¿Por qué son importantes las tomas nocturnas?

A partir de los 5 meses, cómo suprimir la toma nocturna

¿Por qué son importantes las tomas nocturnas?

Durante varias semanas has alimentado a tu hijo a demanda, aunque eso te supusiera despertarte varias veces durante la noche.

Ahora ya ha cumplido los cuatro meses y medio y te preguntas si sería posible prescindir de esa toma de madrugada que te impide descansar bien.

La respuesta es sí, siempre que tu pediatra no te indique lo contrario. Conseguir que tu hijo no reclame este alimento no siempre es fácil.

Tú decides

En los primeros meses de vida, el estómago de un bebé es tan pequeño que no puede ingerir suficiente alimento para estar en ayunas durante periodos largos de tiempo. Su organismo necesita leche para saciar la sed, obtener nutrientes para un correcto funcionamiento de todos los sistemas y evitar hipoglucemias.

Los pediatras señalan que entre los cuatro y medio y los cinco meses su estómago ya es capaz de mantener alimento suficiente para no comer durante 6-7 horas, una edad que varía ligeramente dependiendo del tipo de lactancia que le des. Los bebés alimentados con biberón suelen dejar de reclamarla antes mientras que los que toman pecho pueden dar un poco más ya que la leche materna es menos saciante y se digiere más rápido que la artificial.

A partir de esta edad es posible que tu hijo llore por hambre real, por sed o porque necesita un ratito de mimos de sus padres. Si despertarte de madrugada y amamantarle o darle un biberón no te resulta molesto, no hay inconveniente en que sigas haciéndolo pero si preferirías descansar del tirón unas cuantas horas más puedes probar algunos trucos.

Trucos para facilitar la transición

Es importante recordar que antes de iniciar el destete nocturno de nuestro bebé conviene consultar con el pediatra si el pequeño está preparado para ello y su ganancia de peso lo permite. Él puede darte algunas pautas de actuación. Ten en cuenta que este, como todos los procesos relacionados con un bebé, no puede ser radical sino paulatino.

Si tu pequeño llora desconsoladamente porque no le das de comer, cede y ponle al pecho. Puede que sólo esté reclamando un poco de cariño o que realmente tenga hambre porque ha digerido la toma anterior más deprisa que otros días o porque se encuentra en una fase de crecimiento rápido y requiere más alimento. La flexibilidad es la clave.

Además:

  • Atrasa la última toma del día ligeramente y adelanta la primera de la mañana. Puede que así consigas “engañar” a su estómago y no te despierte de madrugada.
  • Los niños suelen hacer la última toma del día horas antes de que sus padres se vayan a dormir. Si es tu caso, desperézale cuando os vayáis a la cama para que haga una pequeña toma que “mate el gusanillo”.
  • Si le ofreces biberón, preparar el último biberón del día con la misma cantidad de leche y cereales que acostumbres pero un poquito más de agua para que se llene más. De la misma forma, puedes añadir un cacito más de cereales y un poquito de agua para que quede más saciado y tarde más en hacer la digestión (los cereales se procesan más lentamente que la leche). Es importante que, si añades cereales, añadas la misma proporción de agua. Poner sólo más cereales aumentará la concentración del biberón y podría causarle problemas digestivos y renales.
  • Procura que tu hijo no se salte ninguna toma del día, sobre todo las de la tarde. Si está dormido y no reclama su alimento desperézale cambiándole el pañal o haciéndole algunos mimos. Dejarle que duerma muchas horas durante el día hará que no quiera descansar por la noche y llore pidiendo comida y mimos.
  • Algunos bebés lloran sólo porque tienen sed. Ofrécele un biberón con un poquito de agua, sobre todo si se despierta muy cerca de la primera toma de la mañana. Si tiene sed, la saciará y si tiene hambre, aguantará hasta la hora habitual y no alteraréis su patrón de alimentación.
  • Si ya has empezado a darle alimentación complementaria, procura mantener siempre los mismos horarios de comida, merienda y cena para que su organismo se habitúe a él.
  • No te obsesiones con su toma de peso, aunque no coma de madrugada seguirá ganando peso correctamente.

Paula Bermejo

Источник: https://www.guiadelnino.com/alimentacion/alimentacion-del-bebe/a-partir-de-los-5-meses-como-suprimir-la-toma-nocturna

Tomas nocturnas: 5+ Razones por las que es importante amamantar al bebé por las noches

¿Por qué son importantes las tomas nocturnas?

¿Por qué son importante la tomas nocturnas? ¿Porqué hay que amamantar al bebé durante la noche? ¿Se pueden evitar? Durante los primeros días de lactancia, amamantar al bebé tanto de día como de noche puede resultar sumamente agotador, y es que entre la recuperación postparto, los cuidados del bebé y la tomas nocturnas es imposible no perder la consciencia del tiempo en el cansancio.

Muchas mamás desconocen las importancia de las tomas nocturnas en la lactancia materna así como los beneficios y ventajas que trae tanto para la mamá como el bebé

Por más agotador que resulte, lo hermoso de ser mamá durante los primeros días y meses se deben a esos momentos en los que tu y tu bebé se conectan para brindarle todos los nutrientes que necesita para desarrollarse.

Aunque el hecho de que tu bebé se despierte muy a menudo por las noches puede resultar muy difícil para ti, cada uno de sus despertares tienen una razón de ser muy ligada a los cuidados físicos y afectivos que sólo le puedes ofrecer a través de la lactancia materna.

Es bien sabido que la lactancia materna es muy beneficiosa para la salud del bebé, pero ¿Cuál es la importancia de mantener las tomas de leche también durante la noche?

La lactancia materna debe ser a demanda también en las noches

Durante la primeras semanas de la lactancia tu cuerpo está calibrando la producción de leche materna según las necesidades de tu bebé.

Mientras más frecuente sean las tomas de tu bebé, tanto de día como de noche, más leche producirá el pecho. Por esta razón, se recomienda que la lactancia materna durante los primeros seis meses de vida sea exclusiva y a demanda. Es decir, que las tomas no se limiten a un horario especifico.

Si bien las tomas nocturnas pueden ser agotadoras traen ciertos beneficios que es importante conocer

A pesar de que los horarios de las tomas nocturnas puede resultar sumamente agotadores, organizaciones importantes como la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la Asociación Española de Pediatría recomiendan que la lactancia materna se practique según la frecuencia y duración que determine el bebé, pues nadie mejor que él para saber qué tanto alimento necesita para crecer y desarrollarse.

La frecuencia de las tomas nocturnas promueve la producción de leche materna que el bebé necesita.

5 Razones por las que es importante amamantar al bebé durante la noche

Durante los primeros meses, el bebé recién nacido puede amamantar entre una y cinco veces a lo largo de toda la noche, algo que puede interrumpir tu descanso de una forma irreparable, pero además de estimular la producción de leche materna, las tomas nocturnas son imprescindibles para el desarrollo bebé.

Estas son las principales razones por las que las tomas nocturnas de tu bebé son tan importantes:

1. Garantizan la producción de leche adecuada

Cuando los bebés son aun pequeños (recién nacido) su estomago apenas es del tamaño de una cereza, por lo que sólo tiene una capacidad de 20 ml de líquido. Esta cantidad de leche entre tomas se digiere en aproximadamente una hora, por ello es común que los bebés necesiten comer muchas veces cada dos horas.

Al tener un estomago tan chiquito necesitan alimentarse varias veces al día

La ventaja de las tomas frecuentes es que ayudan a que la producción de leche materna aumente y se adapte a las necesidades de tu bebé, además evita hipoglucemias y los mantiene bien hidratados.

2. Representan un porción importante de alimento diario

Aunque son muy pocas las mamás que están al tanto de esto, la cantidad de leche que toman los bebés durante las tomas nocturnas son indispensables a la hora de contar el consumo total de leche materna de un día.

De hecho, según varios estudios al respecto 64% de los bebés que son amamantados durante sus primeros seis meses de vida y se alimentan entre 1 y 4 veces durante las noches, consumen hasta un 20% del total de leche materna en 24 horas.

3. Ayudan al bebé a dormir mejor

A lo largo del día la leche materna cambia su composición y es precisamente a partir de las 4 de la mañana que alcanza su pico más alto en niveles de triptófano y melatonina. El triptófano es una sustancia que el cuerpo del bebé utiliza para fabricar melatonina, la hormona que ayuda a conciliar el sueño.

Esta sustancia puede inducir tanto el sueño de los bebés que incluso existen medicamentos elaborados con este principio activo especialmente para aquellos niños que tienen problemas para dormir bien.

A medida que tu bebé va variando en su organismos los niveles de estos compuestos, tu bebé comenzará a dormir mejor y a regular progresivamente su reloj biológico del sueño hasta alcanzar el mismo ritmo de los adultos.

Aun con los constantes despertares, tanto el bebé como la mamá que amamanta duermen mucho mejor.

4. Disminuye el riesgo de muerte súbita

Mientras amamantes a tu bebé durante la noche, le estarás proporcionando esa cercanía y protección que te permite saber que todo está bien, las propiedades que son beneficiosas para prevenir las infecciones respiratorias y la capacidad de desarrollar la coordinación de tragar y respirar provocando menos reflujo.

Todo estos beneficios que sólo la lactancia le puede a aportar a tu bebé contribuyen a disminuir los riesgos que pueden ocasionar la muerte súbita del bebé.

5. Las mamás que dan el pecho descansan mejor

Aunque parezca todo lo contrario, de acuerdo a una investigación de la Universidad de California , las mamás que también amamantan a su bebé durante la noche duermen en promedio entre 40 y 45 minutos más que las mamás que alimentan a su bebé con leche artificial.

Si bien no es mucha la diferencia entre horas, cuando menos estires el tiempo entre las tomas o sustituyas la leche materna por leche de fórmula en las tomas mejor podrán descansar tu y tu bebé.

Las mamás que amamantan a su bebé durante la noche duermen en promedio entre 40 y 45 minutos más que las  que alimentan a su bebé con leche artificial.

Por otra parte, la prolactina que se encarga de favorecer la producción de leche materna tiene sus niveles más altos entre las 2 y las 6 de la mañana. Por lo tanto, las tomas que se haga en estas horas, ayudará a producir leche suficiente para el día siguiente.

Pero además de ser importantísima a la hora de producir leche materna, actúa como relajante, tanto para la mamá como para el bebé, favoreciendo el pecho considerablemente.

Si te encuentras en etapa tan importante de la lactancia materna es importante que hagas algunos cambios en tus hábitos para que puedas adaptarte a los horarios de tu bebé sin tener que sacrificar tus horas de sueño y descanso. Para ello te recomendamos dormir cerca de tu bebé o en la misma cama para que todo sea mucho más cómodo y llevadero para ambos.

De cualquier forma, te aseguramos que amamantar a tu bebé por las noches es una de las experiencias mas hermosas e intimas que te regala la maternidad

¡Disfrútalo!

Si te ha gustado esta nota te recomendamos nuestra sección exclusiva de lactancia materna

Ante cualquier duda consulta con tu pediatra o en la liga de la leche

Esta publicación ha sido revisada y avalada por la Dra. Abril Espinoza Romero Especialista en Pediatría y Puericultura de la Universidad Central de Venezuela (CMDMC 30.178 | MPPS 92.840)

Además, la Dra. Abril Espinoza Romero es promotora de Lactancia Materna avalada por la OMS-UNICEF y desde el 2012 está enfocada en el área de salud con infantes.

Источник: https://www.somosmamas.com.ar/maternidad/razones-por-las-que-son-importantes-las-tomas-nocturnas/

Beneficios de la lactancia nocturna: las propiedades de la leche materna cambian por la noche para ayudar al descanso del bebé

¿Por qué son importantes las tomas nocturnas?

La naturaleza es sabia y los hallazgos científicos lo corroboran constantemente. Además de favorecer el vínculo entre mamá y bebé, otro de los beneficios de la leche materna es que, por la noche, desarrolla ciertas propiedades que ayudan al pequeño a dormir mejor.

La leche materna ayuda a conciliar el sueño

La lactancia materna es el mayor vínculo madre-hijo, contribuye al correcto y saludable desarrollo del bebé, es la mejor protección del bebé frente a numerosos virus y por sí misma constituye la dieta perfecta del niño. Son tantos los beneficios de la lactancia materna que la OMS no dudó hace unos años en recomendarla hasta mínimo los dos años de edad y, a partir de ahí, el tiempo que madre e hijo/a deseen.

Según el experto Carlos González, “de haber una vacuna que incluyese todos los beneficios y la protección de la lactancia, ningún padre dudaría en comprarla”.

Pues bien, además de todos sus beneficios más conocidos, debemos de incluir el «poder» que tiene la leche materna por la noche.

Esta aumenta ciertas propiedades que hacen conciliar mejor el sueño al bebé. ¡Como si de una «infusión relax» se tratase!

Según numerosos estudios (el primero de ellos fue “The posible role of human milk nucleotides as sleep inducers”, llevado a cabo en 2009 por varios investigadores), la leche materna por la noche aumenta los nucleótidos (componentes del ADN), prolactina, triptófanos y melatonina que actúan como inductores del sueño y, por tanto, ayudan a que los bebés descansen mejor y a que desarrollen unos ritmos saludables de sueño y vigilia.

Alimentación y sueño del recién nacido

Durante nueve meses, los bebés en el útero viven en un mundo en el que no hay día ni noche, duermen casi todo el tiempo y comen constantemente gracias a la conexión con la sangre materna a través del cordón umbilical.

Por eso, al nacer los bebés no distinguen entre el día y la noche, y se pasan las 24 horas durmiendo y comiendo indistintamente.

Además, sus estómagos son muy pequeños y, por eso, necesitan comer frecuentemente.

A medida que pasan las semanas, su organismo se va regulando y se van adaptando a los horarios que los padres les vayan marcando. Empiezan a distinguir entre el día y la noche y, alrededor del mes, empiezan a dormir un poco más por la noche que por el día, y sus tomas se espacian un poco.

Aún así, siguen lactando varias veces por la noche (incluso hay bebés que continúan despertándose cada dos horas para comer, aunque sea de noche), lo que resulta agotador para los padres (especialmente para la madre, si está dando el pecho, ya que se tiene que despertar muy a menudo).

A pesar de eso, debemos tener paciencia y no desesperarnos. Esta es una etapa que dura poco en comparación con sus beneficios, ya la leche materna es el mejor alimento para el bebé hasta los seis meses de vida y sus beneficios no se dan solamente durante su infancia, sino también durante toda su vida adulta.

Beneficios de las tomas nocturnas de leche materna

Como hemos comentado antes, es normal que los recién nacidos no tengan el ritmo del sueño adaptado al día y a la noche. Si tu bebé se despierta por la noche para comer cada dos horas y te sientes agotada, antes de tirar la toalla; procura informarte y conocer bien todos los beneficios que tienen las tomas nocturnas de leche materna:

  • Por la noche la leche materna posee un contenido más elevado de algunos nucleótidos (componentes del ADN) y mayor contenido de prolactina, triptófanos y melatonina, que actúan como inductores del sueño. Todo esto contribuye a que el bebé descanse más y mejor, y desarrolle unos ritmos saludables de sueño y vigilia. También la prolactina nos ayuda a nosotras a dormirnos enseguida y a estar más tranquilas.
  • Las tomas nocturnas suponen hasta un 20% de la ingesta diaria de un bebé de uno a seis meses, por lo que son esenciales para su crecimiento y desarrollo.
  • Varios estudios han demostrado que la leche materna disminuye en un 50% el riesgo de muerte súbita del lactante.
  • Mejoran el vínculo madre e hijo y proporcionan seguridad y aumentan el bienestar emocional al bebé.
  • Estimulan la producción de leche; ya que cuanto más succione el bebé, más leche producirás. Si estás toda la noche sin ponerle al pecho y le das un biberón en su lugar, tu producción descenderá, lo que además puede dar lugar a problemas como obstrucciones, mastitis, etc.

Yo di el pecho durante cuatro años, por eso sé perfectamente que la lactancia nocturna puede ser muy dura (sobre todo para las madres que compaginan la crianza con otras actividades), ya que el nivel de descanso de la mamá se ve drásticamente reducido en los primeros meses de vida del bebé. Pero el esfuerzo no es en vano.

Conoce cómo es el sueño de tu bebé y cómo hacer que descanse de forma segura, incluso colechando, con el Curso Online «Sueño Infantil»

Aunque a veces es fácil sentirse cansada, frustrada y desesperada por tener que levantarnos durante las noches; se trata de una situación especial que durará poco tiempo, y la leche materna es el mejor alimento que le podemos proporcionar al bebé, por lo que merece la pena el sacrificio. Además, la lactancia nocturna es una buena manera de mantenernos constantemente cerca de nuestro pequeño, y así asegurarnos de que está bien durante la noche.

Consejos para que la lactancia nocturna cueste menos esfuerzo

La mayoría de bebés demandan alimentación al menos tres o cuatro veces por la noche. Las tomas nocturnas se reducen considerablemente a partir de los seis meses. Hasta entonces, para que la lactancia nocturna no desestabilice tanto a la madre, es conveniente seguir ciertas recomendaciones para la lactancia nocturna:

  • No cambies al bebé a otra habitación hasta que deje las tomas nocturnas. Tener su cuna al lado de tu cama o practicar colecho, permite que la madre no tenga que levantarse de la cama y pueda darle el pecho incluso recostada de lado. Es normal que los niños pequeños no quieran dormir solos. ¡Se sienten mucho más tranquilos y seguros con sus padres cerca!
  • Si prefieres levantarte, coloca en un lugar tranquilo de tu habitación y con poca luz, una mecedora o hamaca de lactancia.
  • Deja a mano todo lo que necesites para las tomas, como el cojín de lactancia (si lo usas), toallitas o gasas, etc. Así no tendrás que ponerte a buscar nada medio dormida cuando el bebé te reclame.
  • Deja que tu pareja colabore por la noche para no estar tan cansada física y mentalmente. Puede traerte algo si lo necesitas para no tener que levantarte, acunar al peque en brazos tras su toma hasta que concilie el sueño, ayudarle a expulsar los gases si lo necesita, o incluso darle alguna toma con leche materna extraída si ya no puedes más. Aunque esa es una ‘solución’ a medias, ya que al saltarte una toma de pecho es probable que tengas que levantarte igualmente a extraerte leche, y si no lo haces puede que interfiera en la producción de los días siguientes. Hay muchas otras cosas que el papá o la mamá no gestante de un bebé lactante puede llevar a cabo para ser corresponsable de su crianza.

Para facilitar el sueño del bebé, y ayudarle a ir durmiendo mejor y más horas seguidas gradualmente; también es recomendable seguir los consejos básicos de higiene del sueño: establecer unos hábitos y rutinas fijas (baño, masaje, cena, etc.) y una hora para irse a dormir, hacer solo actividades relajantes en los momentos previos a acostarse (baño, cuento, nana, música relajante…) y mantener la habitación a oscuras o tenuemente iluminada cuando el bebé se despierte por la noche.

A pesar de los beneficios, es normal que tras varios meses sin dormir más de tres o cuatro horas seguidas, estés cansada e incluso comiences a sentir la tentación de dejar las tomas nocturnas y cambiarlas por biberón.

Seguro que incluso hay personas en tu entorno que te animan a ello diciéndote que los bebés alimentados con biberón duermen más, pero no es cierto.

De hecho, según un estudio de la Universidad de California, los bebés de tres meses con lactancia exclusiva duermen entre 40 y 45 minutos más que los que toman suplementos de leche artificial.

Además, has de saber que la manera correcta de dar el biberón es a demanda, como la teta.

¡Por lo que no arreglarías gran cosa! También, que aún no han inventado el biberón que no interfiera con la lactancia materna, por lo que introducir el biberón en los primeros meses de lactancia puede afectar a la misma.

Antes de tirar la toalla, mejor prueba a poner en práctica estos sencillos consejos que facilitarán tu lactancia nocturna. 

Revisado por:

  • La subida de la leche maternaSe conoce como “subida» de la leche, aunque también hay personas que dicen “bajada de la leche», al aumento considerable en la producción de la leche materna tras el parto. También implica un cambio en…

Источник: https://www.criarconsentidocomun.com/lactancia-nocturna/

Las tomas nocturnas. Todo lo que necesitas saber

¿Por qué son importantes las tomas nocturnas?

tomas-nocturnas

La lactancia materna es fundamental en la vida del bebé, a la hora de que pueda crecer sano y fuerte. De ahí que sea muy importante llevarla a cabo de la manera más adecuada, vigilando aspectos tales como la postura en la que debe colocarse al niño, para que mame correctamente, o la frecuencia con la que tiene que producirse.

Todo eso sin pasar por alto que no sólo deberá alimentarse por el día sino también durante la noche, lo que supondrá que la madre tenga que realizar lo que se conoce como tomas nocturnas.

Estas resultan ser especialmente duras para la mujer, entre otras muchas cosas, porque trae consigo que no pueda dormir del tirón sino que tenga que despertarse cada dos o tres horas para amamantar a su hijo.

Por eso, para poder sobrellevarlas de la mejor manera posible y para poder descansar de forma conveniente, es necesario que conozca a la perfección todo lo que tiene que ver con esas. Sólo así conseguirá “sobrevivir” a las mismas:

Claves fundamentales

Las matronas y pediatras, desde el momento del nacimiento del niño, no dudan en dar cuenta a los padres primerizos de una serie de reglas de oro acerca de las citadas tomas nocturnas, entre las que se encuentran estas:

  • Deben ser a demanda, es decir, el pequeño será el que determinará tanto la duración de las mismas como su frecuencia. Y eso es algo que hay que respetar.

  • Dar el pecho por la noche es algo que debe hacer la madre si desea que su hijo siga creciendo de manera correcta. En este sentido, es importante saber que quienes han dejado de amamantar a sus bebés durante esas horas, han visto como estos perdían peso de manera contundente.

  • Otra de las razones para acometer las tomas por la noche es que ayuda a que la mujer pueda evitar sufrir obstrucciones en sus senos.

  • Hay que saber, además, que durante la noche se favorecerá la producción de la leche y, por tanto, dar el pecho supondrá que la mujer vea aliviado el mismo. Esto se traducirá en que pueda luego descansar mucho mejor.

  • De la misma manera, hay que saber que esa leche que se genera en horario nocturno cuenta con más hormona del sueño, lo que propiciará que el bebé luego tenga mayor facilidad para volver a dormirse.

Consejos para las tomas nocturnas

Si importante es conocer los motivos que avalan la necesidad de alimentar el bebé durante las horas de la noche, cubriendo así sus necesidades, también es vital saber la mejor manera de hacerlo. Y es que, de esta manera, se podrá conseguir que ese proceso sea efectivo, beneficioso y, sobre todo, rápido en pro del descanso de ambos:

  • Lo primero y fundamental es tener claro que, en cuanto reclame la toma, hay que dársela. Esta es la forma de evitar que despierte al otro progenitor y que adquiera un llanto incontrolable difícil de detener.

  • No menos importante es que la habitación se requiere que esté tranquila, que no haya ruido, que la temperatura sea la idónea y que la iluminación sea mínima. ¿Por qué? Porque así se conseguirá crear el ambiente necesario para que el niño esté relajado y mame sin dificultad.

  • Un aspecto que hay que tener en consideración a la hora de lograr que tome la leche materna y vuelva a dormirse, es que si no se ha hecho excesivamente caca o pipí, es recomendable no cambiarle el pañal. Y es que si se hace se alterará demasiado y se le despertará, por lo que le costará más volver a conciliar el sueño.

  • Para que la madre pueda descansar convenientemente y no sentirse agotada es fundamental que se adapte a los ritmos de su hijo, en cuanto a dormir y a las tomas.

    De esta manera, cogerá un ritmo que le facilitará poder conciliar el sueño.

    Pero para ir al compás de su pequeño es básica una cuestión: contar con el respaldo de la pareja, que le ayude a encargarse de la casa y que sea quien duerme al niño cuando le cuesta conciliar el sueño.

Otros aspectos a tener en cuenta

Además de todo lo señalado hasta el momento, es necesario tener en consideración otros aspectos sobre las tomas nocturnas, tales como estos:

  • En el caso de que se opte por utilizar el biberón para la alimentación a esas horas, hay una gran ventaja: que cualquiera de los dos padres podrá encargarse de llevarla a cabo.

  • Hasta los seis meses de vida aproximadamente, cuando empieza a ingerir alimentos sólidos, el niño se despertará para realizar al menos una toma.

  • A pesar de que pueda resultar un auténtico “sufrimiento” y un agotamiento sin límites, hay que tener paciencia. Todas las madres han pasado por dar el pecho durante la noche y han conseguido superar el trance.

Источник: https://okdiario.com/bebes/tomas-nocturnas-7300

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: