Primeros Auxilios, ¿qué hacer en caso de accidente?

Primeros auxilios

Primeros Auxilios, ¿qué hacer en caso de accidente?

En caso de accidente grave actuar secuencialmente: 

PROTEGER: hemos de asegurarnos de que tanto la persona accidentada como nosotros mismos estamos fuera de todo peligro. Valorar si se puede atender a la persona accidentada en el lugar o trasladarla para alejarla del peligro.

AVISAR: avisar a los servicios sanitarios de emergencia al teléfono 112 ó 900161161. Si es posible, no se ha de abandonar a la persona accidentada en ningún momento.

SOCORRER: conservar la calma. Hay que:

  • Reconocer los signos vitales de consciencia y   respiración.
  • No mover a la persona accidentada, salvo peligro  inminente.
  • Tranquilizarla y mantenerla caliente.
  • No dar comida, bebida ni medicamentos.
  • Facilitar llegada de los medios sanitarios de urgencia.

Por contacto con sustancias químicas (cáusticos):

  • Lavar la piel con abundante agua.
  • En caso de compuestos que reaccionan violentamente con el agua (sulfúrico, metales alcalinos, carburos…) hay que secar el compuesto con una gasa antes de poner la piel en contacto con agua.
  • Cubrir con una tela limpia, o gasas.
  • Trasladar a un centro sanitario.

Inhalación de vapores a través de las vías respiratorias:

  • Retirar al accidentado del lugar del accidente.
  • Cubrir las quemaduras con gasa estéril, o tela.
  • Si no hay respiración, iniciar respiración artificial.
  • Si el accidentado no tiene pulso iniciar reanimación cardiopulmonar

Quemadura ocular

La quemadura por agente químico es muy grave, el tiempo de inicio del trata- miento es el factor más importante, ya que la acción destructiva del producto persiste mientras no es eliminado.

Ya en el lugar del accidente, debe procederse al lavado abundante del globo ocular y de los fondos de saco conjuntivales con suero fisiológico o con abundante agua corriente, a fin de diluir al máximo el producto tóxico. 

Solicitar asistencia médica.

Quemaduras graves

  • Apagar las llamas. Tirar al suelo a la víctima para evitar que corra y echar algo encima que sofoque las llamas. Si no tiene nada, hacer rodar a la persona sobre el suelo.
  • Pedir ayuda sanitaria de emergencia.
  • Revisar la respiración y el pulso, si no están presentes iniciar las técni-cas de Reanimación Cardiopulmonar.
  • Aflojar las ropas sin quitar nada que esté pegado a la piel. (EXCEPTO si se trata de una quemadura por sustancia química, entonces habrá que quitar todo lo que esté impregnado en la sustancia (ropa, reloj, etc) para que no siga actuando sobre la piel).
  • Echar un poco de agua fría y limpia sobre las zonas quemadas.
  • Quitar todos los objetos de metal: gafas, cadenas, cinturones…
  • No dar nada por vía oral, aunque el herido esté consciente y tenga sed.
  • Cubra al herido con una sábana limpia o tela limpia mientras llega la ayuda sanitaria, y abríguele con mantas

Intoxicaciones por inhalación

  • Sacar a la persona inmediatamente y dejarla respirar aire no viciado.
  • Si está inconsciente al primer síntoma de dificultad respiratoria practicar la respiración artificial y trasladar urgentemente.

Intoxicaciones  por contacto

  • Quitarse la ropa empapada en el producto.
  • Lavar abundantemente la piel con agua, sin frotar. Si salpicó los ojos, la- varlos con agua durante 10 ó 15 minutos.
  • Se trasladará a la víctima a un centro sanitario con la etiqueta del producto.

Los extintores portátiles más habituales son los extintores de polvo polivalente o polvo ABC. Como su propio nombre indica son válidos para luchar contra cualquiera de los tipos de fuego (los de clase A, B o C).

A: Materias sólidas

B: Fuegos de líquidos

C: Fuegos de gases

ASEGURATE DE QUE EL EXTINTOR ES ADECUADO PARA EL TIPO DE FUEGO QUE DESEAMOS COMBATIR

Pasos a seguir para la utilización de un extintor portátil:

  • Comprueba que el agente extintor es el adecuado para el tipo de fuego que vamos a extinguir.
  • Descuelga el extintor.
  • Comprueba que el extintor está en buen estado.
  • Quita el precinto del extintor.
  • Haz un pequeño disparo de prueba apuntando al suelo.
  • Acércate al fuego con el viento a favor.
  • Aplica el agente extintor en forma de zig- zag y atacando la base de las llamas.
  • Descarga el extintor por completo.
  • Retírate sin dar nunca la espalda al fuego.

LA CARGA DE UN EXTINTOR DE 6 KILOS DURA, APROXIMADAMENTE, DE 8 A 10 SEGUNDOS. ¡NO LO DESPERDICIES!

EN CASO DE EVACUACIÓN  ¡RECUERDA!

No te dejes llevar por el pánico. Actúa con calma pero con decisión.

  • No corras
  • Camina rápido en fila de a uno, cerrando a tu paso la mayor cantidad posible de puertas y ventanas, así evitarás la propagación del fuego.
  • Desciende siempre, nunca el recorrido para escapar del fuego debe ser ascendente, salvo en sótanos o subsuelos.
  • No utilices ascensores ni montacargas, ya que puedes quedar atrapado.
  • Si se te incendia la ropa, nunca corras, revuélcate por el suelo.

Heridas

  • En las heridas incisas, cubrirlas con una gasa y acudir a un centro donde se realice la sutura de la piel, si es necesario.
  • En las heridas punzantes conviene facilitar el sangrado de la herida arrastrando todo lo que haya podido entrar con el objeto punzante.

Hemorragias

  • Presionar directamente aplicando sobre la herida una gasa, tela limpia o vendaje.
  • Elevar la parte lesionada. Si la herida está situada en un miembro superior o inferior, hay que levantarlo a un nivel superior al corazón, presionando simultáneamente.
  • En caso de hemorragia venosa, (que se puede producir en fuertes golpes abdominales, en caídas al vacío, accidentes de tráfico, etc.) hay que:
    • Trasladar a la víctima lo más pronto posible.
    • Controlar la respiración y el pulso cada cinco minutos.
    • Abrigarle

Electrocución

  • Cortar la corriente de la conducción principal antes de dar atención de primeros auxilios
  • Si no es posible cortar el fluido eléctrico pararse en una superficie seca de caucho o madera.
  • Retirar al accidentado de la fuente eléctrica con un objeto de madera o plástico.
  • No tocar al accidentado con las manos porque se recibiría la descarga eléctrica.
  • Valorar la respiración y pulso; si no están presentes practicar la reanimación cardiopulmonar.

Atragantamientos

  • Cuando la obstrucción de la vía aérea es completa, hay que ponerse detrás de la persona, inclinarla hacia adelante y darle cuatro golpes secos entre los omoplatos. 
  • Si no hemos conseguido extraer el objeto: realizar la maniobra de  HEIMLICH:
    • Colocarse detrás de la víctima rodeándola con los brazos
    • Cerrar una mano y colocarla entre ombligo y esternón cogiéndose el puño con la otra mano
    • Realizar una fuerte presión hacia adentro y hacia arriba, repitiendo de 6 a 8 veces

Para personas inconscientes:

  • Hacer barrido de gancho.
  • Abrir vía aérea. 
  • Arrodillarse junto a la víctima y aplicar presión sobre el tórax (maniobra de RCP)

Reanimación cardiopulmonar

En caso de que el accidentado no respire y no tenga pulso

  • Realizar compresiones torácicas externas, hasta que la víctima se recupere, en cuyo caso se deberá controlar hasta que llegue ayuda médica.
    • Frecuencia de 100 compresiones por minuto
    • Secuencia: 30 compresiones por 2 insuflaciones de aire

Fracturas

  • No movilizar a la persona, salvo que sea necesario.
  • No movilizar el miembro afectado, no intentar colocar los huesos en su sitio.
  • Tapar al herido y esperar la ayuda.
  • Si es imprescindible desplazarlo, inmovilizar el miembro con dos férulas acolchadas, una a cada lado del miembro afectado y atarlo por varios puntos.
  • Si hay hemorragia, actuar como se indica en el caso de las hemorragias.

Crisis epiléptica

• Llamar al servicio médico.

• Colocar a la persona tumbada en el suelo donde no se pueda hacer daño (algo blando para que no se golpee la cabeza). Si hay objetos alrededor, separarlos para que no se golpee.

• No sujetarlo.

• No meterle nada en la boca.

• Si está quieto, colocarlo en posición lateral de seguridad (sobre el lado izquierdo).

• Vigilar la respiración y el pulso.

Hipoglucemia

• Llamar al servicio médico.

• Si la persona está consciente darle rapidamente por vía oral de 10 a 20gr . de azúcar.

      Aproximadamente 10 gr de azúcar equivalen a:               – 1 vaso de zumo de fruta               – 2 ½ cucharadas o dos terrones de azúcar               – 1 sobre de azúcar de cafetería               – 2 caramelos               – 2 cucharadas de miel

              – 1 vaso de refresco (naranja o cola)

• Si no puede tragar o está inconsciente, no hay que darle comida ni bebida.

• Colocarlo en posición lateral de seguridad (sobre el lado izquierdo)..

• Vigilar la respiración y el pulso.

Teléfonos de emergencia.

Mutua de Accidentes de la UV: Umivale900365012
Emergencias Sanitarias900 16 11 61
Guardia Civil/ Protección Civil S.A.M.U./ Policía/ Bomberos112
Información toxicológica91 562 04 20
Gabinete de Salud de Blasco Ibáñez96 386 42 87
Gabinete de Salud de Burjassot-Paterna96 354 43 21
Gabinete de Salud de Tarongers96 162 54 81

Источник: https://www.uv.es/uvweb/servicio-prevencion-medio-ambiente/es/salud-prevencion/unidades/unidad-salud-laboral/primeros-auxilios-1285900419310.html

Primeros auxilios: qué son y cuáles deberías conocer

Primeros Auxilios, ¿qué hacer en caso de accidente?

¿Alguna vez te has planteado qué conocimiento de primeros auxilios tienes? Piensa que este tipo de preparación puede salvar una vida. Toda persona debería tener al menos nociones básicas de cómo actuar en este tipo de situaciones.

¿Qué son los primeros auxilios?

Los primeros auxilios son las primeras medidas que ponemos en marcha cuando una persona ha sufrido un accidente, lesión o enfermedad repentina, hasta que esa persona pueda ser llevada a un centro médico especializado en donde la atiendan. Entre las consideraciones a tener en cuenta a la hora de actuar, destacamos:

  1. Hay que velar por la seguridad propia, identificando el origen del daño del afectado y evitando que nos pueda ocurrir a nosotros. Hay que tener en cuenta que sin nuestra seguridad nunca podremos ayudar al prójimo.
  2. Es necesario asegurar la zona usando cualquier método de señalización que se encuentre a nuestro alcance (triángulos de emergencia, luces de emergencia, etc).
  3. Se debe realizar una evaluación general de la situación, identificando el número de afectados y los peligros potenciales de nuevos sucesos.
  4. Inmediatamente después habrá que llamar a los servicios de emergencia.
  5. Posteriormente se ha de comprobar el pulso, la respiración, el grado de consciencia y la gravedad de los afectados. Los afectados se han de atender por grado de gravedad, destacando que no siempre el que más se queja es el que más lo necesita. En los casos en los que no se pueda acceder a la víctima se intentará la comunicación verbal para evaluar su estado.
  6. Una vez establecido contacto con los servicios de emergencia lo más aconsejable es seguir al pie de la letra sus indicaciones.

Los primeros auxilios que debes conocer

Es importante tener en cuenta a la hora de actuar algunas de las variables más frecuentes que se pueden dar, como son el número de personas que pueden proporcionar auxilio, una o más de una, ya que varios de los puntos podrían realizarse de manera simultánea acortando los tiempos de respuesta.

Es imprescindible saber que estos casos de emergencia cada segundo es importante y hay que tratar de realizar todas las acciones de la manera más rápida posible sin poner la calma y sin cometer errores.

Primeros auxilios paraniños

En el caso de los niños, son especialmente comunes determinados accidentes, puesto que suelen necesitar mucho movimiento y no tienen la misma coordinación que un adulto al tener su cuerpo en crecimiento y no ser consciente de sus limitaciones y dimensiones. Además, suelen gustarles explorar, ya que están en periodo de aprendizaje, minimizando en algunas ocasiones la peligrosidad de ciertas situaciones.

Por ello, los padres deben estar entrenados en cómo actuar cuando sus hijos sufren de algún accidente hasta que puedan ser atendidos por el personal sanitario.

Una regla crucial en estos momentos es que el padre o madre mantenga la calma y le dé seguridad al pequeño.

El niño siempre necesita que su figura principal de referencia se mantenga tranquila, puesto que es su “contenedor emocional”, el que le ayuda a regular y gestionar sus emociones.

Si los padres se mantienen seguros, el niño se sentirá seguro y protegido.

Primeros auxilios con combustiones febriles

En caso de que debamos actuar ante una persona que está sufriendo combustiones febriles, debemos seguir las siguientes indicaciones:

  • Asegúrate de que las vías aéreas están abiertas.
  • Controlaen todo momento la apariencia de su piel y respiración.
  • No bañes a la persona en agua fría, podría empeorar la situación.
  • No le sujetes para evitar que se mueva durante las convulsiones.
  • No le traslades durante una convulsión, deja que se pase y mantenle en un lugar seguro.
  • Una vez queparen las convulsiones, refréscale quitándole ropa y aireando el ambiente.
  • Ve a un médico que le examine.

Primeros auxilios en quemaduras

En este caso lo primordial es evaluar la causa de la quemadura (eléctrica o térmica) y el grado de gravedad (primer, segundo o tercer grado):

  • En el caso de quemaduras térmicas se ha de enfriar la lesión con agua fría (no muy fría) hasta que el dolor remita.
  • Si la ropa está pegada a la herida no se la quites.
  • Cubre la lesión con apósitos mojados.
  • No apliques pomadas ni otras sustancias.
  • En el caso de quemaduras eléctricas, no toques el cuerpo del afectado hasta que no esté libre de la corriente eléctrica y cerciórate de que la sangre circula y que no hay obstrucción de aire. Después procede como con la quemadura térmica.

Источник: https://blog.aegon.es/salud/primeros-auxilios/

Primeros auxilios: pasos para socorrer a un herido

Primeros Auxilios, ¿qué hacer en caso de accidente?

¿Sabrías qué hacer para socorrer a una víctima de accidente? Los primeros auxilios son fundamentales para actuar de manera eficaz mientras llega la asistencia. Te contamos cómo ponerlos en práctica.

Empecemos por una buena definición de primeros auxilios: se trata de la atención inmediata a una víctima de accidente o enfermedad repentina, en el lugar de los hechos. En estos casos es tan importante saber qué hacer como lo que no hay que hacer, porque una actuación errónea puede complicar más las lesiones.

Evitar la muerte si hay parada cardiorrespiratoria (PCR)

Es lo más grave que le puede ocurrir a un accidentado. Por eso, toda la población debería saber cómo hacer maniobras de RCP (reanimación cardiopulmonar). Cada vez existen más espacios cardioprotegidos que nos pueden ayudar a salvar vidas en cuestión de segundos. Son de muy fácil manejo y conocerlos puede resultarnos muy útil.

Evitar que se agraven las lesiones

Para realizar unos primeros auxilios eficaces, tenemos que recordar las siglas PAS. ¿A qué hacen alusión estas tres letras?

1. Proteger el lugar del accidente:

Si es necesario, retirar al accidentado del lugar para protegerlo a él y a nosotros mismos. Debemos asegurarnos de que no padece una fractura vertebral para poderlo retirar y si hubiese riesgo de ello, hacerlo entre tres personas.

2. Avisar al 112:

Identificarse, dando todos los datos posibles:- Lugar exacto del accidente.- Tipo de accidentado.- Número de personas afectadas.

– Mantener la comunicación por si nos tiene que preguntar algo o dar instrucciones.

3. Socorrer:

Atender a los accidentados. En caso múltiple, se atenderá siempre primero al que esté en parada cardiorespiratoria o con una lesión tan grave que comprometa la vida, tales como hemorragias graves, quemaduras de vías respiratorias…

1. Valoración Primaria

Hay tres elementos que debemos valorar siempre por este orden:

– Consciencia.- Respiración.

– Pulso.

Consciencia:

Debemos identificar si responde o no al hablarle o a estímulos.
Si no está consciente, pero respira y tiene pulso, se colocará en la PLS (posición lateral de seguridad). Es la posición en la que se coloca a la víctima de lado y con la cabeza hacia el suelo para evitar la obstrucción de vías respiratorias por atragantamientos.

Respiración:

Si no está consciente, se comprobará la respiración: ver, oír y sentir el aire al respirar y observar atentamente el pecho para ver si hay movimiento. Si no tiene, debemos abrir la vía de aire y, si no respira espontáneamente, se le practicará la respiración boca a boca.

Pulso:

Se tomará en la arteria carótida, en el cuello. Si no hay pulso, se debe realizar un masaje cardiaco a través de la RCP (reanimación cardiopulmonar). Una parada de más de 3 minutos produce una disminución de aporte de sangre a las células, sobre todo al cerebro, que es el más sensible, provocando daños de manera irreversible.

2. Cómo realizar los primeros auxilios en un accidente

Si tenemos que atender a una persona que ha sufrido un accidente debemos preguntarnos por dónde comienzo la atención primaria. Estos son los pasos a seguir:

Maniobra frente-mentón

Cuando el accidentado no respira y no hay pulso, tumbaremos a la persona sobre un plano duro y nos arrodillaremos a un lado, abriendo la vía de aire.

Es decir, realizaremos una hiperextensión del cuello y cabeza hacia atrás para desobstruir la vía respiratoria de la lengua.

A continuación, limpiaremos la boca si hay cuerpos extraños y, acto seguido, haremos dos insuflaciones fuertes en la boca, tapando la nariz para que no se escape el aire.

Cómo realizar el masaje cardiaco

– Colocaremos el talón de una de nuestras manos sobre el esternón, unos dos o tres dedos por encima de la punta (apéndice xifoides) que suele coincidir con la línea media entre los dos pezones. Colocaremos la otra mano encima enlazando los dedos para no comprimir las costillas y se empujará el tórax hacia abajo entre 3 y 5 cm.

– Mantendremos los brazos extendidos y no se despegarán las manos del tórax, aplicando una frecuencia de compresiones de 100 por minuto con una frecuencia de respiraciones de 12 por minuto.

– Se realizarán 2 insuflaciones alternando con 30 masajes cardiacos. La frecuencia es la misma estando uno o dos socorristas, es decir 30/2.

– Si sospechamos de una lesión cervical se abrirá la vía de aire haciendo tracción de mandíbula. No se parará la RCP hasta que llegue ayuda especializada. Solo pararemos un máximo de 10 segundos por minuto para comprobar si vuelve el pulso o la respiración espontáneamente.

– La RCP en niños de uno a ocho años se pone en práctica comprimiendo solo con el talón de una mano y en lactantes con el tercer y cuarto dedo de la mano. En estos casos realizaremos las maniobras de forma más suave, siendo boca-boca+nariz, porque con nuestra boca podemos insuflar aire por boca y nariz a la vez. Puedes verlo en este video

3. Valoración secundaria:

– Exploraremos primero cabeza y cuello. A continuación, tórax y abdomen y, por último, las extremidades. Se comprobará si hay fracturas, hemorragias o contusiones.

– Es recomendable usar guantes y protectores de boca si tenemos que realizar respiración boca a boca y abrir siempre la ropa y retirar todo aquello que pueda comprimir.

Por último, y como consejo general para todo este tipo de situaciones, no debemos ponernos nerviosos, tenemos que tranquilizar a la víctima y actuar según nuestros conocimientos y la propia definición de primeros auxilios. Además, es conveniente tapar al accidentado hasta que lleguen las asistencias y no darle nada de comer o beber.

Para poder ver de forma práctica como hace hacer la recuperación cardiopulmonar accede a este video

Источник: https://www.quironprevencion.com/blogs/es/prevenidos/primeros-auxilios-pasos-socorrer-herido

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: