Ponte en forma después del parto

Ponte en forma con el método MAMIfit

Ponte en forma después del parto

Uno de los principales requisitos durante el embarazo es estar saludable y, por lo tanto, hacer un poco de ejercicio.

Si bien es cierto que el Yoga, el Pilates y las clases de preparación al parto son muy efectivas para mantener el cuerpo activo, lo cierto es que cada embarazada es un mundo y muchas necesitan mucho más ejercicio para estar o sentirse en forma. Por eso, el Método MAMIfit es uno de los mejores métodos para ponerse en forma.

Con este método, las embarazadas están tuteladas por fisioterapeutas y especialistas del deporte, que han aprendido a trabajar con el método Hipopresivo así como con el Método MAMIfit.

Este tipo de gimnasias, es perfecto para aquellas que aún están embarazadas, ya que se trabaja para poder evitar el cansancio, el engarrotamiento y molestias musculares; así como para después del parto, en el que poder entrenar para volver a recuperar la figura, ¡y siempre con tu peque cerca ya que podrás entrenar con él!

Durante el embarazo

El Método MAMIfit incluye clases preparto totalmente fitness, que están diseñadas especialmente para que las embarazadas estén y se sientan en forma durante todo su embarazo. la idea es incrementar el balance muscular y cardiovascular durante los nueve meses de embarazo, para que esto suponga una ventaja en el momento de dar a luz.

El trato hacia las madres es totalmente personal, ya que la entrenadora conocerá los casos y las peculiaridades de cada embarazada. De este modo, se comparten más vivencias y momentos divertidos con el resto de las embarazadas.

El Método MAMIfit durante el embarazo, te ayudará a llevar mejor el embarazo y a recuperarte mucho más rápido tras el parto.

Beneficios del Método MAMIfit durante el embarazo

  • Con el Método MAMIfit, la embarazada está mucho menos susceptible a la depresión preparto.
  • Ayuda a evitar el estreñimiento durante el embarazo
  • Mengua la inflamación de las extremidades
  • Estarás más enérgica y menos cansada
  • Evita las rampas y la aparición de varices.
  • Te ayudará con el peso extra no deseado
  • Ayuda a corregir la postura y, por lo tanto, reduce los dolores de espalda.
  • Aumenta y mejora la circulación sanguínea así como la presión en la zona pélvica y rectal.

Por otro lado, el bebé también se beneficia de estos ejercicios fitness pues tiene un aumento de oxígeno y nutrientes, una mejor respiración y pulso. Esta subida de actividad, hará que tu bebé esté más alerta y más activo. Este Método, además –según un estudio de EE.

UU-, practicado durante el primer trimestre del embarazo, reduce hasta un 40% las posibilidades de perder al bebé. Hay que tener en cuenta también que tu autoestima mejorará, así como tu seguridad en ti misma.

Después del parto

En estas clases del Método MAMIfit se combinan ejercicios de Yoga y de Fitness, haciendo que el cuerpo se recupere mejor y antes tras el parto, asegurándote una rápida consecución del objetivo: volver a tener tu figura de antes del embarazo.

No importa si el parto es reciente o no, ya que con estas clases se mejora la musculatura, fortaleciendo la faja abdominal y recuperando el suelo pélvico, lo cual es motivo de preocupación de todas las madres.

Durante esta etapa, se trabaja mucho la gimnasia hipopresiva lo cual ayuda mucho a mejorar tu estado físico.

Además, en estas clases, ¡los peques son bienvenidos! Ellos también pueden participar o quedarse jugando con los otros niños.

Beneficios del Método MAMIfit después del parto

  • Ayuda con la depresión postparto, ya que al poder traer a tu peque a clase, los sentimientos de culpa por dejarlo solo no existirán.
  • Te hará recuperar tu cuerpo de antes, así como una mejor musculatura.
  • Corrige la postura y reduce el dolor de espalda.
  • Aumenta y mejora la circulación sanguínea por lo que previene rampas y varices.
  • Combate el cansancio y te carga de energía
  • Conocerás a más madres, por lo que podrás aprender nuevos trucos, situaciones y experiencias.
  • Crearás un vínculo especial con tu bebé en clases de gimnasia, educándole en una cultura de vida sana desde el principio.

Recuerda que para empezar a practicar el Método MAMIfit tienes que consultar con tu ginecóloga la posibilidad, porque puede que esté desaconsejado por algún motivo. 

por: Clinica Parc Central en: Preparación al parto

Источник: https://clinicaparccentral.com/el-metodo-mamifit/

Cómo ponerte en forma después del parto: haz ejercicio con tu bebé

Ponte en forma después del parto

La mayoría de las mujeres ganamos algo de peso tras el embarazo, el parto y el puerperio. Los cambios corporales, la revolución hormonal y la dificultad para mantener las rutinas de ejercicio y alimentación cuando un bebé entra en tu vida suelen ser los principales responsables.

Es absolutamente normal y no tiene que hacerte sentir mal. Seguramente esos kilos de más acabarán yéndose. Y, aunque no sea así, estarás guapísima igual.

No obstante, siempre es bueno mantenerse en forma. El ejercicio tras el parto no solo te ayudará a perder peso, si lo deseas, sino que es la base para una vida saludable y activa.

Ponerse en forma después del parto ayuda además a que la musculatura de toda la zona abdominal y también la zona perineal se recuperen después de un proceso que les ha exigido tanto.

Pero, te preguntarás, ¿de dónde saco yo tiempo para hacer deporte con un bebé que me necesita de manera constante?

Es bueno ir encontrando poco a poco momentos para dedicártelos a ti misma, pero como sabemos que al principio cuesta horrores, te proponemos la alternativa perfecta: hacer ejercicio con tu peque.

¿Y cómo hacer ejercicio con mi bebé? Será probablemente tu siguiente pregunta. Pues hay múltiples maneras de ponerse en forma después del parto incluyendo a tu peque en el ejercicio.

Te sugerimos algunas de ellas.

Haz deporte con tu bebé al aire libre

Practicar deporte con bebé incluido puede parecer una locura, pero no lo es. Está claro que no te vas a poner a correr la maratón, ni a practicar deportes de balón, al menos hasta que tu peque pueda participar contigo en ellos.

Pero sí puedes caminar rápido con él en el carrito o en la mochila e incluso correr de forma ligera. Ya existen incluso algunos carritos en el mercado específicamente preparados para mamás y papás runners.

También puedes aprovechar las salidas al parque para hacer ejercicios aeróbicos apoyándote en el cochecito.

¿Te da vergüenza que te vean? No debería, porque no hay mejor ejemplo que darles a los demás que una recién mamá haciendo ejercicio con su peque. Pero si aún así te da corte, ¿por qué no pruebas a hacerlo en grupo con tus amigas? Seguro que si se lo propones, más de una estará encantada.

Si tus amigas tampoco se animan, busca a mamás como tú en tu entorno y propónselo.

En otros países del mundo y cada vez más en varias ciudades de nuestro país, es habitual ver a grupos de mamás que quedan para hacer deporte con sus peques en el parque.

Busca en internet strollering y verás cómo hay mamás que incluso organizan carreras de carritos.

Es divertidísimo y una forma más de relacionarte con mujeres que están pasando por la misma experiencia que tú.

Tras el ejercicio, las mamás suelen ir juntas a tomar algo y a charlar de sus cosas. Te vendrá genial poder compartir las experiencias de la maternidad con otras mujeres.

Practica yoga, pilates o Zumba con tu bebé

Hay multitud de centros deportivos en los que imparten clases de gimnasia para mamás y bebés. Si vives en una ciudad o en un pueblo relativamente grande, seguro que encuentras un grupo para ti y para tu peque.

¿Te gusta el yoga? No tienes que renunciar a practicarlo por haber tenido un bebé. Es más, es una de las disciplinas más practicadas para hacer ejercicio con bebés.

El yoga es un ejercicio fantástico para compartir con tu peque porque suele relajar a los bebés un montón.

Además, es ideal para el posparto, porque las asanas (posturas del yoga) ayudan a trabajar prácticamente toda la musculatura, incluida la zona pélvica y perineal, la abdominal y la lumbar, que son las que más sufren en el embarazo y el parto. También la espalda, que se suele resentir al coger mucho al bebé.

Los profesores especializados en yoga para mamás y bebés saben perfectamente qué asanas puedes ejercitar con tu bebé y cuáles no. Ya te adelantamos que la mayoría se pueden realizar sin problemas con el bebé al lado y en muchas puedes implicarle.

¿Y qué pasa si el bebé se pone a llorar desconsoladamente en mitad de la sesión y te toca darle el pecho o el biberón o cambiarle el pañal? Absolutamente nada. Estarás rodeada de mujeres en tu misma situación y que entenderán perfectamente que si hoy llora el tuyo, mañana seguramente será el suyo el que proteste.

Otra disciplina que se suelen practicar habitualmente mamás con bebés es el pilates. No es casualidad que sea también una de las prácticas deportivas que mejor te vendrán en el posparto para trabajar la musculatura que te hemos mencionado con anterioridad.

Al igual que con el yoga, no te asustes ni pienses que vas a someter a tu bebé a una sesión intensiva de pilates. Las clases estarán adaptadas a la situación y se trabajarán las posturas más idóneas para ambos.

Si eres más de clases aeróbicas o de baile, puedes probar con la Zumba para mamás y bebés, el aerobic o incluso la danza del vientre. Hay disciplinas adaptadas para todos los gustos.

Incluso han surgido gimnasios especializados en mamás y bebés. En ellos hacer ejercicios con el bebé y también dejarle en buenas manos para practicar tú en solitario ejercicios hipopresivos.

¿Qué es eso? Se trata de ejercicios especialmente diseñados para reforzar la zona abdominal y la musculatura del suelo pélvico. Muy recomendables en el posparto.

Cómo hacer ejercicio con mi bebé en casa

Para ponerse en forma después del parto no hace falta siquiera salir de casa si no lo deseas. Hay infinidad de ejercicios de gimnasia que puedes hacer con tu bebé a cuestas. Será un momento más para compartir con tu peque y ya verás cómo lo disfrutáis los dos.

Existen infinidad de tablas de ejercicios para hacer con un bebé. Aquí te damos algunos ejemplos:

– Túmbate en el suelo boca arriba con tu bebé sentado en tu vientre y las piernas flexionadas con los pies en el suelo. Apoyándote en tus pies, levanta a tu peque elevando la espalda y el culo. Empieza con diez repeticiones y ve subiendo de cinco en cinco cuando te sientas preparada.

– Coloca a tu bebé tumbado boca arriba en una esterilla en el suelo. Sitúate frente a él de pie y agáchate sin doblar las piernas hasta tocarlo y hacerle alguna carantoña.

– Túmbate boca arriba, flexiona las piernas juntas con los pies en alto y coloca a tu bebé encima de ellas, tumbado boca abajo. Encoje y estira las rodillas hacia adelante y hacia atrás meciendo a tu bebé.

– Haz abdominales con tu bebé. Para ello, siéntate con las piernas semiflexionadas. Coloca a tu bebé con la espalda y la cabeza apoyadas en tus piernas y sus piernas apoyadas en tu regazo, mirando hacia ti. Déjate caer hacia atrás sin llegar a tocar con la espalda en el suelo y vuelve a la posición inicial.

– Túmbate en el suelo boca arriba, con las piernas semiflexionadas y los pies en el suelo. Aguanta a tu peque en el aire con las manos y estira y flexiona los brazos.

– Ponte de pie y coge a tu peque con los brazos estirados. Sube y baja los brazos aguantando su peso.

Cuándo se puede empezar a hacer ejercicio tras el parto

Antes de empezar a ponerte en forma después del parto tienes que estar perfectamente recuperada. Esto te llevará menos tiempo si el parto ha sido natural y puede costarte algo más si ha sido cesárea.

En cualquier caso, siempre tiene que ser tu ginecólogo o, en última instancia, tu médico de familia, el que te dé permiso para empezar a hacer ejercicio. Pregúntales en las revisiones que te harás después del parto.

Además, si quieres hacer deporte con tu bebé, tendrás que esperar a que éste sujete la cabeza por sí mismo, salvo que el peque no vaya a participara activamente.

Si va en el carro o simplemente estará en la esterilla a tu lado, no es necesario esperar. Pero para hacer con él cualquier movimiento, sí tendrá que sostener bien cabeza antes. Esto suele suceder entre los dos y los tres meses de edad.

Qué necesitas para hacer deporte con tu bebé

En realidad, solo necesitas las ganas y, por supuesto, a tu bebé, para empezar a ponerte en forma después del parto.

Si vas a correr, siempre te vendrán bien unas buenas zapatillas, para no lesionarte. Si vas a hacer ejercicios en casa, hazte con una esterilla cómoda en la que os podáis tumbar los dos a gusto.

En el gimnasio, seguramente te pedirán alguna toalla y puede que también la esterilla.

Ten siempre agua cerca cuando practiques deporte y no te olvides de hidratar también bien a tu bebé con sus tomas.

Es preferible que cuando hagas ejercicio con tu bebé esté alimentado y tranquilo, que no tenga ni sueño, ni hambre. No le des la toma inmediatamente antes del ejercicio, porque podría regurgitar con el movimiento.

A los bebés suelen encantarles las sesiones de ejercicio con mamá, pero si no es así, no le fuerces. Mejor inténtalo en otro momento. Todos tenemos un mal día y si le insistes, acabará por cogerle manía y a la larga será peor.

Источник: https://www.moraigthestore.com/blog/como-ponerte-en-forma-despues-del-parto-haz-ejercicio-con-tu-bebe/

Los secretos de Laura Escanes para estar en forma tras dar a luz: este es su entrenamiento posparto

Ponte en forma después del parto

Aunque llevar una alimentación sana y realizar ejercicio de forma continuada son las claves para deshacernos de esos kilitos de más, somos muy conscientes de que no hemos resuelto ningún misterio universal al darte estos consejos de primero de «ponte en forma».

Sin embargo, lo que hemos venido a confesarte hoy es que sabemos cómo ha logrado Laura Escanes recuperar su silueta tan rápido tras haber dado a luz. ¿Te preguntas cómo lo hemos averiguado? Hemos hablado con Crys Dyaz, exdeportista de élite y entrenadora personal de Laura Escanes y de celebrities como Blanca Suárez.

La entrenadora se ha aliado con Siken para crear “Sustituve & Fit”, que combina un plan alimenticio hipocalórico que incluye la gama de productos sustitutivos y un plan de ejercicios moderado a llevar a cabo mediante rutinas diarias de tan solo 30 minutos.

Hablamos con Crys acerca de las claves para recuperar la silueta tras el parto de forma óptima haciendo siempre del ejercicio y de una alimentación saludable las bases. Y de cómo será el entrenamiento posparto ideal para Laura Escanes.

El entrenamiento durante y después del parto

Aunque Laura Escanes presume en sus redes sociales de tener una talla 40, todavía no ha podido reanudar sus entrenamientos con Crys Dyaz. “Comenzaremos muy, muy pronto….

¡Acaba de terminar la cuarentena y en seguida retomará sus entrenos! Se ha recuperado muy bien gracias a varios factores como su juventud, el entrenamiento que hemos llevado a cabo desde el comienzo y hasta el final de su embarazo, el haber seguido una correcta alimentación, el haber descansado durante su primer mes postparto, la genética…, explica la entrenadora.

Antes de preguntarle acerca de cuáles son los ejercicios idóneos a practicar tras dar a luz, queremos hacer hincapié en la importancia de entrenar durante el embarazo. «Laura y yo íbamos adaptando los ejercicios según el momento de la gestación y su estado diario, pues es clave adaptarse al momento hormonal/emocional/físico de la embarazada.

Por ello es importante (bajo mi punto de vista) hacerlo con alguien especialista y de un modo personalizado», explica. “Durante el primer trimestre hicimos bastante ejercicio cardiovascular sin impacto para disminuir las náuseas (hay evidencia científica de ello).

En el segundo trimestre, insistimos en ejercicios de tonificación de espalda, glúteo medio, transverso y suelo pélvico con el fin de corregir sus problemas derivados de la hiperlordosis lumbar y en el último trimestre seguimos manteniendo la actividad para llegar en un estado óptimo al parto y postparto.

Continuamos nuestro protocolo de dilatación y expulsivo para preparar el parto», asegura Crys Dyaz.

¿Cuáles son los ejercicios que no debemos realizar durante el embarazo? «Ejercicios de recto anterior del abdomen (favorecen diástasis), trabajos en apnea que descontrolen el suelo pélvico, impacto excesivo, cargas grandes o aumentar el pulso hasta impedir una conversación durante el entrenamiento, que será el condicionante principal de que la embarazada está “fuera” de los límites fisiológicos del entrenamiento”, sentencia la entrenadora. Cuando Laura retome sus entrenamientos, ¿cuáles serán los ejercicios adecuados a realizar?

«Hay que hacer una valoración del suelo pélvico, si tiene o no diástasis abdominal, el estado de las cicatrices (en caso de que las haya), su nivel de energía… Y sobre eso hacer un plan personalizado basado en la mejora progresiva de capacidades aeróbicas, corrección postural (al cambiar el centro de gravedad y “perder la tripa”), realizar un trabajo de suelo pélvico potente, ahondar en la tonificación de transverso y hacer ejercicios sin impacto. Progresivamente iremos incorporando intensidad», explica.

Video:Cómo reducir cintura fácilmente siken

Las claves en la cocina y el gimnasio para perder peso

Teniendo en cuenta que los entrenos que propone Crys Dyaz para perder peso son tan solo de 30 minutos, queremos saber si ese tiempo es suficiente para alcanzar nuestros objetivos.

«Si en 30 minutos haces un entrenamiento de calidad y compensado, es suficiente, pero depende también del entrenamiento que realices.

Un HIIT de media hora es capaz de activar el metabolismo de las grasas de un modo muy potente, pero sin embargo un entrenamiento de fuerza seguramente se quede corto. Lo importante es la constancia y tener claro el objetivo«, asegura.

VER 11 FOTOS Estas son las dietas favoritas de las famosas

Por otro lado, «Lo importante es llevar una dieta coherente, compensada y equilibrada en cuanto a cantidad y calidad de alimentos. No es necesario hacer cinco comidas al día si el cuerpo no te lo pide o lo asimila bien y tampoco adherirse al ayuno intermitente (tan en tendencia) si tu organismo no lo permite», explica.

Tras entrenar, ¿recomienda hacer comidas post workout? De ser así, ¿en qué consistirían? «Sí, siempre.

Durante la famosa ventana metabólica (aunque existen controversias) recomiendo hacer una ingesta de proteínas “potente” que depende de la hora del día pueden ser barritas proteicas, como por ejemplo las de Silken, batidos hiperproteicos, un yogur con fruta, un revuelto de huevos con aguacate y semillas, algo de legumbre alta en proteína con pollo…», recomienda la entrenadora.

Las rutinas deportivas de 30 minutos de Crys Díaz

Para todos los ejercicios hay que tener en cuenta:

El tiempo de entreno: 30”/30” para principiantes, 40/20 para gente de nivel medio y 1'/15” para personas de nivel avanzado.

Indicaciones: repetir los cuatro ejercicios cuatro veces (calentando cinco minutos antes con movilidad articular y activación metabólica y estirar cinco minutos después) y descansar dos minutos entre cada bloque para beber y recuperar pulso.

1. Rutina de glúteo:

1. Lunge crucé atrás

2. Bailarina

3. Pasos laterales en sentadilla

6. Hip trust en suelo (ídem a una pierna para nivel avanzado).

Crys Dyaz, la entrenadora de las famosas

2. Rutina de abdomen:

1. Plancha con movimiento hacia delante, hacia atrás y lateral

2. Crunch en huevo con bajada lenta

3. Comandos

4. Plancha abriendo y cerrando piernas

VER 5 FOTOS Cinco ejercicios para tonificar el abdomen

3. Rutina quemagrasa

1. Abrir y cerrar dando un puñetazo al aire

2. Skipping con burpee

3. Sprint futbolista

4. Mountain climb

VER 5 FOTOS 5 ejercicios para adelgazar los brazos

4. Rutina de brazos

1. Directos + ganchos

2. Fondos con rodillas

3. Vibraciones delante + Vibraciones laterales con puños cerrados

4. Manos / Relajar tres segundos

Источник: https://www.mujerhoy.com/vivir/fitness/201912/03/laura-escanes-entrenamiento-posparto-crys-dyaz-instagram-20191203110718.html

Ponte en forma después del parto

Ponte en forma después del parto

Hacen falta más de nueve meses para que el organismo de la mujer se recupere del embarazo y del parto. Durante la primera semana te sentirás débil e incapaz de dar un paseo o de levantar peso.

Aunque te sientas bien, no te lances a practicar ejercicio como una loca, pues sólo conseguirás alargar el tiempo de recuperación. Debes ir poco a poco y sobre todo, cuidándote mucho, pues el bebé todavía depende de ti.

Aprende qué ejercicios son los adecuados para recuperar tu figura y volver a sentirte tan guapa como antes

Indice

Cómo se recupera tu cuerpo después de parto

Tras el parto, llega la recuperación. Las cuatro semanas siguientes tras haber dado a luz forman parte del puerperio, periodo en el que el cuerpo va volviendo a su normalidad física, aunque el ajuste emocional lleva más tiempo.

Tu organismo vuelve a sufrir cambios, esta vez para retornar a su estado anterior al parto. Pero así como las secuelas internas del embarazo y el parto se pasan en un mes, las externas tardan más.

Recuperar una figura perfecta, como si nunca hubieras dado a luz, requiere tiempo y esfuerzo, pero con paciencia y voluntad, nada es imposible.

Cuello uterino y vagina: Durante el parto se estiran los dos, y necesitarás entre 7 y 10 días para recuperar su elasticidad y tamaño anteriores. Los ejercicios del suelo pélvico (que te explicamos más abajo) ayudarán a tensar de nuevo la vagina. Empieza en cuanto hayas dado a luz.

Hueco de la placenta: Mientras se recupera el hueco de la placenta, puede haber sangrados que duren hasta seis semanas.

Estos derrames (loquios) se producen en tres fases de color: rojo (4-5 días), rosa a marrón (6-8 días), amarillo a blanco (7-10 días).

Si haces algún esfuerzo, puede que empieces a sangrar, y los loquios volverán a ser rojos y copiosos. Comunícaselo a tu médico y siéntate con las piernas elevadas.

Útero: El útero vuelve al tamaño que tenía durante el cuarto mes de embarazo justo después del parto. Al cabo de diez días, ya no podrás sentirlo en tu abdomen. Hacen falta unas seis semanas para que recupere el tamaño original previo al embarazo.

Ovulación: Si no das el pecho, puede que empieces a ovular al cabo de 6-14 semanas de dar a luz; la menstruación aparecerá de 8 a 16 semanas después. Las hormonas de la lactancia pueden suprimir la regla durante meses, pero no lo emplees como método anticonceptivo.

 

Cuidar de tu cuerpo en el postparto

La grasa acumulada en tu cuerpo durante el embarazo, destinada a proporcionarte las calorías que necesitas para amamantar, tardará unas semanas en agotarse, pero a muchas mujeres les sorprende lo rápido que recuperan la figura y el peso que tenían antes en cuanto dan de mamar.

Además de realizar estos ejercicios a diario, te recomendamos que cuides tu piel. Usa una crema reafirmante y una hidratante a diario. Verás como te ayudan a tensar la piel para que vuelva a su estado anterior, sobre todo en el vientre. Aplícate las cremas todos los días dándote un masaje en círculos.

 

Ejercicios postnatales

Perder peso no es lo mismo que recuperar el tono muscular. Necesitarás ejercitar los músculos abdominales y del perineo para que vuelvan a la normalidad. Sin embargo, justo después del parto, encontrar tiempo y ganas de hacer ejercicio puede parecer un sueño imposible.

Aprovecha los momentos en los que el bebé duerme, que ahora son la mayoría, para realizar unos sencillos ejercicios en tu casa que no te llevarán mucho tiempo. Empieza suavemente y no te olvides de calentar antes.

Es mejor comenzar poco a poco, por ejemplo, con dos repeticiones de cada ejercicio al día e ir subiendo hasta diez. Si algún ejercicio te provoca dolor, para.

1- Arquear la espalda. Colócate a cuatro patas con las manos y las rodillas ligeramente separadas. Contrae las nalgas y arquea lentamente la espalada hacia arriba. Mantén los brazos estirados, pero sin bloquear los codos. Este ejercicio alivia el dolor de la zona lumbar.

2- Tonificar el estómago. Tumbada en el suelo, con las rodillas flexionadas y los brazos estirados junto al cuerpo. Mete la tripa y presiona la espalda contra el suelo. Aguanta cuatro segundos y repite.

3- Enroscarte. Intenta este ejercicio abdominal cuando hayan pasado al menos dos semanas. Tumbada con las piernas dobladas como antes, intenta tocarte las rodillas deslizando tus manos por los muslos. Con las manos tan cerca de las rodillas como puedas, al espirar, contrae los músculos del estómago y levanta la cabeza. Cuanta hasta cuatro y relájate.
 

4- Levantar las piernas. Este sencillo ejercicio fortalece los muslos y músculos abdominales. Tumbada de lado, sujeta la cabeza con una mano y equilibra el cuerpo apoyando la otra mano frente a ti.

Asegúrate de que tus piernas están alineadas con la cadera y el hombro. Con la rodilla y el pie mirando de frente, levanta la pierna estirada hacia arriba hasta llegar a la altura del hombre, cuenta hasta dos y baja.

Repite unas cuantas veces, luego date la vuelta y repite con la otra pierna.

5- Flexiones laterales. De pie con los brazos separados y los brazos a los lados, dóblate lentamente por la cintura al mismo tiempo que estiras hacia fuera. Vuelve a la posición inicial y repite el otro lado.

6- Ejercicios del suelo pélvico. El suelo pélvico consta de una serie de músculos y de tejido fibroso que cuelga como un embudo de los huesos pelvianos.

Las capas musculares son más gruesas en el perineo, donde se sitúan los orificios de la uretra, la vagina y el ano.  – Contrae los músculos del suelo pélvico y relájalos con rapidez. Repite cinco veces.

– Contrae los músculos y aguanta mientras cuentas hasta cinco, relájalos lentamente. Repite cinco veces. – Para terminar, repite el mismo ejercicio cinco veces más.

La figura no lo es todo

Aunque recuperar tu peso te parezca lo más importante, no te obsesiones. Tener un cuerpo 10 en 2 o 3 meses es casi imposible, a no ser que seas una súper modelo con un entrenador personal para ayudarte y una niñera particular para cuidar al niño.

Si no es ese tu caso, probablemente tardes casi un año en volver a verte perfecta, lo que no significa que no estés guapa desde el primer día. La belleza no depende sólo de la figura, sino todo lo contrario, el rostro y el pelo dicen más de una persona que su cuerpo. Por eso es importante que no te centres en tu él y te olvides de lo demás.

Un pelo bonito y un corte de pelo adecuados son esenciales para estar más guapa. Este es un buen momento para hacerte un cambio de look y quizá teñírtelo o darte unas mechas. Pero esto último dependerá de la salud de tu pelo, ya que muchas mujeres notan cómo se les cae tras el parto. Es un hecho normal que suele comenzar a los tres meses y dura aproximadamente seis.

Para contrarrestarlo, usa champú anticaída y vitaminas, además de mascarillas y suavizantes y, por supuesto, quedan excluidos los tintes con amoniaco o las permanentes, ya que te estropearán el pelo y se te caerá más.

El rostro. El cloasma gravídico o “paño del embarazo” -la hiperpigmentación de la piel del rostro que aparece en manchas- se suele pasar a las pocas semanas.

Es conveniente que sigas usando un factor de protección alto para proteger tu piel de los daños solares y que vuelva a tener un tono uniforme.

También es recomendable usar una hidratante a diario para mantener la piel suave.

Si tu problema durante el embarazo no fueron las manchas, sino la piel grasa, también se recuperará en cuanto el nivel de hormonas disminuya. Mientras esto ocurra, sigue usando tónicos y cremas limpiadoras.

Las mamas. Si estás dando de mamar, sigue los consejos de tu médico sobre la mejor manera de hacerlo, ya que te evitará heridas o el ensanchamiento de las grietas en los pezones. Es bueno que uses una crema contra las grietas, pero ten mucho cuidado de retirar cualquier resto de ella antes de darle el pecho al bebé, ya que podría intoxicarle.

 

Las cuentas del embarazo es una herramienta que permite realizar el seguimiento de las semanas del embarazo así como la fecha probable del parto para así tener todo preparado para poder dar la bienvenida al bebé.

Heridas

Definición:

Una herida es una discontinuidad de un tejido (generalmente la piel), producida por la acción de distintos agentes mecánicos. Según la extensión y la profundidad será más o menos grave

Tratamiento:

Lo primero, con las manos bien limpias, es controlar la hemorragia. Para ello, se debe colocar un apósito limpio sobre la herida y presionar hasta que cese de sangrar. No se debe usar algodón (pues se puede quedar pegado).

Una vez que deja de sangrar, se lava la herida con agua y jabón o con agua oxigenada. Si la herida no es extensa, se deja al aire. Si los bordes de la herida están muy separdaos, deberá coserla un profesional.

A veces es suficiente con aplicar puntos de sutura caseros.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/belleza-embarazo/ponte-en-forma-despues-del-parto-625

Actividad física después del embarazo y el postparto

Ponte en forma después del parto

Durante el embarazo, el organismo de la mujer sufre diferentes cambios provocados por alteraciones hormonales, estado anímico , cambios fisiológicos en el organismo y cambios anatómicos, los cuales se modifican en el período de lactancia, de manera que existen una serie de consideraciones a tener en cuenta a la hora de retomar la actividad física, o bien, iniciarse en llevar una vida activa.

En todo caso, estos cambios, respuestas fisiológicas al período de gestación, condicionan la respuesta al ejercicio.

A priori,el hecho de llevar a cabo una vida activa traerá cambios positivos tanto a nivel físico como emocional.

Comenzar a entrenar en el período de postparto, varía en función de si durante el embarazo se ha llevado un estilo de vida activo, saludable y preventivo de lesiones o por el contrario, la mujer ha llevado un estilo de vida más sedentario.

En el postparto existe un período de re-adaptación, tanto a nivel fisiológico como muscular (desequilibrios musculares), así como un cambio muy brusco en el cuerpo. Descenso del peso corporal, cambio del centro de gravedad, desaparecen tensiones musculares…El ejercicio físico controlado sin duda, ayudará significativamente a volver a estado de forma previo.

En el primero de los casos, retomar la actividad resultará más sencillo que en el segundo caso, pero en cualquiera de ambos, existen unos aspectos que deben ser controlados.

¿Qué ocurre en el cuerpo en el período postparto y de lactancia?

Tras un embarazo, las estructuras musculo-esqueléticas sufren alteraciones sobre todo en la zona abdominal (se produce una distensión de la pared abdominal, en ocasiones, excesiva, en cuyo caso ha de ser tratada por un especialista), en el suelo pélvico (pérdida de tono muscular que puede provocar incontinencia urinaria) y en la zona posterior del tronco y lumbar (debido al peso soportado en este período y el cambio de centro de gravedad).

Por ello, uno de los objetivos principales es recuperar el tono muscular y funcionalidad de esas zonas así como un importante trabajo de corrección postural.

Por otro lado, durante el postparto, la madre soportará al bebé en sus brazos, por lo que se producirán sobrecargas musculares, máxime si existe falta de tono en brazos y espalda, y el trabajo de fuerza muscular será uno de los objetivos a trabajar, así como para fortalecer el sistema óseo.

¿Qué tipo de trabajo es el recomendado?

Un trabajo rehabilitador y no enfocado tanto al rendimiento, al menos las primeras 8 -10 semanas.

  • Reforzar el suelo pélvico.
  • Trabajo de tonificación muscular general.
  • Trabajo cardiovascular controlado y sin impacto articular (natación, bicicleta, máquinas de remo, elíptica en el gimnasio, caminar). Trabajar en una zona aeróbica cómoda y controlada ( 70% de la frecuencia cardíaca máxima).
  • Recuperar el tono abdominal ( trabajo de musculatura profunda del abdomen. (Ojo; es muy importante no hacer los clásicos abdominales, pues no se favorecerá el cerrar la diástasis abdominal, antes bien al contrario).
  • Eliminar el sobre-peso adquirido a través de un trabajo combinado de fuerza y cardiovascular, controlado por un especialista.

Existen diferentes actividades que pueden realizarse durante el postparto para ir recuperando el tono muscular, eliminando el exceso de peso, evitar la flebitis y retención de líquidos y comenzar a recuperar la forma. Las más indicadas, entre otras: clases de tonificación general, Bodypump, Pilates, Estiramientos, Gimnasia abdominal Hipopresiva, entre otras.

¿Cómo llevarlo a cabo?

Lo primero de todo, es consultar al ginecólogo si se puede reanudar la actividad, y posteriormente, lo más recomendable es dejarte guiar y asesorar por un especialista en la Actividad Física y Deporte que programe de forma adecuada tu plan de entrenamiento atendiendo a tu situación.

El ejercicio hay que incorporarlo de forma progresiva a nuestro día a día, comenzando con 2 -3 sesiones semanales, y aprovechar cualquier momento para trabajar suelo pélvico en casa o realizar estiramientos.

Para completar tu programa de entrenamiento, no olvidemos que la alimentación será uno de los aspectos claves que ayuden a recuperar el estado de forma, el peso idóneo y ayude a eliminar lo que sobra.

Mi recomendación es llevar una buena hidratación a lo largo de todo el día, incorporar más frutas y verduras a la ingesta diaria, eliminar los azúcares añadidos y productos procesados. Cuanto mejor y más sano te alimentes, mejor reaccionará tu cuero a los cambios, y en caso de lactancia, más sano estará tu bebé.

Cuidar el cuerpo por dentro sin duda, se reflejará en el estado físico y en el anímico.

Ahora, hora de ponerse en marcha.

Artículo elaborado por Isabel del Barrio Izquierdo ( NSCA Personal Trainer)

Источник: https://quierocuidarme.dkvsalud.es/deportes/deporte-postparto

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: