Precauciones después de un raspado

Los cuidados después de un raspado dental

Precauciones después de un raspado

¿Cuáles son los cuidados después de un raspado dental? Antes de responder a la pregunta, vamos a ponernos en situación…

Más del 50 por ciento de la población adulta presenta algún tipo de enfermedad de la encías. Para estas personas, las medidas de higiene bucodental convencionales y las limpiezas profesionales anuales no bastan para mantener su boca en un estado de salud adecuado. 

En estos casos se hace necesario un tratamiento periodontal más completo que, según la fase de la enfermedad periodontal, puede ir desde el raspado dental hasta la cirugía periodontal.

¿Qué es el raspado dental?

El raspado y alisado radicular, popularmente conocido como raspado dental o curetaje dental,es el procedimiento básico del tratamiento de la enfermedad periodontal.Consiste en la eliminación mecánica de la placa bacteriana y del sarro acumulado en el surco gingival y en las bolsas periodontales que se forman en la evolución de la periodontitis.

La eliminación de placa dental se realiza en la clínica dental a través de instrumental ultrasónico, fresas específicas, pulverizadores de bicarbonato o polvo de glicina y, especialmente, de instrumentos que se emplean manualmente y que son conocidos como “curetas”. 

Las curetas tienen diseños específicos para adaptarse al contorno de la raíz: una cara activa para arrancar los depósitos bacterianos de su superficie y una cara inactiva atraumática contorneada para evitar la lesión de la encía. 

El raspado y alisado radicular incluye, además de una limpieza dental profunda, una sesión de pulido y alisado de la superficie de la raíz, cuyo objetivo es dificultar la nueva acumulación de restos y bacterias en la raíz ya higienizada. 

El raspado y alisado se realiza generalmente con anestesia localen sesiones de duración variable según las características del caso, número de piezas presentes en la cavidad oral, severidad de la enfermedad, etc. 

Las manipulaciones que conlleva el raspado dental son indoloras, ya que se realizan con anestesia, pero los movimientos para la extirpación de las bacterias periodontopatógenas pueden ser desagradables para algunos pacientes. En estos casos, se puede recurrir a algún tipo de sedación complementaria.

¿Cómo es el procedimiento en un raspado dental?

Un buen tratamiento de raspado y alisado radicular debe apoyarse en la realización previa o simultánea de un sondaje periodontal completo, es decir, de la medición con una sonda calibrada del surco de la encía, que nos proporcionará la información sobre dónde esta la inserción real de la encía sobre el diente. 

El sondaje periodontal es un procedimiento diagnóstico que nos deja un mapa completo de la anatomía gingival y que nos mostrará las zonas donde s se debe insistir en la limpieza.

El raspado dental está indicado tanto en los momentos iniciales de la enfermedad periodontal como durante la fase de mantenimiento. 

El objetivo en la fase inicial es conseguir inactivar la enfermedad, eliminado la etiología bacteriana de la misma. Para tener éxito, por supuesto, debe insistirse también en otros aspectos que influyen en el desarrollo de la enfermedad, como la salud general, el estrés o el tabaquismo. 

En ocasiones, se recomienda complementar el raspado dental con tratamientos antimicrobianos sistémicos (antibióticos) y colutorios o pastas dentales especiales para la encía. 

Cuando se utiliza el raspado y alisado en la fase de mantenimiento, las sesiones son generalmente menos intensas y se concentran en las piezas dentarias donde o se detecta inflación y signos de actividad de la enfermedad. 

Si la enfermedad está muy avanzada o es agresiva, el curetaje sirve además para preparar los tejidos gingivales para lacirugía periodontal que seguirá a los raspados. 

La evaluación del efecto del raspado y alisadose realiza a las semanas del mismo. Para ello, observamos tanto las modificaciones del surco gingival, a través de un nuevo sondaje, como la persistencia o no de síntomas como el sangrado gingival o la inflamación. 

¿Qué hacer tras un raspado dental?

1. En las horas posteriores al raspado y alisado radicular se pueden experimentar molestias leves que se controlarán adecuadamente con fármacos de tipo analgésico y antinflamatorio prescritos por el odontólogo. 

2. Las maniobras de higiene oral se reanudarán inmediatamente después del raspado, incluyendo el cepillado de dientes.

3. Los primeros días se puede utilizar un cepillo extrasuave para cepillarse los dientes en la zona del raspado, pero en seguida deben mantenerse las normas de higiene dental habituales, incluyendo el hilo dental, cepillo interdental, etc. 

4. Algunos productos como los geles de ácido hialurónicoclorhexidina, utilizados dentro de las 48 horas siguientes al raspado, podrían ayudar a acelerar la curación de la encía.

5. Es frecuente el aumento de sensibilidad dentinaria (dolor transitorio al comer alimentos fríos, calientes y dulces) después del raspado y alisado, producido por la eliminación de cemento radicular y la apertura de túbulos dentinarios. 

Lo normal es que la sensibilidad se vaya estabilizando por sí misma en unos cuantos días. Además, existen pastas de dientes y colutorios específicos para este problema.

Источник: https://clinicadentalcolmenero.es/cuidados-despues-de-un-raspado-dental/

Cuidados básicos después de un legrado | Consejos tras un legrado

Precauciones después de un raspado

Tras ser intervenida por una operación de legrado, una mujer necesita de un periodo mínimo de tiempo para volver a realizar sus actividades cotidianas normales, que puede ser desde el mismo día de la intervención o varios días después. Estos son los cuidados básicos que debes tener en cuenta después de un legrado y las mejores recomendaciones para sobrellevar esta situación.

Es muy común que, tras este proceso, se sienta un poco de dolor en la zona tratada, además de sufrir cólicos abdominales, molestias en la pelvis o en la espalda. Esto se puede aliviar con analgésicos generales y es algo normal.

PhotoMediaGroup

Además, si se ha realizado esta intervención por un aborto espontáneo, también tendremos que tener en cuenta los posibles efectos negativos en el estado anímico de la mujer y sus posibles consecuencias, entre ellas la más grave, la depresión.

A continuación, vamos a detallar en qué consiste el legrado uterino cuando un embarazo no llega a término, los consejos básicos para el cuidado después de un legrado y cuánto tiempo necesitamos antes de volver a la normalidad.

¿Por qué se realiza un legrado uterino?

El legrado uterino es un procedimiento quirúrgico que se realiza para eliminar mediante raspado algunos tejidos que se encuentran dentro del útero, bien para limpiar o bien para sacar muestra de algún tejido para una prueba médica.

Aunque, los diferentes tipos de legrados se conocen habitualmente por ser realizados tras un aborto espontáneo de una mujer, también se realiza como diagnóstico de algunas enfermedades como podrían ser el cáncer de útero o irregularidades en el periodo, entre otros casos.

No suele afectar a la fertilidad ni a la vida normalizada de la mujer, aunque si es un proceso que requiere anestesia general y unos cuidados postoperatorios propios para que no quede ningún tipo de señal de que se ha realizado la intervención en la mujer.

Recomendaciones tras un legrado

Toma nota de los cuidados necesarios después de un legrado y algunos consejos que te ayudarán a sentirte mejor:

  1. Al tratarse de una operación, como hemos comentado anteriormente, se necesitan, al menos 24 horas de reposo tras el legrado uterino.
  2. Uno de los consejos después de un legrado más importantes es que se debe permanecer en la cama o recostada, no completamente sentada y no realizar actividades de esfuerzo físico excesivo.
  3. Aunque del hospital podemos salir a las pocas horas de la intervención, es normal que después comencemos a tener dolores y síntomas postoperatorios, pues la anestesia se estará yendo de nuestro organismo.
  4. Por ello, es recomendable también tomarse los analgésicos que nos han recetado tras la operación y hacer las cosas cotidianas poco a poco, esperando a hacer vida normal tan pronto como te encuentres en plena forma. Después de pasadas las 24 primeras horas, debes caminar y moverte para que el cuerpo no se atore.
  5. Si, tras uno o dos días después de la intervención seguimos notando síntomas de que no se ha recuperado el cuerpo, debemos acudir al centro médico más cercano, sobre todo si notamos fiebre, calambres, flujo vaginal con mal olor o mareos, entre otros problemas graves.

Tiempo de reposo tras un legrado uterino

Para una óptima recuperación de un legrado uterino, debemos dejar pasar las primeras 24 horas después de ser intervenida. Aunque, según tu caso y las recomendaciones del médico, se podrá alargar el tiempo de reposo.

Antonio Guillem

Además de este periodo de descanso, se recomienda no tener relaciones sexuales al menos en los 15 días posteriores a la intervención ni realizar baños. pues tendríamos que sentarnos en mala posición, ni realizar duchas vaginales. Por otro lado, deberás esperar para volver a quedarte embarazada tras un legrado, para tu cuerpo esté en óptimas condiciones.

Añadido a esto, tampoco es recomendable usar tampones en la siguiente regla que tengamos y evitar realizar ejercicio físico de gran impacto que pueda agravar el estado de nuestro útero tras proceder al legrado.

Aunque es una operación de bajo riesgo, es necesario seguir todos los cuidados necesarios después de un legrado y también respetar un periodo de vuelta a la normalidad. No tengamos miedo en hacer nuestras tareas cotidianas, pero tampoco hagamos esfuerzos que empeoren los días después de la intervención. Dejemos que todo se recupere completamente.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • SíNo

Источник: https://elembarazo.net/cuidados-basicos-despues-de-un-legrado.html

5 cuidados básicos después de un legrado en la mujer

Precauciones después de un raspado

  • SUSANA CARRASCO
  • 20/08/2020
  • 14:41 hrs.

Las mujeres en edad reproductiva pueden necesitar en algún momento un legrado, que consiste en la extracción de la capa que recubre el interior del útero o matriz, llamadoendometrio.

Existen muchas razones por las que se realiza este procedimiento y aunque es algo sencillo, es fundamental seguir los 5 cuidados básicos después de un legrado en la mujer para evitar complicaciones.

El legrado es una práctica empleada por los ginecólogos muy común y debido a que se hace unraspado en lasparedes interiores del útero, se deben tomar algunas precauciones posteriores a la intervención.

(Foto: Freepik)

Toma nota y conoce exactamente en qué consiste este procedimiento, cómo se hace y para qué, pero especialmente, los cuidados que debes seguir después de que te la realizan.

Cuidados después de un legrado

Realizar un legrado en la mujer suele ser necesario cuando se sufre un aborto espontaneo o inducido, cuando hay sagrado vaginal abundante o cuando se requieren hacer pruebas del tejido endometrial debido a la sospecha de enfermedades ginecológicas como el cáncer uterino o los miomas.

TAMBIÉN LEE: 5 diferencias entre brasier y bralette que toma mujer debe conocer

El portal Redacción Médica indica que es algo sencillo, consiste en el raspado y desprendimiento del endometrio con ayuda de una pequeña cuchilla y luego, un aspirador que succiona el tejido que se desprendió. Puede hacerse con anestesia local o general y aunque en la mayoría de los casos no se presentan complicaciones, es importante seguir algunos cuidados para prevenir efectos tales como las infecciones.

Es normal que durante las 24 horas posteriores al legrado haya un poco de cólicos o dolor en la espalda, pero se puede aliviar con analgésicos de venta libre.

También podría presentarse un ligero sangrado vaginal al menos durante dos semanas y no debe causar mucha preocupación.

Sin embargo, los expertos recomiendan tener los siguientes cuidados después de un legrado, de acuerdo con Webconsultas:

1. No tener relaciones sexuales con penetración durante 10-14 días y usar anticonceptivos los siguientes dos meses.

2. Evitar los tampones durante la regla.

3. No hacer duchas vaginales ni usar productos agresivos en la zona íntima, como geles, jabones fuertes o perfumes.

4. Evitar el ejercicio físico intenso. Se debe guardar reposo al menos 24 horas después. 

5. Acudir al médico de inmediato ante la presencia de síntomas como fiebre, cólicos intensos, flujo vaginal con mal olor, sangrado abundante con coágulos o hemorragia y mareos.

Recuperación de un legrado

Si sigues todos los cuidados y guardas el reposo necesario, es posible que en pocos días ya te sientas perfectamente bien para retomar tus actividades de manera normal.

Es probable que notes que tu siguiente menstruación tras el legrado sea algo más dolorosa y un poco más abundante de lo normal, con pequeños coágulos.

No te asustes, es normal siempre y cuando no sea algo intenso como lo que mencionamos anteriormente. También podría retrasarse unos cuantos días tu regla.

Para casos simples, el legrado no debería tardar más de un día en mostrar recuperación, siempre y cuando se guarde reposo las 24 horas posteriores, se cuiden las medidas de higiene y se tenga una correcta hidratación.

Recuerda que la recuperación dependerá del tipo de legrado que te hayan realizado y las circunstancias de tu cuerpo, así que ante cualquier duda acude con tu ginecólogo.

Si quieres tener un embarazo, recuerda que debes seguir todos los cuidados después del legrado y esperar al menos dos meses para intentarlo, excepto si se presentan complicaciones como hemorragias, fiebre o cólicos intensos.

SIGUE LEYENDO: Papilomatosis, infección vaginal que se confunde con verrugas

Источник: https://sumedico.lasillarota.com/bienestar/5-cuidados-basicos-despues-de-un-legrado-en-la-mujer-hemorragia-menstruacion-aborto-coagulos/326353

Precauciones después de un raspado

Precauciones después de un raspado

– El obstétrico, para eliminar el tejido residual tras un parto o un aborto
 

¿Por qué se realiza el raspado?

Las causas por las cuales una mujer puede necesitar un raspado uterino son varias y muy diferentes:

Realizar una biopsia de una masa que se ha sido detectada en la pared del útero y, tras el correspondiente estudio, se intenta determinar si se trata de un granuloma, un cáncer de útero o de otro tipo de tumor.

– Extraer el embrión y los materiales producidos en el embarazo si se ha producido un aborto espontáneo y la mujer no ha podido eliminarlo de forma natural.

– Practicar un aborto terapéutico o quirúrgico antes de cumplir los tres meses de embarazo.

Tratar el sangrado entre periodos o las reglas muy abundantes.

– Tratar una poliposis uterinas.

– Para extraer un dispositivo intrauterino (DIU) que se ha incrustado en el cuerpo.

– En mujeres con tratamiento hormonal sustitutivo (que hayan superado la menopausia) que han tenido un sangrado.

– Si se ha producido un engrosamiento del endometrio.

Investigar las posibles causas de una infertilidad.

¿Qué precauciones debo tomar después del raspado?

Normalmente las mujeres que son sometidas a un legrado están ingresadas 24 horas en el hospital. Es normal que en esas horas se sufran dolores abdominales, en la pelvis o en la espalda. Se pueden tomar los analgésicos habituales (si tienes alguna duda consúltalo con tu médico). También es normal que durante las dos semanas posteriores tenga algún sangrado vaginal.

Entre las recomendaciones a seguir después de un legrado nos encontramos:

– No se recomienda tener relaciones sexuales al menos durante los primero 10-14 días después de un raspado.

– No se deben utilizar tampones (durante un mes).

– No usar duchas vaginales.

– Para tu higiene se recomienda la ducha, no los baños de inmersión (bañera, piscina, etc.) ya que puedes estar más expuesta a una infección.

– Evitar el ejercicio físico intenso.

– En caso de que haya sido necesaria la anestesia general, lo mejores que la mujer esté acompañada en todo momento después de la intervención.

– Los primeros días no se aconseja realizar esfuerzos, pasadas las 72 horas se puede hacer vida normal. Si el legrado se ha realizado después de un aborto hay que tener especial cuidado con la salud emocional de la mujer, el impacto puede ser demasiado intenso y llegar a necesitar apoyo psicológico.

¿Qué síntomas deben alertar de que algo no va bien?

Después de que una mujer se someta al legrado hay una serie de síntomas que indican que algo no va bien. Los síntomas más importantes son:

– Fiebre

– Calambres

– Cólicos muy intensos

– Flujo vaginal con mal olor

– Sangrados abundantes con coágulos

– Mareos Si sientes algo de esto después de haberte realizado un legrado debes acudir rápidamente al centro médico más cercano.

¿Esta intervención quirúrgica conlleva riesgos?

A pesar de que no suele haber complicaciones en esta intervención, como en todas existen riesgos. Además de los propios riesgos que conlleva la anestesia y la posibilidad de infección o hemorragia se le suman otros propios de esta intervención:

Punción en el útero: esto sucede cuando la varilla de curetaje incide demasiado en la superficie uterina llegando a perforar el útero. Es algo que sucedía con frecuencia en el pasado, pero ya no es algo común.

Dañar el endometrio.

Desgarro o rotura del cuello del útero: esto es algo raro, pero que puede pasar. Si ocurre se suele solucionar en el momento cosiendo el desgarro si es pequeño, si es demasiado grande se puede proceder a una cirugía más profunda.

Que no se extraiga la totalidad de los tejidos generados por el embarazo cuando se produce un aborto.

– Síndrome de Asherman: esto se da al producirse adherencias uterinas, causa infertilidad. Las paredes uterinas conectan entre si al cicatrizar y la cavidad del útero se colapsa.

¿El legrado es una intervención dolorosa?

A menudo el dolor que se siente al realizarse el legrado es psicológico, sobre todo si se trata de un embarazo interrumpido de manera prematura. Sufrir un aborto espontáneo nunca es fácil y puede ser muy difícil de superar.

En cuanto al dolor físico, se puede sentir algo, pero gracias a la anestesia (puede ser local o general) y las nuevas técnicas de aspiración, lo poco que se puede llegar a sentir no tiene que ver con el sufrimiento en las épocas pasadas. Además, hay que tener en cuenta que no todas las mujeres soportan igual el mismo dolor.

¿Puedo quedarme embarazada después de un raspado?

Normalmente se pueden lograr nuevos embarazos si no se ha tenido ninguna complicación en la intervención. Dependerá de la causa que ha llevado al legrado.

Lo que hay que hacer es esperar un tiempo en el que tu útero se cicatrice después de la intervención. El tiempo de espera dependerá de la causa que ha producido el aborto. La recomendación general es esperar al menos tres meses para buscar un nuevo embarazo.

La OMS, en cambio, recomienda esperar al menos 6 meses antes de intentar volver a concebir.

Pero, un estudio (aquí el estudio)  que se ha realizado en 2010 indica que, cuanto antes se intente volver a concebir (cuando se haya curado el útero), menos probabilidades de sufrir otro aborto o experimentar complicaciones.

Cada mujer es un mundo y hay quienes necesitan más tiempo para quedarse embarazadas, muchas mujeres si han perdido un bebé necesitan hacer un duelo. Como conclusión se puede decir que lo mejor después de un aborto es esperar entre tres y seis meses para volver a quedarte embarazada, pero el tiempo que esperes va a estar bien.

Pólipo

Definición:

Pequeña masa tumoral sobreelevada sobre una superficie mucosa de un órgano hueco. Pueden corresponder a lesiones benignas o a cáncer según el tipo de célula que lo forman. Muy común en los órganos reproductores femeninos.

Síntomas:

Puede ser asintomática o provocar dolor y hemorragias.

Tratamiento:

Extracción quirúrgica.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/interrupcion-embarazo/precauciones-despues-de-un-raspado-11097

Legrado

Precauciones después de un raspado

El legrado uterino, también denominado raspado uterino, es una intervención ginecológica que sirve para extraer parte de la capa interna del útero, el endometrio.

Este procedimiento se lleva a cabo para extraer el tejido tras un sangrado irregular durante el periodo, un aborto espontáneo o para analizar el endometrio en busca de un diagnóstico de cáncer uterino u otras afecciones.

Para llevarlo a cabo se utiliza un instrumento quirúrgico llamado legra o cureta.

Existen dos tipos de legrado: el ginecológico, que sirve para estudiar las irregularidades en la menstruación o en la menopausia; y el obstétrico, que sirve para eliminar el tejido residual tras un aborto o un parto.

Causas para someterse a un legrado uterino

Las mujeres que necesitan someterse a este tipo de operación son generalmente mayores de 40 años, ya que una de las principales causas para necesitar de un legrado uterino tiene relación con la menopausia.

En el resto de los casos tiene que ver con irregularidades durante los ciclos menstruales o en las relaciones sexuales, con sangrados intermitentes o manchado escaso, provenientes de trastornos hormonales o enfermedades benignas del cuello del útero.

También se practica para eliminar los restos uterinos que no se expulsan tras un aborto espontáneo, aunque en la mayoría de los casos estos son expulsados en la siguiente menstruación.

Esto es necesario ya que de otra manera se pueden dar infecciones internas. También se pueden realizar legrados para detener un embarazo de manera voluntaria, eliminando así el embrión junto a parte del endometrio.

En cualquiera de los casos, se recomienda recurrir a este método solo si ocurre durante las doce primeras semanas de gestación.

El legrado también sirve para tratamientos de miomas y pólipos endometriales, que surgen como crecimientos anormales del endometrio hacia la cavidad uterina.

A veces también se realizan tras el parto para eliminar restos de placenta.

Cómo se realiza

Se trata de una operación de quirófano que suele requerir anestesia general y consta de dos partes: la dilatación y el curetaje.

Como requisitos previos a la operación, se requiere un análisis de sangre para descartar otras enfermedades que puedan interferir en la operación como la anemia.

También es necesaria una ecografía transvaginal, y no haber comido ni bebido durante las ocho horas previas a la operación. Tampoco se recomienda haber consumido otros medicamentos como aspirina, para evitar hemorragias profusas.

Una vez el ginecólogo dilata el cuello de la matriz comienza el curetaje: mediante la legra, el cirujano elimina el contenido uterino o los restos abortivos que puedan causar hemorragias u otras afecciones.

En otros casos, se extrae parte del endometrio para examinarlo posteriormente. Esto sirve para hacer detecciones de posible cáncer uterino.

Se trata de un procedimiento generalmente rápido, pues no suele llevar más de 15 minutos.

Precauciones tras la operación

El reposo necesario tras una operación de legrado no suele requerir mucho tiempo, es posible recuperar la actividad normal incluso el mismo día de la intervención. La mujer podría sufrir algún dolor abdominal o referido en la espalda durante las 24 horas posteriores al legrado, o algún sagrado vaginal durante las dos semanas posteriores.

En principio, y en casos de menstruación irregular previa a la operación, esta debería de volver a su estado normal al cabo de entre dos y seis semanas tras la intervención.

No se recomiendatener relaciones sexuales, utilizar tampones, realizar ejercicio físico intensoodarse baños durante las dos semanas posteriores a la intervención.

Riesgos

Durante un legrado uterino pueden surgir algunas complicaciones debido a la delicadeza de la zona donde se interviene quirúrgicamente. Se pueden ocasionar, por lo tanto, punciones en el útero, cicatrizaciones del revestimiento uterino o el desgarro o ruptura del cuello uterino. Todos estos riesgos son muy poco frecuentes en la actualidad.

También se pueden causar infecciones debido al diferente instrumental utilizado durante la intervención, o por desplazamiento de los propios microorganismos de la vagina. En cualquiera de los casos, se pueden tratar mediante antibióticos. Dejar tejido en el interior del útero también puede ser peligroso, ya que puede degenerar en una infección futura.

En caso de aborto, se pueden producir efectos psicológicos debido a la pérdida del embrión, como depresión u otros problemas psicológicos.
 

Noticias sobre legrado:

Un tratamiento periodontal exitoso reduce el número de partos prematuros

Hallado un mecanismo implicado en la metástasis del cáncer de endometrio

Источник: https://cuidateplus.marca.com/reproduccion/embarazo/diccionario/legrado.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: