Probabilidad de embarazo según tu edad

Edad y fertilidad – Spanish SCCRM – Orange County Fertility, IVF and Reproductive Center

Probabilidad de embarazo según tu edad

Las mujeres a los veinte tienen gran probabilidad de quedarse embarazadas debido al relativamente gran número de óvulos con que cuentan en los ovarios. Además, un mayor porcentaje de dichos óvulos son normales genéticamente.

Dado que las mujeres nacen con todos los óvulos que tendrán a lo largo de su vida, mientras mayores se vayan haciendo menos óvulos les quedarán. Además, a medida que las mujeres van cumpliendo años el porcentaje de óvulos genéticamente normales que les queda disminuye.

Es por ello por lo que, a medida que envejecen, va disminuyendo la tasa de fertilidad de las mujeres, aumenta la tasa de abortos y la probabilidad de defectos de nacimiento como el síndrome de Down.

La tasa de embarazo por mes de una mujer de 20 años oscila entre el 20 y el 25%. Por ello, convendría que una mujer buscara ayuda con la fertilidad si lleva intentando concebir de forma activa y sin éxito más de 12 meses. La tasa de aborto espontáneo es solo de alrededor del 5-10% y la incidencia de anomalías genéticas como el síndrome de Down es de aproximadamente 1/1200.

Es más probable que las mujeres en su veintena sean físicamente activas por lo que convendría que moderaran el ejercicio en el primer y el tercer trimestre del embarazo.

  Entre los tipos de ejercicio que conviene evitar están los que aumentan excesivamente la frecuencia cardiaca o la temperatura corporal como el spinning, provocan rebotes como el footing o ciertos tipos de aerobic, o provocan pérdidas de equilibrio como las artes marciales o el tenis agresivo.

Son preferibles ejercicios aeróbicos que maximizan el uso de grupos musculares múltiples como natación, Pilates o caminar. Sea cual sea su edad, conviene que las mujeres eviten el tabaco, el alcohol, la cafeína y ciertas comidas como el pescado crudo (sushi y sashimi) o pescado que pueda contener cantidades significativas de metales pesados.

El embarazo a principios de los 30

Las mujeres en la treintena experimentarán un declive en su fertilidad tal que la tasa de fertilidad por mes será de alrededor del 15%. Conviene que las mujeres busquen ayuda médica transcurridos 9 meses de intento activo de conseguir un embarazo. El riesgo de aborto a los treinta es de alrededor del 20%.

Es importante que todas las mujeres que estén considerando quedarse embarazadas empiecen a tomar vitaminas prenatales al menos un mes antes de comenzar a tratar de quedarse embarazadas dado que hay evidencias de que un aporte extra de ácido fólico antes del embarazo disminuye la incidencia de ciertos tipos de defectos de nacimiento.

También hay datos que sugieren los beneficios de tomar suplementos de ácidos grasos omega 3 durante el embarazo.

El embarazo después de los 35 y los riesgos relacionados

La capacidad de conseguir un embarazo más allá de los 35 años se ve mermada por distintos problemas. Hay un considerable declive en la tasa de fertilidad a partir de los 35, a un nivel que ronda el 10% por mes.

Una mujer de más de 35 años que intente quedarse embarazada debería consultar con un especialista en fertilidad tras solo 6 meses de búsqueda activa infructuosa.

El riesgo en embarazos después de los 35 es mayor y se ha evidenciado un aumento en la tasa de abortos y en la incidencia de anomalías genéticas. A los 35, la tasa de aborto es del 25% y el riesgo de síndrome de Down pasa a ser de 1/350.

Los 35 son la edad a los que se recomiendan por primera vez los test genéticos en el embarazo dado que la probabilidad de que se produzca una anomalía es mayor que el riesgo del procedimiento utilizado para detectarla.

El embarazo después de los 40 y los riesgos relacionados

Pasados los cuarenta hay un pronunciado declive en la capacidad de una mujer de conseguir un embarazo. La tasa de fertilidad por mes es solo de un 5% e incluso con la fertilización in vitro (FIV), el tratamiento de infertilidad de más éxito disponible, la tasa de embarazo es de solo un 10% por intento.

Esto se debe al muy reducido número de óvulos normales restantes en los ovarios de una mujer de más de cuarenta. Por tanto, las mujeres que deseen un embarazo después de los cuarenta deberían buscar ayuda transcurridos tan solo 3 meses de intento de quedarse embarazada.

Las estimaciones de biopsias de embriones revelan que al menos el 90% de los óvulos de una mujer de más de 40 presentan anomalías genéticas. Esto explica el mayor riesgo de embarazo por encima de los 40. La tasa de aborto es del 33% a la edad de 40.

Los embarazos con anomalías genéticas son más comunes también, con una incidencia de 1/38 a la edad de 40. Por este motivo, son muchas las mujeres mayores de 40 que optan por usar una donante de óvulos para quedarse embarazadas.

Se usan óvulos de una mujer de veintipocos años con el esperma de sus maridos para crear embriones con mucha más probabilidad de desembocar en un embarazo satisfactorio. Son comunes tasas de embarazo de cerca del 80% en la mayoría de programas de donación de óvulos.

Este es el mejor modo de aumentar la probabilidad de embarazo por encima de los 40. Una ventaja adicional es que los embarazos resultantes de estos óvulos más jóvenes también tienen la tasa de abortos y anomalías genéticas propias de mujeres en su veintena.

Por tanto, el riesgo de embarazo por encima de los 40 está limitado a estos problemas potenciales que podrían producirse y que nada tienen que ver con la genética. A medida que las mujeres envejecen los riesgos de complicaciones médicas en el embarazo aumentan. Entre las complicaciones del embarazo que aumentan con la edad se incluyen hipertensión, diabetes gestacional, partos prematuros y trastornos hemorrágicos como desprendimiento de placenta.

El embarazo después de los 45 y los riesgos relacionados

El embarazo después de los 45 es una propuesta muy difícil. Las mujeres de más de 45 años tienen menos del 1% de probabilidad de quedarse embarazadas con sus propios óvulos. Esto ocurre porque prácticamente todos los óvulos que le restan presentan anomalías genéticas.

Un embarazo satisfactorio a más de 45 años casi siempre es resultado de una donación de óvulos. Muchas mujeres de perfil alto que se han quedado embarazadas a los cuarenta, especialmente después de los 45 lo hicieron con ayuda de donantes de óvulos. Los embarazos de riesgo después de los 45 también aumentan.

En el improbable caso de que una mujer de más de 45 se quede embarazada con sus propios óvulos, la tasa de aborto es de al menos el 50% y la incidencia de embarazos con anomalías genéticas es de 1 entre 12.

También hay un riesgo significativamente mayor de mortalidad materna y fetal en embarazos con más de 45 años en comparación con mujeres más jóvenes. Es especialmente importante asegurarse de que el cuerpo de una mujer es capaz de tolerar las tensiones que el embarazo le impone antes de quedarse embarazada.

Conviene que una mujer se someta a exámenes para determinar problemas como hipertensión, enfermedades cardiacas y diabetes antes de tratar de quedarse embarazada.

Puede parecer que hay mayores tasas de embarazos múltiples en mujeres mayores.

Esto se debe a que es más probable que las mujeres mayores busquen tratamientos para la infertilidad y estos tratamientos tengan altas incidencias de embarazos múltiples en comparación con la concepción natural, en especial cuando se usan donantes de óvulos.

  El hecho es que es mucho más difícil quedarse embarazada de un bebé a medida que la mujer envejece. La probabilidad de un embarazo múltiple es aún menor. Prácticamente todas las mujeres de más de cuarenta que traen al mundo más de un bebé lo hicieron con ayuda de una donante de óvulos.

Consulte nuestras actuales tasas de éxito de FIV para obtener más información.

Источник: https://www.socalfertility.com/es/servicios-de-fertilidad/edad-y-fertilidad/

¿Cuánto tiempo lleva quedarse embarazada?

Probabilidad de embarazo según tu edad

Muchas parejas presuponen que concebirán rápidamente. Sin embargo, es bastante normal que una pareja de menos de 35 años y en buen estado para concebir tarde hasta un año.

  • Solo algo más de un tercio de las parejas sanas concebirán en el primer mes en que lo intenten.1
  • Si tienes menos de 35 años y te encuentras en buen estado de salud, es perfectamente natural que tardes hasta un año.
  • No obstante, en el caso de las mujeres de 38 años, el 67 % puede quedarse embarazada transcurridos dos años desde que comienza a intentarlo teniendo relaciones sexuales sin protección con regularidad.2
  • Hasta una de cada dos parejas podría estar intentando concebir en el momento equivocado.3 Dado que solo puedes quedarte embarazada en el día de la ovulación y en los días previos, es importante que se tengan relaciones sexuales durante ese periodo.
  • Se calcula que aproximadamente una de cada siete parejas tiene dificultades para concebir.4
  • Los tests de ovulación Clearblue te ofrecen una precisión superior al 99 % en la detección del aumento de la hormona luteinizante (LH), que se produce entre las 24 y las 36 horas previas a la ovulación.
  • Aunque el estrés agudo nunca es bueno para la salud, no impedirá que te quedes embarazada, a menos que interrumpas tus periodos o tu vida sexual.

¿Cuánto se tarda?

Cuando una pareja empieza a intentar concebir, espera y desea tener éxito rápidamente.

Más de la mitad de las mujeres esperan quedarse embarazadas en seis meses y las de menor edad suelen prever quedarse embarazadas mucho antes.

Sin embargo, en un estudio realizado con más de 1400 mujeres, que habían planificado su embarazo más reciente, se observó que entre el 30 y el 44 % tardó más de lo que había previsto.5

Un factor común, y de fácil solución, es una mala planificación de las relaciones sexuales.6 Hasta la mitad de las parejas puede estar intentando concebir en el momento equivocado porque desconoce cuándo son los días más fértiles.3

Como se muestra en el gráfico anterior, tienes una mayor probabilidad de concebir si tienes relaciones sexuales el día de la ovulación o el día anterior (cuando se detecta el aumento de la LH), pero también hay posibilidades de quedarte embarazada en los días previos a la ovulación.

Si has intentado quedarte embarazada durante más de un año, te recomendamos que consultes a tu médico.

¿Cómo puedo quedarme embarazada más rápido?

Puedes aumentar las probabilidades de quedarte embarazada si planificas las relaciones sexuales para el día de la ovulación (cuando tu cuerpo libera un óvulo) o para los días anteriores.

Los tests de ovulación detectan el aumento de la hormona denominada «hormona luteinizante» (LH), la cual alcanza tus niveles máximos entre las 24 y las 36 horas previas a la ovulación.

Utilizar un test de ovulación en cuanto comienzas a intentar concebir te ayudará a conocer tu ciclo menstrual, así como a identificar rápidamente cualquier irregularidad en la duración de este.

Si bien un test de ovulación no puede hacer que te olvides por completo del estrés, sí que puede ofrecerte la confianza de que estás maximizando tus probabilidades de quedarte embarazada.

Los tests de ovulación Clearblue ofrecen una precisión superior al 99 % en la detección del aumento de la LH.

Si, transcurridos tres ciclos mensuales, no se ha detectado ovulación (máxima fertilidad), te aconsejamos que acudas al médico.

Conoce los cambios hormonales a lo largo de los ciclos

¿Puede afectar la edad a mi capacidad para quedarme embarazada?

Si tienes más de 35 años, quizás sea mejor que lo intentes solo durante seis meses antes de pedir ayuda. Si tu edad supera los 40 años, es recomendable que consultes a tu médico en cuanto decidas quedarte embarazada.

El motivo de haber distinguido los consejos anteriores según la edad de la mujer es porque esta desempeña un papel fundamental en la probabilidad de quedarte embarazada. La fertilidad natural de una mujer comienza a disminuir al aproximarse a los 30 años, dado que dispone de menos óvulos y la calidad de los restantes es probable que sea inferior a la que tenían cuando era más joven.

Después de los 35 años, la disminución del número de óvulos alcanza un nivel crítico y, después de los 40, las probabilidades de quedarse embarazada son mucho más reducidas. Este hecho se manifiesta no solo en la concepción de forma natural, sino también en la reproducción asistida.

Según la Autoridad de Embriología y Fecundación Humana (Human Fertilisation and Embryology Authority) del Reino Unido, alrededor del 95 % de las mujeres de 35 años que tienen relaciones sexuales sin protección con regularidad se quedan embarazadas tres años después de comenzar a intentarlo, pero, en el caso de las mujeres de 38 años, solo el 75 % lo consigue.2

El gráfico anterior muestra la repercusión de la edad en la disminución de las probabilidades de concebir.

Profesor Bill Ledger, especialista en fertilidad

Sabemos que el interés por el sexo y placer que provoca pueden disminuir rápidamente si no se logra concebir, lo que genera una mayor presión en la relación.

Además, las mujeres de hoy en día tienden a tener mayor edad cuando intentan concebir por primera vez, por lo que no pueden permitirse relajarse en cuanto al momento de la concepción, como ocurría en generaciones anteriores.

Esto es especialmente importante cuando la pareja planea tener dos o tres hijos.

¿Puede el estrés afectar a la fertilidad?

Probablemente, el estrés tenga una influencia mínima en la capacidad de las mujeres para quedarse embarazadas.

Existen estudios que han demostrado que las hormonas del estrés se activan en las deportistas de élite y en las mujeres que presentan una secreción baja de la hormona femenina (con trastornos alimenticios o problemas de peso bajo), lo que puede influir en su capacidad para liberar óvulos.

Sin embargo, el estrés cotidiano habitual puede no influir en tal medida en tu capacidad para quedarte embarazada. Con frecuencia, las situaciones estresantes duran poco tiempo y no tienen una repercusión continua en tu fertilidad.

A pesar de que se ha sugerido que usar tests de ovulación para tener las relaciones sexuales en los días más fértiles puede resultar estresante, un estudio del profesor William Ledger y Clearblue ha revelado que el uso de este tipo de tests no resulta mucho más estresante que intentar concebir sin ellos. De hecho, en el grupo del estudio en el que se utilizaron los tests hubo un 77 % más de mujeres que se quedaron embarazadas.7

Preguntas adicionales

Profesor Michael Thomas

Son numerosos los factores que pueden influir negativamente en tu capacidad para quedarte embarazada, incluso después de haber sido madre. El problema más común es tu edad actual. Si ya has sido madre y ahora superas los 35 años, tu capacidad para quedarte embarazada puede haber disminuido.

También, puedes haber desarrollado un problema que repercuta en tu capacidad para ovular de forma constante, o un pólipo o un mioma en la cavidad uterina que influyan en la capacidad de implantación y crecimiento del embrión.

Además, es posible que tu pareja presente anomalías espermáticas que hayan provocado una disminución en el número y en la movilidad de los espermatozoides, así como alteraciones en su forma. Si te preocupa este tema, consulta a tu médico.

Profesor Michael Thomas

Normalmente, los abortos voluntarios no influyen en la capacidad para quedarte embarazada en el futuro. Asimismo, es extraño que desarrolles adherencias en el útero que puedan provocar problemas de fertilidad posteriormente. Si tus ciclos mensuales son normales, la probabilidad de que estas adherencias repercutan en tu fertilidad es baja.

Consultar a un especialista de fertilidad o ginecólogo te ayudará a asegurarte de que tu útero no se ha visto afectado si has intentado quedarte embarazada durante un año, tienes menos de 35 años y tus ciclos duran entre 23 y 35 días.

Si tu edad supera los 35 años, considera acudir a una consulta después de seis meses e inmediatamente si tienes más de 40 años.

¿Qué leer a continuación?

Источник: https://es.clearblue.com/como-quedarse-embarazada/cuanto-tiempo-lleva

Probabilidad de embarazo según edad de la mujer en reproducción asistida

Probabilidad de embarazo según tu edad

La probabilidad de embarazo es variable según la edad de la mujer y el tratamiento de reproducción asistida realizado. Un diagnóstico cuidadoso nos hará recomendar el tratamiento más adecuado, pero su probabilidad de éxito estará condicionada fundamentalmente por la edad de la mujer.

El motivo es que la edad va íntimamente ligada a la calidad de los óvulos y de los embriones.

Conforme la edad aumenta, los óvulos se vuelven más frágiles y con más alteraciones cromosómicas, hay menos embarazos, más abortos y una mayor probabilidad de alteraciones cromosómicas en los niños nacidos.

Hay que tener en cuenta que las parejas, que mayoritariamente acuden a la consulta, llevan intentando embarazo un mínimo de 6-12 meses, por lo que su probabilidad de embarazo espontáneo por ciclo (o mensual) está reducida a menos de un 5-10%.

Una revisión de nuestros resultados de los últimos 15 años, nos permite conocer cuáles son los tratamientos de reproducción asistida más frecuentes según la edad de la mujer (% ciclos), y cuál es la tasa de embarazo conseguida por ciclo (o intento) (TE/ciclo). 

Los tratamientos más habituales en mujeres menores de 35 años son la inseminación artificial conyugal (35%) y la fecundación in vitro(FIV) (40%). Otros tratamientos como la estimulación de la ovulación  o la ovodonación son mucho menos frecuentes en este grupo de edad.

Mujeres menores de 35 años

En inseminación artificial conyugal las mujeres menores de 35 años consiguen una tasa de embarazo por ciclo cercana al 20%, mientras que en fecundación in vitro la probabilidad de embarazo es superior al 55%. Una de cada 3 parejas conseguirá embarazo al cabo de 2 ó 3 inseminaciones, mientras que más del 90% lo conseguirá tras 3 intentos de fecundación in vitro.

Mujeres de 35-36 años

Cerca del 30% de las pacientes de 35-36 años eligen la inseminación artificial como primer tratamiento de reproducción asistida, obteniendo una probabilidad de embarazo por ciclo del 15%.

Casi el 50% de las pacientes de este rango de edad optan por la fecundación in vitro, que les ofrece una probabilidad de embarazo cercana al 50% por ciclo, y del 80-90% al cabo de 3 intentos.

Mujeres de 37-38 años

Entre los 37 y 38 años son pocas las pacientes (20%) que optan por la inseminación artificial, y consiguen una probabilidad de embarazo del 15%.

El motivo es que a estas edades es frecuente que la duración de la esterilidad previa sea mayor de 12 meses y que la reserva ovárica comience a estar disminuida, por la que la inseminación artificial no estaría indicada.

La fecundación in vitro,escogida por el 50% de las pacientes, permite obtener una probabilidad de embarazo por ciclo del 40%, y el 70-80% de las mujeres conseguirán embarazo tras 3 ciclos de FIV. 

En este grupo de edad, un 10% de las mujeres necesitan optar por la donación de óvulos, con la que conseguirán una probabilidad de embarazo del 65% por ciclo y del 95% al cabo de 2 intentos.

Mujeres de 39-40 años

A partir de los 38-39 años no se recomienda realizar inseminación artificial, salvo que el pronóstico de la misma sea bueno por circunstancias como, por ejemplo, haber tenido un embarazo espontáneo previo.

El motivo es que la probabilidad de embarazo esperada por ciclo es menor del 10%.

A pesar de esto, un 7% de nuestras pacientes de esta edad realizaron este tratamiento, consiguiendo una probabilidad de éxito del 13%.

Sin duda, el tratamiento más frecuente en este rango de edad es la fecundación in vitro.

El 66% de las pacientesoptan por la FIV, consiguiendo una probabilidad de embarazo del 30% por ciclo y del 60-70% al cabo de 3 intentos.

Lamentablemente, algo a tener en cuenta a partir de los 39 años, es la probabilidad de aborto, que en este grupo de edad es del 30%.

A partir de los 39 años, la ovodonación va cobrando importancia y el 15% de las pacientes realizarán este tratamiento. Esto les permite conseguir tasas de éxito superiores al 65% por ciclo (95% en 2 ciclos), disminuyendo el riesgo de aborto a menos del 10%.

Mujeres de 41-42 años

La fecundación in vitro sigue siendo el tratamiento más demandado en mujeres de 41 y 42 años. El 60% de las pacientes optarán por él, aunque la probabilidad de embarazo con FIV baja al 22%. Tras 3 ciclos de FIV alrededor del 50% conseguirán embarazo, pero su riesgo de aborto es superior al 35%.

Un 25% de las pacientes de entre 41 y 42 años realizarán ovodonación; este tratamiento les permitirá obtener tasas de embarazo superiores al 65% por ciclo, como en el grupo anterior, y disminuir su riesgo de aborto.

Mujeres entre los 43 y los 45 años

No se recomienda realizar Fecundación in vitro por encima de los 43 años debido a la baja probabilidad de embarazo y el alto riesgo de aborto.

Sin embargo, circunstancias personales pueden hacen que un buen grupo de pacientes de esta edad (hasta un44%) desee intentarlo.

A esta edad, la FIV dará una probabilidad de embarazo inferior al 15%, con un riesgo de aborto superior al 40%.

La ovodonación es el tratamiento recomendado a partir de los 43 años de la mujer. El 48% de las pacientes decidirán realizar este tratamiento, consiguiendo una probabilidad de embarazo por ciclo superior al 65% (95% en 2 ciclos) y un riesgo de aborto del 10-15%.

Mujeres mayores de 45 años

El 82% de las pacientes con edad superior a 45 años realizarán ovodonación, manteniendo intacta la probabilidad de embarazo en un 65% por ciclo, como en los otros grupos de edad.

Otro tipo de tratamientos son anecdóticos en este grupo de edad, y la probabilidad de embarazo con ellos mínima.

Es importante advertir sobre el necesario buen estado de salud previo al tratamiento de reproducción asistida a esta edad, debido al aumento de los riesgos asociados al embarazo, como la hipertensión, diabetes gestacional, prematuridad o muerte fetal.

Elegir FIV u ovodonación

Parece claro que, si únicamente analizamos la probabilidad de embarazo, el tratamiento a elegir en todos los casos sería la ovodonación. Sin embargo, esto no es así.

Aunque, la probabilidad de embarazo en FIV baja de forma llamativa a partir de los 40 años, hasta los 42 más de la mitad de nuestras pacientes prefieren hacer FIV antes que ovodonación e, incluso en pacientes de entre 43 y 45 años, casi la mitad siguen eligiendo la fecundación in vitro como tratamiento de reproducción asistida. El motivo de todo esto es que no sólo importan los datos numéricos, la ovodonación implica una serie de aspectos desde el punto de vista emocional que no todos los pacientes están preparados a aceptar. La mayor parte de nuestros pacientes necesitan hacer al menos un intento de FIV con sus propios óvulos antes de dar ese paso.

Ante esta realidad, los profesionales que nos dedicamos a la reproducción asistida tenemos la obligación de informar con datos objetivos, pero también de respetar y de acompañar a nuestros pacientes, ofreciendo todos los medios a nuestro alcance y la mejor probabilidad de embarazo con el tratamiento escogido, sea cual sea la decisión que tomen.

Si quieres conocer más sobre tu probabilidad de embarazo según edad y tratamiento de reproducción asistida, en URH García del Real te ofrecemos una primera consulta gratuita y sin compromiso.

En ella, aparte de comentar todos estos datos, podremos solucionar todas las dudas que necesites para decidir cuál es tu camino.

Puedes pedir la cita a través de nuestra web o llamando al teléfono 917401690, ¡estaremos encantados de ayudarte!

Dra. Sylvia Fernández-Shaw Zulueta – Directora de URH García del Real

Источник: https://www.urh.es/probabilidad-embarazo-edad-mujer-reproduccion-asistida/

¿Cuántos coitos se necesitan de media para conseguir un embarazo?

Probabilidad de embarazo según tu edad

A menudo, sin haber pensado demasiado en ello, muchas parejas tienen la idea de que les bastará con dejar de emplear métodos anticonceptivos para lograr un embarazo.

Pasa el primer mes y el embarazo no se produce, pasa el segundo y lo mismo, y también el tercero…

Entonces comienzan a surgir las preguntas: ¿tenemos un problema? ¿Estaremos haciendo algo mal? En realidad, ¿cuándo hay que preocuparse?

Congelación de óvulos: ¿progreso técnico o esclavización empresarial de la mujer?

Los datos hablan claro

El caso es que las parejas sin problemas de fertilidad y que practican relaciones sexuales regulares y sin métodos anticonceptivos tienen, por cada ciclo ovulatorio, solo de un 20% a un 30% de probabilidades de lograr un embarazo, según explica la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) en su libro ‘Estudio y tratamiento de la pareja estéril’ (PDF), editado por Juana Hernández y Roberto Matorras, expertos en ginecología y obstetricia.

Esta probabilidad aumenta al 57% al cabo de tres meses de búsqueda; al 72% a los seis meses y al 85% después de un año de relaciones sexuales sin protección. De las parejas que no consiguen el embarazo durante el primer año, la mitad lo hará durante el segundo. El índice de gestaciones en tal situación alcanza el 93%.

El mismo trabajo apunta otras cifras que también ayudan a mantener la calma. Se ha calculado que, de media, el número de coitos necesarios para obtener un embarazo es de 108 en mujeres de 20 a 29 años. Y a mayor edad (no solo en la mujer, también en el hombre) la fertilidad se reduce, por lo cual la cantidad de coitos necesarios es superior.

¿Cuándo consultar con un especialista?

A partir de tales datos, que muestran que quedar embarazada no es tan fácil como a veces se cree, la recomendación general es que las parejas de hasta 35 años y sin problemas de salud acudan a la consulta de un especialista solo cuando la búsqueda se prolongue durante un año y el embarazo no se produzca.

En el caso de que los miembros de la pareja (sobre todo la mujer) superen los 35 años, la sugerencia es consultar seis meses después de haber dejado de usar métodos de anticoncepción si la niña o el niño no llega. Y si la mujer tiene cuarenta o más años de edad, conviene que se acuda a un profesional desde el primer momento.

Desde luego, no solo la edad de la mujer es importante: también la del hombre.

Si bien el efecto de la edad sobre la fertilidad de los varones es menos claro -según la SEF-, estudios recientes han corroborado que el reloj biológico también corre para ellos.

Un trabajo publicado en 2011 por científicos del Hospital Universitario Cruces (Vizcaya) reveló que la calidad del semen decae en un 23% cada año a partir de los 39 años de edad.

“Revisar el deseo” de tener un bebé

Existen casos en los cuales no se detecta ningún problema físico ni ninguna patología que represente un obstáculo para lograr el embarazo. Y, pese a ello, la gestación no se produce.

Según la psicóloga Gabriella Bianco, miembro de la Asociación Española de Psicología Perinatal, en tales situaciones se debe ir más allá de lo que indican los análisis clínicos.

En primer lugar, esta especialista propone «revisar el deseo» de la pareja en relación con la maternidad y la paternidad.

¿Qué quiere decir? Pues que, en muchos casos, la búsqueda del embarazo no surge de un anhelo real por parte de la pareja, sino como consecuencia de la presión social: la edad, las insistencia de los padres, que quieren ser abuelos, el hecho de que las personas de su entorno sí tengan hijos, etc. En realidad, explica Bianco, lo que debe suceder es que cada miembro de la pareja sienta: «Estoy bien, en una relación que me gusta, preparado para acoger a un hijo, y deseo tener un hijo».

El estrés, enemigo de la fertilidad

Por su parte, el estrés es otro de los principales factores que conspiran contra la obtención del embarazo. Las razones del estrés pueden ser, desde luego, muy variadas. Pero en estos casos un motivo frecuente es que el sexo pase a ser vivido de manera casi mecánica, solo como un recurso para concebir, de forma tal que el deseo y el placer quedan en un segundo plano.

La SEF, de hecho, aconseja evitar tener relaciones sexuales programadas durante la ovulación debido al estrés que ello conlleva.

La institución señala que practicar sexo cada dos o tres días optimiza la posibilidad de embarazo.

Históricamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado que el hombre se abstuviera de tener relaciones entre 2 y 7 días antes de la ovulación, para que aumentara el número de espermatozoides en su semen.

Sin embargo, un estudio de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología reveló que, cuando se producen más eyaculaciones, el número de espermatozoides baja pero su calidad aumenta, ya que pasan menos tiempo en los testículos expuestos a moléculas dañinas. Por ello, la frecuencia de 2 o 3 días se indica como apropiada.

Otros factores de riesgo de estrés están vinculados con el ritmo de vida: tensiones, prisas, apuros económicos, etc.

Si a eso se añade que, cuando el embarazo no llega, es común que surjan el nerviosismo, las discusiones, los enfados y hasta el sentimiento de culpa, la situación puede conducir a un círculo vicioso -el estrés dificulta la concepción y que la concepción no se produzca genera más estrés- del cual resulta difícil escapar.

«Se acerca el verano: diez pautas para gozar del sol de manera saludable»

«Se acerca el verano: diez pautas para gozar del sol de manera saludable»

Por eso, Gabriella Bianco apunta que, a menudo, la clave consiste en relajarse.

Así es como muchas parejas, poco a poco, cambian su estilo de vida, su alimentación (el desequilibrio en la dieta tampoco ayuda), las características de la propia relación (comunicación, modo de vivir la sexualidad, etc.).

Y en particular las mujeres «revisan su contacto con lo femenino, con su ciclo menstrual, aprenden a relajarse, a priorizar, a hacer espacio: crear un vacío para que un bebé lo pueda llenar».

En ocasiones, esa relajación ocurre con frecuencia cuando casi se han perdido las esperanzas, o incluso cuando ya se ha iniciado un proceso de adopción. Y así, por fin, en muchos casos el embarazo llega. Cuando eso ocurre «es maravilloso», concluye Bianco. De modo que, ante la pregunta de qué hacer cuando el embarazo no llega, algunas respuestas son:

  1. tener en cuenta cuáles son los plazos los plazos normales
  2. acudir a la consulta del especialista cuando sea necesario
  3. pensar en si existe el deseo real de tener un bebé
  4. crear el espacio para su llegada
  5. tratar de no perder la calma

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a redaccion@consumoclaro.es

Источник: https://www.eldiario.es/consumoclaro/ser_madres/tratamientos-coitos-conseguir-embarazo-ginecologo_1_3461043.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: