¿Por qué mi recién nacido saca mucha saliva?

Mi bebé se babea mucho, ¿qué hacer?

¿Por qué mi recién nacido saca mucha saliva?

Mi bebé se babea mucho, ¿qué hacer? Se trata de una interrogante muy común en las madres primerizas, quienes se asustan cuando ven que su pequeño genera más saliva de la que ellas creen que debería.

El exceso de saliva o babeo es normal en los bebés, y esto se debe a que ellos no saben tragar aún. A partir de los dos meses de edad, el pequeño comienza a babear en exceso; igualmente lo hace cuando entra en el proceso de dentición.

Un bebé recién nacido no produce tanta saliva, pero al pasar los meses, comienza la etapa de chupar y morder todo. Es ahí cuando aumenta la producción de saliva. El bebé la produce sin darse cuenta; así, de manera natural, babea por esta causa, cosa que no ocurre con la leche.

Todo depende del sistema de deglución. Cuando se alimentan, los bebés hacen esfuerzo con los músculos de la bocapara succionar todo. En cambio, la saliva se produce sola y permanece ahí hasta que se rebosa.

Para este caso, el uso de babero es muy eficaz. Este no permite que el pecho del bebé se moje y lo mantiene caliente. Además, debemos estar atentos y mantener seca la boca del pequeño para evitar que se irrite.

Mi bebé se babea mucho, ¿cuándo debo preocuparme?

Cuando un bebé está resfriado, es normal que babee de manera excesiva. Si notamos que lo hace sin estar enfermo, es momento de visitar al pediatra.

Cuando el babeo se extiende por mucho tiempo, puede significar que el bebé tenga algún problema del sistema nervioso que no permita que la deglución se realice adecuadamente.

También si el pequeño come mal y babea mucho mientras lo hace, puede significar que le duele al tragar. La causa, generalmente, es alguna infección viral que le produce dolor o llagas dentro de la boca.

“Por lo general, la edad promedio en la que el niño deja de babear es hasta los 18 meses, aunque es muy variable”

Si tu hijo babea mucho, corre el riesgo de que se ahogue con frecuencia o tenga náuseas constantemente, así como también puede presentar dificultades respiratorias. En cualquiera de estos casos, lo mejor es mantener la calma y llevar al bebé al pediatra para descartar cualquier patología.

En última instancia, también es importante reconocer que el reflejo de deglución del bebé es inmaduro y tiende a alargarse por un tiempo.

¿Será solo por los dientes que mi bebé se babea mucho?

Claramente, una de las razones por las que un bebé babea de manera excesiva es por la erupción de los dientes. Aunque tardan en brotar, a partir del segundo mes de vida comienzan a moverse los núcleos dentarios bajo las encías.

La saliva contiene enzimas, que ayudan a combatir posibles infecciones. Es por ello que su producción aumentará desde que salga el primer diente. En esta etapa, seguramente el bebé pedirá un mordedor. Estos pequeños elementos dan alivio en las encías, pero producen mucha saliva.

Por otro lado, lo primero que descubre el niño son sus manos, y enseguida comienza a llevárselas a la boca. De este modo, explora nuevas sensaciones. Al jugar con sus manos en la boca, estimula la salivación y comienza a babear. 

Esta actividad es de provecho cuando el bebé comienza con la alimentación complementaria. Por ejemplo, agarrar sus alimentos y llevárselos a la boca poco a poco lo inicia en la dieta complementaria con sólidos por sí solo.

Cuando comienzan a morder sus dedos y juegan con su lengua, los bebés estimulan la salivación, la cual es necesaria para ablandar y tragar los alimentos.

Así, el bebé tiende a morder por la zona donde se asoman los dientes; esta parte suele estar hinchada y enrojecida. La salivación es bastante pronunciada y necesaria en ese momento, ya que mantiene hidratada la zona y evita infecciones.

La saliva y la alimentación

Los nuevos sabores y sensaciones que produce la introducción a los alimentos sólidos estimula las papilas gustativas y segregan más saliva de lo habitual. El papel de la saliva es actuar como un lubricante y ayudar a que los alimentos lleguen hasta el estómago.

Debes estar muy atenta si la salivación de tu pequeño va más allá de lo que se considera normal; por lo general, la edad promedio en la que el niño deja de babear es hasta los 18 meses, aunque es muy variable. Todo siempre va a depender de su proceso de maduración, la aceptación en la ingesta de comida sólida y la salida de los dientes.

No alarmarse es fundamental, así como tener a la mano un babero absorbente y un chupete es de mucha utilidad para ayudar al bebé en este periodo. Descubre y disfruta con calma cada etapa de crecimiento de tu bebé; recuerda en todo momento que, buenos y malas, ambas son únicas e irrepetibles.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/mi-bebe-se-babea-mucho-que-hacer/

¿Por qué mi recién nacido saca mucha saliva?

¿Por qué mi recién nacido saca mucha saliva?

A veces los papás queremos, por los nervios de tener un recién nacido, que este haga las cosas de la manera más natural y cómoda para nosotros, pero no consideramos que se encuentra en pleno desarrollo y no sabe utilizar o controlar la mayor parte de su cuerpo y sus funciones.

El recién nacido, en cuanto sale del vientre de la madre, dependerá enteramente de sus papás para poder sobrevivir en este nuevo mundo al que ha llegado, puesto que lo único que prácticamente sabe hacer al principio es ver, llorar y respirar. Claro que también sabe hacer pipí o sus deposiciones, , pero no las controla.

Al ser un recién nacido no va a tener la capacidad de poder controlar su sistema digestivo, por lo que también se le podrá dificultar la habilidad de tragar hasta la saliva que se le acumule en la boca.

¿Qué es la saliva?

Los humanos estamos produciendo saliva todo el tiempo, puesto que es una parte esencial para el proceso digestivo de nuestro cuerpo. Prácticamente, sin ella no podríamos alimentarnos y mantener nuestro cuerpo nutrido.

La saliva es una secreción mucoserosa, clara y un poco ácida. Las glándulas salivas son las encargadas de producirla. Al día se produce entre 1 y 1.5 litros de esta secreción.

Se encuentra formada por electrolitos, entre los cuales podemos encontrar sodio, potasio, calcio, magnesio, bicarbonato y fosfatos. Además, se pueden encontrar inmunoglobulinas, proteínas, enzimas y mucina.

Funciones de la saliva

La saliva, a pesar de ser algo asquerosa para muchas personas, es una parte esencial del ser humano. Incluso tiene varias funciones para mantener el cuerpo en balance a lo largo de su vida y desarrollo:

– Mantiene la salud de la boca y crea un balance adecuado

– El bicarbonato, los fosfatos y la urea controlan el nivel de pH de la boca

– Las proteínas y la mucina sirven para combatir los microorganismos

– Sirve para proteger

– Lubrica el tracto digestivo

– Participa en el sentido del gusto

– Crea el bolo alimenticio

– Contribuye al metabolismo de la placa dental

¿Cómo cuidar a mi bebé del exceso de saliva?

Tu bebé va a estar así durante sus primeros 6 meses de vida, puesto que se juntan 3 cosas en su desarrollo y todas son causantes de que este saque tanta saliva. La primera es que sus glándulas salivales se activan, la segunda es que no sabe tragar saliva y la tercera y última es que salen sus primeros dientes.

El exceso de baba podrá afectar a tu bebé de distintas formas. Claro que ninguna es nociva para su salud, pero de todos modos debes cuidarlo.

En primera, tu bebé tiene la piel muy sensible, por lo que se le va a irritar por el nivel de pH de la saliva. Además, no toda la saliva la saca, se traga cierta cantidad, lo que podría hacer un poco más agresiva su orina al aumentar el pH de la misma, causando rojez en el culito.

También es probable que tu pequeño tenga una congestión, puesto que su saliva puede caer en su pechito y junto con una corriente fría podría resfriarse.

Con estos consejos podrás ayudar a tu bebé con el exceso de saliva:

– Ponle un babero para evitar que se moje el pechito

– Límpiale el área alrededor de su boca con toallitas delicadas

– Si se moja la ropita, cámbiasela

– Cambia su pañal en cuanto notes que se hizo del baño para evitar que se irrite por el nivel de pH de su orina

Y, sobre todo, sé paciente y no te preocupes que en torno a los 12-18 meses aprenderá a tragar mejor y dejará de babear tanto.

Pero ¿qué pasa cuando el bebé tiene dermatitis peribucal (irritación por la saliva)?

La dermatitis perioral es la irritación se puede producir alrededor de la boca, por debajo de la barbilla e incluso en los ojos en los bebés debido al contacto con la saliva. La saliva causa un eccema de contacto irritativo debido a que, paradójicamente, tanto la saliva como el agua tienen propiedades secantes.

Entre los síntomas comunes de la dermatitis peribucal nos encontramos:

– protuberancias o sarpullido alrededor de la boca, de los pliegues de la nariz, etc. Estas protuberancias pueden estar llenas de líquido o pus

– sensación de ardor en la boca y de los pliegues nasolabiales.

Para diagnosticar esto es necesario que el médico examine al bebé. Puede requerir que se le haga un análisis de sangre al bebé para descartar que la causa de la erupción sea una infección bacteriana (también tiene que descartarse la rosácea y el acné).

Para que se le cure lo antes posible la dermatitis peribucal:

– utiliza una crema reparadora en el área afectada. Esto hará que la saliva no llegue a tocar la piel del bebé, aunque se babee, además favorece la regeneración natural y cura la piel irritada al estar protegida. Es importante que antes de usar cualquier medicamento consultes con su pediatra para evitar posibles efectos. La pomada calmante que usas para el pañal también puede valer.

– se debe evitar frotar la zona para la retirada de la saliva, en lugar de esto se debe quitar la saliva a toquecitos (con el fin de no irritar más la zona).

– limitar los baños de larga duración para que la zona no esté húmeda más que lo necesario.

– evita los cambios bruscos de temperatura.

– cuando son un poco más mayores explícales que cuando tengan la dermatitis peribucal es importante que no se chupen la piel alrededor de la boca ya que es contraproducente.

– no se deben utilizar toallitas húmedas para limpiarle la zona del sarpullido.

– no le ofrezcas alimentos ácidos, estos le pueden producir irritación. Emplea en la medida de lo posible el biberón, así evitarás el contacto de líquidos en la zona peribucal.

Los bebés suelen tener este problema sobre todo cuando le salen los dientes.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/cuidados-bebe/por-que-mi-recien-nacido-saca-mucha-saliva-8291

Problemas de salud del recién nacido – Hesperian Health Guides

¿Por qué mi recién nacido saca mucha saliva?

Un bebé saludable respira bien, sin dificultad. Se alimenta cada 2 a 4 horas y se despierta por sí mismo cuando tiene hambre o está mojado. Su piel debe estar lisa o estar solo un poco roja o con solo un poco de sarpullido que desaparece en pocos días. Un bebé que no es así puede tener problemas serios y necesita ayuda inmediata.

Las enfermedades que tardan días o semanas en matar a los adultos pueden tomar la vida de un bebé en solo unas horas.

Infecciones

Las infecciones son muy peligrosas para los recién nacidos y deben tratarse rápidamente con antibióticos. Consiga ayuda inmediatamente. Si el centro de salud está lejos y usted tiene las medicinas indicadas, comience el tratamiento cuánto antes.

Señas de peligro

  • Respiración rápida con más de 60 respiraciones por minuto cuando el bebé duerme o descansa.

el pecho se hunde

narices se agrandan

  • Dificultad para respirar: mientras el bebé duerme o descansa, el pecho se hunde, hace ruidos y las fosas nasales se abren demasiado debido al esfuerzo.
  • Fiebre de más de 37,5° C, o temperatura muy baja, de menos de 35,5° C.
  • Sarpullido severo con muchos granos o ampollas.
  • No come.
  • Casi no se despierta, parece que no le responde a estimulación alguna.
  • Ataques: pérdida del conocimiento junto con espasmos musculares (convulsiones).

Cualquiera de estas señas indica que el bebé necesita tratamiento con antibióticos.

Tratamiento

Si piensa que el bebé tiene una infección que no sea grave, dé ampicilina o amoxicilina. Para una infección grave, inyecte ampicilina y gentamicina ampicilina y gentamicina inmediatamente y consiga ayuda médica. Las dosis exactas de estas medicinas dependen de la edad y el peso del bebé.

El bebé debería empezar a mejorarse en 2 días. Si no se mejora, se necesitarán antibióticos diferentes para salvarle la vida. ¡Consiga ayuda médica!Si la madre tuvo fiebre durante el trabajo de parto, esté especialmente pendiente de señas de peligro en el bebé.

A veces un bebé defeca (caga) dentro de la matriz y respira ese excremento al momento de nacer. (Si el bebé defecó, las aguas de la fuente se verán verduscas o quizás tengan pedacitos color café. A veces la piel del recién nacido tiene manchitas amarillas).

Respirar ese excremento podría causarle una infección de los pulmones en los primeros días de vida, así que usted debe estar preparada para tratar a ese bebé a la primera seña de infección.

Los antibióticos en pastilla se pueden moler y mezclar con la leche materna para dárselos al bebé, pero algunos antibióticos solo se dan por inyección. Inyecte esas medicinas en el músculo largo del lado del muslo. Vea «Las medicinas, las pruebas diagnósticas y los tratamientos» (en proceso de redacción) donde se explica cómo poner inyecciones de manera segura.

Llanto

Yo la cuidaré mientras descansas.

Ciertos niños lloran más que otros. Si un bebé llora mucho pero sus demás señas de salud son normales, lo más probable es que no haya ningún problema. Compruebe que el bebé respira normalmente cuando no esté llorando.

Un tipo de llanto frecuente, conocido como cólico, muchas veces empeora durante la noche. El bebé debe aliviarse en aproximadamente 3 meses. Con frecuencia, este llanto es peor para los familiares que para el mismo bebé. Sea amable con las madres primerizas. Asegúrese de que descansen y reciban todo el apoyo que necesitan.

Si el bebé llora gran parte del día, no come y tiene fiebre o dificultad para respirar, es posible que tenga una infección.

Vómitos

Vomitar es cuando el cuerpo del bebé hace fuerza para sacar los vómitos. Es diferente a que solo se le salga la leche. Vomitar no siempre es un problema de salud pero consiga ayuda médica inmediatamente si el bebé tiene alguna de estas señas de peligro.

Ictericia

Si la piel o los ojos del bebé aparecen amarillos, tiene ictericia. Si el bebé es de piel morena, mírele los ojos. Al darle el pecho con frecuencia, el color amarillo de la piel debe desparecer en unos días.

Despierte al bebé cada 2 horas para que tome el pecho. La luz del sol también ayuda. Si hace suficiente calor, desvista al bebé, tápele los ojos y asoléelo 5 minutos 1 ó 2 veces, todos los días.

(Si lo asolea demasiado, le puede quemar la piel).

Raras veces, un bebé puede tener ictericia severa la que sí es peligrosa. Consiga ayuda médica si se presentan cualquieras de estas señas de peligro:

Ojos

Los ojos de los recién nacidos pueden ponerse pegajosos si se tapan los pequeños agujeros que permiten la salida de lágrimas y lubricante para humedecer al ojo. Use una compresa tibia y húmeda para limpiarlos. Use una compresa distinta en cada ojo para evitar que pase cualquier infección de un ojo al otro.

Muchas mujeres tienen infecciones de clamidia o gonorrea sin saberlo. Tratar los ojos del recién nacido con un antibiótico previene problemas por gonorrea si pasa la infección de la madre al bebé.

Si el párpado está enrojecido e inflamado y con pus sangriento después del quinto día de nacido, es probable que sea una infección del ojo por clamidia o gonorrea.

El tratamiento para la clamidia es eritromicina por la boca, machucando la pastilla y mezclándola con un poco de leche materna. El tratamiento para la gonorrea es una inyección de ceftriaxona.

Si no puede hacer una prueba para saber cuál enfermedad es la cuasa de la infección, dé medicinas para tratar ambas.

La madre y el padre también deben tomar las medicinas que tratan la clamidia y la gonorrea. Vea «Problemas e infecciones de los genitales» (en proceso de redacción). Si la infección de los ojos no se mejora en 1 ó 2 días, necesitará otro antibiótico para prevenir la ceguera. Consiga ayuda médica.

La fontanela en la parte superior de la cabeza debería ser plana. Si está hundida o hinchada es una seña de un problema peligroso.

La fontanela hundida es una seña de deshidratación. Dé más leche materna y suero de rehidratación. La fontanela hinchada es una seña de meningitis, una enfermedad muy peligrosa. Dé antibióticos.

Cordón umbilical

Después de cortar el cordón umbilical, mantenga limpio y seco el pedacito de cordón que queda en el ombligo. Déjelo destapado y mantenga alejados los pañales y la ropa. Si debe tocarlo, primero lávese bien las manos con agua y jabón. Si el pedacito de cordón se ensucia o si tiene mucha sangre seca, límpielo con agua y jabón y un trapo muy limpio.

Si la madre ha cubierto el pedacito de cordón con una venda o una faja, asegúrese de que esté limpia y suelta, y cámbiela con frecuencia.

El pedacito de cordón generalmente se seca y se cae de 5 a 7 días después del parto.

Para evitar que se infecte, no toque el cordón umbilical del bebé.

Si el área alrededor del ombligo se enrojece o se siente caliente, huele mal o suelta pus, es probable que esté infectada. Límpiela bien y dele amoxicilina al bebé.

Si el bebé se pone tenso o hace una mueca y no es capaz de mamar, especialmente si el área alrededor del ombligo parece infectada, es posible que tenga el tétanos. Es una emergencia.

Источник: https://es.hesperian.org/hhg/New_Where_There_Is_No_Doctor:Problemas_de_salud_del_reci%C3%A9n_nacido

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: