Parto con luna nueva

Parto con luna nueva

Parto con luna nueva

A pesar de que los científicos insisten en que no hay relación entre la fase lunar y los nacimientos de los bebés, muchas mujeres siguen pensando en que esta relación sí existe. La ciencia dice una cosa, y las creencias populares y los mitos siguen apoyando la idea que la luna sí influye a la hora de desencadenar un parto. Además, muchas son las matronas que se unen a esta creencia.

En un estudio realizado en el Mountain Area Health Education Center de Carolina del Norte (estudio) se concluyó después de analizar más de medio millón de nacimientos que no se pueden determinar diferencias que se consideren estadísticamente significativas en la frecuencia de nacimientos, el tipo de parto, los nacimientos en mujeres multíparas o las complicaciones del parto en las 8 fases de la luna (luna nueva, luna llena, luna creciente o luna menguante).

¿Por qué se cree que la luna puede influir en el parto?

El motivo principal por el cual muchos creen que la luna influye en el parto es la influencia de la luna sobre el agua. El agua es el componente principal del cuerpo humano, siendo esta el 65% del peso del cuerpo humano, en las embarazadas más (debido al líquido amniótico).

Viendo la influencia de la luna sobre las mareas no es descabellado pensar en que puede influir de la misma manera en unos cuerpos que están llenos de agua.

Además, estas creencias de la influencia de la luna en el cuerpo humano no son exclusivas del embarazo, también hay otras en la que la luna puede influir, como que debes cortarte las uñas o el pelo en luna creciente o que no debes realizarte operaciones en luna menguante.

Como hemos dicho, la luna es la culpable de que existan las mareas, pero no solo eso, también rige los periodos de la menstruación de la mujer. ¿Por qué no va a influir en el nacimiento de las bebés?

¿Cuales son las creencias más extendidas sobre las fases lunares y los nacimientos?

– Durante la fase de luna nueva hay un mayor número de partos rápidos y sencillos. Se cree que en estos partos el expulsivo es más corto y todo suele fluir con naturalidad. Además, estas mujeres apenas necesitan intervención en el parto.

– Durante la fase de luna creciente, se suelen asistir partos casi perfectos. En estos partos se cumplen con todas las fases del parto. A la madre les suele dar tiempo a vivir cada momento del parto.

– Durante la fase de luna llena se producen más partos inesperados, algunos de ellos prematuros. En estos casos el cuello del eterno de la mujer no está aún preparado y los partos tienden a ser más lentos y complicados.

– Durante la fase de luna menguante se producen menos parto y los que se producen son más lentos. Los bebés tardan más en nacer, la placenta tarda más en salir. Muchos de los partos que se producen en la luna menguante terminan en cesárea. Se cree que el parto puede ser aún más complicado en el último día de luna menguante, un día antes de la luna nueva.

¿Debo analizar el calendario lunar si estoy embarazada?

Los expertos recomiendan que, si estás embarazada y se acerca el momento del parto, no pierdas el tiempo analizando el calendario lunar. Lo más seguro es que tu parto llegue sin que nada tenga que ver con la luna.

Si crees firmemente en el la influencia de las fases lunares en el embarazo puede hacer que acabes acudiendo al hospital creyendo que estás de parto mientras realmente no lo estás.

Matronas reportan que, en muchas ocasiones, en las noches de luna llena acuden más mujeres a urgencias pensando que están de parto, pero es una falsa alarma.

Debes saber que el número de partos no es mayor en ninguna fase lunar concreta.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/parto/parto-con-luna-nueva-11396

Cómo puede influir la fase lunar en el parto — Mejor con Salud

Parto con luna nueva

Madres y astrólogos insistirán en que la influencia de la fase lunar en el parto es real. Sin embargo, para médicos y otros especialistas forma parte de las fantasías que rodean, tanto a la luna como al embarazo.

La luna es la protagonista de muchos mitos y creencias. Su brillo luminoso ha inspirado a magos y poetas. El embarazo, ese extraordinario milagro de crear una nueva vida, también está expuesto a muchas leyendas inspiradas por el mágico satélite que ronda al planeta Tierra.

No obstante, la evidencia científica señala claramente que no hay ninguna influencia de la fase lunar en el parto.

La Luna sí influye, pero no en el parto

La luna influye en la fluctuación de las mareas. Sin embargo, el aumento o la disminución de las mareas no es solo responsabilidad de la gravedad de la Luna. La gravedad del Sol y de la Tierra también forman parte del movimiento de las grandes masas de aguas oceánicas.

Esta influencia de la Luna sobre los líquidos también afecta a las plantas. Desde tiempos remotos, pueblos antiguos de todas las latitudes han tenido en cuenta las fases lunares para iniciar la siembra de los cultivos y para recoger la cosecha.

El influjo lunar sigue siendo tomado en cuenta en la agricultura moderna. En efecto, para actividades como la pesca y la fruticultura los momentos de mayor luminosidad lunar son tomados en cuenta.

Por otra parte, el calendario lunar de 28 días coincide con el ciclo menstrual regular de la mujer, con lo cual la Luna se ha convertido en la protagonista de la mayoría de los mitos de la fertilidad de numerosas civilizaciones y culturas. Sin embargo, debemos recordar que se trata tan sólo de una coincidencia, y que el satélite terrestre nada tiene que ver con la menstruación.

Leer también: 5 formas en que la luna afecta tu salud

La fase lunar en el parto

En numerosos blogs de maternidad y espiritualidad es posible encontrar cómo puede afectar la fase lunar en el parto. En muchos casos, la información dice estar avalada por matronas, médicos o enfermeras de distintas salas de parto. Sin embargo, no es así.

En efecto, se trata sólo de una creencia. De acuerdo a esta, los cambios de una fase lunar a otra pueden incidir en el momento del alumbramiento:

  • Luna nueva. Se dice que los partos tienden a ser fáciles y rápidos. Las membranas suelen romperse solas durante el trabajo de parto. Sin embargo, un día antes de la luna nueva, supuestamente los partos pueden ser muy largos y difíciles.
  • Cuarto creciente. El avance paulatino del trabajo de parto y la dilatación continua hace que la madre tome consciencia de que el bebé va a nacer. Cada una de las fases del trabajo de parto dicen que se da a su debido momento, por lo que puede ser la fase lunar ideal para parir.
  • Luna llena. Se dice que es la fase lunar donde ocurren más nacimientos, ya que los partos se adelantan. Hay rupturas prematuras de membranas y condiciones desfavorables en el cuello uterino. Esto ocasiona partos más prolongados y trabajosos según esta creencia.
  • Cuarto menguante. Suele haber pocos partos. Se encuentras más bolsas rotas con el líquido amniótico teñido. Dicen que ocurren partos en los que hay que invertir mucha energía y paciencia para esperar que el bebé nazca.

La Luna, el parto y la ciencia

Sea como fuere, la investigación científica va a contracorriente de la creencia popular.

En estudios publicados en distintas revistas científicas de Estados Unidos, España, Alemania, Italia y La India, entre 2005 y 2012, se recopiló y contrastó la información de millones de nacimientos con los ciclos lunares de los años de estudio registrados, y esta creencia fue refutada.

La evidencia hallada por distintos investigadores es que no hay ninguna vinculación entre la influencia de la fase lunar en el parto, el aumento o disminución de los alumbramientos o en la aparición de complicaciones.

La investigación más importante que se ha realizado en este sentido, es un análisis de 4.071.166 nacimientos ocurridos al sudoeste de Alemania, en los que no se encontró ninguna vinculación entre los nacimientos y las fases lunares. ¡Más de 4 millones, un número importante como para despejar dudas!

Debes leer: ¿Es posible adelantar el parto con remedios naturales?

Conclusión

Es tu decisión creer que la fase lunar puede determinar de alguna forma cómo será tu parto. Si te has preparado para llevar con conciencia un trabajo de parto y un alumbramiento natural, la Luna no incidirá en como será la llegada de tu bebé al mundo.

Источник: https://mejorconsalud.as.com/como-influir-fase-lunar-en-el-parto/

¿Cómo influye la fase lunar en el parto?

Parto con luna nueva

Los seres humanos tenemos muchas conexiones con la luna y sus fases. De alguna manera este astro influye en nuestros sistemas naturales, pues afecta ciertos factores propios de la naturaleza. El embarazo no escapa a ello, se toma en cuenta para observar el ciclo reproductivo femenino y la mayor fertilidad. Del mismo modo se cree que la fase lunar influye en el parto.

Las creencias en relación a la influencia de la luna en el parto, son bastante extendidas. Algunas personas aplican su experiencia y conocimiento para relacionar la fase lunar con el momento del alumbramiento, por ejemplo las matronas. Investigaciones al respecto, también han podido comprobar cierta conexión.

La matrona Lina Abellán Martínez nos explica la influencia lunar en el parto en los humanos. Se trata de una investigación realizada en más de 7 mil nacimientos, los cuales fueron relacionados con la fase de la luna en la cual se produjeron. Te contamos cómo ocurre.

  • Al parecer cuando la luna se encuentra en su fase menguante, los partos tienden a presentar características relacionadas con bolsas amnióticas rotas, así como coloración del líquido
  • Durante la luna nueva, ocurren más partos espontáneos
  • Entre las fase creciente y llena, se producen más casos de partos prematuros, cesáreas, partos manuales, dilataciones lentas y partos inducidos.

Influencia de la fase lunar en el parto

En ocasiones solo nos dejamos llevar por el encanto de la luna. Algunas culturas incluso, consideran la luna como una deidad. Sin duda, esta puede influir en elementos naturales, por ejemplo, la marea de los océanos, la productividad de la tierra o el éxito de las cosechas.

También se cree que influye en las personas. Aunque a nivel de embarazo no se considera la fase lunar como un estatuto, podemos apreciar cierta relación. En muchos casos se establece el calendario lunar como guía para procurar un hijo. Otro tipo de conexión puede encontrarse en el momento del parto y las posibles complicaciones.

Al respecto, estudios de psicoprofilaxis perinatal revelan que puede existir relación real entre la fase lunar y el parto. Se trata de un análisis empírico realizado por matronas, en colaboración con madres y personal sanitario.

Aunque sabemos que los partos ocurren todos los días sin importar en qué fase se encuentra la luna, algunas coincidencias son notables. Estadísticamente, el parto se produce de la siguiente manera según la fase lunar.

Luna Nueva

Sucede que en esta fase los partos pueden ser más sencillos y rápidos. En esos casos la mujer llega casi lista pata dar a luz, ha dilatado por completo y apenas le da tiempo de quitarse la ropa. Concuerdan al menos dos mujeres dando a luz al mismo tiempo y con características muy similares. Es decir, es un nacimiento espontáneo.

Por lo general las membranas se rompen de manera natural sin ninguna alteración. Además, la expulsión es tan espontánea que la madre no tiene oportunidad para reflexionar sobre lo que sucede.

Cuarto creciente

Las especialistas consideran que los partos ocurridos en esta fase, son muy hermosos. No resultan tan explosivos como los anteriores, pero son bastante normales.

La dilatación es paulatina, sin contratiempos; además, a la madre le da oportunidad de participar y estar consciente.

Lo explican como el parto de revistas, ese cuyas etapas son perfectas en todos los sentidos.

Luna Llena

De acuerdo con la experiencia de las matronas, en esta fase los nacimientos ocurren con mayor frecuencia. Son esos días donde los hospitales están copados y el personal súper ocupado. Suelen ser nacimientos de embarazo a término, por lo cual generalmente son naturales.

En ciertos casos se adelantan algunos partos, pero con fecha probable y en condiciones óptimas. No obstante, cuando se presentan los adelantos, entonces ocurren casos de ruptura de bolsa y ciertas complicaciones relacionadas. Esto trae como consecuencia que el proceso se dilate un poco más.

Cuarto menguante

En esta fase lunar los partos son pocos. Sin embargo, los que ocurren pueden ser muy trabajosos. No son los típicos partos fisiológicos, sino que se presentan cesáreas o extracciones manuales. En esta etapa, los nacimientos son un poco más complicados, donde el bebé viene sentado o de pie.

Las características de estos nacimientos en cuarto menguante, requieren el gasto de energía del personal médico y la madre. Además, pueden llegar a pasar cosas poco usuales, como un cordón más corto o un padre que llega en el momento más importante. Se necesita mucha paciencia para esperar el desenlace, pero la mayoría termina feliz.

Luna negra

La luna negra es aquella fase previa a la luna nueva. Los partos ocurridos en esta fase son los más complejos. Se trata de aquellos procesos trabajosos, donde al bebé le cuesta realmente nacer. Es posible que se necesite un mayor monitoreo del sistema cardíaco y de potenciales complicaciones.

Источник: https://eresmama.com/influye-la-fase-lunar-parto/

Desmontando mitos:

Parto con luna nueva

Que en las noches de luna llena nacen más bebés es una convicción sobre la gestación muy extendida. Pero… ¿qué hay de cierto? Tranquila, según todos los estudios tienes las mismas posibilidades de que tu niño nazca con luna llena que en cuatro creciente o menguante, porque la fase lunar no influye en los partos.

Y a esa conclusión llegó María Soledad Saiz, matrona del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares (Madrid), autora del estudio Influencia de las fases lunares en el inicio de los partos espontáneos.

«Las matronas, como profesión científica que somos, tenemos la obligación de preguntarnos si existe una explicación científica para este hecho.

Más aún si tenemos en cuenta las implicaciones que conlleva tanto en la organización del trabajo de las unidades obstétricas hospitalarias, como en el estudio de los factores desencadenantes del parto».

Los datos hablan, el cambio de luna no «pone de parto»

«Tradicionalmente muchas mujeres embarazadas de todo el mundo han mirado a la luna para determinar la proximidad de su parto», nos cuenta María Soledad Saiz. Pero no solo es una creencia popular… también está muy arraigada entre los profesionales sanitarios.

 En ellos, igual que entre la población general, la creencia de que la luna influye en el inicio del parto está muy extendida: «Principalmente se cree que en la luna llena, o en sus inmediaciones, los partos tienden a aumentar.

No obstante, hay algunas tradiciones que adjudican a la luna nueva, o simplemente al cambio de un cuarto a otro, el poder de desencadenar el parto», añade la matrona del Hospital Príncipe de Asturias.

En el estudio que realizó María Saiz se estudiaron 2.137 partos, todos los alumbramientos a término de inicio solo espontáneo (es decir, no se tomaron en cuenta los inducidos ni las cesáreas programadas) que tuvieron lugar en los 12 ciclos lunares del año 2007 en el Hospital Príncipe de Asturias.

Pero este no es el único estudio realizado al respecto. Ni nuestro país es el único con esta creencia. En 2005, investigadores del Mountain  Area Health Education Center de Carolina del Norte analizaron 600.

000 nacimientos en 62 ciclos lunares entre 1997 y 2001. Las conclusiones publicadas en «The American Jorunal of Obstetrics and Gynecology» no encontraron diferencias significativas en las fases de la luna.

¿Qué desencadena de verdad el parto?

El factor desencadenante del parto es hoy día desconocido. Sin embargo se sabe de algunos mecanismos intermediarios, que nos explica María José Tello, matrona y supervisora de paritorios del Hospital Universitario de Móstoles (Madrid):

Al final del embarazo las fibras musculares del útero se distensionan.

Esta es la principal causa que desencadena el parto, pero hay otras: también en las últimas semanas o días de la gestación, los receptores de oxitocina del útero se multiplican hasta alcanzar un punto crítico y a una óptima sensibilidad a esta hormona por parte de los músculos del útero. La oxitocina es la hormona que se encarga de provocar las contracciones uterinas.

Surgen tanto de una parte del sistema nervioso del feto, como de la madre. Así ambos producen oxitocina y, al mismo tiempo, las glándulas suprarrenales del bebé secretan glucocorticoides. El organismo materno, por otra parte, deja de producir progesterona y se incrementa los estrógenos.

Como ya hemos comentado, el hipotálamo del cerebro de la madre que es dónde se encuentra la hipófisis se empieza a producir oxitocina.

Este fenómeno se llama reflejo hipotalámico o también se llama reflejo de Ferguson-Harris.

Con este fenómeno se empiezan a producir las contracciones uterinas al tiempo que se incrementa la producción de otra hormona llamada prostaglandinas.

¿Cómo se calcula la fecha probable de parto?

La fecha probable de parto se calcula a partir del primer día de la última regla. A partir de hay que sumar 280 días, es decir 10 meses lunares. Pero no es una ciencia exacta, sino un simple cálculo estadístico. En el retraso o adelanto del parto intervienen muchos factores y uno de ellos es la regularidad de la regla.

Artículos Relacionados Mitos del embarazo, parto y bebé A lo largo de los siglos, se han ido creando una serie de mitos sobre el embarazo, el parto, los bebés… Hoy, gracias a las investigaciones y al adelanto de la medicina se sabe que esas creencias no tienen una base científica que las sustente y que en su mayoría son falsas: los embarazos… Mitos del embarazo, parto y bebé «Cada embarazo nos cuesta un diente». Es una máxima repetida por madres y abuelas. Pero no es más que un mito, porque el bebé en ningún caso roba calcio a los dientes de la madre. Lo que si le perjudica es que su madre no siga una adecuada salud bucodental durante la gestación. El bebé… Mitos del embarazo, parto y bebé Uno de los miedos más frecuentes en las mujeres embarazadas es que el cordón umbilical se enrolle en el cuello del bebé hasta el punto de poder asfixiarlo dentro del útero materno. Si presenta vueltas de cordón (circulares) en el cuello, por ejemplo, la matrona suele solucionarlo con… Mitos del embarazo, parto y bebé Uno de los mitos más extendidos entre las embarazadas es aquel que dice que si la mamá tiene un deseo imperioso de un determinado alimento, es decir, lo que todos conocemos como antojo, y éste no es complacido, el bebé nacerá con una mancha en su piel, que a su vez representa ese apetito…

Источник: https://www.natalben.com/en-el-embarazo/desmontando-mitos-hay-mas-partos-los-dias-de-luna-llena

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: