¿Puede una embarazada tomar almax?

Molestias en el embarazo: ¿qué puedo tomar?

¿Puede una embarazada tomar almax?

Si hubo unas molestias que nunca supe calmar durante el embarazo fueron el ardor de estómago y la náuseas. ¡Ay, amigas, qué infierno era…! Mi matrona me recomendó unas tristes galletas de jengibre que nada hacían por mí.

Menos mal que a medida que avanzó el embarazo se mitigó (que no se quitó). Hoy la Boticaría García viene dispuesta a ofrecernos una mano amiga y nos da remedios para sobrellevar las típicas molestias o problemas que puedan surgir en estos 9 meses.

¡Hay esperanza para las malasmadres en ciernes!

* Puedes seguirla en @boticariagarcia o en su BLOG.

¿Os acordáis de la cara de terror Macaulay Culkin en ‘Solo en casa‘ cuando se ponía el aftershave de su padre y gritaba con las manos en las mejillas? Pues una expresión parecida en el rostro es la que se les queda a muchas embarazadas cuando vienen a la farmacia con la receta de un medicamento:

¿Seguro que puedo tomármelo? ¿Le pasará algo al bebé? ¡Ahhhhh!

Ya que hablamos de la peli, os comento que el otro día se la puse a mis hijos porque era una de mis películas favoritas de la infancia. Flipé con la cantidad de palabros que sueltan. No la recordaba así. ¿Será que nos hemos vuelto muy políticamente correctos y ahora todo lo que se sale un poco de tono nos asusta? Dejo esta reflexión en el aire para otro día…

Volviendo al embarazo, lo cierto es que nueve meses en la vida de cualquier persona dan para mucho. Incluidos algunos percances.

La buena noticia es que hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad y muchos problemillas pueden mejorarse con la ayuda de algunos remedios que son seguros y eficaces.

Una cosa es ser precavida y otra tener que aguantar molestias habiendo alternativas.

Hoy hablamos de varias preguntas frecuentes en el embarazo sobre molestias y medicamentos.

Me gustaría que desterrásemos la idea de que la embarazada tiene que resignarse y animarla a que, ante cualquier duda, consulte con su médico, ginecólogo y farmacéutico.

¡Seguro que podemos hacer algo para echarle una mano y mejorar un poquito su situación! Ah, y al final… ¡Habrá sorpresa!

¡Estoy resfriada y tengo muchos mocos! ¿Puedo hacer algo?

Los típicos antigripales que todos hemos tomado alguna vez están desaconsejados en el embarazo pero hay remedios para no andar todo el día con la moquita colgando. Soy fiel defensora de las soluciones salinas hipertónicas (cada uno abandera la causa que quiere).

¡Ojo, hay que distinguir las soluciones isotónicas de las hipertónicas! ¡Y no llamarlas supersónicas! Con ese nombre me la pidió una señora en la farmacia para su nieto y no quiso llevársela por mucho que le insistí.

Decía que su nuera le había pedido supersónica y si no ponía supersónica en el envase la iba a matar… ¡Cómo somos las nueras!

Las soluciones hipertónicas tienen una concentración salina más elevada y mayor efecto descongestivo que los sueros isotónicos de toda la vida. Es un remedio completamente seguro sin efectos secundarios que puede usarse cuantas veces sea necesario. ¡No hace magia pero alivia bastante!

Tengo hemorroides. ¿Voy a sufrir en silencio más que nunca?

No todas las pomadas antihemorroidales llevan anestésicos y corticoides. También hay cremas emolientes y reparadoras y que alivian el escozor y el picor y son aptas para embarazadas.

Además, no infravaloremos el poder del plantago ovata. Esta fibra tiene la maravillosa capacidad de llevarnos al baño más ligeras sin comprometer la “zona cero” y, para suerte de las embarazadas, es un compuesto admitido como seguro.

¿Qué puedo hacer durante el embarazo si tengo ardor de estómago?

Aunque el diagnóstico de tus tías y otras vecinas bienintencionadas sea que esperas un bebé “con mucho pelo”, lo cierto es que el ardor de estómago no tiene nada que ver con el aspecto físico de tu bebé. Hay mujeres que sufren mucho de ardor y no acaban alumbrando a Cheewbacca.

Son dos los motivos principales del ardor en el embarazo:

  1. El volumen que ocupa el bebé en el útero desplaza otros órganos como el intestino, estómago y esófago de su ubicación habitual produciendo una presión que puede derivar en ardor o reflujo.
  2. Las hormonas pueden enlentecer el proceso de digestión y favorecer la relajación del músculo del cardias.

Hay muchas medidas que pueden ser de ayuda, por ejemplo dormir sobre el lado izquierdo para vaciar el vaciado gástrico o elevar la cabecera de la almohada ¡no vale con poner más almohadas! Tenéis un montón de consejos aquí.

Si estas medidas no resultan suficientes, existen fármacos de venta libre a base de alginato de sodio y carbonato de calcio que pueden resultar útiles.

Forman una especie de gel que flota en la parte superior del estómago impidiendo que el contenido del mismo vuelva hacia el esófago. Este gel se elimina posteriormente con las heces sin absorberse a sangre, por lo que son aptos para embarazadas.

En algunos casos el médico puede considerar adecuada la prescripción de otros fármacos como ranitidina.

¿Cómo debo curarme una herida si estoy embarazada?

¿Alcohol? ¿Agua oxigenada? Hoy en día la clorhexidina es el antiséptico de elección en embarazadas y lactantes mayores de dos meses de edad por varias razones:

  • Es un bactericida de amplio espectro: actúa frente a bacterias, virus, hongos y esporas. Vamos, que se lo carga todo.
  • No es irritante y no se absorbe por lo que no da lugar a efectos secundarios a nivel sistémico.
  • Actúa de forma rápida y duradera.
  • No se inactiva por la presencia de materia orgánica como la sangre.

Está contraindicada la utilización de povidona yodada en la embarazada, sobre todo durante el segundo y tercer trimestre de embarazo, dado que existe el riesgo de que el yodo atraviese la placenta o aparezca en la leche materna.

Me atacan los bichos, ¿todos los repelentes son tóxicos?

Tenemos la falsa creencia de que lo natural es más seguro y esto no siempre es así. Por ejemplo, si una embarazada tiene la mala pata de coger piojos (y os aseguro que pasa, ya os digo que nueve meses dan para mucho), debe saber que no debe intimar más de la cuenta con los piojos porque la permetrina y las siliconas son opciones seguras para ella.

Si va a la playa o viaja al caribe debe saber que los repelentes que recomienda la OMS para embarazadas son el DEET y el IR3535 (a pesar de que sus nombres son chungos, para el bebé son inofensivos).

Esto es especialmente importante hoy en día en el que la sombra del Zika nos acecha ya que los repelentes naturales como la citronella no han demostrado su eficacia en la prevención frente a estos bichos.

¿Y votras malasmadres tenéis alguna duda? ¿Qué remedios habéis utilizado en el embarazo? Os esperamos en los comentarios.

¡Y ahora la sorpresa!

Estoy segura de que si estás embarazada hay muchas preguntas que se han quedado en el tintero. En un post no cabían todas pero… ¡En un libro sí! Os presento a una nueva criatura de la que soy responsable en una quinta parte.

El martes pasado presentamos en Madrid “Las 100 preguntas del embarazo”.

Un libro escrito por 4 farmacéuticas (Modesta Casinello, Gema Herrerias e Inma Riu) y una ginecóloga (Sofía Fournier, bien ya que conocéis colaboradora del Club de Malasmadres).

El libro está dividido en cinco apartados: lifestyle, dermo, nutrición, ginecología y medicamentos y está estructurado en preguntas y respuestas. Es una selección de las preguntas más frecuentes para que las embarazadas eviten la tentación de recurrir al famoso Dr. Google. Con todo el rigor, pero de la manera más sencilla y amena posible.

Y no es porque yo haya participado en el libro, pero ha quedado monísimo… La buenísima noticia es que podéis conseguirlo de manera muy sencilla en la web preguntasdelembarazo.com. Sólo tenéis que dejar vuestro e-mail y podréis descargaros el PDF de forma gratuita.

Os animo a recomendarlo a vuestras primas, cuñadas, vecinas, amigas ¡e incluso a las archienemigas! ¡Ah! ¡Y también a los primos, cuñados, vecinos, amigos y archienemigos! Los futuros Buenospadres deben empezar desde el principio a saber cómo cuidarnos… ¡Ya me contaréis qué os parece!

Источник: https://clubdemalasmadres.com/molestiasenelembarazo/

¿Puede una embarazada tomar almax?

¿Puede una embarazada tomar almax?

El almax es un medicamento que se usa para combatir la acidez o ardor de estómago, uno de los síntomas más comunes (y molestos) del embarazo. Durante la gestación se puede tomar sin problemas, aunque conviene siempre consultar a tu médico.

Índice

¿Por qué se sufre ardor de estómago en el embarazo?

Aproximadamente un 50% de las embrazadas sufre ardor de estómago a partir del 5º mes de embarazo a causa del aumento del nivel de estrógenos y progesterona que relajan la musculatura de todo el organismo, haciendo que las digestiones sean más lentas.

Asimismo, el aumento del volumen del útero presiona el estómago, lo que provoca que el esfínter esofágico interior (LES) no se cierre correctamente, permitiendo que el contenido del estómago se devuelva hacia el esófago y se produzca el ardor.

En estos meses también disminuye la producción del ácido clorhídrico encargado de digerir los alimentos, lo que hace que las digestiones sean aún más lentas y pesadas, aumentando las posibilidades de que el ácido del estómago suba hacia el esófago provocando ardor y molestia.

Además, en los últimos meses de embarazo aumenta el tamaño del útero, lo que provoca cierta presión en el estómago provocando reflujo y acidez.

¿Se puede tomar almax en el embarazo?

El tratamiento más habitual para el ardor son los antiácidos como el almax, uno de los más usados cuando se tiene este problema.

Muchas embarazadas se preguntan durante estos meses si pueden tomar almax y la respuesta es sí, es un medicamento seguro cuyo ingrediente principal es el almagato (sales de aluminio y magnesio) y del que no hay evidencias en medicina que provoque alteraciones al feto ni a la madre.

No obstante, nunca debes automedicarte y siempre debes consultar a tu médico si puedes tomarlo y cuál es la dosis mejor en tu caso. Asimismo, también es posible tomar en estos meses omeprazol, que también ayuda a tratar el ardor o la acidez estomacal.

Contraindicaciones del almax

No obstante, siempre es recomendable, durante el embarazo, que consultes a tu médico antes de tomar cualquier medicación ya que hay algunos casos en los que no es seguro tomar almax:

– Cuando se sufre de hemorroides

– Si la persona tiene sensibilidad al almagato, componente activo del fármaco

– Si se tiene diarrea

– En cases de edema o retención de líquidos

– Si hay complicaciones en el hígado durante el embarazo
 

Remedios naturales para el ardor de estómago

Tampoco se recomienda abusar de su consumo. El almax debe ser usado en momentos puntuales en los que el ardor sea muy incómodo, pero no se debe tomar en dosis muy altas ni durante mucho tiempo.

Si padeces acidez todos los días, es mejor que recurras a estos consejos y remedios caseros:

– Haz 5 o 6 comidas al día ligeras y evita los excesos. Procura comer pequeñas cantidades, bien sentada y masticando bien cada bocado

– No pases mucho tiempo en ayunas, se debe comer cada 3 horas más o menos

– Nada de frituras y grasas o alimentos ácidos

– Cocina mejor a la plancha, al horno o hervido

– La leche es rica en calcio, que neutraliza los ácidos del estómago, así que es bueno beber un vaso después de las comidas, pero mejor desnatada para no abusar de la grasa

– No te acuestes justo después de comer y, si padeces mucha acidez, recuéstate con el tronco ligeramente levantado con una cuña o almohadas. Una buena opción es dar un pequeño paseo

– La infusión de manzanilla también ayuda a calmar el dolor

– Algunas frutas, como la papaya o el melón, mejoran la digestión y evitan la acidez

– El agua de coco es una buena fuente de vitamina y de fibra, considerada como un antiácido natural que alivia la acidez

– Evita ingerir demasiado líquido durante las comidas para evitar que se llene el estómago. Lo mejor es que tomes los líquidos entre las comidas para mantenerte hidratada (unos 2 litros o más de agua al día)

– Evita coger mucho peso, ya que el peso excesivo sobre el estómago favorece el reflujo

– Evita la ropa ajustada, sobre todo la que se ajusta en el abdomen o la cintura

– No consumas chicle, este aumenta la cantidad de aire en el estómago y favorece a que los jugos gástricos vuelvan a subir

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/puede-una-embarazada-tomar-almax-7142

¿Puede una embarazada tomar Almax?

¿Puede una embarazada tomar almax?

La digestión es un proceso delicado que muchas veces se ve entorpecido por diferentes causas.

Si ya de por sí, no es raro que en alguna que otra ocasión tengamos que echar mano de un Almax para calmar las molestias de un empacho, durante el embarazo el ardor de estómago es más habitual.

Pero, ¿Puede una embarazada tomar Almax? Como sabemos, los medicamentos están muy restringidos durante el embarazo.

Una mujer en período de gestación, sea cuál sea el medicamento que deba tomar, ha de consultar antes a su médico. Esto es obvio si tenemos en cuenta las posibles repercusiones que puede tener en el feto.

Atiende bien a este post:

  • Qué medicamentos son peligrosos en el embarazo

Dicho esto, y siempre contando con la supervisión de su doctor, es posible que una embarazada pueda tomar Almax.

Esta es una de las medicinas que sí podemos consumir durante el embarazo. Siempre, claro, dentro de los límites que establezca el doctor.

El propio prospecto del medicamento especifica que lo que se debe evitar es el uso crónico o excesivo del mismo.

Sin embargo, es aconsejable buscar alternativas antes de recurrir al uso del Almax si estamos en período de gestación. Hemos de ser responsables con la comida, de modo que no nos proporcione ardor de estómago.

Nos será muy útil prescindir de alimentos que no sean saludables. También nos conviene llevar un ritmo de vida lo más tranquilo posible, evitando situaciones de nerviosismo y estrés que pueden provocar ardor de estómago.

Como en muchos otros casos, nos irá mejor prevenir que curar.

Peligros para una embarazada de tomar Almax

Los mayores peligros que afrontamos si tomamos Almax de forma incontrolada durante el embarazo conciernen, sobre todo, al feto. Este es particularmente vulnerable durante los tres primeros meses a partir de la gestación. Estamos hablando de posibles malformaciones congénitas; no olvidemos que, durante los primeros noventa días, el feto humano desarrolla sus órganos.

A partir de esa fecha, y hasta el nacimiento, los riesgos son menores. Pero no descartemos la posibilidad de que se produzcan daños que afecten al futuro bebé.

Si estás dando el pecho, no te pierdas este artículo:

  • Medicamentos que NO puedes tomar durante la lactancia

Por otra parte, un embarazo que se nos complica, a causa de un uso incontrolado de medicamentos, también puede tener consecuencias para la madre. Llevado al extremo, un mal embarazo puede provocar secuelas físicas y psicológicas.

Eso es debido a los cambios hormonales que se producen durante la gestación. Una de los efectos, que tal vez nos sorprenda, es la aparición de posibles  inflamaciones de las encías. Lo mejor es que cuidemos la higiene de la boca durante este período.

Pero no perdamos de vista el hecho de que la madre es un ser adulto, y el feto no. Tengamos en cuenta que la ingesta incontrolada de medicamentos afecta mucho más a un bebé que a su progenitora. Una dosis normal para un adulto, debido a la proporción, es mucho mayor para un nonato.

Alternativas al Almax para embarazadas

Lo más recomendable es abandonar nuestros malos hábitos alimentarios y sustituirlos por unas pautas más saludables. Hemos de evitar aquellas situaciones que provocan ardor de estómago y una mala digestión.

Es cierto que el embarazo puede provocarnos aumento de la acidez gástrica, debido a la presión interna del feto.

Aun así, es mucho mejor olvidarse de los alimentos grasos, de las harinas refinadas, y de todo aquello que nos pueda provocar malas digestiones.

Si, de todos modos, no podemos evitar la acidez, entonces podemos recurrir a las sales de frutas. O al bicarbonato. No son remedios muy eficaces en caso de que la acidez sea muy fuerte.

Así que, si vamos a la farmacia, podemos preguntar por los medicamentos que contienen alginato de sodio, como el Galviscon.

  No necesitan receta, y suelen ser eficaces en estos casos, además de que nos proporcionarán un alivio rápido, gracias a la pared de gel viscoso que generan en el estómago.

Sigue leyendo:

  • Acidez estómago durante el embarazo – Remedios y Consejos

Recomendamos, en todo caso, consultar la información del farmacéutico, que nos informará correctamente.

Si no queremos pasar por la farmacia, la sabiduría popular nos recomienda varios remedios supuestamente eficaces contra el ardor de estómago.

Uno de ellos son las infusiones que alivian la inflamación y las contracciones digestivas, como el té de hinojo, o el de jengibre.

Asimismo, no faltará quien nos hable de productos naturales que supuestamente combaten el ardor, como la sábila, la congorosa, e incluso el aloe vera, que por lo visto algunos consideran mano de santo que lo cura todo.

Hay quien también recomienda tomar un vaso de agua con media cucharada de zumo natural de limón. Pero, en este caso, no lo recomendamos, porque hay veces que ha producido el efecto contrario: aumentar el ardor de estómago en vez de reducirlo.

Lo más razonable siempre es adquirir hábitos saludables que nos ayudarán a evitar la acidez de estómago. Un consejo muy citado es no llevar ropas apretadas durante el embarazo. Otra cosa que, al parecer, nos vendrá muy bien es no dormir inmediatamente después de haber comido.

Masticar de forma pausada y lenta también es beneficioso. Asimismo, no olvidemos que es muy recomendable el consumo de frutas durante la gestación, sobretodo la pera y la banana.

Hemos de evitar algunos condimentos, como la pimienta y la mostaza.

Y no nos irá nada mal prescindir del alcohol y del tabaco durante este período; no sólo por el ardor de estómago, sino por muchas otras razones.

No olvidemos que muchas de las molestias que se sufren durante el embarazo desaparecen después del parto. Entre ellas, una de las más habituales es el ardor de estómago.

Como ya dijimos anteriormente, esto es producido por la presión que el bebé producirá en nuestro interior; también en el estómago, el esófago y los intestinos.

Lógicamente, toda esa presión desaparecerá después del parto, junto con las molestias.

Será muy beneficioso no tener que recurrir a un medicamento para controlar la acidez. Básicamente, nuestra mejor arma será planificar un embarazo responsable, reduciendo al mínimo los riesgos y los malos hábitos. Para ello, es muy importante seguir las pautas que nos proporcionará el médico.

Si no hay más remedio que tomar Almax durante el embarazo porque no hay otra forma de luchar con el ardor de estómago, es mejor hacerlo en los términos que nos diga nuestro médico, quien determinará la mejor forma de evitar riesgos para nuestro embarazo.

Así nos ahorraremos complicaciones.

Te puede interesar:

Galería de imágenes ¿Puede una embarazada tomar Almax?

Источник: https://embarazo10.com/puede-una-embarazada-tomar-almax/

¿Se puede tomar Almax durante el embarazo?

¿Puede una embarazada tomar almax?

La acidez ocurre cuando el esfínter que separa el estómago del esófago se relaja y permite que los jugos ácidos estomacales pasen al esófago causando ardor, pesadez y dolor que puede irradiarse hasta la garganta.

Son muchas las causas que pueden hacer que una persona sufra acidez y el embarazo es una de ellas, por esta razón dicha condición es muy común entre las mujeres en período de gestación y si no se previene o se trata adecuadamente, puede convertirse en un malestar persistente.

¿Cómo se trata la acidez en el embarazo? ¿Pueden las mujeres embarazadas tomar antiácidos? Estas interrogantes se las hacen la mayoría de las mujeres, y es que todos sabemos que son muchos los medicamentos que están contraindicados durante la gestación.

Entre los fármacos más conocidos y eficaces para tratar la acidez encontramos el Almax, que gracias a su contenido en almagato puede aliviar dicho síntoma de manera casi instantánea.

¿Se puede tomar Almax durante el embarazo? Descúbrelo en este artículo de ONsalus.

La acidez es uno de los síntomas que más acompaña y molesta a las mujeres embarazadas, al punto que más del 50% de las mujeres en estado experimenta acidez después del quinto mes.

¿Por qué? Durante los primeros meses, el cuerpo de la mujer produce gran cantidad de hormonas femeninas (estrógenos y progesterona) que relajan la musculatura de todo el organismo, lo cual hace que los alimentos circulen de manera más lenta por todo el tracto digestivo e intestinal, haciendo que las digestiones sean mucho más pesadas.

Además, durante la gestación el útero crece de tamaño y ejerce una fuerte presión en el estómago que hace que el esfínter esofágico interior (LES) no se cierre correctamente, permitiendo que el contenido del estómago se devuelva hacia el esófago (reflujo) y se produzca el ardor.

En vista de que la acción antiácida del Almax es tan rápida, este medicamento se ha convertido en la opción de muchas personas que sufren de acidez o reflujo para tratar dicho malestar, razón por la que no son pocas las mujeres en período de gestación que se preguntan si se puede tomar Almax durante el embarazo.

La respuesta a esta interrogante es sí, Almax es un medicamento seguro para para tomar durante el embarazo siempre y cuando no se consuma en altas dosis o por tiempo prologado.

Sin embargo, te recomendamos siempre consultar con tu médico antes de tomar este fármaco, ya que el consumo de Almax está contraindicado para todas las mujeres embarazadas con problemas hepáticos.

Al igual que durante el embarazo también es seguro tomar Almax Forte, durante el período de lactancia siempre y cuando se respeten las indicaciones mencionadas anteriormente: no se deben consumir altas dosis y tampoco se debe tomar por tiempo prolongado.

¿Cuándo no es seguro tomar Almax?

  • Cuando se presentan complicaciones con el hígado durante el embarazo.
  • Cuando la persona presenta sensibilidad o alergia al almagato, componente activo del medicamento.
  • Cuando se sufre de hemorroides.
  • Cuando hay hemorragia gástrica.
  • En casos de edema o retención de líquidos.
  • Cuando se tiene diarrea.

¿Es la acidez un dolor de cabeza durante tu embarazo? ¿No sabes cómo calmar ese molesto ardor después de cada comida? En casos de acidez constante en el embarazo, no es recomendable tomar Almax todos los días, por esta razón en los apartados siguientes podrás encontrar algunas soluciones para combatir la acidez en el embarazo.

Deshazte de este molesto síntoma poniendo en práctica los siguientes consejos.

Presta más atención a tu alimentación

La clave para combatir la acidez está en llevar una alimentación sana y saludable. Para lograrlo te recomendamos:

  • Consumir porciones más pequeñas y evitar los atracones. Intenta hacer entre 5 y 6 comidas al día de buena calidad.
  • Haz a un lado las comidas procesadas, fritas, grasas, picantes o muy condimentadas. Seguro has notado que después de comer alguno de estos alimentos, la acidez es inminente.
  • Evita tomar jugos cítricos, bebidas gaseosas o mucho café.
  • El chocolate es enemigo de toda persona que sufre de acidez.
  • No comas los alimentos muy calientes, prefiere una temperatura templada para evitar que el esfínter se relaje más de lo debido.

En el siguiente artículo puedes ver Cada cuánto debes comer estando embarazada.

No corras, no hay prisa

Puede que estés embarazada y, aunque quisieras estar todo el día echada en casa, no tengas la oportunidad de descansar.

Aunque hay muchas cosas por hacer en tu día a día, debes tratar de hacerlas con calma y de atender solo lo que tienes tiempo de atender.

Llevar la vida de prisa solo hará que tu cuerpo entre en constante estrés, lo cual influye negativamente en tu estómago y digestiones. Al momento de comer, no olvides masticar bien tus alimentos y disfrutar el momento.

Dile no a la siesta

Si tomas una siesta después de la comida tu cuerpo no tendrá la suficiente energía para hacer la digestión correctamente y procesar todos los nutrientes que le has ofrecido a través de la alimentación.

También es importante que sepas que la posición que adoptamos al echarnos en cama favorece el reflujo y la salida de los jugos ácidos del estómago, por lo tanto, también te recomendamos cenar al menos dos horas antes de irte a acostar.

Ropa holgada

La ropa apretada o muy ajustada a tu cuerpo puede aumentar la presión estomacal y hacer que la comida circule en otra dirección. Prefiere prendas holgadas que, además, serán mucho más cómodas de llevar.

Cuida tu peso

Una de las causas más comunes de acidez es el sobrepeso. Si bien durante el embarazo ganarás unos cuantos kilos, es aconsejable que vigiles tu alimentación y no abandones la actividad física para evitar un aumento superior a los parámetros establecidos por tu médico. Consulta nuestro artículo Qué debo comer durante el embarazo para no engordar.

¿Has hecho todo para prevenir la acidez durante el embarazo y aún sigues sintiendo ardor después de cada comida? Prueba con alguna de estas alternativas naturalesque ofrecen brindar alivio a la acidez sin poner en riesgo tu salud y la de tu bebé.

  • Toma un vaso de leche o come un yogur natural para aliviar el ardor estomacal producido por la acidez.
  • Comer una cucharada de aceite de oliva natural ayudará a neutralizar el efecto de los ácidos estomacales, eliminando el reflujo y el ardor.
  • La papaya es rica en papaína, una enzima digestiva que combate problemas estomacales como la acidez. Toma una taza de papaya madura o un vaso de jugo después de cada comida.
  • Toma un vaso de agua de coco después de cada comida y olvídate del ardor estomacal.
  • Si quieres conocer más soluciones para combatir la acidez te invitamos a leer nuestro artículo: Remedios caseros para la acidez en el embarazo.

Si después de probar alternativas naturales para calamar la acidez no consigues alivio a tu malestar, consulta con tu médico si es conveniente comenzar a consumir algún tipo de medicación.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se puede tomar Almax durante el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Источник: https://www.onsalus.com/se-puede-tomar-almax-durante-el-embarazo-19188.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: