Parto con más hijos

Cómo es el segundo parto: todo lo que necesitas saber

Parto con más hijos

Si ya tienes un hijo y te encuentras embarazada de nuevo, es probable que te preguntes cómo será este segundo parto. Con la ayuda de la doctora Mónica Martín, ginecóloga del Hospital Nuestra Señora del Rosario, de Madrid, te contamos cómo suelen ser los partos de las mujeres que dan a luz por segunda vez

Es muy posible que ya te hayas dado cuenta de que hay algunas diferencias entre este embarazo y el anterior.

Por ejemplo, las contracciones de Braxton Hicks “puede que las sienta más”, aunque también advierte la ginecóloga que “es una percepción muy variable entre las gestantes”. No obstante, la experiencia en el embarazo, como dice el dicho, es un grado.

La madre va a estar muy atenta al proceso e identificará rápidamente el tipo de contracciones porque ya las ha experimentado con su primer hijo.

“Muchas veces -indica- el hecho de haber tenido un parto previo, y por tanto contracciones, puede hacer que la mujer sepa cuál es la sensación y las identifique mejor”. Una de las mayores preocupaciones de las mujeres que tuvieron un primer parto complicado es que en el segundo la experiencia sea similar. Sin embargo, no tiene por qué ser así.

“Es un miedo habitual de la paciente que ha tenido un parto largo o un expulsivo prolongado o con fórceps o con un gran desgarro. Siempre intentamos tranquilizar a las gestantes en este sentido porque lo más frecuente es que el segundo parto sea siempre más corto y sencillo para la madre”, explica la doctora Martín.

De hecho, las mujeres suelen referir que el segundo parto suele ser mucho más fácil y los médicos afirman que presenta menos complicaciones.  Según la doctora Mónica Martín, hay menos riesgo de:

  • Inducción del parto: el nacimiento del pequeño se suele producir entre las semanas 38 y 39, y es más raro que se produzca una gestación prolongada, es decir más allá de las semanas 41 o 42 de gestación, que implica provocar el parto
  • Cesárea por no progresión del parto opor desproporción del bebé con el canal del parto
  • Parto instrumental: fórceps, espátula o ventosa
  • Desgarro​​​​​ del periné

Suele ser más corto

Todas las fases de parto se acortan en las mujeres en un segundo parto, tanto la parte latente, es decir las de las contracciones irregulares, como la de dilatación y el expulsivo. “Por eso se aconseja acudir un poco antes al hospital”, afirma la doctora Martín. 

Si en un primer parto, los ginecólogos suelen aconsejar que se vaya al hospital a la hora y media de tener contracciones regulares cada cinco minutos, pero cuando se ha dado a luz anteriormente aconsejan acudir al hospital cuando durante hora y media se hayan tenido contracciones cada diez minutos.

El cérvix se borra y se dilata a la vez

El motivo es que hay una fase del parto que las mujeres multíparas prácticamente se “saltan”: el borramiento del cuello del útero.

Cuando una mujer que nunca ha dado a luz se pone de parto, el cuello del útero o cérvix lentamente se va estirando y volviéndose más delgado y una vez que se ha producido este proceso, empieza a dilatarse para que el bebé pueda pasar por el canal del parto.

Tras ese primer parto, el cuello del útero no recupera su estado previo. Cuando hay un segundo parto, el proceso de borramiento y dilatación es simultáneo.

El parto puede doler menos

Como tanto la fase de dilatación como el periodo expulsivo del parto se acortan en el tiempo, el dolor es menor. “También el hecho de haber pasado por el proceso previo ayuda a sobrellevar mejor las circunstancias”, nos comenta la doctora Martín. 

Si tuviste un parto por cesárea con tu primer hijo, tu segundo retoño no tiene por que nacer así.

Según la doctora Mónica Martín, “si el periodo entre los dos partos es mayor de 18 semanas puede intentarse un parto por vía vaginal, siempre que previamente la gestante esté de acuerdo”.

Sí es verdad que si la cesárea anterior se practicó por desproporción pélvico-cefálica, frecuente cuando el niño es grande, o por no progresión de parto “tienen más riesgo de una segunda cesárea”, aunque no se contraindica un parto vaginal.

Cuándo será una cesárea segura

Pero por supuesto no siempre es posible. No se podrá intentar un parto vaginal si la primera cesárea se realizó por que la mujer antes del parto tuvo:

  • Una rotura del útero​​​​​
  • Una cirugía uterina en la que se practicó una incisión en la cavidad endometrial 
  •  O si la incisión de la cesárea que se le practicó la primera vez fue a lo largo (desde el ombligo hacia el pubis) o en forma de T. Aunque como nos apunta la doctora Martín, no es frecuente que la cesárea hoy se lleve a cabo con estas técnicas, “si [dicha incisión] se realiza hay que comunicar a la paciente que el siguiente parto siempre será por cesárea”.

Cómo es el segundo posparto 

Las mujeres que han tenido hijos previamente suelen tener un mejor posparto, en parte porque el riesgo de parto instrumental o de desgarro es menor. Sin embargo, hay algunas molestias que suelen ser más complicadas:

  • Los entuertos: Son contracciones del útero que se producen inmediatamente después del nacimiento del bebé y en los primeros días tras el parto para expulsar los coágulos que se acumulan en la cavidad uterina y para que el útero recupere su tamaño habitual. “A partir del segundo parto como el músculo está 'dado de sí', ha perdido parte de la elasticidad y necesita contraerse con más fuerza. Por eso los entuertos duelen más”, afirma la doctora Martín.
  • Hemorragia o loquios: Son las pérdidas de sangre vaginal que se producen por la herida que la placenta dejó en la pared del útero. En el segundo parto, esas hemorragias son mayores que en el primero también porque el útero está más dilatado y tarda más en contraerse.
  • Trombosis venosa: Existe un riesgo mayor de que se generen trombos, en parte porque la edad de la madre, que obviamente es más avanzada, y por el hecho de haber tenido más hijos.

Artículos Relacionados Quieres quedarte embarazada otra vez: segunda gestación, segundo parto, segundo bebé. La rueda de la vida vuelve a ponerse en marcha y lo hace todo nuevo… ¡la ilusión está intacta! Ahora necesitas más cuidados incluso que siendo madre primeriza porque tienes más responsabilidades entre… Complicaciones del embarazo Siempre que pensamos en dolor de ciática durante el embarazo pensamos en mujeres con la gestación muy avanzada. Sin embargo, no siempre es así y en muchos casos la ciática aparece muy pronto, al empezar el segundo trimestre de embarazo o antes. No olvides que para algunas mujeres el dolor… Complicaciones del embarazo Si durante el embarazo te sientes triste, sin ganas de nada o te asaltan pensamientos negativos puedes estar ante una depresión. No son síntomas del embarazo y por eso es recomendable acudir al médico porque puede tener efectos negativos sobre la gestación, tu salud y la de tu bebé. La…

Источник: https://www.natalben.com/segundo-embarazo-parto-mas-facil-rapido

Las impresionantes imágenes del parto de una madre acompañada por sus hijos mayores

Parto con más hijos

Reconozco que durante mis partos no quería a mucha gente a mi alrededor y me bastaba con la presencia de mi marido y padre de mis hijos. Para mi era un momento íntimo, que tenía que quedarse entre nosotros.

Pero está claro que cada mujer vive y entiende su parto de manera diferente y decide compartirlo con las personas que más quiere. Ese es el caso de Hollie Lau de Columbus, Ohio (Estados Unidos).

Decidió dar a luz a su tercer hijo, en compañía de su marido, sus padres y sus dos hijos, Charlie, de nueve años, y Hank, de siete años.

Y para que «la fiesta», como ella la llama, fuera perfecta, también estaban presentes su doula y su fotógrafa.

Gracias a esta fotógrafa de nacimientos, Hanna Spencer, el nacimiento de Robin Indigo en compañía de sus hermanos quedó bien documentado, con unas imágenes increíbles y muy realistas que muestran el maravilloso vínculo existente entre la madre y sus hijos.

Los niños quisieron participar en el nacimiento de su hermana

A diferencia de la mayoría de las madres que describen sus partos, Hollie habla del nacimiento de su niña, su tercer hijo, como una fiesta: «fue mucha gente».

Estaba su doula y su fotógrafa, pero también sus padres, su marido y dos invitados de excepción: sus hijos mayores.

Pero no eran meros espectadores: de hecho, Charlie, el mayor, apoyó a su madre en los momentos duros del parto, tal y como ella misma señala: «era mi pequeño doula».

Pero, aunque el momento del parto se presentó sin esperarlo, la presencia de los hermanos mayores estaba bien pensada y planeada. Hanna, que también es doula, explica que siempre había querido tener a sus hijos a su lado cuando diera a luz a su hermana.

«Tener a nuestros hijos en el nacimiento fue una decisión bien meditada y pasamos mucho tiempo planeándolo».

Asegura, además, que fueron sus hijos quienes pidieron estar presentes en el nacimiento de su hermanita y sus padres decidieron darles la oportunidad de hacerlo.

Tanto ella como su marido tomaron todas las precauciones necesarias para asegurarse de que los niños estuvieran preparados para lo que verían ese día. Se aseguraron de que el hospital permitiría que estuvieran con ellos durante el parto y les prepararon para lo que iban a vivir, para que asumieran un rol de apoyo. Incluso asistieron a una clase de educación sobre el parto.

«El nacimiento puede parecer aterrador y abrumador, así que quisimos prepararlos mentalmente».

Eso sí, los acontecimientos se precipitaron, tal y como cuenta Hollie:

«En una visita a la matrona notaron que el ritmo cardiaco del bebé iba más lento, así que una ambulancia me llevó al hospital porque era momento de inducir el parto».

Mientras, su marido Bryan fue a recoger a sus hijos al colegio y les llevó al hospital a ver a su madre, quien recuerda que se quedaron para el comienzo de la inducción y luego se fueron a casa para comer y descansar hasta que el parto comenzara a avanzar.

Unas horas después, de madrugada, llamó a los abuelos y les pidió que vinieran con sus hijos porque «ya estábamos en la última etapa del parto».

Y, según recuerda, los niños estaban encantados:

«Mi madre comentó que nunca había visto a los niños prepararse tan rápido cuando los despertó. Estaban tan emocionados y querían estar con nosotros y cerca de mí.»

El maravilloso vínculo entre la madre y sus hijos

Cuando llegaron al hospital, los dos se metieron de lleno en lo que estaba ocurriendo. Hollie había pedido a sus padres que los sacaran de la habitación si se volvía demasiado abrumador para ellos, pero estaban «fascinados».

Durante todo el parto, sobre todo Charlie, el mayor, no se movió del lado de su madre, apoyándola.

«Asumió de manera natural su papel de apoyo. Se metió de lleno. Haciendo las mismas cosas que una doula haría»

La fotógrafa Hanna, asegura que sintió una gran admiración al ver el vínculo entre Hollie y su hijo en esas fotos. Sabe que su amiga, «educa a sus hijos para que abrecen y se expresen, y eso se ve reflejado en esas fotografías». Hay magia.

Pero, al final los niños sí se sorprendieron, tal y como cuenta su madre, porque parece que nunca están los suficientemente preparados: «parecían los más sorprendidos durante la coronación», aunque añade que fue una sorpresa agradable:

«Comenzar a ver a su hermana y la parte superior de su cabeza después de haber trabajado tan duro durante el parto fue emocionante para ellos».

«Una vez que nació su hermana, los dos niños se sentaron con nosotros mientras yo amamantaba por primera vez y me cuidaron con ternura. Nos rodearon con mis mantas, me quitaron el pelo de la cara y se quedaron mirando a su nueva hermana mientras nos acurrucábamos juntos. Fue mágico».

No todo el mundo comparte la decisión de Hollie y su marido

Por supuesto, no todo el mundo ve magia en esta experiencia, aunque Hollie reconoce que no le molestan las críticas.

«La gente que conoce a mis hijos entiende que esto fue muy especial para nuestra familia».

Asegura que mucha gente sexualiza el nacimiento porque usa las mismas partes del cuerpo, pero eso no podría estar más lejos de la experiencia que tuvieron los niños: «Es una parte normal de la vida y lo tratamos como una lección de ciencia».

«Así es como los humanos traen vida al mundo. Cuando podemos normalizarla, los niños crecen siendo más positivos para el cuerpo. Nosotros, como sociedad, no necesitamos esconder el nacimiento y la lactancia de nuestros hijos».

Y hay más: asegura que no solo fue una experiencia inigualable para los niños, sino que su apoyo y presencia también le ayudaron en los momentos más duros del parto:

«Cuando empecé a dudar de mí misma, su presencia me recordó que lo había hecho antes y que podía hacerlo de nuevo».

Vía | Cafe Mom

Fotos | Hanna Spencer, fotógrafa de Milk and Hannah (con permiso de publicación expreso)

En Bebés y Más | 'Parir en el siglo 21', el documental interactivo que nos muestra el parto respetado y humanizado de cinco mujeres, La impresionante fotografía que captura cómo se mueven los huesos de la madre durante el parto para abrir camino al bebé

Источник: https://www.bebesymas.com/parto/impresionantes-imagenes-parto-madre-acompanada-sus-hijos-mayores

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: