Puré infalible de verduras

3 ideas rápidas para preparar puré de verduras

Puré infalible de verduras

¿Te imaginas llegar a casa y poder tener listo en un momento un puré de verduras?

En los meses de invierno especialmente, apetece tomar un plato de cuchara caliente como el puré que nos quite el frío y que, además, nos aporta nutrientes, vitaminas y minerales.

Los purés son una opción perfecta para empezar una comida o cena. Son muy fáciles de digerir y, además, preparan nuestro estómago para el segundo plato, que suele ser menos ligero. Hay muchísimas posibilidades: ¡combina diferentes tipos de verdura y haz cremas para todos los gustos!

¿Tienes poco tiempo para preparar purés y cremas? ¡No te preocupes! Descubre estos trucos sobre cómo hacer puré de verduras fácil en muy poco tiempo.

¿Cómo preparar fácilmente un puré de verduras casero?

La idea de preparar un puré de verduras da un poco de pereza porque pensamos que va a ser una tarea complicada y engorrosa, ¿verdad? Pues bien, ahí va nuestro primer truco: la organización.

En el caso del puré de verduras, “organizarse” implica solo tres pasos:

  1. Prever la compra de verduras y hortalizas frescas una vez a la semana. Seguramente, cerca de donde vives se celebra algún mercadillo del agricultor. Infórmate, porque encontrarás productos locales a buen precio y de buena calidad, lo cual notarás en tus recetas.
  1. Equipar la cocina con utensilios básicos como cuchillos, cazuelas y sartenes, entre otros. Un buen truco es tener a mano algunos utensilios que agilicen el tiempo de preparación de  tus platos como, por ejemplo, utensilios para cocinar al vapor en el microondas
  1. Reservar algo de tiempo libre para preparar menús caseros. Ahorrarás tiempo y descubrirás que cocinar para ti y tu familia es una actividad que te puede llegar a encantar, sobre todo si pones en práctica algunos trucos culinarios como los que te contamos a continuación.

Puré de verduras casero ¡en solo 3 pasos!

Sigue estos tres simples pasos que te permitirán tener listo tu puré de verduras en un momento:

  1. Lava bien la verdura, pélala y córtala a trozos. Recuerda que cuanto más pequeña trocees la verdura, mejor, ya que necesitará menos tiempo de cocción y eso hará que conserve mejor todos los nutrientes.
  1. Cocina las verduras como prefieras: hervidas, al vapor…
  1. Tritura la verdura hasta que el puré de verduras adquiera una textura suave y fina. Si quieres conseguir una consistencia todavía más cremosa, solo tienes que añadir un poco de leche o un quesito y ¡listo!

Prepáralo… ¡y guarda tu puré de verduras!

Los purés de verduras son el comodín perfecto. Cuando prepares puré, puedes hacer más raciones y conservarlas en el congelador para otro día. Si está correctamente envasado y congelado,  el puré puede conservarse más de tres meses.

3 recetas de puré de verduras 

¿Te gustaría preparar purés de verduras originales? Las combinaciones de ingredientes son innumerables, pero aquí tienes algunas ideas que sorprenderán a todo el mundo.

1. Puré de calabaza y setas con cebolla, puerro y boniato

El puré de calabaza es un auténtico clásico, pero podemos darle un toque diferente y especial añadiéndole cebolla, puerro y boniato. El resultado nos quedará “muy naranja” y “muyapetecible”, pero ¿sabes qué es lo mejor? Los beneficios que nos aporta.

Desde el punto de vista nutricional, esta combinación nos aportará sobre todo betacarotenos, la forma de vitamina A que se encuentra en los alimentos de origen vegetal. Es una sustancia antioxidante que se almacena debajo de la piel y desarrolla un efecto protector de esta y de las mucosas.

Ingredientes

  • 1 calabacín grande
  • 1 cebolla tierna
  • 600 ml de caldo o de agua
  • 10 ml de nata

Elaboración

  1. Corta el calabacín en rodajas uniformes de ½ cm y la cebolla en juliana, muy fina.
  2. Cuece los ingredientes en el Estuche de Vapor Hondo durante 5 minutos al microondas a máxima potencia (800W).
  3. Tritura el calabacín y la cebolla con el caldo o el agua, añade sal y pimienta y la nata.
  4. Cuécelo todo durante 5 minutos más al microondas a máxima potencia (800W).

3. Puré de tomate con pimiento rojo y cebolla

Si eres fan incondicional del gazpacho, aquí tienes una opción invernal para tomarlo bien calentito: con el tomate, el  pimiento rojo y la cebolla haz en un delicioso y humeante plato de puré de verdura casero.

Desde el punto de vista nutricional, esta mezcla nos aporta otro caroteno, llamado licopeno, que es el encargado de dar color al tomate.

Es una sustancia muy antioxidante, sobre todo cuando se cocina acompañada de un poco de grasa, en este caso, de delicioso aceite de oliva vírgen extra.

Nos puede ayudar a reducir el daño que los agentes oxidantes causan a nuestro organismo, desde el mismo proceso de envejecimiento hasta prevenir algunas enfermedades crónicas.

4. Puré de brócoli, col, cebolla y ajo

A veces nos cuesta tomar brócoli y col (sobre todo a los más pequeños de la casa), pero preparadas en forma de puré, estas verduras adquieren un sabor más suave, agradable y francamente irresistible.

Desde el punto de vista nutricional, esta combinación de alimentos tiene numerosas bondades. Hay estudios científicos que señalan que los diversos fitoquímicos que contiene el brócoli podrían tener efectos en la prevención de diversos tipos de cáncer y que la composición de la col podría contribuir a la prevención de algunas enfermedades degenerativas

5. Puré de espárragos, espinacas, cebolla e hinojo

Mezclar espárragos y espinacas, junto con cebolla y con hinojo, puede parecernos una combinación peculiar, pero el resultado es tan sabroso como sorprendente.

Desde el punto de vista nutricional, los espárragos son una de las verduras más ricas en proteína y fibra.

Es verdad que la fibra de los espárragos nos puede dar un poco más de problemas a la hora de triturar el puré, pero las espinacas y el agua ayudarán a conseguir una consistencia suave en el resultado final.

Además, las verduras de color verde, como las espinacas, nos aportan folatos, una de las vitaminas del grupo B que participan en el sistema inmunológico.  Suponen un nutriente necesario para las embarazadas, ya que colaboran en la producción de material genético.

6. Puré de puerros y manzana

Terminamos nuestra selección de purés dándole un toque dulzón a la típica vichyssoise con manzana. También puedes sustituirla por pera o por cualquier otra fruta parecida que te guste.

Desde el punto de vista nutricional, el puerro destaca por su alto contenido en potasio, un mineral que actúa en el sistema nervioso y es necesario para la actividad muscular. Además, es diurético. Eso significa que ayuda a aumentar la producción de orina para eliminar líquidos.

Crema de calabacín

¿Qué ingredientes necesitas?

  • 1 calabacín grande
  • 1 cebolla tierna
  • 600ml de caldo o agua
  • 10ml de nata

Preparación:

  1. Corta el calabacín en rodajas uniformes de ½ cm y la cebolla en juliana, muy fina.
  2. Cuece en el Estuche de Vapor Hondo durante 5 minutos en el microondas a máxima potencia.
  3. Tritura con el caldo o el agua, añade sal y pimienta, la nata; y cuece durante 5 minutos más en el microondas a máxima potencia.

Crema de garbanzos con foie

¿Qué ingredientes necesitas?

  • Garbanzos
  • Foie
  • Caldo de pollo
  • Sal

Preparación:

  1. Pon a remojar los garbanzos la noche anterior en la Cooking Bag y escúrrelos antes de la preparación (si son en conserva, lávalos y escúrrelos).
  2. Introduce los garbanzos en la Cooking Bag, añade el caldo de pollo y la sal, y cuécelos en el microondas a 800 W durante 2 minutos (con la bolsa abierta).
  3. Tritura con la batidora hasta formar una crema.
  4. Ralla unas virutas de foie por encima.
  5. ¡Sirve!

Crema de calabacín y menta

¿Qué ingredientes necesitas?

  • Calabacín (300 gr)
  • Cebolla (80 gr)
  • Agua (150 ml)
  • Hojas de menta
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

  1. Pela y corta en trozos el calabacín y la cebolla.
  2. Introdúcelos en el Estuche de Vapor Hondo, añade aceite de oliva, sal y cuece en el microondas a 800 W durante 6 minutos.
  3. Añade el agua y la menta, y tritura bien.
  4. Vuelve a cocer todo en el microondas durante 2 minutos.
  5. ¡Listo!

Y para acabar… ¡el toque final!

Para disfrutar aún más de un rico puré de verduras casero, toma nota de estos trucos que darán un toque original a tu plato:

  1. A la hora de emplatar, decora y acompaña el puré con tropezones, como pan tostado o picatostes. También es popular calentar unas tiras de bacon o dados de jamón y, por supuesto, añadir chips de verduras (¿has probado las de kale o col rizada? Su sabor es un poco amargo, pero combina genial dentro de cualquier preparación con un toque dulce). Los tropezones son un buen truco para hacer el puré de verduras más nutritivo, sabroso y divertido. Incluso puedes probar a añadir a tu puré de verdura algunas semillas: pipas (las de calabaza salteadas quedan exquisitas), frutos secos enteros, machacados, en forma de crema… ¡Innova y prueba nuevos gustos y combinaciones! ¿Conoces, por ejemplo, la crema de anacardos? Además de darle un punto extra de sabor a tu puré de verduras, estarás consiguiendo un plato más energético y rico en vitaminas, minerales, y omega 3 y 6.
  1. Si te gusta condimentar tus platos con especias y hierbas aromáticas, no dudes en aderezar y personalizar tu puré de verduras, por ejemplo, con un poco de pimienta, curri o albahaca. Las especias le darán al puré un delicioso sabor y, a la vez, también te permitirán reducir la cantidad de sal a añadir.
  2. Para completar el plato y hacerlo más sofisticado puedes añadir, por ejemplo, un huevo poché o unas gambas salteadas o al vapor.

Ya lo sabes, disfrutar de un puré de verduras es muy sencillo, solo hace falta seguir estos consejos y, por supuesto, dejar volar tu imaginación.

Y ahora, ¡queremos probarlos todos!¿Cuál es el secreto de tu riquísimo puré de verduras? ¡Cuéntanoslo!

Источник: https://www.lekue.com/es/blog/ideas-para-preparar-un-sabroso-pure-de-verduras-original-y-saludable/

¡Adiós grumos! Disfruta del puré de calabacín y patata más cremoso con esta receta (y sus trucos)

Puré infalible de verduras

Los purés son elaboraciones que nos sirven de comodín en el día a día, especialmente si tenemos niños pequeños en casa.

Pero un buen puré también es un plato esencial en la alta cocina más refinada, que los chefs franceses elevaron a la categoría de arte culinario.

¿Las claves? Un gran sabor y una textura excepcional, homogénea y sin grumos. Con el puré de patatas Maggi, conseguir esa cremosidad irresistible será más fácil.

Para que una verdura como el calabacín se convierta en un puré cremoso, necesita combinarse con otros ingredientes que ayuden a suavizar la textura homogéneamente.

Por eso la patata es el ingrediente estrella indispensable, y con el puré de patatas Maggi tienes la garantía de que siempre queda perfecto.

Con solo cinco minutos de preparación (o menos si se prepara en el microondas), no solo te ofrece una cremosidad suave y ligera, también obtendrás un sabor inmejorable, pues el puré Maggi se elabora con un 99% de patata de la mejor calidad, sin conservantes ni colorantes.

Descubre cómo convertir el puré en una melosa crema que podrás servir como plato de cuchara en tus menús cotidianos de casa.

Los mejores ingredientes para hacer la receta de puré de calabacín y patata

  • 115 g (1 bolsa) de puré de patatas Maggi
  • 300 ml de leche entera
  • 200 ml de agua
  • 100 ml de leche evaporada Ideal y un poco más para servir
  • 30 g de mantequilla
  • 3 calabacines medianos (750 g aproximadamente)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta
  • Perejil fresco

Hacemos el puré de patatas

Comenzamos preparando el puré de patatas Maggi siguiendo las instrucciones del paquete. Así, calentamos la leche y el agua con una pizca de sal. Una vez incorporados los copos de patata, añadimos la leche evaporada y la mantequilla troceada y mezclamos bien. Reservamos.

Cocinamos el calabacín

Lavamos, despuntamos y pelamos los calabacines con un pelaverduras. Los cortamos en dados pequeños. Calentamos el aceite en una cazuela y añadimos el calabacín. Lo salpimentamos y cocinamos a fuego suave, pochándolo a medida que removemos de vez en cuando, durante unos 10 minutos. Trituramos hasta formar un puré.

El paso final

Por último, mezclamos el calabacín triturado con el puré de patatas y volvemos a triturar con la batidora para obtener un puré fino, ajustando la textura a nuestro gusto. Servimos con un chorrito de leche evaporada y el perejil picado.

Los mejores trucos y consejos para conseguir un puré cremoso sin grumos

La elevada calidad de las patatas que selecciona Maggi, junto a su cuidado proceso de elaboración, permite obtener fácilmente un puré de sabor excepcional y cremosidad suave. Para transmitir esa textura a un puré con calabacín, puedes aplicar además algunos pequeños trucos que lo convertirán en una crema finísima, perfecta para servir con cuchara en una cena reconfortante.

Crema fresca o nata espesa

Si los franceses dominan como nadie el arte del puré más fino, podemos inspirarnos en su cocina utilizando la llamada crème fraîche para enriquecer nuestro puré. Es un tipo de nata espesa, con textura de crema fresca muy suave y sabor delicado, perfecta para combinar en el paso final de nuestra receta hasta dar con la textura que más nos guste.

El calabacín, bien pelado y pochado

La piel del calabacín puede ser algo gruesa y fibrosa, especialmente si son ejemplares grandes. Por eso recomendamos retirarla fácilmente con un pelaverduras antes de cocinarlo, para tener un puré más suave y fácil de triturar. Además, lograrás un color crema más homogéneo y elegante, más atractivo para todos.

Si tienes tiempo, déjalo pochar a fuego muy lento durante más tiempo, bien picadito, para que se caramelice en sus propios jugos y quede especialmente tierno, casi deshaciéndose por sí solo.

Un poco de caldo

¿Te ha quedado un puré demasiado espeso? No hay problema: tritúralo un poco más, a velocidad baja, agregando en chorrito un poco de caldo de verduras o de ave, y dejando que se incorpore lentamente hasta dar con la textura que más te guste. Así, además, añadirás un plus de sabor.

Un secreto japonés

¿Sabías que existen diferentes tipos de tofu? El llamado silken es de textura muy blanda y sedosa, y se utiliza para elaborar postres y cremas.

Solo tienes que batir una tarrina con unas varillas y añadir algunas cucharadas a tu puré, triturándolo ligeramente, hasta incorporarlo.

No aporta, sabor pero enriquecerás esa cremosidad tan irresistible, y además sumarás proteínas vegetales de alta calidad.

Las mejores recetas de puré de calabacín y patata

A partir de esta receta infalible de puré de calabacín y patata puedes dejar salir al chef que llevas dentro con variaciones a tu gusto y al de tu familia, ¡fuera monotonía!

Espuma de puré

Con un sifón de cocina puedes elevar tu puré a la más alta cocina. Simplemente tienes que introducir el puré ya preparado, con esa textura cremosa y fina, en el sifón cargado con su carga de gas correspondiente. Agítalo bien y sirve el puré en copas.

Un puré marinero

Añade caldo de pescado a la crema final del puré de calabacín y patata, y sírvelo con unas brochetas de langostinos y dados de bacalao o atún cocinadas a la plancha. También puedes coronarlo con salmón ahumado, anchoas picadas y unas algas para potenciar el sabor a mar.

Vasitos de colores

Convierte el puré cremoso en un aperitivo o primer plato muy vistoso combinando colores. Simplemente tienes que separar la mitad de tu puré de calabacín y patata, y mezclar una parte con una remolacha cocida triturada o un poco de puré de lombarda. Sirve los dos purés en vasos transparentes alternando las capas y decóralos con hierbas picadas.

Descubre la versatilidad del puré Maggi en el espacio Cocina con Maggi. Encontrarás recetas fáciles para el día a día o para ocasiones especiales.

Consejo ofrecido por la marca

Источник: https://www.directoalpaladar.com/n/adios-grumos-disfruta-pure-calabacin-patata-cremoso-esta-receta-sus-trucos

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: