Prevención y cuidado contra las varices

¿Cómo se eliminan las varices?

Prevención y cuidado contra las varices

Las varices son la manifestación más habitual y dolorosa de la Insuficiencia venosa crónica o IVC. Son dilataciones y alargamientos de las venas, que se producen cuando la insuficiencia venosa se prolonga en el tiempo. Pueden aparecer en cualquier zona del cuerpo, pero son especialmente frecuentes en las piernas.

¿Cómo se forman?

En la aparición de las varices influye principalmente el componente genético, aunque la obesidad, el sedentarismo y el embarazo también favorecen su desarrollo.

Las venas y arterias se encargar de transportar la sangre desde el corazón a todo el cuerpo en dos direcciones: desde el órgano a las diferentes partes del organismo –arterias-, y a la inversa –venas-.

Sin embargo, cuando las venas pierden elasticidad, se dilatan y, como consecuencia, la sangre, atraída por la fuerza de la gravedad, se acumula en las piernas, produciendo Insuficiencia Venosa Crónica (IVC), y en muchas ocasiones su manifestación en forma de varices.

¿Cómo aparecen?

En muchos casos, las varices no se manifiestan ni con signos previos ni dolor, y constituyen únicamente un problema estético. No obstante, si se siente dolor, éste puede ser indicativo del avance de la insuficiencia venosa crónica.

¿A quién afectan las varices?

Su prevalencia es mayor en mujeres que en hombres, por una cuestión hormonal, pero cualquiera puede padecer estas molestias. Así mismo, las personas que pasan largas horas de pie o en posiciones inmóviles (frente al ordenador o en viajes largos) tienen un mayor riesgo de desarrollar varices.

¿Qué puede causarlas?

Existen diversos factores que pueden influir y ser determinantes en la aparición de las varices.

  • Las hormonas. Las varices suelen afectar más a las mujeres que a los hombres, lo que está relacionado con una cuestión hormonal.
  • La edad y los factores hereditarios. Los problemas vasculares afectan generalmente a personas de entre 30 y 70 años. Con el paso de los años y en edades más avanzadas, el revestimiento elástico de las venas empieza a debilitarse, incrementando así la posibilidad de que las venas se dilaten.
  • El embarazo. Otro factor de riesgo es el periodo de embarazo, fase en la que muchas mujeres comienzan a tener varices por las influencias hormonales. Durante el embarazo, las hormonas provocan la dilatación de las venas. Se trata de un proceso necesario que contribuye a que llegue más sangre al útero con los nutrientes y el oxígeno necesarios para que el feto pueda crecer, pero que también pueden facilitar el la aparición de varices. Además, hay que tener en cuenta que el útero, al crecer, comprime las venas de drenaje de la pelvis, lo que dificulta el vaciado de la sangre de las piernas y provoca igualmente que las venas se dilaten. Estas situaciones generan dificultades en el flujo que dan origen a la aparición de varices, sobre todo en aquellas mujeres que, además, tienen antecedentes genéticos. De hecho, desde un punto de vista epidemiológico, se ha observado que las varices y otros síntomas de la insuficiencia venosa crónica aparecen en el 40% de las embarazadas. Generalmente, las primeras varículas (varices más pequeñas) aparecen al tercer mes de la gestación y es hacia el sexto mes cuando estas venas se engrosan y se dilatan más. También se ha observado que a partir del segundo parto aumenta la probabilidad de desarrollar IVC. Sin embargo, en ocasiones  estos signos suelen desaparecen tras el parto, puesto que cesan los factores que los causaban.
  • La obesidad. Es uno de los factores que sí se pueden evitar y que influyen más directamente en la aparición de varices, porque el exceso de peso presiona las venas de las piernas y hace que se deterioren.
  • El factor postural. Pasar habitualmente muchas horas de pie o en una misma postura, como sentado o con las piernas cruzadas o dobladas, hace que la sangre no fluya adecuadamente por nuestro cuerpo y obligamos a nuestras venas a trabajar más para llevar la sangre al corazón.

¿Cómo influyen en la vida diaria?

La patología varicosa es un problema de salud de primera magnitud, puesto que merma la calidad de vida de quienes la padecen y puede conllevar complicaciones de gravedad durante su evolución.

Así mismo, la vertiente estética de las varices y de otros síntomas propios de la insuficiencia venosa crónica puede llegar incluso a afectar emocionalmente al paciente.

De hecho, tres de cada diez mujeres que sufren síntomas de IVC reconocen que les da vergüenza mostrar sus piernas (28%), y dos de cada diez afirman que este problema ha afectado a su autoestima (21%), según el II Estudio CinfaSalud, realizado por Cinfa y dedicado a las “Percepciones y hábitos de las mujeres españolas en relación a la salud de sus piernas y la IVC”.

¿Cómo se tratan las varices?

En primer lugar, la adopción de una serie de hábitos saludables nos ayudará no tanto a curar las varices como a aliviar las molestias asociadas y a prevenir complicaciones. Algunos de estos consejos son: evitar el sobrepeso, realizar ejercicio regular e hidratar las piernas, y puedes verlos de forma detallada aquí.

Así mismo, el uso de medias de compresión es una medida básica para el tratamiento de las varices y también para su prevención.

Por su parte, la terapia farmacológica, esto es, el uso de sustancias sustancias con efecto flebotónico, no sustituye a esa terapia compresiva. Estos productos pueden ser administrados de forma tópica, como geles y cremas, o bien de forma oral, como cápsulas y comprimidos.

Y además, existen diferentes técnicas quirúrgicas aplicadas en la actualidad frente a las varices. La utilización de unas u otras depende de la extensión  de las varices, de la exploración previa con eco- doppler y de las circunstancias individuales de cada paciente.

Las principales son:

  • Safenectomía y fleboextracción de colaterales: consiste en la extracción de la vena safena, por lo general la que está enferma, y de las colaterales visibles, mediante pequeñas incisiones. Es la técnica más utilizada.
  • Técnicas ablativas: son técnicas relativamente novedosas, con diez años de experiencia, en las que, en lugar de extraer la safena interna o externa, se anula por calor mediante un catéter.  Existen dos modos de generar ese calor: mediante láser o radiofrecuencia. No elimina la necesidad de realizar pequeñas incisiones para la extracción de las colaterales.
  • Cura CHIVA (Conservadora Hemodinámica de la Insuficiencia Venosa ambulatoria): es una estrategia quirúrgica que se basa en la reconducción del flujo venoso para evitar que las varices estén presurizadas. Muchas veces se acompaña de la realización de extracción de colaterales.
  • Escleroterapia: se trata de una técnica que consiste en inyectar en la vena afectada un fármaco esclerosante (generalmente polidocanol o tetradecyl sulfato) que provoca una inflamación de la vena y su posterior desaparición.

En todas las técnicas quirúrgicas se recomienda el tratamiento con soporte elástico postoperatorio.

Источник: https://cinfasalud.cinfa.com/p/varices/

¿Cómo podemos prevenir las varices?

Prevención y cuidado contra las varices

En las piernas tenemos dos sistemas venosos: el sistema venoso profundo que es el principal medio para llevar la sangre de las piernas al corazón, y el sistema venoso superficial, que es un sistema accesorio o secundario.

El mal funcionamiento del sistema venoso de las piernas, hace que la sangre se  acumule  fácilmente,  sobre  todo  cuando  la  persona  permanece  mucho tiempo de pie.

Las varices son dilataciones de las venas del sistema venoso superficial, que además del efecto estético que producen, pueden producir síntomas como sensación de pesadez, dolor, edema o hinchazón, calambres y un deterioro gradual de la piel y del tejido hipodérmico con aparición de úlceras vasculares en estadíos avanzados.

¿Cómo puedo prevenir la enfermedad venosa?

Si bien algunas personas no pueden evitar la aparición de las varices, si pueden reducir claramente las probabilidades de aparición de esta patología. Esto se puede conseguir siguiendo los siguientes consejos:

Para prevenir la aparición de varices, es importante que las costumbres y estilo de vida no faciliten su aparición. El objetivo primordial pasa por mejorar el retorno venoso en las piernas, para ello se aconseja:

  • Mover las piernas con frecuencia, evitando pasar largos ratos de pie. Dar un descanso periódico a sus piernas mediante cortos paseos o ejercicios específicos que le facilitaremos en consulta.
  • Realizar el deporte adecuado. Se aconseja la práctica de manera regular y con calzado cómodo. Andar es el ejercicio más beneficioso para la circulación venosa. Montar en bicicleta,  nadar, correr o bailar también favorecen el retorno venoso.
  • Evitar las fuentes de calor, exposición solar continuada, depilación con cera caliente, suelos con sistemas de calefacción radiante, yacuzzi y saunas.
  • Dieta rica en fibra, consumo adecuado de líquidos ( 1,5 litros de agua  aproximadamente al día), limite el consumo de grasas saturadas – no beneficiosas. (mantequilla, embutidos… ).
  • Eleve de vez en cuando las piernas y cuando le sea posible descanse con las extremidades inferiores en alto. Levantar unos 10-15 cm la parte baja de la cama mejora el retorno venoso mientras duerme.
  • Active su circulación, contrayendo los músculos de las pantorrillas. Por ejemplo, un buen ejercicio es ponerse de puntillas de forma repetida cada cierto tiempo.
  • Utilice caldado cómodo: Evite los zapatos de tacón alto y el zapato plano.
  • Darse duchas de agua fría en las piernas.
  • Evite el uso de fajas y ropa demasiado apretada.
  • Mantenga siempre bien hidratada la piel / Masajear  las piernas desde el pie hasta muslo en dirección ascendente.

Consulte con su Cirujano vascular sobre la necesidad del uso de medias de compresión.

 ¿Qué tratamientos hay disponibles?

El tratamiento médico se basa fundamentalmente en los llamados fármacos flebotónicos, los cuales presentan un efecto antiinflamatorio, fortalecen el tono de la pared venosa, reducen el edema mejorando directamente la sintomatología y el estado de la pared venosa. 

Se complementa el tratamiento con la aplicación de heparinoides tópicos o gel frío y medias elásticas de compresión. También son útiles sustancias naturales como: Castaño de Indias, Centella Asiática, Ruscus, Vid Roja…

Escleroterapia, consiste en introducir un medicamento, líquido o en espuma, en el interior de las varices. Este medicamento al entrar en contacto con la pared interna de la vena va a producir una irritación y una reacción inflamatoria que comporta una fibrosis de la vena y la posterior desaparición de la misma.

Cirugía,constituye el tratamiento de elección. El objetivo del tratamiento quirúrgico es: mejorar / eliminar la sintomatología, optimizar el retorno venoso y mejorar la apariencia de la extremidad afecta.

Con los años la cirugía venosa ha evolucionado, de forma que en la actualidad disponemos de diversas técnicas para el tratamiento de las varices entre las que encontramos:            

  • La cirugía hemodinámica ó estrategia C.H.I.V.A.
  • Las técnicas endoluminales, de más reciente aparición: MicroEspuma, EndoLaser y Radiofrecuencia.
  • Stripping o Fleboextracción convencional y las flebectomías aisladas.

La flebectomía ambulatoria de Müller, la estrategia C.H.I.V.A. y las técnicas endoluminales aparecen como mínimamente invasivas en relación al Stripping convencional.

Por tanto, se realizará una indicación individualizada de la técnica quirúrgica a emplear, en función de las características del paciente, del tipo/origen de sus varices (determinado por la práctica, en consulta, de ecodoppler – cartografía venosa diagnóstica)

Источник: https://www.clinicaremei.org/es/article/como-podemos-prevenir-varices

¿Cómo prevenir y tratar las varices y la insuficiencia venosa?

Prevención y cuidado contra las varices

Las varices son dilataciones de las venas, normalmente de las venas de los miembros inferiores. Estas venas dilatadas aparecen en el contexto de lo que se conoce como el síndrome de Insuficiencia venosa crónica (IVC).

Este síndrome consiste en una constelación de síntomas que aparecen como consecuencia de la pérdida de función de las venas.

Las venas de las piernas tienen como función retornar la sangre hacia el corazón venciendo la fuerza de la gravedad, para ello tienen en su interior unas válvulas que facilitan dicha función.

Cuando por distintas causas que luego veremos, esas válvulas no funcionan y su cierre no es completo,  la sangre se acumula en las venas de las piernas y estas terminan por dilatarse, dando origen a todos los síntomas y complicaciones de la IVC y de las varices. A continuación explicaré cómo prevenir y tratar las varices.

En la actualidad, en nuestro país, la IVC se manifiesta en mayor o menor grado en la mitad de los pacientes que acuden por otros motivos a las consultas de atención primaria, esta evidencia pone de manifiesto el importante impacto socio-económico en nuestra sociedad.

Las varices afectan más a las mujeres (60%) que a los hombres (40%) y ello es debido a algunos factores propios de las mujeres como las alteraciones hormonales y los embarazos. Les comento unas pautas claves para prevenir y tratar las varices:

¿Qué factores favorecen la aparición de varices?

  • Existe una predisposición genética. El riesgo de desarrollar varices en hijos con ambos padres con varices llegaría hasta el 90%.
  • Edad a partir de los 30 años.
  • Peso: a más peso mayor incidencia de varices.
  • Predominio sexo femenino, especialmente en multíparas
  • El estreñimiento favorece la aparición de varices por un aumento de la presión intraabdominal. Es importante una dieta saludable y evitar el estreñimiento.
  • Los trabajos que suponen estar sentados o en pie con poca movilidad favorecen la IVC.
  • Las trombosis (TVP): la presencia de trombos activan una serie de fenómenos inflamatorios que producen la fibrosis e incompetencia de las válvulas venosas.

¿Cuáles son los síntomas de la Insuficiencia Venosa?

Los síntomas más frecuentes son la aparición de pesadez de las piernas cuando llega la tarde, el prurito y la hinchazón de los tobillos. También puede aparecer alteraciones cutáneas con pigmentación de la piel, eccemas y finalmente úlceras.

¿Cómo se diagnostica la IVC y las varices?

Un especialista debe valorar los síntomas, sus características, su duración, confirmar que su origen es la circulación venosa etc. Además, se deben buscar antecedentes familiares de varices o situaciones que las puedan favorecer.

La exploración física llevada a cabo por un especialista es suficiente en muchas ocasiones para llegar al diagnóstico. La mayoría de las veces se solicita una ecografía- doppler para valorar las venas profundas de las piernas y descartar otras patologías.

¿Qué tipos de varices existen?

Básicamente existen 3 tipos de varices:

  • Las telangiectasias o arañas vasculares, normalmente no traen más problema que el estético.
  • Las varices reticulares, más gruesas que las anteriores, no hacen relieve en la piel y cuando evolucionan dan origen al siguiente tipo de venas varicosas, las varices tronculares.
  • Las varices tronculares, son venas dilatadas que pueden ser visibles o no. Son las que mayor problema provocan y muchas veces tienen indicación quirúrgica.

¿Cómo puedo prevenir y tratar las varices?

La aparición de IVC y de las varices puede limitarse, al menos parcialmente, con una serie de medidas a tener en cuenta. La prevención se orienta hacia el enlentecimiento de la aparición de varices a través de una mejoría de los hábitos de vida y recurriendo a algunas sencillas medidas como:

  • Evitar el uso de calzado con tacones altos.
  • Evitar ropas ajustadas (pantalones, vaqueros, fajas etc).
  • Dormir con las piernas algo elevadas.
  • Sentarse conservando cierta movilidad de las piernas.
  • Hacer diariamente algunos ejercicios expresamente pensados para acelerar el retorno venoso.
  • Caminar diariamente al menos media hora sobre terreno blando (arena de playa…)
  • Evitar exposiciones prolongadas al sol.
  • Finalizar las duchas y los baños con agua fría.
  • Utilizar medias elásticas específicas para la IVC.
  • En ocasiones puede ser útil la administración de fármacos flebotropos para mejorar la sintomatología de pesadez etc.

¿Cuándo es mejor operarse?

Cuando aparece sintomatología que no se controla con las medidas anteriormente indicadas o surgen complicaciones como la pigmentación de la piel etc, se deben plantear los tratamientos quirúrgicos.

La cirugía ocupa un importante lugar en el arsenal terapéutico de las enfermedades venosas.

Dentro de estos tratamientos, las varices pueden ser tributarias de esclerosis (pincharlas), de operarlas mediante microcirugía (operación de Muller), de otras operaciones más “agresivas” o la mayoría de las veces pueden requerir las tres técnicas de forma simultanea, por eso decimos que se debe realizar un tratamiento integral de las varices y se debe abandona la idea de que las varices se esclerosan o se operan.

Con frecuencia un insuficiente estudio de las varices conduce a proponer una escleroterapia o una flebectomía (extracción de una vena varicosa), cuyos resultados son efímeros por una insuficiencia de los cayados de las safenas o por la existencia de perforantes nutricias incompetentes que no se han llegado a identifica en el estudio previo. Los resultados de la cirugía son peores cuando previamente han fracasado otros tratamientos y se han extendido las alteraciones venosas. Por este motivo es importante saber cómo prevenir y tratar las varices.

En la actualidad la mayoría de las intervenciones para las varices se pueden realizar en régimen de cirugía sin ingreso o ambulatoria, dependiendo de las características del paciente (edad, estado general, condiciones sociales etc) y del tipo de intervención quirúrgica.

El tratamiento quirúrgico de las varices está en continua evolución, es posible que el desarrollo de la tecnología quirúrgica permita una intervención cada vez más precoz y así se evite la aparición de complicaciones que desembocan en tratamientos quirúrgico complejos y agresivos.

Leer más artículos sobre «Tratamiento médico-estético de obesidad»revenir y tratar las varices

Источник: https://www.clinicasobesitas.com/actualidad/prevenir-y-tratar-las-varices/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: