¿Puede un bebé hablar a los 6 meses?

¿Por qué mi bebé de un año no habla?

¿Puede un bebé hablar a los 6 meses?

getty

¡Es normal que tu vecina te diga que su hijo empezó con un año a hablar, es normal que tu prima hasta los tres no dijo ni “mu”, es normal que la vecina del pueblo de pequeña no hablaba y ahora, mírala!…

  Todo esto puede ser normal, aunque hay ocasiones en las que hay que estar atento a señales que nos van a indicar si todo se desarrolla con normalidad. Hoy en día, contamos con muchos profesionales y centros de atención temprana que nos pueden ayudar a detectar si hay algún tipo de problema en el desarrollo.

“Cada niño tiene su ritmo” es una frase peligrosa: hay que estar atento a las señales que nos indican que algo no va bien.

¿Qué pasa sobre la edad de un año?

El cerebro tiende a especializar una de sus áreas para aprender a moverse o aprender a hablar. Esto es:

  • Niños que empiezan a andar muy pronto, empiezan a hablar más tarde; niños que no andan y hablan como cotorras; niños que corren y hablan como cotorras antes de los 2 años.
  • Los nenes que no tienen intención de movimiento, gateo, andar, falta de tono muscular y además no tienen intención comunicativa, hay que consultar con el pediatra para que lo observe, porque no entra dentro del desarrollo normalizado.
  • Hitos orientativos: ( Repito: Orientativos)
  1. – Sobre los 6 meses empieza a haber un balbuceo. “Ma”, “pa”, “ba” son los fonemas favoritos para empezar… Ojo! Que, aunque en esta fase diga “pa-pá” no le está dando el sentido de “papá” (aunque tenéis que reconocer que se os cae la baba cuando lo dice)
  2. – Sobre los 12 meses empieza a decir las palabras con sentido: “guagua” y “pan” suelen ser los éxitos más repetidos para enseñarle al mundo lo que son capaces de decir y de conseguir. Aquí ya debe haber una clara intención de querer comunicarse con el resto de personas de su entorno.
  3. – Sobre los 15-18 meses son capaces de repetir (aunque sea solo la terminación) las palabras que les indicamos. Además, deben haber adquirido unas 20 palabras totales en su vocabulario.
  4. – Entre los 18-24 meses se debe observar una mejora tanto en calidad como en cantidad de palabras. Es lo que llamamos “el estirón”. Empiezan a hacer frases de 2 palabras.
  5. – A partir de los 2 años es cuando nuestros bebés pasan a ser mayores. Son capaces de hacer frases de más de 3 palabras. Adquieren demasiadas palabras en su vocabulario como para ser contadas.

Aspectos a tener en cuenta:

  • Hay que hablar al bebé desde que nace. Además, que les transmite calma y serenidad el saber que la voz de papá y mamá, le estamos dando el mensaje que el lenguaje es necesario para poder comunicarse.
  • Hay que intentar hablarles en tono normal: No gritando, ni haciendo voz de dibujos animados, ni modificando demasiado el tono. El tipo de sonidos que emitáis van a ser lo que ellos imiten: Si hay algún tono demasiado complicado para hacer, no van a querer imitarlo.
  • Intentad utilizar palabras normales, los perros son perros, no “guaguaus”.
  • Ojo con los “-itos”: “patatita”, “agüita”, “abuelita”, “cochecito” … Cuando a un niño que está medio llorando porque quiere algo le preguntas: “qué necesitas?” Y te contesta “ita!”, es imposible saber a lo que se refiere… Ellos van a imitar, sobre todo al principio, las dos últimas sílabas: hacédselo más fácil.
  • Aunque un bebé de un año no sepa hablar se va empapando de lo que sucede alrededor. Por lo que, si vais de paseo por la calle, no está de más que le vayáis indicando a quién vais a visitar, el color de la moto que está ahí delante, qué ingredientes necesitáis para preparar la cena de esta noche…
  • Para dirigiros a él, hacedlo con frases cortas y órdenes sencillas.
  • Hay que prestar atención a algunas señales que nos indican que hay algo que no va del todo bien:

Sobre los 15 meses:

  • No responde a su nombre cuando le llaman.
  • No señala los objetos que quiere conseguir.
  • No hay intención comunicativa ni siquiera gestual.
  • No mantiene el contacto visual.
  • No obedece órdenes sencillas.

¿Cómo sé que va todo bien?

Entre los 18-24 meses, a veces nos da la sensación que no avanzan, nos agobiamos y le damos más vueltas de las que hay que darle.

Toma una libreta y anota el número de palabras que dice hoy. Compáralo con el número de palabras que diga en 2 meses. Si este cambio no es sustancial o se ha estancado, debes acudir a valorar.

Todo lo escrito es orientativo y entra dentro de la mayoría de casos de niños con desarrollo normalizado. En el caso de tener sospecha de algo o que notéis que no os cuadra su evolución, es conveniente que lo llevéis a valorar.

Autora: Nuria Belert. Logopeda y maestra de Pedagogía Terapeutica.

Puedes seguir De mamas & de papas en , o suscribirte aquí a la Newsletter.

Источник: https://elpais.com/elpais/2017/10/24/mamas_papas/1508835907_057259.html

Estimulación del habla: ¿A qué edad empieza hablar un bebé?

¿Puede un bebé hablar a los 6 meses?

Según nuestros especialistas en pediatría, la estimulación del habla es muy importante durante los primeros tres años de vida  de un niño. No obstante, antes de que tu hijo aprenda a hablar, balbuceará o emitirá sonidos. Entonces ¿cuándo lo escucharás decir sus primeras palabras? ¿A qué edad empieza hablar un bebé exactamente?

Para aprender más sobre la estimulación del habla en bebés, en el siguiente artículo de Clínica Internacional, abordaremos algunos puntos importantes que te permitirán saber si tu hijo se está desarrollando como se debe.

¿A qué edad comienzan los bebés a hablar?

La primera “conversación” de los bebés se da de forma no verbal y ocurre poco después del nacimiento: tu hijo realizará muecas y llorará para expresar una variedad de emociones y necesidades físicas, desde miedo y hambre hasta frustración y sobrecarga sensorial.

Es por ello que, como buen padre, debes aprender a escuchar e interpretar los diferentes llantos de tu bebé. En cuanto a las primeras palabras de tu hijo, la edad en la que empieza hablar un bebé varía mucho de uno a otro.

Sin embargo, si tu pequeño no pasa por los siguientes puntos en el transcurso de sus primeros años de vida, será necesario que hables con tu pediatra sobre cómo estimular mejor el habla o del retraso que puede estar ocurriendo.

  • 3 meses. A los 3 meses, tu bebé escucha tu voz, mira tu rostro mientras hablas y suele ser tener curiosidad por otras voces, sonidos y música que se pueden escuchar en el hogar. Muchos bebés prefieren la voz de una mujer sobre la de un hombre; mientras que otros, las voces y la música que escucharon mientras todavía estaban en el útero.
  • 6 meses. A los 6 meses, tu hijo comenzará a balbucear diferentes sonidos. Por ejemplo, dirá “ba-ba” o “da-da”. Al final del sexto o séptimo mes, sabrá responder a su propio nombre, reconocerá su idioma nativo y usará su tono de voz para decirte si está feliz o molesto. Algunos padres interpretan el balbuceo “da-da” como la primera palabra “papá”. Pero el balbuceo a esta edad todavía está compuesto de sílabas aleatorias sin significado o comprensión reales.
  • 9 meses. Después de los 9 meses, los bebés pueden entender algunas palabras básicas como “no” y “adiós”. También pueden comenzar a utilizar una gama más amplia de sonidos de consonantes y tonos de voz.
  • 12-18 meses. La mayoría de los bebés dicen algunas palabras simples como “mamá” y “papá” al final de los 12 meses. Además, responden, o al menos entienden u obedecen, a tus solicitudes breves como “por favor” o “no”.
  • 18 meses. Los bebés a esta edad dicen varias palabras simples y pueden señalar a las personas, los objetos y las partes del cuerpo que les pidas. Repiten palabras o sonidos que te escuchan decir.
  • 2 años. A los 2 años, los bebés juntan unas pocas palabras en frases cortas de dos a cuatro palabras, como “adiós mami” o “yo leche”.
  • 3 años. Para cuando tu bebé tenga 3 años, su vocabulario se expandirá rápidamente y deberás continuar estimulando su comprensión del lenguaje simbólico y abstracto como los sentimientos.

Te interesará: ¿Cómo saber si mi hijo sufre de déficit de atención y cómo ayudarlo?

¿Cómo estimular el habla de un bebé?

Los bebés entienden lo que dices mucho antes de que puedan hablar claramente. Algunos se comunican usando solo una o dos palabras al principio, incluso cuando entienden 25 o más. Para ayudar a ti hijo a estimular su habla, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Observa. Es posible que tu bebé levante ambos brazos para decir que quiere que lo carguen, te entregue un juguete para decir que quiere jugar o empuje su plato para decir que ya está lleno. Sonríe, haz contacto visual y responde a estas acciones no verbales.
  • Escucha e imita. Presta atención a los balbuceos de tu hijo y repítelos. De esta manera, empezará a imitar otros sonidos que hagas poco a poco. Adicionalmente, a los bebés les encanta escuchar las voces de sus padres y, cuando ellos les hablan, ayudan a desarrollar el habla. Cuanto más hables con tu hijo, usando palabras cortas, simples pero correctas, él intentará hablar.
  • Elabora oraciones. Elabora oraciones completas cada vez que tu bebé señale algo. Por ejemplo, si está en la mesa y empieza a señalar su plato de comida, puedes decir: “¿Quieres más fideos? ¿Ya te llenaste?”
  • Narra todo lo que haces. Habla sobre lo que estás haciendo mientras bañas, vistes, alimentas y cambias a tu bebé. De esta forma, tu hijo conectará tus discursos a los objetos o experiencias que vea o pase.
  • Anima a tu hijo a que juegue en voz alta para desarrollar así sus habilidades verbales a medida que crece.
  • Lee en voz alta. Leerle muchos libros a tu bebé podrá aumentar su imaginación y aprenderá nuevas palabras con el transcurso del tiempo.

¿Qué pasa si noto un retraso en el habla de mi bebé?

Presta atención a cualquier signo de retraso en el habla de tu hijo y habla con tu médico si sientes que hay un problema serio. Un retraso del habla puede ocurrir por varias razones, pero cuanto antes se diagnostique la causa, tendrás más tiempo para corregirla y ayudar a tu bebé a alcanzar su potencial antes de la edad escolar.

Después de consultar con tu pediatra, aquí hay algunos puntos que puedes seguir:

  • Realiza una prueba de audición. 3 de cada 1 000 recién nacidos presentan pérdida auditiva, lo que podría causar un retraso en el desarrollo del habla. Es recomendable que lleves a tu bebé a un examen de audición completo antes de los 3 meses.
  • Visita a un patólogo del habla y lenguaje. Este especialista puede diagnosticar y tratar trastornos específicos del habla, lenguaje o voz. El tratamiento puede incluir consejos y juegos para mejorar los problemas del habla en los bebés y mejorar las habilidades del lenguaje en los niños. La terapia del lenguaje para niños variará de acuerdo a la edad y el retraso que presente tu pequeño.
  • Considera una evaluación del desarrollo. Hasta el 17% de los niños pueden presentar una discapacidad del desarrollo o del comportamiento, como el trastorno del espectro autista o discapacidad cognitiva. Pregúntale a tu médico sobre la detección de estos problemas, los cuales suelen ser causas principales en el retraso del habla.

¿Cuál es el primer paso para que tu hijo aprenda a hablar? ¿Cómo incentivar el habla en bebés? En resumen, alienta las primeras palabras de tu bebé con los arrullo, balbuceos, conversaciones y canto. Sigue respondiendo positivamente a sus acciones y siempre préstale atención.

En Clínica Internacional, tenemos a los mejores médicos especialistas en Pediatría, quienes te ayudarán con el cuidado integral de tus hijos. Si deseas reservar una cita con alguno de nuestros pediatras, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.

Traducido y adaptado de WebMD por Clínica Internacional

Con más de 50 años de experiencia en el sector salud, en Clínica Internacional, ofrecemos la mejor atención médica del país. Nuestro staff médico altamente capacitado y la tecnología de punta con la que trabajamos nos permiten tratar más de 20 especialidades, asegurando tu bienestar y el de tu familia.

Источник: https://www.clinicainternacional.com.pe/blog/estimulacion-edad-empieza-hablar-bebe/

7 señales que indican problemas en el habla del bebé

¿Puede un bebé hablar a los 6 meses?

Los problemas en el habla de los niños no son fáciles de detectar en los primeros meses de vida, pues como los bebés no hablan, no solemos enfocar la atención en este aspecto. Sin embargo, cuando sucede que un bebé a corta edad parece haber dicho algo, nos atrae mucho la idea de pensar que ha comenzado a hablar.

El lenguaje del bebé se desarrolla por etapas y de la misma manera el habla. En el caso del lenguaje, desde los primeros meses se pueden observar las maneras que tiene para comunicarnos algo. Son el llanto y el movimiento de los ojos, los primeros elementos del lenguaje en los bebés.

Luego, a lo largo del tiempo, comienza a madurar en su cerebro todos los demás componentes del idioma y el habla y este se llena de habilidades para representar los sonidos que darán forma a una expresión más clara, definida y con sentido.

Etapas del desarrollo del lenguaje

Conocer las etapas a través de las cuales se va desarrollando el lenguaje en los niños, es útil tanto para estimularlo como para identificar futuros problemas. Un bebé sano comienza a utilizar el llanto como medio para comunicarse. Una vez que logra comprender que obtiene algo con esto (le dan consuelo, alimento, atención, etc.) el llanto se vuelve muy frecuente.

Pero el bebé debe evolucionar para que sepamos que todo está bien; no solo basta con llorar, también hace falta conocer la voz de las personas que lo rodean y algunos sonidos que le sean familiares.

Su evolución le permite llegar a distinguir las estructuras fónicas que componen el habla que está percibiendo, por eso a los seis meses el bebé es capaz de al menos diferenciar cuáles son.

En tal sentido, cuando el niño comienza a imitar los sonidos, es porque los ha escuchado y comprendido hasta cierto punto. No obstante, el avance en este aspecto, se produce de diferente manera según las características del niño y en algunos casos, ni siquiera llega a producirse.

Por medio del reconocimiento de las etapas del desarrollo del lenguaje, tanto padres como especialistas, pueden identificar que el bebé está evolucionando de manera correcta. El retraso o imposibilidad de desarrollar adecuadamente el lenguaje, puede ser consecuencia de trastornos en el habla, el lenguaje o en la audición.

Los problemas del lenguaje están enfocados en la discapacidad de percepción del mensaje y/o de su expresión. Estos problemas se clasifican de manera específica y tienden a condicionar la aparición del habla.

Por su parte, los trastornos del habla, se describen por la dificultad que presenta el niño para ejecutar correctamente los sonidos, implican el tartamudeo o inconvenientes para unir las formas.

7 señales que alertan sobre posibles problemas en el habla

Para identificar si existe algún problema en el desarrollo correcto del habla en los niños, es preciso estar atentos a las señales que así lo demuestran. De acuerdo a la edad del niño, pueda hablarse de un desarrollo tardío o de problemas mayores.

De manera que, para atender eficientemente a nuestros pequeños en esta importante etapa, es preciso conocer estas siete señales de alerta:

  1. El niño no posee al menos cincuenta palabras comprensibles en su vocabulario cuando ha llegado a los veinticuatro meses de nacido.
  2. Puede imitar la pronunciación de frases, pero no es capaz de generar alguna expresión de manera espontanea.
  3. Es capaz de producir sonidos aislados, pero no es hábil formando palabras.
  4. No emplea enunciados de dos palabras, aun cuando logra formar palabras con los sonidos que identifica.
  5. Evita el empleo de nexos en las oraciones, porque se comunica por medio de la simplificación. Es decir, prefiere usar palabras que por sí solas expresen todo lo que trata de comunicar.
  6. Tiene dificultades para hablar con fluidez, como el tartamudeo y la articulación inadecuada de los sonidos, observable en el volumen o calidad de voz.
  7. Es un niño que no presenta evidencia de trastorno; demuestra una buena capacidad intelectual, desarrolla la motricidad adecuadamente y comprende con normalidad.

Estas señales, son de consideración cuando se presentan de manera permanente hasta los tres años de edad. Sin embargo, podemos hablar de casos más graves, por ejemplo cuando a los cuatro años apenas comienza a decir sus primeras palabras.

¿Qué hacer cuando tenemos la sospecha de posibles problemas en el habla?

Es común que lleguemos a sospechar que nuestro hijo tiene algún problema del habla cuando notamos que en comparación con otros niños de su edad, no se expresa de la misma manera. En este sentido, aunque no todos los niños son iguales, cuando este factor se une con alguna de las señales antes mencionadas, es preciso consultar a un especialista.

Es normal que algunos niños presenten un desarrollo tardío, esto implica que sus primeras palabras lleguen en un tiempo mayor que el indicado. Sin embargo, pueden evolucionar de manera favorable y lograr hacer un uso del lenguaje normalmente el resto de sus vidas.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/7-senales-indican-problemas-del-habla-bebe/

Desarrollo del lenguaje en el bebé: de cuatro a seis meses

¿Puede un bebé hablar a los 6 meses?

Hace unos días comenzamos a explicar los aspectos más importantes del desarrollo del lenguaje en el bebé. Ya hemos visto como, durante los tres primeros meses de vida, nuestro bebé ya empieza a desarrollar diferentes estrategias lingüísticas.

Su capacidad de comunicación aumenta a una velocidad considerable, además de ir creando un repertorio de sonidos que se inicia con grititos o tos para, y concluye en el tercer mes con vocalizaciones de algunas sílabas distintas. Paulatinamente es capaz de imitar aspectos verbales y gestuales de los adultos que están con él, así como de comprender mejor lo que ocurre en su entorno.

Hoy veremos qué ocurre en el lenguaje del bebé desde los cuatro a los seis meses y cómo poco a poco va madurando su forma de comunicarse, tanto no verbal como verbalmente.

Cuarto mes

Durante el cuarto mes de vida, nuestro pequeño nos hará saber que quiere algo gracias a sus chillidos, los cuales también podrá hacer por placer. Así mismo, mientras estemos jugando con él, y esté disfrutando, no parará de reír. Sus vocalizaciones ya empiezan a realizarse como respuesta a quien le habla, y comienza a repetir de forma regular series de sonidos.

Cuando está sentado y le estamos hablando, fuera de su alcance visual, nuestro hijo girará la cabeza buscándonos para tener contacto visual y saber quién está hablándole, y si la voz que oye es la de alguien desconocido, muestra signos de inquietud y puede alterarse al encontrarse con un desconocido.

Es durante este periodo cuando el bebé se da cuenta de algo muy importante: algunos gestos o sonidos que él hace producen diferentes reacciones en los demás y en su entorno, por lo que comenzará a repetirlos en diferentes situaciones para buscar dichas reacciones. Por ejemplo, si mientras estamos jugando con él, aprecia que nosotros ponemos alguna cara graciosa cuando se rie, comenzará a reirse más frecuentemente para lograr que hagamos esa cara que tanto le gusta.

Quinto mes

Es en el quinto mes cuando los sonidos vocalicos muestras un gran aumento en sus emisiones, siendo los sonidos «a», «o» y «u» los más repetidos por nuestro pequeño.

El balbuceo, que es una pronunciación espontánea y repetida de fonemas y sonidos con una finalidad madurativa y de juego, también se va incrementando.

Por esta razón, el bebé también repite con mayor frecuencia los sonidos que acaba de vocalizar cuando el adulto que le acompaña los imita.

A partir de esta etapa de su vida, nuestro hijo podrá localizar, de forma regular, el origen de la voz que escucha con mayor exactitud, incluso auqnue sean sonidos que no ve.

Las acciones de escuchar y mirar, que hasta ahora le costaban realizar hacer conjuntamente, cada vez están más coordinadas. También se nota un aumento en su capacidad de reaccion ante una voz familiar que dice su nombre.

Y entre todas las voces de su entorno cotidiano, es la de la madre la que reconoce con mayor facilidad de entre otras.

Su intentos de comunicación comienzan a ser más claros, ya que nos indica su malestar cuando no le damos o le quitamos un objeto que tiene mediante una protesta clara; del mismo modo, nos indica su interés por algo vocalizando diferentes sonidos.

Aparecen también sonidos que no están unidos al llanto, los cuales eran su mayor repertorio hasta ahora. Es capaz de expresar su estado de angustia o de displacer con distintos patrones vocálicos y diferentes entonaciones.

Y mientras estamos jugando o haciendo una actividad con él, mediante sus movimientos corporales, miradas o vocalizaciones nos indica que quiere que continúe la diversión. algo verdaderamente especial para cualquier padre.

Sexto mes

El sexto mes marca el final de un trimestre en el que cada vez se va aumentando más el repertorio lingüístico del bebé. Durante esta etapa, el pequeño acompaña sus vocalizaciones con movimientos y reacciones de su cuerpo, lo que va a enriquecer sus intentos de comunicación.

Durante el juego emite sonidos o ruidos, tanto cuando está sólo como cuando está acompañado por alguno de sus padres o algún adulto.

Empieza a tomar la iniciativa vocalizando, con cuatro o más sílabas diferentes a la vez, y balbuceando (el cuál se ha visto incrementado durante este tiempo) directamente a los adultos para iniciar contacto social con ellos.

En estos momentos de interacción bebé-adulto, el pequeño contínua haciendo un movimiento si el adulto lo imita, ya que ve que tiene una reacción sobre el otro. Además, imita los sonidos de aquellas personas que le acompañan, en especial el tono de su voz (es decir, el bebé hace que su voz se agudice o se agrave).

Su capacidad de comprensión también presenta un tremendo avance, ya que comienza a girar la cabeza hacia el sonido que escucha, mirando y tendiendo la mano,como si quisiera cogerlo, directamente hacia lo que produce el sonido.

Reconoce diferentes sonidos del día a día, como puede ser el timbre de casa o el tono del teléfono, y responde ante ellos (girando la cabeza, sonriendo…).

Del mismo modo, logra diferenciar entre mandatos, avisos, situaciones que le producen angustia o temor, voces conocidas frente a voces desconocidas…

También es capaz de entender gestos sencillos y cotidianos que le repiten los adultos, como el saludo o la despedida. Cuando le decimos «no» ante algo que no queremos que haga, empieza a comprenderlo y en algunas ocasiones (cada vez más) se detiene. Y es también a partir del sexto mes cuando comienza a reconocer palabras como «papá» o «mamá».

A la hora de comunicarse con la gente que le rodea, el pequeño ya toma la inciativa vocalizando para iniciar el contacto social con los demás.

También se nota como es capaz de indicarnos su interés por un objeto mediante las vocalizaciones que realiza o con gestos que nos hacen ver que está intentando cogerlo. Ya es capaz de solicitarnos que sigamos o paremos de hacer algo por medio de gestos, miradas o vocalizaciones.

También podemos apreciar como, paulatinamente, nuestro bebé es capaz de modular su llanto dependiendo de la situación en la que se encuentre.

Conclusión

A lo largo de este trimestre nuestro bebé también avanzará en otros aspectos tales como los movimiento de lengua o labios, los cuales irán aumentando a la vez que tendrá un mayor control de los mismos. Además, es en esta etapa cuando comenzarán a brotar sus primeros dientes, lo que dará paso a introducir cambios en su alimientación.

Hasta aquí los aspectos más relevantes en relación al desarrollo del lenguaje en el bebé entre los cuatro y los seis meses.

No hay que olvidar algo muy importante y es que todos estos aspectos, si bien son muy similares en la mayoría de los bebés, son orientativos, ya que cada niño es un mundo y puede tardar más o menos tiempo en desarrollarlos.

Sólo cuando el desfase es demasiado marcado podríamos hablar de algún tipo de retraso, y deberemos acudir a un especialista para que nos aconseje.

Foto | babasteve en FlickrEn Bebés y más | Del balbuceo a las palabras, descubrimiento que ayudará a los niños con problemas para hablar, ¿Cuándo sale el primer diente del bebé?

Источник: https://www.bebesymas.com/desarrollo/desarrollo-del-lenguaje-en-el-bebe-de-cuatro-a-seis-meses

¿Puede un bebé hablar a los 6 meses?

¿Puede un bebé hablar a los 6 meses?

Los bebés humanos son los recién nacidos que más indefensos llegan al mundo y con más habilidades y capacidades por desarrollar.

A diferencia de otros animales, no podemos andar hasta los 12 o 13 meses.

Además, la enorme complejidad de nuestro cerebro hace que tardemos también unos cuantos meses en comenzar a hablar, lo cual no quiere decir que no nos comuniquemos desde que nacemos.

Así, los bebés pueden expresar diversas emociones y necesidades desde el mismo momento del parto gracias al llanto y las expresiones faciales. A medida que crecen, desarrollan otras formas de expresarse como la risa, los balbuceos y los gestos.

Desde el segundo mes de vida empiezan a emitir sonidos que no son otra cosa que una preparación de las cuerdas vocales para el lenguaje. A partir de ese momento, cada día descubren nuevos sonidos y posibilidades.

Sin embargo, para que el bebé empiece a hablar deberá tener completamente desarrollados los órganos involucrados en el habla: la laringe, las cuerdas vocales, y la lengua y los labios, lo cual no sucede hasta los 6 meses, momento en el que arranca el proceso del habla con las primeras sílabas y repeticiones de sílabas como ma-pa-ta-da-ka-

Por lo tanto, en términos generales podemos decir que un bebé de 6 meses puede hablar, pero realmente solo es capaz de pronunciar sílabas y repetir sonidos, aún no tiene la capacidad de decir palabras con significado. Esta habilidad seguirá desarrollándose mes a mes hasta que, con 11 o 12 meses, empiece a pronunciar palabras con sentido.

Desarrollo del habla en el bebé

A los 2 meses el bebé comienza a hacer sus primeros sonidos, que generalmente son “oh”, “ah” y ajj” (el famoso “ajo” que se les dice a los bebés).

Con 4 meses pronuncia sus primeras sílabas, que suelen ser sonidos como “ka” o “pa”, puesto que son más fáciles de pronunciar para el bebé. A los 5-6 meses empieza a dominar la lengua, los labios y el paladar y descubre nuevas consonantes, como “b”.

al poco, empieza a encadenar sílabas como “pa-pa-pa” (aunque realmente no dice papá todavía) o “ba-ba-ba”.

Con 8 o 9 meses ya puede que diga “papá” o “mamá” refiriéndose a sus padres, y es a partir de esta edad cuando podrá decir palabras con significado, aunque cueste entenderle, como pan, agua, nene, etc.

Según el niño tenga más o menos facilidad con el lenguaje, su progresión irá más o menos rápida, pero no debes preocuparte, puesto que no todos los niños empiezan a hablar a la vez ni lo hacen igual de bien.

Por ejemplo, hay niños que con 18 meses saben más de 100 palabras y hacen frases cortas de 2 o 3 palabras, mientras que otros apenas dicen todavía 3 o 4 palabras básicas.

De igual modo, hay niños que tienen problemas para pronunciar ciertos fonemas como la “r” o que cambian unos sonidos por otros.

Nada de esto debe preocuparte, puesto que estos errores en el habla son normales en el aprendizaje del lenguaje.

Solo si continúan pasados los 4 o los 5 años será necesario hablar con el pediatra por si el niño necesita la ayuda de un logopeda para aprender a hablar correctamente.

Por lo tanto, los bebés de 6 meses solo pueden balbucear sílabas, no será hasta los 11 o 12 meses cuando comience a hablar, aunque hasta los 4 años no lo hará casi como un adulto, así que imagínate cómo de lento es el proceso.

¿Cómo ayudar al bebé a hablar?

Aunque se debe respetar el ritmo de desarrollo del bebé, sí que es conveniente estimularlo para potenciar al máximo sus habilidades y capacidades cognitivas, junto con las conexiones cerebrales que se crean en estos primeros años de vida. Cuantas más conexiones, mayor inteligencia y facilidad para aprender al crecer.

Por eso, es importante que sigas estos consejos desde el primer día de vida del pequeño:

1- Háblale, cántale o cuéntale cosas desde la semana 20 de embarazo. Está demostrado que desde ese momento escucha sonidos del exterior y hablarle en estas semanas puede aumentar su coeficiente intelectual y su capacidad para el lenguaje.

2- Una vez nazca, debes procurar hablarle a menudo y usar un vocabulario diferente al dirigirte a él para que se acostumbre a muchos sonidos y palabras diferentes. Siempre que esté despierto, aprovecha para contarle lo que vais a hacer, cantarle o cualquier cosa que implique el lenguaje oral.

3- Evita el lenguaje de bebé y procura usar un vocabulario muy rico para que el niño aprenda muchas palabras. Cuando no sepa qué es algo o no conozca la palabra correcta, explícaselo.

4- Leer es una actividad fantástica para favorecer el lenguaje. Puedes leerle desde bebé, buscando siempre cuentos o libros aptos a su edad y sus gustos.

5- Las canciones también favorecen el lenguaje y el ritmo. Cántale o ponle canciones en la televisión, el ordenador, la cadena de música… sin abusar de las pantallas.

6- Hablar es muy importante, pero también escuchar. Cuando te cuente algo, escúchale con toda tu atención, no le corrijas constantemente o dale tiempo, aunque tarde en arrancar. 

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/estimulacion/puede-un-bebe-hablar-a-los-6-meses-9975

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: