¿Qué es bueno para las manchas durante el embarazo?

¿Por qué aparecen manchas durante el embarazo y cómo tratarlas?

¿Qué es bueno para las manchas durante el embarazo?

La etapa de la vida en la que una mujer gesta a su bebé en su vientre es maravillosa, es un momento vital de cambios físicos y emocionales, de revolución hormonal, de incertidumbre (¿Lo haré bien como madre? ¿Estará creciendo bien mi criatura?) y de algunas molestias en la salud, tales como náuseas, sueño o fatiga, dolor lumbar… Uno de los problemas cutáneos más frecuentes en este periodo son las temidas manchas en el embarazo, que pueden incluso quedarse para siempre. En este artículo te contamos por qué pueden aparecer manchas en la piel durante el embarazo, cómo prevenirlas y, una vez ya han hecho acto de presencia, cómo tratarlas para mejorar su aspecto o eliminarlas.

Causas de la aparición de manchas en el embarazo

La piel es uno de los órganos que más alteraciones sufre en esta etapa, como ya te contamos en la práctica guía sobre Cómo cambia la piel durante el embarazo. Estrías, acné, erupciones cutáneas… y sí, también manchas.

Entre las causas responsables de la aparición de pequeñas manchas o incluso zonas del cuerpo más oscurecidas encontramos:

  • Causas hormonales. La presencia de manchas está estrechamente ligada a los cambios hormonales que experimenta el cuerpo de la mujer embarazada. El aumento de los niveles de estrógenos y progesterona estimula la producción de melanina, que es el principal pigmento responsable del color de la piel y el cabello.
  • Factores genéticos. Las mujeres de tez oscura, más predispuestas genéticamente a producir mayor cantidad de melanina, son más propensas a las manchas que las de piel más clara.
  • Uso regular de anticonceptivos hormonales. La píldora, el parche o el anillo vaginal son anticonceptivos que contienen estrógeno, por lo que pueden propiciar la aparición de manchas en el embarazo.
  • Exposición al sol sin factor de protección solar, ya que también se estimula la generación de melanina de una forma más intensa en la gestación.

Tipos de manchas en la piel durante el embarazo

Cloasma y melasma gestacional

El melasma y cloasma gravídico o gestacional también se conocen comúnmente como “paño” o “máscara del embarazo”, por la similitud con una máscara oscura sobre el rostro. Se trata de una pigmentación de color marrón claro que aparece en el rostro, sobre los pómulos, frente, labio superior y mentón, que son zonas más expuestas al sol.

Tal y como te explicamos en el artículo sobre tipos de manchas en la piel, el melasma se clasifica en función de la profundidad cutánea:

  • Melasma dérmico: la melanina se concentra en las capas de la piel, tiene los bordes difusos y aparece sobre todo en los pómulos.
  • Melasma epidérmico: la melanina se concentra en la base de la dermis, tiene los bordes bien delimitados y aparece sobre todo en el centro de la cara.
  • Melasma mixto: tiene características de ambos (dérmico y epidérmico) y su forma es parcheada.

La diferencia entre el melasma y el cloasma reside en que el melasma tiende a desaparecer espontáneamente en la mayoría de los casos tras dar a luz, ya que también descienden los niveles de hormonas pigmentarias. Cuando las manchas en el rostro persisten tras un periodo prudencial después del parto es cuando hablamos de cloasma.

Línea alba

La línea oscura vertical que va desde la parte media del abdomen hasta el pubis y que se hace más notoria en el cuarto o quinto mes de gestación se conoce como línea alba. No conlleva ninguna molestia, simplemente adquirirá una tonalidad marronosa debido a los cambios hormonales y desaparecerá al poco de dar a luz.

Hiperpigmentación de ciertas zonas del cuerpo durante el embarazo

Sobre el cuarto mes de gestación, la mayoría de mujeres gestantes observan cómo ciertas zonas de su cuerpo también se oscurecen: pezones, areolas de los pechos, vulva, axilas, ingles o incluso la parte interna de los muslos.

Este oscurecimiento de determinadas partes del cuerpo es completamente normal y también se debe al cóctel de hormonas que estimulan la producción de melanina.

No te preocupes porque después de tener a la criatura las zonas hiperpigmentadas volverán a su tonalidad habitual.

Cómo evitar las manchas en la piel durante el embarazo

Evitar que aparezcan manchas en el embarazo puede ser complicado, pues intervienen procesos hormonales propios del periodo gestacional sobre los que no podemos hacer nada. Pero podemos darte algunos consejos para intentar prevenirlas y que desaparezcan después del parto (en este sentido, te recomendamos que leas “Cómo prevenir y tratar las manchas del rostro”):

  • Evita la exposición al sol y, si lo haces, que sea siempre conprotección solar. Si es con filtro mineral en lugar de químico, mucho mejor.
  • Mantén tu piel bien limpia e hidratada, con productos suaves. Como verás en el siguiente apartado en que te describimos cómo tratar las manchas en el embarazo, Bio-Oil es el producto líder en la mejora del aspecto de las manchas, como así lo avalan los estudios científicos.
  • Sigue una dieta equilibrada rica en antioxidantes y en vitaminas B, C y E y bebe mucha agua para tener una piel hidratada y libre de toxinas.
  • Consulta con tu matrona acerca de las dudas que te generen las manchas o pigmentaciones que tengas en tu cuerpo. Ella podrá orientarte y en caso necesario derivarte al dermatólogo/a.

Tratamientos para las manchas en la piel durante el embarazo

Bio-Oil, la mejor opción para la piel de las gestantes

Nuestro aceite multiusos Bio-Oil® será tu mejor aliado durante el embarazo para prevenir y tratar tanto estrías como manchas. Es un producto sin parabenos totalmente inocuo, seguro para ti y para tu bebé.

Se puede aplicar sin ningún problema sobre el rostro, ya que es un aceite ligero que gracias al componente PurCellinTM se absorbe en un momento; y al ser no comedogénico no dará problemas en granitos o acné propios del embarazo.

Por eso recomendamos que a partir del segundo trimestre de embarazo lo apliques sobre la piel limpia y seca, dos veces al día.

Y también lo puedes seguir usando después del parto, para seguir hidratando tu piel y mantenerla sana, lisa y radiante.

Sus componentes (vitaminas A y E y aceites esenciales de caléndula, lavanda, romero y manzanilla) te ayudarán a unificar la tonalidad de tu piel y a mejorar el aspecto de tus manchas.

Eso sí: debes tener en cuenta que Bio-Oil es fotosensible, es decir, absorbe los rayos del sol. Así que siempre, siempre, después de aplicarte el aceite, protégete bien del sol con un buen factor de protección solar.

Otros tratamientos para eliminar las manchas del embarazo

En caso de necesitar otros tratamientos tópicos o más invasivos (como peelings químicos, microdermoabrasión, cirugía láser…) te recomendamos que los empieces siempre tras dar a luz y una vez finalizado el periodo de lactancia, para dejar que la piel se recupere de forma natural (en la mayoría de ocasiones las manchas se eliminan espontáneamente a los pocos meses de parir) y porque algunos componentes utilizados en los tratamientos pueden estar contraindicados durante el embarazo y la lactancia. En todo caso, consulta siempre antes con el especialista.

Источник: https://cuidadosbiooil.com/por-que-aparecen-manchas-durante-el-embarazo-y-como-tratarlas/

9 consejos para eliminar las manchas en las axilas tras el parto

¿Qué es bueno para las manchas durante el embarazo?

¿Cansada de buscar la manera de eliminar las manchas en las axilas?

Es común que la piel se manche durante el embarazo. Ocurre a la gran mayoría de las mujeres.

Pueden aparecer desde unas simpáticas, y hasta coquetas, pecas en las mejillas, hasta unas nada estéticas manchas en las axilas.

Por supuesto todo dependerá del tipo de piel de cada mujer, pero es uno de esos síntomas poco deseados del embarazo.

La causa de su aparición está asociada a los cambios hormonales. Pero, aunque tienden a desaparecer tras el parto, es posible que ayudemos a acelerar su eliminación algunas soluciones.

¿Por qué aparecen las manchas en las axilas?

A algunas mujeres embarazadas se les oscurecen las axilas, a otras no.

Igual pasa con la entrepierna y los pezones. Son parte del proceso de cambios que vive el cuerpo, y tras el parto, cuando las hormonas alcanzan de nuevo sus niveles previos al embarazo, lo usual es que se despigmenten.

No obstante, son las mujeres con piel más morena las que tendrán mayores probabilidades de que aparezcan estas manchas en las axilas.

Y, ciertamente, también es muy probable que después de que las hormonas se estabilicen no recobren la pigmentación previa al embarazo.

Leer también: Manchas en la piel ¿Qué ocasiona su aparición?

¿Cómo eliminar las manchas en las axilas?

Primero, la prevención. Es importante que tu piel esté bien hidratada, tanto por la ingesta adecuada de líquidos como usando cremas o lociones humectantes.

Al exponerse al sol, no olvides usar un buen bloqueador solar para evitar que el “astro rey” sume su aporte a los cambios hormonales.

Evita también los desodorantes con alcohol y en formato roll-on.

Existen desodorantes que prometen eliminar las manchas e hidratar la piel, es buena idea probarlos.

El depilado y el rasurado también contribuyen con el oscurecimiento de la piel. Evalúa si puedes distanciar las veces que te depilas o te rasuras durante el embarazo.

1. Leche materna

Entre las múltiples bondades que tiene la leche materna, está que puede ayudar a aclarar las zonas de tu piel que se hayan oscurecido durante el embarazo.

Simplemente, extrae un poco de leche, aplícala sobre las manchas en las axilas y deja secar la piel al aire.

También la puedes probar en manchas previas al embarazo.

2. Avena

Elabora una pasta con dos cucharadas de avena, una cucharada de miel y el jugo de un limón.

Después coloca la mezcla sobre tus axilas y déjala actuar por unos 15 minutos.

Luego la retiras con agua templada. Este procedimiento lo puedes hacer mientras el bebé toma su siesta y tú dedicas unos minutos para ti y tu belleza.

3. Glicerina

Mezcla unas 10 gotas de glicerina, 10 gotas de limón y 10 gotas de aceite de almendras o de oliva en un recipiente.

Seguidamente, aplica esta mezcla sobre las manchas de las axilas antes de bañarte.

Espera unos minutos y luego báñate como sueles hacerlo normalmente.

4. Yogurt

Es bueno hacer una exfoliación suave una vez a la semana.

Para ello, prepara una mezcla con una cucharada de yogurt natural y una cucharada de avena.

Lo aplicas en las axilas realizando un masaje suave. Dejas actuar por cinco minutos y lo retiras con agua tibia.

Asimismo, lo ideal es que apliques una crema humectante al terminar.

5. Agua oxigenada

Todas las noches puedes aplicar agua oxigenada sobre la piel de las axilas.

Utiliza un algodón para aplicar el agua oxigenada. Tu piel debe estar muy limpia.

Deja actuar por 5 minutos y retira con abundante agua fría.

6. Aceite de coco

El aceite de coco es un gran aliado para la belleza de la piel.

Prepara una pasta con aceite de coco y avena, ponla sobre las axilas y deja actuar por 15 minutos.

Finalmente puedes retirarla con agua.

7. Láser

El tratamiento con rayos láser se focaliza en la mancha, sin dañar el tejido de la piel, con lo cual ayuda a despigmentar las manchas en las axilas.

Pero exigen más de una sesión antes de ver algún resultado, por lo que puede no compaginar con el cuidado de un recién nacido.

Recomendaciones finales

No sometas la delicada piel de las axilas a tratamientos extremos, menos aún después del parto, cuando la sensibilidad está literalmente a flor de piel.

Además, el cuidado de un recién nacido es exigente, y no dejará mucho tiempo libre para someterte a tratamientos estéticos, que generalmente conllevan varias sesiones.

Evita usar el bicarbonato de sodio, que aunque es un excelente aliado para la salud, la belleza y el blanqueado de los dientes, puede resultar muy abrasivo para esta zona tan delicada.

En vez de lograr el aclarado, puedes empeorar las manchas en las axilas.

Si además de las manchas tienes picazón e irritación, es recomendable que visites a un dermatólogo para que evalúe las causas y te pueda ofrecer una solución más precisa.

Источник: https://mejorconsalud.as.com/9-consejos-eliminar-manchas-axilas-parto/

Cómo cuidar la piel en el embarazo

¿Qué es bueno para las manchas durante el embarazo?

La piel es nuestra tarjeta de visita.

Los cambios de las hormonas, sobre todo en el primer trimestre de embarazo, puede producir cambios bruscos en la textura de la piel.

Aparecen las varices, las estrías y algunas veces picor en la piel y retención de líquidos. La mayoría de estos cambios desaparece naturalmente después del parto.

Piel de la embarazada, muy sensible

Durante la segunda mitad del embarazo el 70% de las mujeres (especialmente las de tez oscura) desarrollan manchas de tono marrón irregulares y difusas en la cara, llamadas cloasma o máscara del embarazo. Esta es una condición hereditaria y hormonal, pero el sol es el principal factor desencadenante.

Las áreas más propensas son aquellas que están expuestas a los rayos solares directamente como pómulos,frente, nariz y barbilla. Lo mejor es prevenir las manchas usando protección solar sin alcohol.

Y si ya te han salido, evita tomar el sol y use una protección total (SPF 50+). En muchos casos no pueden prevenirse, pero el protector solar ayuda a que no sean tan oscuras.

Generalmente las manchas mejoran, y en la mayoría de los casos desaparecen después del parto.

Higiene de la piel

Use jabones neutros y cremosos. Los baños calientes no son recomendables. Es preferible la ducha, sin limitaciones de número pero sí de temperatura del agua. No es recomendable la ducha sueca por los cambios bruscos de temperatura.

Evita las estrías

Las estrías son la consecuencia de lesiones que se producen en la parte más profunda de la piel, cuando las fibras de colágeno y elastina de la dermis se rompen.

Aparecen más frecuentemente en vientre, senos, muslos, cara interna de los brazos, abdomen y caderas.

Son casi inevitables, durante el embarazo del 70 al 90% de las mujeres las desarrollan, pero no comprometen la salud de la mujer ni el funcionamiento de su organismo.

El comienzo de las estrías se caracteriza por la aparición de líneas rojizas muy finas y ligeramente elevadas que con el tiempo se transforman en líneas más gruesas.

Pronto se deprimen y adquieren un tono violeta, que con los años se vuelve blanquecino y desaparece el vello de la piel sobre ellas. Tienden a aparecer en los últimos meses del embarazo cuando el crecimiento es máximo.

Son irreversibles, de manera que es muy importante prevenirlas. Para ello te aconsejamos:

  •   Hidrata tu piel. Cuanto más elástica es la piel menos posibilidades hay de desarrollar estrías, por eso es importante la hidratación frecuente de las zonas más propensas a las estrías dando un masaje suave con cremas corporales hidratantes o específicas antiestrías para aumentar la circulación (dos veces al día).

  •   Bebeal menos dos litros de agua al día.     

  •   Aumenta de peso de forma controlada.     

Celulitis o piel de naranja

La celulitis es una alteración del tejido conjuntivo de la piel. Su manifestación más inmediata es la acumulación de grasa en diversas zonas del cuerpo, sobre todo en los glúteos, muslos y piernas durante el embarazo. Para prevenir este problema estético proponemos:

  •   Dieta: no conviene engordar más de quince kilos durante el embarazo (excepto en embarazos múltiples). Además, es conveniente llevar una dieta sana y equilibrada: reducir la sal, no abusar de las comidas excesivamente grasas, ni de los dulces y beber abundante agua.  

  •   Los masajes favorecen la circulación sanguínea, realice movimientos circulares ascendentes empezando por los pies hasta los muslos.   

  •   Camina durante media hora a diario y realiza movimientos circulares con el pie, de izquierda a derecha.  

  •   No es recomendable permanecer de pie o sentada durante mucho tiempo. Si tienes que estar de pie es mejor caminar, aunque sea tramos cortos. Si trabajas sentada, camina al menos una vez por hora, o levante y baje los talones periódicamente para activar la circulación de sus piernas.  

  •   Evita la ropa ajustada, vista cómoda con prendas amplias y ligeras.  

  •   Para favorecer la circulación es recomendable terminar el baño o ducha con un chorro de agua fría. No se recomiendan los baños excesivamente calientes.    

  •   No es recomendable el uso de cremas anticelulíticas. Siempre consulta con su ginecólogo ante de comenzar cualquier tratamiento estético.     

Picores y ronchas en el embarazo

El estiramiento de la piel para amoldarse a las nuevas medidas produce, a veces, un picor en el abdomen y los senos. En ocasiones, las palmas de las manos y las plantas de los se enrojecen dando lugar a una pequeña comezón. 

Sin embargo un fuerte picor puede ser síntoma de un problema hepático conocido como colestasis intrahepática del embarazo.

Es una dolencia que puede afectar gravemente al feto, por lo que a la mínima sospecha de padecerla es muy importante acudir al médico para que verifique o descarte esta patología con una análisis de sangre, ecografías y controles de monitorización al bebé.

Un porcentaje pequeñísimo de gestantes sufre comezón en el abdomen como y consecuencia de la aparición de ronchas y manchas en la tripa en el tercer trimestre.

Esta erupción cutánea se conoce como pápulas y placas pruriginosas y urticariformes del embarazo. A pesar de ese nombre, no te asustes, son inocuas para ti o para el feto.

El médico te recetará una crema y un antihistamínico y, si es necesario, un tratamiento con esteroides. Normalmente la afección desaparece al dar a luz.

Cremas hidratantes

Se recomienda hidratar todo el cuerpo, especialmente el abdomen, los senos y los muslos. Para evitar la irritación de la piel, usa una crema sin perfume y lávate sólo con jabón suave. Si notas la piel muy seca, usa productos untuosos tipo bálsamo, y si por el contrario se vuelve muy grasa, utiliza leche y productos libres de aceite.

Calor excesivo

El calor puede intensificar la comezón y las erupciones. Cuando salgas en verano, uiliza ropa suelta y de algodón, especialmente en la zona de la entrepierna.

  • Si han comenzado a salirte manchas, granitos o un ligero enrojecimiento en la cara,  aplícate una infusión de manzanilla con un algodón sobre la cara bien limpia durante 15 minutos, te ayudará a «aclarar» tu piel y actúa como calmante y refrescante.

  • En ocasiones al final del embarazo se hincha la cara y el cuello debido a la retención de líquidos. Para disminuir la hinchazón aplícate en la cara una toalla empapada en agua fría o una mascarilla descongestionante

Vello corporal

Algunas mujeres desarrollan vello corporal durante el embarazo debido a los cambios hormonales. Es temporal desaparece algunos meses después del nacimiento del bebé. En otros casos, el vello se reduce por la acción de ciertas hormonas.

Pies en el embarazo

Tus pies aguantan un peso adicional a diario, por lo que estarán más hinchados y seguramente necesites una talla más de lo habitual. Puedes aliviar la hinchazón descansando con ellos en alto.

Источник: https://www.natalben.com/cuidados-embarazo/piel-estrias-celulitis

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: