¿Qué debo hacer para ayudar a que mi hijo nazca sano?

Cuando su hijo tiene un defecto de nacimiento

¿Qué debo hacer para ayudar a que mi hijo nazca sano?

  • Tamaño de texto más grande

Sólo vemos imágenes y escuchamos historias de niños sanos. Pero hay muchos niños que nacen con defectos de nacimiento. Estas anormalidades de estructura, función, o composición de sustancias químicas requieren atención médica o cirugías que podrían tener un efecto en el desarrollo de su hijo.

Según la organización March of Dimes, cada año, en los Estados Unidos, nacen aproximadamente 150.000 bebés con defectos de nacimiento.

Existe una amplia variedad de defectos de nacimiento, que van de leves a severos, y que pueden ser heredados o surgir como consecuencia del ambiente. En muchos casos las causas son desconocidas.

Los médicos pueden detectar defectos de nacimiento en las pruebas que se hacen durante el embarazo.

Si usted se acaba de enterar que su hijo tiene un defecto de nacimiento, probablemente esté emocionalmente afectado. En esta situación, los padres como usted, se sienten abrumados con la noticia y no saben cómo podrán cuidar al niño correctamente.

Pasos a seguir

Afortunadamente usted no está solo — tendrá a su disposición mucha gente y fuentes de información. Como padre de un niño con defectos de nacimiento, es importante que usted haga lo siguiente:

Reconozca lo que siente. Los padres de niños con defectos de nacimiento sienten que han sido sacudidos, tienden a negar la noticia, se sienten tristes y hasta enojados.

Sea consciente de sus sentimientos y permítase lamentar la pérdida del niño sano que pensaba tener. Hable de lo que siente con su cónyuge o compañero y con otros miembros de la familia. También considere consultar con un terapeuta.

Su médico le podrá recomendar un asistente social o un psicólogo cercano al lugar donde vive.

Lo mejor que puede hacer por usted mismo y por su hijo es buscar ayuda. Estar en contacto con alguien que ha pasado por la misma situación puede ayudarlo.

Pregúntele al médico o al asistente social si hay otros padres en la zona que tengan niños con la misma afección.

También puede beneficiarse de unirse a un grupo de apoyo — pídales consejo a los médicos o a los especialistas sobre dónde encontrar grupos de apoyo locales o nacionales o hacer una búsqueda electrónica.

Disfrute de su hijo.

Recuerde que usted puede disfrutar de su hijo de la misma manera que cualquier otro padre lo hace —abrazándolo o jugando con él, observando el pasaje de las etapas de desarrollo (aun cuando sean diferentes de las de los niños que han nacido sin defectos de nacimiento), y compartir la felicidad con los miembros de su familia y amigos. Muchos padres de niños con defectos de nacimiento se preguntan si deben enviar tarjetas anunciando el nacimiento. Esto es una decisión personal. El hecho de que su hijo ha nacido con un problema de salud no significa que usted no esté feliz por la llegada de un nuevo miembro de la familia.

Obtener ayuda e información

Obtener información. La cantidad de información que cada persona desea obtener varía de un padre al otro, pero trate de aprender lo más posible, cuanto antes.

Comience haciéndoles muchas preguntas a los médicos. Anote sus respuestas lo mejor que pueda.

Si las respuestas no lo satisfacen —o si el médico no puede responderle bien su pregunta— no tenga miedo de pedir una segunda opinión.

Otros lugares de donde puede obtener información:

  • Libros escritos por padres de niños con defectos de nacimiento
  • Organizaciones nacionales como March of Dimes, National Information Center for Children and Youth With Disabilities, o aquellas que representan un defecto de nacimiento específico
  • Grupos de apoyo u otros padres

Mantenga un registro de las preguntas y las respuestas encontradas, y sugerencias de otras lecturas, o de cualquier otro material que el médico le haya dado. Además, mantenga una lista actualizada de todos los proveedores del cuidado de la salud, sus números de teléfono, y los números de emergencia en caso que los tenga que localizar rápidamente.

Parte del proceso de recolección de información debe ser incluir el análisis de las opciones para pagar por el tratamiento y el cuidado continuo de su hijo. Es posible que haya gastos médicos y terapéuticos adicionales asociados con el cuidado de un niño con defectos de nacimiento.

Además del seguro de salud, existen otras fuentes de ayuda, como organizaciones sin fines de lucro para discapacitados, fundaciones privadas, Medicaid, y programas locales y del estado. Uno de los asistentes sociales del hospital debería ayudarlo a obtener más información al respecto.

Intervenga lo antes posible. La mejor estrategia es comenzar un tratamiento lo antes posible.

Los servicios de intervención temprana están diseñados para formar un equipo de expertos con el fin de evaluar las necesidades del niño y establecer un programa de tratamiento.

Estos servicios incluyen apoyo con la alimentación, identificación de tecnología de asistencia, terapia ocupacional, fisioterapia, terapia del habla, servicios de nutrición y asistencia social.

Además de identificar, evaluar y tratar las necesidades de su hijo, las intervenciones tempranas podrán:

  • indicarle dónde puede encontrar información sobre la discapacidad
  • ayudarlo a aprender a cuidar a su hijo en su casa
  • ayudarlo a determinar sus opciones de pago e indicarle dónde puede obtener servicios gratis
  • ayudarlo a tomar decisiones importantes sobre la atención del niño
  • proporcionar asesoramiento

El médico de su hijo o el asistente social del hospital donde ha dado a luz debería poder ponerlo en comunicación con un programa de intervención temprana cerca de su casa.

Actúe en equipo. La mayoría de los niños con defectos de nacimiento necesitan recibir el tratamiento de un equipo de profesionales. Aun cuando su hijo necesite ver a un solo especialista, esa persona debe coordinar la atención con su médico de cabecera.

Si bien algunos hospitales ya tienen equipos preparados para atacar problemas como los defectos del corazón, labio leporino o fisuras del paladar, es posible que usted se convierta en el punto central de contacto entre los diferentes proveedores de salud, y sea el coordinador de los turnos de su hijo. En cuanto pueda, conozca a los miembros de los equipos.

Asegúrese de que sepan quién más cuidará a su hijo y que usted tiene la intención de cumplir un papel importante en este cuidado.

El futuro de los defectos de nacimiento

Los estudios de investigación sobre las causas genéticas y medioambientales de los defectos de nacimiento son continuos. La tecnología contribuye a comprender y prevenir los defectos de varias maneras; por ejemplo, los estudios prenatales son cada vez más sofisticados.

Los siguientes son algunos de los estudios más seguros y precisos:

  • los resultados de las pruebas de ecografías y resonancias magnéticas, las cuales a veces se combinan con información proveniente de análisis de sangre para determinar el riesgo que tiene el paciente de dar a luz un niño con defectos de nacimiento
  • análisis de sangre de la madre para determinar el riesgo de presentar anomalías en los cromosomas
  • muestras de amniocentesis y vellosidades coriónicas
  • asesoramiento antes de quedar embarazada para comprender los riesgos de dar a luz a un niño con defectos de nacimiento

Si bien ninguna de estas pruebas puede prevenir los defectos de nacimiento, dan un diagnóstico claro, seguro y preciso durante las primeras etapas del embarazo y les dan a los padres más tiempo para obtener consejo y considerar otras opciones.

Los estudios de investigación avanzan a gran velocidad. El Proyecto Genoma Humano está trabajando para identificar todos los genes del cuerpo humano, incluyendo las mutaciones genéticas asociadas con el alto riesgo de defectos de nacimiento.

La cirugía temprana se está convirtiendo en una opción de tratamiento para ciertos defectos de nacimiento; y se puede llevar a cabo hasta antes del nacimiento del niño.

En este momento los cirujanos pueden operar a los fetos para reparar defectos como hernias de diafragma, espina bífida y malformaciones de pulmones.

Estos tratamientos pueden ser controvertidos ya que es posible que puedan provocar el parto prematuro del bebé y todavía no está muy claro si mejoran la situación del niño.

Para obtener información sobre una investigación en particular en relación a la discapacidad de su hijo, póngase en contacto con la organización nacional de esa discapacidad en particular.

Además, el March of Dimes, el National Information Center for Children and Youth With Disabilities y el National Organization for Rare Disorders, Inc.

(NORD) pueden tener información acerca de los estudios de investigación actuales.

Revisado por: Patricia G. Wheeler, MD

Fecha de revisión: septiembre de 2012

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/baby-has-birth-defect-esp.html

¿Qué pueden hacer los padres para promover la buena salud de su bebé antes de que nazca? | NICHD Español

¿Qué debo hacer para ayudar a que mi hijo nazca sano?

Los cuidados en la preconcepción son los cuidados que recibe una mujer antes de quedar embarazada. 

Las mujeres pueden tomar las siguientes medidas antes de embarazarse para promover un embarazo saludable y el nacimiento de un bebé sano1:

  • Desarrollar un plan para su vida reproductiva.
  • Aumentar la ingesta diaria de ácido fólico (una de las vitaminas B), que debe ser de por lo menos 400 microgramos.
  • Asegurarse de tener las vacunas al día.
  • Controlar la diabetes y otras enfermedades.
  • No fumar, beber alcohol o consumir drogas.
  • Tratar de tener un peso saludable.
  • Conocer sus antecedentes familiares y los de su pareja.
  • Sentirse bien emocionalmente y evitar el estrés.

También es importante que la mujer se comunique con su médico de inmediato si cree que puede estar embarazada. Así, el médico podrá confirmar el embarazo y fijar el primer examen prenatal.

¿Qué son los cuidados prenatales?

Las mujeres pueden aumentar la probabilidad de tener un embarazo saludable si reciben cuidados prenatales regulares desde las primeras etapas del embarazo, se alimentan adecuadamente, hacen ejercicio y no fuman.

Los cuidados prenatales son los cuidados que recibe una mujer durante el embarazo. Las visitas prenatales regulares a un médico desde el inicio del embarazo son importantes tanto para la salud de la madre como del feto en desarrollo.

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, las mujeres que no reciben cuidados prenatales son tres veces más propensas a dar a luz un bebé con bajo peso que las que sí los reciben.

La falta de cuidados prenatales también puede aumentar el riesgo de muerte del bebé.2

Tanto la duración de las visitas prenatales como lo que sucede durante las mismas varía según la semana de embarazo que se cursa. En general, en cada visita la mujer brinda una muestra de orina y una enfermera le controla el peso y la presión arterial. También habla con el médico sobre cómo avanza el embarazo.

Nutrición prenatal

Las mujeres embarazadas necesitan más ácido fólico (una vitamina B) y ciertos otros nutrientes en su dieta para garantizar que el bebé nazca sano.

Las investigaciones muestran que tomar suplementos de ácido fólico durante el embarazo puede prevenir un tipo de defectos congénitos llamados defectos del tubo neural  .

En general, el médico de una mujer embarazada le recomendará tomar un suplemento de vitaminas prenatales.

El Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG por sus siglas en inglés) recomienda a las mujeres con peso normal antes del embarazo aumentar la ingesta de alimentos en alrededor de 300 calorías por día durante el embarazo.

3El aumento de peso total que debería tener una mujer durante el embarazo depende de su peso antes del embarazo. Las mujeres con un peso saludable antes del embarazo deberían aumentar entre 25 y 35 libras durante el embarazo.

El aumento de peso recomendado es diferente para mujeres que tenían sobrepeso o peso bajo antes del embarazo.4

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos ofrece una herramienta en línea (https://www.choosemyplate.

gov/browse-by-audience/view-all-audiences/adults/moms-pregnancy-breastfeeding ) que puede ayudar a las mujeres embarazadas o amamantando a planificar sus comidas para asegurarse de tener una nutrición óptima, la cual se determina mediante el consumo de grupos específicos de alimentos y según la etapa del embarazo.

Puede encontrar más información sobre el aumento de peso durante el embarazo en la sección «¿Cuál es el aumento de peso apropiado durante el embarazo?».

Ejercicio durante el embarazo

El ACOG recomienda a la mayoría de las mujeres embarazadas hacer ejercicio durante 30 minutos o más por día. El ejercicio puede ayudar a mejorar muchos de los síntomas molestos que tienen algunas mujeres (como distensión abdominal, hinchazón y dolor de espalda). También puede ayudar a mejorar la capacidad de una mujer para enfrentar el trabajo de parto.5

El ejercicio es de gran ayuda para prevenir o tratar la diabetes gestacional, una enfermedad que pone en riesgo al feto en desarrollo.6

Sin embargo, durante el embarazo deben evitarse algunas actividades, ya la mujer podría caerse y lesionarse, lesionar al feto o a ambos. También es importante que evite deshidratarse o el calor excesivo. El ACOG ofrece algunas recomendaciones específicas de actividades seguras durante el embarazo  .6

Prepararse para la llegada del bebé

Los bebés dependen de las personas que las cuidan para satisfacer todas sus necesidades.

Aprender sobre el cuidado del bebé y su salud es un primer paso fundamental para asegurarse de que él o ella goce de la mejor salud posible.

Dado que usted y otros miembros de la familia son los principales cuidadores del bebé, es importante que todos sepan qué implica cuidar al bebé y se aseguren de que reciba atención médica regular.

Los bebés necesitan vacunas y chequeos frecuentes, y a veces se enferman.

Antes de que nazca el bebé es conveniente elegir un proveedor de atención médica —pediatra, médico de familia o enfermera pediátrica— que se especialice en el cuidado de bebés y niños. La Academia Americana de Pediatría brinda un directorio de pediatras  .

« Información sobre la enfermedad¿Qué ocurre en el hospital? »

Источник: https://espanol.nichd.nih.gov/salud/temas/infantcare/informacion/promover

Alimentos que debes comer para concebir a un bebé más inteligente

¿Qué debo hacer para ayudar a que mi hijo nazca sano?

Toda madre sabe que para concebir un bebé más inteligente, y sano en todo sentido, debe llevar una buena alimentación. No solo durante en el embarazo, sino siempre. Es decir, una dieta sana debe ser uno de los pilares básicos de su estilo de vida. 

Existen muchos alimentos, de diferentes grupos, llenos de nutrientes y propiedades sumamente favorecedoras para la salud humana. Y en lo que respecta a la inteligencia o, mejor dicho, el desarrollo cerebral, siempre se ha comentado que el pescado es muy provechoso. Por ende, las personas procuran incluirlo en sus dietas.

Según un estudio publicado en The Lancet el consumo frecuente de pescado y marisco durante el embarazo favorece el desarrollo del cerebro del niño. 

El consumo de pescado y mariscos

Los resultados de este estudio son polémicos, ya que contradicen otras investigaciones realizadas en Estados Unidos en  el año 2004, en los que se recomendó limitar el consumo de estos alimentos en mujeres embarazadas. Principalmente debido al riesgo que suponía para el bebé un residuo presente en estos animales: el metilmercurio.

Los autores del estudio publicado en The Lancet consideran que “los efectos dañinos que puede tener sobre el desarrollo cerebral no superan los beneficios que poseen otros nutrientes presentes en el pescado y el marisco“.

“El cerebro de un niño recién nacido está compuesto en un 50% de lípidos que se forman a partir de ácidos grasos esenciales.

Algunos de ellos son sintetizados por el propio organismo pero otros deben ser incorporados con la dieta, como los Omega 3.

Las‪ sardinas, por ejemplo, son una excelente fuente de Omega 3, grasa esencial e ideal para el desarrollo del cerebro, sistema nervioso y la memoria del niño”.

Según los investigadores, aunque se desconocen los mecanismos por los cuales esto sucede, “los niveles de estos ácidos grasos parecen ser cruciales en el desarrollo temprano del cerebro del bebé” y la escasez de ellos puede tener graves consecuencias, de ahí la importancia de su ingesta durante el embarazo.

Alimentos para tener un bebé más inteligente

La‪ yema del huevo contiene colina que es la molécula precursora de la acetilcolina, un neurotransmisor involucrado en muchas funciones, como la memoria y el control del músculo. Aparte de esto, la colina tiene mucha importancia por ser la capa que envuelve los nervios.

Consumir un huevo al día no solo es bueno para el bebé sino que también te ayudará a mantener un peso sano, te aportará vitamina D y, también, ayuda a prevenir el cáncer de mama.

La remolacha es un alimento rico en nitrato, el cual te ayuda a mejorar el flujo sanguíneo del cerebro del niño. Incluye este alimento a tu dieta regular, bien sea en jugo o ensaladas. Te ayudará incluso con el estreñimiento.

Los frijoles blancos son una buena fuente de carbohidratos de lenta digestión, llenos de proteínas, vitaminas, minerales y fibra; por ende, también son ideales para el desarrollo de la memoria.

Es muy recomendable el consumo de carne (siempre y cuando esté cocida adecuadamente). El hígado de pollo o res contienen bastante hierro, el cual es ideal para el desarrollo del bebé.

Comer frutas, verduras y semillas es una decisión inteligente

Además de ello, las frutas son muy importantes. De hecho, un grupo de investigadores canadienses se dieron a la tarea de demostrar que el consumo de frutas de temporada en las mujeres embarazadas aumenta significativamente la memoria de los bebés.

Cada porción diaria de frutas que la madre embarazada consuma al día, promueve un incremento en la capacidad cognitiva del bebé, aún un año después del nacimiento.

Las‪ semillas contienen selenio y vitamina E, ayudan a fortalecer el cerebro ya que brindan grasa buena. Un puñado diario de semillas en tu dieta será suficiente para brindarle al bebé el mejor desarrollo cerebral.

Finalmente, es preciso que tengas en cuenta que hay muchos factores a tener en cuenta la hora de tener un bebé más inteligente que el promedio; por eso además de la alimentación es importante que mantengas un estilo de vida saludable y que, en caso de dudas, consultes con tu médico.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/alimentos-debes-comer-concebir-bebe-mas-inteligente/

Para que nazca sano

¿Qué debo hacer para ayudar a que mi hijo nazca sano?

La mejor forma de prevenir estas alteraciones es mediante información sanitaria y por eso la Fundación desarrolla el programa «Para que Nazca Sano», con el que ofrece recomendaciones tanto a las futuras madres como a los futuros padres.

Las recomendaciones relacionadas con las exposiciones a factores ambientales, como alcohol, tabaco (incluyendo la mariguana), todas las drogas ilegales, no tomar medicamentos sin acudir al médico, e iniciar la ingesta de ácido fólico (a dosis de 0,4mg), etc.

, tienen que ponerlas en marcha tanto el hombre como la mujer, desde tres meses antes de abandonar el método anticonceptivo y seguirlas, el hombre, hasta que se cumpla la segunda falta de la regla.

La mujer, durante todo el embarazo, salvo el ácido fólico que debe consultar con su médico sobre si debe seguir usándolo después del tercer mes de embarazo.

La razón de que el hombre también siga las medidas preventivas y de que los dos las inicien 3 meses antes de empezar a buscar el embarazo, se debe a que los conocimientos científicos actuales han demostrado que es importante proteger la formación de los gametos tanto masculinos (espermatozoides) como femeninos (óvulos), ya que esos factores ambientales pueden alterar su desarrollo y maduración, y pueden dar lugar a abortos espontáneos muy precoces (la mujer no llega a saber que estuvo embarazada) y otros más tardíos, malformaciones y otros tipos de defectos congénitos.

Recomendaciones a los padres de las futuras madres

  • 1. Cumplan los planes de vacunación establecidos para la infancia y adolescencia, porque evitarán enfermedades infecciosas.

    Una de ellas, la rubéola, supone un grave riesgo para la futura descendencia si se padece durante el embarazo.

  • 2.

    Informen a sus hijos de que la maternidad en la adolescencia, aparte de otros problemas, supone un mayor riesgo de defectos congénitos.

Para las parejas ante la decisión de ser padres

  • 3. Acudan al médico cuando decidan ser padres. Infórmenle de su estado de salud, así como de posibles enfermedades hereditarias en su familia, y pídanle información antes del embarazo.
  • 4. Aprovechen las edades jóvenes para tener hijos.

    A partir de los 35 años de edad de los padres, en especial de la madre, el riesgo de alteraciones en la descendencia aumenta considerablemente.

  • 5. Desde el momento en que se intente, o no se evite, el embarazo deben actuar como si ya se hubiera producido.

    No deben esperar hasta el momento de confirmarlo, porque esto no tendrá lugar hasta unas semanas después de que se produzca. Es muy importante que el embrión esté protegido especialmente en esas primeras semanas ya que es cuando se desarrollan todos los órganos del futuro bebé.

    A partir de la visita al médico previa al embarazo, y de acuerdo con su prescripción, la mujer deberá iniciar la toma de ácido fólico (una vitamina del grupo B). Debe tomarse desde antes del embarazo hasta el final de la semana 12 de gestación (14 desde la fecha de la última regla).

    De esta forma se reduce el riesgo para ciertos defectos congénitos, como espina bífida y cardiopatías.

Sobre la alimentación y otros consumos de la embarazada

  • 6. Su alimentación durante el embarazo debe ser, además de suficiente, variada, equilibrada y sana, como la dieta mediterránea.
  • 7.

    No consuma hígado durante el embarazo, si acaso de forma muy esporádica, no ingiera carnes crudas o poco cocinadas porque pueden transmitir la toxoplasmosis. Las frutas y verduras crudas deben ser cuidadosamente lavadas.

  • 8. Disminuya el consumo de sal.
  • 9.

    Durante el embarazo no tome bebidas alcohólicas de ningún tipo.

  • 10. No ingiera mucho café ni bebidas que contengan cafeína como las bebidas de cola.
  • 11. Suprima el consumo de tabaco.

    No se debe fumar durante el embarazo y evite ambientes con humo y tabaco.

  • 12. No consuma otro tipo de drogas durante la gestación. Entre ellas, la cocaína supone un alto riesgo para defectos congénitos.

Sobre actividades de la mujer embarazada

  • 13. Extreme durante el embarazo la observación de las normas de higiene personal, de los alimentos y del entorno que le rodea.
  • 14. La mujer embarazada debe evitar el manejo de substancias o productos tóxicos.

    Debe, igualmente, cuidarse de no estar próxima a depósitos o almacenes de tales productos o substancias sin las adecuadas medidas de seguridad.

  • 15.

    Procure no realizar durante el embarazo actividades que exijan un esfuerzo físico considerable, que obliguen a permanecer en ambientes nocivos, o que impliquen exposiciones a otros peligros o riesgos. En caso necesario, solicite el traslado temporal.

  • 16.

    Es especialmente importante que la mujer embarazada tome precauciones en el contacto con animales, ya que pueden ser transmisores de ciertas enfermedades que conllevan un riego durante el embarazo. Por ejemplo, la toxoplamosis, que es transmitida por los gatos.

Sobre ayudas especializadas

  • 17. Acuda al médico en cuanto sepa que está embarazada. Mantenga un estrecha relación y colaboración con el médico, consultándole ante cualquier problema que se presente, por pequeño que parezca.

    Asimismo, y aunque en principio no exista ninguna complicación, es en todo caso aconsejable mantener un control periódico de las gestación por parte del ginecólogo o médico de familia.

  • 18.

    No se automedique y no varíe el tratamiento que, en su caso, haya establecido el médico.

  • 19. Siempre que le sea posible, siga junto con su pareja, un curso de preparación al parto.
  • 20.

    Si se le presentan problemas no estrictamente médicos, no dude en consultarnos al Servicio de Información Telefónica para la Embarazada (SITE): 918 222 436.

Para el varón

  • 21. Conozca las anteriores recomendaciones, y colabore con su mujer para que pueda seguirlas fácilmente.
  • 22. Prepárese para compartir el embarazo con su mujer hablando de estas recomendaciones y participando en las sesiones de preparación al parto, acompañándola durante el mismo.

Источник: http://www.fundacion1000.es/para-que-nazca-sano

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: