Qué hacer cuando un bebé tiene hipo

Mi bebé tiene hipo, ¿cómo se lo quito?

Qué hacer cuando un bebé tiene hipo

Aunque un bebé con hipo sea lo más agobiante del mundo, el hipo es un trastorno muy común en los bebés, incluso desde recién nacidos. Pero ¿cuáles sus causas, qué puedes y no puedes hacer para quitar el hipo al bebé y de qué manera puedes prevenirlo?

Tengo un bebé con hipo, ¿debo preocuparme?

Todos los recién nacidos y bebés tienen hipo en algún momento (de hecho, comienza en el útero de la madre, a la novena semana de edad gestacional) y no causa ningún daño, ni dolor al recién nacido. Es más, muy raras veces afecta a la respiración del bebé y este puede seguir durmiendo incluso aunque tenga un ataque de hipo.

Se trata más bien de una preocupación de los padres que de una molestia para el bebé, ya que además suele desaparecer por sí solo.

De hecho, hay estudios como el realizado por un grupo de investigadores del Colegio Universitario de Londres, que aseguran que el hipo podría ser muy beneficioso para los bebés (especialmente para los prematuros), ya que ayudaría a su desarrollo cerebral. 

¿Qué es el hipo?

El hipo se trata de contracciones involuntarias del diafragma, el músculo que separa el pecho del abdomen y que tiene un papel importante en la respiración. A cada contracción le sigue un cierre de las cuerdas vocales, lo cual produce el característico sonido de «hip».

Existen muchas teorías sobre por qué se produce el hipo, pero ninguna es del todo clara. Se da en muchos mamíferos, siendo más frecuente en lactantes. Tras el nacimiento, prácticamente todos los bebés humanos tienen hipo, siendo más frecuente durante los primeros seis meses de vida.

Por lo general en los bebés el hipo suele durar más que en los adultos y suele desaparecer solo tras 10-15 minutos. Se trata de un fenómeno totalmente natural, más molesto para los padres que para el propio bebé. Lo padecen por igual todos los bebés sanos y no es señal de ningún tipo de enfermedad o afección.

Aunque suele relacionarse con la ingesta de comidas abundantes y bebidas alcohólicas o gaseosas, el hipo también puede ser causado por una emoción repentina.

Para la mayoría de las personas, un ataque de hipo suele durar solo unos minutos, y solo en algunos casos muy aislados el hipo puede ser el signo de una enfermedad no diagnosticada (por lo general, gastroesofágica).

Causas del hipo en bebés

En la mayoría de los casos, el hipo del bebé aparece sin un motivo concreto y, desde el punto médico, no reviste ningún significado particular.

Se piensa que es más frecuente en los primeros meses del bebé porque en el lactante, el cardias (la válvula que comunica el esófago con el estómago), aún no se ha desarrollado por completo y, por lo tanto no se cierra perfectamente.

Una indigestión o el hecho de tener el estómago demasiado lleno pueden causar la comprensión del diafragma y, como consecuencia, el hipo del bebé.

Pero no tiene por qué existir una causa específica para que el bebé tenga hipo.

También puede aparecer después de una crisis de llanto, después de una regurgitación o cuando el pequeño o la pequeña come demasiado rápido.

En todas estas situaciones, los y las peques tragan mucho aire y esto es lo que les provoca el hipo. Así que, de una forma u otra, en la mayoría de los casos está bastante relacionado con el aire al tragar y los gases.

Cómo quitar el hipo del bebé: lo que puedes y lo que no debes hacer

Hay algunos remedios clásicos (de los de «toda la vida se ha hecho…») que debemos descartar por ser inútiles e incluso perjudiciales para los más peque de la casa:

Qué NO debes hacer

  • Distraer al pequeño, haciéndole mirar cualquier cosa que haya por encima de su cabeza, es totalmente inútil.
  • En el caso de que se trate de un lactante, para hacer cesar el hipo nunca se le deben ofrecer cucharaditas de agua si toma teta o bibi (a no ser que ya haya comenzado la alimentación complementaria, en torno a los seis meses de edad).
  • Por la misma regla de tres, tampoco se debe ofrecer al niño agua con gas (suele aumentar el hipo), incluso aunque sea más mayorcito.
  • El clásico remedio de administrar al niño unas gotitas de limón tampoco es bueno, porque se trata de un alimento demasiado ácido para los bebés.
  • El uso del chupete o dejar de alimentar al bebé hasta que se le pase queda totalmente descartado, sobre todo en bebés lactantes de teta o biberón.
  • Tapar la nariz al niño, con el fin de que contenga la respiración o, peor todavía, darle un susto; solo puede tener como resultado, en el mejor de los casos, un llanto desesperado. ¡Y tampoco es recomendable para los más mayorcitos!

Qué puedes hacer

Aunque ya hemos visto que el hipo no es peligroso para los bebés, si decides hacer algo para ayudarle a que se le pase:

  • Si el hipo aparece cuando el peque no está comiendo, le puedes ofrecer el pecho o el biberón.
  • Si el hipo aparece en una pausa durante la toma, basta con seguir dando el pecho o el biberón al pequeño: el ritmo natural con el que el bebé traga le ayuda a regular su respiración, haciendo que el hipo cese.
  • Otro remedio eficaz para hacer desaparecer el hipo, es acariciar la nariz del peque con delicadeza… ¡Para hacerle estornudar! El estornudo relaja el diafragma y facilita la desaparición del trastorno.

Cómo prevenir el hipo si el bebé toma biberón

En el caso de los bebés alimentados con bibi, lo primero que hay que hacer es intentar evitar que el pequeño regurgite inmediatamente después de la toma o en el intervalo entre tomas. Y esto sucede más fácilmente si el bebé ingiere aire. Al eructar, el niño también expulsa leche.

La clave para evitar el hipo reside en elegir un buen biberón anticólico y poner en práctica estos consejos:

  • Es importante prestar mucha atención a la inclinación del biberón: la tetina siempre debe estar llena de leche y tener un flujo regular.
  • Se debe controlar que el flujo de leche que sale es el adecuado: con el biberón boca abajo, las gotas de leche deben caer a un ritmo continuo.
  • Los agujeros de la tetina no deben ser demasiado pequeños: al esforzarse por succionar, el bebé acaba por tragar una gran cantidad de aire.
  • Se debe utilizar siempre un biberón y una tetina anticólicos.
  • A la hora de introducir nuevos alimentos en su dieta (en torno a los seis meses), hay que controlar que el pequeño mastique bien y coma lentamente, con el fin de que trague el menor aire posible.

Todos los consejos relacionados con la alimentación con biberón de la mano de Armando Bastida en el Seminario Online «Cómo alimentar al bebé con biberón»

Cuándo dirigirse al pediatra

Se puede consultar al pediatra en los siguientes casos si el hipo dura más de tres horas (el tiempo necesario para que el estómago se vacíe) o si el niño está sufriendo: llora, está inquieto y/o tiene fiebre.

Os recordamos que las familias miembro de la Tribu CSC tenéis acceso gratuito al grupo específico «Salud infantil», donde Armando Bastida y los pediatras Gloria Colli y Carlos González atienden online todas vuestras dudas los 365 días del año.

Revisado por:

  • Cómo tratar la conjuntivitis en el recién nacidoLa conjuntivitis en el recién nacido (conjuntivitis neonatal) es una infección de la membrana que rodea los párpados y la parte visible del ojo. Hay varios tipos de conjuntivitis, pero todas tienen algunos síntomas que…
  • El cuidado de los ojos del recién nacidoEl cuidado de los ojos del recién nacido debe ser una parte importante de nuestro día a día y es fundamental prestarle una atención especial, sobre todo cuando nacen. El recién nacido tiene un sistema…

Источник: https://www.criarconsentidocomun.com/bebe-con-hipo/

Cómo quitar el hipo a un bebé

Qué hacer cuando un bebé tiene hipo

A pesar de que nos preocupe, el hipo del bebé es más habitual de lo que parece. Aun así, a menudo, las mamás y los papás no sabemos cómo tratar el hipo del recién nacido.

En este sentido, es necesario señalar que el hecho de que un bebé tenga hipo no es preocupante.

Eso sí, es importante saber cómo quitar el hipo a un bebé, ya que hay que ponerle solución en la medida de lo posible.

En este artículo te explicamos algunos de los mejores métodos para saber qué hacer si tu bebé tiene hipo y cómo quitarlo.

¿Cómo quitar el hipo al bebé?

El hipo del bebé sucede por una repentina contracción del diafragma que empuja el aire de los pulmones causando el cierre de las cuerdas vocales y produciendo ese sonido característico. 

¿Por qué se da en los bebés más que en los adultos? Pues porque, por el momento, tu bebé tiene un sistema digestivo y nervioso en proceso de maduración. Aún tiene algunos desajustes que provocan que a menudo se produzca el hipo. Una vez se haya completado el periodo de maduración, podrás comprobar que el hipo no aparece tan a menudo.

Algunos métodos para quitarle el hipo

No existe una ciencia cierta para quitarle el hipo a un bebé. De todas formas, existen algunos métodos que pueden ayudarle a deshacerse de esa situación incómoda que tanto le está perturbando y son los siguientes:

  • Si el hipo aparece durante la toma, es suficiente con seguir dando el pecho o el biberón al pequeño. Al comer, el bebé regulará su respiración y hará que el hipo acabe.
  • Otra de las formas que permiten quitar el hipo al bebé es dándole una cucharadita de agua o de leche materna en el caso de lactancia exclusiva.
  • También puedes ayudarlo a eructar para que se le pase el hipo. Tan solo tienes que colocar al bebé en tu hombro y dar unas palmaditas en la espalda. Así conseguirás que expulse los gases, que son también posibles causantes del hipo, y que pueda volver a la normalidad.

¿Por qué mi bebé tiene hipo?

En la mayoría de ocasiones, el hipo aparece sin un motivo concreto, aunque existen algunas causas probables que pueden explicar por qué tu bebé tiene hipo:

  • Por tragar aire en el momento en el que está comiendo.
  • Por una indigestión.
  • Por haber comido demasiada cantidad de comida.
  • Tras una crisis de llanto.
  • Después de regurgitar.

En gran parte de estas situaciones en las que se plantean las causas del hipo en bebés, el resultado es que el bebé ha tragado mucho aire, por lo que siempre habrá que prestar mucha atención a esto y evitar que a tu bebé le ocurra, especialmente a la hora de comer que es cuando más le afecta.

Qué hacer para quitar el hipo a un recién nacido

A pesar de que cada bebé es un mundo, existen ciertos trucos que te ayudarán a aliviar el hipo de tu bebé recién nacido. Así pues, si te preguntas qué hacer si tu bebé tiene hipo, sigue estos pasos:

  1. Masajea su espalda. Para ello, tendrás que recostarlo lateralmente sobre uno de tus hombros y practicar un masaje suave. El masaje ayudará a relajar su estómago y su diafragma, lo que significa que expulsará gases acumulados y eliminará el molesto hipo.
  2. Dale pequeños sorbos, que pueden ser o bien de leche materna o bien de agua, dependiendo de la alimentación de tu bebé. Esto le ayudará a controlar la respiración y a deshacerse del hipo.
  3. Cambia de postura: uno de los métodos que más ayudan a sincronizar el diafragma con la respiración del bebé es el cambio de postura. Prueba hasta que el hipo desaparezca.

Es posible que, después de probar estos trucos, tu bebé siga teniendo hipo. ¿Qué hacer en estos casos? Tener paciencia.

Qué NO hacer para quitarle el hipo

Existen algunos métodos para quitar el hipo que se han extendido pero que, realmente, ni funcionan ni son beneficiosos para el bebé. Los remedios más contraproducentes y que no deberás utilizar para intentar quitar el hipo de tu bebé son:

  1. Tapar la nariz del bebé: jamás debes tapar la nariz del bebé para eliminar el hipo, ya que no servirá de nada. Solo provocará que el bebé llore y se asuste.
  2. Gotas de limón en el agua: el limón es una fruta demasiado ácida para el bebé, incluso cuando ya ha comenzado con la alimentación complementaria.
  3. Bebidas con gas: al igual que el agua con limón, no es recomendable ofrecerle al pequeño bebidas con gas.

Cómo prevenir que el bebé coja hipo

Puedes intentar que el bebé no coja hipo con los siguientes consejos:

  • Dale siempre la toma cuando esté relajado.
  • No dejes que llore desconsoladamente.
  • No lo obligues a comer.
  • No intentes excitar al bebé porque tragará mucho aire.

Cuándo ir al pediatra

Como siempre, si vemos que somos incapaces de controlar la situación, debemos acudir al pediatra. En este caso, debemos esperar un tiempo tras haber probado los métodos anteriores. Aproximadamente, si tras unas tres horas aproximadamente, el bebé sigue con hipo, debemos acudir al pediatra inmediatamente para buscar una solución.

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá. ¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

Источник: https://www.enfamil.es/blogs/desarrollo-de-mi-bebe/como-quitar-el-hipo-a-un-bebe

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: