¿Qué aprenden los niños con 9 años?

Qué aprenden los niños de los videojuegos (9 interesantes aprendizajes)

¿Qué aprenden los niños con 9 años?

Aunque denostados por algunas personas, los videojuegospueden ser una herramienta lúdica que potencia ciertas habilidades y capacidades en la infancia. Como todo, bien controlado, no solo no tienen por qué ser perjudiciales, sino que pueden beneficiar al niño. Descubre cuáles son los 9 aprendizajes que los niños obtienen al jugar con videojuegos.

Por qué los videojuegos atraen tanto a los niños

Los videojuegos son una parte integrante de nuestras sociedades modernas. Han venido a sustituir los momentos de juego de muchos niños en las calles. Esta actividad lúdica, proporciona de forma digital la libertad de movimiento, la evasión del mundo del adulto, la exploración y el descubrimiento que antes encontraban los niños jugando en la calle.

Cumplen una función similar a los juegos de antaño en algunos aspectos como la necesidad de superar retos o el establecimiento de una jerarquía del más hábil, y difieren en la liberación de la hostilidad que era directa en el juego tradicional y en el digital es indirecta, así como en la menor eficacia de los modelos adultos en el mundo digital. 

Son muchos los estudios que destacan sus enormes potencialidades no sólo como actividad de ocio sino como instrumento favorecedor del desarrollo educativo emocional e intelectual. 

Se asocian los videojuegos de tipo arcade, acción, rol y plataformas con el desarrollo de los aspectos motores, manuales y de reflejos, en el plano cognitivo.

Los hay  que facilitan una descarga de tensiones, en el plano afectivo y motivacional, vinculados con máquinas como Gameboy, Playstation o Nintendo.

Los de estrategiay simulación se relacionan más con el desarrollo intelectual.

9 aprendizajes para los niños que juegan a videojuegos 

Los videojuegos tienen una enorme capacidad de atraer y cautivar la atención de los más pequeños. Poseen factores dinamizadores de nuestra conducta: el atractivo suficiente y la motivación para que los niños y jóvenes sean incapaces de sustraerse. 

1- Presentan un enorme carácter lúdico y entretenido,  junto a un alto nivel en estimulación auditiva, cinestésica, visual, etc.

2- La incorporación de niveles de dificultad progresivos y graduales que requieren el dominio de los anteriores, que hace que cada vez que juega el niño se enfrente a un reto. Superarlo supondrá la gratificación de llegar a la meta o la resolución de un problema complejo. Estos continuos retos precisan de una constante superación personal.

3- Estimulan la competición con los demás: relacionado con lo anterior, se encuentra una situación de competitividad generada por el desarrollo del juego y por la situación de enfrentamiento con otros compañeros porque los niños no escapan al poder fascinador del valor de la competitividad dada a la sociedad actual. La existencia de incentivos como obtener una puntuación o pasar una pantalla es muy estimulante por lo que a medida que los objetivos propuestos se obtienen se acrecienta la autoestima.

4- También les es estimulante el poder ir a su propio ritmo personal y la individualización que se impone el jugador frente al desentendimiento de los demás niños de la clase o el profesor en la escuela y la identificación con los personajes famosos admirados por ellos que aparecen en los videojuegos además de ser voluntarios, carecen del rigor de un horario y espacio determinado por lo que le hace entretenimiento. Se pueden realizar con el grupo de pares y determina la socialización. Al ser una actividad poco conocida por los padres le dota de un halo de evasión e independencia.

5- Al margen de la experiencia del juego, hay numerosas investigaciones que ponen en relación el uso de los videojuegos con el desarrollo de las habilidades cognitivas; sus posibilidades en relevantes procesos de aprendizaje, como el ensayo-error, la formulación de hipótesis, la generalización de conclusiones y la generación de reglas, la capacidad de de organizar los elementos de un conjunto y su disposición con vistas a la resolución de problemas. 

6- Pueden contribuir a desarrollar objetivos de tipo procedimental como la lectura, el pensamiento lógico para pensar el modo de salir de una situación o resolver un problema, de plantear una estrategia, de planificar unos elementos con vistas a unos objetivos.

7- La observación es la capacidad que más se ejercita por la cantidad de elementos que se despliegan en las pantallas y la necesidad de discriminación viso-espacial. La representación espacial con especial incidencia en los aspectos tridimensionales y de simulación de mundos reales. 

8- Potencia la atención selectiva o capacidad para seleccionar de entre varios estímulos auditivos y visuales.

9- Respecto al desarrollo sensorio-motriz hay estudios que demuestran que los asiduos a estos juegos desarrollan muy por encima de la media la coordinación oculo-manual necesaria para la escritura y aumentan los reflejos y respuestas del jugador. 

Consejos del uso de videojuegos en la infancia

Para un uso educativo de los juegos es recomendable conocer el contenido y los objetivos que persigue. Conocer el sistema de clasificación que determina los diversos grados de violencia.

Y sobretodo compartir con el niño su experiencia, conversar acerca de su contenido, observarles que hacen mientras juegan con ellos de vez en cuando para enseñarles las diferencias entre lo real y lo fantástico. 

Mar García Orgaz
Psicoterapeuta familiar

Источник: https://www.conmishijos.com/educacion/aprendizaje/que-aprenden-los-ninos-de-los-videojuegos-9-interesantes-aprendizajes/

La revisión de su hijo cuando tenga 9 años

¿Qué aprenden los niños con 9 años?

  • Tamaño de texto más grande

Lo más probable es que el pediatra y/o el personal de enfermería que traten a su hijo hagan lo siguiente:

1. Midan el peso y la estatura de su hijo, calculen su índice de masa corporal (IMC) y representen estas medidas en las curvas de crecimiento.

2. Tomen la tensión arterial de su hijo utilizando un equipo de evaluación estándar.

3. Le hagan preguntas, le resuelvan inquietudes y le den consejos sobre los siguientes aspectos relacionados con su hijo:

Comida. Programe tres comidas principales y uno o dos tentempiés nutritivos al día. Sirva a su hijo una dieta bien equilibrada, que contenga proteínas magras, cereales integrales, frutas, verduras y productos lácteos semidescremados.

Los niños de esta edad deberían tomar tres tazas (720 ml) de leche semidescremada (o el equivalente en productos lácteos semidescremados) al día. Márquese como objetivo que su hijo ingiera un total de cinco raciones de fruta y verdura al día.

Limite las comidas y las bebidas ricas en azúcares y grasas y ofrézcale no más de 240 ml (8 onzas) de jugo al día.

Sueño. Los niños de esta edad suelen necesitar unas 9 a 12 horas de sueño nocturno. La falta de sueño puede dificultar que mantengan la atención en la escuela. Establezca una hora de irse a la cama que permita que su hijo duerma lo suficiente y estimule a su hijo a seguir una rutina relajante a la hora de acostarse.

Actividad física. Los niños de esta edad deberían dedicar por lo menos 60 minutos al día a la actividad física. Limite el tiempo que pasa su hijo delante de cualquier tipo de pantalla (televisión, vídeo, computadora, videojuegos, teléfonos inteligentes y tabletas) a no más de dos horas al día de programas infantiles de calidad.

Crecimiento y desarrollo. Alrededor de los 9 años, es habitual que muchos niños:

  • muestren una mayor independencia con respecto a su familia y empiecen a preferir estar con sus amigos
  • tengan amigos de su mismo género
  • lean para aprender sobre temas que les interesen
  • asuman tareas de mayor nivel de dificultad en la escuela, como recoger y organizar información para hacer un comentario sobre un libro
  • empiecen a asumir tareas domésticas y una mayor cantidad de deberes
  • empiecen a presentar signos de la pubertad (piel grasa, acné, olor corporal). A las niñas se les empiezan a desarrollar los senos y les empieza a crecer vello en las axilas y el pubis. A los niños, les crecen los testículos y el pene, así como el vello corporal.

4. Hagan una exploración física a su hijo.

Esta incluirá auscultarle el corazón y los pulmones, explorarle la espalda para detectar posibles curvaturas en la columna vertebral y evaluar los signos propios de la pubertad.

Uno de los padres del niño, su tutor o un cuidador debería estar presente durante esta parte de la exploración, pero sus hermanos deberían quedarse en la sala de espera para respetar la intimidad del niño.

5. Actualicen sus vacunas. Las vacunas protegen a los niños de importantes enfermedades propias de la infancia, de modo que es fundamental que su hijo las reciba a tiempo. Los programas de vacunación pueden variar entre distintos consultorios médicos desnatados; por lo tanto, pregunte al pediatra al respecto.

6. Soliciten pruebas. Es posible que el pediatra evalúe el riesgo de su hijo a la anemia, el colesterol elevado o la tuberculosis y que, en caso de ser necesario, solicite las pruebas pertinentes.

De cara al futuro

He aquí algunas de las cosas que deberá tener en cuenta hasta la próxima revisión, que se llevará a cabo cuando su hijo tenga 10 años:

La escuela

  1. Estimule a su hijo a participar en una variedad de actividades, como la música, las manualidades, el deporte, clubs de actividades extraescolares y otras actividades que sean de su interés. Pero trate de evitar sobrecargar a su hijo y permita que tenga tiempo para estar tranquilo.
  2. Elogie los logros de su hijo y ofrézcale su apoyo en aquellas áreas que más le cuesten.
  3. Establezca un lugar tranquilo donde su hijo pueda hacer los deberes, alejado de posibles distracciones, como la televisión y los teléfonos móviles.
  4. Como el programa académico de su hijo será más exigente que en cursos anteriores, es posible que su hijo tenga problemas académicos.

    En este caso, colabore con la escuela de su hijo para determinar la causa, como un trastorno del aprendizaje no diagnosticado o la presencia de acoso escolar o de otros factores estresantes.

  5. Hable con su hijo sobre los sobre los peligros asociados a fumar, usar cigarrillos electrónicos, beber alcohol y consumir drogas.
  6. Enséñele a su hijo a utilizar la tecnología de una manera inteligente. La regla general debe ser la siguiente: no escribir mensajes de texto o enviar fotos que no quisieras que los abuelos vieran.

El yo

  1. Pase tiempo con su hijo cada día.  Compartan comidas, estén activos juntos, y conversen sobre cosas que sean importantes para su hijo.
  2. Establezca normas y explique cuáles son sus expectativas.  Establezca consecuencias justas del hecho de saltarse las normas.

      Elogie a su hijo cuando haga elecciones adecuadas.

  3. Prepárese para responder a preguntas sobre la pubertad y las sensaciones y sentimientos que acompañan a estos cambios corporales. Aliente a su hijo a que le formule este tipo de preguntas y a que le comunique sus preocupaciones.

     Las niñas suelen tener su primer periodo unos dos años después de que se les empiecen a desarrollar los senos (entre los 9 y los 16 años). Los niños pueden tener poluciones nocturnas y sus voces se pueden empezar a oscurecer, aunque es posible que les salgan «pitos» y «gallos» al hablar.

  4. Estimule a su hijo a ducharse o bañarse todos los días. Si le preocupa su olor corporal, dígale que utilice desodorante.
  5. Dígale a su hijo que nadie debe tocar ni mirar sus partes íntimas ni pedirle que mire o toque las partes íntimas de otra persona.
  6. Los niños se deben cepillar los dientes dos veces al día, utilizar el hilo dental una vez al día e ir al dentista una vez cada 6 meses.

Seguridad

  1. Su hijo deberá seguir viajando en los asientos traseros del coche, sobre un asiento elevador que sea compatible con el uso del cinturón de seguridad del automóvil hasta que mida 150 cm (4 pies y 9 pulgadas), lo que suele ocurrir entre los 8 y los 12 años de edad.
  2. Asegúrese de que su hijo siempre lleva puesto un casco cuando ande en bicicleta o monopatín.
  3. Enseñe a su hijo a nadar, pero no permita que se vaya a nadar a menos que los supervise un adulto.
  4. Aplique protector solar, con un FPS -factor de protección solar- de 30 o superior, sobre la piel de su hijo por lo menos 15 minutos antes de salir al exterior y vuélvaselo a aplicar aproximadamente cada dos horas.
  5. No permita que su hijo sea fumador pasivo.

    Ser fumador pasivo del vapor de los cigarrillos electrónicos también es nocivo

  6. Supervise el uso que hace su hijo de Internet. Guarden el ordenador familiar en un lugar donde usted puede observar lo que hace su hijo.

    Instale filtros de seguridad y revise el historial del navegador para entrar en los sitios de Internet que haya visitado su hijo.

  7. Proteja a su hijo de las heridas por arma de fuego evitando guardar este tipo de armas en su casa. Si tiene un arma de fuego, guárdela descargada y bajo llave.

    Las municiones deberían guardarse en un lugar distinto. Asegúrese de que los niños no pueden acceder a las llaves.

  8. Hable con su médico si le preocupa su situación vital.

    ¿Dispone de todo lo que necesita para cuidar de su bebé? ¿Dispone de suficiente comida, de un lugar seguro donde vivir y de seguro médico? Su médico le puede informar sobre recursos de la comunidad o derivar su caso a un trabajador social.

Estas listas de recomendaciónes son congruentes con las guías de la Academia Americana de Pediatría (AAP) (Directrices Futuros Brillantes o «Bright Futures Guidelines» en inglés).

Revisado por: Mary L. Gavin, MD

Fecha de revisión: julio de 2017

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/checkup-9yrs-esp.html

Niñez mediana (6 a 8 años)

¿Qué aprenden los niños con 9 años?

La niñez intermedia implica muchos cambios en la vida de un niño. A esta edad, los niños ya pueden vestirse por sí solos, atrapar una pelota más fácilmente solo con las manos y amarrarse los zapatos. Ahora es más importante para ellos ser un poco más independientes de la familia.

Eventos como comenzar a ir a la escuela hacen que los niños a esta edad entren en contacto regular con un mundo más amplio. Las amistades se vuelven más importantes. En esta etapa desarrollan rápidamente habilidades físicas, sociales y mentales.

Es fundamental que en esta etapa el niño aprenda a adquirir confianza en todas las áreas de la vida, como en las amistades, las actividades escolares y los deportes.

Los siguientes son algunos aspectos del desarrollo en la niñez intermedia:

Cambios emocionales y sociales

Los niños a esta edad:

  • Muestran más independencia de los padres y la familia.
  • Comienzan a pensar en el futuro.
  • Entienden mejor el lugar que ocupan en el mundo.
  • Prestan más atención a las amistades y al trabajo en equipo.
  • Desean ser queridos y aceptados por sus amigos.

Razonamiento y aprendizaje

Los niños a esta edad:

  • Desarrollan rápidamente sus habilidades mentales.
  • Aprenden mejores maneras de describir sus experiencias, sus ideas y sus sentimientos.
  • Se enfocan menos en sí mismos y se preocupan más por los demás.

Consejos de crianza positiva de los hijos

Estas son algunas cosas que usted, como padre, puede hacer para ayudar a su hijo en esta etapa:

  • Demuéstrele afecto. Reconozca sus logros.
  • Ayúdelo a desarrollar el sentido de la responsabilidad; por ejemplo, pídale ayuda con las tareas del hogar, como poner la mesa.
  • Hable con su hijo sobre la escuela, los amigos y las cosas que desearía hacer en el futuro.
  • Hable con su hijo sobre el respeto hacia los demás. Anímelo a ayudar a las personas necesitadas.
  • Ayúdelo a establecer metas alcanzables; de esta manera, aprenderá a sentirse orgulloso de sus logros, y a depender menos de la aprobación y el reconocimiento de los demás.
  • Enséñele a ser paciente; por ejemplo, a esperar su turno y a terminar una tarea antes de ir a jugar. Anímelo a que piense en las posibles consecuencias antes de hacer algo.
  • Ponga reglas claras y respételas; por ejemplo, establezca por cuánto tiempo puede ver la televisión y a qué hora tiene que acostarse. Sea claro acerca de los comportamientos que son aceptables y los que no lo son.
  • Hagan cosas divertidas en familia, como participar en juegos, leer y asistir a eventos en la comunidad.
  • Involúcrese en la escuela de su hijo. Reúnase con los maestros y el personal escolar para entender sus objetivos de aprendizaje y saber cómo trabajar juntos para ayudar a su hijo a lograr dichos objetivos.
  • Continúe leyéndole a su hijo. A medida que su hijo vaya aprendiendo a leer, túrnense en la lectura.
  • Utilice la disciplina para guiarlo y protegerlo, en lugar de usar castigos que lo hagan sentirse mal consigo mismo. En vez de analizar lo que no debe hacer, explíquele lo que sí debe hacer.
  • Felicite a su hijo por su buen comportamiento. Es mejor centrarse más en elogiar las cosas positivas que hace su hijo (“te esforzaste mucho en resolver esto”) que en las características que no puede cambiar (“eres inteligente”).
  • Ayude a su hijo a enfrentar nuevos retos. Anímelo a resolver por sí solo sus problemas, como los desacuerdos con otros niños.
  • Motive a su hijo, tanto en la escuela como en la comunidad, a que participe en actividades de grupo como algún deporte, o a que aproveche las oportunidades de realizar trabajo voluntario.

La seguridad de los hijos es lo primero

Al tener más independencia y aptitudes físicas, los niños corren más riesgo de sufrir lesiones por caídas y otros accidentes. Los accidentes automovilísticos son la causa más común de muerte por lesión accidental entre los niños de esta edad.

  • Proteja a su hijo adecuadamente cuando viaje en automóvil. Encuentre información más detallada en “Asientos de seguridad para automóvil: una guía para las familiasexternal icon” de la Academia Estadounidense de Pediatría.
  • Enséñele a su hijo a estar atento al tráfico y a seguir medidas de seguridad mientras camina hacia la escuela, cuando ande en bicicleta o cuando juegue afuera.
  • Asegúrese de que su hijo entienda las medidas de seguridad relacionadas con el agua, y supervíselo siempre que esté nadando o jugando cerca del agua.
  • Supervise a su hijo cuando esté realizando actividades peligrosas, como trepar.
  • Hable con su hijo sobre cómo pedir ayuda cuando la necesite.
  • Mantenga fuera del alcance del niño productos del hogar potencialmente peligrosos, como herramientas, equipos y armas de fuego.

Cuerpos saludables

  • Los padres pueden ayudar a que las escuelas sean más saludables. Colabore con la escuela de su niño para que se limite el acceso a alimentos y bebidas con azúcar agregada, grasas sólidas y sal que se puedan comprar fuera del programa de almuerzo escolar.
  • Asegúrese de que su niño realice por lo menos una hora de actividad física al día.
  • Limite el tiempo que su hijo pasa frente a pantallas a no más de 1 o 2 horas al día de programas adecuados, ya sea en casa, en la escuela o en los centros para cuidado después de la escuela.
  • Practique hábitos de alimentación saludables y actividad física desde edades tempranas. Aliente a su hijo a que participe activamente en juegos, y dé el ejemplo comiendo alimentos saludables durante las comidas en familia y al llevar un estilo de vida activo.
  • Asegúrese que su hijo duerma la cantidad recomendada cada noche. Niños de 6 a 12 años: de 9 a 12 horas cada 24 horas.

Источник: https://www.cdc.gov/ncbddd/spanish/childdevelopment/positiveparenting/middle.html

Habilidades y conocimientos que aprenden los niños según su edad

¿Qué aprenden los niños con 9 años?

Atención Temprana. Centros Anda Conmigo. Desarrollo madurativo infantil.

Los seres humanos aprendemos desde que nacemos, siendo el primer año la etapa en la que más se desarrolla nuestro aprendizaje, ya que todo lo que nuestros sentidos perciben es nuevo y estimulante. Las nuevas destrezas que adquirimos según nos desarrollamos nos ayudan a crecer y a madurar hasta convertirnos en adultos formados física y psicológicamente.

Por tanto, dependiendo de la etapa en la que se encuentre un niño, este descubrirá nuevas habilidades que le ayudarán a explorar el mundo que le rodea; por eso, es importante para los padres comprender qué se aprende en cada una de ellas para estimularles correctamente.

En el post de hoy os mostraremos los diferentes conocimientos que los pequeños adquieren desde que cumplen su primer año.

1 año

Comienzan a adquirir capacidades que les permiten descubrir, controlar y conocer el entorno y su papel en él.

  • Empiezan a reconocer su propio nombre.
  • Aprenden a relacionarse con otros niños y con adultos a través del saludo y la despedida.
  • Identifican y gestionan sentimientos de alegría, sorpresa o tristeza.

2 años

Los niños y niñas de esta edad son muy curiosos y empiezan a comprender su independencia, que utilizan para explorar su entorno:

  • Reconocen su propia imagen y la de quienes les rodean.
  • Aprenden a controlar los esfínteres.
  • Aprenden a lavarse las manos y hábitos relacionados con la alimentación como masticar alimentos sólidos.
  • Adquieren una buena entonación, pronunciación y estructuración de frases sencillas.

3 años

Los niños de tres años descubren su faceta exploradora, que usan para conocerse a sí misma y a lo que les rodea.

  • Les gusta explorar y utiliza los sentidos para aprender.
  • Tienen capacidad para pensar de forma creativa.
  • Aprenden más vocabulario y la pronunciación mejora
  • Escuchan y entienden conversaciones, canciones, historias o poemas.
  • Sus habilidades de razonamiento lógico mejoran.
  • Hacen puzles sencillos y clasifican y ordenan objetos.

4 años

Su desarrollo da un salto y comprenden el mundo de forma distinta a como lo han hecho hasta ahora. Es la mejor edad para inculcar buenos hábitos de salud e higiene.

  • Su juego es complejo e imaginativo.
  • Les gusta ser responsables y tomar decisiones.
  • Avanzan en su capacidad de lenguaje, se comunican con oraciones complejas, apenas cometen errores de pronunciación y su vocabulario se amplía.
  • Inician conversaciones sin cambiar de tema.
  • Comprenden instrucciones con cosas que pueden ver.
  • Crece su interés en saber qué son las palabras, qué representan e intentan reproducir algunas letras.
  • Reconocen formas geométricas y conceptos como los días, los meses y las estaciones.
  • Pueden vestirse y desvestirse sin ayuda.
  • Comienzan a separar la realidad de la fantasía.

5 años

Son cada vez más sociables, su autoestima se refuerza y, con ella, el aprendizaje.

  • Resuelven problemas abstractos y creativos.
  • Expresan opiniones y hacen preguntas complejas.
  • Construyen oraciones compuestas y son capaces de tener conversaciones coherentes.
  • Utilizan su imaginación para contar historias completamente inventadas.
  • Comienzan a entender el mundo que les rodea.
  • Comprenden el sistema horario y el concepto social de tiempo.
  • Tienen mucha curiosidad y preguntan todo el tiempo “¿por qué?”.

6 años

A esta edad es cuando los niños aprenden a una mayor velocidad, ganan más confianza y hacen amigos de verdad:

  • Utilizan frases complejas con una pronunciación clara.
  • Leen de forma independiente.
  • Escriben descripciones e historias que comparten con los demás.
  • Comprenden los mapas con ayuda de instrucciones y utilizan estrategias sofisticadas para resolver problemas matemáticos.
  • Sus habilidades motoras mejoran.
  • Comprenden la acción de compartir y les gusta hacerlo.

7 años

Los niños comienzan a ser autosuficientes y se empieza a perfilar su personalidad. Es la época ideal para que los padres les involucren en las tareas del hogar y para que los animen a tener más responsabilidades.

  • Comparten conocimientos con los demás.
  • Su capacidad de concentración es más larga.
  • Utilizan estrategias creativas y complejas para resolver problemas.
  • Mejora la velocidad, la precisión, la expresión y la independencia en la lectura.
  • Aumentan sus habilidades para las matemáticas.
  • Entienden las emociones y las acciones de los demás.
  • Comienzan a experimentar con el arte, la música y el baile.

8 años

En esta etapa los niños descubren el entorno a través de la experimentación:

  • Su capacidad de concentración es más elevada.
  • Disfrutan de la lectura y de lo que aprenden de ella.
  • Desarrollo del proceso de escritura.
  • Aprenden y aplican nuevo vocabulario con el que se expresan y comprenden mejor el entorno.
  • Escogen sus propias aficiones en base a sus gustos personales.
  • Entienden las emociones, su significado y las usan para afrontar las situaciones.

9 años

La amistad es muy importante a esta edad, convirtiéndose en un pilar fundamental en la educación de niños y niñas, que aprenden a:

  • Comprender mejor lo que estudian en la escuela: leen más fácilmente y las sumas y restas se vuelven más sencillas.
  • Realizan mejores tomas de decisiones.
  • Son capaces de pensar de forma independiente.
  • Reconocen las normas sociales básicas.
  • Comienzan a experimentar ansiedad ante circunstancias como el rendimiento escolar.
  • Diferencian entre el bien y el mal.

10 años

Los niños y niñas de 10 años participan más en las decisiones que se toman en el ámbito familiar, aunque también comienzan a querer pasar más tiempo con sus amigos y amigas. Las características de esta edad son:

  • Su pensamiento es más complejo, lógico y maduro.
  • Consolidan conceptos aprendidos.
  • Crece su sentimiento de pertenencia.
  • Aprendizaje de habilidades sociales que ponen en práctica en el colegio y con sus amigos.

11 años

Las principales características de esta etapa marcada por la entrada en la preadolescencia son:

  • Aumento de su capacidad de organización, de su responsabilidad y su independencia de los progenitores.
  • Más capacidad de empatía con las emociones de los demás.
  • Mayor conectividad cerebral, lo que se traduce en más memoria y más comprensión lectora.
  • Crecimiento del pensamiento abstracto y el razonamiento hipotético.

Aunque cada niño es un mundo y su capacidad para aprender varía mucho de uno a otro, lo que está claro es que los pequeños necesitan la ayuda y el apoyo de sus familias para poder desarrollarse de una forma plena y satisfactoria.

Si tu hijo necesita ayuda para completar alguna de sus etapas de crecimiento, no dudes en contactar con nuestros Centros Anda Conmigo e informarte de todos nuestros servicios.

Источник: https://www.fundacionandaconmigo.com/habilidades-y-conocimientos-que-aprenden-los-ninos-segun-su-edad-centro-boadilla-aprendizaje/

Juegos para niños de 8 a 10 años para desarrollar la creatividad

¿Qué aprenden los niños con 9 años?

¿Pero los niños de esta edad todavía quieren jugar con una niñera o con sus padres? Sí, siempre que puedas proponer los juegos adecuados.

Hay muchos juegos para niños de 8 a 10 años útiles para aprender a expresarse de manera creativa, para aumentar la autoestima y para despertar su curiosidad.

Encontrar espacio para el juego en las tardes ocupadas de un niño de esta edad no es fácil, pero vale la pena intentarlo.

Para empezar, los juegos deben ser adecuados para la edad de los niños, ni demasiado fáciles ni demasiado difíciles. Por lo tanto, para entender cómo deberían ser los juegos para niños de 8 a 10 años, veamos cómo son los niños en esta etapa de desarrollo.

Entre los 8 y 10 años, los niños y niñas tienen claro lo que les gusta y lo que no. Se sienten «mayores» y consideran que muchos juegos y juguetes son para «niños pequeños».

Tienen una buena habilidad manual, son capaces de barajar cartas, recortar y pegar con precisión. Por otro lado, pueden estar concentrados más tiempo.

Los niños a partir de 8 años saben respetar los turnos para tirar los dados sin aburrirse, también son capaces de entender los juegos de mesa, con reglas complejas y que requieren de una estrategia.

Proponer un juego a niños de esta edad puede ser un desafío para una niñera o cualquier padre: si le preguntas a un niño de 8 a 10 años si quiere jugar, es posible que conteste que no. Pero si puedes encontrar una actividad que se adapte a sus gustos y personalidad, puedes lograr que deje de lado los videojuegos o la tablet.

El juego sigue siendo muy importante a esta edad. Todavía hay espacio para proponer actividades creativas y juegos útiles que tienen como beneficio:

¡Todavía te quedan un montón de juegos por descubrir con los que los peques lo pasarán en grande! Si estás buscando trabajo como niñera o eres madre y quieres que te echen una mano  con los niños, regístrate sin compromiso en Sitly. ¡Tanto el registro como el acceso a todos los perfiles es gratuito!

La importancia de jugar con la niñera 

Si cuidas a niños de 8 a 10 años, sabes que cuentan en general con muy poco tiempo libre.

Las tardes pasan rápido entre la salida del cole, la merienda, el trayecto a las clases extra escolares… Después llegan los deberes o preparar los exámenes.

Aunque tu labor sea supervisar todas esas actividades de los niños y acompañarles, es importante encontrar momentos para jugar. ¡Experimentar con la creatividad y el aprendizaje no tiene precio!

Los niños de esta edad se sentirán más libres en cierta medida con una niñera que con sus padres.

Un niño de 9 años se sentirá libre de poner cuentas para hacer un collar si lo desea, una niña pequeña para jugar nuevamente con su Barbie… También puedes ayudarle, a través del juego, a desarrollar hábitos y aficiones que pueden ser importantes para contrarrestar el tiempo «pasivo» que pasa frente a los videojuegos o dispositivos electrónicos.

Un consejo importante para que cualquier juego funcione: prepárate. Cuando propongas un juego o una actividad, asegúrate de conocer todas las reglas y contar con todo el material necesario. No hay nada peor que ver cómo decae el entusiasmo cuando falta una barra de pegamento o las reglas del juego son confusas para todos.  Y, por supuesto, ¡participa en el juego con enorme entusiasmo!

Juegos y actividades para niños de 8 a 10 años

En esta selección, te proponemos actividades y juegos para niños de 8 a 10 años, pero no todos son adecuados para cualquier niño. Dependerá de ti encontrar los que mejor se adapten a los niños según sus intereses y personalidad. Puedes echar además un vistazo a nuestra selección de ideas para jugar con niños, encontrarás las mejores propuestas. 

Para tener un contexto más amplio, puedes echar un vistazo a nuestro post sobre juguetes educativos para niños de ocho años. Además de juguetes, encontrarás otras opciones de juego muy beneficiosas para los niños de esta edad. 

Por otro lado, hay que tener en cuenta la tremenda utilidad de estas actividades. Por ejemplo, el niño desordenado puede comenzar una colección para aprender a clasificar y almacenar con cuidado. En el caso de niños introvertidos,  pueden crear un libro en el que se expresen mediante historias y poemas inventados. Propón diferentes actividades y verás cómo reacciona cada niño.

Juegos de cartas

Hay multitud de juegos para niños de 8 a 10 años que se pueden llevar a cabo con las cartas. Jugar a las cartas es un juego que asocian con los adultos, así que para muchos niños de esta edad despierta una enorme curiosidad.

Además de juegos clásicos como la escoba y otros que ya describimos en el artículo de juegos para niños de seis años en casa, se puede enseñar a los niños juegos algo más complejos, como por ejemplo la brisca.

Y si se cansa de jugar, puedes desafiar a los niños con crear la torre más alta a base de cartas.

Juegos de mesa

Nuestros favoritos para esta edad son el Monopoly, el Risk, el Scrabble o el Tabú. Pero también juegos clásicos como el ajedrez o las damas. Muchos juegos de mesa comienzan a ser interesantes a partir de los 8 años.

A partir de esta edad, los niños pueden recordar reglas más complejas, esperar que llegue su turno y pueden estar sentados jugando durante más tiempo.

Los juegos de mesa ayudan a concentrarse y formular una estrategia, pero también a perder y aceptar las reglas.

En la habitación de los niños seguro que hay algún juego de mesa. Sácalos e intenta jugar. Si no hay, puedes construir, junto con los niños, un tablero de ajedrez hecho en casa. Utiliza cartón y construir las piezas con plastilina o piedras de colores. En Internet también encontrarás tableros listos para descargar y colorear con los juegos más clásicos. 

Juegos con lápiz y papel

Lápices de colores y papel son más que suficientes para crear un montón de juegos para niños de 8 a 10 años.

  Si están aburridos o vienen cansados ​​después de practicar deporte, un juego con papel y lápiz puede ser la solución.

Para hacerlo un poco especial, puedes usar el «cuaderno de juegos» (se trata tan sólo de un cuaderno cuadrado normal con una etiqueta especial), que usarás cada vez que el niño dibuje con lápiz y papel.

A los 8 años, juegos como el ahorcado, el tres en raya o batalla naval son perfectos para ellos. Para los mayores, puedes probar con juegos más desafiantes, como el Nim u otros juegos de estrategia con lápiz y papel. También el Mastermind es un juego para niños de 8 a 10 años, muy útil para desarrollar el razonamiento y la lógica.

«Saber jugar bien es tan importante como saber leer bien. Si los observamos atentamente, descubriremos que los niños que no saben jugar, soñar o fantasear, generalmente no son los mejores para leer».
John Holt, How Children Learn

Prueba el Origami

Hojas de colores y un tutorial en son suficientes para acercarse al origami, que puede convertirse en una verdadera pasión. A los 8-10 años, los niños han logrado una buena destreza y pueden realizar los primeros experimentos de origami por su cuenta.

Comienza con figuras simples como el cisne o la rana que salta y luego avanza gradualmente. El origami es uno de los juegos más útiles para niños de 8 años porque desarrolla su  precisión, capacidad de atención y aprenden a realizar tareas con cuidado. Todas ellas, habilidades que les serán muy útiles también en la escuela.

¡Después del primer cisne, pueden empezar a hacer una colección completa de animales!

Macetero de ganchillo

¿Hacer un macetero de ganchillo para regalar a papá y mamá? El crochet o ganchillo son muy adecuados para los niños y niñas a esta edad.

Aunque se trate de elaborar un sencillo pompón o pulseras de lana siempre es una gran satisfacción que elaboren sus propias creaciones. Un ovillo de lana barato será suficiente.

Tienes centenares de recursos en internet y tutoriales en con un montón de ideas. Sólo escribe las palabras clave adecuadas para buscar fotos y vídeos.

Hacer una colección

El interés por coleccionar comienza a esta edad.

Puedes proponer al niño comenzar una colección sin coste alguno, empezando por algo que le guste: piedras de diferentes colores y formas, hojas y flores secas, tapones de botellas, cualquier cosa que pueda convertirse en objeto de colección.

Lo importante es encontrar el contenedor correcto: una carpeta transparente, una caja con muchos compartimentos, etiquetas para describir el objeto, tal vez un cuaderno donde catalogar las piezas. Útil para acostumbrarse a mantener el orden, recoger y clasificar.

Modelismo

Aprovecha que a esta edad los niños son generalmente hábiles para recortar y pegar con precisión. La construcción de pequeños objetos en miniatura es una actividad emocionante para ellos. Barcos, aviones o automóviles que se puedan dibujar, recortar y pintar.

Construir pequeñas casas con palillos o cartón es fácil. También podéis montar una ciudad, con cajas de zapatos de cartón, pinturas y trozos de tela. Todo es posible.

 Otra opción es pedirles a los padres que compren algún modelo económico para montar la primera maqueta con ellos.  

Trucos de magia

El interés por los trucos de magia suele surgir alrededor de los 8 años, porque a esta edad los niños tienen la habilidad y concentración necesarias para probar un truco una y otra vez hasta que puedan hacerlo bien. Puedes comenzar mirando algunos tutoriales con trucos en . Trucos con cartas, monedas, vasos y bolas de papel suelen ser los más socorridos a esta edad. 

Escribir un libro, un diario o poesías

Englobamos esta actividad tan amplia entre los juegos para niños de 8 a 10 años. Precisamente la escritura es una actividad que, si se propone de la manera correcta, puede convertirse en una pasión que acompañará al niño para toda la vida.

Partiendo de sus intereses, proponle escribir juntos un libro de historias, un diario de naturaleza donde observar aves o insectos, un cómic, un libro de recetas, una colección de poemas… Las opciones son infinitas.

El objetivo es ejercitar la escritura y vincularla a momentos agradables, no solo a la escuela.

Cocinar

Cocinar unos bocadillos masterchef de merienda, o preparar juntos algo para mamá y papá. La cocina estimula la creatividad. El niño se sentirá bien al cocinar, capaz y autónomo.

Sin embargo, hay que prestar atención: es una actividad que debe planificarse antes.

Tienes que pedir permiso a los padres, asegúrate de que tenéis todos los ingredientes, el tiempo necesario para terminar la receta y recoger la cocina.

Jugando con la codificación

Entre los juegos para niños de 8 a 10 años también incluimos la codificación: ¿puedes aprovechar la pasión por los videojuegos de una manera constructiva para acercar al niño a los principios básicos de la programación (codificación)? Esta es una propuesta con alguno de los mejores juegos de programación para niños, donde encontrarás opciones adecuadas para diferentes edades.

¿Y tú a qué juegas cuando cuidas niños? ¿Cuáles son tus juegos para niños de 8 a 10 años favoritos?

Para obtener consejos e información sobre juegos por edades, lee nuestros artículos sobre:

Y si lo que buscas son juegos para una tarde de lluvia o vacaciones escolares, echa un vistazo a nuestra selección de:

Por último, ¡no olvides compartir tus experiencias a través de nuestra sección de comentarios! ¡Os esperamos!

Источник: https://www.sitly.es/blog/juegos-para-ninos-de-8-a-10-anos/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: