¿Qué puede comer mi bebé con aftas?

Aftas o llagas en la boca del niño

¿Qué puede comer mi bebé con aftas?

Seguro que de pequeños las habéis sufrido, y si no de mayores, las aftas o llagas son pequeñas úlceras de color blanco o amarillo y con borde rojo las cuales son bastante dolorosas.

Yo las sufrí bastante de pequeña, me acuerdo, incluso recuerdo el sabor, de aquellas «piruletas» que te compraban especiales para las llagas.

Aquellas «piruletas» era el medicamento llamado Aftasone infantil, unas pastillas rojas con un sujetador de plástico blanco que servía para que chupásemos la pastilla y no nos la tragásemos y así conseguir un mayor efecto de su principio activo sobre las aftas o llagas que tuviésemos.

Sitios comunes donde se localizan las aftas o llagas

Suelen salir en el interior de los carrillos, en los labios, en la lengua, en el paladar y en la base de las encías.

Pero ¿cuáles son las causas por las que salen las aftas o llagas?

Las aftas o llagas bucales pueden salir tanto en edad infantil como en adulta y no son cancerosas, es decir, que son benignas.

Pueden salir por infecciones virales aunque algunas veces, no se conoce bien la causa del afta. Éstas serían las causas más frecuentes:

  • Pacientes de ortodoncia: debido a toda la aparatología que llevan (braquets, arcos, topes, etc) es más común que las sufran.
  • Un mordisco en la lengua o en la mejilla.
  • Un episodio de estrés emocional: en éstos casos, a mi me suelen salir herpes labiales, pero hay que dejar claro que no tienen nada que ver las aftas o llagas con los herpes.
  • Falta de vitaminas y minerales tales como el hierro, ácido fólico y vitamina B12.
  • Alergia a algún alimento
  • Cambios hormonales: por éste motivo, las mujeres somos más propensas a sufrir de aftas.

¿Cómo saber si sufre alguna afta o llaga en la boca de nuestro hijo?

Un afta o llaga no pasa desapercibida durante mucho tiempo, ya que como decía al principio, son úlceras bastante dolorosas y el niño lo notará en cuanto empiece a aparecer.

Entonces habrá que explorar la boca del niño y localizar las aftas que suelen aparecer por las mejillas, o los labios, paladar o en el borde de las encías. Veremos una o más manchas de color blanco o amarillo bien limitadas por un borde de color rojo.

Algunas veces la persona que sufre aftas puede tener fiebre, cierto malestar general o incluso se pueden inflamar los ganglios linfáticos con la aparición de las aftas.

El dolor de las aftas suele desaparecer al cabo de unos días y en la mayoría de los casos, las aftas o llagas desaparecen por completo solas al cabo de 7- 10 días, aunque se puede alargar algo más en el tiempo (3 semanas) para las aftas de mayor volumen.

¿Qué hacer cuando nuestro hijo tenga aftas o llagas en la boca?

Pues lo primero, explicarle al niño que lo que tiene no es malo, es una heridita que hay que cuidar y que le molestará un poco los primeros días.

Por supuesto, no deberá comer alimentos muy calientes, ni picantes ni condimentados y habrá que respetar que el niño pierda algo de apetito debido al dolor que le ocasiona la llaga en la boca.

¿Y si le duele mucho?

En la farmacia suelen vender medicamentos sin receta como el que decía yo al principio, que alivian el dolor. También existe algún remedio casero como enjuagues de agua con sal e incluso algunos colutorios suaves que podremos encontrar en cualquier supermercado o farmacia.

Si tu hijo sufre aftas muy a menudo o no se le terminan de curar por sí solas, o si se le complica con bastante fiebre, diarrea, dolor de cabeza e incluso aparece alguna erupción cutánea, deberás llevarle al médico para buscar otras causas de su aparición.

Cómo prevenir su aparición

Siempre vamos a intentar que el niño lleve una alimentación correcta, que tenga todas las vitaminas que necesita. Además es muy importante mantener una buena higiene oral, así que se deberá cepillar los dientes después de cada comida y si el niño ya sabe usar el hilo dental, deberá utilizarlo en el último cepillado del día.

Como siempre os digo, cualquier complicación o duda, acudir a un profesional que nos explique y nos oriente sobre el tratamiento más adecuado para nuestro caso o el de nuestros hijos.

Источник: https://unamadreeneldentista.com/aftas-o-llagas-la-boca-del-nino/

Odontokids: ¿Por que mi niño tiene aftas bucales?

¿Qué puede comer mi bebé con aftas?

¡Qué dolor! Tan solo pensar en las aftas bucales, nos produce una sensación lacerante en nuestra boca. ¿Te imaginás en los niños? En este artículo te contamos qué causa que los más pequeños de la casa tengan las tan conocidas “llaguitas” o “fueguitos”. Además te explicamos cómo tratarlas y cómo prevenirlas. ¡Seguí leyendo!

¿Qué son las aftas bucales?

Foto extraida de artículo «Patología Bucal»

Las aftas bucales en niños son esas molestas, dolorosas y pequeñas heridas en la boca que hacen que los más pequeños de la casa apenas puedan comer. Su nombre significa “quemadura” y proviene del griego aphtai.

Las aftas bucales pueden producir un dolor intenso, sobretodo, cuando masticamos. Estas llagas aparecen durante la infancia por muchas causas, aunque la más frecuente es la infección vírica. La buena noticia es que desaparecen en poco tiempo y no dejan ninguna secuela. ¡Conozcamos un poco más de que se trata!

¿Por qué aparecen las aftas bucales?

Según un artículo publicado por un experto en Patología bucal, las aftas bucales aparecen por las siguientes causas:

  • Alérgenos alimentarios: no se ha comprobado científicamente, pero sí que es cierto que muchos pacientes relacionan la toma de ciertos alimentos (frutas, tomates, chocolate, quesos, etc.) con la aparición de aftas, por lo que se consideraría un factor precipitante adicional.
  • Estrés: situaciones de ansiedad, pueden desencadenar brotes de aftas actuando como factor precipitante. 
  • Irritaciones: traumas de la mucosa oral, manipulaciones dentales, dentífricos y enjuagues dentales también pueden desencadenar un brote de aftas.
  • Infecciones: Puede darse por un virus, una bacteria o un hongo, aunque de las tres, la causa más frecuente de las llagas de la boca son los virus. Y de entre todos los virus, el que suele causar las úlceras bucales de los niños, es el herpes simple. A este tipo de úlceras se las conoce como herpanginas. Los bebés con úlceras en la boca se muestran irritables y pueden presentar algo de fiebre. Aunque el síntoma más evidente es la aparición de pequeñas llagas en la boca, las mejillas y los labios. Al ser un virus, es contagioso.

¿Que se puede hacer para prevenirlas?

En general, las aftas bucales no se pueden prevenir. Suelen desaparecer a la semana o diez días desde su aparición. ¡Pero a no desesperar desesperados! Acá te dejamos información acerca del tratamiento y algunas recomendaciones para que tu niño pueda transitar esta molestia lo más rápido posible.

Tratamiento

Si bien no existe un tratamiento curativo para las aftas bucales, cada persona tendrá diferentes experiencias con cada posible tratamiento. Las causas de la aparición de aftas, son tan diversas que incluso los profesionales no pueden determinar la particularidad de cada caso.

Sin embargo, nuestro profesionales recomiendan algunos productos de venta libre, que sin duda, te ayudarán a aliviar el dolor: es importante que sepas, que cada afta tiene un ciclo, y deberá cumplirlo para finalmente desaparecer. Ninguno de los productos de venta libre eliminarán las aftas definitivamente sino que ayudarán a que el proceso sea menos doloroso. 

Mitos sobre cómo curar aftas

En la desesperación por querer que se vayan las llagas, seguramente encontraste recomendaciones sobre remedios caseros para curar las aftas. No te preocupes, incluso algunos profesionales como la Dra. Silvia M.

De Francesco, médica de planta Servicio de Dermatología del Hospital de Niños “Ricardo Gutiérrez” de la Prov. de Buenos Aires, indica diversas medicaciones para el tratamiento de las aftas bucales.

En opinión de nuestros profesionales estas “soluciones mágicas” no solo no te ayudarán a que desaparezca el afta y el dolor, sino que además pueden empeorar el cuadro. Entre esos mitos se encuentran:

  • Hacer una pasta con una cucharada de bicarbonato de sodio y media cucharada de agua y colocar sobre la lesión
  • Colocar gel de aloe vera sobre la lesión, producirá una agradable sensación de alivio. 
  • Aplicar mostaza molida sobre la llaga generará un dolor intenso, pero acortará la estadía del afta en la boca. 
  • Comer una manzana después de cada comida. 
  • Frotar las aftas con una bolsita de té negro una o dos veces al día. 
  • Frotar las aftas con cubito de hielo. 
  • Colocar la pielcita de un ajo sobre el afta. 
  • Enjuagar la boca con un té de caléndula varias veces al día como mínimo 3 veces al día.

Recomendaciones

Si tu niño tiene aftas bucales, lo más recomendable es que siga una dieta blanda, abundante en líquidos. Para ello, el Hospital de Niños de Colorado EEUU, sacó una guía infantil para el tratamiento de aftas bucales en niños. Dentro de las recomendaciones se encuentran:

  • Procurar que el niño beba abundante líquido: el objetivo es mantenerlo bien hidratado. Las bebidas frías, batidos o licuados, helados pueden ser buenas opciones (se recomienda el uso de sorbetes).
  • Alimentos sólidos: a menudo alimentos suaves como fideos con queso. Otras comidas pueden ser: puré de papas, cereales con leche y helado.
  • Evitar los alimentos que necesitan mucha masticación: evitar las frutas cítricas y los alimentos salados o picantes.

Nota: La ingestión de líquido es más importante que los alimentos sólidos.

  • Si se trata de un bebé, es posible que deba dejar de darle la mamadera mientras tenga dolor en la boca: Es mejor darle líquidos en una taza con una cuchara o jeringa. El motivo de esta recomendación es que la tetina de la mamadera puede aumentar el dolor en la boca del bebé.

Así que tranquilo, si tu niño tiene una afta bucal, ¡No te asustes! El dolor puede ser invasivo y molesto pero a partir de toda esta información vas a poder hacer que transite por este momento de la manera más amena.

De todas formas, en caso de que las aftas duren más de dos semanas o empeoren, es recomendable acudir a un profesional de la salud bucal.

¡De eso nos encargamos nosotros! Comunicate con nuestros especialistas y sacá tu turno acá.

Fuentes:

  • J. Falgás Franco. (2011). “Patología Bucal” Sant Vicenç dels Horts, Barcelona. [Link]
  • Children Hospital Colorado. (2000-2019) “Úlceras Bucales (Llagas Ulcerosas)” Colorado, EEUU. [Link]
  • De Francesco, Silvia M. (2010) “Estomatitis, Aftas: otros diagnósticos: ¿qué se puede hacer?” Buenos Aires, Argentina. [Link]

Источник: https://bisodontologia.com/odontokids-por-que-mi-nino-tiene-aftas-bucales/

¿Tu hijo tiene llagas en la boca? ¿Por qué? ¿Cómo las tratamos?

¿Qué puede comer mi bebé con aftas?

El otro día vino un nene a la consulta. Estaba con fiebre desde uno o dos días antes y no quería comer. Los papás le había visto llagas en la boca. ¿Serían la causa de la fiebre? ¿Cuál era su causa? ¿De dónde se había contagiado? ¿Con qué las tratamos? Vamos a intentar poco a poco dar respuesta a estas preguntas y alguna más.

Primero, ¿sabes qué son las llagas?

Las llagas o aftas, como se llaman médicamente, son lesiones que aparecen en la mucosa que tenemos en el interior de la boca. Son úlceras que habitualmente duelen mucho. Puede haber una única llaga o aparecer varias a la vez.

¿Cuáles son sus causas?

Tenemos dos grandes grupos:

  1. Cuando es una única llaga suele ser de origen traumático. Algún golpe, mordisco no deseado, un roce…
  2. Cuando hay varias llagas en la boca la causa suele ser infecciosa. ¿Infecciones más frecuentes en los niños pequeños? La gingivoestomatitis herpética la enfermedad mano-boca-pie. Ésta última ya la tienes un poco más desarrollada en un post anterior.

Veamos un poco más en detalle la gingivoestomatitis herpética

Esta enfermedad está causada por una infección por el virus del herpes.

¿Qué le notaremos al niño? Veremos esas llagas por toda la mucosa de la boca, esas úlceras de las que hemos hablado. A veces puede aparecer alguna lesión alrededor de la boca.

Pueden aparecer en cualquier sitio de la boca: laterales, encías, paladar, lengua… Si a esto le sumas que las llagas suelen ser bastante dolorosas, lo normal es que el niño deje de comer. Cuidado si dejan de comer y beber, vigila que no se deshidrate. En muchos niños, como en el que te contaba, aparece fiebre.

Fiebre que puede llegar a ser elevada. A veces el niño también está más cansado, irritable, con dolor de cabeza o pueden aparecer ganglios inflamados. 

Los casos leves en una semana estarán resueltos. Los más graves pueden tardar 2 o 3.

¿Y otras lesiones que también pueden aparecer en la boca?

Existe otra infección vírica que es la herpangina. La herpangina causa pequeñas ampollitas en los pilares de la garganta. Esas ampollas, en su evolución, cuando se rompen, pueden verse como pequeñas llagas. Obviamente hacen también que al niño le duela y no coma. A veces aparece con fiebre y otras sin ella.

¿Y si mi hijo tiene llagas con relativa frecuencia? ¿A qué se debe?

Pues como ves hay muchos procesos virales diferentes que causan llagas.

¿Es que no es posible que un niño pequeño que acude a guardería «pille» varios de estos a lo largo de un año? ¡Pues claro que sí! El otro día mismo vino una madre de un niño pequeñito preguntando si era normal que tuviese tantos episodios.

«¿No tendrá déficit de ninguna vitamina?» preguntaba. El pobre no se había privado de ningún bicho en su primer año de guardería. Todo infecciones banales. Así que no, a priori no parece que le falte de nada.

¿Y niños mayores? ¿A veces asocian las llagas a fiebre y otras simplemente tienen llagas únicas y dolorosas de repetición? ¿Qué sospechamos en ellos? En chicos que llevan ortodoncia es probable que en algún momento aparezcan llagas.

En otras muchas ocasiones nos quedamos sin saber a qué se deben. Son casos más complejos en los que a veces sí que hay que hacer analítica, por si hubiese algún déficit nutricional (vitamina B12, ácido fólico, zinc o hierro sin los más frecuentes).

También vuestro pediatra deberá investigar enfermedades más complejas. A veces las llagas que no se justifican por cuadro virales pueden ser la primera manifestación de enfermedades como la celiaquía, la enfermedad inflamatoria intestinal, fiebre periódica o la enfermedad de Behçet.

Aquí ya la cosa se complica. Así que siempre que tengas dudas consulta con vuestro pediatra.

¿Y qué tratamiento le podemos dar al niño para que se cure?

Pues cuando las llagas se deben a infecciones víricas, no hay curación alguna. Como en el amor, el tiempo lo cura todo. ¿Antibióticos? No valen para nada.

Veamos lo que sí que es efectivo para aliviar mientras se soluciona el proceso:

  1. Analgésicos: Ibuprofeno o paracetamol aliviarán el dolor si es muy intenso. También los puedes usar como antitérmicos si el niño tiene fiebre muy alta y se encuentra molesto.
  2. Dieta blanda: Pero no la clásica dieta blanda que no vale para nada para la diarrea. Dieta blanda de masticar, cosas que no le cueste tragar. Yo suelo recomendar a los padres que eviten durante unos días el tomate y todas aquellas cosas ácidas que le puedan escocer. Es importante que beba mucho líquido fresquito, que a veces es muy doloroso comer, por lo menos que esté bien hidratado.
  3. Se puede usar tratamiento local con ácido hialurónico para aliviar las molestias. Hay distintos formatos: gel, spray y colutorio. Vuestro pediatra os indicará cuál es mejor para tu hijo en función de su edad y de dónde tenga las llagas. Si el dolor es muy muy intenso, hay fórmulas magistrales con anestésico tópico que se pueden usar, pero debe ser un pediatra quien te la indique.

¿Podemos prevenir?

Pues como siempre es importante una buena higiene de manos. Los pequeñines que no compartan chupete ni chupen juguetes. Evitaremos la transmisión de enfermedades. Ya sabes que desde que sale el primer diente es importante una adecuada higiene dental. La boca es donde asientan las llagas, así que hay que cuidarla.

¿Te han resultado útiles estos consejos? Si es así comparte. ¿Cuál es tu experiencia con las llagas en casa? Espero tus comentarios

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Copyright secured by Digiprove © 2018All Rights Reserved

Original content here is published under these license terms: X 
License Type:Read Only
License Abstract:You may read the original content in the context in which it is published (at this web address). No other copying or use is permitted without written agreement from the author.

Sígueme en:¿El post te ha resultado útil? ¡Ayúdame y puntúalo!(Votos: 6 Promedio: 3.7)

Posts relacionados

Источник: https://pediatra2punto0.com/llagas-en-la-boca/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: