Qué comer el día del parto

¿Qué comer después del parto para aumentar defensas?

Qué comer el día del parto

Saber qué comer después del parto para aumentar defensas es una de las preocupaciones de toda madre. En esta etapa, la flamante mamá desea contar con una excelente salud para poder recuperar sus fuerzas y su mejor estado, pues queda claro que, con el acto del alumbramiento, el cuerpo necesita los nutrientes y las vitaminas justas para normalizar sus heridas.

Con respecto a la alimentación saludable, no hay muchos secretos. Todos sabemos que comer frutas y verduras, carnes magras, frutos secos y aceites ricos en omega 3 eleva las defensas del organismo y conduce a una estabilización de todos los valores.

Ahora bien, la pregunta recae en conocer cuáles de estos alimentos deben ingerirse en mayor cantidad y las porciones exactas recomendadas de cada uno. Por todo esto, te presentamos este texto informativo con algunos de los alimentos más destacados por sus nutrientes. Con ellos, podrás comenzar de inmediato a potenciar tus defensas.

La primera consideración a tener en cuenta después del parto es que comienza el período de lactancia, por lo que la madre debe comer alimentos muy específicos. Es importante que la dieta que se decida establecer quede avalada por el médico tratante o un nutricionista, quienes serán los más indicados a la hora de dictar una guía de alimentación equilibrada.

Una vez entendido este aspecto, el propósito de este artículo es indicarte los alimentos naturales y saludables que ya están reconocidos como beneficiosos para las defensas. Además, se ofrecen también algunas ideas sencillas para que sepas cómo prepararlos de manera deliciosa.

Frutas

Las frutas encabezan este listado, pues representan uno de los grupos de alimentos más potentes para subir las defensas gracias a su alta carga de vitaminas. La mayoría cuenta con un alto índice de vitamina C, encargada de mantener el sistema inmunitario en estado óptimo.

De acuerdo con una investigación publicada en la revista American Journal of Lifestyle Medicine, la ingesta de dicho nutriente reduce el riesgo de padecer resfriados y mejora su recuperación.

Entre las frutas que condensan más nutrientes por porción, se destacan:

  • Naranjas.
  • Grosellas negras.
  • Kiwi.
  • Papaya.
  • Frutos rojos.

El momento del día más indicado para su consumo es durante las mañanas, en forma de una deliciosa ensalada de frutas.

Vegetales y legumbres

Entre las verduras y los vegetales que contienen más vitaminas y fortalecen las defensas, las más destacadas son el pimentón, la auyama y el perejil; este último resulta muy útil por su versatilidad para usarlo en todas las comidas. En cuanto a las legumbres, se destacan las lentejas, un grano con un sabor más que exquisito.

Por otra parte, si se trata de restaurar la salud de la madre después del parto, todos los vegetales de hoja verde como las espinacas, la alfalfa o la acelga deben consumirse en abundancia. Estos poseen vitamina K, la cual ayuda a restablecer la ruptura de los tejidos que se han visto comprometidos en el momento del parto o la cesárea.

“Es importante que la dieta que se decida establecer quede avalada por el médico tratante o un nutricionista, quienes serán los más indicados a la hora de dictar una guía de alimentación equilibrada”

Pescados ricos en Omega 3

Los llamados pescados grasos como el salmón, las sardinas, la trucha y el arenque, destacan por contener grandes cantidades de omega 3. Este componente es indispensable para mantener la salud del organismo en óptimo estado y evitar incluso la aparición de numerosas patologías.

Las cantidades diarias establecidas para garantizar un consumo suficiente de omega 3 en mujeres en período de lactancia es de 1,3 gr diarios. Este nutriente, además, conseguirá reducir la inflamación del organismo. Los expertos recomiendan su aporte regular para disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades complejas y autoinmunes.

Si en tu caso decides mantener una dieta vegetariana, debes saber que puedes encontrar omega 3 en abundancia en productos como los huevos, la linaza, la chía, las nueces y diversos frutos secos. Asimismo, están en menor medida en lácteos como el yogur y la leche de soya.

De todas formas, es bueno que consultes con tu médico antes de tomar cualquier decisión radical con respecto a tu dieta.

Infusiones

Las infusiones son aliadas perfectas a la hora de subir las defensas. Y no solo eso: aportan un gran bienestar y un estado de relajación a la madre que, sin duda, coadyuvan en el fortalecimiento de su salud. Entre las destacadas por sus múltiples propiedades, tenemos a la valeriana, el cilantro, el hibisco, el arándano rojo, la canela, el lúpulo y la melisa.

Optimiza la dieta para mejorar la función inmune

Como dato final, recuerda que tu recuperación luego del parto y el hecho de contar con defensas altas dependerá en gran medida de la forma como te hayas alimentado durante el embarazo. Por lo tanto, la tarea debe enfocarse en mantenerte sana antes, durante y después del parto.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/que-comer-despues-del-parto-para-aumentar-defensas/

Recetas para una cuarentena: 47 recetas saludables para preparar en casa y no salir a comprar todos los días

Qué comer el día del parto

Durante la cuarentena puede ser de gran ayuda aliarnos con la cocina y realizar preparaciones básicas que antes comprábamos en en el supermercado. Así, dejamos 47 recetas saludables que puedes preparar en casa durante la cuarentena para evitar salir a la calle.

Pan integral de centeno y espelta

Para hacer esta receta con Thermomix, ponemos agua en el vaso y la cantamos 2 min/37ºC/vel 1. Añadimos las harinas integrales, la levadura y la sal y mezclamos 20 seg/vel 6. Retiramos el cubilete y amasamos 3 min/vel espiga.

Si hacemos esta receta sin Thermomix, calentamos el agua y deshacemos en ella la levadura. Ponemos las harinas en un bol grande con la sal, hacemos un hueco en el centro y volcamos ahí el agua con la levadura. Amasamos hasta que obtenemos una masa lisa que se despega de las paredes.

En ambas preparaciones, formamos una bola con la masa. La dejamos reposar en un bol grande tapado con papel film transparente y en un lugar cálido, hasta que doble su volumen (aproximadamente 1 hora).

Amasamos ligeramente la masa y le damos forma de hogaza. La colocamos en la bandeja del horno forrada con papel de hornear. Le hacemos unos cortes con un cuchillo afilado y espolvoreamos con un poco de harina integral de centeno. Dejamos reposar hasta que vuelva a doblar de tamaño, unos 30 minutos.

Ponemos una bandeja con agua en la base del horno, para crear humedad, y precalentamos el horno a 220º. Horneamos durante diez minutos. Después, bajamos la temperatura a 200º y horneamos 20 o 25 minutos más. Dejamos enfriar sobre una rejilla antes de cortar a rebanadas y servir.

Con qué acompañar el pan integral de espelta y centeno

Esta pan integral de espelta y centeno está delicioso untado con mantequilla y mermelada, pero también con queso o cualquier embutido, como jamón ibérico o jamón de York. Si os animáis a amasarlo ya me contaréis, si tenéis Thermomix no perdáis la oportunidad de probarlo, más fácil imposible.

Otras recetas de panes fáciles y saludables

Elaborar nuestro propio pan durante la cuarentena no sólo nos permite quedarnos en casa sino también, comer más sano en estos tiempos en que debemos cuidar al máximo nuestro cuerpo.

Por eso, dejamos otras recetas de panes fáciles y saludables que puedes realizar con tus propias manos:

Recetas de galletas caseras, sin azúcar y muy fáciles

Las galletas comerciales son usadas muchas veces para resolver desayunos y meriendas de forma rápida, sin embargo, no resultan una opción sana para el organismo. En su reemplazo, e ideal para la cuarentena, proponemos elaborar estas recetas de galletas caseras, sin azúcar añadido:

Mermeladas y cremas untables, sanas y fáciles

Para acompañar panes o galletas que hemos elaborado en casa, también podemos animarnos a crear mermeladas o cremas untables sanas y fáciles, como las que mostramos a continuación:

Masas de tartas o empanadas caseras, para resolver una comida saludable

Si hasta el momento eras de los que compraba las masas y obleas para elaborar tartas o empanadas, ahora te proponemos no ir de compras por ellas sino elaborarlas de forma sencilla con tus propias manos. Aquí algunas recetas de tartas, pizzas o empanadas con masas caseras:

  • Tarta integral de cebollas en la cual recomendamos reemplazar la harina refinada por integral usando esta última en su totalidad para elaborar la base de tarta salada.
  • Mini pizza de maíz y garbanzos que podemos elaborar con garbanzos de bote o maíz en conserva o congelado. Recomendable para una pizza con más fibra y sin gluten.

Snacks caseros, sanos y fáciles de realizar

Si estás habituado a consumir tentempiés entre horas y para ello, hasta el momento acudías al supermercado, aquí te mostramos opciones de snacks caseros mucho más sanos que los comerciales:

Conservas y salsas caseras con buenos nutrientes

Aunque las conservas y salsas comerciales tienen larga vida útil, nos podemos haber acabado las mismas rápidamente. O si bien quieres almacenar de forma sana pescados u hortalizas, las conservas y salsas caseras son una buena opción para elaborar durante la cuarentena:

Estas son 47 recetas saludables que puedes preparar en casa durante la cuarentena para no salir a comprar a diario.

En Vitónica | Qué alimentos almacenar en caso de cuarentena por el coronavirus: un tecnólogo en alimentos nos da las claves
Imagen | Directo al Paladar y Vitónica

Источник: https://www.vitonica.com/recetas-saludables/recetas-para-cuarentena-47-recetas-saludables-para-preparar-casa-no-salir-a-comprar-todos-dias

Qué comer en el tercer trimestre de embarazo

Qué comer el día del parto

Tercer trimestre de embarazo: estás en las últimas semanas de gestación y tu dieta debe aportarte unas 2.750 calorías diarias para asegurar un correcto desarrollo del bebé.

“Se aumentan alrededor de 350 kcal por día, según la mujer, ritmo de crecimiento y desarrollo fetal”, señala Marta González Caballero, nutricionista y autora del libro “Manual de Alimentación en el Embarazo”.

Ácidos grasos omega 3, básicos

En esta etapa, el cerebro del feto experimenta un importante desarrollo. Se incrementa la corteza cerebral y las conexiones entre las células cerebrales también aumentan.

Al mismo tiempo, los nervios se recubren de mielina, una sustancia que permite que las señales se transmitan con más rapidez.

Por eso ahora es importante que en tu dieta incluyas alimentos ricos en ácidos grasos omega 3.

“Una dieta equilibrada cubre los 2-2,5 gramos diarios necesarios de ácidos grasos omega 3, que aportan claros beneficios sobre la madre: ejercen un importante efecto cardioprotector controlando la hipertensión ligada al embarazo, reduciendo los triglicéridos en sangre y evitando la obstrucción cerebral y la trombosis. También sobre el bebé, puesto que intervienen de forma activa en el desarrollo de su cerebro, favorecen el buen desarrollo de su sistema nervioso y aseguran el buen funcionamiento de su retina”, señala Marta González Caballero.

Yodo, vital para el desarrollo cerebral

En el desarrollo cerebral además de los omega 3 también interviene el yodo. Ahora los requerimientos de este mineral son especialmente elevados y por eso los ginecólogos recomiendan suplementos farmacológicos.

Si en el tercer trimestre de embarazo y en la lactancia hay un déficit de yodo no se produce el correcto desarrollo cerebral del bebé.

No te olvides de la sal yodada, aunque tendrás que tener cuidado a la hora de salar los alimentos para evitar la hinchazón tan característica de esta etapa del embarazo.

Calcio, aumenta el consumo

También ahora deberías aumentar los aportes de calcio. Durante el tercer trimestre, el bebé retiene nos 200-250 mg al día de calcio, ya que es entonces cuando tiene lugar el máximo crecimiento y desarrollo óseo.

Los requerimientos de calcio para la mujer no gestante se encuentran en torno a los 900 miligramos diarios. La mujer embarazada requiere 1.200 miligramos aproximadamente, llegando incluso a cantidades de entre 1.600 y 2.

000 miligramos diarios en las gestantes de gemelos.

Para evitar déficits se recomienda incrementar 400 miligramos diarios mediante “un aporte adicional de productos lácteos o calcio medicamentoso para evitar el debilitamiento de sus dientes y huesos y disminuir el riesgo de posibles fracturas”, señala la nutricionista. Alimentos ricos en calcio son los productos lácteos, el brócoli o la coliflor.

Vitamina D y luz solar

Pero además de tomar alimentos ricos en calcio, debes facilitar su absorción con vitamina D, presente en la yema de huevo o el queso. Esta vitamina se puede formar en el organismo a partir del colesterol.

El proceso de transformación tiene lugar debajo de la piel, donde por acción de los rayos solares, el colesterol se transforma en colecalceferol, la forma activa de la vitamina D.

No es necesario que estés mucho tiempo al sol, basta unos minutos cada día para que el organismo fabrique suficiente vitamina D.

Cómo aliviar las molestias con la dieta

Es frecuente la hinchazón de piernas, tobillos y manos por la retención de líquidos. “Es habitual que las mujeres embarazadas retengan líquidos durante la gestación como consecuencia de los cambios hormonales -un total de entre tres y cuatro litros de agua al cabo de los nueve meses-, en especial durante el último trimestre y los primeros días después del parto.

Este aumento en el volumen del agua favorece los intercambios entre la madre y su bebé a través de la placenta”, dice Marta González Caballero. Para prevenir o aliviar esa hinchazón te conviene reducir los alimentos muy salados y la adición de sal y beber agua suficiente. Los líquidos ayudarán al sistema excretor a eliminar los productos de deshecho y el exceso de líquido.

Hay alimentos que son diuréticos naturales, como la alcachofa o la piña.

Pero debes evitar las sopas de sobre, los alimentos en lata, bebidas con gas o salsas y comidas precocinadas, ya que contienen niveles muy elevados de sodio.

“En ningún caso la embarazada debe tomar diuréticos por iniciativa propia sin consultar a su ginecólogo puestos que estos pueden provocar desmineralización”, añade la nutricionista.

También en el tercer trimestre de gestación son frecuentes los calambres.

Estos pueden deberse a un déficit de calcio y magnesio, presentes en frutos secos, hortalizas de hoja verdemanzanaplátano y pomelo.

Por ello, toma a diario estos grupos de alimentos (un plátano al día, por ejemplo) para no despertarte con calambres en mitad de la noche.

Artículos Relacionados Estás en la recta final del embarazo y la hora de comer es muy importante para ti. Aumenta el consumo de alimentos lácteos y no te olvides de aquéllos que tienen alto contenido de ácidos grasos omega 3. Te sugerimos estos menús saludables para el tercer trimestre de gestación. Si tienes… Tus necesidades calóricas aumentan ligeramente en el primer trimestre de embarazo, apenas unas 150 calorías más por día: equivalen sólo a dos yogures naturales sin azúcar. No obstante, debes empezar a habituarte a incluir en los menús ingredientes saludables. Como explica la nutricionista… En este segundo trimestre de embarazo, el feto dobla su talla. Por eso, al comenzar el cuarto mes de gestación hay que ir incrementando progresivamente las calorías hasta llegar a las 2.500 calorías diarias. “Se aumentan alrededor de 350 kcal por día, según la mujer, ritmo de crecimiento y… Si al comienzo de la gestación la revolución hormonal que vive tu organismo provoca la mayor parte del malestar, a partir del segundo trimestre de embarazo, el crecimiento uterino y la presión sobre otros órganos causa otras molestias como estreñimiento. Estreñimiento ¿Por qué se produce?…

Источник: https://www.natalben.com/que-comer-tercer-trimestre-embarazo

Qué comer el día del parto

Qué comer el día del parto

Es muy difícil prever en qué momento se inicia el parto, por lo que hasta ese momento debemos continuar con una dieta equilibrada, procurando realizar 6 comidas diarias para mantener unas cifras de glucosa estable para el bebé. 

Índice

¿Cuál es la alimentación adecuada el día del parto?

Si las contracciones empiezan en casa, pero todavía son muy espaciadas, puedes tomar pequeñas porciones de comida para mantener la energía. Además, es importante que ingieras abundantes líquidos (agua, zumo, infusiones, etc.).

Si percibes que el parto se aproxima, porque empiezan a aparecer contracciones regulares, la alimentación debe ser rica en hidratos de carbono de absorción lenta (arroz, pasta…). Ello ayudará a que los niveles de glucosa en sangre se mantengan estables durante un tiempo más prolongado, cubriendo incluso el momento del parto.

No debemos ingerir alimentos grasos, condimentados, con mucho residuo, como las legumbres, o azúcares de absorción rápida que enseguida vamos a perder esa glucosa tan necesaria para nuestro bebé.

En la mayoría de paritorios no permiten comer ni beber durante la dilatación, así que mientras estemos en casa debemos llevar una dieta adecuada y equilibrada. En caso de empezar con contracciones regulares, antes de salir de casa bebe un poco de agua y si te apetece tómate algo. Si no tienes apetito o no te encuentras bien no debemos obligarnos a comer nada.

Si tu parto va a ser una cesárea programada, la recomendación médica es que no tomes nada al menos en las 8 horas anteriores a esta.

¿Qué comer cuando se acerca la fecha probable de parto?

Ten en cuenta que cuidar la alimentación también es necesario durante los meses anteriores, esto implica que sigas una dieta sana y equilibrada y que no te saltes ninguna comida. De esta manera tu cuerpo se irá preparando para afrontar con energía suficiente el trabajo del parto.

A medida que se acerca la fecha probable de parto, todo el mundo parece impacientarse y empiezan las prisas por conocer al bebé. Recuerda que la fecha probable de parto no quiere decir que el bebé vaya a nacer ese día, suele ser entre dos semanas antes y dos después a esta fecha, por lo que podríamos estar hablando de “mes probable”.

Para estar en las mejores condiciones cuando llegue el momento del parto lo mejor es descansar, realizar ejercicio físico moderado y alimentarte adecuadamente. Además, es importante disfrutar de esta etapa para que lo oxitocina fluya a chorros por tu cuerpo. Existen alimentos que incluirlos en las semanas o días antes de ponerte de parto te ayudan a mantenerte sana:

– Dátiles: varios estudios han concluido que el consumo diario de dátiles en las semanas previas al parto puede mejorar el progreso del parto y reducir la necesidad de inducción y el sangrado posparto. Esto se debe a su posible efecto estimulante sobre la contracción uterina.

 La cantidad de dátiles que debes ingerir no está clara, los estudios varían de 4 a 8 dátiles diarios, así que debes decidir tú misma cuántos quieres tomar. Además, los dátiles son un buen sustitutivo de otros productos dulces menos sanos, como las galletas, las chucherías, etc.

También es mucha más nutritivo por su aporte de fibra, vitaminas del grupo B, hierro, potasio, magnesio o triptófano.

– Piña: la piña contiene bromelina, una enzima que rompe las fibras de colágeno, por lo que parece que puede ayudar a que el cuello uterino se vaya ablandando y así se facilite la dilatación.

– Té de hojas de frambueso: esta planta es rica en vitamina C, ácido fólico, magnesio, calcio, potasio y flavonoides, y se ha utilizado tradicionalmente para depurar el hígado y los riñones.

En los últimos años se ha extendido su uso en las últimas semanas de embarazo por su supuesta capacidad para tonificar y estimular el útero. No es que provoque contracciones, pero sí que puede ayudar a que, cuando empiecen, sean más fuertes y por tanto más efectivas.

Puedes tomarla a partir de la semana de 37 del embarazo, hasta 4 tazas al día, aunque se recomienda por empezar por dosis más bajas e ir aumentando progresivamente.

– Aceite de onagra: muy rico en ácido linoleico, uno de los principales precursores de prostaglandinas.

Cuando tomas aceite de onagra, tu cuerpo transforma los ácidos grasos que contiene en prostaglandinas. Las protaglandinas maduran el cuello uterino y lo preparan para el parto.

La dosis recomendada suele ser 1.500 mg al día dividido en tres tomas, desde la semana 37 embarazo.

Estos son los alimentos más recomendados, pero seguro que tú has escuchado algunos más, dependiendo de las costumbres y tradiciones de la zona en la que vivas.

Salvo en el caso de los dátiles, no se ha podido demostrar la influencia de estos alimentos en el trabajo de parto. Más bien se cree que preparan el cuello del útero para que, cuando empiecen las contracciones, se abra con mayor facilidad.

Además, como ingerir estos alimentos no parece que tenga ningún efecto secundario, por probar no se pierde nada.

¿Qué otras cosas se pueden hacer para tener un buen parto?

– Descansar para mantener energía para el gran día: necesitarás todo el aporte calórico que hayas podido acumular para poder hacer frente a este gran esfuerzo. Puede ser beneficioso que en las últimas semanas antes del parto tomes alimentos ricos en calorías.

– Mantén una buena hidratación: en la recta final del embarazo tu cuerpo debe estar bien hidratado para que el nivel de líquido en tu organismo no sea deficiente durante el parto. Debido al esfuerzo, vas a sudar mucho y, si no estás correctamente hidratada, tu tensión puede bajar, haciendo que tus fuerzas disminuyan considerablemente.

– Fibra para regular tu organismo: el alto contenido en fibra de frutas y verduras te ayudará a regular tu organismo, evitando que sufras problemas de estreñimiento, que son muy frecuentes durante la gestación. De esta forma, tu intestino estará totalmente libre cuando te dispongas a dar a tu y tu futuro hijo tendrá mucho más espacio para adoptar una posición adecuada y salir con mayor facilidad.

Conocer la fecha del parto es una de las primeras informaciones que la embarazada desea conocer cuando conoce su estado. Y es muy sencillo, sólo hay que sumar 280 días al primer día de su ultima regla.

Oxitocina

Definición:

Es una hormona relacionada con los patrones sexuales y con la conducta maternal y paternal que actúa también como neurotransmisor en el cerebro.

En las mujeres, la oxitocina se libera en grandes cantidades tras la distensión del cérvix uterino y la vagina durante el parto, así como en respuesta a la estimulación del pezón por la succión del bebé, facilitando por tanto el parto y la lactancia.

Síntomas:

Ayuda a provocar el parto.

Tratamiento:

El médico puede administrar esta hormona sintética mediante una bomba de infusión intravenosa para iniciar o aumentar las contracciones

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/parto/que-comer-el-dia-del-parto-5315

Qué comer el día del parto

Hay que ser conscientes de que no todas las mujeres embarazadas llegan a la semana 38 de gestación, ya que un elevado porcentaje de las mismas da a luz antes de ese momento.

Sin embargo, las que sí alcanzan esa fase se topan con la realidad de una etapa llena de gran nerviosismo, por la llegada inminente del bebé, y con un elevado número de síntomas.

Nos estamos refiriendo, en concreto, a los siguientes:

  • Notable hinchazón de tobillos y pies.
  • Contracciones.
  • Presión constante en la zona de la vejiga.
  • Ciertas dificultades para poder conciliar el sueño.
  • Apetito exagerado.

Para poder hacerle frente a todas estas circunstancias, nada mejor que llevar a cabo una dieta sana, completa y equilibrada como la que vamos a dar a continuación y que se sustentará en cinco comidas diarias:

Desayuno

Para poder comenzar el día con energía, para poder controlar ese voraz apetito e incluso para estar preparada de cara a que, en cualquier momento, pueda llegar el parto, lo mejor es, sin lugar a dudas, tomar un completo desayuno. Esto va a significar que debe establecerlo basándolo en tres tipos de productos fundamentalmente:

  • Cereales, que le darán energía y que le aportarán la fibra necesaria para que su sistema digestivo funcione correctamente. Los puede tomar en forma de bol de cereales tal cual, como tostada de pan integral con aceite de oliva o incluso a través de varias galletas integrales.
  • Lácteos, que son los encargados de darle calcio suficiente al organismo para que los huesos estén en perfecto estado. Lo idóneo es que para incluirlos en su alimentación opte por hacerlo a través de un vaso de leche semidesnatada, al que podrá añadir un poco de cacao o bien de descafeinado.
  • Fruta, que es la mejor alternativa para aportarle vitaminas al cuerpo. Se puede tomar en una pieza concreta o bien mediante un zumo natural.

Media mañana

Para mantener el hambre bajo control y para evitar cuadros de hipoglucemia, por ejemplo, es importante que en torno a las 11:30 o 12 horas la futura mamá que está en su semana 38 de gestación coma algo. Entre los productos más saludables para ese momento del día se encuentran los frutos secos, una pieza de fruta, un yogur desnatado o incluso una barrita de cereales.

Almuerzo

Todas las comidas del día son importantes en pro de que la gestante y su bebé estén en perfecto estado de salud. No obstante, quizás la más relevante es la del mediodía, ya que tiene que ser la más completa y consistente.

Lo ideal, como así determinan los expertos en nutrición, es que el almuerzo se compongan de tres pilares:

  • Primer plato. Para comenzar el menú, la embarazada debe elegir una de las múltiples recetas que se consideran apropiadas para la semana de gestación en la que se encuentra. Con esto nos referimos a que se decante por un gazpacho, un salmorejo, unos guisantes salteados o una crema de verduras. Lo que más le guste.
  • Segundo plato. Para continuar, deberá hacer lo mismo, es decir, escoger un plato de los que se establecen más saludables, equilibrados y completos: pollo asado, pescado al vapor o en papillote, filete de pavo a la plancha o bien filete de ternera a la plancha.
  • Postre. Como es sabido ya por nuestros lectores, de manera indiscutible la mejor manera de terminar el almuerzo es comiendo fruta, ya sea una pieza tal cual o bien unas brochetas o macedonia.

Merienda

Para poder conseguir que el organismo funcione correctamente y para poder frenar esa necesidad constante de comer que siente la mujer en la semana 38 de embarazo, posiblemente provocada por su angustia ante la llegada del parto, debe merendar.

Así, entre las 18 y las 19 horas es aconsejable que proceda a tomar algún producto ligero y saludable. Nos estamos refiriendo a alternativas tales como un yogur desnatado con cereales, un zumo o batido natural, un vasito de leche semidesnatada con un par de galletas integrales o bien un pequeño sándwich de jamón cocido y queso.

Entre todas estas alternativas deberá escoger una, la que más le apetezca.

Cena

La quinta y última comida del día no sólo debe ser saludable sino, de modo especial, muy ligera, ya que es la forma de que su digestión no le cause problemas para poder conciliar el sueño como necesita.

Por ese motivo, lo idóneo es que escoja entre las siguientes alternativas: una sopa y unas croquetas, un filete de pescado a la plancha, una ensalada y pechuga de pollo, una crema de verduras y un filete de pavo…

Para concluir la cena, deberá optar por tomar una infusión de las que están concretamente recomendadas para embarazadas.

Eso sí, no hay que pasar por alto que si antes de acostarse el hambre vuelve a hacer acto de aparición, puede optar por tomar un vaso de leche semidesnatada.

Источник: https://okdiario.com/bebes/menu-semana-38-embarazo-12562

Nutrición durante el embarazo

Qué comer el día del parto
Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/pregnancyandnutrition.

html

Otros nombres: Alimentación durante el embarazo, Dieta durante el embarazo, Embarazo y nutrición

La nutrición consiste en consumir una dieta saludable y equilibrada para que su cuerpo obtenga los nutrientes que necesita.

Los nutrientes son sustancias en los alimentos que el cuerpo necesita para poder funcionar y crecer. Estos incluyen proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y el agua.

Cuando está embarazada, la nutrición es más importante que nunca. Necesita una mayor cantidad de muchos nutrientes importantes que antes del embarazo. Preferir alimentos saludables a diario le ayudará a darle a su bebé lo que necesita para desarrollarse. También ayudará para que usted y su bebé ganen la cantidad adecuada de peso.

¿Tengo alguna necesidad especial de nutrición ahora que estoy embarazada?

Necesita más ácido fólico, hierro, calcio y vitamina D que lo que necesitaba antes del embarazo:

  • El ácido fólico es una vitamina B que puede ayudar a prevenir ciertos defectos congénitos. Antes del embarazo, necesita 400 microgramos por día. Durante el embarazo y la lactancia, necesita 600 microgramos por día proveniente de alimentos o vitaminas. Es difícil obtener esta cantidad solo de los alimentos, por lo que debe tomar un suplemento que contenga ácido fólico
  • El hierro es importante para el crecimiento y desarrollo cerebral de su bebé. Durante el embarazo, la cantidad de sangre en su cuerpo aumenta, por lo que necesita más hierro para usted y su bebé en crecimiento. Debe recibir 27 miligramos de hierro al día
  • El calcio durante el embarazo puede reducir su riesgo de preeclampsia, una condición médica grave que causa un aumento repentino de la presión arterial. El calcio también se acumula en los huesos y futuros dientes de su bebé.
    • Las embarazadas adultas deben recibir 1,000 miligramos de calcio al día
    • Las embarazadas adolescentes (entre 14 y 18 años) necesitan 1,300 miligramos de calcio al día
  • La vitamina D ayuda al calcio a formar los huesos y dientes del bebé. Todas las mujeres, embarazadas o no, deben recibir 600 unidades internacionales de vitamina D al día

Tenga en cuenta que tomar demasiado de un suplemento puede ser perjudicial. Por ejemplo, niveles muy altos de vitamina A pueden causar defectos congénitos. Solo tome vitaminas y suplementos minerales que su profesional de la salud le recomiende.

También necesita más proteínas cuando está embarazada. Las fuentes saludables de proteínas incluyen frijoles, guisantes, huevos, carnes magras, mariscos y nueces y semillas sin sal.

La hidratación es otra necesidad nutricional especial durante el embarazo. Cuando está embarazada, su cuerpo necesita más agua para mantenerse usted y su bebé hidratada. Por eso es importante tomar suficientes líquidos todos los días.

¿Cuánto peso debo subir durante el embarazo?

La cantidad de peso que debe subir depende de su salud y de cuánto pesaba antes de embarazarse:

  • Si tenía un peso normal antes del embarazo, debería aumentar entre 25 y 30 libras
  • Si tenía bajo peso antes del embarazo, debería ganar más
  • Si tenía sobrepeso u obesidad antes de quedar embarazada, debería aumentar menos de peso

Consulte con su profesional de la salud cuánto aumento de peso es saludable para usted. Debe aumentar de peso en forma gradual durante el embarazo, con la mayor parte del peso ganado en el último trimestre.

¿Necesito consumir más calorías al estar embarazada?

La cantidad de calorías que necesita depende de cuánto debe subir de peso. Su profesional de la salud puede decirle cuál debe ser su meta, en función de su peso antes del embarazo, su edad y la rapidez con la que aumenta de peso. Las recomendaciones generales son:

  • En el primer trimestre de embarazo, es probable que no necesite calorías adicionales
  • En el segundo trimestre, por lo general necesita cerca de 340 calorías extra
  • En el último trimestre, usted puede necesitar cerca de 450 calorías extra al día
  • Durante las últimas semanas de embarazo, es posible que no necesite calorías adicionales

Tenga en cuenta que no todas las calorías son iguales. Debe comer alimentos saludables que contengan nutrientes, no las llamadas «calorías vacías», como las que se encuentran en los refrescos, dulces y postres.

¿Qué alimentos debo evitar durante el embarazo?

Durante el embarazo, debe evitar:

  • Alcohol: No hay una cantidad conocida de alcohol que sea seguro para una mujer durante el embarazo
  • Pescado que puede tener altos niveles de mercurio: Limite el atún blanco (albacora) a 6 onzas por semana. No coma blanquillo (lofolátilo), tiburón, pez espada o macarela rey (caballa)
  • Productos que pueden tener gérmenes que causen enfermedades transmitidas por alimentos, incluyendo:
    • Productos del mar ahumados refrigerados como pescado blanco, salmón y caballa
    • Hot dogs o fiambres a menos que se sirvan calientes
    • Productos untables de carne refrigerada
    • Leche o zumos sin pasteurizar
    • Ensaladas preparadas en la tienda, como de pollo, huevo o de atún
    • Quesos blandos sin pasteurizar, como el queso feta sin pasteurizar, queso Brie, queso blanco, queso fresco y quesos azules
    • Brotes crudos de cualquier tipo (incluyendo alfalfa, trébol, rábano y frijol mungo)
  • Demasiada cafeína: Beber grandes cantidades de cafeína puede ser perjudicial para su bebé. Las cantidades pequeñas o moderadas de cafeína (menos de 200 miligramos por día) parecen ser seguras durante el embarazo. Esta es la cantidad en unas 12 onzas de café. Pero es necesario investigar el tema. Consulte con su profesional de la salud si está bien consumir una cantidad limitada de cafeína

Источник: https://medlineplus.gov/spanish/pregnancyandnutrition.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: