Parto en el octavo mes de embarazo

Desarrollo del bebé en el octavo mes de embarazo: semanas 31 a la 35

Parto en el octavo mes de embarazo

El octavo mes de embarazo es muy importante, puesto que se aproxima el momento de tener a tu bebé entre tus brazos. Durante las semanas 31-35 de embarazo encontrarás cambios significativos, y no solo en tu cuerpo, sino también en el del bebé.

Los sentidos que se han ido formando durante los 8 meses de embarazo están ahora desarrollados casi en su totalidad. El oído funcionará a la perfección y sus ojos ya le permitirán notar los cambios de luz, aunque no será capaz de ver correctamente.

Creará un patrón de sueño, que puede ser diferente al tuyo, y comenzará a adoptar una posición encogida. Así mismo, el bebé recibirá anticuerpos que lo protegerán de posibles enfermedades en sus primeras semanas de vida.

Su peso será de 2,2 kg, aproximadamente, y es posible que engorde hasta 200 gramos por semana.

A continuación, vamos a conocer cómo se desarrolla el bebé en el octavo mes de embarazo, así como los cambios que podrás experimentar.

Qué se siente a los 8 meses de embarazo: síntomas y cambios en la madre

El octavo mes de embarazo acostumbra a ser bastante incómodo. El espacio del feto dentro de ti será más reducido, por lo que notarás que sus movimientos son mucho más pesados e incluso te costará respirar en algunos momentos. Además, hay que tener en cuenta que en esta etapa es cuando más engorda el bebé, por lo que te sentirás mucho más pesada.

¿Qué otros síntomas y cambios se producen a los 8 meses de embarazo?

  • Cansancio extremo: es posible que te sientas más cansada al no poder dormir correctamente, y no solo por el tamaño de la barriga, sino porque puede que el bebé ya haya cogido ese patrón de sueño contrario al tuyo.
  • Digestiones pesadas y ardor de estómago: el bebé ya está ocupando parte del espacio del estómago, por lo que las digestiones suelen ser mucho más pesadas e incómodas. Por ello, lo mejor es realizar comidas pequeñas de forma más seguida.
  • Aumento de peso: es en esta etapa del embarazo cuando más se suele notar el aumento de peso porque el feto engorda más y esto puede hacerte sentir incómoda.
  • Calambres en las piernas y dolor de espalda: al pesar más, es posible que empieces a notar calambres en las piernas y dolores de espalda. Así mismo, se te podrán hinchar los pies y las manos y no será extraño tener algunos dolores de cabeza.
  • Ligera secreción de calostro debido a que ya se empieza a formar la leche.
  • Dificultad para respirar: el feto también ocupa parte del lugar de los pulmones, por lo que respirar puede ser un poco más difícil.
  • Contracciones: en este mes ya se podrán empezar a sentir contracciones un poco más fuertes. El feto está casi listo para salir.

Cómo se desarrolla el bebé en las semanas 31-35 de embarazo

Las semanas 31-35 del embarazo son muy importantes, ya que el feto se encuentra casi en la etapa final de su desarrollo intrauterino. Es por ello por lo que vamos a ver qué es lo que pasa semana a semana en el octavo mes de embarazo.

Semana 31 de embarazo

Es posible que el feto se mueva de forma continuada. En esta semana, además, su piel adopta un tono más rosado y es posible que ya se haya dado la vuelta y se haya puesto cabeza abajo en el útero.

Semana 32 de embarazo

A partir de las 32 semanas de embarazo empezarás a notar que el feto comienza a engordar de forma más rápida, ya que es a partir de ahora cuando el bebé coge más peso, pudiendo engordar la mitad de lo que ya pesa.

Otro dato significativo del desarrollo del bebé a los 8 meses de embarazo es que las uñas estarán ya formadas y es probable que ya tenga pelo.

Semana 33 de embarazo

El peso aproximado del bebé en las 33 semanas de embarazo es de 2 kilos y la mayoría de sus huesos comienzan a endurecerse. No obstante, los huesos de la cabeza serán aún muy blandos, lo que le permitirá pasar por el canal vaginal sin el menor problema. Algunos de sus órganos estarán terminando de madurar y estará casi listo para salir.

Semana 34 de embarazo

Sus pulmones ya estarán formados, su cerebro se desarrollará de manera significativa, seguirá aumentando de peso y notarás con más intensidad cada uno de sus movimientos. Además, es ahora cuando el especialista comprobará en la ecografía que todo está estupendamente.  El estado de la placenta y del cordón umbilical ayudará al ginecólogo a prever el parto.

Semana 35 de embarazo

Los riñones ya estarán bien desarrollados, el hígado comenzará a funcionar y su cerebro estará totalmente formado. Además, le transmitirás la inmunidad que necesita para sobrevivir al nacer hasta que desarrolle su sistema inmune.

A partir de aquí, el bebé solo necesitará aumentar su peso.

Cuidados en el octavo mes de embarazo

Para aliviar los síntomas que sentirás a los 8 meses de embarazo, ten en cuenta estos consejos:

  • Date duchas de agua fría en las extremidades para bajar la hinchazón.
  • Duerme sobre el lado izquierdo y, a ser posible, con una almohada especial en la que reposar la barriga.
  • Descansa siempre que puedas.
  • Haz comidas pequeñas en cortos periodos de tiempo.
  • No olvides usar mucha crema hidratante o aceites corporales para evitar las estrías.
  • Camina cada día un mínimo de 30 minutos.
  • Pon las piernas en alto.
  • No hagas sobreesfuerzos y, ante cualquier dolor, acude al médico.

Síntomas de parto prematuro

Si un bebé nace en el octavo mes de embarazo podrá salir adelante sin el menor problema. Pero, ¿cuáles son los síntomas de un parto prematuro?

  • Contracciones
  • Dolor en la zona lumbar.
  • Presión en el pubis.
  • Cólicos.
  • Aumento de las secreciones vaginales.
  • Sangrado vaginal.
  • Rotura de la bolsa.

Como puedes comprobar, varios de los signos descritos coinciden con los síntomas habituales que se sienten en el octavo mes de embarazo, de manera que en caso de notar dolor lumbar, presión, leves molestias, etc.

, debes saber que puede ser totalmente normal. Pero, si consideras que algo no va bien, observas sangrado vaginal o algún otro indicio claro de parto prematuro, es recomendable llamar al médico.

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá. ¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

Bibliografía

  • Organización Mundial de la Salud.
  • net
  • Bruce M. Carlson. Embriología humana y biología del desarrollo.
  • Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar social.
  • Asociación “El parto es nuestro”.

Источник: https://www.enfamil.es/blogs/mi-embarazo/desarrollo-de-bebe-en-el-octavo-mes-de-embarazo

Octavo Mes de Embarazo: Síntomas y Cuidados – ¡Incluye IMÁGENES!

Parto en el octavo mes de embarazo

¡Nos encontramos en la recta final del embarazo! La barriga al final del octavo mes de embarazo habrá crecido notablemente y, por sus dimensiones y peso, probablemente ya te cueste dormir. Ponerte los calcetines o vestirte puede ser una tarea complicada ¡Pide ayuda siempre que la necesites!

El feto cada vez tiene menos espacio dentro del útero y sus movimientos, en el octavo mes de embarazo, pueden llegar a ser molestos. Haciendo referencia a su desarrollo, en el octavo mes de embarazo sus pulmones alcanzarán el nivel óptimo de maduración. En este artículo de paraBebés, te lo contamos todo sobre el octavo mes de embarazo: síntomas y cuidados.

También te puede interesar: Primer mes de embarazo

El octavo mes de embarazo comprende cuatro semanas: se inicia en la semana 32 y termina en la semana 35, situándonos dentro del tercer trimestre de embarazo.

En el octavo mes de embarazo, el bebé ya es capaz de reconocer sus extremidades y de diferenciarlas del resto de elementos que se encuentran dentro del útero.

Con el sentido del tacto perfectamente desarrollado, es selectivo con aquellas texturas que le gustan y con aquellas que no. Su aspecto es prácticamente el de un recién nacido.

Hasta el momento del parto, su desarrollo se centrará en aumentar de peso.

En relación a la madre, la barriga en el octavo mes de embarazo ya tiene unas dimensiones consideradas. El cansancio y la hinchazón de las piernas se apodera de las últimas semanas. Pueden apreciarse las primeras producciones de calostro, el primer alimento que nutrirá a tu bebé antes de la subida de la leche.

A parte de la incomodidad y el peso que conlleva tener una barriga de 8 meses de embarazo, a continuación, te contamos otros síntomas del octavo mes de embarazo:

  • Mareos
  • Cansancio
  • Acidez o ardor
  • Digestiones pesadas
  • Estreñimiento
  • Sueño
  • Leucorrea (abundante flujo vaginal)
  • Dolor lumbar
  • Necesidad de ir a orinar frecuentemente
  • Cambios de ánimo
  • Presión en la vagina
  • Antojos o aversión por determinadas comidas
  • Primeras producciones de calostro (primera producción antes de la leche materna)
  • Contracciones de Braxton Hicks

Contracciones de Braxton Hicks

A partir de la segunda mitad del embarazo, es común empezar a sentir contracciones, estas contracciones no son de parto, se llaman contracciones de Braxton Hicks.

A diferencia de las contracciones de parto, no son dolorosas y no aumentan en intensidad a medida que avanzan las contracciones. Generalmente se mantienen débiles y no van a más, son simples molestias. También puede que la primera contracción sea fuerte pero, que las siguientes, disminuyan en intensidad. El dolor es similar a los dolores de la menstruación.

Este tipo de contracciones, suelen ocurrir en intervalos irregulares, pueden empezar cada 10 o 20 minutos, a diferencia que las contracciones de parto que, incrementan en intensidad, en intervalos de 5 minutos.

Cambios en la madre

En el octavo mes de embarazo, la característica más significativa es el gran volumen y tamaño de la panza. Nos encontramos en el final del embarazo y, junto con el crecimiento del bebé, la barriga ha obtenido unas dimensiones considerables. Otros de los cambios en la madre son:

  • Aumento de peso: en el octavo mes de embarazo, la embarazada habrá aumentado unos 10 kg.
  • Hinchazón en las piernas: causado por la retención de líquidos.
  • Aumento del tamaño del pecho: también aumenta la sensibilidad.

A continuación, te explicamos los rasgos más significativos del desarrollo del fetoen el octavo mes de embarazo:

  • Los órganos. En la semana 32 de embarazo, los órganos del bebé ya están perfectamente desarrollados y han alcanzado el nivel óptimo de maduración. Al final del octavo mes de embarazo, los pulmones estarán preparados para que el recién nacido pueda respirar autónomamente.
  • Los huesos continúan el proceso de osificación. El cartílago se vuelve más duro y cada vez es menos flexible. Este proceso de osificación no terminará hasta que el bebé llegue a la etapa de la adolescencia.
  • Aumento de peso. A partir de la semana 33 de embarazo, aunque continuará aumentando de tamaño y, sobre todo, aumentando de peso.
  • Las uñas han alcanzado la punta de los dedos, aunque aún son muy finas y transparentes. Es frecuente que el bebé se pueda arañar la cara. El vérnix, le protegerá para que estas pequeñas heridas se curen fácilmente.
  • El rostro. En la semana 34 de embarazo, el rostro del bebé se redondea y termina de perfeccionarse obteniendo el aspecto final que tendrá una vez nazca.
  • El sentido del tacto. El bebé ya es capaz de reconocer sus extremidades y de diferenciar su cuerpo de las distintas texturas que le rodean. Puede que, por ejemplo, al tocar con las manos el cordón umbilical, quiera apartarse.
  • El cerebro. En el transcurso de la semana 35 de embarazo, hay una actividad cerebral muy activa, ya que se están creando múltiples conexiones neuronales. Se desarrollan las distintas partes del cerebro. El sentido de la vista es el que más tarda en desarrollarse, ya que, dentro de la barriga de mamá hay muy poca luz. Cuando nazca, el recién nacido reconocerá a sus cuidadores por el olfato y el tacto. Por esta simple razón, es importante no usar perfumes ni colonias que alteren el olor corporal.
  • La piel del bebé ya ha obtenido pigmentación. Junto con la formación de las distintas capas, deja de ser de rojiza y transparente.

¿Cuánto pesa y mide el feto?

Al inicio del octavo mes de embarazo, en la semana 32, el feto mide 42,4 cm y pesa 1,7 kg. Sin embargo, al final del octavo mes de embarazo, en la semana 35, el feto mide 46,2 cm y pesa 2,3 kg.

Podemos observar que en cuestión de un mes, el bebé ha aumentado 600 g y 4 cm de longitud. A partir de la semana 35 de embarazo, el aumento de peso continúa siendo más significativo que el crecimiento longitudinal.

Esta información es general y aproximada, será el ginecólogo o la ginecóloga, el que determinará el peso y las medidas exactas mediante una ecografía.

Movimientos del bebé

Falta poco más de un mes para dar a luz y el espacio sobrante es prácticamente inexistente. El bebé ocupa casi cada rincón de tu vientre y le es complicado moverse cómodamente.

Normalmente, en el octavo mes, la mayoría de bebés ya están colocados en posición cefálica, es decir, la posición más recomendada para llevar a cabo un parto vaginal.

Al colocarse con la cabeza encajada en la pelvis, sus piernas están en dirección al estómago. El bebé se estira y se mueve intentando colocarse en la posición más cómoda.

Estos movimientos en el final del embarazo pueden ser realmente molestos.

Si se observa la panza en el octavo mes de embarazo, se podrán apreciar los movimientos desde el exterior. Nos podemos hacer una pequeña idea del poco espacio que dispone el bebé.

A continuación, te explicamos los cuidados en el mes 8 de embarazo.

Pruebas médicas

Las pruebas médicas que se realizan durante el octavo mes de embarazo pueden variar dependiendo del seguro médico que tengamos contratado.

  • Ecografía: entre la semanas 32 y la semana 36 de embarazo, se realiza la tercera y última ecografía. Esta ecografía sirve para observar en qué posición se encuentra el bebé, el peso y medidas y la cantidad de líquido amniótico que hay.
  • Prueba de coagulación: esta prueba se realiza para evitar posibles hemorragias descontroladas durante el parto.
  • Análisis de sangre: se vuelven a repetir los test de hepatitis B y C, SIDA, toxoplasmosis, ETS si en el primer trimestre han dado negativo.
  • Análisis de orina: se descartan posibles infecciones vaginales por bacterias o hongos.
  • Exudado vaginal: en torno a la semana 35 de embarazo, se realizará un frotis!! y cultivo vaginal para comprobar si puede!! haber la presencia de la bacteria estreptococo del grupo B.

Qué comer en el octavo mes de embarazo

A partir del octavo mes de embarazo, es probable que el reflujo y el ardor gástrico se acentúe. Esto ocurre, a consecuencia de la presión del feto en el estómago.

Se recomienda que la dieta en el final del embarazo, sea una dieta ligeray saludable para hacer las digestiones lo más fáciles posibles.

Por otro lado, si hay estreñimiento o hemorroides, es vital incluir alimentos con fibra para facilitar ir al baño.

Seguiremos prestando atención a los alimentos contraindicados. Otros, reduciremos su consumo.

  • Las carnes y pescados crudos o poco hechos.
  • Los embutidos o procedentes crudos.
  • Los productos sin pasteurizar.
  • Los huevos deben estar bien cocinados y las tortillas bien hechas. La repostería no puede contener huevo crudo.
  • Las ensaladas, frutas y verduras crudas se recomienda que sean caseras para asegurarse de su óptima higiene y desinfección. Podrían contener parásitos como la toxoplasmosis.
  • Limitar la ingesta de pescados grandes con altos niveles de mercurio: atún o pez espada.
  • Limitar la ingesta de cafeína a 200 mg por día.
  • Ni tabaco ni alcohol.

Cuidados

  • Hidratación. En el octavo mes de embarazo, seguiremos hidratando la piel, sobre todo la del abdomen, ya que está en su punto máximo de tirantez. Hidratando la piel evitaremos la aparición de estrías y picor.
  • La ropa y los zapatos durante el final del embarazo es recomendable que sean cómodos. El uso de ropa premamá o ropa cómoda será necesario.
  • El pecho puede haber aumentado de tamaño considerablemente y es recomendable usar sujetadores adaptados al tamaño del pecho y sin aros. Los expertos en lactancia materna han demostrado que los aros interfieren negativamente con la lactancia materna.
  • Insomnio gestacional. En el final del embarazo es frecuente que se de insomnio gestacional por la incomodidad y dimensiones de la panza. Aún así, es recomendable intentar descansar lo máximo posible.
  • Leucorrea. Si hay abundante flujo, es decir, leucorrea, realizaremos frecuentes cambios de ropa interior. Se desaconseja usar tampones y compresas, ya que retienen el flujo y se podría dar una candidiasis o infección bacteriana.
  • Exposición al sol. Es aconsejable evitar la exposición directa al sol para prevenir la aparición de manchas en la piel.
  • Higiene bucodental. Seguiremos manteniendo una buena higiene bucodental y, si es necesario, acudiremos al dentista ante cualquier molestia fuera de lo normal.

A continuación, encontrarás una galería de imágenes del octavo mes de embarazo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Octavo mes de embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo mes a mes.

Bibliografía

  • Carlson, B. M. (2005). Embriología humana y biología del desarrollo. Elsevier.
  • Sadler, T. W., & Langman, J. (2007). Embriología médica: con orientación clínica. Ed. Médica Panamericana.

Источник: https://www.parabebes.com/octavo-mes-de-embarazo-49.html

8 meses de embarazo: síntomas y cuidados

Parto en el octavo mes de embarazo

El octavo mes de embarazo comprende de la semana 29 a la 32. Durante su transcurso, el crecimiento del feto es bastante considerable, pues aproximadamente ya ha alcanzado la mitad del peso que tendrá cuando nazca y va adquiriendo la posición que tendrá en el parto.

Este momento está cada vez más próximo, por lo que es importante estar atenta a posibles síntomas que puedan suponer una amenaza de parto prematuro.

¿Qué puede notar la embarazada?

En el octavo mes de gestación, es posible que, de vez en cuando, el vientre se endurezca como consecuencia de las llamadas contracciones de Braxton-Hicks, lo que es síntoma de que el útero se prepara para el parto.

El volumen del vientre va dificultando el movimiento y puede hacer que la mujer se canse más al andar, en la práctica de cualquier actividad rutinaria o incluso hablando. El dolor de espalda y de piernas puede ser más intensos a partir de este mes.

El aumento de peso en la mujer es más evidente a partir de ahora, pues en conjunto puede estar cargando más de 8 kg de peso extra entre:

  • Feto
  • Placenta
  • Útero
  • Líquido amniótico
  • Peso del crecimiento de los pechos

En caso de que el bebé ya esté colocado boca abajo para el momento del parto, es normal que la embarazada note que las caderas y la pelvis se van ensanchando para preparar el nacimiento. Ello hace que caminar sea un poco incómodo.

El feto se coloca boca abajo a partir del 8º mes de embarazo

El útero alcanza su grado máximo de expansión y puede incluso llegar a situarse muy próximo al esternón, lo cual provoca que el estómago esté mucho más comprimido. Debido a esto, la acidez o el ardor pueden sufrirse de manera más notoria.

Por su parte, la vejiga y los intestinos también sufren la falta de espacio provocada por el crecimiento del bebé. La frecuencia de micción y el estreñimiento se agudizan.

Existen posibilidades de sufrir calambres en las piernas, que soportan un peso extra muy grande. Para evitar los calambres, que pueden ser dolorosos, toma alimentos ricos en calcio y hazte masajes diarios. También es recomendable dormir con los pies un poco elevados.

Afortunadamente, no todos los síntomas que se producen en este periodo son molestos. Por ejemplo: es muy normal que la mujer se note el cabello más abundante y voluminoso debido al cambio hormonal.

Por último, los cambios de humor y la ansiedad suelen acentuarse en este momento. Los deseos de que llegue el parto se mezclan con el miedo. Estas sensaciones pueden afectarte al sueño y provocarte insomnio.

El bebé puede llegar a medir más de 44 cm de cara al final de la semana 32. En cuanto a su peso, puede alcanzar los 1800 g.

Evolución del feto en el 8º mes de embarazo

La cabeza del feto sigue desarrollándose para acomodar el cerebro, aunque los huesos del cráneo todavía no se cierran. Su sistema nervioso central continúa evolucionando: se forman las neuronas olfativas y empieza a percibir los olores fuertes.

El lanugo que le cubría el cuerpo comienza a caer y la piel es cada vez más lisa y pálida debido a la acumulación de grasa. Las pequeñas uñas del feto pueden llegar a extenderse más allá de las puntas de los dedos.

En este link te enseñamos qué es el lanugo y cuál es su función en el desarrollo del feto: El lanugo.

Debido a que el espacio en el útero va siendo cada vez más reducido, el bebé pierde amplitud de movimiento. Por ello, es normal que se puedan notar más movimientos rotatorios en lugar de patadas enérgicas. A veces, los movimientos pueden ser espasmódicos debido a que la ingesta de líquido amniótico le puede provocar hipo.

El bebé ya es capaz de distinguir entre luz y oscuridad. Dado que sus sentidos están muy desarrollados, se aconseja estimular al feto con música o hablándole.

Consejos y controles médicos

En el octavo mes de embarazo se realiza la ecografía del tercer trimestre. En esta prueba de imagen se comprueban los siguientes aspectos:

  • Crecimiento fetal
  • Posición del bebé dentro del útero
  • Cantidad de líquido amniótico
  • Estado de maduración de la placenta

Además del ultrasonido, también se suele realizar una analítica de sangre y una de orina como proceso rutinario. Durante este trimestre, puede que el médico recomiende la vacunación contra ciertas enfermedades para evitar problemas en el recién nacido, como la gripe o la tos ferina.

Como se ha mencionado anteriormente, es muy posible que, a partir de este mes, la mujer note más incomodidad al andar por el ensanchamiento de las caderas y la pelvis. Por ello, se recomienda comenzar a informarse sobre las clases de preparación al parto, así como practicar ejercicios específicos para esas zonas del cuerpo.

El octavo mes semana a semana

Los cambios más importantes que pueden sucederle a la embarazada y al bebé durante este mes son los siguientes:

Semana 29

En estos días empieza a notarse la presión que ejerce el crecimiento del bebé sobre los órganos internos de la madre. Es lógico tener esa sensación, ya que el útero está expandido casi en su totalidad.

El feto, que ya tiene unas medidas mucho más proporcionadas, se moverá con mucho vigor y sus movimiento se podrán notar incluso sobre la propia piel de la madre.

Con respecto a su desarrollo, está prácticamente formado. Sin embargo, los pulmones aún no han finalizado su evolución, ya que son los órganos que lo hacen con mayor lentitud.

La alimentación de la madre es muy importante en las últimas semanas de embarazo debido a que el crecimiento del feto exige más nutrientes y vitaminas. Se recomienda tomar mucho calcio, hierro, ácido fólico, proteínas y vitamina C.

Semana 30

Es fácil que la futura mamá note que la pelvis y las caderas se ensanchan durante esta semana. Se aconseja ejercitar los músculos de estas zonas para facilitar el trabajo de parto.

Todos estos síntomas tan molestos, junto con los cambios hormonales y los nervios por el nacimiento, pueden provocar cambios de humor repentinos en la futura madre, lo cual es muy común. Es importante controlar las emociones y, sobre todo, pedir ayuda y comprensión a la gente de nuestro entorno.

Respecto al bebé, se están generando nuevas capas de vérnix, una sustancia grasosa blanquecina que recubre su piel y que le ayuda a mantener la temperatura corporal. Esto hace que siga aumentando de peso y que la piel empiece a ser más tersa.

Semana 31

Conforme el bebé continúa acumulando grasa debajo de su piel, el lanugo va desapareciendo, lo cual hace que su aspecto sea cada vez más similar al que tendrá en el nacimiento.

La mayoría de los órganos del bebé están prácticamente formados y sólo se dedica a ganar peso y talla. Aunque cada vez tiene menos espacio para poder moverse, su actividad no se detiene. Si a estas alturas del embarazo no está colocado boca abajo, es muy posible que comience a hacerlo a partir de esta semana.

Respecto a las sensaciones en el cuerpo de la embarazada, es natural que a estas alturas el sueño sea bastante difícil, puesto que el volumen del vientre y la frecuencia de micción le impiden dormir de forma seguida.

Semana 32

Muchas mujeres coinciden en que entre la semana 31 y 32 se produce un cambio radical en el tamaño de la barriga. El volumen aumenta considerablemente, ya que el bebé continúa su desarrollo. Sin embargo, si naciera en esta semana se consideraría un parto prematuro.

El cerebro del futuro recién nacido está ya casi desarrollado, pues las diferencias son mínimas entre el aspecto que tiene ahora y el que tendrá en el momento del nacimiento. Se cree que en el 8.º mes ya puede pensar e incluso ser capaz de almacenar memoria.

En esta semana, los pulmones del feto comienzan a producir y acumular una sustancia llamada surfactante pulmonar. Este líquido recubre los alveolos para facilitar el intercambio gaseoso durante la respiración pulmonar.

Si todavía no ha posicionado su cabeza hacia bajo, puede que lo haga a lo largo de esta semana.

Tengo 8 meses de embarazo, ¿puedo viajar?

Por Victoria Moliner (embrióloga).

Los desplazamientos largos cuando el embarazo está tan avanzado no son muy recomendables, no solo por el riesgo que puenda correr la propia embarazada y el bebé, sino porque de por sí este tipo de viajes suelen ser muy incómodos para la mujer.

Hay que tener en cuenta que muchas compañías aéreas exigen certificados médicos que acrediten que la embarazada se encuentra en buenas condiciones para viajar. Por ello, tanto si es en avión como si no, es importante consultarlo previamente con el médico.

Si necesites viajar estando embarazada, te recomendamos que visites este enlace para conocer los mejores consejos: Viajar embarazada.

¿Es conveniente vacunarse contra la gripe en el octavo mes de embarazo?

Por Victoria Moliner (embrióloga).

Las embarazadas forman parte del grupo de riesgo que, según los especialistas, debería vacunarse contra la gripe. Aunque se recomienda aplicarse la vacuna en el segundo trimestre de embarazo, no hay problema en aplicarla en el octavo mes, siempre y cuando el médico lo considere conveniente.

Presento un flujo blanco abundante, ¿es normal con 8 meses de gestación?

Por Victoria Moliner (embrióloga).

La expulsión de flujo blanco hacia el final de la gestación es un suceso muy habitual. Suele tratarse de parte del tapón mucoso, el cual se elimina como consecuencia de la presión que ejerce el feto al colocar la cabeza sobre el cuello del útero. Normalmente, el tapón mucoso continúa regenerándose hasta que el bebé está listo para nacer.

Lectura recomendada

En la semana 29 de embarazo se suele producir uno de los cambios más cruciales de la gestación: el bebé comienza a colocarse boca abajo y sitúa la cabeza sobre el cuello del útero. Este proceso es esencial para el momento del parto. Para conocer qué más puede ocurrir en este periodo, sigue el siguiente enlace: Semana 29 de embarazo.

Como se ha mencionado anteriormente, es normal notar molestias más agudas en estos meses. Sin embargo, si los síntomas se alejan de la normalidad y se experimentan fuertes dolores, sangrados o contracciones frecuentes, puede ser un parto prematuro. En este enlace te explicamos sus síntomas y cómo se trata: ¿Qué es el parto prematuro?

Источник: https://www.reproduccionasistida.org/8-meses-de-embarazo/

Parto en el octavo mes de embarazo

Parto en el octavo mes de embarazo

El embarazo dura 40 semanas o, lo que es lo mismo, 9 meses y no 10, por lo que no se pueden convertir las semanas en meses dividiendo entre 4, ya que eso daría como resultado un embarazo de 10 meses. Por eso, para aquellas personas que no están familiarizadas con las semanas de embarazo, puede resultar un tanto confuso, pero es más fácil de lo que parece.

Y es que los embarazos se cuentan desde la fecha de la última regla, pero realmente la concepción se produce unos 14 días después, cuando la mujer ovula. Sin embargo, como es imposible saber la fecha exacta de la fecundación, se usa esa fecha, aun sabiendo que el embarazo no empieza hasta un par de semanas más tarde.

Además, solo febrero en los años no bisiestos tiene 28 días, el resto de los meses tiene 30 o 31, por lo que casi ningún mes tiene 4 semanas exactas. Por eso, para calcular los meses de embarazo a los que corresponde cada semana hay que dividir entre 4 y restar dos semanas.

Por ejemplo, si estás de 12 semanas no estás de 3 meses, sino de dos meses y medio (12 entre 4 igual a 3, menos dos semanas, dos meses y medio).
 

¿Qué semanas es el octavo mes del embarazo?

En base a lo anterior, el octavo mes de embarazo va de la semana 33 a la 36, y hacia el final de la semana 36 se considera que el bebé está a término, por lo que, si tu bebé nace en el octavo mes, pero ya casi en la semana 37, no será considerado prematuro ni tendrá problemas al nacer ya que habrá alcanzado la madurez pulmonar y digestiva y podrá respirar y comer solo sin problemas. Además, en esta semana los bebés tienen un peso en torno a los 2,8 kilos, por lo que lo normal es que el bebé esté contigo desde el primer momento, no necesite ayuda y puedas irte a casa a los dos días si el parto ha sido vaginal y sin complicaciones.

¿Puede ser peligroso un parto en el octavo mes del embarazo?

Un parto a las 33 semanas de embarazo sí puede presentar alguna pequeña complicación, aunque no debes preocuparte ya que los bebés en esta semana suelen pesar más de 2 kilos y sus pulmones casi han madurado por completo. De la semana 33 a la 36 se los considera prematuros moderados a tardíos y su tasa de supervivencia es del 98-100%.

Si el parto se adelanta y no da tiempo a inyectar corticoides a la madre para acelerar la maduración de los pulmones del bebé, puede que presente algunos problemas al nacer de respiración o de succión, pero son leves, por lo que suelen pasar en la incubadora entre 24-48 horas.

Una vez se comprueba que el bebé es capaz de respirar por sí solo y de comer, se le lleva con sus padres, puesto que está demostrado que el mejor tratamiento para los prematuros es el método canguro, es decir, piel con piel con sus padres todo el tiempo posible. Así se favorecerá también la lactancia materna y la regulación de la temperatura corporal.

Si estos bebés no presentan complicaciones, suelen irse a su casa antes de pasada una semana.

Complicaciones en los bebés nacidos en el octavo mes

Como veíamos, la semana de gestación es importante a la hora de desarrollar complicaciones o no, pero también el peso, los motivos del parto prematuro, el estado de salud del bebé o posibles problemas que hayan surgido en el embarazo.

En bebés nacidos pasada la semana 34, con más de 2 kilos y sin complicaciones, lo normal es que no haya problemas y el pequeño se vaya a casa con sus papás en unos pocos días.

No obstante, se recomienda comentar al pediatra que nació antes de tiempo para que lo tenga en cuenta en las revisiones ya que es normal que tarde un poco más en alcanzar algunos hitos como gatear, hablar, andar… por eso es mejor tener en cuenta la edad corregida, aunque se haya adelantado pocas semanas.

Sin embargo, en bebés nacidos antes de la 34 semana, con un peso menor de dos kilos ycon unas condiciones difíciles durante el embarazo o el parto es más probable que se desarrollen complicaciones, tanto a corto plazo como a largo.

Las complicaciones principales serían problemas para respirar y succionar en los primeros días de vida y, a largo plazo, problemas de desarrollo o aprendizaje, por eso, además de tener en cuenta la edad corregida, el pediatra debe hacerle revisiones especiales hasta los 5 años para detectar cuanto antes cualquier problema y poder tratarlo de la mejor manera para que no se agrave.

No obstante, en términos generales, un parto en el octavo mes de embarazo no tiene por qué presentar complicaciones a la madre ni al bebé, quien podrá tener un crecimiento y desarrollo totalmente normal.

El octavo mes del embarazo semana a semana

Los cambios más importantes que pueden suceder a embarazada y bebé en este mes son:

– Semana 33: el bebé sigue aumentando de peso y creciendo en longitud. Ahora fácilmente medirá 43 cm y pesará alrededor de 2 kg. En esta semana los bebés degluten líquido amniótico y los riñones funcionan correctamente.

El aparato digestivo también empieza a funcionar con normalidad y a formar heces, que se conocen con el nombre de meconio. La madre sigue ganando peso y pronto puede alcanzar el máximo.

Esto hace que estés más cansada y que tengas las articulaciones doloridas.

– Semana 34 del embarazo:  el bebé recibe de la madre grandes cantidades de inmunoglobulinas y otras sustancias muy necesarias para crear defensas naturales que le protegen de gérmenes fuera del útero materno.

El bebé ya mide 46 centímetros y supera los 2,5 kg. Al ser tan grande empieza a tener dificultades de movimientos por lo que se empieza a producir una disminución en los movimientos y patadas.

Las molestias maternas no han cambiado (si lo han hecho suelen ser a peor), esto suele hacer que la madre esté más irritable.

– Semana 35 del embarazo: la única tarea que le falta al bebé es crecer. Mide 47 centímetros y pesa unos 2.700 gramos. La cabeza del bebé empieza a encajarse en la pelvis de la madre con el fin de prepararse para el parte.

Todo el cuerpo del bebé está cubierto por una grasa blanca, que se mantiene después del parto, facilitando que se deslice entre los huesos y los músculos durante el nacimiento.

La madre empieza a notar contracciones con más frecuencia, sin que esto signifique que el momento del parto está más o menos próximo.

– Semana 36 del embarazo: el bebé se encaja más en la pelvis. A veces el bebé no tiene la cabeza en los pelvis, tiene los pies. Si esto pasa en esta semana, se considera que el nacimiento será de nalgas. La madre está muy incómoda, el embarazo es realmente molesto.

«Calcular fecha de parto» hace referencia a averiguar el día más probable donde el nacimiento del bebé tendrá lugar. Se calcula sumando 280 días al primer día de la última regla de la mujer.

Febre

Definición:

A febre é o aumento da temperatura corporal acima do que se considera normal. Acima dos 39ºC já se considera importante.

Tratamiento:

Administrar um anti-pirético para baixar a temperatura. Manter a criança num lugar fresco e airoso. Não tape a criança com mantas.

Dê banho à criança com água tíbia a uma temperatura de dois graus abaixo da temperatura do seu corpo. Aplique compressas de água fria nas axilas e na cabeça. Repouso.

Se a temperatura corporal ultrapassar os 40ºC ou se não baixar em três dias, vá com a criança ao hospital.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/parto/parto-en-el-octavo-mes-de-embarazo-10099

Mes de embarazo 8

Parto en el octavo mes de embarazo

La última revisión importante (ecografía) también está programada para el octavo mes. La madre y el bebé están ahora casi en la «recta final» hacia el parto.

El bebé en el octavo mes de embarazo: el desarrollo de los órganos internos está casi completo

A partir del octavo mes, el bebé se centra principalmente en un mayor crecimiento en altura y aumento de peso hasta el nacimiento. Al inicio de la primera semana de este mes, el bebé mide apenas 39 centímetros de pies a cabeza y pesa unos 1.240 gramos. Al final del mes, su longitud corporal será de unos 43 centímetros y su peso será de unos 1.775 gramos.

En el octavo mes de embarazo, el desarrollo de los órganos internos del niño ha concluido en lo esencial, y externamente tampoco cambiará tanto hasta el nacimiento.

Las funciones de los órganos seguirán diferenciándose en las próximas semanas. Las funciones del cerebro y del sistema nervioso en particular continuarán desarrollándose significativamente hasta la fecha de nacimiento.

En el momento del nacimiento, el recién nacido tendrá cerca de 100 mil millones de células nerviosas cerebrales, las cuales tendrán que durar el resto de su vida, porque no se formarán más células después del nacimiento. Durante el octavo mes, el cráneo también pasa por otra fase de crecimiento.

La maduración del sistema inmunológico del bebé tiene lugar durante el octavo mes del embarazo. A través de la placenta y del cordón umbilical, los anticuerpos se transfieren continuamente desde la sangre de la madre.

Este mes también aparecen acumulaciones de grasa en el cuerpo del bebé: éste amplía de forma constante sus reservas de energía. Esto alisa la piel, que ahora está rosada y bien irrigada. El bebé regular su temperatura de forma independiente en el octavo mes.

En los varones, los testículos se mueven al escroto desde el interior del cuerpo. En el octavo mes, los bebés a menudo tienen una densa cabellera, que mantienen incluso hasta después del nacimiento. Las pestañas y las cejas ya están completas. Hacia mediados de mes el lanugo comienza a desaparecer gradualmente:

Desde el cuarto mes, la fina pelusa ha cubierto completamente el cuerpo del bebé y junto con el llamado vérnix caseoso impide que la piel se ablande por el líquido amniótico, protegiéndola también de la presión, los golpes y las sacudidas.

El útero es cada vez más estrecho para permitir que el bebé se mueva con soltura. Sus movimientos se reducen, pero por eso su madre los suele sentir con mayor energía.

Algunos bebés ya están adoptando su postura final para nacer, mientras que otros pueden tardar varias semanas en hacerlo. Debido a su mayor necesidad de espacio, la cantidad de líquido amniótico disminuirá gradualmente durante el octavo mes.

La maduración pulmonar sigue avanzando en el octavo mes de embarazo. Los pulmones del bebé ahora pueden inflarse completamente. El surfactante, la sustancia que previene el colapso y la adherencia de los alvéolos, también se está formando ahora en mayor medida.

El riesgo del síndrome de dificultad respiratoria por parto prematuro está disminuyendo cada vez más, pero sólo se erradica por completo hacia finales del noveno mes, a partir de la semana 36. Por esta razón, un recién nacido ya no se considera un bebé prematuro. Sin embargo, casi todos los bebés nacidos en el octavo mes crecen sin problemas de salud o retrasos en el desarrollo.

La madre en el octavo mes: la fecha del parto se acerca

Al principio del mes siguen quedando unas once semanas hasta la fecha de nacimiento calculada. Muchas madres empiezan ahora a desear que llegue el final del embarazo. Algunas experimentan un auténtico bajón anímico; sin embargo, tales fases son completamente normales y por lo general pasan rápidamente.

Durante el octavo mes de embarazo, el consumo energético del bebé aumenta: para la madre, esto se refleja en un considerable aumento del apetito.

Sin embargo, debido a la presión del útero en el tracto gastrointestinal, su cuerpo sólo es capaz de lidiar con pequeñas cantidades de alimentos: lo ideal es hacer varias pequeñas comidas al día y tomar entre horas alimentos sanos.

El peso corporal de las embarazadas aumenta ahora en unos 500 gramos por semana.

Muchas mujeres todavía se sienten muy en forma durante el octavo mes de embarazo. Otras sufren de fatiga, falta de aliento, retención de líquidos o «piernas pesadas». El ejercicio moderado, como el yoga para embarazadas o la natación, puede aliviar estos síntomas. Especialmente ahora se deben tomar en serio las infecciones, incluyendo los resfriados inofensivos:

A partir del octavo mes, el bebé recibe un aumento especialmente intenso de nutrientes y reconstituyentes de la madre. Por esta razón, la barrera placentaria se está volviendo ahora más permeable de lo que solía ser, lo que como efecto secundario puede facilitar el paso de gérmenes patógenos.

Dormir placenteramente no será fácil para la madre de ahora en adelante. El bebé está a menudo activo por la noche, sobre todo, debido a factores hormonales. Las pausas regulares para descansar pueden al menos compensar la falta de sueño.

La última revisión importante y papeleo

En el octavo mes de embarazo se programa la tercera ecografía, muchas mujeres la realizan a mediados de mes. Además del estado general de salud de la madre y del bebé, la posición de la placenta también desempeña un papel importante en esta revisión.

Si la placenta se encuentra en la parte inferior del útero (placenta praevia), puede desplazar el cuello uterino total o parcialmente, lo que conlleva la necesidad de una cesárea. El médico sólo podrá tomar una decisión al respecto a partir del octavo mes:

Debido a la dilatación del útero, una placenta praevia diagnosticada en las fases tempranas del embarazo a menudo cambia su posición y no es un obstáculo para un parto natural.

Además, durante el octavo mes de embarazo deben tratarse algunos asuntos administrativos La seguridad social y las empresas exigen un certificado para pagar puntualmente las prestaciones por maternidad y por baja laboral.

Las madres con seguro privado deberán aclarar las cuestiones pertinentes con su compañía de seguros. Ahora también puedes iniciar los tramites para prestaciones especiales, en caso de que las tengas. La partida de nacimiento del niño se entregará más tarde.

Источник: https://www.bebitus.com/magazine/embarazo/meses-de-embarazo/mes-de-embarazo-8.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: