Partos instrumentados

Partos instrumentados

Partos instrumentados

– Capacidad pélvica adecuada y canal blando normal, es decir, el canal del parto formado por huesos, músculos y tendones debe ser amplio.

– Tamaño fetal adecuado, es decir, menor que el tamaño del canal del parto.

– Estática fetal adecuada, el feto debe presentarse al canal del parto en una posición que permita su paso a través de él.

– Bienestar fetal, el feto debe asumir todos estos cambios sin que su pronóstico vital se vea afectado.

Todos estos elementos deben confluir de manera coordinada para que se produzca el parto normal o eutócico; cuando no es así nos encontramos con un parto distócico o trabajo de parto difícil, que llevará a los profesionales a intervenir para mantener la salud materno-fetal. El parto normal consta principalmente de dos fases:

– Periodo de dilatación:

1. Fase de latencia: desde que comienza el parto hasta una dilatación de 3 cm, de duración muy variable.

2. Fase activa: hasta que se llega a dilatación completa; tiene una velocidad media de 1,5 cm/hora.

Periodo expulsivo: desde la dilatación completa hasta la expulsión fetal, que se produce tras una compleja cascada de movimientos fetales.

Así pues, el ginecólogo debe controlar todos estos elementos y cuando no se desarrollen de manera correcta tendrá que valorar el uso de técnicas alternativas al parto normal, para una correcta salud materno-fetal. Estas técnicas son, fundamentalmente, la cesárea y el parto instrumentado, así como medidas activas que se toman durante el parto para contrarrestar algún elemento alterado.

El parto instrumentalizado

Consiste en la aplicación de diferentes instrumentos obstétricos para abreviar el periodo expulsivo. Como explicamos anteriormente, éste discurre desde la dilatación completa hasta la expulsión total del feto.

Antiguamente era el único sistema para abreviar el expulsivo, dado que la cesárea tenía unos niveles inaceptables de morbilidad, por lo que en muchas ocasiones se debían utilizar en situaciones muy desfavorables. Hoy se utilizan tres instrumentos principales.

La mayoría de las veces, aunque con matices, se pueden utilizar indistintamente, y su aplicación dependerá de la formación y escuela del ginecólogo, es decir, en España cada obstetra dominará una u otra técnica pero no las tres, según en centro en el que se haya formado.

– Fórceps: a pesar de su mala fama es, quizás, el instrumento médico que ha salvado más vidas a lo largo de la historia.

El fórceps no debe sustituir a la cesárea ni viceversa, sino que cada uno tiene sus indicaciones y se deben aplicar según las circunstancias de cada parto. Es un instrumento formado por dos ramas metálicas que se aplican a cada lado de la cabeza.

Existen diferentes tipos de fórceps. En España el más utilizado es de Kjelland, que es más moderno, y con mucha menos frecuencia el de Simpson.

La principal peculiaridad del fórceps es que permite la tracción y rotación de la cabeza, y la resolución de prácticamente todas las situaciones posibles en un expulsivo. Siempre debe ser aplicado por un Obstetra con experiencia en esta técnica. Las indicaciones son: – Maternas: problemas médicos u obstétricos que contraindiquen los pujos, agotamiento, falta de cooperación, analgesia excesiva con pujos débiles,… – Fetales: sufrimiento fetal, alteraciones en el descenso y/o rotación, prolongación del periodo expulsivo y cabeza última en el parto de nalgas. – Cesárea: en extracciones fetales muy dificultosas durante le realización de la misma. En la actualidad, los profesionales discrepan acerca del uso del fórceps, pero existen múltiples estudios que demuestran que, aplicados según los criterios actuales y por manos expertas, consiguen cifras de morbilidad menores que si se realizase una cesárea.

– Ventosa: Es un sistema de extracción basado en la aplicación de una cazoleta o campana sobre la que comunica una presión negativa en la cabeza y ejerce tracción sobre el feto.

Tiene sus peculiaridades con respecto al fórceps: no tiene capacidad rotadora pero sí permite su aplicación en situaciones donde no hay dilatación.

Las indicaciones son similares a las anteriores del fórceps aunque nunca se podrá aplicar en un parto de nalgas, de cara o frente.

– Espátulas: son los elementos obstétricos más modernos, ya que se comenzaron a utilizar de manera generalizada hace 40 años. Son dos cucharas metálicas, similares a los fórceps, pero con importantes diferencias: no son fenestradas, ni tiene punto de articulación entre sí y son una palanca de primer género.

Esto le permite realizar una menor presión sobre la cabeza del feto en comparación con el fórceps, pero con disminución importante de la capacidad de flexión y rotación de la cabeza, lo que hace que su aplicación sea más sencilla que la del fórceps o la ventosa, conllevando a una disminución de los riesgos.

Las indicaciones son similares a los fórceps, aunque considero que no debe sustuirlo en presentaciones altas y en las distocias de rotación.

 

¿Qué complicaciones pueden ocurrir en los partos instrumentados?

Complicaciones maternas:

– Desgarros y laceraciones en la vagina, cuello y cuerpo uterino

– Desgarros musculares y del esfínter anal

– Lesiones del pudendo

– Propagación de la episiotomía

– Lesiones en los órganos vecinos

– Hematomas o fracturas del coxis

– Dolor crónico vulvar y perineal Complicaciones en el recién nacido:

– Hay complicaciones menores como pueden ser las marcas de las palas, laceraciones, equímosis o erosiones.

– También hay complicaciones más severas como heridas, cefalohematomas, hematomas, hemorragias intracraneanas, fracturas de cráneo, parálisis facial. También puede causar dolor en los primeros días de vida. Todo esto puede influir negativamente en la lactancia materna y aumentan el riesgo de ingreso hospitalario por hiperbilirrubina.

Cefalohematoma

Definición:

Es la acumulación de sangre debajo del cuero cabelludo producido por una hemorragia subcutánea. Normalmente se produce como resultado del parto, al friccionarse el cráneo con los huesos pélvicos de la madre o al tener que usar ventosas para ayudar a que el niño salga.

Síntomas:

Superficie de la cabeza irregular, con zonas elevadas y que fluctúan al tocarlas con las manos.

¿Tienes más dudas?

Tratamiento:

Suele reabsorberse sola.

Si no, el neurocirujano deberá abrir una pequeña incisión en el cráneo para que fluya la sangre hacia fuera.

Equimosis

Definición:

Es lo que comúnmente se llama moretón o moratón, es decir, un cambio de coloración de la piel (normalmente a verde o morado) causada por un golpe fuerte.

Este cambio de color se debe a la rotura de los vasos sanguíneos cuando la piel no llega a romperse.

También conocido como cardenal debido al color púrpura de la sotana de los cardenales similar al color que adopta la equimosis.

Tratamiento:

Se cura solo en unos días y normalmente no duelen mucho, solo si se les presiona.

Para calmar el dolor se puede aplicar un paño frío o hielo envuelto en un paño durante varios minutos y después, un paño caliente o calor sobre la zona.

También ayuda a que se pase rápido masajear la zona.

Los moratones son muy frecuentes en los niños mientras aprenden a caminar, cuando juegan en el parque o el cole, etc.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/parto/partos-instrumentados-4058

El parto instrumental

Partos instrumentados

Instrumentar un parto es hacer uso de elementos externos para sacar al bebé del canal del parto. Estos elementos tienen una forma y función diferente, según el caso. El más antiguo es el fórceps, pero actualmente también se utilizan las espátulas y la ventosa.

La palabra fórceps probablemente derive de las palabras formus, que significa caliente y de capere, que significa para tomar. Es decir, que la palabra fórceps proviene de un instrumento creado para agarrar cosas calientes.

Los primeros instrumentos usados en la práctica obstétrica se describen en el Ayuverda, 1500 a.C., que es el libro de ciencia de la cultura india, pero relacionados con la ayuda para sacar bebés sin vida.

La creación y desarrollo del fórceps se le atribuye a la familia Chamberlen. Peter Chamberlen inventó el fórceps, alrededor de 1598, pero el instrumento se mantuvo como un secreto familiar por cuatro generaciones. El Dr. Peter Chamberlen (1601-1683), fue un médico muy importante de su época y tuvo muchos hijos, tres de los cuales se dedicaron a la medicina.

El más influyente de ellos, Hugo Chamberlen (1630-?) por razones políticas tuvo que emigrar a Francia. 

En este sitio fue donde trató de venderle el  secreto  a  Francois  Mauriceau  (1637-1709),  por  10.000 liras, en 1673. Éste, antes de comprarlo, lo puso a prueba con una mujer que tenía malformaciones, que no había podido parir.

Luego de varias horas de esfuerzos inútiles, Hugo Chamberlen, reconoció su fracaso y no logró vender el secreto.



Varios años después se dirigió a Holanda y le vendió el secreto a Roger Roonhuysen, quien al poco tiempo lo ofreció al Colegio Médico-Farmacéutico de Amsterdam, que tenía el privilegio de licenciar a los médicos que ejercían en Holanda, a cada uno de los cuales, bajo juramento de mantener el secreto, les vendía el instrumento por una elevada suma de dinero.



Esta práctica continuó por muchos años, hasta que Visher and Van de Poll, compró los derechos y hace público el secreto, con la sorpresa de que el instrumento tenía sólo una rama. No se sabe si Chamberlen engaño a Roonhuysen, o el Colegio Médico-Farmaceútico estafó a los compradores.

En el año 1950, E. Thierry plantea la posibilidad de reemplazar el fórceps articulado por un instrumento no articulado como las espátulas; los puntos de apoyo de este instrumento eran los tejidos del canal del parto y no el cráneo fetal.

¿Qué es el fórceps?

Instrumento quirúrgico que se compone de 2 palas articuladas (como una tijera) que se introducen en la vagina con el fin de sujetar la cabeza fetal para poder traccionar y/o rotar y extraer el bebé del cuerpo materno.

El uso de un instrumento u otro en un parto, depende mucho de la habilidad de la persona que lo va a utilizar y de las condiciones que rodean al parto.

Cuando un bebé no se coloca bien en el canal del parto (pero está prácticamente asomando la cabeza), y el registro de la FCF indica que hay peligro para la vida del bebé, es cuando está realmente indicado intervenir con un instrumento obstétrico. Si la mujer tuviera libertad de movimientos, muy probablemente no sería necesaria esta intervención.

¿Qué es la ventosa?

Campana conectada a una extracción de vacío que se sujeta a la cabeza fetal con el fin de traccionar de ella y sacarla del canal del parto.

¿Qué son las espátulas?

Instrumento parecido a los fórceps, con forma de cuchara, pero que no se articulan entre sí. Las espátulas no tienen como fin traccionar de la cabeza, sino usar la pelvis y musculatura materna como punto de apoyo.

Complicaciones de los partos instrumentados

Complicaciones Maternas:

  • Desgarros y laceraciones de vagina, cuello y cuerpo uterino.
  • Desgarros musculares y del esfínter anal.
  • Lesiones del pudendo.
  • Propagación de la episiotomía.
  • Lesines de órganos vecinos.
  • Hemotomas, fracturas del coxis.
  • Dolor crónico vulvar y perineal.

Complicaciones en el Recién Nacido:

  • Menores: Marcas de las palas, laceraciones, equímosis, erosiones.
  • Más severas: heridas, cefalohematomas, hematomas, hemorragias intracraneanas, fracturas de craneo, parálisis facial. Dolor en los primeros días de vida. Influyen negativamente en la lactancia materna y aumentan el riesgo de ingreso hospitalario por hiperbilirrubinemia.

Ascensión Gómez. Matrona.

Источник: https://www.elpartoesnuestro.es/informacion/parto/el-parto-instrumental

El parto instrumental, forceps, espátulas o ventosas

Partos instrumentados

Un parto instrumental es, específicamente, aquel que se lleva a cabo con la utilización de fórceps, espátulas o ventosas.

Entre un 15 y un 20 % de los partos por vía vaginal de nuestro país son instrumentalizados.

Lo básico es la información, si les trasmitimos toda la información bien a los padres el motivo por el que indicamos la instrumentación, lo comprenderán  y se sentirán más serenos.

El parto instrumental con la utilización de ventosas

Hoy vamos a hablar de un post súper útil para que os sintáis tranquilos, el objetivo de este post es para rebajar un poco el miedo que se le tiene a este tipo de parto, explicaros bien en qué consiste este instrumento e intentar transmitir que cuando está bien indicado, un parto instrumentado es una muy buena solución para lograr el nacimiento de un bebé sano.

La ventosa apareció, en 1706 cuando James Yonge describió el primer intento de parto asistido por vacío con ventosa de vidrio.

Posteriormente, en 1954, Malmstrom introduce una copa de vacío metálica con los lados curvados hacia dentro y con un sistema de tracción con cadena. El instrumento está plenamente aceptado por la obstetricia moderna.

Hoy en día, la ventosa tradicional con campana metálica ha sido sustituida por una nueva con campana en silicona, un dispositivo innovador llamado “Kiwi Omnicup”.

¿Qué es la ventosa?

La ventosa obstétrica es una cazoleta que se pone en la cabeza al bebé y funciona como un aspirador. Hace el vacío para que se pueda tirar del bebé. El cuero cabelludo del pequeño puede tener un ligero abombamiento tras el uso de la ventosa, pero suele desaparecer a las 48 horas.

¿Qué es la ventosa kiwi?

Un tipo de ventosa más moderno, pequeña, desechable y portátil.

Este dispositivo se emplea en el 3% de los partos y solo puede recurrirse a ella en casos de sufrimiento fetal o si la mamá ya no puede seguir empujando.

Las principales ventajas de este dispositivo frente a otros es que es mucho más rápida, permite ayudar al bebé a salir en tan solo dos minutos en lugar de los 7 u 8 que se tardaba antes, y deja una marca menor en la nuca del bebé.

Las ventajas de la campana Kiwi

Reduce el tiempo de expulsión y  sufrimiento del neonato. Es mucho más rápido, puesto que la silicona permite que la adherencia sea más rápida y fácil. Es un instrumento con menos secuelas. Para la mamá también es mejor y menos traumática para los tejidos maternos, reduciendo el riesgo de desgarro.

¿Cuándo está indicado el parto instrumental?

Cuando Se requiere de ayuda por circunstancias maternas o fetales. Para decidir cuándo se necesita un parto instrumental, tienen que darse circunstancias  en las que tanto la madre y/o el bebé requieran de una actuación rápida como ayuda en la última fase del parto. Está indicado este tipo de partos cuando:

  • El periodo expulsivo es excesivamente extenso, cuando no se deba alargar esta fase de tanto esfuerzo por algún problema de salud en la madre ( problemas cardiacos, pulmonares, de retina, etc?).
  • Exista sufrimiento fetal, haya problemas en la posición de descenso del bebé, etc.

Complicaciones de los partos instrumentados

Aunque los partos instrumentados son bastante seguros. Pueden aparecer complicaciones. Si un obstetra decide utilizar instrumentación en un parto, será como en cualquier otra situación, porque ha sopesado los riesgos tanto de utilizarlos como de no hacerlo.

Complicaciones Maternas:

  • Desgarros y laceraciones de vagina, cuello y cuerpo uterino
  • Desgarros musculares y del esfínter anal.
  • Lesiones del pudendo.
  • Propagación de la episiotomía.
  • Lesines de órganos vecinos.
  • Hemotomas, fracturas del coxis.
  • Dolor crónico vulvar y perineal.

Complicaciones en el Recién Nacido:

Menores: Marcas de las palas, laceraciones, equímosis, erosiones.

Más severas: heridas, cefalohematomas, hematomas, hemorragias intracraneanas, fracturas de craneo, parálisis facial. Dolor en los primeros días de vida. Influyen negativamente en la lactancia materna y aumentan el riesgo de ingreso hospitalario por hiperbilirrubinemia.

¿Has visto ya nuestros cursos de preparación al parto? ¿Conoces nuestros talleres de masaje para bebés? En PequeSalus te ayudamos antes, durante y después del parto durante el puerperio o crianza de tu bebé.

Источник: https://www.pequesalus.com/el-parto-instrumental-forceps-espatulas-o-ventosas/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: