilidad de un circular de cordón.

Un estudio encontró la presencia de un circular de cordón en el 5,8 por ciento de los partos a las 20 semanas de gestación y en el 29 por ciento de los partos a las 42 semanas de gestación.

Los gemelos monoamnióticos (gemelos que comparten el mismo saco amniótico) siempre tienen enredos del cordón, hasta cierto punto. El cordón propio de un gemelo puede envolverse alrededor de su propio cuello o del otro gemelo.

Los factores de riesgo para un circular de cordón incluyen:

  • Longitud del cordón umbilical largo
  • El bebé es grande para la edad gestacional
  • Embarazos de gestación múltiple
  • Deficiencias nutricionales que afectan la estructura y la barrera protectora del cordón umbilical
  • Demasiado líquido amniótico que rodea al bebé (hydramnios)
  • Presentación fetal anormal durante el parto, como presentación de nalgas u hombros

Diagnosticando un Circular de Cordón

Los circulares de cordón se identifican a menudo durante un ultrasonido obstétrico. Para identificar un circular de cordón, los médicos miran múltiples vistas del cuello fetal. Un circular de cordón se diagnostica cuando se observa el cordón umbilical rodeando por lo menos tres cuartas partes del cuello fetal.

Si el cordón rodea al menos la mitad del cuello, puede clasificarse como sospechoso de la presencia de un circular de cordón. Se ha reportado que la sensibilidad del ultrasonido para la detección de las circulares de cordón a término es del 70% para imágenes en escala de grises y del 83% al 97% con Doppler de color.

Signos y Síntomas de un Circular de Cordón

El signo más común de un circular de cordón es la disminución de la actividad fetal después de la semana 37. Si el nudo ocurre durante el trabajo de parto, el monitor fetal detectará una frecuencia cardíaca anormal.

Tratamiento para un Circular de Cordón

El objetivo principal en el manejo de un circular de cordón es prevenir la compresión del cordón umbilical durante el parto. Preservar un circular de cordón intacto dependerá de la forma en que esté envuelto alrededor del cuello del bebé.

Un circular de cordón suelto generalmente se puede deslizar fácilmente sobre la cabeza del bebé para disminuir la tracción de los hombros o el cuerpo durante el parto. Si esto no es posible debido a la opresión, hay una técnica en la que el médico puede deslizar el cordón sobre los hombros del bebé.

Si esto no es posible, el médico puede usar la técnica de la voltereta, que permite que los hombros y el cuerpo nazcan con el cordón siendo desatado después de que el bebé nace.

A veces, si hay más de un lazo o el lazo está demasiado apretado y no puede ser quitado fácilmente, el cordón debe ser sujetado y cortado antes del nacimiento de los hombros para asegurar el suministro adecuado de oxígeno al bebé.

Si un parto vaginal es prolongado y amenaza la salud, la seguridad o la vida del bebé, se debe realizar una cesárea de emergencia. Un retraso en la realización de una cesárea puede agravar los efectos perjudiciales de la hipoxia y la isquemia, y puede conducir a graves lesiones cerebrales.

El médico y el equipo médico deben ser muy conocedores y expertos en el manejo de problemas que surgen durante el trabajo de parto y el parto que pueden privar al bebé de sangre y oxígeno. El equipo debe ser capaz de actuar rápidamente.

La falta de supervisión y tratamiento adecuados de la madre y el bebé durante el embarazo, trabajo de parto y parto es negligencia médica. El incumplimiento de las normas de atención y directrices, y la falta de actuar con habilidad y rapidez, también constituye una negligencia.

Si esta negligencia conduce a una lesión del bebé, es mala praxis médica.

Abogados Expertos en Lesiones de Nacimiento y Circular de Cordón Ayudan a Víctimas de Negligencia Médica

Si usted está buscando la ayuda de un abogado para su caso de circular de cordón, asfixia de nacimiento o lesión de nacimiento, es muy importante elegir un abogado y un bufete que se enfocan exclusivamente en casos de lesiones de nacimiento.

Los abogados de Reiter & Walsh, P.C.

tienen más de un siglo de experiencia legal conjunta manejando casos que involucran decenas de complicaciones diferentes, lesiones e instancias de mala praxis médica relacionada con la obstetricia y el cuidado neonatal.

El equipo de Reiter & Walsh, P.C. ha ayudado a víctimas de mala praxis médica con lesiones por circular de cordón y lesiones de nacimiento en todo el país. Nuestros clientes han llamado desde Michigan, Ohio, Arkansas, Mississippi, Tennessee, Texas, Wisconsin, Pennsylvania, Washington D.C.

, y muchas otras partes de los Estados Unidos. Nuestros abogados y personal médico interno determinan las causas de las lesiones de nuestros clientes, los pronósticos de los niños heridos al nacimiento y las áreas de negligencia médica.

Consultamos de cerca con expertos médicos, especialistas forenses y profesionales del cuidado de la vida para asegurar el cuidado futuro de nuestros clientes y la tranquilidad de sus padres, sabiendo que su hijo será cuidado, no importa qué.

Nuestro enfoque específico en las lesiones de nacimiento permite a nuestros abogados ofrecer un servicio legal incomparable a nuestros clientes.

Revisión de caso libre | Disponible 24/7 | Sin cuota hasta que ganemos

Teléfono (gratis): 888-419-2229Presiona el botón de chat en vivo en tu navegador

Complete nuestro formulario de contacto en línea

Источник: https://www.abclawcenters.com/espanol/abogados-cordon-nacimiento/

Mi bebé tiene vueltas de cordón ¿Es peligroso?

Parto con dos vueltas de cordón

Hola a todas y todos.

Hoy quiero que hablemos de algo que, me consta, os preocupa en general un montón y más a las mamis que estáis embarazadas.

Como el post de hoy es algo extenso os resumo lo que vamos a tratar:

  1. ¿Qué tipos hay? Y ¿qué nombres adoptan?
  2. ¿Son peligrosas?
  3. ¿Qué tipo de parto tengo que tener?
  4. Los falsos mitos…. Y mi opinión sobre ellos.

Para empezar resaltar que no siempre se les llama vueltas de cordón. Habréis podido oír, entre las matronas, el término “circular´´. Es lo mismo.

¿A qué nos referimos?

Estas son unas vueltas que se dan alrededor del cuello de nuestro bebé con el cordón umbilical siendo éste, por ello, uno de los tipos. También podemos encontrar la “bandolera” que en este caso, va por el cuerpo del bebé. Mencionaríamos otros como vueltas en el pie, en la pierna, etc.

Las vueltas de cordón tristemente, y hoy en día, son una excusa o un argumento perfecto para llevaros por el camino de la cesárea, cuando las vueltas de cordón NO se deben tratar con cesárea. Se liberan.

Estas se deben liberar y quitar y no hay más complicaciones.

¿Por qué las vueltas de cordón no son peligrosas?

Me voy a meter un poco en el campo de la anatomía. Prometo hacerlo fácil y ligero.
Nos enfrentamos a un cordón, como su propio nombre indica, de unos 55 cm de longitud aproximadamente (puede variar en torno a 2 o 3 centímetros arriba y abajo).

La composición está basada en dos arterias y una vena. Todo esto está recubierto y protegido por una sustancia llamada “gelatina de Wharton´´. La función de esta gelatina no es más que proteger, resguardar frente a posibles acodamientos (cuando el cordón se dobla).

Como os venía contando, es super común que el bebé tenga vueltas de cordón por que los bebés en la tripa se mueven, hacen piruetas, bailan “el chachachá´´,… lo que quieran. ESTÁN TODO EL TIEMPO MOVIÉNDOSE. Y por tanto son tan frecuentes y normales esas vueltas alrededor de su cuerpo.

Seguro que alguna está pensando: “Paula si el cordón está muy apretado no puede respirar´´. Y la respuesta a esto es muy sencilla: los bebés no respiran por los pulmones cuando están en la tripa. Respiran a través de la placenta (yo, muchas veces, le doy el nombre del “árbol de la vida”).

La placenta se encarga de producir oxígeno, nutrientes,… El cordón, mientras tanto se encarga de transportar todo esto hasta el bebé quien, al no utilizar los pulmones y al no respirar como respiramos nosotros, da igual que el cuello esté prieto ya que no respiran por ahí.

Así y aunque el cordón se apriete, como os iba contando antes, la naturaleza es super sabia y ha creado esa “gelatina´´ para proteger las arterias y la vena que hay en su interior para que no se oprima.

MÁS DEL 40% DE LOS BEBÉS TIENE VUELTAS DE CORDÓN

Pero…. seguro que habéis escuchado “vuestro bebé trae X vueltas de cordón´´ y que por ello os van a hacer una cesárea. Mi opinión es no ir por ese camino. Optaría por un parto vaginal. Repito y recalco: las vueltas de cordón no son peligrosas. Lo único que hay que hacer es quitarle las vueltas que tenga.

Sí que puede ocurrir que las vueltas de cordón estén muy prietas y en el momento del expulsivo, si hay cualquier problema o tenemos sufrimiento fetal, que logramos verlo gracias a la monitorización fetal, tengamos que cortarla para poder liberarla o bien en el caso que se indique hacer una cesárea.

Las cesáreas en sí, si están correctamente indicadas, salvan vidas (que puede parecer que esté en contra y para nada). Lo único que creo (y los porcentajes lo afirman) que cada día se toman con más facilidad y no debería ser así.

Sí que es cierto que hay veces que las vueltas de cordón están muy prietas.

¿Qué haríamos en este caso? Lo primero es pedir a la mamá que intente no empujar y digo que intenten porque hay mujeres que, al no ponerse la epidural, es imposible que no empujen porque el cuerpo lo hace por tí. A continuación lo que hacemos es clampar el cordón y cortar entre medias. Así quedaría liberada la “circular´´.

Otra pregunta frecuente entre mis mamis

¿Las vueltas de cordón se pueden ver?

Y la respuesta es sí. Las vueltas de cordón se podrían intuir con las ecografías. Lo que vemos es en el doppler la circulación arterial y venosa del bebé.

Otro dato curioso que seguro os apetece saber, las vueltas de cordón tienden a ocurrir en gestaciones más largas pues tienen más tiempo para moverse.

En bebés que tienen cordones umbilicales más largos y en tercer lugar, mujeres que tienen mucho líquido amniótico.

Esto es muy curioso pues el liquido amniótico actúa como de mecedora; por tanto, cuando el bebé está más mecido más le estamos ayudando a que siga moviéndose.

Si aún con todo lo que te he contado sigues preocupada, te recomiendo que donde mejor puedes buscar es la evidencia científica, en guías clínicas, en la OMS,… donde hay estudios con números contundentes.

También os digo otra cosa: en España no existe demasiada literatura o evidencia científica que hable de este tema por tanto, si queréis información, os recomiendo que vayáis a evidencia científica escrita en inglés y que encontraréis un montón de estudios que recalcan y que suscriben palabras por palabra lo que os estoy diciendo.

Por desgracia no podemos parar el boca a boca de gente que os cuente que su bebé tristemente falleció por una vuelta de cordón. Es muy pero que muy probable que haya algo más detrás. Los bebés no fallecen por vueltas de cordón.

Lo que ocurre muchas veces, al no existir la magia, cuando esto ocurre en un porcentaje muy bajo hay veces que no podemos dar con el motivo o el por qué de esta tragedia.

Entonces, lo más fácil, es decir por una vuelta de cordón sin darnos cuenta de que realmente estamos haciendo un daño brutal por que estamos creando un miedo a las mamás innecesario y plantando esa semilla que, en vez de ser positivas y que nos empoderen a las mujeres haciéndonos sentir poderosas de sostener una información buena, estamos creando miedos y plantando semillas negativas que no deberían hacer.

Sí que es cierto que el cordón umbilical tiene asociadas complicaciones que querría mencionar por encima para que lo sepáis. Voy a empezar de menor gravedad a mayor gravedad.

La de menos gravedad es el nudo de cordón umbilical, los nudos ocurren en un 1% de los embarazos y es, como su nombre indica, un nudo. Los nudos muy apretados llevan asociado sufrimiento fetal.

Como os iba diciendo, en el momento del parto estáis monitorizadas, por tanto, a la mínima sospecha de que hay un sufrimiento fetal se va a hacer una cesárea y se tomaran una serie de medidas. Lo más normal es que si en ese momento el parto no es inminente se haga una cesárea.

Entonces tampoco os preocupéis. Como os decía antes se pueden ver con las ecografías. Se pueden ver o no ver lo que puede pasar.

Y segundo se puede lograr no ver con la ecografía y que el nudo aparezca a los 30 segundos nada más irte porque el bebé haga
el nudo en ese momento entonces tampoco es algo 100% fiable.

Otra complicación que yo esto lo llamo “base complicación de emergencia´´. Hablamos del prolapso de cordón. Lo meto aquí porque va con el cordón umbilical aunque tampoco quiero tocar emergencias en este apartado.

El prolapso de cordón es simplemente cuando la parte que presenta lo que vemos antes es el cordón umbilical en vez de la cabeza del bebé.

Lo que tenemos que hacer es liberar la presión del bebé para que no ocluya, no acode u obstaculice el cordón umbilical e irnos corriendo al quirófano para hacer una cesárea porque en ese caso no sería viable un parto vaginal.

Espero que hayáis aprendido algo nuevo y sobre todo que veáis las vueltas de cordón como algo normal.

Me contáis vuestro caso o alguna experiencia en comentarios?

Mi nombre es Paula Camarós y desde siempre supe que queria ser matrona. Durante mis años de experiencia y durante el embarazo de nuestra primera hija, decidí empezar a contar y explicar la maternidad de una manera diferente.

Haciendo entender a todas las mamás y papás el por que de las cosas con un unico objetivo, humanizar y normalizar una maternidad mucho mas respetada donde los padres sean los verdaderos protagonistas.

En este Blog, encontrareis mucha informacion, anecdotas y consejos que os ayudaran desde el primer dia. Bienvenidas a Baby Suite.

¡DEJANOS TU OPINIÓN O DUDAS EN UN COMENTARIO!

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE…

Источник: https://babysuitebypau.com/mi-bebe-tiene-vueltas-de-cordon-es-peligroso/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: