Picor vaginal

Contents
  1. Cómo aliviar el picor vaginal rápidamente con remedios caseros
  2. Cómo quitar el picor vaginal sin medicamentos
  3. Consejos para prevenir los picores vaginales
  4. Remedios caseros para aliviar el picor vaginal
  5. 1. Yogur natural
  6. 2. Infusión de salvia
  7. 3. Ajo
  8. 4. Aceite esencial de árbol de té
  9. 5. Baños de asiento con manzanilla
  10. También te puede interesar..
  11. 5 causas de picor vaginal y cómo aliviarlo
  12. Candidiasis Vaginal
  13. Vaginosis Bacteriana
  14. Menopausia
  15. Productos químicos irritantes
  16. Higiene íntima no adecuada
  17. Recomendaciones para aliviar el picor vaginal
  18. ¿Aumento del picor vaginal durante el confinamiento?
  19. Picor vaginal: causas, síntomas y tratamiento
  20. Infecciones vaginales y disbacteriosis
  21. Síntomas de la vulvovaginitis o candidiasis vaginal
  22. Infecciones vaginales por toma de antibióticos
  23. Atrofia de las mucosas vaginales
  24. Alergia e irritación
  25. Identificar alérgenos
  26. Equilibrar la flora vaginal
  27. Posibles motivos de prurito vulvar y flujo vaginal anormal
  28. Es muy importante llegar a un diagnóstico antes de prescribir un tratamiento para el prurito vulvar
  29. Otras causas de prurito vulvar:
  30. Cómo aliviar el picor vaginal
  31. Factores que favorecen el picor vaginal
  32. Utiliza productos específicos para la higiene vaginal
  33. Usa un gel balanceador con prebióticos
  34. ¡No te olvides del lubricante durante el sexo!
  35. Saca de tu rutina los productos no indicados para el cuidado íntimo 
  36. Cuida tu higiene íntima
  37. No uses ropa íntima ni prendas ajustadas
  38. Evita permanecer con bañadores o con ropa interior húmeda
  39. Hidrátate y mantén una dieta adecuada
  40. Picores vaginales: esto es lo que delatan sobre la salud
  41. Qué hay detrás del picor vaginal
  42. Candidiasis
  43. Vaginosis bacteriana
  44. Dermatitis por contacto o alergia
  45. Tricomoniasis
  46. Sequedad vaginal
  47. Psoriasis
  48. Cómo se puede tratar
  49. Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Cómo aliviar el picor vaginal rápidamente con remedios caseros

Picor vaginal

Según la Academia Española de Dermatología y Dermatología (AEDV) algunas mujeres pueden sufrir, de manera ocasional, algún episodio de picor en la zona vaginal. La picazón vaginal puede ser interna (vaginal) o externa (vulvar, labial o perineal).

Aunque en la mayoría de los casos los síntomas son leves y suelen desaparecer al cabo de pocos días, también puede estar ocasionado por diversos factores, como la entrada de bacterias, parásitos intestinales, la aparición de hongos o el déficit de vitaminas, entre otras causas.

El síntoma más característico de que padecemos una infección en nuestras partes íntimas son los picores vaginales, los cuales se caracterizan por una sensación bastante molesta e incómoda acompañada de irritación en la zona y, a veces, la aparición de flujo vaginal. ¡Te contamos cómo aliviar estas molestias!

Cómo quitar el picor vaginal sin medicamentos

Los picores vaginales son los que se suelen dar en la zona de la vulva. Además, este tipo de comezón suele estar acompañado por otros síntomas como irritación, inflamación en los labios, enrojecimiento y flujo vaginal. Será necesario que un médico diagnostique el problema para determinar el mejor tratamiento, pues son varias las principales causas del picor vaginal:

Consejos para prevenir los picores vaginales

Ahora que sabes las posibles causas de los picores vaginales, queremos contarte cómo evitarlos. Presta atención a la recomendaciones que te mostramos a continuación para prevenir el picor vaginal:

Remedios caseros para aliviar el picor vaginal

Aunque cuando visites al médico te recetará tratamientos farmacéuticos que te ayudarán a reducir las molestias, te mostramos unos remedios caseros para los picores vaginales. Son muy efectivos y útiles como complemento al tratamiento médico.

No obstante, si este tipo de picores son constantes o frecuentes, te recomendamos que acudas al ginecólogo para saber qué tipo de infección tienes en concreto y te recete el tratamiento más adecuado.

1. Yogur natural

Este producto probiótico aporta bacterias beneficiosas para el organismo y cuenta con propiedades antibacterianas, antifúngicas y antiinflamatorias, lo cual va genial para reducir el picor vaginal y el escozor. De hecho, es un tratamiento natural muy conocido por su efectividad contra la candidiasis.

Para utilizarlo, lávate muy bien las manos con agua y jabón y aplica el yogur por toda la zona afectada. También puedes usar un tampón sumergido en el yogur, pero debes dejarlo actuar un par de horas como máximo para un mayor efecto.

Después, retira el yogur o el tampón y lávate muy bien la zona con agua tibia y jabón específico para la zona vaginal o con pH neutro para retirar todos los restos. Aplícalo dos veces al día hasta que no tengas síntomas.

2. Infusión de salvia

La infusión de salvia cuenta con propiedades antibióticas, antiinflamatorias y antisépticas, por lo que es un excelente remedio contra el prurito. Para usar la salvia contra los picores y el flujo vaginal lo primero que debes hacer es hervir unas cuantas hojas en agua durante 10 minutos.

Cuela el líquido para retirar las hojas y deja enfriar. A continuación, realiza con ella lavados en la vagina durante unos pocos minutos dos veces al día.

3. Ajo

El ajo tiene potentes propiedades antibióticas que combaten una gran variedad de bacterias y hongos. Para aliviar el picor vaginal pela y machaca tres dientes de ajo y hiérvelos durante 10 minutos.

Cuela el líquido y, cuando se haya enfriado, realiza lavados en la zona vaginal con la infusión una vez al día durante una semana.

También puedes aplicar un poco de aceite de ajo en la zona un par de veces al día hasta eliminar las molestias.

4. Aceite esencial de árbol de té

Este tratamiento natural es uno de los más conocidos para combatir y prevenir las infecciones por hongos y bacterias gracias a sus propiedades antisépticas, antifúngicas, antibacterianas y antiinflamatorias.

Mezcla un litro de agua tibia con 10 gotas de aceite esencial de árbol de té y vierte la mezcla por la zona afectada para aliviar los picores vaginales.

5. Baños de asiento con manzanilla

La manzanilla es muy efectiva para aliviar el picor vaginal, ya que tiene propiedades calmantes, antiinflamatorias y antisépticas. Prepara una infusión de manzanilla con una cucharada de hojas y flores por cada 200 ml de agua. Deja que hierva entre cinco y 10 minutos, cuela la infusión y deja enfriar.

Siéntate de manera que el agua cubra bien tu zona íntima y espera 15 o 20 minutos. Pasado este tiempo, no te enjuagues ni te seques la zona directamente, espera al menos un par de horas para hacerlo.

Por último, el vinagre de manzana y el aloe vera también son remedios muy eficaces contra los picores y el flujo vaginal. Sin embargo, no dudes en visitar al médico si no mejoran las molestias.

También te puede interesar..

Источник: https://www.elespanol.com/como/aliviar-picor-vaginal-rapidamente-remedios-caseros/522698794_0.amp.html

5 causas de picor vaginal y cómo aliviarlo

Picor vaginal

Aunque no lo creamos, el picor vaginal es una molestia muy común en las mujeres. Puede tener origen en una causa grave o no, a continuación, vamos a ver las más comunes y recomendaciones para aliviarlo.

Candidiasis Vaginal

Esta suele ser la principal causa por la que se produce el picor vaginal, ya que es considerado uno de sus síntomas más destacados. Los signos más frecuentes de la candidiasis vaginal o vulvovaginitis candidiásica (VVC) son:

  • Picor, escozor y ardor en genitales externos.
  • Aumento de la secreción vaginal: blanquecina con grumos y con aspecto de yogur.
  • Pequeñas heridas en vulva y periné.
  • Picor al orinar.
  • Manchar la ropa interior con flujo.

La candidiasis vaginal no es una ETS (enfermedad de transmisión sexual); las mujeres sexualmente inactivas también pueden tenerla.

Vaginosis Bacteriana

Se trata de una infección bacteriana que ocurre cuando se desequilibra la microbiota vaginal, es decir se pierden bacterias “buenas” que protegen la zona y aparecen las oportunistas.

Suele ser causada por una bacteria llamada Gardnerella vaginalis.
La mayoría de las mujeres con vaginosis no presenta ningún síntoma. Aunque puede darse, el picor vaginal no es de los síntomas más comunes y no suele ser muy intenso.

El flujo vaginal con mal olor suele ser el síntoma más común.

Menopausia

La menopausia se caracteriza por la alteración hormonal y la pérdida de estrógenos.

Este déficit hace que la vagina quede expuesta, ya que los estrógenos se encargan de proteger algunos de los tejidos que componen las paredes vaginales y ayudando a mantener la microbiota vaginal en buen estado.

Como resultado, las paredes vaginales quedan resecas y se vuelven más vulnerables a las irritaciones y lesiones a causa de la falta de lubricación y aparece el picor vaginal. La sequedad provoca dolor y molestias durante las relaciones sexuales.

Productos químicos irritantes

El uso de jabones o geles que no sean de un pH adecuado para tu vagina puede alterar tu pH vaginal o que sus componentes químicos la dañen o influyan en la microbiota vaginal.

Los detergentes y suavizantes que se usen para lavar la ropa interior también afectan, pudiendo resultar agresivos para la zona íntima, o incluso el tipo de papel higiénico que se use, también pueden ser causantes de irritación y picor vaginal.

Higiene íntima no adecuada

Tanto la falta como el exceso de higiene íntima como los productos que no respetan el pH vaginal adecuado para tu zona íntima, pueden producir picor vaginal.

La falta de higiene facilita el asentamiento de bacterias patógenas u hongos, que pueden causar irritación y molestias en la vulva.Cuando, por el contrario, hay un exceso de higiene íntima, se destruyen la microbiota vaginal que la protege frente a bacterias exteriores.

El uso de un gel íntimo que no esté testado dermatológicamente, que no sea sensible con el pH vaginal, puede ser otra de las causas comunes de los picores.

Recomendaciones para aliviar el picor vaginal

  • Usar ropa interior de algodón, tratando de evitar los materiales sintéticos ya
  •  que dificultan la transpiración, favoreciendo así la aparición de hongos.
  • Usar un gel íntimo adecuado a tu pH vaginal, como por ejemplo Actifemme® Íntimo.
  • Evitar la ropa apretada, este tipo de prendas favorecen la irritación por el roce y además aumentan la temperatura de la vagina.
  • Lavar la ropa interior con detergentes y suavizante adecuados,
  • Usar preservativos durante las relaciones sexuales, para evitar el contagio de ETS y por cómo puede influir el pH de la pareja.
  • Usar lubricantes en caso de notar sequedad y molestias durante las relaciones sexuales.

¿Aumento del picor vaginal durante el confinamiento?

Durante estos días han aumentado las consultas sobre el picor vaginal y hemos buscado una relación entre el aumento de este y la cuarentena.

Teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente y viendo cuales son las actividades que más se están desarrollando durante el confinamiento, vemos los siguientes puntos de relación.

Las prácticas deportivas pueden favorecer la irritación vaginal, por un lado, los movimientos al hacer ejercicio aumenten el roce. Además, la ropa deportiva (aunque no practiques deporte), que suele ser apretada y sintética, dificulta la transpiración de la zona y favoreciendo la aparición de hongos.

Las relaciones sexuales si se practican de forma recurrente pueden provocar un poco de irritación en la vagina. Además, el pH de tu pareja puede afectar y alterar tu pH vaginal, dando lugar a picores.

La alimentación es un factor influyente también, se debe evitar el exceso de alimentos con alto contenido de azúcares simples ya que favorece la proliferación de hongos y bacterias.

Otro elemento son los nervios, que aumentan el picor en la mayoría de los casos y precisamente esta situación de alarma general, no favorece a la tranquilidad.

Esto son una serie de posibles casos que pueden estar favoreciendo la aparición de picores vaginales, si tienes algún síntoma más o si en unos días no mejoran o empeoran, te recomendamos que lo consultes con tu médico/-a o farmacéutico/-a. Aquí puedes acceder a más información sobre los posibles tratamientos del picor vaginal.

ACTIFEMME DÚO >

COMPRAR >

mujerpicor vaginalsaludzona íntima

Источник: https://www.plusquampharma.com/causas-picor-vaginal-confinamiento/

Picor vaginal: causas, síntomas y tratamiento

Picor vaginal

El picor vulvo-vaginal es uno de los principales motivos de consulta de la mujer, tanto en la Atención Primaria, como en la Especializada y en Urgencias, donde puede suponer hasta un 20 % de las demandas ginecológicas.

Es un síntoma molesto, desconcertante para la mujer, y que genera gran cantidad de medidas de auto-terapia, incluidas algunas que pueden empeorar el episodio y en ocasiones hacerlo recurrente.

Desde el punto de vista clínico, aunque no suele estar vinculado a patología grave, su importancia deriva de su frecuente carácter crónico y/o recidivante.

Infecciones vaginales y disbacteriosis

Algunas de las causas más comunes del llamado picor vaginal, o picor genital ,son las alteraciones infecciosas, y entre ellas, las más frecuentes:

La primera no es una infección en sí; la vaginosis es una disbacteriosis, es decir, un desequilibrio entre los microorganismos de la vagina que conlleva un sobre-crecimiento fundamentalmente de anaerobios. No suele asociarse a inflamación, por lo cual puede ser asintomática y no es tan frecuentemente motivo de picor como la vulvovaginitis candidiásica (VVC).

La mayoría de las vulvovaginitis candidiásicas (VVC) se deben al hongo denominado Candida albicans. Aunque un 20-25% de la población femenina premenopáusica pueden ser portadoras asintomáticas de Candida, se calcula que alrededor del 75% de las mujeres desarrollan al menos un episodio de vulvovaginitis candidiásicas (VVC) en su vida.

Síntomas de la vulvovaginitis o candidiasis vaginal

La sintomatología está presidida por picor vulvar, que puede llegar a ser intenso, y que suele acompañarse de mayor o menor enrojecimiento de las mucosas genitales, e incluso de la piel de alrededor; y flujo abundante y denso, de color blanquecino y a veces con aspecto en grumos.

También puede asociar molestias al orinar, por el contacto de la orina sobre la mucosa irritada (disuria de contacto), y/o al mantener relaciones sexuales (dispareunia).

La vulvovaginitis candidiásicas (VVC) es una causa de picor vaginal recurrente y crónico en el 5-15% de las mujeres sanas (dos veces más común durante el tercer trimestre del embarazo), y en un mayor porcentaje en las diabéticas con mal control metabólico.

El picor cronificado producido por la vulvovaginitis candidiásicas (VVC) puede ser el primer signo que intuya el diagnóstico de diabetes.

Infecciones vaginales por toma de antibióticos

El verano es una época del año donde el número de consultas por vulvovaginitis candidiásicas (VVC) aumenta debido, entre otras cosas, a:

  • cambio en la alimentación (aumento de hidratos de carbono: pan, pasta, dulces, alcohol, etc),
  • ropas de baño húmedas durante largos periodos de tiempo, etc.

Pero uno de los factores que más directamente se relaciona con un episodio de candidiásis vaginal es la toma de antibióticos, sobre todo los de amplio espectro como la amoxicilina.

En mujeres diabéticas el control metabólico mejora el pronóstico y disminuye las posibilidades de cronificación de vulvovaginitis candidiásicas (VVC), pero en mujeres sanas el evitar las recurrencias se convierte en un reto, para el clínico y para la mujer.

Es de vital importancia un correcto diagnóstico que asegure el tratamiento adecuado, así como mantener el ph de la vagina, para que exista un buen equilibrio entre sus microorganismos.

Es una medida útil el reducir la ingesta de alimentos ricos en hidratos de carbono, pues el exceso de azúcar de la orina y de las secreciones vaginales pueden ser un sustrato para el sobre-crecimiento de los hongos.

Atrofia de las mucosas vaginales

Otra causa frecuente de picor genital es la atrofia de las mucosas. Puede ser debida a:

  • enfermedades como el liquen escleroatrófico,
  • procesos de radioterapia,
  • atrofia postmenopáusica (la causa más frecuente)

La atrofia postmenopáusica es secundaria a la disminución de los niveles de hormonas, fundamentalmente de estrógenos, que conlleva la menopausia. Supone un adelgazamiento de los tejidos genitales, que aparecen pálidos y con escasos pliegues en la exploración. En estado avanzado el cambio de aspecto de los genitales es notable, así como la pérdida de elasticidad.

El picor en la atrofia puede ser uno de los primeros síntomas, asociado a la sequedad vaginal y a la falta de lubricación como respuesta al estímulo sexual. Estos síntomas pueden aparecer incluso en la perimenopausia, cuando la mujer conserva aún las reglas, pero sin lugar a dudas es uno de los síntomas más frecuentes de la postmenopausia inmediata.

Alergia e irritación

Otras causas de picor vulvo-vaginal menos frecuentes son las relacionadas con procesos alérgicos o irritativos, debido a los agentes químicos incluidos en:

  • gel de baño,
  • tampones,
  • juguetes sexuales,
  • preservativos,
  • ropa interior…

Estos agentes son también potenciales alteradores del equilibrio del ecosistema vaginal, y por lo tanto pueden provocar Vaginosis, o incluso VVC recurrente.

Identificar alérgenos

Se recomienda identificar el alérgeno o el agente irritante que se asocia al cuadro clínico para poder evitarlo, que no siempre es sencillo, e intentar recuperar el equilibrio de la flora vaginal. En este aspecto, los productos probióticos pueden ser de mucha utilidad.

Equilibrar la flora vaginal

En la actualidad se obtienen buenos resultados en el mantenimiento del equilibrio de la flora vaginal mediante el aporte de lactobacilos en productos probióticos.

Esta medida no sólo mejora las tasas de curación del tratamiento específico de los brotes agudos, sino que disminuye el riesgo de recidivas y cronificación de las infecciones vulvo-vaginales más frecuentes.

También se usan de forma preventiva, cuando se prescriben antibióticos de amplio espectro (como la amoxicilina) por cualquier motivo.

Источник: https://www.lactoflora.es/picores-vaginales-causas/

Posibles motivos de prurito vulvar y flujo vaginal anormal

Picor vaginal

Siempre que una paciente nos refiere que presenta picazón (prurito) a nivel de los genitales externos y que se acompaña de aumento en el flujo vaginal, hay que sospechar en primer lugar que se trata de una infección. Sin embargo, no es el único motivo, en este post explicaremos los motivos del picor vaginal por infección, pero también otras causas de prurito vulvar de causa NO infecciosa.

El hecho de tener cierta cantidad de flujo vaginal es normal, especialmente si se está en edad fértil. Las glándulas del cuello uterino producen un moco transparente, sin embargo…

Ya comenté en el tema de infecciones vaginales los siguientes datos:

El problema, desde el punto de vista clínico, son las recidivas.

Es relativamente frecuente que acudan pacientes a mi consulta de ginecología refiriendo episodios repetidos de prurito vulvar, acompañado de flujo abundante y dolor al orinar, que las han obligado a acudir en varias ocasiones de Urgencias, siendo tratadas con múltiples fármacos sin notar mejoría.

“Las pacientes con frecuentes episodios de prurito vulvar, flujo abundante y dolor al orinar, se describen “desesperadas” con este tema. Por las molestias que les ocasionan y la dispareunia (dolor en el coito), que deteriora su relación de pareja”

Es muy importante llegar a un diagnóstico antes de prescribir un tratamiento para el prurito vulvar

Además de la exploración, que en muchas ocasiones y por el enrojecimiento vulvar, típico en las infecciones por cándida o por las características del flujo – que ya comentamos en el post de infecciones vaginales – lo ideal sería realizar un «examen en fresco». Se trata de una prueba sencilla e indolora que nos permite tener el diagnostico en la misma consulta. Consiste en recoger un poco de secreción vaginal con una espátula, añadir unas gotas de suero fisiológico o hidróxido de potasio y extenderlo en un cristal adecuado para mirar la muestra al microscopio. Hecho el diagnóstico, ya podemos aplicar el tratamiento adecuado. En algunas ocasiones será conveniente realizar un cultivo de la secreción vaginal.

Otras causas de prurito vulvar:

Los síntomas son similares, siendo los más frecuentes el picor, escozor, dolor al orinar por contacto y, raramente, el aumento de la secreción vaginal.

En ocasiones vemos unos cambios en el color y aspecto de la piel de la vulva, acompañados de lesiones producidas por rascado.

A menudo es debido a un lavado deficiente de la zona (por defecto o por exceso), por el uso de productos higiénicos no adecuados o protectores sanitarios utilizados de manera continua.

El liquen escleroso y las dermatitis (enfermedades inflamatorias crónicas de la piel) por eczemas, seborreica y psoriasis, cursan tambien con prurito y quemazón. En el caso del liquen escleroso, cuando ya se encuentra en fases avanzadas, las pacientes manifiestan dolor en el coito (dispareunia).

En la menopausia, con la disminución de estrógenos existe una menor vascularización de la vagina y menor secreción de flujo.

La sequedad vaginal, también conocida como vaginitis atrófica (actualmente se ha sustituido el término de atrofia vaginal por el de síndrome genito-urinario) es una condición muy frecuente en las mujeres cuando llegan a la menopausia.

Algunos de los síntomas de la sequedad vaginal son: el dolor e incluso sangrado en las relaciones sexuales, sensación de quemazón, picor vaginal o flujo vaginal anormal. El pH vaginal es alcalino, siendo este medio facilmente contaminable tanto por Gardnerella vaginalis, Trichomonas o Cándida.

– Causas de sequedad vaginal:

El estrógeno facilita que la vagina esté húmeda y mantiene el grosor de la mucosa vaginal (capa de células que recubre la vagina).

Sin embargo, la sequedad vaginal, no es exclusiva de las mujeres al llegar a la menopausia, cuando los ovarios dejan de producir estrógenos.

Hay algunos fármacos, como el tamoxifeno, que utilizamos como terapia complementaria en el tratamiento del cáncer de mama; los anticonceptivos orales de baja dosis; algunos antidepresivos; tras tratamientos de quimioterapia o radioterapia; despues de la extirpación quirúrgica de los ovarios (menopausia quirúrgica) o tras el parto, sobre todo coincidiendo con la lactancia materna (atrofia de la lactancia).

PEDIR CITA PRESENCIAL | SOLICITAR TELEVISITA

Источник: https://www.barnaclinic.com/blog/womens-health/motivos-prurito-vulvar-flujo-vaginal/

Cómo aliviar el picor vaginal

Picor vaginal

Molesto y difícil de ignorar, el picor vaginal es un síntoma que puede tener diferentes causas. Usualmente viene acompañado de otras señales, como irritación, enrojecimiento de la zona vulvovaginal y sensación de ardor. Ante este cuadro, lo normal es preguntarse cómo aliviar el picor vaginal de forma rápida y efectiva.

Para reducir las molestias y prevenir esta condición, es conveniente entender las causas por las cuales suele aparecer. Asimismo, es recomendable visitar al ginecólogo, en particular si es la primera vez que nos ocurre o si, por el contrario, tenemos picores constantes.

Las causas del picor vaginal pueden ser variadas. Las más frecuentes suelen ser: 

  • Inflamación: la picazón en la zona vaginal puede estar causada por una inflamación de la zona de los tejidos vaginales.
  • Infecciones: este síntoma también está relacionado con otras infecciones como, por ejemplo, la candidiasis. 
  • Sequedad vaginal: la sequedad vaginal también puede provocar picor en la zona íntima, así como otras molestias como dolor durante el sexo, inflamación y sensibilidad.
  • Duchas vaginales: el hecho de realizar duchas vaginales o usar productos no adecuados en la vagina, como el desodorante o los polvos de talco, puede alterar el pH de la zona, produciendo picor y molestias.
  • Otras condiciones: patologías como la psoriasis o la dermatitis, también pueden producir este síntoma.

Factores que favorecen el picor vaginal

Si te preguntas “por qué tengo picor vaginal” es importante tener en consideración que, además de las causas anteriores, existen otros factores que pueden explicar el origen de esta molestia:

  • Uso de ropa íntima muy ajustada o de materiales sintéticos: la ropa ajustada, especialmente si no es de algodón, no es la más recomendada ya que no dejará transpirar la zona íntima. Hay que tener en cuenta que el algodón tiene la capacidad de absorber la humedad, por lo que puede contribuir a prevenir la proliferación de hongos. 
  • Uso de pantalones muy ajustados: al igual que pasa con la ropa interior, llevar pantalones muy ajustados puede hacer que la zona esté húmeda, por lo que se favorece la proliferación de los hongos en la zona vaginal que pueden dar lugar a comezón y otros síntomas.
  • Abuso de antibióticos: es importante tomar antibióticos según las indicaciones médicas y nunca por cuenta propia. Los antibióticos pueden desequilibrar el pH natural de la vagina.

Si el picor vaginal viene acompañado de otros síntomas, como flujo con olor fuerte o apariencia fuera de lo habitual, mal olor en la zona íntima o dolor al orinar, es importante que visites al ginecólogo, ya que estos síntomas podrían indicar que existe una infección vaginal causada por bacterias, como la vaginosis bacteriana, por hongos, como la candidiasis, parásitos, como es le caso de la tricomoniasis, o virus. En caso de ser una infección, necesitarás un tratamiento específico a medida.

Una vez recibido el tratamiento para eliminar la infección vaginal, será fundamental seguir algunas pautas, que ahora mencionaremos, para prevenir nuevas infecciones.

Por otro lado, si la comezón es producida por sequedad vaginal, uso de productos no adecuados para esta zona, o por condiciones de la piel como la psoriasis, se pueden seguir las siguientes medidas para aliviar el picor vaginal: 

Utiliza productos específicos para la higiene vaginal

Es recomendable optar por productos específicos para la higiene íntima femenina que ayuden a cuidar esta zona, en lugar de usar los jabones comunes. 

La gama de Durex Íntima Protect ha sido especialmente desarrollada para la delicada zona íntima, con productos que ayudan a equilibrar el pH vaginal para proporcionar el cuidado que el área vaginal necesita. 

Esta gama está compuesta por dos productos para la higiene íntima, el Gel Íntimo Refrescante y el Gel Íntimo Calmante, que ayudan a calmar las molestias y el mal olor ocasionados por la pérdida de balance, mientras que las Toallitas 2 en 1 refrescan la zona y calman las molestias estés donde estés.

Cumple con la normativa de productos sanitarios

Descubre la línea de cuidado vaginal de Durex

Y si padeces de molestias como la sequedad, entonces es conveniente añadir a tus encuentros sexuales un lubricante íntimo que ayude a balancear el pH.

 El lubricante Durex Intima Protect  es un lubricante con prebióticos 2 en 1, que ayuda a equilibrar el PH vaginal y aliviar las molestias durante el sexo, haciéndolo más suave.

A base de agua, libre de fragancias y dermatológicamente testado, es adecuado para el sexo vaginal,anal y oral y puede usarse tanto con condones de látex como de poliisopreno. 

Cumple con la normativa de productos sanitarios

Cómpralo ahora 

Usa un gel balanceador con prebióticos

Si sufres de sequedad vaginal, es recomendable añadir a tu rutina íntima un gel balanceador que ayude a equilibrar el pH íntimo e hidratar la vagina, aliviando la sequedad. 

Este es el caso del Gel Íntimo Equilibrante de la gama Durex Intima Protect, es un gel prebiótico 2 en 1 que ayuda a equilibrar el pH vaginal y a hidratar la zona, reduciendo rápidamente las molestias. 

Cumple con la normativa de productos sanitarios

Encuéntralo aquí 

¡No te olvides del lubricante durante el sexo!

Usar lubricantes al mantener relaciones sexuales es básico si padeces de condiciones como la sequedad, que pueden causar picor vaginal. El lubricante te permitirá tener relaciones íntimas más suaves, reduciendo las molestias derivadas de esta condición.

Saca de tu rutina los productos no indicados para el cuidado íntimo 

Descarta el uso de talcos y desodorantes, en su lugar, como hemos indicado, es conveniente usar productos especiales para la zona, hipoalergénicos y dermatológicamente testados en el área vaginal.

Cuida tu higiene íntima

Cuidar la higiene íntima es muy importante para evitar picores. Usar un papel higiénico suave, con doble o triple capa, evitar las duchas vaginales, cambiar con frecuencia los tampones y las compresas y limpiar bien la zona después de orinar, de atrás hacia delante siempre, te ayudará a evitar infecciones y posibles picores en la zona.

No uses ropa íntima ni prendas ajustadas

Lo mejor es optar por ropa interior de algodón y evitar las prendas ajustadas, que impiden la correcta transpiración y favorecen la humedad en la zona, lo que puede conducir a molestias futuras.

Evita permanecer con bañadores o con ropa interior húmeda

La humedad hace que los hongos se reproduzcan, lo que puede conducir a infecciones como la candidiasis. Por ello, es recomendable evitar permanecer mucho tiempo con prendas mojadas.

Hidrátate y mantén una dieta adecuada

Mantenerse hidratado y seguir una dieta adecuada es fundamental para cuidar la salud del organismo, incluida la salud vaginal. Añade prebióticos a tu dieta, como el ajo, las legumbres los cereales o el yogur para cuidar tu flora vaginal.

Fuentes:

  • DH Vaginal itching and discharge (2018)
  • NHS Vaginal dryness (2018)
  • J, Pruritus in female patients, BioMed Research International, 2014: 541867
  • B, Skin interaction with absorbent hygiene products, Clinics in dermatology, 26(1): 45-51
  • B et al, Effects of feminine hygiene products on the vaginal mucosal biome, Microbial Ecology in Health and Disease, 24(1): 19703

Источник: https://www.durex.es/blogs/articulos-sobre-sexo/como-aliviar-el-picor-vaginal

Picores vaginales: esto es lo que delatan sobre la salud

Picor vaginal

Auri, lectora y socia de eldiario.es, nos pide que hablemos de los picores vaginales y sus posibles causas, ya que ella los ha padecido por al menos dos distintas. Adicionalmente, Auri considera que las mujeres no prestan la suficiente atención a esta comezón, que es un buen indicador de una serie de problemas que, detectados a tiempo, tienen mejor solución. 

Candidiasis genital masculina: ¿puede cogerse sin haber tenido sexo?

Qué hay detrás del picor vaginal

El equilibrio es fundamental cuando se habla de la zona vaginal, en concreto, cuando se hace referencia al flujo vaginal. Porque, en condiciones normales, está formado por una flora polimicrobiana, saprofita, y en el que abundan los lactobacilos, que son los que aportan acidez y protegen el epitelio.

Cuando el equilibrio entre estos componentes se rompe, cuando alguna amenaza lo destruye, hablamos de alteraciones vaginales, tal como reconoce la Academia Española de Dermatología y Dermatología (AEDV).

Y es entonces cuando puede aparecer picor o molestias en la zona íntima. El picor suele ser señal de que algo no va bien.

Lo más importante en estos casos es identificar las causas para poder tratar a tiempo esta afección, que puede llegar a ser muy molesta.

La picazón vaginal puede ser interna (vaginal) o externa (vulvar, labial o perineal). Aunque en la mayoría de los casos los síntomas son leves y suelen desaparecer al cabo de pocos días, también puede ser síntoma de otras molestias y enfermedades, como:

Candidiasis

Esta ocupa el primer lugar de entre todas las causas de picazón interna.

Se trata de una infección vaginal está provocada por el hongo Candida albicans, que no solo provoca picor, sino un flujo blanquecino y espeso, así como enrojecimiento de la zona, ardor y molestia al orinar. En condiciones normales, se encuentra en la vagina en un pequeño porcentaje, pero frente a desequilibrios puede proliferar de manera desmesurada.

El estrés, el embarazo o un sistema inmunitario debilitado, así como la diabetes y la ingesta de antibióticos o anticonceptivos hormonales, pueden aumentar las posibilidades de desarrollar una infección por hongos.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el 20% de las mujeres tienen el hongo Candida albicanssin presentar ningún síntoma.

Y, es más, se estima que el 75% de todas las mujeres desarrollarán una infección por hongos durante su vida, reconoce la Academia Americana de Dermatología (AAD).

Vaginosis bacteriana

Esta infección está provocada por una cantidad excesiva de bacterias, buenas y malas, que viven normalmente en la vagina. Cuando cambia su normal equilibrio, se produce picazón, secreción o flujo vaginal espeso, olor y dolor en la vagina. Según los CDC, la vaginosis bacteriana es la infección vaginal más común en mujeres de 15 a 44 años.

Dermatitis por contacto o alergia

Está provocada por agresiones que se producen en la zona externa por causas como el uso de ropa muy ajustada (pantalones muy ceñidos) en esta zona, pero sobre todo por el uso de prendas sintéticas porque se trata de un género que no permite una correcta transpiración.

También puede ser un problema de exceso de higiene en la zona genital [más info en Cómo lavarnos adecuadamente los genitales], que puede llevar a afecciones cutáneas como eczema, que suelen provocar picor genital. Esto ocurre sobre todo por el uso de jabones o geles con productos químicos que destruyen el equilibrio interno de la vagina.

Tricomoniasis

Se trata de una enfermedad de transmisión sexual producida por el protozoo Trichomonas vaginalis, que también pueden provocar un picor intenso en mujeres, acompañado de un flujo anómalo [más info en Flujo marrón: ¿qué dicen los colores de las secreciones vaginales sobre nuestra salud?]. El protozoo puede ser que no solo esté en la vagina sino también en la uretra, por lo que el tratamiento variará.

Sequedad vaginal

Puede causar picazón e irritación. La fluctuación de las hormonas pueden ser las culpables de esto, lo que significa que el picor puede empeorar durante la menopausia, la perimenopausia, la lactancia y el embarazo.

Psoriasis

La mayoría de las personas que tienen psoriasis lo sufrirán también en el área genital. En este caso, el área tiende a doler y a picar y, en ocasiones, de forma intensa.

Cómo se puede tratar

  • Medicamentos antimicóticos. Para la candidiasis, el tratamiento es un medicamento antimicótico que se aplica dentro de la vagina o una dosis única de fluconazol por vía oral.
  • Antibióticos en el caso de la tricomoniasis. La pareja sexual también debe ser tratada para evitar que la infección se repita.
  • Corticosteroides en el caso de tener psoriasis.
  • Lavar y mantener la zona limpia, enjuagándola con agua tibia y secando suavemente con una toalla, sin frotar.
  • Jabones adecuados en el caso de la dermatitis por contacto o alergias.

    La clave del tratamiento está en evitar la fuente de irritación y detener el problema. Las bolsas de hielo o las compresas frías pueden reducir la irritación. Usar ropa interior de algodón y evitar ropa como pantalones muy ajustada, así como no usar jabones ni papel higiénico perfumados. En las situaciones más severas puede ser necesaria la medicación.

En todos los casos, es el médico o el especialista el que determinará cuál es el mejor tratamiento. Debe tenerse en cuenta que, si bien los tratamientos de venta libre son seguros y efectivos en el caso de las infecciones por hongos, por ejemplo, no lo son si el problema es otro.

Además, un uso incorrecto del tratamiento puede causar un retraso en el diagnóstico y en el tratamiento adecuado para el problema real, tal como advierte el Colegio Americano de Obstetricias y Ginecólogos (ACOG).

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

suscríbete a nuestros boletines

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a redaccion@consumoclaro.es

Источник: https://www.eldiario.es/consumoclaro/vida_sexual/picores-vaginales-delatan-salud_1_1247726.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: